El susurro del gato

SINESTESIANDO

El olfato

De los cinco sentidos físicos de los humanos, el olfato es el más atrofiado. Hay personas que tienen la nariz muy fina, incluso las hay que se ganan la vida con este apéndice, pero en general no detectamos todos los matices como otros animales, ni apreciamos todas sus sutilezas, ya que no es esencial para nuestra supervivencia en sociedad. Y, sin embargo, el olfato, es el sentido que menos nos engaña. La vista produce espejismos, el oído disonancias.

El olor penetra directamente, lo encontramos agradable o desagradable, nos recuerda un lugar, algo en concreto, o a alguien. El olfato es un sentido evocador: puede transportarnos inmediatamente a nuestra infancia en la casona del pueblo de la abuela, calentada por las brasas en cuya lumbre se asaban patatas; o a un beso húmedo robado cerca del río…

Sinestesia

Estamos “hasta las narices” de oír en los anuncios de perfumes que un aroma “es fresco” o rechazamos uno porque nos parece “dulzón”. En una etiqueta de una vela perfumado leo “su aroma es equilibro Zen. Sus notas elegantes crean un aroma sensual y seductor que te inspirarán a descansar y relajarte” y, por el contrario, hablamos de olores agresivos, fuertes, intensos, verdes, tropicales, urbanos…
Y, sin embargo, un aroma se huele, no se puede tocar para saber a qué temperatura está, o si es suave; ni lo catamos (habitualmente) para saber si sabe a frutas del bosque o es ácido; ni lo escuchamos para descubrir su armonía…

Describir un olor, o algo o alguien a través de este único sentido, es muy complicado. También la descripción con uno solo de los otros sentidos. Por eso usamos un recurso llamado sinestesia. La sinestesia, como dice Paco Umbral, nace de una limitación y de la imaginación.

La sinestesia es el recurso que atribuye cualidades o características de un sentido físico a otro sentido y/o le atribuye un sentimiento o emoción. Se usa mucho en poesía, en las letras de las canciones… También existe en la música y en la pintura.

La sinestesia es el “tu nombre me sabe a hierba” de Serrat; el “en el cénit azul, una caricia rosa” de J.R Jiménez; el “aterciopelado estruendo” de Góngora; el “es una bonita voz grave, un poquito rasposa y sensual” de Esther Tusquets…

Taller Escribir con los Cinco Sentidos

Taller de dos horas en el que escribiremos a partir de un olor, usando todos los sentidos.
Fecha y hora: martes 30 de mayo de 6 a 8 de la tarde o bien jueves 2 de junio de 11 a 1 de la mañana. Se realizará el taller el día en que salga grupo (mínimo 6 personas, máximo 12)
Inscripción: Es necesaria la inscripción previa en la propia librería Re-Read Bilbao San Mamés, teléfono: 944 42 16 72. Alameda Urkijo, número 79 (Metro San Mamés, salida Sabino Arana)
Precio: 10€ por persona.
Dirigido a: mayores de 15 años 

2 pensamientos sobre “SINESTESIANDO

  1. Alicia Andollo

    “No ha llovido bastante, dicen los granjeros. Las cigarras agujerean el aire con su canto agudo y monocorde; el polvo se arremolina en los caminos; en la hierba que crece a los lados zumban los saltamontes. Las hojas de los arces cuelgan de las ramas como guantes flácidos; en la acera cruje mi sombra.” MARGARET ATWOOD – EL ASESINO CIEGO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *