Cometas en el cielo

Segundo informe de las inversiones realizadas para ayudar a las personas refugiadas en Grecia

Siguiendo con el ejercicio de transparencia iniciado con el post del pasado 18 de julio, quería actualizar la información relacionada con las inversiones realizadas para apoyar a las personas refugiadas que malviven en Grecia. Tal y como exponía en aquel post, a fecha de 16 de julio de 2016, se habían ingresado en la cuenta habilitada para el viaje, 5.575 euros mediante un total de 54 donaciones. Y hasta la misma fecha, se había realizado una inversión que ascendía a 3.800 euros y que quedó explicada en dicho post.

Desde entonces, he seguido invirtiendo en varias iniciativas, y viajé a Grecia por segunda vez del 22 al 26 de agosto. Allí pude comprobar la situación de las personas e iniciativas apoyadas así como identificar nuevas actuaciones que he venido apoyando desde entonces. Así, desde el 17 de julio de 2016 hasta el 22 de noviembre de 2016 he invertido un total de 1.442,27 euros de ayuda que ha beneficiado directamente a personas refugiadas con unos costes indirectos de 10,5 euros en concepto de comisiones bancarias (retiradas en efectivo en Grecia y transferencias). Estas han sido las diferentes actuaciones:

1. 28/07. 500 euros para la compra de fruta y verdura destinada inicialmente al campamento de Alexil Derveni pero que al entrar Cáritas a gestionar dicho campo y quedar cubiertas las necesidades, dicha compra se distribuyó al campamento de Petra-Olimpo. Un campamento de yazidíes que en aquellas fechas conmemoraban la matanza de Sinjar del 3 de agosto de 2014 a manos del ISIS.

fruta

2. 23/08. 300 euros para la familia de Nakrsh Mohammad. Nakrsh, como comenté en el primer informe recibió un préstamo de 200 euros en mayo. La situación familiar en Grecia se ha deteriorado por problemas de salud graves de su padre que le van a obligar a pasar por el quirófano por problemas en el corazón. El dinero en esta ocasión es para enviarlo a Alepo donde tíos y primos de Nakrsh sufren los frecuentes bombardeos a los que es sometida la ciudad. Este verano han perdido la vida dos primos suyos de muy corta edad. Os ahorraré las fotos que me pasó Nakrsh de sus familiares y que fueron tomadas incluso antes de que llegaran las ambulancias. Espeluznante, nunca he visto algo igual. El dinero ya ha llegado a través de un amigo libanés de la familia que viajó en septiembre a Alepo. Si la situación de los refugiados en Grecia es vergonzosa, la situación que vive la población civil en Alepo es terrible. Las fotos que le llegan a Nakrsh a su móvil y que luego me reenvía son imborrables de la mente.

nakrsh

3. 25/08. 42,27 euros de compra de comida y productos de higiene en el Lidl de Katerini para tres familias sirias del campamento de Alexil Derveni.

refus_volun

4. 05/09. 300 euros para desarrollar un servicio de lavandería en el campamento de Petra Olimpo que la ONG GBGE ha impulsado para generar una actividad supervisada por dicha ONG pero autogestionada por los refugiados. El dinero sirvió para contratar los servicios de un electricista para realizar la instalación eléctrica necesaria en el emplazamiento escogido dentro del campamento de refugiados.

lavadoras

5. 05/09. 100 euros para el traslado e instalación de dos hospitales de campaña en el campamento de Alexil Derveni a cargo de la ONG GBGE para que los dentistas de la ONG Acción Planetaria pudieran realizar su trabajo y atender a la población de dicho campamento (800 refugiados). Con ese dinero se pagó el gasóleo para el camión así como para alimentar los generadores necesarios para instalar los hospitales de campaña.

dentistas

6. 05/10. 200 euros para la ONG Zaporeak por la labor que están haciendo en la isla de Chios atendiendo cada día a más de 1.000 refugiados.

Con todo ello, el saldo en la cuenta a 22 de noviembre de 2016 asciende a 234,23 euros.

Los cinco días pasados en Grecia en agosto fueron muy intensos. Tuve ocasión de visitar tres campamentos de refugiados (Petra, Sinatex y Alexil Derveni), visitar pisos donde residen refugiados, edificios alquilados y reformados para acoger a familias afganas, nuevos proyectos pensados para que sean sostenibles y autogestionados por refugiados (lavandería, almacén,…), parques de Tesalónica donde malviven refugiados, donde las mafias captan a sus clientes para llegar a Alemania (1.800 euros en el mejor de los casos, con recargos de última hora de 200 euros) o quedan con ellos para emprender el viaje o abortarlo en último momento, haciendo más angustiosa y desesperante la espera, recién nacidos cuyas cunas están improvisadas con cajas de cartón recogidas del supermercado de enfrente… todo esto en territorio de la UE. Todo el sufrimiento que acumulan y que no hace sino acrecentarse en suelo europeo…

El próximo 4 de diciembre regreso a Grecia donde permaneceré hasta el día 11 de diciembre. La idea es la misma, visitar a las familias sirias de los campamentos de Sinatex y Alexil Derveni, hacer gestiones ante el ministerio de inmigración en Tesalónica y ayudar a Vicente, un corazón con piernas cuya generosidad es una lección de vida y que junto con otros voluntarios, está realizando una labor encomiable

En cuanto al saldo de la cuenta, éste irá destinado a la familia de Siwar Rasho. Mi querido Siwar, que la semana pasada me llamó desde Alemania para decirme que me devolvía el crédito de 200 euros que le concedí en mayo y que le iba a devolver a su padre los 250 euros que éste le dejó para llegar al Reino Unido. Ahora es su familia (padre, madre y tres hermanos), que permanece en Grecia, la que necesita ese dinero. Por este motivo, he acordado con Siwar que seré yo quien le devuelva a su padre los 250 euros de su parte y que él me los devolverá cuando culmine su sueño: alcanzar Canadá para estudiar allí informática. Sé que lo logrará por la fuerza y las ganas de comerse el mundo que tiene. Personalmente, me hubiese encantado que viniese a Euskadi, al fin y al cabo, los vascos fuimos los primeros en industrializar Canadá 😉

siwarsfamily

Bromas aparte, os pido que no nos olvidemos de las personas refugiadas y de la situación tan precaria en la que viven en suelo europeo. Como ciudadanos europeos exijamos desde nuestras posibilidades que la UE respete los derechos humanos y el derecho de asilo de quienes huyen de crueles guerras y del terrorismo del ISIS. Darles la espalda como lo estamos haciendo es lo menos edificante que he vivido.

Open mind, open heart, open will and open the borders.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *