IBETI – Confianza

  • Menéame0

Serie IBETI

Autoras: Laura Gasca, Alejandra Merino, Ane Moreno y Leticia Román (Equipo VALPARAISO)

El término confianza se refiere a la opinión favorable en la que una persona o grupo es capaz de actuar de forma correcta en una determinada situación. La confianza es la seguridad que alguien tiene en otra persona o en algo. Es una cualidad propia de los seres vivos, especialmente los seres humanos, ya que aunque los animales la posean, estos lo hacen de forma instintiva, al contrario que los humanos, que confían conscientemente. Al ser algo que se hace consciente y voluntariamente, supone trabajo y esfuerzo conseguirla. A pesar de que sea costoso llegar a ella, se caracteriza por ser una emoción positiva.

DIMENSIONES DE LA CONFIANZA

La confianza posee tres dimensiones diferentes. En cuanto a la dimensión fisiológica,  nos referimos a los aspectos que afectan al organismo. Al estar relacionada la confianza con la felicidad, nuestra actividad fisiológica se manifiesta de manera similar en ambas, aumentando el ritmo cardiaco y el respiratorio.

La dimensión cognitiva se refiere a la capacidad que poseen los seres humanos para relacionarse, permitiendo así crear nuevas construcciones del conocimiento. Mediante la confianza en uno mismo, se favorece al rendimiento cognitivo y se consigue una mayor resolución de problemas. Los efectos cognitivos de la confianza, acarrean acciones positivas tanto para uno mismo como para los demás. Sigue leyendo

IBETI: Alegría

  • Menéame0

Serie IBETI

AUTORAS: Irati Aldaz Mujika, Amaia Arriarán Etxarri, Irati Garikano Mujika, Irati Karrera Arruti e Iratxe Pérez de Mendiguren

Según la definición del autor Johnmarshall Reeve la alegría es:

“[…] el sentimiento positivo que surge cuando la persona experimenta una atenuación en su estado de malestar, cuando consigue alguna meta u objetivo deseado (cuyo logro no necesariamente tiene que ser esperado), o cuando tenemos una experiencia estética (por ejemplo, la visión de un rostro agraciado o la contemplación de una bella escultura)”.1

Según Reeve, la alegría causa efectos en los siguientes aspectos fisiológicos: afecta a la actividad respiratoria y a la musculatura esqueletal; también influye en la actividad cardiovascular, en la actividad electrodérmica, y en la actividad endocrina.

La expresión de la alegría se acompaña fundamentalmente de los gestos faciales provenientes de los ojos y de los labios. En cuanto a la zona de los ojos, se elevan los pómulos y se estrecha la apertura palpebral (perteneciente o relativa a los párpados). En la zona de los labios destacan la elevación y retraimiento bilateral de la comisura labial así como la separación de los labios. Por otra parte, la expresión de alegría varía en función de la intensidad de la emoción: de más suave, con un gesto sonriente, hasta llegar a la carcajada, acompañada de diversos cambios posturales.

Las emociones positivas como la alegría actúan como señales que ayudan a recordar la información positiva. Cuando estamos bajo un estado emocional alegre, tendemos a ser más cautelosos porque queremos preservar este estado de ánimo, desatendiendo así la información negativa. Generalmente, las emociones positivas nos inducen a llevar a cabo conductas y actividades que nutren el gozo y el mantenimiento de este afecto.

Según Reeve las emociones como la alegría proporcionan muchos beneficios cognitivos:  “Además de los efectos sobre la memoria, aumenta la flexibilidad cognitiva, promoviendo una mayor ductilidad y amplitud en la organización y delimitación de las categorías mentales y facilitando así la génesis de soluciones creativas e innovadoras a los problemas.” Sigue leyendo

IBETI: Tristeza

  • Menéame0

Serie IBETI

Autores: Eukene Etxeberria, Olatz Mitxelena, Nagore Odriozola, Maria Otamendi, Mikel Rotaetxe, Irati Salsamendi (Equipo MOLLARRI)

Hablamos de tristeza cuando hablamos de uno de los 6 sentimientos básicos del ser humano, concretamente aquel sentimiento negativo caracterizado por un decaimiento en el estado de ánimo habitual de la persona, que se acompaña de una reducción significativa en su nivel de activación cognitiva y conductual, y cuya experiencia subjetiva oscila entre la congoja leve y la pena intensa propia del duelo o de la depresión.

DIMENSIÓN FISIOLÓGICA

En ocasiones, las emociones crean una serie de deficiencias físicas que afectan al sistema inmunológico. Estas son las principales correlaciones psico-fisiológicas que sufrimos cuando estamos tristes:

  • Actividad endocrina: sube el nivel de cortisol en la sangre.
  • Actividad cardiovascular: sube la frecuencia cardiaca, aumentándose así la presión diastólica y sistólica. El volumen sanguíneo disminuye y sin embargo, la resistencia vascular periférica aumenta.
  • Actividad electro dérmica: aumenta la conductancia de la piel.
  • Actividad respiratoria y de la musculatura esquelética: aumenta el tono muscular general, tenemos una mayor amplitud respiratoria con un ritmo estable.

DIMENSIÓN EXPRESIVA

  • Expresiones faciales: falta de expresión y el decaimiento general de las facciones, como por ejemplo, la inclinación descendente de las comisuras de la boca y el temblor de la misma, la inclinación de las cejas formando un semi-arco y el fruncimiento del entrecejo.
  • Expresiones corporales: el decaimiento de los hombros, mostrarse con las manos juntas y boca abajo…
  • Al estar triste también cambia la forma de hablar, pues, se habla más lentamente y con un volumen más bajo de voz del habitual. Sigue leyendo

IBETI – Emociones: una clasificación

  • Menéame0

Serie IBETI

Autores: Iosu Arriola, Josu Fernández, Imanol Larrea y Joseba Pascual                     (Equipo: Insurreccionistas Emocionales)

Para definir la emoción, hay unas palabras que todos los que la han estudiado las han tomado como base y, dependiendo del autor, hay matizaciones, ampliación de información etc. Todas coinciden en que la emoción es un estado afectivo, una respuesta del organismo ante una determinada situación mediante las diferentes dimensiones emocionales, que son la neurofisiológica, la expresiva, la comportamental y la cognitiva. Algunos autores inciden en que hay tres tipos de emociones: las primarias, como el miedo, la alegría o la tristeza; las de fondo, que son el entusiasmo y el desánimo; y las sociales, que son la vergüenza, el desprecio… En total, se asimilan como emociones básicas las siguientes ocho: miedo, sorpresa, aversión, ira, alegría tristeza, amor y vergüenza.

Se mencionan varios autores, entre los que se encuentra Daniel Goleman, el cual analiza, entre otras cosas, el poder de las emociones, capaces de hacer olvidar la individualidad de una persona para dar la incluso la vida por otra. Por otra parte, se hace referencia a la investigación no sólo psicológica, sino que también a la química y más a la física, que presta especial atención en las vibraciones que emiten las personas según sus emociones, las cuales hacen que todas las individualidades estén interconectadas a través de ellas.

Como se ha mencionado, hay cuatro dimensiones de la emoción: la neurofisiológica, la expresiva, la comportamental y la cognitiva.

La dimensión neurofisiológica trata sobre las respuestas involuntarias que tiene el cuerpo ante una determinada situación, lógicamente debido a una emoción. Dependiendo de la emoción, surgen diferentes respuestas, pero algunas son básicas para todas. Algunas de estas respuestas pueden ser el rubor, la sudoración, la taquicardia, la alteración de la respiración, de la presión sanguínea etcétera. Sigue leyendo

Emprendimiento: una visión hacia el futuro

  • Menéame0

Autora: Lorena Rodríguez Santamaría

Podemos llevar a cabo nuestros sueños, intentar lograr nuestras metas, dirigir nuestra vida y  ser los dueños de la misma. Se nos pueden ocurrir las ideas más estupendas y los proyectos más increíbles, pero es posible que todos ellos, simplemente se queden en algo efímero.  Sin acción, es como si todo ello jamás hubiese existido. Dar el primer paso y adoptar una postura emprendedora no solo significa formar  una nueva  actitud ante las diferentes circunstancias que nos plantea la vida, sino que  supone un cambio hacia el futuro y hacia la innovación.

Cuando alguien empieza un proyecto por su propia iniciativa, como bien explicaba el grupo de ex-estudiantes de la “Universidad de Deusto” (grupo formado por Txomin, Maite, Anaïs y Alex) puede encontrarse con infinidad de obstáculos para llegar más allá de donde ya ha llegado, y aunque se sienta solo en muchas ocasiones, es necesario programar la alarma de nuestro reloj y darse cuenta de que, existen programas como el de “Innovandis” o “Deustokabi”, cuyo fin es fomentar y despertar el comportamiento emprendedor de los estudiantes, tanto como brindarles su apoyo y formación en la mayor medida posible.

Este tipo de programas apoyan la idea de que el emprendedor es una persona con posibilidades de generar nuevas capacidades, bienes y servicios de forma creativa, metódica, ética, responsable y efectiva. Además  aseguran que este tipo de actividades ayudan a crecer como persona, esto es lo que fomenta que un individuo esté insatisfecho con lo que es y lo que ha logrado y como consecuencia de ello, a través de un sistema organizado de relaciones y la combinación de recursos que se orientan entorno a un determinado fin,  ayuden a alcanzar mayores logros y así, poder ser el verdadero protagonista de su propia historia. Sigue leyendo

IBETI: Emociones colectivas

  • Menéame0

Serie IBETI

 AUTORAS: Ohiana Bobillo, Ylenia Enríquez, Elisabeth Garciandia y
 Mariana Sbaraini Kapp

¿Debemos entender la inteligencia emocional como un fenómeno meramente individual?

En nuestra opinión, es posible pensar en inteligencia emocional también como un fenómeno grupal. Como explican Vanessa Druskat y Steven B. Wolff, “existen grupos emocionalmente inteligentes de la misma manera que existen individuos emocionalmente inteligentes”.

La emocionalidad es una capacidad propia del ser humano y por ello, entendemos, que un grupo de personas también posee dicha capacidad. Un grupo de personas puede reír, llorar, alegrarse o avergonzarse del mismo modo que una única persona ríe, llora, se alegrarse y avergüenza a nivel individual.

Definiremos las emociones colectivas desde dos perspectivas: 1) entendiendo la emoción colectiva, como aquella emoción que prevalece en un grupo; y 2) entendiéndola  como sentimiento de una persona o varias personas hacia  otra persona o grupo. Sigue leyendo

IBETI: Su presentación

  • Menéame0

Hace unos días nos dejó Iñaki Beti y algunos de sus alumnos nos quedamos un poco huérfanos, pero solo un poco. Digo esto porque nos dejó sus conocimientos, sus reflexiones, sus ideas, su recuerdo, sus ilusiones y fruto de todo ello viene a ser la serie IBETI.

Esta serie de post es el resultado del trabajo de los alumnos de 3º del Grado en Comunicación de la Universidad de Deusto que cursan la asignatura de Comunicación Interpersonal en castellano. Esta asignatura fue iniciada por el Doctor Iñaki Beti, junto con la Doctora Pilar Rodríguez que la dicta en inglés, y en ella introdujo el concepto y los contenidos referentes a la Inteligencia Emocional. Concepto y desarrollo innovador en las aulas universitarias y que este profesor manejaba desde sus comienzos; de hecho, fue a la primera persona de la que oí hablar de ello en la Universidad, concretamente en los cursos de doctorado.

Con el arranque de la asignatura, y con el posterior cambio de profesor, que tengo que decir que me correspondió a mí y que fue la mejor herencia que Iñaki me pudo dejar, los alumnos se entregaron al mundo de las emociones tanto en su entronque con la Comunicación así como con las implicaciones que tenían para su propio desarrollo personal y también con su entorno social. Fruto de ese trabajo han sido una serie de informes realizados por los propios alumnos que nos proponemos presentarles en la serie IBETI. Sigue leyendo

Responsabilidad Social Corporativa: implicaciones para las organizaciones y para la comunicación

  • Menéame0

Autora: Joana Frigerio

En la clase de Fundamentos de Organización de Empresas del pasado lunes, 26 de febrero, recibimos a Yovanni Castro Nieto – PhD en Economía y Dirección de Empresas por la Universidad de Deusto. Yovanni impartió una charla sobre RSC (Responsabilidad Social Corporativa) exponiendo, a través de reflexiones con los alumnos, los conceptos, las dimensiones y las perspectivas que engloban la RSC. Ante todo sintetizaré las principales ideas de la exposición, asimismo haré una breve reflexión personal sobre el tema y por ultimo citaré empresas comprometidas con la RSC en la CAPV.

La corporación es una institución cuyo principal objetivo es el beneficio económico de sus propietarios. Es la institución dominante en la actualidad y su máxima paradoja es: tiene la capacidad de generar riqueza y a la vez causar daños a la sociedad. En otras palabras, la organización genera empleo  y servicios a la comunidad, pero  a costa de la mala explotación de los recursos naturales y de la mano de obra barata en países lejanos −la explotación del COLTAN en la RD del Congo es un claro ejemplo. La solución a esa paradoja desde el punto de vista de la RSC es la generación de riqueza por medios sostenibles y socialmente responsables.

Una perspectiva que ayuda a la hora de entender una organización es pensar que es formada por seres humanos. Al contrario de ser una institución aislada, su funcionamiento es posible gracias a las personas que trabajan en ella, en los diferentes niveles de jerarquía. Como los seres humanos, ninguna empresa es perfecta, existen principios distintos que rigen cada una de las empresas, configurando así, su manera de actuar ante la sociedad. Luego podemos encontrar empresas más responsables y empresas que no están implicadas socialmente y que son capaces de cualquier actitud para cumplir sus objetivos a corto plazo. Sigue leyendo

Bases para establecer una buena relación de pareja sana y con amor

  • Menéame0

2012-03-30 03h52_11

Por Itsaso Benavente

En algún punto de nuestra vida, todos nos hemos encontrado ante una relación que aprecias y admiras pero en la que algo falla, a veces no sabes lo qué es, pero en otras lo intuyes: la comunicación. El principio de toda relación.

Estas líneas están dedicadas a todas aquellas personas que aman, intentan amar, se dejan amar o quieren dejarse amar y no pueden.  Están enamorados/as de su pareja y ponen todos los medios para que esta salga adelante.

Estas palabras pretenden re-orientar a las personas que están cansadas de luchar o que inician una nueva  y sienten que esa persona es la correcta. Nunca es tarde para establecer unas bases sólidas bajo las que forjar una buena relación y dar ejemplo a los más jóvenes.

Sentar unas buenas bases en cualquier relación y en especial las de pareja te llevará a un apoyo constante a lo largo de tu vida y a un amor que perdurará en el tiempo. Ese amor hará que en muchas ocasiones creas en ti y lleves adelante todos tus proyectos.

¿Por qué he escrito esto?

Sentí la necesidad de escribir estas líneas porque llegado un punto en cualquier relación humana el lenguaje no verbal y verbal es la base del éxito de éstas y siempre hay que luchar por lo que uno ama y no centrarse en aquello que uno teme.

Bases para establecer una buena relación de pareja sana y con amor: Sigue leyendo

LA SUERTE Y LA VIDA ….EMOCIONAL

  • Menéame0

2012-03-20 04h00_40

Por Javire Bárez

Tenía la intención de reiniciar este proceso de escritura bloguera con un tema de lo más actual e interesante y de vital trascendencia en las realidades sociales de estos nuestros días. El desempleo entre las personas mayores de 45 años.

Sin embargo, lo dejo para el próximo post,  porque el pasado viernes  me ocurrieron un par de cosas bonitas y ¿extraordinarias? y me gustaría compartir las sensaciones y emociones agradables que me hicieron sentir.

Cuando volvía caminado hacia mi casa, después de salir del trabajo, contento porque llevaba en la cabeza una buena idea,  una preciosa mariposa con su libre y alegre vuelo quiso acompañarme durante unos metros anunciándome la cercanía de la primavera y haciendo que en mi cara se dibujara una amplia sonrisa y percibiera una intensa alegría,.

Me dio por reflexionar, al tiempo que inspiraba profundamente,  cómo cualquier pequeño detalle que sucede en nuestras vidas, por insignificante que sea, puede estimular una emoción agradable y vivir ese momento intensamente. Me recordó la importancia del concepto emocional  “atención plena”. Sigue leyendo