Monthly Archives: octubre 2010

La mirada del traspaso

Kim Jong-un (izquierda) y Kim Jong Il (derecha) presencian el desfile del 65 aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte (foto: Vincent Yu).

Kim y Kim. El actual líder norcoreano, y el próximo. Segunda y tercera generación en la que es la única dinastía comunista del mundo, presidiendo el desfile y la conmemoración del 65 aniversario de la creación del Partido de los Trabajadores norcoreano. La mirada del padre al hijo en esta foto, impagable.

He visto esta fotografía de Vincent Yu (AP) esta mañana en el South China Morning Post en Hong Kong, de vuelta de India a Pekín. Durante el resto del viaje, imaginaba qué hubiera escrito el gran Forges en unos virtuales bocadillos situados en el amplio espacio que hay en la foto entre Kim y Kim. Imagino un bocadillo saliendo de la cara contraída del querido líder, el padre, diciendo “Madre mía, si a este le falta un hervor”. Y el bocadillo de Jong Un, el hijo, diría algo así como “Menuda la que se me viene encima”. O mejor, ¿que diría Mafalda tras ver en el periódico de su padre esta fotografía? Primero, seguro, buscaría en su globo terráqueo donde está Corea del Norte. Después, en la última viñeta, diría algo que nos haría pensar. Vete tú a saber el qué.

Kim Jong Il, el querido líder, enfermo, muy enfermo o a punto de morir, según diversas fuentes, ha realizado en las ultimas semanas el traspaso de poderes a su tercer hijo, Kim Jong Un. Al menos, de cara a los medios. Al menos, de puertas para afuera. Él, segundo dirigente de la familia Kim, tomó posesión de su cargo en 1994, a la muerte de su padre, Kim Il Sun. Para entonces, llevaba mas de una década designado como heredero.

Todo apunta, en especial tras la puesta de largo de estos días, a que Kim Jong Un no tendrá que esperar tanto para hacerse con el poder. Su padre, habitualmente escurridizo en sus movimientos y apariciones públicas, ha realizado varios viajes misteriosos a China, y en al menos uno de ellos, habría llevado con él a su sucesor.

Kim Jong Un no para, de oca a oca y tira por que le toca, ha ascendido a general de cuatro estrellas en un santiamén, prueba para muchos de la urgencia de su padre por dejar todos sus asuntos en orden lo antes posible.

Del próximo líder de Corea del Norte, el desconocido líder, se puede leer en la prensa que “tiene 27 ó 28 años”, “estudió en Suiza o en algún otro país europeo”. Nada se sabe a ciencia cierta de él. Ha surgido de la nada para ocupar los titulares de todo el mundo, y para ocupar el centro de la vida y el futuro de los norcoreanos.

Liu Xiaobo, Nobel: la academia noruega se reafirma en su independencia

Liu Xiaobo está encarcelado desde hace casi un año y cumple una condena de once años por cargos de subversión. Liu, de 54 años de edad, participó en las protestas de Tiananmen, el 4 de junio de 1989, y fue, hace dos años, coautor de la polémica carta 08, una declaración en la que intelectuales y académicos de toda China pedían profundas reformas democráticas en el país. Acusado de haber publicado artículos críticos con el partido comunista, incitando a la subversión del poder del Estado, se le impuso a Liu, el día de Navidad del año pasado, una de las penas más duras de entre las dictadas en China contra disidentes políticos en los últimos años.

Nominado repetidas veces para el Nobel de la Paz, la candidatura de Liu ha despertado desde el principio un gran recelo entre las autoridades chinas. El director del Instituto Nobel, Geir Lundestad, ha reconocido recientemente haber recibido presiones por parte de las autoridades chinas para que el galardón no recayera sobre Liu Xiaobo, Hu Jia o cualquiera de los activistas chinos nominados. Según Lundestad, en dichos contactos se le aseguró que las relaciones entre Noruega y China se verían dañadas, en tal caso. En público, el Gobierno chino ha declarado en las últimas semanas, a través de portavoces del ministerio de exteriores, que sería un error dar un galardón tan importante a un preso por subversión.

