El penúltimo de la temporada 29 de Pompas de Papel

FOTO PompasEn este penúltimo Pompas de Papel de la temporada 15/16 charlamos este pasado fin de semana con la escritora vizcaína Esther Zorrozua que acaba de publicar la novela Marcas de agua, sobre el inmenso dolor que provoca la muerte de un hijo. Además comentamos dos libros muy diferentes: el ensayo histórico del hispano-mejicano Paco Ignacio Taibo II Que sean fuego las estrellas y el libro-disco del dúo vasco Chico y Chica Notario. También hablamos del cómic Diagnósticos, descubrimos al poeta español Ignacio Vleming y recuperamos un clásico raro El barco de la muerte del misterioso Bern Traven. Y como no hubo novedades, el agujero negro y el concurso. (En la foto, algunos de los miembros del equipo de Pompas en cena merecida. De izquierda a derecha y de arriba abajo, Txani Rodríguez, Kike Martín, Félix Linares, Iñaki Calvo y Goizalde Landabaso).

Sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi.   Pincha y disfruta del programa.

Estupinyà explica la ciencia, el reino de la incertidumbre

Dice el autor de este libro que la práctica científica debe parecerse a comer cerezas con los ojos cerrados porque si los tenemos abiertos siempre elegiremos las piezas que mas nos interesen en cada momento y así se manipula la realidad. No es mala idea. Y tampoco divulgar la ciencia recurriendo a metáforas, ejemplos y anécdotas, que sirven para simplificar la excesiva complejidad de estos asuntos, al menos a ojos de los humanos no especializados. Estupinyà no es científico, pero si periodista y escritor especializado en el ramo y lleva ya un par de libros que abordan diferentes aspectos de la ciencia (El ladrón de cerebros. Compartiendo el conocimiento científico de las mentes más brillantes y S=EX2. La ciencia del sexo) y ha realizado una serie de televisión que quizá haya sido ya emitida, aunque no podría asegurarlo, este tipo de programas suelen salir al aire sin demasiadas alharacas.

Lo que nos importa ahora es esta segunda entrega de El ladrón de cerebros, LIBRO El ladrón de cerebrosque es lo único que he leído de Estupinyá. Aquí nos lleva desde el origen del universo hasta la operación de cerebro pasando por multitud de cuestiones no demasiado ordenadas siguiendo sus viajes y divagaciones, pareciéndose bastante a Michael Moore en sus documentales; vamos que sale mucho para explicarnos sus conversaciones con gente importante, al estilo Punset por centrarnos, y, si se me permite, con su mismo farragoso estilo. Verán, la divulgación es muy complicada porque se trata de hacer comprensible a personas que no saben nada sobre algo, algunas cuestiones demasiado difíciles. Hay gente que lo hace muy bien, y nombro a Isaac Asimov porque el mismo Estupinyà le cita en este libro, que era bueno hasta contando la historia de la humanidad y las obras de Shakespeare, cuanto más los aspectos científicos en los que era experto, y otros que, quizá por no dominarlo totalmente, se pierden un poco entre situaciones.

El ladrón de cerebros es un libro muy ambicioso, pero no pone al servicio del lector todas las herramientas para dominarlo y, además, es muy caprichoso con los ritmos y el espacio dedicado a cada tema. Y hay una excesiva inclinación hacia los temas más populares, desde el sexo a la alimentación, lo que le lleva, en ocasiones, a parecerse a un libro de autoayuda. Contra toda evidencia el autor desecha el determinismo y hace saber a cada uno de sus lectores que es capaz de los mayores logros a nada que se esfuerce, cambie de vida, descubra lo que le conviene, y si lo suyo no es la dieta mediterránea no pasa nada, lo que tienes que hacer es leer sus libros y ver su próxima serie de televisión. Y luego acusa a Roger Penrose de ser superficial. Bueno, yo creo que en este libro hay grandes verdades y un acercamiento interesado a la disciplina científica, pero ustedes deberían manejar siempre la incredulidad porque me temo que en esta materia lo desconocido es mucho mayor que la certidumbre. Aunque, y en eso si hay que darle la razón al autor, la ciencia avanza a gran velocidad y seguramente tendremos oportunidad de sorprendernos enormemente cada uno de los días por venir.

Félix Linares

El blues de Ojembarrena y las voces de Ciudad del Cabo

Este es un libro de relatos que surge de la experiencia vital y de la observación. Enrique Ojembarrena es un vasco viajero que ha repartido su sabiduría por medio mundo. Fue profesor de literatura durante diez años en Estados Unidos  (en Colorado, Vermont y California) y otros veinte años en la Universidad del País Vasco. Ha dado clases de literatura española, hispanoamericana, norteamericana, francesa, inglesa, alemana, rusa, árabe, persa y japonesa. Y en los últimos años hasta de literatura africana y grecolatina. Todo lo literario le ha interesado. Hasta tal punto que decidió escribir sus propias obras. Ganó el Premio Café Gijón con su primer libro, escrito cuando tenía veinte años, Ismael. Luego escribió otro libro Vuelo de paloma, que está inédito. Su tercer trabajo fue en 1994 Guerrita, la historia del famoso torero. En 1999 publicó el libro de poemas autobiográfico Traje de luces. Luego aparecieron en 2008 la novela Bajo la noche, sobre el País Vasco y el exilio, y en 2011 el libro bilingüe Dreams/Sueños. Y ahora aparece este libro, Blues de Ciudad del Cabo, escrito en castellano, y que se publicó primero en inglés.

Blues de Ciudad del Cabo es un homenaje a la ciudad sudafricana en la que el autor ha vivido media docena de años. Una ciudad marcada por su multiculturalidad, LIBRO Blues de Ciudad del Cabopor ser un crisol de razas y creencias y también una representación de la lucha de clases derivada de las terroríficas diferencias sociales. Ojembarrena ha observado su entorno y ha escrito 22 cuentos independientes, que retratan a personajes paradigmáticos de esa urbe tan especial, retratados con la especial lente del autor. Encontramos a un negro del gueto que se acobarda ante una mujer hermosa de la que está enamorado, a un indio que viaja a Calcuta a ver a su anciana madre, a un joven botánico francés que explora la flora local, a un gestor adicto al juego, a un barbero de Swazilandia especialista en contar historias fantásticas, a un pintor con problemas del corazón empeñado en pintar palmeras, a un trompetistas de jazz en busca de comprensión, a un preso liberado que intenta dar carpetazo al pasado, a una criada negra que odia a su amo holandés, a un inventor persa con muy mala suerte, al dueño y el trabajador de una cafetería de éxito, a un instalador de calderas por cuenta propia, al viejo maestro que se sienta todos los sábados al lado de la tumba  de una joven maestra devorada por los tiburones, a un hombre que lo abandona todo para ver cebras, a un ex soldado que cada cierto tiempo realiza un trabajo sucio para el compañero que le salvó la vida en combate, a un hombre apurado que quiere vender un libro valioso y a otro hombre (tal vez el escritor) lo que pudo ser en el pasado la historia de Ciudad del Cabo paseando por el viejo puerto.

Los cuentos, como decíamos, son independientes, pero hay algo sutil que los encadena: el ambiente de la ciudad, sus calles y sus plazas; la presencia constante de Table Mountain; algunos personajes que protagonizan cuentos y que aparecen como sombras ó como personajes secundarios en otros relatos… El autor va formando una especie de entramado, de red, que nos da una imagen de una ciudad y de sus gentes, con historias que a veces recuerdan a las de los grandes cuentistas estadounidenses de los años cincuenta y sesenta, a gente como John Cheever, y de décadas posteriores, como Raymond Carver. Un libro notable.

Enrique Martín

Juan Luis Zabala, la vida, sus cosas y un perro llamado Txistu

FOTO Juan Luis ZabalaEl periodista y escritor guipuzcoano Juan Luis Zabala (Azkoitia, 1963) acaba de publicar en la editorial Algaida el libro Txistu eta biok. Tras haber dado a la imprenta novelas, colecciones de relatos, libros de literatura infantil y dos biografías, Zabala nos presenta su último trabajo con el que mereció el premio Kutxa Ciudad de Irún. Se trata de una historia, cercana a la autoficción, en la que también encontramos elementos de la novela negra, protagonizada por un periodista de la sección de cultura de Berria que descubre que lo que verdaderamente le interesa es el deporte. El libro, que tiene pasajes muy divertidos, está dividido en pequeños capítulos, en la mayoría de los cuales, Txistu, el perro del protagonista y desencadenante, en cierto modo, de este trabajo, le sirve de excusa al autor para brindarnos interesantes reflexiones sobre la cultura y el euskera, entre otros asuntos. Con el autor hemos charlado. Pincha y disfruta.

El poema. Ursula Andkjer Olsen, danesa

FOTO OlsenMATRIARCADO I

Si el mercado es una madre, tiene que ser ordeñado.

Si el individuo es una polla, tiene que usar condón.

 

MATRIARCADO II

Si un rico puede ser ordeñado, es una madre.

 

MATRIARCADO III

Puede follarse a un mercado madre, no ayuda,

Las heridas vuelven a cicatrizar.

 

MATRIARCADO IV

Tanto el individuo dinámico como el flexible están tendidos

Entre un estado “big mother” y un estado “hijito de Big Mother”.

Este poema  lo escribió Ursula Andkjer Olsen, una escritora nacida en 1970 en Copenhague. En el año 2000 apareció su primer libro, Canciones y cuentos de Lulú. Ha publicado varios poemarios, el más reciente el año pasado, y ha participado en diferentes proyectos literarios. Ha ganado varios premios y becas. Desde 2013 es la editora de la revista Kritik. Este poema se puede leer en la recopilación de poesía danesa titulada Copenhague huele a París. Un poemario publicado por la editorial  Nórdica Libros, muy interesante, y que da a conocer a esta parte sur de Europa a los poetas de la parte norte del continente.

Goizalde Landabaso

El comictario. Hijos del crepúsculo, el adiós de Darwyn Cooke

Hace poco más de un mes, el 14 de mayo, falleció a los 53 años de edad, víctima de un cáncer, el gran dibujante canadiense Darwyn Cooke, uno de los autores más personales y reconocidos del cómic contemporáneo. Su peculiar estilo, ágil y muy cercano a los dibujos animados, le impidió triunfar pronto en el noveno arte y, de hecho, durante la década de los 90 trabajó varios años para la Warner, dejando su sello en las series de animación de Superman y Batman.

Fue en el año 2.000 cuando obtuvo su primer gran triunfo en el cómic, la serie limitada Batman: Ego. Después, ya todo fue rodado. Junto a Ed Brubaker, Cooke se encargó de relanzar al personaje de Catwoman. Hizo incursiones en varias series Marvel y DC e, incluso, se atrevió con la legendaria The Spirit. En 2004 ganó varios premios Eisner COMIC Los hijos del crepúsculocon la miniserie DC: The New Frontier, y a partir de ahí dedicó buena parte de su tiempo a adaptar al cómic las novelas de Parker, el implacable delincuente creado por Richard Stark, seudónimo del gran escritor de género negro Donald Westlake. En total, cuatro sensacionales novelas gráficas que le valieron otra vez el reconocimiento de los Eisner.

Durante sus últimos años Darwyn Cooke trabajó también para el ambicioso proyecto Antes de Watchmen, y tuvo tiempo para dibujar una última obra, el cómic que hoy nos ocupa, titulado Los hijos del crepúsculo y cuyo guión lleva la firma de otro autor enorme, el gran Gilbert Hernández, creador de ese lugar lleno de realismo mágico llamado Palomar. Realismo mágico que impregna esta historia, ubicada en un pueblito costero donde un buen día aparece una misteriosa esfera de luz blanca. Pronto empiezan a ocurrir sucesos inexplicables, como la ceguera que sufren varios niños, algunas desapariciones, huracanes breves e imprevistos y la llegada de una bella y silenciosa mujer de larga melena blanca. Fenómenos extraños que alteran la tranquilidad de la aldea y de cuya investigación se encarga un joven científico que, por supuesto, y ahí se nota la mano de Beto Hernández, se verá mezclado en el peculiar día a día del pueblito y sus habitantes.

Una historia llena de atractivo, que funde lo extraordinario con lo cotidiano, el amor interestelar con el amor terrenal y nos permite disfrutar del maravilloso e inconfundible dibujo de Darwyn Cooke. No os perdáis Los hijos del crepúsculo, la obra póstuma de un grande del cómic que se nos ha ido demasiado pronto. Descanse en paz.

Iñaki Calvo

La tercera entrega de las novedades de junio de 2016

LIBRO Ciudad esmeraldaJENNIFER EGAN

Ciudad esmeralda                (MINÚSCULA)         226 páginas

Prosigue la recuperación de la obra de la escritora estadounidense Jennifer Egan (Chicago, 1962), a la que conocimos gracias a su novela El tiempo es un canalla, una divertida y punzante crítica de la industria del rock, que le hizo ganar el Premio de la Crítica y el Pulitzer en 2011. Tras La torre del homenaje, una novela de 2006 centrada en la historia de un neoyorquino que se traslada a Europa para intentar convertir un castillo en un hotel, llega ahora un libro de relatos publicado originalmente en 1996. Ciudad Esmeralda reúne once cuentos ambientados en diferentes lugares del mundo (China, Bora Bora, Estados Unidos, México…) protagonizados por personajes  marcados por la soledad, la nostalgia y el arrepentimiento. Gente que vive bien, pero no se siente bien.

NICCOLÒ AMMANITIPN927_Anna.indd

Anna                      (ANAGRAMA)          293 páginas

Niccolò Ammaniti (Roma, 1966) es uno de los grandes escritores italianos del momento. Si alguien tiene alguna duda que lea sus anteriores novelas: Que empiece la fiesta, No tengo miedo, Tú y yo, llevada al cine por Bertolucci, o Te llevaré conmigo. En Anna nos traslada a un mundo futuro, pero cercano en el que la Humanidad ha sido diezmada por un virus que sólo mata a los adultos. Los niños lo incuban, pero no les afecta hasta que crecen. Estamos en Sicilia. Todo está en ruinas. Anna, que tiene trece años, puede estar cerca de morir. Por eso inicia un viaje con su hermano pequeño Astor para llegar a la península donde dicen han descubierto un antídoto. Con ellos llevan un libro de su madre, Las cosas importantes, con consejos para sobrevivir. Una nueva mirada a la infancia y la adolescencia.

LIBRO Alma de hierroFERNANDO PALAZUELOS

Alma de hierro                    (SIARTE)                 66 páginas

El escritor Fernando Palazuelos (Bilbao, 1965) tiene alma de artista. Aparte de escribir libros tan estupendos como La trastienda azul, Papeles de penumbra, Las manos del ángel y Geometría del azar, siempre le ha gustado dibujar. Sus anteriores trabajos con el artista gráfico Rober Garay, Zapatos en la arena y La bestia que bebe de las huellas, parece que le han abierto definitivamente el apetito gráfico. Alma de hierro es uno de esos libros misceláneas, con candado y todo, que nos hablan desde un punto de vista poético y melancólico de la gloria y la ruina industrial del Gran Bilbao. Fernando lo hace todo: dibuja, realiza collages, diseña planos y los envuelve en letras convertidas en poemas, en reflexiones, en pequeñas historias. Un libro-objeto, una pequeña maravilla.

SAM SELVONLIBRO Solos en Londres

Solos en Londres                  (AUTOMÁTICA)      175 páginas

Samuel Selvon (1923-1994) fue el primer escritor negro que tuvo un cierto éxito en el Reino Unido. Nació en Trinidad y Tobago, cuando era colonia británica, y se afincó en Londres en los años cincuenta. De aquella época es su novela más famosa, Solos en Londres. Acabada su peripecia inglesa volvió a su país en los setenta, para posteriormente instalarse en Canadá como profesor en varias universidades. Se le considera el padre y renovador de la literatura antillana en lengua inglesa. La novela cuenta la historia de unos chicos que llegan a la metrópolis desde el Caribe en busca de trabajo y una vida mejor. Sus sueños chocan con el frío clima y con los crecientes prejuicios sociales. El protagonista, Moisés Aloetta, nos cuenta su peripecia y la de muchos como él. Moderno antes que nadie.

LIBRO El arte de tirarNAGISA TATSUMI

El arte de tirar               (DUOMO)               186 páginas

Comienzo con una anécdota personal. Hace unos días me dirigí hacia la librería de un librero amigo para preguntarle sobre sistemas para almacenar libros. Los que tengo ya no me caben en casa. Lo que me dijo es “haz una limpieza y luego hablamos”. Es la mejor forma de presentar este pequeño ensayo de la escritora y educadora japonesa Nagisa Tatsumi (1965), máxima “autoridad en ordenar” en su país y en sacar de esta actividad beneficios físicos y mentales. Tras publicar este libro en 2005, Tatsumi se ha convertido en una especie de filósofa del orden doméstico, porque, dice, hay que liberarse de los objetos inútiles que se acumulan en nuestras pequeñas viviendas. Consejos cabales para vivir mejor.

Pello Lizarralde, sobre la invisibilidad de la miseria

Elur bustia, la nueva novela del escritor de Zumarraga, Pello Lizarralde, arranca con un hombre a la sombra de un tráiler, en una zona industrial. No sabemos nada de él, sólo que él mismo parece dudar hacia dónde dirigirse, que finalmente entra en un hostal, pide un vaso de agua, nada más, y toma de un cenicero la colilla de un cigarro. Tras esa escena, sabemos por tanto que Ramiro atraviesa dificultades económicas. Esta técnica, la de mostrar en vez de decir, la de dejar que el lector vaya conformándose una idea precisa de cómo es el personaje ante el que está, es una de las constantes de este libro. Hay más detalles: sabemos que es un buen hombre porque se encara a unos niños que tiran piedras a un perro; sabemos que es cívico, porque tira las cosas a la papelera; sabemos que le preocupa su aspecto por cómo aprovecha los baños de las gasolineras para asearse… Y pronto sabremos algunos datos más: es un emigrante que ha ido a la vendimia francesa (diría yo), pero que no ha encontrado trabajo. LIBRO Elur BustiaDe vuelta a casa, al sur, sabemos que se dirige al sur, trata de ganar algún dinero en lo que le va saliendo, trabajos precarios como descargar camiones a cambio de veinte euros. El perfil de Ramiro se redondea cuando, a través de una breve conversación telefónica, deducimos que tiene mujer e hijos.

Elur bustia es una novela articulada en base a muy pocos elementos, y para que una historia así se mantenga hay que ser narrativamente eficaz. Estamos ante la historia de un hombre que quiere volver a casa, y que malvive en el camino. Puede que sea la historia de muchas personas. Avanza entre carreteras secundarias, autovías, viaductos… Observa el bienestar satisfecho de las gentes en las terrazas al atardecer desde el otro lado de la barrera económica, y no vende barata su dignidad.  Lizarralde narra con un ritmo pausado, con precisión, y logra que conectemos con el protagonista, que sintamos su sed, su hambre y su, a veces, desesperación. Y es eso lo que hace que no soltemos el libro, las ganas de saber qué va a pasar con ese hombre, qué va a hacer, cómo se las va a apañar, qué quiere.

Entre los pocos elementos que, como decía, se permite emplear el autor, destacan algunos personajes secundarios, especialmente el de Lontzo, y también la ambientación, un tanto desoladora, doliente en un verano que se hace demasiado largo. Elur bustia es por tanto una gran historia, una aventura forzosa, contada con humildad, sin estridencias, de forma callada, como se desarrollan en la realidad este tipo de historias, por desgracia: como si no se dieran, como si no existieran.

Txani Rodríguez

El concurso del 18 de junio de 2016

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodríguez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La digital es pompas@eitb.eus y la postal “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El libro buscado era Nos vemos en esta vida o en la otra del escritor y periodista gallego Manuel Jabois. Los ganadores de los lotes de libros han sido Ana Ansa, Remedios Delgado y Xanet Benavides. Hasta aquí los enigmas por esta temporada. La semana que viene resolveremos el último que nos queda.