Monthly Archives: junio 2010

La espía rusa, fenómeno de Internet

El fenómeno tiene todos los ingredientes. Y ha funcionado. Anna Chapman, una de las diez personas detenidas por pertenecer presuntamente a una red de espionaje ruso en los EEUU, se ha hecho famosa en apenas 24 horas de arresto. Internet se ha llenado de imágenes y vídeos de esta joven empresaria, acusada de pasar información al gobierno ruso.

Foto en el perfil de Facebook de Anna Chapman.

Foto en el perfil de Facebook de Anna Chapman.

El peri√≥dico San Francisco Chronicle anunciaba en su edici√≥n digital “todas las glamurosas fotos de Facebook de la esp√≠a rusa”, y, por supuesto, a las pocas horas de conocerse la identidad de la detenida ya hab√≠a una docena de v√≠deos colgados en You Tube. Su perfil en LinkedIn todav√≠a est√° abierto, y gracias a √©l sabemos que domina el ruso y el ingl√©s, y que adem√°s se puede defender en alem√°n y franc√©s.

El personaje ya est√° creado. S√≥lo le falta que el juez la deje en libertad para convertirse en uno de esos freaks puestos en √≥rbita por la maquinaria multimedia global. Seguro que alg√ļn canal de televisi√≥n norteamericano ya est√° pujando por la entrevista en exclusiva.

Como adelanto, aqu√≠ dejamos un testimonio de origen desconocido. Una periodista entrevista a Chapman sobre lo f√°cil que es hacer contactos en Nueva York. “Aqu√≠ es m√°s f√°cil que en Rusia”, asegura la presunta esp√≠a. Tiene gracia.

Obama y Medvédev: se les atragantó la hamburguesa

La ya bautizada como “diplomacia de la hamburguesa” se ha encontrado hoy con la primera zancadilla. La detenci√≥n de diez presuntos esp√≠as rusos en suelo estadounidense podr√≠a parecer una maniobra para dinamitar el acercamiento entre Washington y Mosc√ļ. De hecho, algunos analistas ven la operaci√≥n como una advertencia a Obama desde el seno de su propia administraci√≥n: un “no te f√≠es de los rusos” para evitar que se acerque m√°s de la cuenta al Kremlin.

Medvédev y Obama comparten una hamburguesa (Reuters).

Medvédev y Obama durante "la cumbre de la hamburguesa" (Reuters).

Rusia dice que las acusaciones de espionaje no se sostienen, que son una vuelta a los temores de la Guerra Fr√≠a sin ning√ļn fundamento. El ministro de Exteriores de la Federaci√≥n Rusa Sergei Lavrov ha utilizado su iron√≠a al asegurar que “el momento ha sido escogido con especial finura”. Se refer√≠a, precisamente, a la diplomacia de la hamburguesa.

Pero entonces, ¬Ņqu√© hac√≠an los presuntos esp√≠as post-sovi√©ticos? El sumario dice que conspiraban para ganarse la confianza de personas influyentes en ciudades como Nueva York, Boston o Washington. Para ello utilizaban identidades y papeles falsos y pasaban mensajes encriptados a Mosc√ļ. Al parecer, estaban especialmente interesados en temas nucleares, inteligencia antiterrorista y la guerra de Afganist√°n. Pero ninguna de esa informaci√≥n era material clasificado, asegura Washington. Es informaci√≥n a la que probablemente los diplom√°ticos europeos tienen acceso directo sin problemas, pero que los rusos s√≥lo pueden obtener utilizando “otros m√©todos”. Kim Ghattas, corresponsal de la BBC en Washington, habla de lo mucho que cuesta a los diplom√°ticos chinos y rusos comunicarse con diplom√°ticos estadounidenses. √Čstos no se f√≠an de ellos. Ghattas dice que los diplom√°ticos de los EEUU cuando visitan Rusia deben dejar su Blackberry apagada en el avi√≥n para evitar a los esp√≠as.

Canad√°: cumbre doble, seguridad doble

Policía antidisturbios en las calles de Toronto. Foto de Chris Young, Canadian Press.

Policía antidisturbios en las calles de Toronto. Foto de Chris Young, Canadian Press.

El G8 se re√ļne en Huntsville, en un id√≠lico paraje monta√Īoso con lago incluido, en el que que el reci√©n estrenado Primer Ministro Brit√°nico David Cameron ya se ha dado un chapuz√≥n para regocijo del gobierno canadiense. Los canadienses no est√°n tan contentos con que los pa√≠ses m√°s poderosos del planeta, y otros 12 que aspiran a serlo, les secuestren este bello paraje durante todo el fin de semana. A 200 kil√≥metros de Huntsville, en Toronto, donde est√° concentrada la prensa que pertenece a esos 12 pa√≠ses que se unir√°n a los 8 grandes en el G20 , parte de la ciudad tambi√©n est√° cerrada, incluida la famosa CN Tower. El per√≠metro de seguridad que coge buena parte del centro financiero tiene 3 kil√≥metros y medio y vallas de tres metros de altura. 20.000 polic√≠as con los materiales antidisturbios colgados de la cintura patrullan el per√≠metro y andan en metros, autobuses y calles en busca de posibles manifestantes. Las ONG se quejan que las medidas de seguridad son excesivas e intimidatorias. Adem√°s, un juzgado de Toronto le ha dado permiso a la polic√≠a para utilizar ca√Īones sonoros contra los manifestantes, eso s√≠ con los decibelios controlados para no dejar sordo a nadie. Mil millones de d√≥lares estadounidenses y canadiense que al cambio es lo mismo le va a costar la seguridad del G8 y el G20 al gobierno canadiense. La oposici√≥n se ha quejado y el gobierno se defiende diciendo que doble cumbre, doble seguridad.

Qué está pasando en Kirguizistán

Kirguizist√°n es una peque√Īa rep√ļblica centroasi√°tica en los suburbios del avispero afgano. Por eso, y por el desconocimiento occidental de una parte del planeta demasiado tiempo oculta bajo el tel√≥n de acero, es f√°cil para los medios recurrir a las tensiones inter√©tnicas para explicar la oleada de violencia y la consecuente cat√°strofe humanitaria. Ya se sabe, kirguises y uzbekos: en 1924, Lenin desterr√≥ a miles de familias uzbekas a Kirguizist√°n y los pastores n√≥madas que viv√≠an en yurtas desde tiempos inmemoriales comenzaron una dif√≠cil relaci√≥n con los reci√©n llegados, vistos como mercaderes acaudalados desde los albores de la Ruta de la Seda.

Soldados kirguizes patrullan la ciudad de Osh, junto a la frontera de Uzbekist√°n (AP Photo/Alexander Zemlianichenko).

Soldados kirguizes patrullan la ciudad de Osh, junto a la frontera de Uzbekist√°n (AP Photo/Alexander Zemlianichenko).

Sin embargo, la pol√≠tica, la influencia de las grandes potencias, la pobreza y la corrupci√≥n son factores fundamentales para entender qu√© est√° pasando realmente en Kirguizist√°n. En 2005 este peque√Īo pa√≠s fue escenario de una de esas “revoluciones de colores” a la occidental: la naranja de Ukrania, la de las rosas en Georgia… y la “revoluci√≥n de los tulipanes” de Kirguizist√°n. Esos movimientos patrocinados por la UE y los EEUU ayudaron a derrocar a los l√≠deres post-sovi√©ticos que se hab√≠an acomodado en estructuras corruptas y autoritarias. Pero Kirguizist√°n demuestra que lo que vino despu√©s no era mucho mejor. La revoluci√≥n de los tulipanes derroc√≥ al presidente Askar Akayev y dio paso a un gobierno liderado por Kurmanbek Bakiev, que r√°pidamente se desliz√≥ por el mismo derrotero que su antecesor. Coloc√≥ a toda su familia en las estructuras del poder e intent√≥ ampliar sus competencias presidenciales. Adem√°s intent√≥ cerrar la base de la OTAN sin √©xito. Los EEUU le ofrecieron m√°s dinero a cambio y Bakiev acept√≥, lo cual le vali√≥ de golpe la desconfianza de Washington y la enemistad de Mosc√ļ. Y entonces comenzaron las desapariciones de disidentes, el cierre de peri√≥dicos y el fraude electoral denunciado por organismos internacionales.

Y la gota que colm√≥ el vaso: la crisis, la subida de precios y los cortes de luz y gas. En un pa√≠s como Kirguizist√°n, entre las monta√Īas y la estepa, que te corten el gas en enero puede significar directamente la muerte. Y es lo que ha ocurrido este invierno. Las revueltas de abril en la capital Bishkek se saldaron con 85 muertos y la hu√≠da del presidente Bakiev, actualmente refugiado con su familia en Bielorrusia.

La espantada de Bakiev dejó en su lugar un gobierno provisional liderado por una mujer, Roza Otunbayeva. Pero la desconfianza, el clima de rebelión social y la división del gobierno provisional han llevado a Kirguizistán al caos y a un vacío de poder que alimenta a agitadores y oportunistas.

Las matanzas de Osh y Jalalabad comenzaron el viernes pasado, dicen, tras una bronca en un casino. Otunbayeva acusa a Bakiev de instigar al odio √©tnico, y los uzbekos de esas dos localidades aseguran que un miniej√©rcito de j√≥venes kirguises armados con armas autom√°ticas desataron la locura de violaciones de mujeres, asesinatos, saqueos e incendios de casas. No se sabe con certeza cu√°ntos han muerto, pero s√≠ se sabe que casi todos son uzbekos. Por ello, decenas de miles de refugiados, la mayor√≠a mujeres y ni√Īos, han cruzado ya la frontera de Uzbekist√°n.

¬ŅChinos en Zimbabue?

La presencia china en √Āfrica es uno de los grandes temas de la geopol√≠tica mundial. Y uno de los secretos mejor guardados. China busca minerales y fuentes de energ√≠a en el continente negro, y para ello ha firmado contratos con muchos gobiernos africanos: petr√≥leo, carb√≥n y minerales a cambio de construcci√≥n de infraestructuras.

Avión de la delegación del PCCh en el aeropuerto de Victoria Falls, Zimbabue.

Avión de la delegación del PCCh en el aeropuerto de Victoria Falls, Zimbabue.

En Zimbabue, Robert Mugabe ha llevado en los √ļltimos a√Īos una pol√≠tica de expropiaci√≥n y nacionalizaci√≥n de los recursos naturales. La gran mina de carb√≥n de Hwange, antes propiedad de la multinacional Anglo American Corporation, ahora est√° mayoritariamente participada por el gobierno de Harare. Pero la explotaci√≥n de la planta de carb√≥n de coque est√° en manos de los chinos. Y el combustible va a parar a China, a propulsar la gran maquinaria industrial del gigante asi√°tico.

Nosotros hemos sido testigos en Zimbabue de la presencia de personal cualificado chino en Hwange (ingenieros y t√©cnicos de minas), y de miembros uniformados de su ej√©rcito. Eran oficiales que acompa√Īaban a una delegaci√≥n del Partido Comunista Chino (PCCh), que la semana pasada se reunieron en la capital con el ZANU-PF, el partido de Mugabe.

La presencia de chinos en este o aquel lugar de Zimbabue es una especie de leyenda urbana que muchos exageran, rodean de misterio y elevan a teor√≠as conspirativas. Pero lo cierto es que China ha desembarcado en ese pa√≠s, como en otros muchos a lo largo y ancho del continente, y el nuevo colonialismo asi√°tico est√° desplazando a las potencias occidentales de √Āfrica.

Los activistas indignados, no como Obama

Los activistas de la “flotilla de la libertad” ya est√°n en casa. No est√°n todos los que eran. Hemos tenido que esperar hasta tenerlos lejos de Israel, para poder verlos frente a micr√≥fonos y c√°maras. Justo lo que nos esper√°bamos, porque cuando pisamos el estado jud√≠o ya sab√≠amos que hasta que estuviesen lejos de all√≠, no tendr√≠amos opciones de hablar con ellos.

Llegan indignados, no como Obama. Que dice estar “furioso” con BP, pero a Israel por si acaso, prefiere no condenarlo. As√≠ ha sido est√© qui√©n est√© en la Casa Blanca, y as√≠ seguir√° siendo, por mucho que la ocupe el hombre del “change”, y del “yes we can”. Los abogados del ej√©rcito israel√≠ se escudan ahora en el manual de la marina estadounidense. Nos explican que el asalto a la flotilla fue legal seg√ļn las leyes internacionales. Debe ser que para la marina americana no importa que un barco est√© en aguas internacionales. Lo que importa es el destino al que quiere llegar. Y como la flotilla de la libertad buscaba entrar en territorio bloqueado por Israel, no se puede considerar que estuviese en territorio neutral. Esa es ahora su explicaci√≥n.

Para el gobierno israel√≠ todo est√° claro. Clar√≠simo. Tanto, que ni se plantean la posibilidad de que se lleve a cabo una investigaci√≥n. El primer ministro Netanyahu ya lo ha descartado. Pero todos queremos saber si realmente es como han dicho los activistas a su llegada a casa: si los soldados empezaron a disparar ya antes de subirse al barco. Y si es as√≠, ¬Ņpor qu√© lo hicieron? ¬ŅYa antes de asaltar la flotilla, se vieron en peligro?

Mientras el mundo entero protesta pidiendo explicaciones, en Tel Aviv las manifestaciones son de apoyo a su ej√©rcito. Llevan desde el lunes protestando en varias ciudades de Israel. La √ļltima vez ayer, frente a la embajada de Turqu√≠a en Tel Aviv. Eran unos 1000 manifestantes, con fotos de Erdogan al que le hab√≠an pintado el bigote a lo Hitler. Lo llaman “fascista”, “terrorista”… “¬°Dejad ganar a nuestro ej√©rcito!” gritan muchos de ellos. Dejadlos ganar caiga qui√©n caiga, claro. Porque si murieron 9, es porque al ejercito no le qued√≥ otra, explican los enervados manifestantes. Para ellos, como si vuelven a caer otros 9 activistas en ese barco irland√©s que se acerca a estas horas a Gaza.

