Inteligencia emocional

¿Qué emoción sientes?

tuSe acerca la navidad y llegan los nuevos propósitos. Todos en algún momento de nuestras vidas hemos utilizado este evento para comprometernos con algún deseo que teníamos por ahí estancado…si es ese tu caso  me gustaría recordar algunas cosillas que te pueden venir bien para que este año sea el definitivo.

Conócete, no hay persona más importante en tu vida que tú misma. Mires por donde lo mires, aunque quieras dedicarte a la ayuda de los demás sino estas en paz contigo mismo difícilmente vas a poder ayudarles con eficacia. Saber qué cosas de tu personalidad te suponen un apoyo y que aspectos tratan de boicotear tus objetivos hará que te resulte más fácil plantear metas más acordes con tus capacidades, eliminado así la frustración y emociones negativas.

Plantéate objetivos vitales, ¿si no sabes a dónde vas cómo sabrás si has llegado? Puedes ser un zombi y estar deambulando por ahí sin rumbo fijo esperando que las cosas sucedan a tu alrededor para poder así experimentar  algo  nuevo en tu vida o puedes conocer hacia dónde quieres ir. Saber dónde quieres estar dentro de cinco años te va a hacer más fácil el trabajo a tu mente para enfocarse en tu proyecto de vida.

Recompensate, en ocasiones los objetivos son a  largo plazo y esto supone un gran esfuerzo emocional hasta ver conseguido tus metas. Dividir este objetivo en otros más pequeños hacen que el camino sea más llevadero en esos momentos de debilidad o cansancio. Por ello alcanzar metas más pequeñas y tener el reconocimiento de las mismas añaden un plus de motivación a nuestra voluntad.

Márcate un plan, la mejor manera de conseguir objetivos es tener un plan. Tener un plan facilidad enormemente el trabajo a la hora de tener éxito en tu objetivos ¿Por qué? Porque el cerebro es vago y le gusta simplificar todas las tareas. Así  al tener un plan sabemos lo que tenemos que hacer en cada momento sin necesidad de pensar… solo actuar.

Aprende a motivarte, la motivación es la clave del éxito en cualquier cosa que te plantees en tu vida. La motivación  es lo que te va a empujar a perseguir tus objetivos y la que te va a levantar cuando en el camino te haya surgido un revés. La motivación está dentro de ti, no esperes encontrarla fuera porque no la vas encontrar es una pérdida de tiempo. Si todavía no la conoces puedes empezar respondiendo ¿para que te levantas por las mañanas?

Miedo, el miedo es el mayor enemigo de la acción. Cuando tenemos miedo o nos alejamos de nuestros deseos o nos quedamos paralizados. Sin embargo para mí el miedo es un delator de conocimiento, cuando me enfrento algún nuevo reto y siento miedo, analizo qué aspectos de lo que quiero hacer me hacen sentir inseguro y un vez que están detectados trabajo en ellos hasta tener la suficiente confianza como para que ese miedo desaparezca.


Trabaja para que el miedo sea un mentor


Confianza, asociada a la autoestima es otra de las claves fundamentales del éxito. Tener una correcta valoración de uno  mismo, conociendo tu potencial y tus áreas de mejora te hará ganar mayor confianza en ti y en tus posibilidades de éxito. La confianza se basa en un buen conocimiento de cuáles son tus capacidades para desarrollar un tarea y la esperanza de que esa tarea tenga el resultado que quieres.

Fe, es la convicción ciega sobre algo. No solo la confianza te ayudará a conseguir tus objetivos. Tener fe en uno mismo es añadir una garantía adicional a todo el proceso, ya que te impulsa a la acción y te sirve como fuente de motivación y autoestima.

 

¡¡PASA A LA ACCIÓN!!, ahora que ya sabes por dónde empezar ¿a qué esperas para conseguir tus objetivos?

Un abrazo

 

https://www.flickr.com/photos/ardenswayoflife/

Un pensamiento sobre “¿Qué emoción sientes?

  1. Pingback: ¿Qué emoción sientes? | Te invito a la reflexión.......

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *