Inteligencia emocional

CITTA DELLE PERSONE

Escribo este post de vuelta a casa de Reggio Emilia (Italia), donde hemos celebrado el último encuentro transnacional del proyecto PAL http://projectpal.eu Hay tormenta y nuestro vuelo se ha retrasado 60’ sobre la hora de salida. Todo apunta a que perderé la conexión con Bilbao vía Madrid. Me pongo a escribir este post y me ayuda a abstraerme de tales presagios. Mientras lo hago, desconozco el desenlace; luego te lo cuento.

Reggio Emilia. Cita delle Persone (Ciudad de las Personas) http://turismo.comune.re.it/en Así se declara en muchos lugares de este rincón de la Emilia-Romaña. Humanismo como identidad. Suena bien. El ser humano como medida de todas las cosas. De las personas y para las personas.  Inspirador lema del que hacen gala las personas con quienes converso desgranando uno a uno mil temas. Compartimos inquietudes, algunas recurrentes. Personas inspiradoras en inspiradoras conversaciones.

Citta delle Persone. El lema me anima a compartir algo que ronda mi cabeza desde hace algún tiempo y que ayer comentaba con una amiga.

Me enamoro de los proyectos en los que participo. Los disfruto y los sufro, los vivo, los celebro, los planeo y reprogramo, los diseño e implemento, los rentabilizo y también a veces –afortunadamente pocas- se me escurren como agua entre los dedos. Grandes y pequeños.

De un tiempo a esta parte debo matizarme.

El sueño de la razón produce monstruos y la adicción por proyectizar nos acaba convirtiendo en caricaturas de nosotros mismos. He despertado. Crecemos, es cierto. Pero también crece nuestra miopía traduciendo todo en alcances y recursos, calidades, costos y tiempos. En lugar de afilarlos, nuestros sentidos se embotan.

Ahora, comienzo a ver los proyectos en los que participo como estupendas excusas para compartir espacios y tiempos, conversaciones, experiencias, afectos, emociones, relatos y más experiencias. Magníficas oportunidades de compartir, de afinar sentidos.

Ahora, me enamoro de esas personas con las que construyo y experimento. Con quienes me equivoco y no cejo en el empeño de equivocarme para crecer. Probar rápido, fallar y acertar. Aprender.

Las organizaciones son conversaciones y su calidad puede medirse con éstas, decía R. Echeverria desde su visión ontológica. Mercado son conversaciones decía el Manifiesto Cluetrain y lo comparto.

“No leo muchos libros de negocios. Leo buena ficción. Los negocios –también los proyectos- son sobre las personas, tratan sobre las personas, sobre la pasión. Así que mis libros favoritos de negocios son cualquier libro de Dickens” nos aleccionaba Tom Peters.

“Without people we’re nothing” gritaba Joe Strummer.

También los proyectos son conversaciones. Sobre todo, interacciones. Entre personas. Las personas en el centro de este ring.

Madrid. T4. Tarde. El finger de la J48 se encoge y con él, se esfuman mis planes de viernes. Mañana será otro día. Mejor.

Un pensamiento sobre “CITTA DELLE PERSONE

  1. Iván Íñigo

    “Pienso, luego existo… yerro, luego humano soy”
    Pero según Stephen Hawking, gracias a la imperfección existimos. Hay un equilibrio entre los acontecimientos desacertados y muestra lucha por y hacia la perfección. Tal vez esa perdida de viaje y vuelos tenga algo que aportar… puede que simplemente aprender esa lección y saber encajar lo desafortunado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *