Cometas en el cielo

Informe provisional de las inversiones realizadas para ayudar a las personas refugiadas en Grecia

Aviso a navegantes, esto más que un post es un informe 🙂

El caso es que, con algo de retraso inicio el Blog “Cometas en el cielo”. Un nombre inspirado por los cometas que sobrevolaban el Campamento de Idomeni, tantas veces azotado por un viento endiablado y aliado de Macedonia, que parecía querer empujar a las personas refugiadas lejos de la frontera. Algo que terminó ocurriendo con el desalojo impuesto por la policía griega el 24 de mayo de 2016, en el ecuador de mi estancia en Grecia.

Cometas en el cielo es también el título de una fabulosa novela escrita por Khaled Hosseini. Novela que he leído a mi regreso de los campos de refugiados y que me ha trasladado una y otra vez a esa realidad que he conocido y de la que no me puedo ni quiero desprender. Las relaciones entabladas con personas refugiadas, voluntarios o policías son los hilos de la cometa que me conectan con ellos.

Por este motivo, este blog no llega tarde. Y es que si bien es cierto que hace un mes y medio que regresé de allí, el viaje a la realidad de las personas refugiadas continúa de una forma u otra. Incluso cuento con regresar en algún momento del mes de agosto y reencontrarme con muchas de esas personas.

Como primer post, creo necesario un ejercicio de transparencia para dar a conocer el destino de las donaciones recibidas durante estos meses. Un ejercicio que no sirve para reflejar y resumir lo que han sido las dos semanas en Grecia. Por eso mismo, a este post le seguirán otros en los que poder transmitir, sensaciones, experiencias, aprendizajes, frustraciones, … De hecho, este blog lo entiendo como un ejercicio para recoger mis “memorias” de esta experiencia y para extraer lecciones que sirvan tanto para futuras experiencias de voluntariado como para la vida en general. Y es que, si yo he contribuido en algo a mejorar la vida de las personas voluntarias, la experiencia como tal me ha dado infinitamente más de lo que yo haya podido dar. Un balance más que positivo que las cuestiones meramente monetarias no permitirán vislumbrar. Pero, insisto, dejaré para futuros posts los aspectos más personales y me centraré ahora en resaltar el empleo del dinero recibido hasta la fecha.

Cuando mi compañera de trabajo y amiga Susana Sánchez Gil y yo decidimos viajar a Idomeni para aportar nuestro granito de arena en mejorar las condiciones de vida de las personas refugiadas, decidimos abrir una cuenta bancaria con la que recaudar dinero para destinarlo con este fin. Tal y como lo anunciamos en el blog que abrimos inicialmente, el dinero recaudado serviría para realizar in situ y de forma discrecional las compras de materiales y bienes de primera necesidad que consideráramos necesarias para las personas refugiadas. El dinero recaudado no serviría en ningún caso para nuestros gastos personales de viaje, alojamiento y manutención que asumíamos nosotros mismos. Finalmente, Susana no pudo venir a Grecia pero el proyecto siguió adelante.

A fecha de 16 de julio de 2016, se ha ingresado en la cuenta habilitada para el viaje 5.575 euros mediante 54 donaciones. Y hasta la misma fecha, se ha realizado una inversión que asciende a 3.800 euros y que ha ocasionado gastos de transferencias que ascienden a 39 euros. El saldo de la cuenta queda así en la fecha indicada en 1.736 euros.

Las modalidades de inversión han sido 5:

  • Crédito. El crédito ha sido empleado para ayudar a personas refugiadas jóvenes para arrancar sus proyectos vitales y retomar aquellos sueños truncados por la guerra y el terrorismo en sus países de origen. Proyectos relacionados con seguir con sus estudios o buscar sus primeras experiencias profesionales. Su valor va más allá de la ayuda específica a los beneficiarios del crédito. Se trataba de conceder créditos iniciales modestos, complementarios a recursos propios que no estimularan la contratación de mafias que les ayudaran a escapar de Grecia. Créditos de 200 euros con un interés del 10%, es decir, 20 euros, con el compromiso moral de ser devuelto en el caso de que tuvieran éxito en su proyecto personal. Una devolución sin fecha de vencimiento. Una devolución que implicaba mi compromiso de reinvertir íntegramente, tanto capital como interés, en otra persona refugiada. Con este enfoque, se perseguía empoderar a aquellas personas refugiadas que lograran sus objetivos para que se implicaran directamente en la ayuda a otros refugiados, generando así círculos virtuosos que retroalimentaran la ayuda a las personas refugiadas. Los créditos concedidos se han materializado con la entrega del dinero y la firma del correspondiente contrato especificando en tres cláusulas los compromisos de cada parte, dejando claro que el compromiso del receptor era un compromiso moral sujeto siempre en cualquier caso al éxito del objetivo que perseguía. Esta concesión inicial se podía ver complementada en el futuro si hubiese necesidades de financiación adicionales que reforzaran las garantías de éxito del proyecto financiado. Bajo esta modalidad se han invertido 400 euros concediendo dos créditos:

 

  • Siwar Rasho. Lo conocí a través de Javier Sobremazas, autor de varios vídeos sobre Idomeni por encargo de la Asociación de Voluntarios de Galdakao GBGE. Este video recoge la entrevista que le hizo Javier. A Siwar le concedí un crédito de 200 euros para salir de Idomeni y alcanzar el Reino Unido para empezar a estudiar Informática en la Universidad. Siwar. Tras atravesar Italia y Francia, fue detenido por la policía gala cuando intentaba tomar un barco para llegar al Reino Unido. Hoy se encuentra en el Centro de Retención de Rennes, en Bretaña a donde fue trasladado desde Normandía. Tras dos juicios, en la actualidad, y tras descartar el segundo juez la posibilidad de que fuese expulsado a Turquía tal y como proponía el primer juez , se encuentra a la espera de que el Gobierno griego acepte su acogida (de acuerdo con el convenio de Dublín). Si el Gobierno griego no responde en un plazo “razonable”, la Prefectura deberá dejar en libertad a Siwar con la obligación de que abandone el país en un plazo de 7-9 días. El próximo 22 de julio, Siwar se enfrenta a un tercer juicio en el que el juez ordenará su expulsión a Grecia si este país contesta afirmativamente a la Prefectura, su permanencia otros 20 días en el Centro de retención o su puesta en libertad. El 21 de julio viajaré a Rennes para asistir al juicio tras contactar previamente con su abogado de oficio (especializado en derecho administrativo) y contratar si fuese preciso un abogado especializado en derechos humanos. Su familia, que se encuentra en el campamento de Sinatex, sigue con preocupación su situación.

IMG_3843 IMG_3866

Fotos: Siwar firmando la concesión del crédito y Siwar con sus padres y hermano pequeño.

  • Mohammad Nakrsh. Lo conocí la noche que acompañé a Maica Torres a distribuir comida para bebés una noche. La noche era un buen momento para evitar precisamente las aglomeraciones y los tumultos. La gente descansaba ya en sus tiendas y los niños dormían. La discreción era necesaria para hacer bien el trabajo. Hicimos dos salidas con bolsas cargadas de comida para bebés de 4 meses, seis meses y 12 meses. En la primera salida nos acercamos a la antigua estación de trenes donde acampaban familias sirias de origen kurdo. De hecho, era la misma zona en la que vivía Siwar con sus padres y sus dos hermanos. Fue en la segunda salida, en la zona de las vías del tren cubiertas de tiendas de campaña donde conocimos a Nakrsh. Como acostumbraba a hacer Maica, nos apoyamos en alguna persona de la zona donde queríamos distribuir para que esa persona nos ayudara a identificar las familias que tuvieran bebés. Nakrsh, ingeniero aeronáutico con su flamante carrera recién acabada, se desvivió por encontrar las familias aun no siendo la suya una beneficiaria de la comida que llevábamos. Allí anduvimos con él sorteando las vías, los cambios de aguja, entrando en algunos vagones que servían de casa, tiendas de campaña, etc. No descansamos hasta entregar la última ración de comida que llevábamos en las bolsas. Tuvo tiempo para presentarnos a su familia y charlar un rato con ellos. Recuerdo a su padre, sus ojos, como los de muchos refugiados, transmitían bondad, paz y dignidad. Al día siguiente fui a buscar a Nakrsh, charlé con él, tenía ilusión por regularizar su situación y trabajar. Quería trabajar en Airbus. Me ofrecí a ayudarle y quedamos para el día siguiente. Sin embargo, el día siguiente se produjo el desalojo y no pudimos vernos. Dos días más tarde conseguí dar con él a través de su móvil y cerramos el acuerdo, 200 euros en las mismas condiciones que a Siwar. Hoy siguen en el campamento de Oraiokastro a donde fue trasladado y su situación personal se ha deteriorado mucho. Su padre está ingresado tras sufrir un ataque al corazón. Su madre está en el hospital con él mientras Nakrsh se ocupa de sus hermanos. Mientras, las noticias que le llegan de su ciudad, Alepo, no son mejores. Su tío y un primo suyo acaban de fallecer en uno de los bombardeos que sigue sufriendo la ciudad cotidianamente.

IMG_3916

Foto: Nakrsh (en el medio) tras firmar el crédito

  • Donación. Cuando el beneficiario de ayuda era una persona con una situación humanitaria de extrema vulnerabilidad, se ha optado por realizar donaciones de dinero sin compromiso alguno por parte del receptor de la donación por devolver ese dinero. Se ha actuado más por caridad.
    • Natasha. Mujer transexual paquistaní. La conocí en el campamento de Idomeni. Recuerdo el cariño con el que Gema Carrasco trataba este caso. De hecho, las podéis ver a ella y a Natasha en el mismo video en el que aparece Siwar. Su caso de extrema vulnerabilidad ha sido uno de los 22 casos trasladados al Ministerio de Asuntos Exteriores por la plataforma HELPESHELP para solicitar su traslado a España. Pero al drama de Natasha se ha sumado ahora las dificultades que hemos conocido que atraviesa su madre que hipotecó la casa para poder sacar a su hija de Paquistán. Una deuda de 2.000 euros le puede dejar a ella y su familia (que desconocía esta operación para salvar a Natasha) sin hogar. Aquí tenéis la web que hemos utilizado para hacer una donación de 500 euros por si alguno se anima a hacer una aportación adicional.
  • Remuneración. Cuando la persona refugiada ha realizado un trabajo que ha supuesto un valor excepcional para el desempeño de la labor de las ONG sobre el terreno. Una labor que realizaban de forma altruista, por querer ayudar a otras personas refugiadas. Un caso paradigmático es el de las personas que han realizado labores de interpretación o traducción con los equipo médicos que atendían a las refugiados en Idomeni. Una labor muy reconocida y apreciada que a mi modo de ver merecía una retribución económica.
    • Nushin Hussein. Ingeniero petrolífero de profesión, realizó labores de traductor e intérprete para ayudar a los equipos de médicos y enfermeros que trabajan en el hospital de campaña de Bomberos en acción. Su labor era fundamental para atender a las familias que se acercaban para ser atendidos. Lo hacía de forma altruista sin pedir nada a cambio. Siento pena por no haber disfrutado más tiempo de su compañía porque es una persona excepcional. Era tal su paz interior que te contagiaba con poco que estuvieras a su lado. Era capaz de transmitir esa paz aun sufriendo una situación personal desgarradora. Su hermano pequeño, de 20 años, y del que se hizo cargo desde que era un niño tras el fallecimiento de su padre, estaba en Alemania sólo e ingresado en le hospital con un cáncer. El resto de la familia se encontraba en Idomeni. Esta situación familiar agudizaba la ansiedad por alcanzar Alemania y estaban dispuestos a todo para ello. Finalmente están todos en Alemania junto con el hermano pequeño. Sonia Simon, los visitó recientemente y pudo comprobar la situación delicada en la que se encuentra el hermano pequeño de Nushin. Los 400 euros que le dimos por su trabajo como traductor (nunca los pidió, se los dimos nosotros como reconocimiento a la gran labor que hizo) habrán sido nuestro granito de arena para un reagrupamiento familiar que ojalá dé energías al hermano pequeño para seguir luchando por su vida.
  • Apadrinamiento. Esta modalidad se ha empleado en el caso de familias vulnerables, mujeres con hijos a su cargo y cuyos maridos han fallecido en la guerra o se encuentran refugiados en otros países. Mujeres con dificultades para atender a sus hijos por diversos motivos.
    • Fatma Seedo (45 años) y su hijo Ahmed (6 años). Apadrinamiento de 100 euros al mes (hasta la fecha 300 euros destinados). Un caso que también se ha documentado y entregado a HELPESHELP para solicitar su traslado a España por la vulnerabilidad de esta familia. Una vulnerabilidad confirmada y certificada por los médicos que la han visitado a petición propia y de Vicente Carro, conocedor también de la situación de esta familia. Este apadrinamiento seguirá para garantizar la escolarización de Ahmed y su manutención con posterioridad a su paso por los campamentos de Grecia.
    • Shirim y sus cuatro hijos (Melinda, Stephanie, Omar y Chimen). Esta mujer se encuentra sola con sus cuatro hijos en el campamento de Alexil Derveni (el mismo en el que viven Fatma y Ahmed). Su marido se encuentra en un campo de refugiados en Austria. Hasta la fecha, han recibido 200 euros. No está prevista más ayuda económica aunque seguiré de cerca su evolución por si fuese preciso intervenir de nuevo.

IMG_3868

Foto: Shirim, Melinda, Stephanie, Omar y Chimen en su tienda de campaña en Idomeni (No hay foto de Fatma con Ahmed por respeto a su voluntad de no aparecer en fotos).

  • Subvención. A diferencia de las modalidades anteriores, cuya característica común era que el dinero era destinado directamente para una persona refugiada, la modalidad de subvención se destinaba a una ONG que tuviera un proyecto concreto que beneficiaria directamente a las personas refugiadas. La creación de un colegio, un centro cultural, un hospital de campaña, etc. Un destino finalista y una subvención concedida con su contrato correspondiente y que compromete a la ONG a la ejecución de la iniciativa por la que recibe el dinero y que tiene la obligación de documentar y justificar. Esta modalidad cobró especial importancia tras el desalojo de Idomeni y la necesidad de mejorar las condiciones de vida de las personas refugiadas en los campamentos militares donde los servicios de apoyo a las personas refugiadas eran limitados o inexistentes.
    • El desalojo de Idomeni y el posterior traslado de las personas refugiadas a campamentos custodiados por militares griegos me obligó a replantear las modalidades de intervención. El trato personal que permitía el campamento de Idomeni con las personas refugiadas ya no era posible. De hecho, se hacía muy difícil entrar en los campamentos militares sin un permiso, lo que dificultaba mucho la relación directa con los refugiados. Además, se daba la circunstancia de que, con los campamentos recién creados, las ONG no operaban en ellos. Tan sólo dos campamentos contaban con la presencia de ONG. Uno era el campamento de Petra Olimpo, a las faldas del monte Olimpo. Un campamento en el que casi exclusivamente viven refugiados yazidíes procedentes de Irak. La ONG CYCI (Christian Yazidies Children of Iraq) está presente allí. El segundo campamento era el de Oraiokastro, a las afueras de Tesalónica en el que trabaja la ONG Team Humanity liderada por Salam Aldeen, que había trabajado previamente en Lesbos y en Idomeni. Las urgencias de este campamento eran notorias. Tuve ocasión de visitar el campamento con Salam y conocer su proyecto para montar un colegio y una zona de juego para que los niños contaran con un espacio de juego reservado para ellos y poder sacarles así del entorno habitual en el que se encontraban y en el que convivían con demasiada frecuencia con tensión, crispación y en ocasiones hasta violencia. Esta iniciativa ha contado con una subvención de 2.000 euros concedida previa firma de un contrato de ejecución con un plazo seis meses. Tras mes y medio, el proyecto avanza con lentitud. Se han adquirido 2 toboganes (uno grande y otro pequeño) 3 columpios y un kiosko por valor de 1.000 euros. De momento no se han podido instalar porque el responsable militar no ha dado su autorización. Esta iniciativa está encontrando más escollos de los esperados por lo que mi contacto con Salam es casi diario en estos momentos con el propósito de resolverlos y garantizar el cumplimiento del contrato.

IMG_3937

Foto: Salam Aldeen tras firmar la concesión de la subvención para el colegio y el recreo para los niños en Oraiokastro.

Esto es lo que ha dado hasta la fecha el relato más económico y contractual de mi experiencia como voluntario en Grecia. Con el ánimo de ofrecer transparencia absoluta, seguiré informando de estas cuestiones hasta invertir la totalidad de las donaciones realizadas. Y en la medida de nuestras posibilidades, seguiremos dando nuestro apoyo y cariño a estas personas refugiadas que es lo menos que podemos hacer. Así que este próximo jueves, rumbo a Rennes para dar un abrazo a Siwar y acompañarle en el juicio. Me tocará hacer un poco de “padre” y sugerirle otros destinos alternativos a Reino Unido en el caso de que le den la libertad. Si pudiera me llevaba al flamante Ministro de asuntos exteriores Boris Johnson para convencerle 😉

Y por supuesto, no quiero terminar este “post” sin antes daros las gracias a los 54 donantes en el nombre de Susana y en el mío por la confianza que habéis depositado en nosotros.Queda aun trabajo por hacer así que seguiremos aportando nuestro granito de arena para mejorar las condiciones de vida de las personas refugiadas. Como he dicho antes, Susana no pudo venir finalmente pero ella e Igor Campillo me dieron un apoyo permanente desde Euskadi para hacer mejor este trabajo y aportar una visión externa siempre sensata que las urgencias y el caos en el terreno a veces te impedían mantener.

También quiero aprovechar la ocasión para dar las gracias a los voluntarios con los que más cerca e intensamente he trabajado. Personas todas ellas con un gran corazón y con las que he aprendido mucho, con las que he reído, discutido, llorado… Eskerrik asko Vicente, Álvaro, Gema, Sonia, Maica, Pablo, María, Raquel y Patri. Ojalá algún día pudiéramos reencontrarnos y celebrar el regreso a sus hogares o las nuevas vidas de nuestros queridos “refus”.

 

Un pensamiento sobre “Informe provisional de las inversiones realizadas para ayudar a las personas refugiadas en Grecia

  1. Pingback: Mudanza del blog | Un rincón para relatar la situación de los refugiados en Idomeni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *