Que es la empatía y como cultivarla

  • Menéame0

Estoy convencido de que la empatía nos hace mejores personas y hace mejor a una sociedad. En las últimas semanas no paro de constatar la influencia que tiene la empatía, o la falta de empatía, en muchos aspectos de la vida.

¿A qué nos referimos cuanfomentar-Empatiado hablamos de empatía? La empatía no es otra cosa que “la habilidad para estar conscientes de: reconocer, comprender y apreciar los sentimientos de los demás. En otras palabras, el ser empáticos es el ser capaces de “leer” emocionalmente a las personas. Por lo tanto se trata de una habilidad fundamental en las relaciones interpersonales. En la medida que podamos apreciar los sentimientos y necesidades de los demás, podremos desplegar comportamientos como el compromiso, el afecto o la sensibilidad.

Si existen déficits en esta capacidad de Sigue leyendo

Mi pequeño homenaje

  • Menéame0

ingenieroa humanosticaCasualidades de la vida, me encontraba yo en Madrid, a punto de iniciar una sesión de trabajo, cuando me llega un mensaje al móvil: “Mi Aita ha muerto”.

Sentimientos difíciles de explicar, entre pena y sorpresa, perplejidad e incredulidad, como en muchas ocasiones ocurre cuando te comunican una noticia de este calibre, esa que no esperas, que tal vez por lejana, ni siquiera te planteas.

Casualidad también, que me encuentro en plena inmersión del libro “Ingeniería Humanística”, que junto a su hijo, mi querido amigo Tomas, escribió hace muchos años ya pero que curiosamente, aún me sigue pareciendo de total actualidad en muchas de las cosas que dice y muy acertado en algunos de sus vaticinios.

No lo conocí personalmente, sólo a Sigue leyendo

Cuando la inteligencia es emocional

  • Menéame0

IE

El 22 de octubre asistí al evento “Conversaciones en ikasHUB: Cuando la Inteligencia es Emocional”, que tenía como invitada a Sonsoles Castrillo, psicóloga y socia co-fundadora de la Asociación Consorcio de Inteligencia Emocional (CIE), asociación en la que yo formo parte de la Junta Directiva. El evento estaba organizado por ikasHUB, un co-learning lab y un co-working café que animo a visitar; está situado en Barrainkua 9 (Bilbao). Voy a compartir aquí algunas reflexiones a partir de la charla, ya que llevo mucho tiempo interesada en el tema de la Inteligencia Emocional (IE). 

Sonsoles presentó una definición que solemos manejar habitualmente en los cursos Rogelio y yo y que es de Pablo Fernández-Berrocal: “habilidad para percibir, comprender, asimilar y regular las emociones propias y la de los demás“. La IE tiene que ver con la inteligencia intrapersonal y la interpersonal, en términos de la teoría de las inteligencias múltiples (Howard Gardner). Nosotros también solemos utilizar otra definición: “unión de razón y emoción en todos los procesos mentales“. Recientemente he leído una frase firmada por Ona Daurada que decía: “por la razón, dejamos de ser animales; por la emoción, dejamos de ser máquinas“. Se trata de pensar, decidir y actuar escuchando a nuestra cabeza y a nuestro corazón. Habrá momentos en que tengamos que seguir más a uno o a otro pero no vamos a poder ‘amordazar’ ni a una ni a otro. Una de las personas asistentes al evento comentaba que tenía un trabajo muy creativo y que daba rienda suelta a sus emociones pero que su espontaneidad e impulsividad le causaban muchos problemas y a ver qué debía hacer… En mi opinión, lo único que puede hacer es aprender a unir razón y emoción sin dejar que una ‘voz’ tape a la otra, discerniendo qué debe primar en cada momento y situación para que sea bueno para ella y para los demás. ¿Cómo? Por el autoconocimiento, observándose y analizando su vida, sus acciones y sus decisiones; y observando y analizando lo que éstas provocan en los demás.

Una de las grandes ventajas de trabajar el tema de la IE es que sirve tanto para la vida personal como para la profesional. Una buena IE ayuda a superar problemas y dificultades y a tener un mejor estado de salud. Como señalaba Antonio Cano Vindel, catedrático de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la SEAS (Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés) en una entrevista a Infocop, “se sabe que las personas con una mejor inteligencia emocional tienen mejor salud, menos síntomas y desórdenes emocionales. Por lo tanto, la inteligencia emocional puede ayudar a prevenir y reducir la prevalencia de los desórdenes emocionales de manera más eficaz y eficiente que el tratamiento farmacológico habitual de Atención Primaria”.

Una de las preguntas de los asistentes, que es habitual cuando se habla de estos temas, fue cómo se puede desarrollar la IE, qué herramientas se pueden utilizar. En mi opinión, el desarrollo de la IE no es una cuestión de técnicas o herramientas sino un proceso, el de conocerse y desarrollarse uno mismo para así llegar a otros. Por supuesto que hay ejercicios o técnicas que podemos utilizar para separar la respuesta del estímulo que para nosotros es relevante; pero es algo que vamos a desarrollar únicamente con la práctica y la reflexión. La sabiduría popular, por ejemplo, nos da una recomendación muy buena para no dejarnos llevar por la ira… “Cuenta hasta diez” antes de reaccionar,,, o cien o mil… Sonsoles contó una anécdota de un profesor suyo que se ponía muy nervioso y decía en alto: “1, 2, 3 yo me calmaré… 4, 5, 6 todos lo veréis”. Reconocer es un paso fundamental… Normalmente, verbalizar la emoción que sentimos ayuda a regularla. Hay un ejercicio que solemos sugerir en los cursos que sirve para desarrollar la IE. Es muy bueno llevar un diario emocional que consiste en apuntar a diario, al menos durante 21 días seguidos que es el tiempo mínimo para adquirir/cambiar un hábito, dos emociones agradables y la situación que las provoca. Es muy importante llevar por escrito el diario. Deben ser emociones agradables porque se trata de desarrollar la sensibilidad, cambiar la mirada y enfocarnos en aquello que nos ayuda. Al pricipio nos puede costar definir la emoción sentida. Eso se debe a que por lo general no tenemos desarrollado un lenguaje emocional, pero con el tiempo vamos atinando mejor. Puede ocurrir que algún día no encontremos dos emociones agradables. En ese caso viene bien revisar lo anotado.

 

En la charla tomé nota sobre un libro de Roberto Aguado (Es emocionante saber emocionarse, Madrid, Editorial EOS, 2014) que será una de mis próximas lecturas. Me intrigó que añade 4 emociones básicas: culpa, curiosidad, admiración y seguridad. Ya lo comentaré en otra entrada. 

Para terminar… un cuento zen sobre el cielo y el infierno

Estabilidad y cambio por Richard Erskine PhD

  • Menéame0

buendiario-Tierna-galeria-muestra-similitudes-padres-hijos3

Hace ya tres años, en 2011, tuve el placer de traducir el discurso de apertura del psicólogo Richard Erskine en el 36º Congreso Internacional de Análisis Transaccional. El título del congreso era El Desafío de Crecer. En esta escuela se trabaja tanto en psicoterapia como en contextos como el empresarial o el educativo, y en todos ellos, crecer es un desafío. Hoy me gustaría compartir con ustedes las reflexiones del Dr. Erskine sobre esta paradoja, sobre el deseo de crecer y la necesidad de continuidad.

Sabemos que las personas necesitamos estructuras, no podemos vivir sin ellas, principalmente porque nos ofrecen seguridad, nos ofrecen la capacidad de predecir el mundo. Nuestra relaciones, nuestros hábitos, nuestros viejos modos nos ofrecen esa estructura y crecer se convierte en algo desagradable porque casi se convierten en una segunda naturaleza para nosotros. Los seres humanos nos esforzamos en mantener un sentido de estructura psicológica y anhelamos la sensación de consistencia que provoca en nosotros, hasta el punto de ser una de las motivaciones principales que determinan nuestras respuestas a cualquier situación vital. Crecer es desafiante porque se resume en el incómodo proceso de desafiar el equilibrio, y de dejar de confiar en que los comportamientos, actitudes, y emociones a las que estamos acostumbrados nos sirvan para seguir prediciendo el mundo. Sigue leyendo

¿No es tiempo de trascender la Inteligencia Emocional?

  • Menéame0

“Ya es tiempo de trascender la Inteligencia Emocional.” Esta frase, este pensamiento se lo oí hace unos días a David Alvear, de Baraka, en una clase de meditación, me dio mucho que pensar y concluyo que estoy completamente de acuerdo con él.

Llevo años tratando el tema de la Inteligencia Emocional, que surge como tal allá por los albores de los noventa gracias a Mayer, Salovey, Goleman, Bar-On y otros muchos, destacando a Rafael Bisquerra en el Estado. Desde los noventa que se define como tal pero que no ha trascendido mucho de la identificación, del etiquetaje, lo ha hecho poco en cuanto a los avaneces en metodologías para la comprensión y considero que Sigue leyendo

Cómo me duele tu amor: emociones sanas para querernos bien

  • Menéame0

El amor, a veces, duele. Bueno, en realidad, duele casi siempre. De lo que trata este post es de dar un paso más del que en su día avanzó Arantza Echaniz en este mismo blog con su post “Te amo…pero soy feliz sin ti” cuya lectura recomiendo.

Amarte duele

Amarte duele

¿Cual es la línea de dolor que no debemos atravesar?

¿Cuando hay que decir no al amor porque daña?

¿Cómo se quiere de manera sana?

Pronto se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género en la cual el CIE se suma al Foro por la Igualdad de Emakunde con una jornada de reflexión participativa con este mismo título: “Cómo me duele tu amor: emociones sanas para querernos bien”. Si quereis participar pinchad aquí, es gratuita.

La vinculación del amor nos une a Sigue leyendo

La búsqueda, el mapa como paradigma

  • Menéame0

Sigo divagando sobre mapas, en pleno auge de la filosofía Design Thinking”, me gusta la forma en la que un dibujo más o menos elaborado es capaz de captar y reflejar las relaciones en un determinado espacio geográfico o de cualquier otro tipo, una instantánea que tiene el poder de detener el tiempo y servirnos de referencia para imaginar y completar lo que acontece entre sus líneas, sus márgenes. Ya os hablaba de ello en ¿De verdad necesitamos un mapa?

La idea de fondo es que el mapa crea la realidad, determina el rumbo, la búsqueda. De igual forma que los paradigmas, las hipótesis en el método científico, las teorías y creencias clave que tenemos sobre la realidad que nos rodea, son las que nos hacen movernos en una o en otra dirección, el mapa nos guía en ese camino. Las preguntas que nos hacemos condicionan la forma en la que buscamos la respuesta a un problema, el mapa nos sirve de Sigue leyendo

cabecera_inteligenciaemocional.jpg

Respuestas correctas ¿a preguntas erróneas?

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

Hemos hablado ya en este foro en contadas ocasiones sobre el concepto subjetivo que tenemos de la realidad. Esta semana, a raíz de algunas conversaciones que me han llevado a cuestionar (y a cuestionarme) esa idea de realidad que cada uno tenemos,  y en base al cual nos comportamos, y de un vídeo que adjunto al término de este post, que encarecidamente te animo a que lo veas, me apetece volver a bucear en esta idea.

¿Me acompañas?

Te anticipo la conclusión en estado beta (es decir, en construcción, abierto a aportaciones, y por tanto a cualquier tipo de cambio constructivo):

“Si las preguntas determinan el marco de atención y definición de nuestra realidad, y teniendo en cuenta que las respuestas son importantes… Tener respuestas correctas a preguntas o marcos de realidad erróneos difícilmente mejorará nuestra realidad”.

Partimos de la premisa de que la realidad no es ni una, ni única, ni objetiva. Sino que básicamente, depende de cómo se mire, de dónde se mire, y qué nos empeñemos en ver. (Puedes ver pinchando aquí un post anterior en el que abordé esta idea). Como bien dice la sabiduría popular Sigue leyendo

La curación por el espíritu: el enfoque positivo de S. Zweig

  • Menéame0

Leer a Stefan Zweig me sigue emocionando. “Momentos estelares de la humanidad” es uno de mis libros favoritos, imprescindible para conocer y entender la historia del ser humano a través de unos pocos hitos. La biografía de Fouché me parece un magnífico relato sobre un dieciochesco animal político que sacrificó todo en el altar del poder. Ni el dinero ni el estatus eran sus principales motivaciones, sino algo mucho más simple: la ambición de Poder, el Poder por el poder.

Este verano (que lejos queda…) tuve la oportunidad de volver a Zweig. En este caso, “La curación por el espíritu”, libro que dedicó a Einstein en 1.931, en el que expone el pensamiento y la evolución de tres personalidades que desarrollaron métodos de “curación psíquica”: Franz Anton Mesmer (sugestión y refuerzo de la voluntad de sanar), Mary Baker-Eddy (Christian Science) y el psicoanálisis de Sigmund Freud. También –como no podía ser de otra forma- nos deja entrever su Sigue leyendo

Prospectiva de las emociones

  • Menéame0

emociones-durante-el-embarazo2En este post quiero compartir y soltar una idea que me da vueltas en la cabeza desde algún tiempo, es un pensar en alto, un borrador inicial que someto a vuestro juicio y opinión para ver si tiene sentido y si lo tiene, cómo puede tomar forma, por eso tal vez éste no sea un post muy estructurado.

Tal como indica el título se trata de la posibilidad de hacer prospectiva de las emociones.

Si la prospectiva consiste en una investigación sobre el futuro, estudiar y predecir futuros posibles, probables y preferidos, ¿cómo podemos usar el pensamiento sobre el futuro para predecir qué tipo de emociones se experimentarán y regirán la vida de nuestra sociedad futura?.

Pero quizás antes haya que responder a la pregunta Sigue leyendo