A los del “Rachel Corrie” el ej√©rcito ya les ha debido de pedir que cambien el rumbo, y se dirijan al puerto israel√≠ de Ashdod. Los activistas dicen que de eso nada. Pronto veremos qu√© pasa.

Los sorprendentes emails que nos ha enviado el Ejercito judío a los periodistas

Tres d√≠as despu√©s del asalto a la ‘flotilla de la libertad’, parece que seguimos sin saber las nacionalidades de los 9 muertos en la masacre.

Y tres días después del desproporcionado ataque, Israel sigue intentando convencer al mundo de que lo que hizo, está bien hecho.

El Ejercito jud√≠o nos ha enviado a los periodistas dos emails, que no dejan de sorprenderme. Uno de ellos se titula: “armamento encontrado en el Mavi Marmara”. Y ese peligroso armamento no es mas que material de trabajo: sierras, cutters… Con los que tenemos que creer que los activistas pusieron en peligro la vida de los soldados jud√≠os armados hasta los dientes.

tirachinas hezbolla gaza ataque israelLa broma de mal gusto no acaba aqu√≠. Como les he dicho, hay un segundo mail del ejercito israel√≠. Tel Aviv lleva diciendo desde que ataco a la flotilla, que sus integrantes ten√≠an relaciones con el terrorismo internacional. Bueno, pues la prueba que lo confirma, parecen haberla encontrado en un tirachinas en el que alguien ha escrito ‘Hezbolla’. Por la forma en que esta escrito, y las estrellas que lo acompa√Īan, hasta podr√≠a haber sido un ni√Īo quien lo escribi√≥. Lo dicho: sorprendente, pero sobre todo indignante.

Y aun as√≠, seguro que entre la opini√≥n publica israel√≠, el mensaje cala. ¬ŅSaben por qu√© han pedido la dimisi√≥n del ministro de defensa algunos diarios israel√≠es? Pues porque les parece que se puso en riesgo a sus soldados, sin valorar ni recapacitar lo suficiente que la respuesta de los activistas iba a ser tan agresiva. Vamos, que si piden la cabeza de alguien en el Gobierno israel√≠, es por poner en riesgo al Ejercito, y no porque la respuesta de los soldados fuera desproporcionada.

En la cárcel ya no quedan activistas. Eso nos dicen al menos los agentes del centro penitenciario. Israel los expulsa a todos. Será que el estado judío cede ante la comunidad internacional, o simplemente es que legalmente no les quedaba otra salida. Porque recuerden, que el Ejercito israelí se trajo a todos los activistas desde aguas internacionales, por su cuenta y riesgo, como acostumbra a hacer todo, también sea dicho.

Israel se despierta lejos de las críticas internacionales

Ajeno a toda crítica de la comunidad internacional, Ashdod amanece entre una espesa niebla. A lo lejos, se escucha como se trabaja en el puerto, porque este es el puerto comercial mas importante de la zona, y también es aquí donde trajeron a los activistas propalestinos de la flotilla que iba rumbo a Gaza. asdohd israel corresponsales eitb blog

Esos sonidos es lo √ļnico que tenemos del puerto, porque poco mas nos han dejado grabar.

Y encima, en esta ciudad portuaria, ya no hay ni rastro de los activistas, los han llevado a la c√°rcel o al aeropuerto de Tel Aviv.

Los que firman el formulario de deportación van al aeropuerto, a casa en el primer vuelo que salga, y los que no lo firman, a la cárcel. Y allí se enfrentan a una investigación por parte del ejercito israelí, que ahora pretende buscar los nombres de quienes atacaron a sus soldados con palos y alguna que otra navaja.

Lo dicho, Ashdod, e Israel entero, se despiertan hoy lejos de las cr√≠ticas internacionales. “Estamos acostumbrados a que nos critiquen” nos dicen en la calle. “Una vez mas quieren hacernos parecer los malos de la pel√≠cula” asegura un joven soldado que ni siquiera llegara a los 20.

Pero esta sólo es una mas para los israelíes, no para la comunidad internacional. Esta vez Israel lo tiene muy difícil para convencer al mundo por muchos vídeos que muestre su Ejercito. Y es que esta vez, los muertos son turcos, y Turquía era hasta ayer, uno de los principales aliado que tenía el Estado judío en la región.