Inteligencia emocional

SIEMPRE ESTOY BIEN

foto-libro-siempre-estoy-bienAyer estuve en la presentación de un libro sobre meditación, yoga y herramientas de mindfulness dirigido al público infantil (pero con ejercicios perfectamente válidos para los adultos)  Se titula “Siempre Estoy Bien” y lo ha escrito una amiga llamada Rakel Jun Love.  Son muchas las iniciativas puestas en marcha desde hace algunos años por diferentes instituciones (ikastolas, asociaciones, centros privados….) que trabajan día a día por un nuevo modelo de educación, por otra forma de enseñar, y no solo eso, sino por dedicar tiempo y recursos al desarrollo de habilidades que no están contempladas en el currículo educativo, y sin embargo son fundamentales para defenderse en la vida (autoconocimiento, autogestión, gestión del estrés, de la frustración…)

El mindfulness y la educación socio emocional…..son herramientas que ya están aquí y están cogiendo cada vez más auge en nuestra cultura, porque funcionan.

foto-presentacion-libro-siempre-estoy-bienPero volvamos al libro. Rakel con este libro nos quiere trasladar un mensaje que va mas allá de las herramientas o técnicas que nos muestra. Nos señala que el querer estar bien, es una actitud. Como comentaba mi compañera Arantza Etxaniz en el post anterior, “Querer es poder, creer es crear”. El mayor poder del ser humano se encuentra en su interior. Somos capaces de hacer cosas increíbles, pero debemos conectar con la fuerza interior que nos ayude en dichos propósitos. Esto también es un elemento muy presente en la Teoría U creada por Otto Scharmer. Partiendo de una intención realizamos un viaje de observación sin juicios, para conectarnos con el origen de la inspiración y la voluntad.  En este lugar de conexión todo es posible, hay un mundo de posibilidades que se abre, y “podemos elegir” como crear esa nueva realidad deseada.

Rakel, con su presencia y su energía vital, invita a los niños conectar con su fuerza interior a través de técnicas sencillas, que permitan hacer frente a los niños a situaciones cotidianas dificultosas (frustraciones, peleas, tristezas, enfados….) de una manera más saludable.

Si potenciamos nuestra fuerza interior, las circunstancias externas podrán tener menos relevancia. Si decidimos “querer estar bien”, está en nuestra mano buscar las formas de conectar con eso que nos hace sentir bien en un momento dado, gracias a visualizaciones, respiraciones y otro tipo de técnicas de autoconocimiento y autogestión.

 

Así que bienvenidos sean todos estos recursos, que nos ponen al alcance de la mano poder trabajar de un modo sencillo con nuestros hijos e hijas, para ayudar en el desarrollo de personas más felices, y con más capacidades de afrontas los retos de la vida.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *