La tercera entrega de las novedades de abril de 2015

  • Menéame0

LIBRO La inconcebible historiaMANOU FUENTES                                 

La inconcebible aventura del hombre que fue otro        (MALPASO)           283 páginas

Manou Fuentes es un médico francés criado en el mundo rural. El sufrimiento y la soledad de sus pacientes le condujeron a la literatura, lugar idóneo para indagar en los recovecos y claroscuros de la vida. Debutó con la novela Habemus Praesidem, una sátira de la política y los medios de comunicación. Con La inconcebible aventura del hombre que fue otro ha obtenido un gran éxito. Cuenta la historia de un tipo, Édouard Pojulebe, contable solitario y prudente, que un día encuentra en la calle a un hombre que se derrumba sobre su espalda y que intenta decirle algo antes de desmayarse. Édouard empieza a investigar y se encuentra con que el desconocido se llama como él. Comienza la reinvención.

LOURDES IGLESIASLIBRO Euskadi Sioux

Euskadi Sioux           (ALFABIA)       301 páginas

Al inicio de los ochenta existió una revista que se llamaba Euskadi Sioux. Era irreverente y divertida y reunió a gente como Vicente Ameztoy, Juan Carlos Eguillor ó Iván Zulueta. Pero duró poco. Parece que no era época para muchas risas entre tanta muerte y dolor. La novela de la escritora, realizadora y guionista de cine donostiarra Lourdes Iglesias rinde homenaje a aquellas gentes. El protagonista es un policía, Teodoro del Pozo, que sufre una enfermedad terminal. Vive en Extremadura y trabajó en el País Vasco. Un día recibe la visita de un hombre que se presenta como el indio Soñador del Trueno que asegura puede aplazar su muerte. Y entonces el “indio” desaparece y empieza la búsqueda.

LIBRO El misterio de la Casa de los TruequesALBERTO MUSSA

El misterio de la Casa de los Trueques     (FUNAMBULISTA)   316 páginas

Alberto Mussa (Río de Janeiro, 1961) es considerado uno de los escritores más originales e innovadores de la literatura brasileña actual. Es filólogo y lingüista, y además cursó estudios de música y matemáticas. Ha publicado ya media docena de novelas y El misterio de la Casa de los Trueques, publicada en 2011, es la que le dio fama y reconocimiento literario, ganó el Premio Machado de Assis, prestigioso galardón que concede la Academia Brasileira de Letras. Estamos en 1913. En una histórica mansión de Río del médico polaco Miroslav Zmuda aparece asesinado un secretario de la república. La casa es centro sanitario de día y prostíbulo de noche, ó adelantada casa de intercambios sexuales.

GONÇALO M. TAVARESLIBRO El barrio

El barrio               (SEIX BARRAL)   545 páginas

Hace nueve años descubrimos al escritor Gonçalo M.Tavares (Luanda, 1970), un autor considerado por la crítica como uno de los mayores talentos de la literatura portuguesa de hoy. Su obra comenzó a publicarla en castellano la entonces editorial Mondadori, ahora Random House, que lanzó dos de sus series, El barrio y El Reino. En la serie del barrio las historias están protagonizadas por un grupo de personajes marcados por sus excentricidades y por su forma “especial” de aplicar la lógica a la vida cotidiana. Son historias enternecedoras y humorísticas, que rozan el absurdo. Solo se publicaron los primeros libros. Ahora la editorial Seix Barral, que ha tomado el testigo de la publicación de Tavares, ha decidido publicar en un solo volumen los diez libros de la serie. Gran noticia.

LIBRO Una historia natural de la curiosidadALBERTO MANGUEL

Una historia natural de la curiosidad   (ALIANZA)   541 páginas

Alberto Manguel (Buenos Aires, 1948) nació en Argentina, es ciudadano canadiense y vive en Francia. Ha residido también en Italia, Reino Unido y Haití. Ha recibido más premios de los que seguramente recuerda y es miembro de varias prestigiosas organizaciones culturales. Y en materia de libros no se le resiste nada. Ha escrito ensayo y novela, ha traducido y editado muchos libros, ha ejercido la crítica literaria y ha preparado antologías muy variadas. Algunos de los títulos que pueden ayudar a recordarle son: Una historia de la lectura, Guía de lugares imaginarios ó La biblioteca de la noche. Ahora viene con Una historia natural de la curiosidad, un libro que bucea en la vida de pensadores, escritores y artistas que impulsaron nuestro conocimiento y se adentraron en los territorios de lo peligroso, lo prohibido y lo oculto. Para disfrutar.

Los ocho centímetros de menos de Nuria Barrios

  • Menéame0

En uno de los relatos de este libro se habla de una niña que tiene una pierna ocho centímetros más corta que la otra. No podía jugar con los otros niños ni andar con normalidad. Para su familia, eran esos ocho centímetros los que les separaban de la felicidad. A veces la distancia que nos mantiene separados del dolor puede ser aún menor. Sabemos que las líneas de seguridad no nos protegerán del todo siempre. La alegría y la desdicha están peligrosamente cerca. Esta es una de las reflexiones que vertebra el libro Ocho centímetros, publicado por Páginas de Espuma, y escrito por la escritora y crítica literaria, Nuria Barrios. Otra de las ideas centrales de estos textos es que el dolor irrumpe en nuestra cotidianidad y hay que convivir con todo. Tratamos de seguir adelante, de sobreponernos, de, al menos, sobrellevar el dolor. Por ello, las situaciones dolorosas pueden entreverarse con otras francamente agradables. La vida es así, y menos mal.LIBRO Ocho centímetros

Estas certezas, y otras muchas, son las que recoge Barrios, con extraordinaria precisión, a través de los once relatos que conforman este libro. Los cinco primeros están protagonizados de alguna manera por los mismos personajes. La autora nos abre las puertas de una familia en la que el infortunio parece tener parada y fonda. “Por qué nos pasa todo a nosotros”, se pregunta uno de sus miembros cuando las malas noticias se les acumulan. La enfermedad, los hospitales, la pérdida están muy presentes en estos cinco cuentos en los que el pueblo gitano, en concreto, los gitanos evangelistas tienen mucha presencia también. Sin paternalismo ni buenismo ni moralinas, Barrios nos acerca a una comunidad estruendosa, solidaria, en la que la droga ha hecho muchísimo daño, una comunidad en la que la devoción por Dios convive con la devoción por Camarón de la Isla. Un poblado de chabolas en los que parece complicado mantenerse a salvo y donde sin embargo muchos consiguen no caer. En estos relatos, en los que hay también ternura y humor, comprendemos algo tan devastador como que una persona drogodependiente, por muy cerca que esté de nosotros, por mucho que con solo extender el brazo podamos acariciarla, está en realidad muy lejos. Se convierten en seres remotos, algo que puede devastar a los familiares. Los otros seis cuentos no están relacionados entre sí, aunque siguen recorridos por el dolor y la enfermedad. Un puente de cristal me ha parecido singularmente duro, y muy hermoso en su tristeza resulta El tren Neckermann.

Ocho centímetros está escrito por una mujer y eso se nota. Hay detalles, reflexiones, descripciones que evidencian que no estamos ante la forma de ver y de sentir el mundo de los hombres, y creo que estas perspectivas enriquecen mucho la literatura. Con un estilo nada ampuloso, muy preciso, Barrios logra crear unos personajes con los que empatizamos pronto y plantear situaciones muy verosímiles. Con la lucidez necesaria para mirar el dolor de frente sin que ciegue, esta autora madrileña ha redondeado un estupendo libro de cuentos en el que la venda va después de la herida.

Txani Rodríguez

El Agujero Negro. Maldito

  • Menéame0

El traficante de esclavos lee con displicencia un libro de poesías. Le parece simple, bisoño, desorientado. Un ejercicio estéril de egolatría juvenil. Una sucesión de florituras pretenciosas con ínfulas de malditismo. El traficante cierra el libro con cierta ceremonia y bruscamente lo arroja al fuego, donde las llamas van lamiendo golosas su propio nombre: Arthur Rimbaud.

Roberto Moso

El concurso del 18 de abril de 2015

  • Menéame0

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodríguez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La digital es pompas@eitb.com y la postal “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. Esta semana el libro buscado y encontrado era La tercera cara de la luna del escritor gallego Ángel Luis Sucasas. Los ganadores de los libros han sido Maria Victoria Bengoetxea, Nerea Torres y Fermina Ezkurdia. Ya tenemos un nuevo concurso en marcha. Pincha y suerte.

Romanos, máquinas de vapor y otras historias maravillosas

  • Menéame0

FOTO Romanos y máquinas de vaporEl pasado fin de semana en Pompas de Papel charlamos con el escritor catalán Jaume Valor Montero de su novela La República Pneumática, que cuenta lo que podría haber sucedido sucedido si el Imperio Romano hubiera desarrollado la máquina de vapor. También comentamos dos libros estupendos de dos autores madrileños: el volumen de relatos Ocho centímetros de Nuria Barrios y la novela Blitz de David Trueba. En nuestro espacio para la poesía escuchamos la voz de Aritz Gorrotxategi. Y además tuvimos nuestros habituales espacios para el cómic, la creación, el ensayo, las novedades y la participación de los oyentes.

Sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros en Radio Euskadi. Pincha y disfruta del programa.

Los raros. El magnífico Max Aub

  • Menéame0

LIBRO Josep Torre CampalansEn 1955, fui invitado a dar una conferencia en Tuxtla Gutiérrez, capital del estado de Chiapas. “Mejor aquí –dije- que en parte alguna de México, está bien celebrar los trescientos cincuenta años de la primera parte del Quijote. Miguel de Cervantes, en 1590, solicitó del Rey “la gobernación de la provincia del Soconusco”. Otra cosa dispusieron las mercedes y la burocracia, que suelen conllevarse bien; pero sin duda, el Quijote pudo ser chiapaneco y, tal vez debió serlo porque fue para la novela su Nuevo Mundo.

Una noche en la librería de la Plaza, hablando con un joven poeta de la localidad, fui presentado a un hombre, alto de color, seco, al que llaman don Jusepe”.

 

Así comienza el Prólogo indispensable de Jusep Torres Campalans de Max Aub. Es la primera parte de las siete de que consta este artefacto estético-literario, por llamarlo de algún modo, con el que el escritor hispano-mexicano Max Aub, dio vida a un pintor inexistente, el citado Torres Campalans. Biografía inventada de un pintor catalán, de la órbita cubista, escrita con tal rigor, que muchos en el momento de su publicación, en 1958, la dieron por fidedigna. Y no es para menos si tenemos en cuenta que Aub se inventa varios artículos sobre el supuesto pintor, aporta todos los dibujos y cuadros del artista biografiado, intercalados en el texto, y hasta el catálogo final con sus exhaustivas notas.

Desde el punto de vista literario, los momentos más jugosos de este curioso libro, de estructura fragmentaria y cubista, son la Biografía propiamente dicha, de Campalans, desde su niñez en Girona, hasta 1914, año en que el pintor deja París donde residía, por Méjico, para evitar la Primera Guerra Mundial; luego, el llamado Cuaderno verde, conjunto de notas en forma de reflexiones y aforismos supuestamente hallados entre los papeles del pintor; y, por último, las Conversaciones finales mantenidas por Max Aub con el mismo Campalans a quien descubre casualmente, ya septuagenario, en Chiapas.

Campalans sigue siendo una especie de filósofo intuitivo, católico y anarquista al mismo tiempo, con buenas razones para justificar sus variadas posturas, que se expresa siempre con una rotundidad y sinceridad desarmantes. Es amigo de Picasso y de Mondrian, pero detesta a Juan Gris. Y no considera que el cubismo sea una vanguardia, sino simplemente una forma de pintura realista, de hecho la forma más realista de plasmar los objetos.

Por poner una pega a este libro de prosa transparente y amena, resulta en ocasiones poco verosímil que un ex seminarista que comienza a trabajar a los doce años desarrolle de forma autodidacta esa capacidad de análisis tan certero sobre la cultura y la pintura contemporáneas, que exhibe en las reflexiones del Cuaderno Verde. Está claro que es el propio Max Aub quien habla, quien podría haber sido ese pintor de pensamiento tajante y paradójico, atento siempre a la búsqueda de la autenticidad y de la esencia, y que por no estar seguro de encontrarlas, renuncia para siempre a la pintura refugiándose en la simplicidad del paraíso chiapaneco. Pero por lo demás, echa la salvedad, esta de Jusep Torres Campalans es una de las falsas biografías más logradas de la literatura en castellano. Una buena prueba del genio de Max Aub, cuya obra merecería mucha más atención.

Javier Aspiazu

Didierlaurent, un gozoso descubrimiento francés

  • Menéame0

Un hombre toma todas las mañanas el tren de cercanías a las 6 y 27 minutos. Se dirige al trabajo. A un trabajo detestable para un hombre como él, Guibrando Viñol –extraño nombre-, que adora los libros: trabaja como técnico de una máquina que destruye libros, que los tritura, que los convierte en pasta de papel para hacer otros libros. Los libros destrozados son libros que se destruyen porque alguien ha decidido que ya no tienen ninguna utilidad porque, sobre todo, no encuentran vendedor. Guibrando, jugándose el tipo, cada día entra en las fauces de la bestia y recupera algunas pocas hojas que han quedado enteras, que no han sido trituradas. Cuando toma el tren a las 6 y 27 minutos de la mañana se dedica a leer en voz alta algunas de esas páginas para deleite de la mayoría de los viajeros que guardan un silencioso sepulcral y gozoso.LIBRO.El lector del tren

El libro de Jean-Paul Didierlaurent tiene un ligero parecido temático con una de las grandes novelas de la literatura europea escrita tras la II Guerra Mundial, Una soledad demasiado ruidosa del checo Bohumil Hrabal. En esta novela el técnico se llamaba Hanta y como Guibrando trabaja en una trituradora de papel. Pero en lugar de rescatar hojas tras la masacre, Hanta rescata libros enteros antes de la destrucción. Los libros los trasladaba a su casa que acababa convertida en una biblioteca monstruosa que impedía a duras penas la vida en la vivienda. El libro de Hrabal era un homenaje a los libros, a la creación artística. Esto también se trasluce en la novela de Didierlaurent, el amor a los libros, pero no es el objetivo último de la novela. Porque de lo que habla El lector del tren de las 6.27 es del rescate de vidas condenadas a la soledad, y los libros, la escritura y por ende la lectura, son aquí un camino para eludir esa soledad, para encontrar un alma gemela que sienta la misma pasión por la letra escrita que es un trasunto de la vida.

Guibrando Viñol acabará conociendo a través de sus lecturas a gente de la más variopinta. Desde un grupo de jubiladas a las que acabará alegrando sus vidas monótonas con sus lecturas en la residencia de ancianos, hasta una peculiar limpiadora de un centro comercial, Julie, que siente la pasión por la escritura. En el mundo de Guibrando conoceremos también a Giuseppe Caminetti, el ex compañero de trabajo al que la máquina monstruosa, la Cosa, dejó sin piernas y al que ayudará a encontrar todos los ejemplares de un libro sobre jardinería que se hizo con la pulpa de papel y carne de sus piernas desaparecidas. También estarán los odiosos compañeros Félix Kowalski, el jefe gritón y sin escrúpulos, y Lucien Brunner, un auténtico fascista que disfruta destruyendo libros, y el maravilloso gran Albert que ayuda a Guibrando a rastrear los libros con los restos de las piernas de Giuseppe.

Un libro delicioso, tierno y fantasioso, repleto de personajes extravagantes y también de gente corriente, de historias que se cruzan y descruzan hasta llegar a un final aparentemente feliz. Un cuento, una fábula francesa, que encumbrado a su autor Jean-Paul Didierlaurent, un escritor galardonado por sus cuentos, pero que debuta con El lector del tren de las 6.27 en la novela por la puerta grande.

Enrique Martín

Thriller y fantasía en César Pétez Gellida

  • Menéame0

FOTO Cesar Pérez GellidaEl escritor castellano César Pérez Gellida (Valladolid, 1974) acaba de publicar en el sello Suma de Letras la novela Khimera. Pérez Gellida, licenciado en Geografía e Historia que ha trabajado en el mundo de las empresas audiovisuales y que en estos momentos se dedica en exclusiva a la literatura, se ha hecho tremendamente popular por la trilogía policiaca Versos, canciones y trocitos de carne que se inició con la exitosa Memento mori, continuó con Dies irae y concluyó con Consumatum est. Con Khimera se introduce en el género de la distopía. Estamos en el año 2054. Tras la Guerra de la Devastación Total, el poder ha pasado a manos de las grandes corporaciones que han abolido conceptos como capitalismo y democracia y han instaurado el culto a la tecnología y las corrientes transhumanistas. Pero la Asamblea, el nuevo poder, está siendo desafiada por Khimera. Los que luchan contra el nuevo poder intentan a encontrar a una especie de salvador conocido como el “bogatyr”. La aventura no ha hecho más que comenzar. Pincha y escucha la charla.

El poema. José Blanco, vasco

  • Menéame0

FOTO José Blanco 2Mi nombre es Marcos Sima.

Tengo un amor en cada puerto,

Suena a tópico utópico –lo sé.

 

Como el pie de una copla tabernaria;

Quiero decir el mismo amor,

El siempre indigente amor.

 

La realidad humilla a la ficción.

A la ficción le da sopas con honda,

La vapulea con saña inexorable

 

Llevo mi amor conmigo;

Mi amor desharrapado,

De puerto en puerto:

 

Resto de agua de los bidones,

Adarce en los cabellos,

La sombra de un tatuaje desvaído.

 

Me llamo Marcos Sima.

Como todos los hombres,

Me llamo Nadie.

Este poema titulado Mi nombre es nadie está escrito por José Blanco, un escritor nacido en Barakaldo en 1965. Ha publicado varios poemarios, el último en 2013 Poemas del sublime cotidiano. Ha publicado un libro titulado La deriva de Marcos Sima, lo ha hecho, como en otras ocasiones con Baile del sol. Sus poemas, que son siempre bastante eclécticos en cuanto a diseño, han aparecido en varias antologías. Ha recibido varios premios.

Goizalde Landabaso

Comictario. La Revolución del 34 en la mirada de Alfonso Zapico

  • Menéame0

En el año 2012 el dibujante asturiano Alfonso Zapico ganó el Premio Nacional del Cómic por su obra Dublinés, y el fallo del galardón se hizo público solo dos meses después de que finalizara la última gran huelga de la minería en España, que tuvo una especial incidencia en Asturias. Ese fue el germen de la nueva obra de Zapico que acaba de ver la luz, y que confirma tanto su buen hacer como su compromiso histórico y social.

Hijo de la cuenca minera, con raíces familiares en el fondo de los pozos, Alfonso Zapico asumió un reto tan apasionante como difícil: trasladar al cómic la revolución de 1934 y la Comuna Asturiana, la última gran revolución obrera registrada en la vieja Europa. Tras más de dos años de trabajo, el resultado de ese desafío es La Balada del Norte, una maravillosa novela gráfica, publicada por la editorial vasca Astiberri, que nos sumerge en aquelloCOMIC La balada del nortes años treinta del pasado siglo, llenos de tensiones y conflictos que culminaron con el golpe militar, la Guerra Civil y la posterior dictadura franquista.

Con su habitual habilidad narrativa y rigurosa documentación, Zapico vierte en imágenes una epopeya trágica protagonizada por dos mundos irreconciliables, la burguesía explotadora y el obrero explotado. Y para el desarrollo del drama emplea un selecto ramillete de personajes: Tristán Valdivia, hijo del Marqués de Montecorvo que en las navidades de 1933 decide volver desde París a su Asturias natal. Su padre es un poderoso industrial minero, pero Tristán no tiene buena relación con él y sus amigos son activistas de izquierdas y simpatizantes de la revolución soviética. Apolonio es capataz de la mina, un hombre duro y justo cuya voz se escucha y respeta tanto dentro como fuera del pozo. Y su hija Isolina trabaja en casa del marqués y se enamora del joven Tristán.

Con ellos como soporte y con un amplio abanico de secundarios, Alfonso Zapico ilustra con mano maestra el inexorable camino hacia la revolución. Las tensiones políticas en España se reflejan con especial crudeza en Asturias, donde los mineros ven empeorar cada día sus condiciones de trabajo. Su futuro, morir enterrados en un pozo o enfermos terminales de silicosis, les convierte en candidatos ideales a levantarse contra el poder establecido. Tienen todo por ganar y prácticamente nada que perder. Y así, después de 220 páginas teñidas del color gris y negro de la mina, llegamos al final de este primer tomo de La Balada del Norte, que termina con las primeras horas de la revolución. Habrá que esperar más de un año para la segunda y última entrega, y lo haremos, pacientes y ansiosos, con el convencimiento de que estamos ante una magna obra, un ejercicio de memoria histórica con el que Alfonso Zapico demuestra hasta dónde puede llegar el cómic como arte y como instrumento narrativo. Su horizonte es de premios y reconocimientos. No os la perdáis.

Iñaki Calvo