Archivo de la etiqueta: rescate

Futuro incierto

Estamos donde se temía tras el primer rescate de Grecia: Italia, la 3ª economía del euro está al borde del abismo. Ayer me lo comentaba Iratxe Etxebarria, de la radio: “¿Te acuerdas de cuando decían que no habría dinero si caía un país grande?”

Pues aquí estamos, Italia es un país grande y tiene una deuda del 120% de su PIB. Es socio fundador de la UE y no hay dinero para rescatarlo porque Merkel y compañía no han querido rascarse el bolsillo y esperan que sean los chinos (!) los que pongan el dinero para salvar nuestra moneda.

En los últimos diez años, la economía italiana se ha mantenido estancada, gracias a Silvio Berlusconi. Su dimisión es lo único bueno de todo esto y hasta podría provocar una singular reacción de simpatía popular por los llamados “mercados” (la gente a la que se le debe dinero).

Lo primero que me sorprende es que esa gente haya tardado tanto en dejar de fiarse, a pesar de que Italia no crece y de que su gobierno no ha adoptado una sola medida de austeridad hasta julio de este año (cuando eran más duros, por ejemplo con España, con una deuda relativamente baja).

Y lo segundo, es una pura coincidencia: Berlusconi cae menos de un mes después del linchamiento de su colega Gadafi (al que, por cierto, no dudó en “traicionar” él mismo, por utilizar su vocabulario). Comparo a los dos personajes y me llaman la atención las similitudes: tiranos, vividores; ambos tenían harenes y ambos parecían muñecos, de tantos retoques. Y hasta tienen la misma mirada asesina.

¿Habrá llegado la primavera árabe a Italia? No, han sido los mercados.

Por cierto, he usado un buscador para la foto de Berlusconi. También salen chicas desnudas y hasta Kaká en su etapa en el Milán.

El día de la marmota griega

Muchos griegos aseguran estar atrapados en el tiempo. Que sus días se repiten y son iguales, pero que, al mismo tiempo, la situación en la que están encerrados es cada vez peor. Hoy la ‘troika’ vuelve a Atenas y creyendo que su primera reunión tendría lugar en el ministerio de finanzas, y a primera hora, muchos vecinos se han acercado a protestar. “Vuelven otra vez”, nos dicen. El bucle interminable de los tramos del rescate es su día de la marmota.

La última vez que estuve en Grecia, a finales de junio, el informe de la ‘troika’ era también clave, en aquella ocasión, para liberar el quinto tramo del rescate. Hoy, contrarreloj otra vez, la ‘troika’ tiene en sus manos dar un informe positivo a los donantes internacionales. Se liberaría así el sexto tramo del rescate, 8.000 millones de euros, con los que el gobierno podrá pagar los sueldos, las pensiones y las deudas de octubre. Respiro para un sólo mes más.

En la película “Atrapado en el tiempo” (“Groundhog Day”, 1993, ver post inaugural de este blog) Bill Murray contemplaba una y otra vez, aburrido, cómo tres señores engalanados escuchaban a una marmota y dictaminaban si la primavera llegaría pronto, o cuando toca. En Grecia, tres señores, los representantes de la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, escuchan cómo los mandatarios del país les explican sus esfuerzos por reducir el déficit, los costes y la estructura pública. La ‘troika’ escucha, debate entre sí y con sus superiores, y dictamina. Si el sexto tramo llega pronto, o en el límite, como suele ser habitual. Los griegos se dividen entre los que han tirado la toalla y se dedican a resistir cada día y los que protestan y se manifiestan intentando cambiar el curso de la situación, como Bill Murray intentando ligarse a la chica, intentando mejorar cada día, pero sabiendo de antemano lo que va a pasar.

Muchos de los que protestan aún no reconocen que el país era, o es aún, una especie de queso con muchos agujeros, y que unos se ven a simple vista desde fuera y otros no. Otros muchos sí son conscientes de que con cerca de un 60% de economía sumergida y la corrupción y el chanchullismo enraizados desde hace décadas, será muy difícil cambiar la situación en sólo unos meses. En cualquier caso, la confianza en el gobierno es nula. Se habla de referendum, de voto de confianza o elecciones anticipadas, pero la gente en la calle quiere trabajo y dinero. Se preguntan donde va el que les presta la comunidad internacional, o si la ‘troika’ va a explicarles cómo pagar los nuevos impuestos con un sueldo o pensión reducidos en un 40%. Cómo salir de su día de la marmota.

Esto eran un economista, un poeta, y un médico…

Parece el comienzo de un chiste, de esos de “esto eran un francés, un italiano y un español….”. Pero no. Esto eran un economista conservador, un poeta del partido socialista y un médico independiente salido de la nada. Todos portugueses, y aspirantes a presidir su país. El economista, Aníbal Cavaco Silva, ha ganado oficialmente y estrena segundo mandato. El poeta, Manuel Alegre, no ha ganado nada. El médico, Fernando Nobre, también gana: de cero a 600.000 votos en sus primeras elecciones. Gana más que el ganador, y es que Cavaco es presidente, pero con medio millón de votos menos que hace cinco años.

Y estos eran los ingredientes de un cóctel electoral al que hay que añadir mucha abstención, o si no, no funciona. Más del 53% de los electores se han quedado en casa.

Cavaco ha convivido durante los últimos años con un ejecutivo socialista, y está dispuesto a cambiarlo. A este matrimonio de conveniencia entre gobierno y presidente le esperan tiempos difíciles.

AlamoGoodBadUgly

El economista, el poeta y el médico. También suena a esa gran, gran película El bueno, el feo y el malo. Que conste que el orden de los factores tampoco aquí altera el producto, y que no me pronuncio sobre quién sería quién. Precisamente este año se cumplen 45 desde que se estrenara este clásico, cuya sinopsis, ojo al dato, dice así: “Los protagonistas son tres cazadores de recompensas que buscan un tesoro que ninguno de ellos puede encontrar sin la ayuda de los otros dos. Así que los tres colaboran entre sí, al menos en apariencia.”

¿Nos suena de algo? ¿Es una premonición sobre el estado actual del panorama político en Portugal? ¿Podrán nuestros protagonistas rescatar del rescate a su propio país? Una vez más, hasta ahí puedo leer.

Grecia, al límite: crónica desde Atenas

Ya han empezado las movilizaciones en Grecia, la tercera ronda. Militantes del sindicato comunista se han congregado en la Plaza Omonia, desde donde la manifestación marchará hasta el parlamento. Esta es la zona donde hubo enfrentamientos más duros en la última manifestación unitaria de los sindicatos. En este grupo hay sobre todo jóvenes, armados con palos y con cascos y gritan alto.
Protestas sindicales en Atenas (AFP).

Protestas sindicales en Atenas (AFP).

La policía ya ha comenzado a cortar algunas calles del centro, pero hace poco aun circulaba el trole y circulaban la mayoría de los taxis, que se suone que iban a parar hace media hora. El metro está cerrado.
La otra manifestación saldrá de Pedión Areos, un parque. La forman la GSEE, el sindicato afín al partido del primer ministro Papandreu, y el de los funcionarios, ADEDY. Ésta será más numerosa. Han preparado bien el trayecto, con megafonía, al menos, en la primera parte del recorrido.
Dicen que ningún otro partido distinto del socialista, el de Papandreu, podría aplicar medidas de ahorro tan duras: recortes de las pensiones, de los salarios de los funcionarios, subidas de impuestos y anulación de los convenios. Las protestas de hoy nos dirán si es factible que puedan aplicarse de verdad.