Inteligencia emocional

El hombre en busca de sentido

Son varias las ocasiones en las que este libro y su autor han surgido en este blog, fue el texto que elegí para compartir en “Libros con los que abrir boca sobre Inteligencia Emocional”, un espacio de divulgación que el Consorcio de Inteligencia Emocional propone una vez al mes.

Estas son las notas con las que me acercaba al publico asistente.

Me interesa hablar del contexto, de la historia del autor y del propio libro.

Viktor Emil Frankl, nace en 1905, vive en una familia acomodada en Viena. Por entonces la capital austriaca es un gran foco cultural donde desarrolla su labor de neurólogo y psiquiatra en pugna con el trabajo de Freud y Alfred Adler. Lleva dos décadas preparando su nueva teoría de psicoterapia.

Este libro ha llegado a ser considerado por la biblioteca del Congreso en Washginton como uno de los 10 libros más influyentes en America. ¿Cómo lo ha conseguido?

Viktor Frankl

¿Cuál es el detonante? La biografía de Viktor Frankl nos habla de una familia judía que busca una salida de Viena frente ante la cada vez más acusada labor de los nazis. En su calidad de médico Viktor logra visado para huir a EEUU, no así sus padres y se encuentra ante su mayor dilema. ¿Qué hacer, elegir la libertad o la responsabilidad frente a sus mayores? Viktor decide quedarse.

Sus padres, su mujer, y el mismo son llevados a campos de concentración , Theresienstadt en 1942, Auschwitz en 1944, y después a dos campos más pequeños dependientes de Dachau.

Viktor guarda como su mayor posesión el manuscrito de su trabajo de dos décadas y por supuesto es despojado del mismo al llegar al campo.

Durante su cautiverio la posibilidad de reescribir su obra es uno de los hilos que le mantienen vivo.

auschwitz

Al ser liberado en 1945, la vuelta a casa no resulta fácil, la confirmación de la muerte de su esposa, embarazada; de su madre, que no pasó del primer recuento y de su padre, que el mismo había presenciado, y la llegada a una Viena desolada, traen con fuerza la idea del suicidio.

Es crucial su reencuentro con su vecino Paul Polak.. La noche anterior a su deportación Viktor Frankl había dejado en custodia una copia del manuscrito y algunos objetos familiares, el hecho de que Paul Polak los conserve supone en parte una tabla de salvación ya que le permite volver de nuevo a su vida profesional. Ayudado con los apuntes taquigráficos tomados en el campo y la recuperada copia del manuscrito termina pronto la redacción de “Psicoanálisis y existencialismo”, además de lograr una plaza de neurólogo para obtener unos mínimos ingresos.

Con el título de “Un psicólogo en un campo de concentración” se publica la primera edición en alemán 1946 con cierto éxito, aunque no pasa lo mismo con la segunda, ni con la publicada en inglés titulada “Desde el campo de la muerte al existencialismo” durante 1955 y 1959. Se lo consideró un libro “enfermo”

Es en 1962 cuando una nueva edición en la que se pide a Viktor Frankl que añada un prólogo con un resumen de su teoría, la logoterapia y análisis existencial, y cuando se decide cambiar el título: El hombre en busca de sentido. Aquí es donde despega definitivamente y se convierte en uno de esos libros que hay que leer.

A partir de entonces, el libro se convierte en un éxito de ventas, traducido a más de 20 idiomas y dan la oportunidad a Viktor Frankl de divulgar su trabajo de forma incansable como conferenciante por varios países, incluido Estados Unidos, el destino anteriormente rechazado. La logoterapia, se convierte en la tercera escuela vienesa de Psicología, que ofrecía una vía diferente al psicoanálisis de Freud y a la psicología individual de Alfred Adler. La importancia de la palabra, de hablar, de contar. Proyección hacia el futuro, Viktor ya había experimentado como las personas que se refugiaban en el pasado, no salían adelante.

Viktor preguntaba a sus pacientes ¿por qué no se suicida usted?… a éste, lo que le ata a la vida son los hijos, al otro , un talento, una habilidad sin explotar; a un tercero, quizá, sólo unos cuantos recuerdos que merece la pena rescatar del olvido. Tejer estas tenues hebras de vida rotas en una urdimbre firme, coherente, significativa y responsable es el objetivo con que se enfrenta la logoterapia.

Fue leyendo en este blog las impresiones de Adriana al leer este libro antes y después de un viaje muy significativo , y la forma en la que las palabras de Viktor Frankl impactaban en ella, cuando me di cuenta de que no hay forma de hacer justicia a este libro, tienes que leerlo.

“lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud ante la vida. Debemos aprender por nosotros mismos, y también enseñar a los hombres desesperados que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espere algo de nosotros. Dejemos de preguntarnos por el sentido de la vida y, en cambio, pensemos en lo que la existencia nos reclama continua e incesantemente. (…) vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a las cuestiones que la existencia nos plantea, cumplir con las obligaciones que la vida nos asigna a cada uno en cada instante particular. “

Y como cada lector hace una lectura única, subjetiva y parcial, después de mi visita a Auschwitz Birkenau, he encontrado una resonancia nueva en las palabras de Viktor Frankl, un hombre que se enfrentó a una situación extrema, encontró un pequeño hilo al que aferrarse, logró una coraza emocional ante el horror.

…”el sufrimiento no es en absoluto necesario para otorgarle un sentido a la vida.”

Y tuvo la suerte de una segunda oportunidad, Viktor Frankl mantuvo la costumbre de escalar montañas y obtuvo la licencia de piloto a los 67 años.

Y tu ¿a qué te aferras? ¿qué da sentido a tu vida?

Un pensamiento sobre “El hombre en busca de sentido

  1. Francisco

    Sin lugar a duda el hombre en búsqueda del sentido es uno de los libros mas fuertes que existen en cuanto a desarrollo personal, sobre todo por que esta basado en su propia experiencia en el holocausto.

    Victor frankl nos dejo un legado demasiado importante y es poder encontrarle nuestro propio sentido a nuestras vidas y trabajar con el.

    muy buen articulo, sirve para recordar una lectura tan amena.

    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *