La Naturaleza Humana

La música y el canto alivian el cansancio

 

"Burlaki na Volge" (1870-1873) del pintor ruso Ilyia Repin (1844-1930)

“Burlaki na Volge” (1870-1873) del pintor ruso Ilyia Repin (1844-1930)

La música y el canto hacen más llevadera la actividad física. Siempre se ha pensado que eso era debido a que la música distrae la atención de la sensación de cansancio y que, de esa forma, se experimenta en menor medida. Pero resulta que, tanto si hay distracción como si no la hay, esa menor sensación de cansancio ligada a la música puede que sea debida a otro mecanismo distinto de la distracción.

Pero empecemos por el principio. Imagino que la mayoría de nosotros ha participado en alguna actividad física -trabajo o deporte- en que ha acompañado con música el ritmo de la actividad. Incluso quien no lo haya hecho habrá visto, seguramente, películas en las que grupos de personas trabajan en concierto al son de alguna pieza musical o de algún canto. Y los atletas de alto nivel recurren a menudo a escuchar música durante los entrenamientos o en las pruebas físicas. Al proceder de esa forma, se siente menos cansancio.

La cuestión es si esa menor sensación de cansancio obedece, en efecto, a que la música o el canto ayudan a prestar menos atención a la señal propioceptiva (recepción sensorial de la situación propia) de fatiga o, además de ese, hay otro efecto sobre la misma señal de cansancio. Los investigadores que han estudiado este fenómeno se han valido de experimentos en los que se comparan las sensaciones de personas que, mientras hacen algún ejercicio físico, están escuchando música en condiciones normales, con las de otros a los que se les impide que la música les llegue a distraer de la sensación de cansancio, porque se les hace conscientes en todo momento de la actividad física que realizan. Para ello han generado una condición experimental –que han denominado musical agency y que yo denominaré condición de actividad musical– en la que e muy difícil, por no decir imposible, que se distraigan de la señal propioceptiva de cansancio. En este estudio han denominado agency a la ejecución de movimientos corporales guiados por un agente y gobernados por un objetivo o intención. Y utilizan la expresión musical agency porque la intención, en la condición experimental así denominada, es modular sonidos musicales.

En la investigación realizada, han evaluado en qué medida la realización de esfuerzos físicos motivados por la música reduce la sensación de cansancio asociada al acto físico. Con ese propósito modificaron tres máquinas de entrenamiento, equipándolas con sensores que servían para modular el feedback musical. En la condición experimental (musical agency), los participantes  se podían expresar musicalmente a través de sus movimientos en la máquina de “fitness”, para lo que estaban conectadas a un dispositivo que convertía en sonidos musicales dichos movimientos. Este dispositivo hacía que los individuos que participaban fuesen conscientes en todo momento de la actividad que realizaban, por lo que se supone que el antes citado efecto de distracción desaparecía.

Los participantes incluidos en el grupo de actividad musical experimentaron menor sensación de agotamiento físico que los que escucharon música de forma pasiva. Y esa menor sensación de cansancio no se correspondió ni con una menor fuerza ejercida ni tampoco con un menor gasto metabólico, aunque en este último caso, la diferencia entre las dos condiciones se encontraba en el límite de la significación estadística. Como he señalado antes, en este diseño experimental la percepción propioceptiva es esencial para decidir qué música crear; esto es, a la hora de decidir cómo interactuar con la máquina de fitness, qué frecuencia de movimientos hacer, qué fuerza ejercer, la sensación de cansancio es un elemento esencial, por lo que los participantes no pueden distraerse de esa sensación. Por lo tanto, los resultados del experimento ponen de manifiesto que el efecto positivo que ejerce la música sobre la percepción de cansancio al practicar alguna actividad física mientras se oye o se produce música no se debe sólo a la distracción que proporciona, sino que dicho efecto tiene entidad propia, reduciendo realmente la sensación de cansancio.

grafica musica

Valores de la ratio audición pasiva:actividad musical para las tre magnitudes medidas, la fuerza desarrollada, el gasto metabólico y la sensación de cansancio.

Lo que no parece fácil es atribuir a ese efecto unas causas inmediatas concretas. Los autores sugieren que la condición activa pueda implicar una mayor sincronización entre los movimientos y la estructura musical, y que eso facilite la ejecución de los movimientos, porque una mejor coordinación puede suponer un menor esfuerzo. También plantean la posibilidad de que la condición activa conlleve mayor capacidad de predecir los tiempos precisos de la ejecución de cada movimiento y que eso tenga algún efecto en la representación en la corteza cerebral de la propriocepción, contribuyendo a reducir la sensación de cansancio. Por otro lado, quizás la música ejerza un efecto relajante, lo que supondría que la tensión muscular sería menor y ello conduciría a una oxigenación más eficiente; esto último explicaría la diferencia en gasto metabólico entre la condición activa y la pasiva, si bien es cierto que esa diferencia no alcanzó suficiente significación estadística. Aunque se ha barajado esa posibilidad, no parece que el efecto observado pueda ser tampoco debido a que se percibe de forma diferente el cansancio de las contracciones musculares isotónicas (las que generan trabajo) y de las isométricas (las que no lo generan, como cuando empujamos una pared o tratamos de levantar una carga con la que no podemos). Ambas formas de contracción ocurren durante la realización de tareas físicas y podría ser que las isométricas dieran lugar a menos cansancio, pero ese extremo también se comprobó experimentalmente y no fue el caso. En definitiva, no están claras las razones por las que la condición musical activa genera menor sensación de cansancio e incluso comporta, seguramente, una menor tasa metabólica a pesar de que la fuerza ejercida sea la misma.

Aunque desde el punto de vista de los mecanismos y procesos implicados no hay conclusiones firmes, este trabajo de investigación tiene otra lectura. Me refiero al pasado de nuestra especie y al modo en que se incorporó la música en el repertorio de nuestras actividades creativas. La producción de música (musical agency) es un aspecto esencial de la mayoría de los rituales y de muchas actividades laboriosas en las sociedades humanas. No es raro que la gente, cuando se reúne con motivo de celebraciones de diferente naturaleza, recurra a la música y la danza como forma de expresión. Tampoco lo es que el desempeño de trabajos colectivos, especialmente si son físicamente exigentes, vaya acompañado de canciones cantadas a coro, a veces acompañadas por instrumentos musicales. Pues bien, el hecho de que la actividad musical module, reduciéndolo, el sentido de cansancio o de agotamiento habría facilitado, en nuestra evolución y en el desarrollo de la civilización humana, los esfuerzos rituales colectivos y las actividades grupales físicamente muy demandantes, actividades que suelen estar integradas en un contexto que implica producción musical, especialmente en las sociedades tradicionales.

Fuente: Thomas Hans Fritz, Samyogita Hardikar, Matthias Demoucron, Margot Niessen, Michiel Demey, Olivier Giot, Yongming Li, John-Dylan Haynes, Arno Villringer y Marc Leman (2013): “Musical agency reduces perceived exertion during strenuous physical performance” PNAS 110 (44): 17784–17789

——————————————————-

Esta entrada participa en la VIII Edición del Carnaval de Humanidades, cuyo blog anfitrión es ::ZTFNews

6 pensamientos sobre “La música y el canto alivian el cansancio

  1. Pingback: Participaciones en la VIII Edición del Carnaval de Humanidades | :: ZTFNews.org

  2. Pingback: Resumen de la VIII Edición del Carnaval de Humanidades | :: ZTFNews.org

  3. Pingback: Música | Demasiadas palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *