Y en esto llegó el verano…

FOTO Verano y lecturasÚltimo programa de la temporada 2015/2016 de Pompas de Papel, con “bodeguilla” incluída, una de nuestras tertulias descacharrantes. Hablamos en ella de los libros publicados durante el curso que más nos han gustado y de algunos que no hemos leído, pero que tienen buena pinta. Nos salió una buena lista de recomendacionbes para leer en verano. Roberto Moso, Goizalde Landabaso, Iñaki Calvo, Iñigo Lejarza, Txani Rodríguez, Félix Linares y Enrique Martín hablaron de lo humano y lo divino, entre un buen montón de títulos.

Fin de curso por tanto, aunque no desaparición del todo, porque todos los fines de semana de julio, agosto y principio de septiembre (sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, si el deporte no lo impide) podréis disfrutar de la reemisión de algunos de nuestros programas. El Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi. Buen verano. Y en septiembre la temporada número 30. Pinchad y disfrutad de la última entrega pompera.

Los raros. El barco de la muerte, de Bern Traven

LIBRO El barco de la muerteTodas las naciones tienen barcos al servicio de la muerte. Las compañías orgullosas de su nombre y de su bandera, no se avergüenzan de tener barcos para la muerte. Nunca había habido tantos como a partir de la guerra por la libertad y la democracia, que vino a obligar a los seres humanos a tener pasaportes y visados, a restringir la migración y a crear cien mil o más hombres sin nacionalidad, sin papeles.

Un buen sistema capitalista no debe permitir pérdidas. Este sistema no consiente que miles de hombres sin papeles anden vagando por el mundo. ¿Por qué se pagan seguros? ¿Por placer? Todas las cosas deben producir una ganancia. ¿Por qué no la han de producir los seguros?

Este es un fragmento de El barco de la muerte de Bern Traven.  Uno de los seudónimos usados por el alemán Otto Feige, escritor que ocultó celosamente su identidad a lo largo de su carrera literaria. Este misterio tuvo que ver, quizá, con la agitada biografía de Traven quien, tras la Primera Guerra Mundial, participó en la fugaz República Soviética de Baviera. Escapando de la represión, sufrió multitud de peripecias para llegar a México donde, con más de 40 años, empezó a publicar sus novelas de aventuras con fuerte crítica social, la tercera de las cuales, El tesoro de Sierra Madre, se convertiría en un éxito internacional.

El barco de la muerte, publicada en 1926, cuenta en primera persona las andanzas de un marino mercante norteamericano, Gerald Gales, que pierde su barco tras una noche de farra en el puerto de Amberes a principios de los años 20. Sin tarjeta de marino ni pasaporte, olvidados a bordo, Gales no puede certificar su identidad y volver a embarcarse. A partir de ahí inicia una odisea que le llevará, como vagabundo privado de nacionalidad, a través de media Europa, hasta España. Las autoridades policiales y consulares de cada país por el que pasa se deshacen de él al no poder acreditar su identidad, y le deportan al país más cercano, situación que debieron vivir más de cien mil personas, tras la primera gran contienda bélica, como el autor comenta en el párrafo citado al comienzo. En la pacífica España, Gales pasará varios meses mendigando, hasta que en el puerto de Barcelona accede a enrolarse en el Yorike, un barco de la muerte, como llamaban a los buques ruinosos destinados a ser hundidos para cobrar el seguro.

Escrita con mucha agilidad y un humor sarcástico, esta primera parte de la novela es una contundente crítica de la naciente burocracia europea. El tono de la obra se vuelve más amargo y dramático en las dos partes siguientes, cuando describe las dantescas condiciones de vida en el Yorike y su verdadera actividad: el contrabando de armas. Gales entabla amistad con otro paleador, Stanislav Lavski, y a través de estos personajes, el autor muestra cómo también hay clases entre los trabajadores, siendo los paleadores de carbón y los fogoneros los últimos en la escala naval, y los más expuestos a una muerte prematura. El final, trágico y emocionante, está a la altura de una novela de sorprendente actualidad, que destaca por su humor negro y la rotundidad de su denuncia.

Encontrarán El barco de la muerte de Bern Traven en ediciones Alfabia.

Javier Aspiazu

Paco Ignacio Taibo y los años duros del pistolerismo catalán

Vayamos por partes. El autor, Paco Ignacio Taibo II, mitad asturiano, mitad mejicano, lleva cincuenta años escribiendo una obra abundante, variada y volcánica. Desde sus famosas novelas negras protagonizadas por Héctor Belascoarán Shayne, y otras semejantes (a mí la que más me gusta es Sombra de la sombra) hasta sus biografías iconoclastas de gente como Ernesto Guevara también conocido como el Ché hasta los tres libros que ha dedicado a Pancho Villa, pasando por Tony Guiteras, un hombre guapo. Y todo con un altísimo nivel de escritura. Me gusta la literatura de Paco Ignacio.

La historia. Supongo que para hechos como los que aquí se narran se inventó la conocida maldición china “ojalá vivas en tiempos interesantes” porque en los seis años que recoge este volumen ocurrieron en Cataluña cosas terribles: huelgas, cierres patronales, manifestaciones, represión, asesinatos, hambre, corrupción. Y lo hicieron en gran cantidad trayendo la ruina a la clase obrera, y la muerte a muchos de sus representantes. LIBRO Que sean fuego las estrellasSon los años del pistolerismo enclavados entre el triunfo de la Revolución Rusa (y, también de los grandes beneficiáis de los patronos derivados de la neutralidad española durante la I Guerra Mundial) y la dictadura de Primo de Rivera.

La obra. Que sean fuego las estrellas es una recopilación de los principales hechos ocurridos en estos años. Son tantos que, a veces el autor tiene que limitarse a una simple enumeración, pero cuando logra salirse de las listas, Paco deja su huella en algunos análisis y, menos, en la altura literaria de su trabajo. Quizá hubiera sido deseable un menor afán de completismo, teniendo en cuenta sobretodo, que el mismo autor reconoce que, a veces, y así se evidencia en estas páginas donde los nombres a veces no se concretan, era imposible saber quién era quién.

La edición. Llegamos a la parte más comprometida del comentario, porque sorprende que este trabajo venga acompañado de la desidia que deja clara, página tras página, la edición de este volumen. Nadie parece haber revisado las galeradas donde se encuentran frases incomprensibles, revoltillos sin sentido y repeticiones y, sobre todo, errores cronológicos como cuando dice que Ángel Pestaña comenzó a trabajar a los once años y para los diez ya era minero, o cuando asegura que un congreso de la CNT que se celebró en julio se vio afectado por la gripe que se propagó en el otoño.

Concluyendo. Estamos ante un esfuerzo titánico, no quiero pensar el trabajo que se ha tomado el autor, a quien supongo bien acompañado por escuderos autorizados, para recopilar todos los hechos que aquí se cuentan. Según confesión propia el texto original tenía más del doble de páginas que el actual y quizá no se ha hecho la mejor elección al seleccionar las partes que nos han llegado. Será sin duda un trabajo de consulta imprescindible para futuros estudiosos, pero, sinceramente, me gusta más Paco cuando es más libre y puede soltar su particular espíritu por encima de los acontecimientos que narra, esa épica de la izquierda que tan pocas veces tiene posibilidad de aflorar en publicaciones. Con todo, digamos que estamos ante un ejemplar valioso e imprescindible para conocer estos años convulsos que no han tenido un reflejo en la narrativa, algo que sigue ocurriendo, así que Paco, ¿quién mejor que tú, que ya te lo sabes, para contar lo que ocurrió?

Félix Linares

Esther Zorrozua retrata el dolor por la muerte de un hijo

FOTO Esther ZorrozuaLa escritora y profesora vizcaína Esther Zorrozua (Bilbao, 1955) acaba de publicar en la editorial Baile del Sol la novela Marcas de agua. Hacía cuatro años que no veíamos una publicación suya. Entre 2004 y 2012 aparecieron cuatro libros, La casa de la Galea, Bilbao, ciudad abierta, A contraluz y Fuga para un pianista. Aunque esta licenciada en Filología Románica no ha estado ausente durante este tiempo, porque ha publicado cuentos en antologías y se han podido leer sus textos en periódicos y revistas. Marcas de agua habla de uno de los dolores más grandes que alguien pueda sufrir, el dolor por la pérdida de un hijo. La protagonista de la novela, Ingrid, intenta gestionarlo de múltiples maneras, asistiendo a terapias oficiales y alternativas, rememorando otras muertes de su entorno e interpretando los sueños con los que convive. Un largo camino hacia la luz. Intensa, dolorosa y hermosa. Con la autora hemos charlado. Pincha y escucha.

El poema. Ignacio Vleming, español

FOTO Ignacio VlemingAl guardar un tesoro con cuidado

Habitualmente se pierde:

Piensa en los dientes  de leche,

En las primeras propinas

O en tus ceras de colores

Y también en el muñeco,

Que siempre te acompañaba,

Sin palabras y sumiso.

 Dentro de una caja,

Dentro de un cajón,

En lo profundo de un armario que nunca abres,

Puede que encuentres el mapa del tesoro.

Este poema se titula Cápsula del tiempo y el autor es un poeta español llamado Ignacio Vleming nacido en 1981 en Madrid. En 2012 publicó su primer poemario en la editorial La Bella Varsovia Clima artificial de primavera. Y tiene otros dos poemarios: Cartón fósil e Inspiración instantánea. Ha traducido varios libros de poemas del italiano. Es licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual. Colabora en varios medios y con otros creadores de otras disciplinas.

Goizalde Landabaso

El comictario. Los diagnósticos de Agrimbau y Varela

Se juntan dos autores argentinos de más de 40 años, el guionista Diego Agrimbau y el dibujante Lucas Varela, acceden a una residencia de cuatro meses en la Maison des Auteurs de Angoulême, reciben una beca del Centro Nacional Francés del Libro y el resultado es el cómic que hoy nos ocupa, Diagnósticos, una sorprendente novela gráfica que demuestra que no todo está inventado en el noveno arte, ni en lo narrativo ni en lo gráfico. Diagnósticos es un desafío visual y literario planteado en forma de seis episodios que describen los efectos de otras tantas dolencias causadas por enfermedades mentales o lesiones cerebrales. Desde alteraciones comunes, como la claustrofobia, hasta problemas mucho menos conocidos, como la akinetopsia, que hace que quien la sufre sea incapaz de percibir el movimiento (por ejemplo, puede ver a una persona en un lugar y de repente en otro, pero no ha podido ver cómo se desplazabaCOMIC Diagnósticos para cambiar de sitio), o la prosopagnosia, la incapacidad para reconocer los rostros, incluso de familiares y de personas cercanas.

Bajo esta inquietante premisa, seis mujeres sufren sus dolencias y pasan por terribles situaciones, pesadillas que Lucas Varela ilustra con enorme maestría. El dibujante argentino firma en Diagnósticos su mejor trabajo hasta la fecha, un auténtico alarde con un estilo diferente para cada una de las seis historias y utilizando siempre el bitono como recurso de color adecuado al momento. Con la ayuda de los excelentes dibujos y el bien planteado guión el lector asiste, a ratos con angustia, siempre con interés, al padecimiento de seis mujeres que no soportan los espacios cerrados, no pueden entender lo que les dicen o tienen capacidades sensoriales y “ven” sonidos y “oyen” imágenes. En el aspecto gráfico destaca sobremanera el episodio dedicado a la claustrofobia, en el que la protagonista, consciente de que es un personaje de cómic, lucha desesperadamente por salir de su encierro. Así es como “rompe” la viñeta y empieza su deambular por páginas con formas arquitectónicas y múltiples rostros que le observan. La claustrofobia continúa y la única solución es “saltar” fuera de la página, algo imposible que Lucas Varela resuelve de forma magistral.

Y poco más que decir. Sólo recomendaros que no os perdáis Diagnósticos, uno de los cómics más originales e interesantes publicados este año, lo que debemos agradecer a Ediciones La Cúpula.

Iñaki Calvo

La última entrega de novedades de junio de 2016

LIBRO El ruido del tiempoJULIAN BARNES

El ruido del tiempo            (ANAGRAMA)     199 páginas

Julian Barnes (Leicester, 1946) es uno de los grandes escritores británicos. Lleva más de treinta años publicando libros notables: El loro de Flaubert, Mirando al sol, Una historia del mundo en diez capítulos y medio, Hablando del asunto o Niveles de vida. Ahora se publica en castellano, casi a la vez que la edición original en inglés, El ruido del tiempo una novela en la que se narra la relación entre el dictador soviético Stalin y el genial compositor clásico Shostakóvich. El compositor, tras un demoledor artículo en el periódico oficial Pravda en el que se le acusaba de desviacionista y decadente, fue plegándose a las exigencias de los jerarcas comunistas, mientras sus amigos iban cayendo como moscas. Una hermosa y terrible disección de las relaciones entre la cultura y el poder.

MARGARET MAZZANTINILIBRO Esplendor

Esplendor                          (SEIX BARRAL)   382 páginas

Margaret Mazzantini (Dublín, 1961) es una popular y respetada actriz y escritora italiana, que ha recibido por su labor literaria premios como el Campiello y el Strega. De su obra se han vendido en todo el mundo cuatro millones de libros. Está casada con el también actor y director de cine Sergio Castellito, con el que forma una pareja  formidable de creadores. Algunas de las novelas más famosas y vendidas de la autora –No te muevas y La palabra más hermosa– han sido trasladadas al cine por Castellito con gran éxito. En Esplendor cuenta la relación entre dos hombres que se conocieron de niños: uno era el hijo del portero y otro el de una familia acomodada. Su relación sentimental pondrá todo su mundo patas arriba. Melancólica, transgresora, hipnótica y liberadora.

LIBRO Troya en las urnasSALVADOR ROBLES MIRAS

Troya en las urnas               (MAR EDITOR)    337 páginas

Nueva entrega de la obra del vasco-murciano Salvador Robles Miras (Águilas, 1956). Una obra en la que destacan sus cuentos y especialmente sus microrrelatos. El año pasado abrió un nuevo frente literario al publicar su primera novela policiaca, La exclusiva del asesino. La novela giraba en torno al asesinato de una modelo y en ella aparecía el policía Telmo Corrales, que también es el protagonista de Troya en las urnas.  Corrales debe investigar la muerte de una actriz de cuarta categoría que es empujada por las escaleras del metro. Estamos a una semana de las Elecciones Generales y el Partido Progresista aventaja en doce puntos al Conservador. Y entonces se descubre que la muerta era amante del líder progresista. El libro ganó el Premio Wilkie Collins de Novela Negra.

CAY RADEMACHERLIBRO Viento mortal

Viento mortal                        (MAEVA)             299 páginas

Al periodista alemán Cay Rademacher (Flensburg, 1965) le descubrimos hace un par de años cuando fue publicado en castellano su debut literario El asesino entre los escombros, una novela criminal ambientada en la Alemania destruida y exhausta de los años posteriores a la II Guerra Mundial y protagonizada por el inspector jefe Stave de la policía de Hamburgo. La exitosa novela tuvo dos secuelas. Con Viento mortal Rademacher abre lo que podría ser otra saga, protagonizada por el capitán de la policía francesa Roger Blanc, al que han trasladado de París a la Provenza por meterse con quien no debía. En ese paisaje idílico se produce un asesinato lo que le obligará a habituarse a sus nuevos colegas y su peculiar ritmo de trabajo, mientras arregla el viejo molino de su tío.

LIBRO Un lector llamado FedericoLUIS GARCÍA MONTERO

Un lector llamado Federico García Lorca  (TAURUS)  252 páginas

Un poeta escribe sobre otro poeta. Grandes los dos. Granadinos los dos. Separados por varias generaciones y una guerra. Luis García Montero (1958) es uno de los más importantes poetas españoles en lengua castellano de ahora mismo, un confeso admirador de Federico García Lorca (1898-1936). En este libro parte del presupuesto de que “todos nosotros somos, en esencia, aquello que leemos”, para indagar en las lecturas que convirtieron a Lorca en el escritor que fue. Y lo que Lorca leyó fueron los clásicos griegos y latinos y las obras de sus contemporáneos. Además se impregnó de mucha cultura popular, tanto literaria, como musical y teatral. Un estupendo ensayo.

El descacharrante mundo literario de Chico y Chica

Pues en este último comentario de la temporada, y con permiso de los compañeros de la crítica musical, voy a hablar de un disco-libro, en concreto del disco libro del grupo bilbaíno Chico y Chica. Se trata de un trabajo que reúne ocho canciones y siete relatos. Es en la parte de los relatos, claro, en la que me voy a centrar. Se trata de historias de “ciencia y ficción” que entroncan con libros como Sin noticias de Gurb o Guía del autoestopista galáctico y que nos harán pasar un divertidísimo rato de lectura. Voy a ir concretando: la narradora es Raquel, una joven que se dedica a las misiones espaciales y que escribe las crónicas de lo que ve en otros planetas o satélites en su cuaderno de apreciaciones. En base a esos apuntes, parece que esa tarea suya de la exploración interestelar es más desabrida de lo que cabría pensar a priori: “La llegada a un planeta siempre es decepcionante. Desde arriba te esperas encontrar paisajes con hongos gigantes, nenúfares, árboles con fitballs y ríos con fauna luminosa. Pues no pasa eso. Es siempreLIBRO Notario el mismo páramos: estratos de piedra levantados como desafiantes, luego pisas la arenilla blanca de siempre, que no es playa, es planeta”. A pesar de esos sinsabores, a  Raquel, una chica de acción, no le faltarán experiencias que relatar. Nos habla por ejemplo de un robot que da misa; de una biblioteca espacial dejada de la mano de Dios; de lejanas civilizaciones; de los integrantes de su equipo; incluso de algún encuentro amoroso.

Hay además un humor un tanto absurdo que, sin duda, funciona, y bastante ironía. Por ejemplo, el relato Pontormo, un satélite tibio se abre de la siguiente manera: “Se quitó el emperador. No valía para nada. ¿Una persona que mandara en todo? ¿Dónde se ha visto? Nada. Fuera. ¿Y cómo lo hicimos? Pues explicándoselo a él muy despacito, haciéndoselo ver, haciéndoselo comprender”. En el texto La sensación de Calisto, Raquel dice que tiene por código de conducta no intervenir en una civilización que va más lenta, pero añade: “Mis compañeras y yo descendimos la rampa con nuestros discos gliding de colores y ya empezó todo el folclore; que si adoraciones, cánticos, bailes insólitos y desmadejados, dibujos de círculos y diagramas básicos en el suelo, y, al rato, ya salió lo del sacrificio de las jovencitas de allí. Y ahí se me agotó la paciencia”.

Otro de los aspectos que más me divierten de estos textos es el contraste entre el imaginario espacial y una cotidianidad inesperada: “La vida es una biblioteca orbital es ideal para los huesos. La falta de gravedad alivia las molestias y te mejora el carácter. Pero son instalaciones con poco presupuesto, nido de gente desmotivada (…) Por eso me largué”.

Para ir terminando no quiero dejar de mencionar los pies de página ya que algunos son desternillantes, ni las ilustraciones a cuatro manos que acompañan a este Notario. Sobre las canciones será mejor que se pronuncien los críticos musicales, pero sí que puedo decir que vais a encontrar temas míticos de este dúo como Tú lo que tienes que hacer o mi favorito Findelmundo.

Txani Rodríguez

El concurso de Pompas del 25 de junio de 2016

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodríguez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La digital es pompas@eitb.eus y la postal “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El libro buscado era Sobre Grace del escritor estadounidense Anthony Doerr. Los ganadores de los lotes de libros han sido Sergio Arias, Marijose Zabala y Juani Azpiroz. Hasta aquí los enigmas por esta temporada. Que tengáis un buen verano.