¡Hasta septiembre!

  • Menéame0

LIBRO Lecturas de veranoLos pomperos nos vamos de vacaciones. Pero no os dejamos solos del todo. Durante todo el verano, tanto sábados a las cuatro de la tarde, como domingos a las doce de la noche, nos podéis escuchar en la antena de Radio Euskadi. Porque vamos a estar reemitiendo algunos de los programas más intersantes de la temporada 14/15. El sábado 12 de septiembre, si todo va bien, nos encontraremos de nuevo en la temporada número 30 de Pompas de Papel. ¡Qué viejos y jóvenes nos sentimos! Un deseo: que disfrutéis con vuestras lecturas. Salud.

El concurso del verano de 2015

  • Menéame0

Aunque nos vamos, os ponemos deberes. Nos gustaría que nos hablárais de vuestras lecturas de verano, de los libros que os han sorprendido para bien ó de aquellos que os recomendaron pero que han resultado un bluff. Envíadnos vuestros comentarios a nuestras direcciones habituales. La digital es pompas@eitb.eus y la postal “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las comunicaciones recibidas sortearemos unos cuantos lotes de libros. ¡Animáos!

El concurso del 27 de junio de 2015

  • Menéame0

Aquí tenéis el resultado del último concurso de la temporada. Tras las pistas apuntadas por Txani Rodríguez se encontraba la novela La doble vida de Jesús del escritor mejicano Enrique Serna. Los ganadores de los libros han sido Fernando García Llano, Asier Suárez y Mentxu Yusta. Zorionak.

El Agujero Negro. In memoriam

  • Menéame0

No diga bonhomía.FOTO Xabier Sáenz de Gorbea

No diga sonrisa perenne.

No diga buen rollo.

No diga conversación.

No diga saber sin ostentar,

Estar sin abrumar

Y saber siempre estar.

No diga profunda añoranza.

Diga: Xabier Sáenz de Gorbea.

Roberto Moso y todos los pomperos de pro

La última cena del curso 14/15

  • Menéame0

FOTO La última cenaPompas de Papel despide su temporada número 29. Y lo hace con una “bodeguilla“, una de sus tertulias alocadas. En ella hablamos de los libros publicados en los últimos meses que más nos han gustado y de algunos que no hemos leído, pero que tienen buena pinta. Se trataba de hacer una buena lista para pasar de la mejor manera el largo verano. Roberto Moso, Goizalde Landabaso, Iñaki Calvo, Txani Rodríguez, Félix Linares y Enrique Martín hablaron de lo humano y lo divino, entre un buen montón de libros.

Sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi. Pincha y disfruta del programa.

El Tocho. Tambor de los tambores, el de Günter Grass

  • Menéame0

LIBRO El tambor de hojalataPues sí: soy huésped de un sanatorio. Mi enfermero me observa, casi no me quita la vista de encima; porque en la puerta hay una mirilla; y el ojo de mi enfermero es de ese color castaño que no puede penetrar en mí, de ojos azules.

Por eso mi enfermero no puede ser mi enemigo. Le he cobrado afecto; cuando entra en mi cuarto, le cuento al mirón de detrás de la puerta anécdotas de mi vida, para que a pesar de la mirilla me vaya conociendo. El buen hombre parece apreciar mis relatos, pues apenas acabo de soltarle algún embuste, él para darse a su vez a conocer me muestra su última creación de cordel anudado.

Así comienza El tambor de hojalata de Günter Grass. Publicada en 1959, fue la primera novela del autor alemán, recientemente fallecido, y la más célebre de toda su producción literaria. Grass utiliza elementos autobiográficos, su nacimiento en la entonces ciudad libre de Danzig, de padre protestante alemán y madre católica polaca, para crear uno de los antihéroes más insólitos de la literatura del siglo XX, el pequeño tamborilero Oscar.

Seguramente recordarán parte del argumento por la famosa adaptación cinematográfica de Volker Schlondorff: el pequeño Oscar, hastiado de los adultos, decide dejar de crecer a los 3 años de edad, cuando le regalan su primer tambor de hojalata. A partir de ese momento nadie puede despegarle de su instrumento y quien lo intenta se enfrenta a su grito extremadamente agudo, capaz de romper todos los vidrios del entorno. La voz “vitricida”, como se la llama en la novela, es uno de los rasgos más sorprendentes del personaje. Recordarán además el descarado erotismo de la historia: Oscar es testigo de la infidelidad de su madre con su primo, y él mismo, a pesar de su corta estatura, tiene un hijo con su vecina María. Pero a diferencia de la película, la novela es también la crónica de los cambios que sufrió la ciudad de Danzig, que pasa de manos polacas a alemanas en varias ocasiones a lo largo de la historia, y cuya ocupación por el ejército nazi desencadena la Segunda Guerra Mundial. La derrota alemana supone la evacuación de la ciudad de la mayoría de la población, de origen germano, obligada a emigrar por la fuerza. Entre ellos están Oscar, María y su hijo, que acaban asentándose 1000 kilómetros al oeste, en Düsseldorf. Allí Oscar se convertirá en un famoso concertista de tambor, antes de ser internado en un sanatorio por un crimen que no ha cometido.

A lo largo de la novela, Grass despliega una capacidad de fabulación admirable que recuerda, por su forma de engarzar una historia con otra, a los grandes clásicos. Pero su sorprendente utilización de la primera y la tercera personas, de forma alternada, para referirse a su personaje, nos remiten de lleno a las técnicas de la literatura contemporánea. El cúmulo de peripecias, sazonadas con imágenes perturbadoras, de las que es testigo o protagonista Oscar, dotan de enorme atractivo a una narración que conjuga de forma magistral la desbordante fantasía de su autor, con algunos de los hechos más trágicos del siglo pasado. Un debut deslumbrante para una trayectoria que culminaría con el premio Nobel. Encontrarán El tambor de hojalata de Gunter Grass en la editorial Alfaguara.

Javier Aspiazu

 

Diego Ojeda, cantautor, poeta y viceversa

  • Menéame0

Diego Ojeda es un escritor canario, nacido en 1985, que reside en Madrid y que a pesar de su juventud ha publicado ya tres libros y cuatro discos. Un autor que durante años dio clases, algo que dice echar de menos, y que se ha creado una gran reputación dentro del circuito de la música independiente. Ha presentado su trabajo por varias ciudades españolas y ha dado el salto a América, donde se ha convertido en un auténtico ídolo en México y empieza a serlo en Cuba.

Diego Ojeda presenta ahora su tercer poemario, Siempre donde quieras, tras A pesar de los aviones y el exitoso Mi chica revolucionaria. Su nuevo libro es mucho más que un libro de poemas, es todo un recorrido vital por un año en la vida de su autor. LIBRO Siempre donde quierasContiene versos, un diario personal, unas ilustraciones hermosísimas de Cristina Reina y un CD, donde encontramos el tema que estábamos escuchando y un puñado de canciones más donde oímos muchos recitados y la colaboración de gente como Escandar Algeet, Carlos Salem, Rayden, Elvira Sastre, Fredi Leis y Marwan, otro poeta-cantor de éxito.

Ojeda asegura que “la poesía es el más pacífico de todos los lenguajes y el amor –leif motiv del poemario-, la mejor de todas las revoluciones”. Se nota en los versos que el poeta está enamorado, que le va bien la vida, aunque amar pueda ser doloroso y también un estado emocional repleto de renuncias. No oculta el poeta que para llegar a este estado hay que pasar muchas zozobras y estar siempre en estado de permanente naufragio, de permanente descubrimiento. “Empezamos con miedo./ Aprendimos a ser/ sin necesidad/ de llegar a la cima,/ descubrimos que el hecho de estar/ a menudo es bastante”. Mientras tanto, alrededor de los amantes, sigue la vida: la dureza de la crisis y sus consecuencias (Cuando esta puta crueldad/ gobernada por perros/ nos clava sus dientes), el encarcelamiento de los ex ministros, la eliminación de España en el Mundial de Fútbol de Brasil. Luego debería llegar el momento de la calma, de embalsar los sentimientos. “Se trata de ser agua/ con este amor sereno/ para que vengan los lagos”. Pero los amantes se pierden, a veces para siempre, a veces por un momento. Fue este el caso. “Entonces/ volviste,/ y sigo pensando/ qué habría pasado/ de no haberlo hecho”. Y el poeta sigue componiendo canciones y escribiendo versos. “Escribo, nunca por encargo,/ no sé de otra manera,/ que la de verme/ desnudo ante un verso/ con el alma al pelo”. “Es gratuito,/ por eso escribo”. Y narrando su vida enamorada repleta de momentos cotidianos y otros extraordinarios. “Ver Lost,/ adoptar un perro,/ correr en ayunas,/ montar una empresa,/ perderse en Cantabria,/ abrazar a un sobrino en La Haya,/ partir almendras,/ tener un huerto,/ besar a un gato,/ bajar de peso,/ ir al gimnasio/…/y…/descubrir un predictor llorando,/ esperar nueve meses la vida./ En fin,/ cosas que volvería/ a hacer/ cien mil veces,/ pero/ solo contigo”.

Diego Ojeda ha cantado un poemario, ha escrito un libro de canciones: poemas que forman canciones, canciones que se transforman en versos. Una historia de amor que fluye ante nuestros ojos, que pareciéndose a muchas otras, es única, irrepetible y hermosa, y que se resume en una mirada de reojo: “Esta mañana al salir de casa miré hacia mi colchón y allí estaban: tu cuerpo y el futuro”.

Enrique Martín

Albert Espinosa, las enseñanzas de la vida y de la muerte

  • Menéame0

FOTO Albert EspinosaEl escritor, guionista y director de cine catalán Albert Espinosa (Barcelona, 1973) acaba de publicar la novela El mundo azul: ama tu caos. Espinosa se dio a conocer sobre todo por ser el guionista de la serie de televisión Pulseras rojas y de la película Planta Cuarta, dos historias basadas en su propia vida, de niño enfermo que estuvo en hospitales entre los 14 y los 24 años. En paralelo ha desarrollado una interesante carrera como dramaturgo y novelista con éxitos como No me pidas que te bese, porque te besaré, Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo y Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven. En El mundo azul: ama tu caos nos cuenta la historia de un grupo de jóvenes que se enfrentan a un gran reto: rebelarse contra un mundo que trata de ordenar su caos. Son cinco jóvenes con enfermedades terminales que llegan a una isla para morir. Pero no hay tristeza, los chicos y las chicas son felices porque durante unos días hacen lo que realmente querían hacer. Pincha y escucha la charla.

El poema. Ingibjörg Haraldsdóttir, islandesa

  • Menéame0

Discutíamos asuntos de seguridad:
es prudente ajustarse el cinturón
cruzar con la luz verde
ponerse bufandas y tomar vitaminasFOTO Haraldsdottir 1
dejar de fumar
de beber.
Todo es tan peligroso en estos días
la contaminación horrible (flores marchitas)
y hay muchas cosas que engordan: la nata
oprime el corazón
aumenta la violencia dicen los sociólogos
tristes y llenos de responsabilidad
cuando llegue la noche lo más seguro
es quedarse en casa.
Discutíamos los asuntos con franqueza
y precaución
de pronto la noticia:
ha estallado la guerra.
Nos quedamos un rato sin decir nada
después apagamos el televisor

y cambiamos de tema diciendo nimiedades.
Este poema, Seguridad, lo escribió Ingibjörk Haraldsdöttir, una poeta islandesa nacida en Reikiavik en 1942 que además es traductora, periodista y crítica de cine. Se licenció en la Escuela de Cine de Moscú. Trabajó como asistente de dirección en Cuba. De 1994 a 1998 fue presidenta de la Unión de Escritores de Islandia. Tiene varios poemarios publicados. Ha traducido al islandés a escritores como César Vallejo, Pablo Neruda, Nicolás Guillén, Julio Cortazar, García Marquez, Chejov, Dostoyewski ó Tomas Tranströmer. Este poema lo ha traducido ella misma al castellano. En 2002 recibió el Premio Nacional de Literatura de Islandia. Sus poemas han sido traducidos a muchos idiomas: inglés, alemán, ruso, húngaro y a las otras lenguas escandinavas.

Goizalde Landabaso

El comictario. La primera batalla que no ganó Napoleón

  • Menéame0

Esta semana se ha celebrado con numerosos actos sobre el terreno y la participación de 6.000 figurantes el 200 aniversario de la batalla de Waterloo, a 20 kilómetros de Bruselas, que supuso la derrota definitiva de Napoleón y el surgimiento de una nueva Europa, dominada por Francia, Gran Bretaña y Rusia, y a las que poco después se sumaría la Confederación Alemana. Waterloo fue una de las batallas más famosas de la historia y el fin del sueño imperial napoleónico que, según las crónicas oficiales, empezó su ocaso con las derrotas sufridas por las tropas francesas en España.

Sin embargo, el primer revés militar de Napoleón, la primera vez que no cosechó una victoria estando él al frente de su ejército, fue en la localidad austríaca de Essling. Ese episodio bélico es el argumento de la novela La Batalla, obra del escritor Patrick Rambaud ganadora de los premios Goncourt y de la Academia Francesa, y que ha sido adaptada al cómic de forma brillante por el guionista Frédéric Richaud y el dibujante madrileño IvLa Bataille Integrale couv ES.inddán Gil. La Batalla es todo un alarde visual, pleno de fuerza y dinamismo, un vibrante relato que resume 30 horas de enfrentamientos en las que murieron 40.000 combatientes, una auténtica carnicería, un muerto cada tres segundos. Napoleón no fue derrotado en Essling, pero fracasó en su intento de cruzar el río Danubio para acabar con las tropas del Archiduque Carlos de Austria.

Iván Gil nos traslada con gran realismo al campo de batalla, percibimos el ruido de los cañonazos, el olor de la pólvora y la sangre y los gritos de los heridos. Asistimos a las reuniones en las que Napoleón explica la estrategia e imparte las órdenes a su plana mayor y somos testigos de la decisión del Gran Corso de replegar sus fuerzas y, de inmediato, ponerse a planificar el siguiente combate. Muy significativa la frase de uno de los soldados de la tropa francesa: “Con el Emperador, la guerra no acaba nunca”.

La Batalla es un cómic monumental editado en castellano por la editorial Ponent Mon y que no puede faltar en ninguna biblioteca. Estamos ante una obra de gran rigor histórico, con un guión apasionante y un dibujo soberbio. Es el nacimiento de una estrella llamada Iván Gil, que ahora mismo está trabajando en la adaptación de otra epopeya napoleónica, la terrorífica campaña de Rusia, uno de los mayores desastres militares de la historia. Sabiendo de lo que es capaz este dibujante la espera de su siguiente cómic se nos va a hacer larga, muy larga.

Iñaki Calvo