Con el fallo de hoy, con la concesión del premio Nobel de la Paz a Liu Xiaobo, y a toda la disidencia china en su nombre, la academia noruega se reafirma en su independencia, al enfrentarse a las presiones del gigante chino. Un movimiento especialmente oportuno tras la polémica concesión del galardón, el año pasado, a Barack Obama, sólo nueve meses después de ser investido como presidente de los Estados Unidos.

Bicicletas contra el absentismo escolar en India

En los pueblos cercanos a Anantapur, donde la Fundación Vicente Ferrer lleva cuarenta años trabajando, las escuelas primarias les quedan cerca a los niños. Las de secundaria, sin embargo, quedan a unos cuatro o cinco kilómetros para miles de niños.

Los padres compran, si pueden, una bicicleta por familia, y esa bicicleta es para sus hijos varones. Por eso, con la excusa de lo lejos que quedan para las niñas, muchas jóvenes, brillantes o no en sus estudios, se quedan fuera del sistema escolar.Bicis 1

El proyecto de reparto de bicicletas de la fundación es todo un éxito desde que comenzó hace unos cinco años. El efecto de esta ayuda es uno de los más inmediatos de todos los proyectos en los que trabajan en Anantapur. Mientras que la construcción de una escuela o la puesta en marcha de un sistema de riego por goteo llevan tiempo, dar una bicicleta a una niña es algo directo. Muchas nos han dicho que ayer no fueron a las escuela, pero que mañana sí irán. Y no será solo para lucir su nueva bicicleta. Irán mañana, pasado, y la semana que viene. Hoy se han repartido en un área llamada Narpala 116 bicicletas, y se han visto otras tantas sonrisas.

Los coordinadores del proyecto repiten a las niñas que no den las bicicletas a sus mayores. Intentan concienciarlas de que son para ellas, que se las merecen y sobre todo que las necesitan. El objetivo prioritario es que se convierta en su medio de transporte habitual hasta las escuelas y de vuelta a casa. Que ganen tiempo para estudiar y prepararse, en lugar de emplear más de cuatro horas al dia en ir y volver a clase. Antes de entregarles las bicicletas, sus padres se han comprometido ante la fundación, y ante toda la comunidad, a no apropiarse de las bicicletas de sus hijas.

Bicis 4

En muchos países las bicicletas se regalan a los niños al finalizar el curso, como premio, o así era antes del desembarco de las videoconsolas. En Anantapur una bici es todo un premio al comienzo de curso, ahora también, para las niñas.

Japón en Brasil

Dicen que para probar el mejor sushi fuera de Japón hay que ir a California o venir a Brasil. Aquí, en los alrededores de la Plaza de la Libertad, en la ciudad de Sao Paulo, los cantantes de bossa y samba que actúan en plena calle parecen fuera de lugar en un barrio por lo demás cien por cien nipón.

Sede de campaña del candidato de centro-derecha Junji Abe en Sao Paulo (foto: Mikel Reparaz).

Sede de campaña del candidato de centro-derecha Junji Abe en Sao Paulo (foto: Mikel Reparaz).

La mayor colonia de inmigrantes japoneses del mundo está aquí en Brasil. Son casi millón y medio, y la mayoría de ellos viven en el estado de Sao Paulo. Los hay ya de cuarta generación, porque los primeros campesinos emigrantes llegaron a trabajar en las plantaciones de café brasileñas en el buque Kasato Maru al puerto de Santos en 1908. En 2008, el mismísimo príncipe Naruhito se dio un baño de masas en el sambódromo de Sao Paulo, en el primer centenario de la llegada de los primeros japoneses a Brasil.

Y en estas elecciones presidenciales, legislativas y regionales, los nipo-brasileiros se han hecho presentes. Con casi un centenar de candidatos, la presencia de personalidades de la comunidad japonesa en la política federal es importante. Un peso pesado del Partido de los Trabajadores (PT) y hombre de confianza del presidente Luiz Ignacio Lula da Silva es Luiz Gushiken, nipo-brasileiro de segunda generación. Otro conocido brasileño de origen japonés (aunque nacionalizado portugués) es el ex jugador del Barça Deco.

Carteles de los candidatos Ihoshi y Kobayashi (foto: Mikel Reparaz).

Carteles de los candidatos socialdemócratas Ihoshi y Kobayashi (foto: Mikel Reparaz).