¿ANALFABETISMO EMOCIONAL?

  • Menéame0

Por Jon Berastegi

Vivimos en una Sociedad que le cuesta enormemente expresar sus sentimientos e incluso comprenderlos. Cuando impartimos un curso a los educadores de diferentes centros, les pedimos que piensen en un acontecimiento reciente en sus vidas y que expresen las emociones que han rodeado a ese acontecimiento, y a muchos les resulta muy difícil poner el nombre a ese cúmulo de emociones.

Por ello, El analfabetismo emocional en nuestra sociedad se está manifestando de formas muy llamativas en estos últimos días, así como: Ansiedad, violencia, estrés, anorexia, bulimia, consumo de drogas,…

  

Aquí comienza la dura batalla de la Educación Emocional, ya que uno de los principales objetivos de la Educación Emocional es el desarrollo integral del alumn@, con el fin de que esté listo para afrontar las situaciones cotidianas y promueva actitudes y emociones positivas en su vida. Dichas emociones, le ayudarán y le enseñarán a lo largo de la senda del bienestar social y personal.

Para ello la Educación Emocional, desde el modelo de Rafael Bisquerra, pretende el desarrollo de diferentes competencias , es decir, el entrenamiento de las competencias emocionales.

Pero aunque la Educación Emocional teóricamente tenga espacio en el actual Sistema Educativo, su puesta en práctica es una asignatura pendiente. Ya que en el proceso de enseñanza-aprendizaje prevalece la razón teórica y la instrumental, con menor atención al aspecto emocional.

Al considerarse la Educación Emocional, tan novedosa, ha situado a l@s educador@s de los Centros de Guipúzcoa frente a un reto. Por lo que Sycom y sus profesionales, con la ayuda esencial de la Diputación Foral de Guipúzcoa, aúnan esfuerzos, satisfacción e ilusión para formar a los educadores en esta materia, para luego convertirse en formadores de sus alumn@s.

Para finalizar, me gustaría enfatizar que la mejor forma de aprender algo es enseñándolo a los demás, por ello la mejor forma de aprender sobre Educación Emocional es enseñándolo a los demás. Por todo ello he de agradecer a l@s educador@s de los diferentes centros en los que nos han recibido y nos han cuidado tan gratamente. Gracias. Hasta la semana que viene.

¿Serías capaz de escribir una situación cotidiana y nombrar las emociones que en ella han surgido?¿Cuántas emociones sois capaz de nombrar? ¡Intentarlo¡.

23 pensamientos en “¿ANALFABETISMO EMOCIONAL?

  1. Endeer

    ¡Hey! No está mal este blog. ¡Tenéis artículos muy sugerentes!
    Yo soy sólo un curioso, no trabajo en educación ni nada por el estilo, pero me gusta leer estos artículos sobre cómo deberíamos comportarnos unos con otros.
    Hace falta más comprensión y compasión, por todo el mundo, y yo creo que eso pasa por tratar de entender cómo se sienten los demás.
    Da gusto que nos vayamos concienciando de lo importante que es. ¡Ánimo!

    Responder
  2. Ines

    Después de leer el artículo e intentar poner nombre a mis emociones, me he dado cuenta, que no es tan fácil como pensaba en un principio, algunas las nombro con facilidad como alegría, tristeza, miedo, rabia, pero hay otras como curiosidad, afecto, lealtad y otras muchas que no sabría clasificarlas como emociones o sentimientos, por eso creo que nos hace mucha falta la educación emocional, para aparte de saber diferenciar las emociones y los sentimientos aprender a expresarlos y comprenderlos.

    Responder
  3. juan

    La emoción que siento en estos momentos es desazón, inquietud y me siento un poco perplejo. El motivo no es el artículo, del que comparto la mayoría de las cosas. Y digo que comparto casi todo porque lo que me ha causado estas emmociones es esto @@@@@. Me extraña que se utilice esto, porque no es una palabra, ni una letra, sino un símbolo que no significa femenino/masculino, hombre/mujer, macho/hembra… o significa nada. Por lo demás sí que creo necesaria la educación emocinal para los más pequeños, desde la infancia. Con los años, pienso que existen otros ámbitos donde poder desarrollarla, como por ejemplo, la empresa o el desarrollo personal. Piensos que los años también van dando una “sabiduría” que muchos llaman inteligencia emocional. Seguiremos hablando

    Responder
  4. aitor

    Yo también soy otro salsero en este nuevo blog. Pero lo he encontrado de casualidad, no está muy publicitado!!!. Respecto a esto de las emociones, qué “chungo” es esto no? Emoción que es los sustantivos que utilizamos o que? No entiendo nada, si alguien me puede ayudar…

    Responder
  5. JON

    Eso es lo que nos pasa Aitor, que nos cuesta mucho expresar las emociones que sentimos verbalmente, ya que coorporalmente lo hacemos más fácil. Cuando estamos felices nos reímos, saltamos, nos besamos, nos abrazamos… cuando estamos enfadados, amenazamos con los brazos, nos ponemos rígidos, pegamos, insultamos, amenazamos,… pero cuantas veces le decimos a la persona que queremos, TE QUIERO, o cuando estamos enfadados cuando decimos “ESTOY ENFADADO”… La conexión de expresar los sentimientos de manera corporal y verbal, el logro de ese equilibrio es la fundamentación de la Inteligencia Emocional. Pruebalo AITOR. Gracias por escribir

    Responder
  6. izaskun

    rabia, cariño,… me he quedado bloqueada. Me he dado cuenta de lo difícil que es poner nombre a lo que siento, o por lo menos de expresar eso que llevo dentro. Además me gustaría que me ayudaran a aprender a expresar verbalmente mis emociones y no gritando como loca como hago habitualmente. Se puede llegar a aprender eso? Espero que en los próximos artículos trates este tema que tanto me interesa y que creo que más presonas también lo necesitan.

    Responder
  7. Rosa.

    He leído con esperanza este artículo, tal vez porque le precedió la lectura inmediata de otros del blog y uno se carga de esa energía positiva al pensar que personas, instituciones y hasta la misma Diputación apuestan por el tema. Las grandes obras exigen de tiempo y esfuerzo, pero no son imposibles y yo creo que estamos ante una idea grande, cuyo éxito está en nuestras manos: educadores, padres,… ciudadanos todos.

    Responder
  8. mariaje

    Soy una mujer de 57 años, y me considero una persona muy positiva, y aunque en estos últimos años he tenido más cuestas hacia arriba que nunca, gracias al sentido del humor y mi alegría he conseguido superar todas las inclemencias del camino. Y esto lo estoy conseguiendo gracias a practicar la Inteligencia emocional, y sobre todo a conocerme a mi misma y intentar comprender y ayudar a los demás. Qué bonito sería que nuestros hijos hubiesen aprendido antes lo relacionado con el mundo emocional, ya que de adulto eres consciente, de lo importante que es. Gracias por tu artículo.

    Responder
  9. Aitziber

    Gracias por el artículo Jon, pero considero importante matizar cierta idea. Supongo que desarrollar un espacio emocionalmente inteligente no implica vivir sin problemas ¿no?. Me parece interesante lo que ha comentando Mariaje, es decir, dado que estamos constantemente expuestos conflictos, la educación emocional consistiría en aprender a afrontar las situaciones de la forma más adaptativa y positiva posible.¡Que no es poco!

    Responder
  10. mariaje

    Hola a todos otra vez, soy mariaje y escribo un mensaje de agradecimiento a Aitziber, ya que siendo madre y una persona iniciandose en este mundo tecnológico me hace mucha ilusión que se tengan en cuenta mis opiniones. Este mundo de las emociones me ha hecho pasar buenos y malos momentos pero todos ellos han sido útiles. Espero seguir aprendiendo con todos vosotros. Gracias

    Responder
  11. Samuel

    Buenas tardes a todos los que escribis opiniones en este blog. Me gustaría decirte Jon, que este último artículo no me ha enganchado tanto como el anterior, sobre todo porque parece que nuestro vocabulario emocional es muy escaso.Discrepo enérgicamente, ya que desde pequeño en mi familia se ha tratado mucho la expresión verbal de las emociones. Agur

    Responder
  12. Iñaki Jiménez

    Las empresas cada vez demandan más cualidades de personas que resultados académicos. Y los profes, ¿cómo los medimos? Actualmente no tenemos ninguna herramienta que nos sirva para ‘medir’ las capacidades emocionales de las personas con lo que nuestros boletines de notas se quedan ‘cojos’. Creo que deberíamos intentar plasmar en los boletines de notas algo más que los resultados académicos. Podría darse la circunstancia de que un alumno suspende en conocimientos y luego es una bellísima persona, con un perfil ideal para muchos puestos de trabajo.

    Aquí tenemos un área de mejora que influiría en la Calidad (tan de moda últimamente).

    Responder
  13. AUTOR

    Gracias a todos los lectores y sobre todo a los escritores!. Me gustaría responder a todas las preguntas, pero voy a centrarme en dos ideas que me gustaría subrayar. La primera es que la familia ha sido la primera y los será en educar emocionalmente a sus hijos, como no! Pero es que hoy en día LA FAMILIA como tal está en riesgo. Y la segunda, sobre los métodos de evaluación d elas emociones, exiten varias herramientas para medir, sobre todo cualitativas, y s´´i hay un espacio para evaluar las conductas emocionales, en los contenidos actitudinales, pero… la atención que les damos es escasa. Mila esker

    Responder
  14. Perez Herrera

    Saludos,ustedes, la mayoria de los que me han antecedido en estas notas son españoles y esa es la base de nuestra cultura de origen y en verdad nos cuesta trabajo administrar las emociones, una parte importante para lograrlo, es saber definir los estados de animos, pero no crean que la familia esta en peligro, como alguien dijo en este debate de ideas, lo que han cambiado son los acontecimientos y si necesitamos comprender el mundo necesitamos cambiar nuestros patrones de como lo vemos,recordemos que el valor de lo que ocurre se lo da usted y eso es su patrimonio,dele buen valor o no evalue y deja de dañarte pues siempre que critiques,te disguste,en fin te emociones de modo negativo estas perdiendo salud.
    Vi morir de cancer una mujer meses despues de haber recibido con alegria exagerada a una hija que hacia 20 años que no veía.Las emociones dan ordenes bioquimicas que no responden a voluntades humanas cuando se desencadenan. un beso grande para todos Perez H.

    Responder
  15. jotabe

    Enhorabuena a todos por esta genial idea de publicar comentarios, ahí va el mío…”Si toda la vida la has pasado templando gaitas y disfrutando del cariño de la gente, ¿qué hacer cuando tus mejores amigos se han convertido en auténticos cafres que absolutamente todo lo saben y Dios puede ser tranquilamente su criado y una y otra vez te ridiculizan, minusvaloran, ningunean, castran, silencian….y va creciendo un magma cuasi volcanico de primero: perplejidad,silencio,dolor, incapacidad de respuesta, soledad, sensación de ridículo….y crece luego: rabia, impotencia, ira, hipocresia, mentira, más rabia y cada vez más desconfianza, frío y lejanía?

    Responder
  16. AUTOR

    Escribo estas últimas líneas de agradecimiento a todos los escritores en este bolg, por dotarnos de mágicas palabras llenas de sensatez y emociones. Os espero en los próximos artículos con muchísimas ganas y con deseos de hacerso llegar todo el conocimiento y emociónes que poseo. Gracias de corazón JON.

    Responder
  17. Martha Goicochea Duclós

    El analfabetismo emocional en nuestra sociedad se está manifestando de formas muy llamativas en estos últimos días, así como: Ansiedad, violencia, estrés, anorexia, bulimia, consumo de drogas,… Que manera más creativa de mencionar todo lo que está aquejando a nuestra sociedad y si que tenemos mucho trabajo por hacer , sobre todo empezar por llenar el espacio vacío que hay en el corazón del hombre y que solo puede ser llenado por su CREADOR

    Hasta pronto

    Responder
  18. MARY ANGELICA APARCEDO

    la verdad de tanto escuchar esta frase en uncanal tele,me di a la tarea de buscar tratar de que se trata y es que si a veces nosotros no sabemos como desifrar nuestras emociones ,seguire primero revisando todo lo necesario y luego dare un mas amplio comentario,pero esta super interesante y me gusta..

    Responder
  19. Jesús

    Acudi a una charla psicologica sobre la inteligencia emocional y me parecio interesante. Creo que para mejorar nuestra relación con los demás nos esta faltando empatia personal. Que muy pocas personas la tienen.Me parece que en la escuela se debe educar a los niños y las niñas en las emociones. Por les va a permitir integrarse mejor a la sociedad.

    Responder
  20. Alejandra Sagaón Cervera

    Estoy realmente involucrada con la educación social y emocional. Por lo tanto su artículo no solo me parece bueno sino necesario. Ya es momento en que hagamos algo por mejorar la calidad de vida de los humanos. Los invito a visitar la pagina http://www.paths.com.mx Es un programa de educación social y emocional para niños entre 5 y 12 años. Gracias

    Responder
  21. Marta

    Es verdad que en el mundo en que nos ha tocado vivir, las emociones y los sentimientos han pasado casi al olvido. Pocas veces utilizamos la filosofía de tratar a los demás como nos gusta que nos traten a nosotros. Si fuesemos capaces, el mundo sería otro completamente distinto. En nuestras relaciones interpersonales tampoco somos capaces de expresar nuestras emociones de manera que sean un puente seguro con las emociones de la persona que tenemos enfrente, y esto sirve para cualquier tipo de relación. generalmente por falta de cuidados emocionales, las relaciones se deterioran y terminan. Esperemos que todo mejore en este terreno, lo necesitamos mucho más que otras cosas superfluas y frivolas que sólo nos sirven para vivir instalados en un sistema también frivolo y vanal, que sólo nos poduce hastío, y nos vuelve esclavos de unas necesidades absolutamente innecesarias, y donde principios como la solidaridad o la compasión por los más débiles brillan por su ausencia.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>