Regulación Emocional (1ª parte)

  • Menéame0

Por Xurdana Imatz Larrocea

 

No puedes evitar que los pájaros de la tristeza vuelen
sobre ti, pero debes evitar que aniden en tu cabello’.
Proverbio chino

 

Algo común en todos nosotros, y lo veo repetidamente en las clases, es que tenemos la falsa creencia de que regular es reprimir una emoción, no sentirla. Pero no es así. Regular significa dirigir las emociones, no evitarlas. Hay un matiz importante en esa aclaración.

  

Si REGULO, significa que soy consciente (1º competencia emocional) , que acepto lo que siento, pero que no me dejo llevar por ella (no soy impulsivo); en cambio si lo EVITO niego racionalmente lo que siento, aunque mi cuerpo lo sienta.

Una cita de Aristóteles dice: “Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”. Y eso es exactamente la regulación emocional.

No seria acertado pensar que desarrollando esta competencia dejaremos de enfadarnos, de estar tristes, de tener miedo,… Lo que sería acertado sería afirmar que dirigiré mi emoción y que no me dejaré llevar por ella.

9 pensamientos en “Regulación Emocional (1ª parte)

  1. Gotzon

    Hola Xurdana, sí, está bien traído. Elegir, ser dueño de tu respuesta, en lugar de dejarte llevar por un calentón.

    Suena muy bien, y resulta más complicado cuando hemos crecido entre la represión emocional y el desbordamiento emocional. Aunque pueden parecer cosas bien distintas, para mi que no son sino las dos caras de la misma prehistoria emocional en la que estábamos anclados ¿no?

    Responder
  2. Karmele

    Me ha gustado mucho la cita de Aristóteles, pero tal como dice en ella, a mi me resulta muy difícil, cuando estoy enfadada, poder manejar mi emoción y no dejarme llevar por ella, primero intento calmarme, luego pienso, que no me tiene que afectar tanto, pero llega un momento que, cuando la otra persona empieza a subir el tono de voz, no puedo reprimirme y empiezo a chillar. ¿ Qué tendría que hacer para regular mi emoción y cambiar mi conducta ?.

    Responder
  3. Ígor

    Me encanta la cita, Xurdana. A veces se recuerda mejor, cala mucho más una metáfora que cien explicaciones teóricas.Y lo que es más, pensamos que nosotros somos los únicos y los primeros en preocuparse por las emociones, cuando la historia emocional en la filosofía, literatura, religión,e incluso en la historia misma, tiene no cientos, sino miles de años. Gracias.

    Responder
  4. jon

    Me parece muy adecuada la aclaración sobre el sentido de regular las emociones. Confundimos regular con reprimir, y eso es exactamente lo que no debemos hacer. Ya que las emociones bien sean negativas o positivas nos prepararn para la acción, y si las reprimimos estamos olvidando la función de las mismas.

    Responder
  5. Gotzon

    Y es que además de que las emociones nos avisan de algo significativo, es que, de primeras, no queremos ni oir hablar de represión.

    Mucho menos, cuando además se trata de elegir -sin secuestro- sin seguir una pauta predeterminada que, por lo demás, observamos que está fuera de lugar.

    Responder
  6. Rosa

    Me gusta la distinción metodológica que hace Xurdana para referirse a la regulación: hecho consciente, aceptación,” dirigida ” de lo que se siente, según lo que se afirma más abajo,frente a la evitación, negación racional de lo que se siente. Y si es posible me gustaría que te refirieras a ese proceso- si es que se le puede llamar así- de dirección de la emoción.

    Responder
  7. xurdana

    Gotzon tienes razón, hemos pasado de la represión al desbordamiento emocional. Es hay donde debemos aprender de cada una de las fases vividas y buscar el equilibrio. En los siguientes articulos lo seguiré profundizando.
    Todos queremos regular, sabemos el beneficio que nos supone pero nadie dice que esto se aprenda en dos días, llevamos años actuando de una manera determinada y como todo cambio de
    habito requiere su aprendizaje.
    Por una lado supone regular a nivel comportamental (hacer algo para que mi alteración fisiologica no se dispare) y/o a nivel cognitivo (cambio de creencias, buscar alternativas,…).
    Y a pesar de todo ello incluso tengo derecho a de vez en cuando actuar de manera impulsiva, a pegar un grito fuera de lugar, a mandar a tomar por saco a alguien, ….pero luego no nos podemos justificar diciendo “tengo derecho a desbordarme”. si es asi, pero toma conciencia de lo que te ha pasado, explicaselo a la persona con la que te ha pasado,…tal vez ese momento no es el mas adecuado, pero una vez tranquilizado todo si.
    seguiremos hablando de ello, en la linea que entre todos marquemos.
    gracias

    Responder
  8. Raquel

    Una vez que hemos gestionado mal una emoción, tampoco podemos olvidar la opción de PEDIR PERDÓN.Ojo, sin utilizarla de “comodín”

    Responder
  9. Cecilia

    tengo un problema de no saber manejar mis emociones, cada vez que soy criticada u observada laboralmente tiendo a llorar y a las finales no termino de hablar, quisiera que me den algunas tecnicas para poder manejar estas situaciones sin sentirme lastimada.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>