José A. Pérez Ledo: si no quieres amor, toma taza y media

FOTO José Antonio PérezEl guionista, humorista y director de televisión Jose A. Pérez Ledo (Bilbao, 1979) acaba de publicar en la editorial Planeta la novela Esto no es una historia de amor. Pérez Ledo ha trabajado de guionista en programas como El hormiguero o El Club de la Comedia y ha escrito monólogos para Andreu Buenafuente, El Gran Wyoming, Ángel Martín o Joaquín Reyes, entre otros. Colabora como comentarista en el programa Más que palabras de Radio Euskadi y ha escrito artículos satíricos en Rolling Stone, Jot Down, Público, Orsai y El Correo, entre otros medios. Es autor del blog mimesacojea.com, que en 2014 recibió el Premio Bitácoras al mejor blog de humor y entretenimiento. Su primera novela cuenta la historia de Dani, hijo único de 35 años, para el que el amor romántico es un artificio fomentado por las películas de Hollywood. Una mentira que lleva siglos creando expectativas imposibles. Y mientras espera a que la inspiración le regale una historia digna de convertirse en su primera novela, se gana la vida escribiendo biografías de empresarios al borde de la jubilación. Así es como conoce a Eva, la hija de un magnate inmobiliario que vive alejada de su padre y de su fortuna, trabajando como profesora en una guardería de la periferia, y de la que se enamora inmediatamente. Pincha y disfruta de la charla.

El poema. Tulia Guisado, catalana

FOTO Tulia GuisadoNada debería existir.

Ni la tierra, ni el fuego,

ni el agua.

Mucho menos el aire,

donde respiran los demás

para dañarme.

Ni la esperanza.

Pero existe.

No hay palabras.

Y existe.

 

Nada debería alzarse sobre la tierra

y llamarse tierra y ser barro y existir

si a la tierra se regresa

antes de crecer en ella.

 

Yo no he inventado este dolor,

y sin embargo, trazo cada día

el mapa de la lluvia en el planeta,

y es nuevo, cada día, para mí

el trazo de esta herida, de esta llaga,

que se expande,

que crece

cada día.

Cada día.

 

– Nunca creíste que fuera tuyo

un dolor tan antiguo, tan usado,

dicen, tan poco original.

 

Es mío.

 

Cada día le pongo un nombre nuevo:

lo llamo pie,

lo llamo estómago,

lo llamo rodilla,

lo llamo cabeza,

cansancio, malestar,

canas, cuello, manos, huesos.

Y de todos,

mi favorito es insomnio.

Lo llaman insomnio.

Lo llaman insomnio los enanos.

Y los Hombres Malos.

Este poema lo escribió la escritora catalana Tulia Guisado, nacida en Barcelona en 1979. Tiene estudios universitarios de filología y literatura. Trabaja como profesora, y ha participado en varias antologías. En 2015 publicó su primer libro, un poemario que llevaba como título 37’6. Vive en Madrid desde 2006, y es miembro del Movimiento Poetry Slam Madrid.

 Goizalde Landabaso

El comictario. La casa de Paco Roca

COMIC La casaPaco Roca, el gran autor valenciano, ha vuelto a conseguirlo. Ha publicado un nuevo cómic y ha añadido otro eslabón a la maravillosa cadena de la memoria que viene construyendo desde hace años. Todo empezó con Arrugas, la inolvidable obra sobre la vejez y el alzheimer. Luego llegó El invierno del dibujante, la apasionante historia de los autores de tebeos en la España franquista. El siguiente paso fue Los surcos del azar, la vibrante y dolorosa epopeya de los españoles que perdieron la Guerra Civil pero nunca dejaron de soñar con la libertad. Y ahora, Paco Roca sube otro peldaño en su ruta de la memoria con La casa, novela gráfica que recoge sus recuerdos de infancia y, sobre todo, es un sentido y sincero homenaje a su padre fallecido.

La casa es esa segunda vivienda que, durante los años 70 y 80 del pasado siglo, millones de familias de clase media se las arreglaron para tener en la costa o en el interior, a pesar de que los salarios no daban para lujos. Es por ello que casi nadie se hipotecó y gran parte de aquellos “chaletitos” fueron construidos por las propias familias durante los fines de semana y las vacaciones, con el padre como capataz y los hijos acarreando cemento, tejas, ladrillos y baldosas. En incontables ocasiones no tenían ni licencia para levantar la vivienda, pero se pagaba una multa asequible y las obras seguían adelante.

La casa de Paco Roca fue una de esas, edificada sobre el típico terreno de Levante, con el sol y la luz del Mediterráneo garantizados, el sonido ambiente de las chicharras y el aroma de los árboles frutales. Un pequeño microcosmos en el que pasaban cosas cotidianas y aparentemente irrelevantes, pero que con el paso del tiempo y a la hora del recuerdo se revelan como momentos importantes, incluso trascendentales, de nuestras vidas.

Los protagonistas de esta novela gráfica son tres hermanos, Vicente, José y Carla que, con sus respectivas parejas, se reúnen en la casa de veraneo un año después de la muerte de su padre. El objetivo es vender la propiedad, pero el regreso al lugar donde vivieron tantas experiencias provoca una catarata de recuerdos y también un agrio cruce de reproches. Y como telón de fondo, el recuerdo que cada uno tiene de su padre, el típico hombre siempre ocupado, que quizá no supo mostrar cariño pero al que todos echan de menos y se preguntan por qué se dejó morir.

Otra bella historia firmada por Paco Roca, que vuelve a hacer gala de su maestría para convertir los sentimientos en viñetas. No dejéis de habitar La casa, un cómic magnífico publicado por la editorial Astiberri.

Iñaki Calvo

La última entrega de novedades de enero de 2016

LIBRO Cuentos de amorJUNICHIRO TANIZAKI

Cuentos de amor                               (ALFAGUARA)         317 páginas

Junichiro Tanizaki (1886-1965) es uno de los grandes escritores japoneses del siglo XX, a la altura de otros tan admirados como Kawabata, Mishima ó Endo. Su literatura bebe de las fuentes de la tradición japonesa y de la vanguardia contemporánea occidental. Algunas de sus novelas son clásicos: Naomi, La historia de un ciego, Las hermanas Makioka, La madre del capitán Shigemoto y La llave. Para conmemorar los cincuenta años de su muerte, Alfaguara ha traducido directamente del japonés once cuentos románticos, once historias de amor, algunas de ellos inéditos en castellano. Historias bellísimas, de refinado erotismo y perversidad latente. Cuentos modernos y transgresores que hablan de voyerismo, travestismo, fetichismo y sadomasoquismo. Joyas.

HILARY MANTELLIBRO Experimento de amor

Experimento de amor                           (DESTINO)         316 páginas

Hilary Mantel (Glossop, 1952) es una de las figuras literarias del Reino Unido. Ha ganado dos veces el Booker, con En la corte del lobo y con su secuela, algo inédito, Una reina en el estrado. Una visión de la Inglaterra de Enrique VIII bajo la mirada de su hombre fuerte Thomas Cromwell. Prepara ya la tercera entrega de la serie. Experimento de amor nos traslada al Londres de la década de los setenta. La protagonista es una chica irlandesa, humilde y católica, a la que sus padres, con muchos esfuerzos, envían a estudiar a la universidad para que se labre una carrera. Allí comenzará a relacionarse con otras chicas de diferente clase social. Conseguirá triunfar pero por el camino se dejará demasiadas cosas.

cubierta_Niñagorda_02AMARA LAKHOUS

Choque de civilizaciones…             (HOJA DE LATA)         175 páginas

Amara Lakhous (Argel, 1970) es un escritor, periodista y antropólogo argelino que vive desde 1995 en Roma, a donde llegó huyendo de la persecución política que sufría en su país. Escribe en italiano y se dio a conocer en 2006 con esta novela, Choque de civilizaciones por un ascensor en Piazza Vittorio, que recibió varios galardones literarios importantes y que fue llevada al cine. La novela cuenta la historia de los inquilinos de un edificio de viviendas de Roma en el que habitan ciudadanos de todo el mundo: un refugiado iraní que aborrece la pizza, una cuidadora peruana que todo el mundo cree que es filipina, un bengalí que tiene una tienda de ultramarinos y la portera italiana que les odia a todos y les impide usar el ascensor. Y entonces hay un asesinato. Tragicomedia europea.

FRÉDÉRIC BEIGBEDERSin título-1.indd

Oona y Salinger                               (ANAGRAMA)         291 páginas

El francés Frédéric Beigbeder (Neuilly-sur-Seine, 1965) se dio a conocer con 13,99 euros, una descarnada y divertida novela sobre el mundo de la publicidad. Después llegaron otros libros exitosos como El amor dura tres años, Windows on the World y Socorro, perdón. Una novela francesa. Su nuevo libro Oona y Salinger indaga en la relación amorosa que mantuvieron el escritor J.D. Salinger y Oona O’Neill, hijas del dramaturgo Eugene O’Neill que luego se casaría con Charles Chaplin con el que estuvo hasta el final de su vida y con el que tuvo ocho hijos. Salinger tenía veintiún años y Oona quince. Estuvieron juntos hasta que el bombardeo de Pearl Harbour les separó. La novela recrea aquellos años y fantasea con la posibilidad de que ambos siguieran en contacto años después. Novela verité.

LIBRO Sobre el arte modernoCÉSAR AIRA

Sobre el arte moderno               (RANDOM HOUSE)         104 páginas

El cerebro musical                     (RANDOM HOUSE)         278 páginas

No nos cansaremos de decir que el argentino César Aira (Coronel Pringles, 1949) es un escritor excepcional. Original, imaginativo, delirante, inteligente y raro de narices. Sus libros son estupendos: Ema, la cautiva, Cómo me hice monja, El mago, Las noches de floresRandom House ha creado una colección para reeditar todos sus libros. Por ejemplo se ha publicado El cerebro musical, una nueva edición de Relatos reunidos, con tres nuevos textos, y Sobre el arte contemporáneo que reúne la alocución con este título que inauguró el congreso de Artescritura en Madrid en 2010 y que proponía superar la brecha entre artistas y escritores, y En La Habana un relato sobre su recorrido por los museos de la capital cubana.

Manuel Astur reinventa el ensayo emocional

Seré un anciano hermoso en un gran país es un ensayo emocional, un ensayo sin tesis, y, la verdad, ni falta que le hace tenerla. Como bien se señala en la contraportada, se puede narrar una época a través de una vida particular. Bien, pues esa particularidad, esa mirada personal, la ofrece el poeta, narrador y periodista Manuel Astur. Él, en el verano de 2015, se recluyó en su casa familiar de Grado para contar su historia, una historia que por tramos se parecerá a la de muchos de nosotros porque tiene este libro algo de canto generacional.

El escritor rememora sus primeros años: “mi infancia es una playa solitaria”, dice; y relata el día en el que dejaron el pueblo para instalarse en Oviedo. Habla de su adolescencia, cuando se enrareció y dejó de hablar con otros chicos de su edad pero, empezó, a cambio, a escuchar a la humanidad entera: empezó a escuchar música. Y esa decisión sería algo definitivo en su vida. LIBRO Seré un anciano hermosoLo primero que encontró fue el indie: “Lo cierto es que para el adolescente de catorce años que yo era, asqueado de sí mismo y de su país, buscando desesperadamente una identidad propia no manoseada, aquella música fue una salvación”.

Cuenta Astur cómo fue hardcoreta, skater, mod y que, al final, como si de una tribu urbana más se tratara, decidió que lo de que verdad quería ser era escritor. Entre tanto llegaban los primeros excesos, los primeros besos, los viajes a Madrid, donde estudió cine, un trabajo en una productora musical que concluyó con una especie de epifanía, la derrota y la victoria: dos meses después había dejado el trabajo. “Ya no tenía novia, ni chalet, y mi gato había muerto atropellado por un coche. Comenzó entonces el futuro; era el año 2008. El presente es mi futuro en llamas”, recuerda.

Y mientras pasa todo eso en la vida de Astur, el autor, a través de sus experiencias, nos habla del golpe de estado, de la caída del muro de Berlín, de la precariedad laboral, del progreso mal entendido, de la crisis, de la corrupción, en fin, de lo acontecido en estas últimas décadas. El panorama lo conocemos todos y sin embargo este relato crítico traslada optimismo y pundonor, no se escolla en ese tic furioso, estéril y, por desgracia, tan contemporáneo como es el de la crítica por la crítica.

En todo caso, creo que lo más sobresaliente de este ensayo son algunas de las reflexiones de Astur, especialmente, las que se fraguan en torno al modo en el que se generan los recuerdos y las nostalgias: “Porque se puede echar de menos lo que aún no se ha ido. Podemos añorar un presente en el que estamos metidos”. La verdad es que hay párrafos, páginas enteras en estas memorias, que están tocadas por la belleza, por el ritmo, por el lirismo y que vienen, además, envueltos en ideas y emociones.

Seré un anciano hermoso en un gran país es un libro emocionante y lúcido que nos pondrá en contacto con nuestros propios recuerdos y con sensaciones que aunque las hayamos sentido quizá nunca hayamos sido capaces de describir con la plasticidad y precisión que alcanza Manuel Astur. El ensayo desprende además cierta mirada humorística porque, la verdad, no creo que haya otra forma de hacer un análisis serio de lo que ha pasado ni de lo que está pasando. Continuará.

Txani Rodríguez

El concurso de Pompas de Papel del 30 de enero de 2016

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodríguez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La digital es pompas@eitb.eus y la postal “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El libro buscado era el poemario La leña helada del escritor guipuzcoano Jesús María Cormán. Los ganadores de los lotes de libros han sido para Iñaki Jauregi, Jesús Ortega y Fermina Ezkurdia. Ya podéis intentar resolver otro enigma de la temporada. Pincha y suerte.

El Agujero Negro. Sonrisa

Le conmovió aquella frase de Shakespeare: “Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada”. Así que sonrió a sus amigos y a sus enemigos, a sus jefes y a sus acreedores, a su familia y a sus vecinos. Llegó un momento en que dormía sonriendo y se levantaba igual. Y así sigue, con la misma sonrisa estúpida, ciento veinte años después.

Roberto Moso

Desamores literarios y recuerdos de corazón

FOTO El desamorEn Pompas de Papel charlamos este fin de semana con el guionista, humorista y reconocido bloguero bilbaíno Jose Antonio Pérez Ledo de su primera novela Esto no es una historia de amor, que cuenta la historia de un descreído sentimental que se enamora hasta las cachas. Comentamos además dos libros de interés: El caso Eden Bellwether del británico Benjamin Wood y Seré un anciano hermoso en un gran país del asturiano Manuel Astur. Y además tuvimos espacios para la poesía, el cómic, el ensayo, las novedades y el concurso. Por cierto, el programa se lo dedicamos a Asier Suárez, un veterano oyente que nos dijo adiós. Gracias por todo.

Sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi. Pincha y disfruta del programa.

Julia Cagé y el desmoronamiento de los periódicos

He aquí un libro urgente, de esos que se confeccionan con unas cuantas estadísticas, con un buen conocimiento de la historia y con algunas ocurrencias ante el cariz que van tomando las cosas en los medios de comunicación. Quizá las cosas cambien mañana, presumiblemente a peor. Julia Cagé es una experta en el análisis histórico de los medios, conoce muy bien su deriva, las catástrofes que han acompañado su devenir y sabe que hay que hacer algo. Y se ha puesto a la tarea. Reconozco que la parte que narra los hechos ocurridos es muy certera y el análisis de por qué hemos llegado a este punto es adecuado. También es cierto que Julia habla del terreno que conoce, por ejemplo de España solo menciona el ERE de El País, mientras que se explaya en la situación planteada en Alemania, Francia, Reino Unido y Estados Unidos, donde los gigantes también se tambalean. En realidad no habla de los medios de comunicación, sino de la prensa escrita porque la radio no existe para la autora y la televisión sigue siendo un negocio, aunque a la larga seguramente tendrá más de un problema, al menos la generalista. AR493_Salvar a los medios de comunicación.inddEs decir que si alguien quiere saber lo que ha ocurrido en la caída de los periódicos este es un libro perfecto: breve, contundente, bien documentado.

El problema lo tenemos cuando empieza la especulación sobre el futuro y sus incógnitas. Bien, no hay dinero, las empresas se atrincheran, los profesionales pagan las consecuencias, el lector también, la publicidad escasea, la competencia de Internet es salvaje. Frente a este escenario ¿qué podemos hacer? Pues Julia Cagé propone recurrir a una especie de crowfunding, crear sociedades participadas por el público lector y por los trabajadores con un reparto de beneficios, en el caso de que los hubiera, algo descabellado, y con una presencia potente de los antiguos dueños del periódico, si es que los hay. Es cierto que en Estados Unidos Warren Buffet ha comprado una cincuentena de manchetas y que Jeff Bezos se ha hecho con el legendario Washington Post, pero seguramente se trata de inversiones que les permitan tener mas influencia política que amor a la información. El New York Times hace tiempo que descubrió que la versión digital no conseguía ni el veinte por ciento de la publicidad de la edición en papel y que las suscripciones no aportan el dinero suficiente para tener una plantilla que cubra con solvencia las necesidades de un periódico, de hecho las redacciones se han adelgazado y los mismos ejemplares se han quedado en nada. ¿Cuánto tiempo se puede aguantar en estas condiciones? Seguramente mucho no, y me parece que las recetas de Julia Cagé no van a inyectar vitaminas al enfermo, aunque según se comenta aquí mismo la crisis acompaña a la prensa escrita desde el final de la segunda guerra mundial, y ya pasa de setenta años.

Quizá es cierto que la televisión mató a sus competidores y no nos hemos dado cuenta porque los zombis están de moda. Salvar los medios de comunicación puede que no dé con la solución, pero hay que reconocer que la autora sabe muy bien por qué estamos donde estamos.

Félix Linares

Una anónima y arrebatadora pasión amorosa

He de reconocer que siempre me asaltan las dudas ante productos literarios como éste. La vida me ha hecho bastante desconfiado. Así que cuando leí que en Francia había triunfado un libro basado en unas cartas encontradas en un sótano, enseguida pensé que estábamos ante la enésima estratagema comercial para vender un producto y que tarde o temprano se “desvelaría”, se “descubriría”, que el autor real de esas misivas era la persona que dijo haberlas descubierto. Ha pasado el tiempo y el descubridor de estas cartas, Jean-Yves Berthault, sigue jurando y perjurando que las encontró en un sótano, cuando ayudaba a una amiga a vaciar una antigua casa, dentro de una caja de madera protegidas por unos papeles de periódicos que ocultaban unos tarros de conserva vacíos. Así que vamos a creerlo.

Y si lo creemos, estas cartas, que narran una pasión amorosa de una mujer hacia un hombre en los años veinte del pasado siglo, son asombrosas y sorprendentes. LIBRO La pasión de Mademoiselle SY lo son porque las cartas están escritas con una crudeza y realismo que eran inusuales en aquella época. No solo para una mujer -no se conocen textos femeninos de estas características, tan osados-, sino incluso para los hombres que escribían con desparpajo en aquellos tiempos sobre la pasión amorosa y las relaciones sexuales. No existen textos tan directos y crudos. Lo curioso del caso es que no conocemos las respuestas del amado, porque no se han conservado, y no sabemos por tanto si la audacia sexual y erótica de las cartas, que va aumentando con el paso del tiempo, es correspondida por la parte masculina y en los mismos términos.

Por lo que se deduce de lo leído, la escritora de estas cartas amorosas es una joven parisina de buena familia que trabaja en una oficina. Que una chica trabajara ya en esos tiempos en una oficina, como nos dicen en el prólogo, no era lo habitual, pero tampoco extraño, porque la sangría de la Primera Guerra Mundial había acelerado ese paso de las mujeres hacia puestos laborales que antes no habían ocupado. La protagonista por tanto es una de las primeras mujeres “liberadas”, que pueden hacer vida fuera de casa y ganarse un sustento. Simone, que así se llama –es un nombre ficticio-, está soltera y enamorada al parecer de un hombre casado con el que vive una aventura. Una aventura por lo menos al principio, porque según vamos avanzando en la lectura de las cartas nos vamos dando cuenta que Simone está cada vez más enamorada, enganchada, de Charles (otro nombre ficticio). Los dos, parece que se ven en el ambiente laboral, y mantienen sus encuentros sexuales en la propia casa de Simone, cuando no están sus familiares, ó en habitaciones de hotel.

En estos encuentros la pasión se desata y Simone irá haciendo todo lo que Charles le va exigiendo. Hasta tal punto que llega un momento en que ella se convierte en sumisa y él en dominante, una situación que incluye latigazos y prácticas consideradas aberrantes en aquellos tiempos y, por algunas personas, en estos, como el sexo anal para ella e incluso para él. Por cierto, algo que le va gustando cada vez más a la protagonista, que se transforma por momentos de dominada a dominadora. La relación, que se prolonga mucho en el tiempo, sufre altibajos para desesperación de Simone, que reprocha a su amante sus continuos alejamientos y sus silencios epistolares. Y es a partir de aquí cuando el libro va cambiando sutilmente y asistimos al desmoronamiento progresivo de Simone, cuando ésta se da cuenta de que el interés de su amado por ella parece ir remitiendo sin esperanza.

Un libro sorprendente, de alto contenido erótico, volcánico en algunos momentos, pero que reflexiona muy seriamente sobre la pasión amorosa no correspondida. Porque sí, aquí hay mucho sexo y mucho erotismo y algunos momentos casi pornográficos, pero lo interesante del libro, de estas cartas esperanzadas y también angustiadas es que hay una persona valiente que rompe moldes, que ensancha su libertad, pero que se encuentra con la barrera del desamor, porque ella ama y el otro no. Un libro que parece avanzar la náusea ante la existencia sin esperanza, sin amor, que autores como Camus y Sartre formularían casi treinta años después. Lo dicho, si es verdad es todo un descubrimiento.

Enrique Martín