Tag Archives: Japón

De Tokio Blues a A Hard Rain’s (o con la música a otra parte)

Otsuchi, uno de tantos pueblos arrasados por el tsunami

Otsuchi, uno de tantos pueblos arrasados por el tsunami

Ya no estamos en Japón. Supongo que pasa siempre. Durante 5, 10, 20 días todos estamos donde está la noticia, lo más cerca posible, tratando de trasmitir lo que vemos, lo que nos ocultan y lo que nos cuentan los que están sufriendo. Desde el pasado 11 de marzo hasta el 11 de abril radios, periódicos y televisiones de todo el planeta hemos estado ahí, bailando al son del Blues de Tokio (para el resto del mundo mundial “Norwegian Wood”).

ETB Tsunami Japón

Cobertura de ETB en la costa Este de Japón al mes del tsunami

Pero ya sabemos que las noticias se engullen unas a otras y lo que ayer era primordial hoy es, con un poco de suerte, secundario o en el peor de los casos invisible. Y la tragedia sigue siendo tragedia pero va cayéndose de las portadas y dejando de ocupar titulares en los Teleberris . Es cierto, algunos se quedan después, cuando se termina la noticia, pero son los menos y también son los mejores. La mayoría nos vamos alejando para seguir contando historias donde buenamente podemos, nos mandan y a veces, también, queremos. Llega un día en que todo el mundo se va con la música a otra parte.

Pero como lo de Japón no se ha acabado y está lejos de hacerlo me apetecía sacar algo de todo ésto y traerlo aquí.

De lo que pasa o pasará en la central no me atrevo a aventurar ni un átomo. Esa es una batalla de la que lamentáblemente no sabremos casi nada durante mucho tiempo. Una vez más.

Diseñadores gráficos de Japón han puesto en marcha una campaña de carteles animando a la población a ahorrar energía

Campaña de carteles animando a la población a ahorrar energía

Del tsunami y la recuperación de la costa ya hablamos en los informativos.

Por eso me quedo con algo que vi y sentí en Tokio. Trenes que en vez de cada 5 minutos pasan cada 10. Vagones sin aire acondicionado en días de poco calor. Escaleras mecánicas apagadas. Menos luces en calles, en los escaparates , en las fachadas. El objetivo: %20 menos de consumo eléctrico en los hogares. 20% en las Pymes. 25% en las grandes empresas.

Una gran metrópoli concienciada de que o arriman el hombro o se cierra el chiringuito. Todos sabiendo que con los recursos actuales el nivel de consumo es insostenible. Todos levantando el pié del acelerador porque no les queda otra. ¿Nos suena? No debería hacer falta una crisis nuclear para llegar a esa conclusión.


Parque de Ueno en Tokio, fiesta del cerezo

Parque de Ueno en Tokio, fiesta del cerezo

Y claro que algunas empresas se resentirán, pero creedme, en Tokio estos días – con un 20% menos de consumo, la capacidad de generar energía que ha perdido Tecpo – se vive muy bien.

A la sakura y a todos los que disfrutaban en aquel parque me remito.

Esto mismo, pero mejor explicado, lo contaba el otro día José Ignacio Torreblanca en ElPaís, hablando del supuesto declive de Japón:

Después de la crisis nuclear incluso es posible que nos enseñen el camino de un mundo en el que usemos la energía de forma racional (…) Quizá sean los chinos los que deban aprender de Japón pero, bien mirado, dejémosles en paz; tienen todo el derecho a hacer las mismas tonterías que hemos hecho los demás (…) Cuando se les pase, nos encontrarán allí, junto con los japoneses.

China y Japón. Japón y China. La música en mi caso vuelve a sonar en el país de moda, que mientras estábamos trabajando en el vecino nipón ha seguido a lo suyo, implacable en lo económico y en la político. Cerrado las puertas a voces molestas y abriéndolas otras que ya no lo son tanto (no hay más que ver la foto de algunas reseña sobre el concierto de Dylan en Pekín para darse cuenta de que el Sr. Zimmerman y sus mensajes no son muy conocidos por estos lares.)

Con Bob Dylan – el de verdad – cantando a las bondades de la energía nuclear acabo, más con el deseo que con la certeza de que alguna vez todos, japoneses, chinos, euskaldunes o uzbecos nos encontraremos en ese mundo del que habla el señor Torreblanca en su artículo.

La comida de los campeones

Desde esa posicion Hakuho parece todavia, si cabe,  mas grande

Desde esa posición Hakuho parece todavía, si cabe, más grande

Por unas horas me he pasado al periodismo deportivo. Y de que manera.  Si el fútbol tiene a Messi y el basquet a Lebron James,  el sumo tiene a Hakuho. El campeón mongol arrasa dentro y fuera del tohyo. Dicen que  es el mejor yokozuna y la gente le admira tambien por su comportamiento ejemplar.

En definitiva, el héroe que hace falta en esta película de catastrofes en cadena en la que se ha convertido Japón.

Llegada de los luchadores de sumo al Tokio Budokan

Llegada de los luchadores de sumo al Tokio Budokan

Ayer estuvo en el estadio Tokio Budokan con los evacuados de Iwate (Fukushima). Atendió a  la prensa como lo hacen todas las grandes estrellas del deporte, con frases hechas de apoyo a las víctimas y parcos mensajes de unidad. Luego se dedicó a lo que de verdad había venido: repartio chanko nabe entre los evacuados de Iwaki, estrechó manos, firmó autografos y hasta se marcó un combate improvisado con un niño.

Los luchadores de sumo repartieron chanko nabe entre los evacuados

Los luchadores de sumo repartieron chanko nabe entre los evacuados

Creo que durante 2 horas todos los que estabamos allí,  evacuados, voluntarios, policias y periodistas olvidamos todo lo malo que sigue pasando.

Otro combate ganado para el gran Hakuho. Yo al menos ya me he sumado a su larga lista de seguidores.

Vagones a oscuras

Hace 15 días Tokio veíamos esto. Un andén de metro vacío, silencioso y semidesierto. La sensación de dasasosiego que sentimos entonces era la que provocan las pequeñ as situaciones cotidianas cuando se alteran. Una estación de metro muda, vacía, por ejemplo.

El ahorro de energia a llevado al Gobierno de Tokio a restringir la electricidad en algunos servicios

El ahorro de energía a llevado al Gobierno de Tokio a restringir la electricidad en algunos servicios

Esta vez el dasasosiego es distinto. Los tokiotas y casi todo Japón se han acostumbrado a vivir con las noticias que llegan de Fukushima. No les queda otro remedio. El metro ahora va lleno. A veces también va a oscuras.

Kyodo Yazuda, Ichiro Yazuda y sus 75 vacas.

La granja de los Yazuda pierde miles de yenes cada dia que pasa sin poder vender su leche

La granja de los Yazuda pierde miles de yenes cada dia que pasa sin poder vender su leche

“Hacen falta 3 análisis consecutivos negativos en todas las muestras que se toman para levantar la prohibición. Los análisis se hacen semanalmente, así que pasarán tres semanas más hasta que nos digan si podemos dejar de tirar la leche de nuestras vacas“- nos dice la señora Yazuda. “No podemos seguir con pérdidas tres semanas más, además nuestra granja nunca ha dado positivo en los tests de radiactividad”. La granja de los Yazuda esta a 60 km de la central.

El sr. Sato no entiende porque no puede vender sus nabos. Dice que los planto antes del accidente nuclear, que estan a cubierto y que ningun test a encontrado radiactividad en su tierra

Ichiro Sato y sus verduras.

El Sr. Sato ha dedicado los últimos 40 años de su vida a trabajar estas tierras. Los nabos que tiene en su invernadero están listos para recoger. Pero su venta está prohibida. Así están miles de agricultores de las prefecturas de Fukushima, Ibaraki, Tochigi y Gunma. “El Gobierno no nos dice si lo que tenemos que sembrar ahora podra venderse luego”.

"Verduras de Chiba" reza el cartel. Las tiendas los colocan para tratar de frenar la desconfianza de los compradores

"Verduras de Chiba" reza el cartel. Las tiendas los colocan para tratar de frenar la desconfianza de los compradores

Takasi Fukuda y su tienda.

A él no se le da bien hablar ante la cámara, nos dice. Que lo suyo es vender verduras pero que cada vez esta más difícil. “La gente no se fía, aunque pongas carteles que dicen que son productos de zonas alejadas de la central“. Y añade “los rumores hacen tanto daño como la radiactividad por eso TEPCO y el Gobierno deberían ser más claros”.

El Sr. Fukuda dice que los rumores hacen mas daino a su negocio que la radiacion

El Sr. Fukuda dice que los rumores hacen mas daino a su negocio que la radiacion

Koji Miki y su orgullo, el agua embotellada de Tokio.

Durante 2 horas este técnico de la depuradora de Kanamachi nos explica con todo detalle cómo funciona la instalación. “Utilizamos ozono y carbono activo” para hacer una de las mejores aguas del mundo, hasta la embotellamos”. Desde que se midieron concentraciones de yodo 131 más altas de lo permitido para bebés ya nadie se fía. “Antes este agua era nuestro orgullo, ahora”… no acaba la frase. En lugar de eso, se bebe dos vasos del grifo frente a nuestra cámara.

O Hiroshi Hakozaki e Yoshihru Niitsuma, dos de los desplazados de Iwaki que todavía están en el Tokio Budokan y no saben si alguna vez volverán a sus casas. O el Sr. Watanabe de Adachi, o…

Estos días Japón parece un poco eso, un vagón a oscuras lleno de personas con nombres y apellidos, que avanza a tientas, sin saber muy bien dónde queda el final del túnel .

Agua corriente de Tokyo embotellada

Agua corriente de Tokio embotellada

Japón, normalidad en el desastre

Hace ya tres días que hemos vuelto de Japón pero la noticia sigue allí. Los reactores de Fukushima continúan representando un pelígro, el nivel de contaminación al sur de la central sigue siendo una incógnita, en Tokio se habla ya de alimentos con radiación…. y, no lo olvidemos, ahí siguen estando los miles de muertos, heridos y desplazados por el tsunami. Aún así decidimos regresar.


Por eso, antes que nada quiero mostrar mi agradecimiento a esta casa. Uno porque cuando las cosas se puesieron feas hizo todo lo posible porque saliésemos del aeropuerto de Haneda cuanto antes. Y dos, porque en ningún momento presionó, cuestionó o trató de interferir en la decisión que el equipo que cubríamos la información desde Japón habíamos tomado. Y repito, podía tener motivos para ello porque la información seguía, sigue, estando allí. Además, ya de vuelta en Pekín he podido comprobar que esa actitud no se ha dado en otros casos. No todos los medios han tratado con tanto respeto a sus corresponsales. Así que lo dicho, agradecieminto por partida doble.

Directo desde Tokio

Y segundo me gustaría contar aquí algo que no contamos ni en los directos ni en los reportajes que grabamos en Japón y que tiene que ver con la segunda foto. Está tomada en el metro de Tokio el día 15 de marzo. Unos minutos antes nos había llegado la noticia de que la radiactividad de Fukushima podía alcanzar la capital en cuestión de horas se dijo primero (una de tantas informaciones contradictorias, luego se habló de días).

Metro de Tokio, 15 de Marzo 2011

Sabiendo esto ¿a vosotros qué os sugiere la foto?

Japón en Brasil

Dicen que para probar el mejor sushi fuera de Japón hay que ir a California o venir a Brasil. Aquí, en los alrededores de la Plaza de la Libertad, en la ciudad de Sao Paulo, los cantantes de bossa y samba que actúan en plena calle parecen fuera de lugar en un barrio por lo demás cien por cien nipón.

Sede de campaña del candidato de centro-derecha Junji Abe en Sao Paulo (foto: Mikel Reparaz).

Sede de campaña del candidato de centro-derecha Junji Abe en Sao Paulo (foto: Mikel Reparaz).

La mayor colonia de inmigrantes japoneses del mundo está aquí en Brasil. Son casi millón y medio, y la mayoría de ellos viven en el estado de Sao Paulo. Los hay ya de cuarta generación, porque los primeros campesinos emigrantes llegaron a trabajar en las plantaciones de café brasileñas en el buque Kasato Maru al puerto de Santos en 1908. En 2008, el mismísimo príncipe Naruhito se dio un baño de masas en el sambódromo de Sao Paulo, en el primer centenario de la llegada de los primeros japoneses a Brasil.

Y en estas elecciones presidenciales, legislativas y regionales, los nipo-brasileiros se han hecho presentes. Con casi un centenar de candidatos, la presencia de personalidades de la comunidad japonesa en la política federal es importante. Un peso pesado del Partido de los Trabajadores (PT) y hombre de confianza del presidente Luiz Ignacio Lula da Silva es Luiz Gushiken, nipo-brasileiro de segunda generación. Otro conocido brasileño de origen japonés (aunque nacionalizado portugués) es el ex jugador del Barça Deco.

Carteles de los candidatos Ihoshi y Kobayashi (foto: Mikel Reparaz).

Carteles de los candidatos socialdemócratas Ihoshi y Kobayashi (foto: Mikel Reparaz).