Springsteen se confiesa en “The New Yorker”

Os recomendamos el extenso artículo de  David Remnick, el periodista que tuvo la suerte de acompañar a Springsteen desde los primeros ensayos para al gira de “Wrecking Ball” en su casa de New Jersey, en Colts Neck. Las largas charlas que mantuvieron han aparecido ahora publicadas en este brillante reportaje. Springsteen habló de su vida como pocas veces lo ha hecho. Lo vamos a ir desgranando poco a poco.

En 1982 Springsteen, mientras fraguaba Nebraska, necesitó  ayuda psicológica a causa de una depresión con tendencias suicidas, las compara incluso con las drogas: “No eran tan obvios, pero igual de peligrosos”.“La depresión no fue sorprendente de por sí. Fue como un viaje en cohete, de la nada a algo, y ahora te están besando el culo día y noche. Podrías comenzar a tener conflictos internos sobre la verdadera valía de todo eso”. Springsteen reconoce que ha necesitado terapia durante 30 años.

En poco tiempo la fama lo encumbró a lo más alto y cayó en una profunda depresión en busca de su propio “yo”. De hecho implícitamente lo reconoció en aquellos años al asegurar: “Todo el álbum de Nebraska trataba sobre la soledad y lo que ésta te afecta. El disco trataba básicamente de gente aislada de sus trabajos, de sus amigos, de sus familias, de sus padres, del gobierno. De no sentirse conectado a nada de lo que sucede a tu alrededor. Y cuando esto sucede, se produce una rotura completa. Cuando pierdes el sentido de la comunidad hay una rotura espiritual y llegas a un punto donde ya nada tiene importancia.”

Sabiamos que Springsteen pasó años luchando contra sus propios fantasmas pero no sabiamos que tuvo que recibir tratamientos psicológicos a causa de sus fuertes depresiones. Siempre ha sido un perfeccionista extremo y siempre se ha mostrado muy preocupado por la búsqueda de la identidad y el significado de las relaciones humanas.

(Autopista de peaje de New Jersey/Conduciendo en una noche húmeda/Bajo el brillo de la refinería/Desde donde fluyen los grandes ríos negros/Permiso de conducir, papeles del coche/No tengo nada/Pero tengo la conciencia tranquila/De lo que he hecho/Señor reservista/Por favor, no me pare/Quizá tenga un hijo/Quizá tenga una hermosa esposa/
Lo único que yo tengo /Me ha estado fastidiando toda la vida/Señor reservista/Por favor, no me pare/Y a altas horas de la noche/Tu mente se nubla/Torres de la radio/¿No me llevaréis hasta mi chica?/La radio se llena de interferencias/Con emisoras que sólo hablan/Sólo hablan y hablan/Hasta que pierdes la paciencia/Señor reservista/Por favor, no me pare/Hey, ¿hay alguien ahí fuera//que escuche mi último ruego?//Hey, caballo
Líbrame de esta mierda))

Sus complicadas relaciones con su padre también marcaron su personalidad“Las batallas por la supervivencia de mis padres es la materia de mi vida”, asegura el cantante en The New Yorker. Su padre, un trabajador superado por la realidad, no compartía que su hijo quisiera dedicarse el rock y su madre Adele fue la única que aportó apoyo y luz a los objetivos de Springsteen.

Anoche soñé que era un niño//Allí donde los pinos crecen libres y altos//Trataba de llegar a casa a través del bosque//Antes de que cayera la oscuridad//Oía el viento susurrando entre los árboles//Y voces espectrales surgiendo de los campos//Corriendo por ese accidentado camino con el corazón golpeándome//Y el diablo mordiéndome los talones//Me abrí paso entre los árboles y allí en la noche//Estaba la casa de mi padre brillando con fuerza//Las ramas y las zarzas desgarraban mi ropa y arañaban mis brazos
Pero corrí hasta que caí temblando en sus brazos//Me desperté pensando que las duras cosas que nos separaban//No volverían a desgarrar nunca más nuestros corazones//Me vestí y cogí el coche hacia esa casa//Desde la carretera vi las luces brillando en las ventanas//Subí la escalera y esperé en el portal//Una mujer a la que no reconocí salió y me habló a través de la puerta encadenada//Le conté mi historia y por quién estaba allí
Me dijo: «Lo siento chico, pero nadie con ese nombre vive ya aquí»//La casa de mi padre brilla con fuerza//Permanece como un faro llamándome en la noche//Llamándome y llamándome, tan fría y solitaria//Brillando al otro lado de esta oscura autopista donde nuestros pecados yacen//sin expiar.

(Enseguida os contamos la discusión que llevó a Steve a abandonar la banda)

10 pensamientos en “Springsteen se confiesa en “The New Yorker”

  1. Pingback: africa baeta

  2. Pingback: Cheyenne10

  3. Lely

    Dios mío! que dato tan interesante, lo ignoraba por completo. Esto lo hace más humano, más cercano, y más grande. La depresión enseña mucho, entiendo eso de ir de la nada a algo y luego plantearte toda tu existencia. Pero una vez superada la prueba y puesto todo en orden dentro de la cabeza, en su orden correcto de prioridad, y llenos los vacíos, sacadas las conclusiones… se sube, se sube más, más firme, más seguro, más maduro. Después de una depresión es cuando se puede llegar a dar lo mejor como ser humano,en todas la facetas del ser, se han sentado unos sólidos cimientos sobre los que asentar la personalidad.
    Gracias una vez más a los creadores del blog, por enseñarnos tantas cosas.

    Responder
  4. rocioq93

    Es genial saber lo que tiene dentro de esa cabeza de la que salen todas esas canciones , esto le hace mas cercano a nosotros y por ello me gusta mas aunque esto es muy dificil

    Responder
  5. Pingback: El motivo por el que Steve Van Zandt dejó la banda | Bruce Springsteen y Africa

  6. roma

    yo sabia que despues de the river, habia roto con su novia Joyce Hyser,y que habia cogido una depre, pero no que habia llegado a este estado, toda su vida ha estado marcada por estados de euforia y bajón.Entre la dura realidad de su infancia y adolescencia, y el encumbramiento al que se somete a los artistas en paises como los USA. Es difícil digerir todo eso, en una mente hiperactiva como la de Bruce. aún me maravilllo de su cordura. Supongo que la estabilidad proporcionada pòr la familia y la edad le habarn ayudado. El terapeuta tendrá asegurado su retiro.

    Responder
  7. Cisco Smartnet

    My brother suggested I would possibly like this blog. He used to be entirely right. This submit truly made my day. You cann’t believe simply how so much time I had spent for this information! Thank you!

    Responder
  8. Pingback: State Trooper | Bruce Springsteen y Africa

  9. Pingback: Springsteen volverá a apoyar a Obama | Bruce Springsteen y Africa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *