Regulación emocional: Ansiedad

  • Menéame0

seremmim.blogs.sapo.pt

Por Jon Berastegi:

La ansiedad, del latín anxietas, que significa angustia, es una emoción natural, la cual es experimentada como una emoción desagradable, negativa, que surge en una situación ante la que el individuo percibe una amenaza. Para afrontar esta situación y tratar de reducir las posibles consecuencias negativas el individuo debe ponerse en alerta.

Es un estado que se caracteriza por un incremento de las facultades perceptivas ante la necesidad fisiológica del organismo de incrementar el nivel de algún elemento que en esos momentos se encuentra por debajo del nivel ‘adecuado'; o por el contrario, ante el temor de perder un bien preciado.
En otras palabras, la preocupación está en la génesis de la ansiedad, y si el miedo se desencadena ante un peligro real, la ansiedad carece de estímulo desencadenante, ya que anticipa peligros futuros, imprevisibles, cuyos desencadenantes son imprecisos. Algunos autores definen la ansiedad como el miedo sin objeto.

  

 

Toda emoción, es necesaria para el Ser Humano, debido a sus funciones, adaptativa, social o motivacional entre otras, el peligro de la ansiedad es que puede ser desproporcionadamente intensa respecto a la supuesta peligrosidad del estímulo. Por ello la ansiedad no es en sí patológica, sino que su repetición constante hace que las preocupaciones lleguen a considerarse crónicas y difícilmente solucionables.

 

Los componentes de la ansiedad pueden ser descritos como:

a)Nivel cognitivo-subjetivo: La ansiedad se caracteriza por sentimientos de malestar, preocupación, excesiva vigilancia, tensión, temor, inseguridad, sensación de pérdida de control, percepción de fuertes cambios fisiológicos (cardíacos, respiratorios,..). La mayoría de los pensamientos puden llegar a ser negativos y obsesivos, y en su mayoría empiezan por la locución: “Y si…”

b) Nivel fisiológico: La ansiedad se caracteriza por la activación de diferentes sistemas, Sistema Nervioso Autónomo, Sistema Nervioso Motor, Sistema Nervioso Central, Sistema Endocrino y Sistema Inmune. Esta activación produce en el individuo cambios fisiológicos en respuestas como la tasa cardiaca, tasa respiratoria, sudoración, tensión muscular, sensaciones gástricas,… La persistencia de estos cambios fisiológicos puede acarrear una serie de desórdenes psicofisiológicos: transitorios como dolores de cabeza, insomnio, contracturas musculares, disfunciones gástricas, dilatación pupilar, sensación de ahogo, temblores en las extremidades, sensación de pérdida de control o del conocimiento,… y obsesivos, etc.

c) Nivel conductual u observable: la ansiedad se manifiesta como inquietud motora, hiperactividad, dificultad para la comunicación,..evitación de situaciones temidas, consumo de sustancias, llanto, tensión en la expresión facial, rigidez muscular, debilidad muscular, insomnio,…

En el próximo Post, hablaremos de las posibles técnicas para la regulación de la ansiedad. ¿Habéis sentido algunos de estos u otros síntomas relacionados con la ansiedad?

Un pensamiento en “Regulación emocional: Ansiedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>