Monthly Archives: septiembre 2010

Con los libros, a veces, se piensa y todo

FOTO.libro pensativoNo se hace uno más sesudo por leer libros, ni más sabio, ni mejor persona. Los libros nos informan y nos divierten y el resto hay que trabajárselo. Por eso es preciso desdramatizar el acercamiento a la lectura. Si lees bien, y si no lees también. Nosotros evidentemente apostamos por lo primero -nos va en ello el sueldo-, pero no hacemos enemigos entre los que deciden pasar su tiempo con otros asuntos tan sugerentes ó más que la lectura. Y os lo dicen unos tipos que van a recibir un premio por “fomentar la lec tura”. Dicho esto, a lo nuestro. En Pompas de Papel recibimos esta semana al escritor andaluz Juan Bolea, que acaba de publicar Orquídeas Negras, la historia de un trágico triángulo amoroso. También comentamos El fantasma enamorado del estadounidense Jonathan Carroll, donde se cuenta que es lo que pasa cuando la gente deja de morirse, y Lo que nos queda por vivir de Elvira Lindo, donde se narra la vida de una joven madre soltera en el Madrid de los ochenta. Además hablamos de libros recién publicados del francés Patrick Modiano, el peruano Santiaglo Roncagliolo, la italiana Cesarina Vighy y el vasco Iñaki Uriarte. El cómic lo firma Alfred y su salvaje disección de los odios en el mundo rural. Pasen, vean, escuchen, lean.

Pompas de Papel – Primera parte

Pompas de Papel – Segunda parte

El Agujero Negro. Primavera

Era un hermoso día de primavera y se sentía feliz. Caminaba en compañía de su hermana y los rosales perfumaban el paseo por la extensa avenida. Vivían a gusto en esa ciudad como de “Los Simpsons”, un lugar ni muy grande ni muy pequeño, donde conocías a todo el mundo pero también podías gozar de las ventajas de una gran urbe, con sus cines, sus polideportivos y un parque de atracciones a punto de inaugurar. Era una jornada radiante en un paisaje del primer mundo Su madre les había prometido macarrones, mientras su padre, igual que Hommer, trabajaba en la Central Nuclear.

Era un 28 de abril de 1986 en la próspera ciudad de Pripiat, justo al lado de Chernobyl.

Roberto Moso

¿Aún no conoces a Jonathan Carroll?

He de reconocer de entrada que soy un rendido admirador de Jonathan Carroll. Hasta tres libros –más este, cuatro- he comentado de este autor estadounidense en Pompas de Papel, todos ellos publicados por La Factoría de Ideas.

El primero fue El mar de madera y el flechazo fue instantáneo. Era de entrada un libro raro, extraño, inclasificable. Un libro que contaba la historia de un jefe de policía de una pequeña localidad al norte de Nueva York que un día encontraba un perro gordo y viejo con tres patas y un solo ojo. El policía adoptaba al perro, pero el perro se moría y el policía lo enterraba en el bosque. Pero al volver a su casa, el policía descubría que el perro estaba vivo y coleando. A partir de ahí un delirio asombroso. Carroll escribía una original novela fantástica trufada de elementos procedentes de la ciencia-ficción, la novela realista, el policiaco y el movimiento surrealista. Una novela dotada de un estrambótico sentido del humor, que sin embargo escondía una honda y triste reflexión sobre la condición humana, sobre el destino y sobre la casualidad que hace que nuestras vidas tomen caminos inusitados. Una constante en sus novelas.RESEÑA. El fantasma enamorado 2

Luego comenté El Museo del Perro (otra vez los perros). En esa historia nos encontrábamos con un arquitecto premiado con el Nóbel de la especialidad que no encuentra su camino; con un sultán que quiere construir un museo del perro, porque estos animales le han salvado tres veces la vida; con un chamán que se muere pero que aparece cada dos por tres; con una diseñadora de modas que pierde una mano en un terremoto y que es un encanto; con una periodista competente que da unos rodillazos de miedo; y con muchos obreros, austríacos, estadounidenses y árabes, que sin saber cómo acaban entendiéndose a pesar de desconocer sus idiomas respectivos. Carroll volvía a demostrar que era un escritor ingenioso, divertido, sorprendente y dotado de un don natural para la narración. Que podía hacernos llorar, y acto seguido reír a mandíbula batiente.

El tercer libro fue Los dientes de los ángeles, quizás una de las novelas más tristes de Carroll en la que los habituales juegos con el Destino y la Muerte no acababan en final feliz. Porque la mayoría de los personajes de la historia sufrían los embates de la Señora de la Oscuridad, que se hacía pasar en primer lugar por un ser compasivo que permitía a la gente conocer el futuro, y después por un joven cínico que jugaba con las ilusiones y esperanzas de las personas hasta llevarlas al borde del abismo: ya se sabe, la Muerte siempre triunfa. No era la mejor novela de Carroll, pero su prosa seguía siendo poderosa, adictiva y tremendamente sugerente.

Y ahora nos llega, El fantasma enamorado, que no gustará tanto a sus seguidores –no tiene un ritmo tan endiablado como las anteriores-, pero que a mí me ha parecido una de sus obras maestras. La novela se articula en torno a una pregunta, ¿qué sucedería si la gente dejara de morirse? Es lo que le pasa al protagonista, Ben Gould, que sufre una caída mortal y no fallece. El fantasma responsable de su “tránsito al otro lado” es encargado entonces por El Ángel de la Muerte de estudiar el fenómeno. Pero en el camino el ángel-fantasma, excelente cocinero por otro lado, se enamora de la ex novia de Ben. Comienza así un “viaje” para averiguar qué es lo que ha pasado, un periplo en el que Ben será perseguido por terribles demonios y protegido por los temibles “verz”. Es entonces cuando empezarán a aparecer más personas a las que les ha sucedido lo mismo que a Ben.

La novela es poderosa y está repleta de hallazgos: el enfrentamiento entre las diferentes personalidades del protagonista; el duelo en una hamburguesería entre el Ángel de la Muerte y el Horror; los perros que “ven” las enfermedades mortales de los humanos acechándoles en forma de niebla; el cementerio de los amores; la formación de los fantasmas… Lo hemos dicho otras veces, pero lo recalcamos, Carroll es un autor de una imaginación deslumbrante. Sus historias se mueven en el filo del mundo real y el de los sueños, el de los mitos, las leyendas y los dioses. Pero sus argumentos tienen poco que ver con los clichés que suele manejar el género. En sus novelas y cuentos los protagonistas son hombres ó mujeres que están ante una disyuntiva. Su vida ha alcanzado un objetivo ó no, y ante ellos se abre, ó bien el abismo, ó bien la posibilidad de trascender. Y entonces sucede algo, aparece alguien, que indica una posible alternativa, un camino a seguir. Como la vida misma, pero en fantástico. Un autor mayor, un talento único.

Enrique Martín

Las últimas novedades de septiembre de 2010

RESEÑA.El horizontePATRICK MODIANO

El horizonte (ANAGRAMA) 159 páginas

Gran tacada de autores franceses la que ha publicado la editorial Anagrama en este comienzo de temporada. Semanas atrás hablamos de los nuevos trabajos de Jean Echenoz y Pierre Michon. Ahora le toca el turno a otro maestro de la literatura europea actual, Patrick Modiano (Boulogne-Billancourt, 1945). Obsesionado con la búsqueda de la identidad y marcado por el recuerdo de un pasado doloroso, las primeras obras de Modiano trataron la ocupación nazi de Francia y el colaboracionismo, como El lugar de la estrella ó La ronda de noche. En los últimos tiempos sin embargo ha urgado en su propia biografía para dejarnos relatos tan estremecedores como Un pedigrí ó En el café de la juventud perdida. En su último libro, El horizonte, publicado este mismo año, vuelve a la ficción pura para contar la historia de un hombre que intenta rememorar una historia de amor casi olvidada que aconteció hace treinta años de manera casual. Puro Modiano.

SANTIAGO RONCAGLIOLO

Tan cerca de la vida (ALFAGUARA) 328 páginasRESEÑA.Tan cerca de la vida

Hace tiempo que Cesar Vallejo, Julio Ramón Ribeyro, Vargas Llosa y Bryce Echenique, dejaron de ser los únicos representantes conocidos en el mundo de la literatura peruana. Porque hace unos años apareció, para completar el cuarteto, Santiago Roncagliolo (Lima, 1975), un autor que no ha dejado de maravillarnos con cada obra que publica. Primero fue Pudor, después Abril rojo y el año pasado Memorias de una dama. Entre medio una obra de no ficción titulada La cuarta espada. Siempre sorprendiendo, siempre dando saltos en el vacío. En su última novela, Tan cerca de la vida, se atreve con un argumento cercano a la ciencia-ficción. Un Tokio inmenso, un empleado de una corporación de inteligencia artificial, una esposa a la que no comprende, los efectos del jet-lag y de un accidente, una camarera misteriosa… Un mundo de alta tecnología donde es imposible comunicarse: una historia de amor.

RESEÑA.El último veranoCESARINA VIGHY

El último verano (ROCA EDITORIAL) 153 paginas

La italiana Cesarina Vighy nació en Venecia en 1937 y murió en mayo de este año. Fue una bibliotecaria amante de los libros y de la literatura que nunca pensó en escribir, hasta que se le diagnóstico una mortal esclerosis lateral amiotrófica. Y entonces sintió la necesidad de escribir El último verano, premio Campiello y finalista de otro gran galardón literario italiano, el premio Strega. La protagonista se llama Z., aunque bien podría llamarse Cesarina. En primera persona, enferma, rememora sus recuerdos mientras mira a través de la ventana de la cocina. Y recuerda su infancia bajo las bombas, su Venecia, la Roma vitalista, la experiencia del psicoanálisis, el feminismo… Y aunque la enfermedad la golpee, ella mira con ternura al pasado, con un fino humor, con una sonrisa. Un largo adiós, que emociona, que no cae nunca en la sensiblería barata. Un sabio testamento.

IÑAKI URIARTE

Tierra amarga (PÀMIES) 332 páginasRESEÑA.Tierra amarga

En esta tierra gusta mucho la llamada novela histórica. Ahí está Toti Martínez de Lezea para confirmarlo. Y gusta especialmente la novela que se remonta hasta la Edad Media, hasta el tiempo de las guerras de banderizos. Iñaki Uriarte (Bilbao, 1957) es un apasionado de ese tiempo histórico. En su primera novela, La piedra filosofal, aunque la acción transcurría en nuestros días, había una atracción evidente por los tiempos de los alquimistas. En Tierra amarga nos lleva al Bilbao del siglo XV. El protagonista, Juan García, regresa a la casa de los Basondo después de mucho tiempo. Ha sido llamado por su abuelo para que esclarezca una serie de crímenes que se están produciendo en la comarca. Pero parece que nadie quiere oír hablar del asunto. Solo Esteban Otxoa el veterano jefe de armas está dispuesto a ayudarle. Odios ancestrales, venganzas y aventuras.

RESEÑAS.Cazadores de cuerposSONIA SHAH

Cazadores de cuerpos (451 editores) 342 páginas

Este libro fue publicado hace unos meses, pero nos ha parecido interesante sacarle del baúl de los olvidos. Es un gran reportaje sobre, como dice su subtítulo, “la experimentación farmacéutica con los pobres del mundo”. Prologado por John Le Carré, que ya se interesó por el tema en su magnífica novela El jardinero fiel, el libro indaga en las crueles e inmorales prácticas de la industria farmacéutica en el Tercer Mundo e incluso en el Primero con los más pobres de entre los pobres. Y es que las grandes farmacéuticas prueban sus medicamentos entre pacientes totalmente desprotegidos, a los que a menuda se informa mal sobre el riesgo que corren al participar en programas experimentales: tratamientos de segunda categoría para el SIDA, placebos que suponen un tiempo prolongado sin tratamiento cuando la cura es posible, gobiernos que hacen la vista gorda por sobornos multimillonarios y empresas capaces de matar. Sonia Shah (Nueva York, 1969) es una periodista independiente, dedicada a desenmascarar los poderes corporativos sobre todo en el mundo de la agricultura, la sanidad y el petróleo. Para los que quieren saber.

ALFRED

No moriré cazado (ASTIBERRI) 120 páginasRESEÑA.No moriré cazado

Alfred (Francia, 1976) nace en una familia de artistas. Con 18 años, crea una pequeña estructura editorial donde publica algunos cómics y cinco años después empieza a publicar con grandes editoriales. En España había publicado antes Por qué he matado a Pierre (Ponent Mon, 2007), que obtuvo un Premio Esencial y el Premio del Público en el Festival Internacional de Cómic de Angoulême. No moriré cazado es una adaptación al cómic de la novela homónima de Guillaume Guéraud, que tiene lugar en un pueblo de 1200 almas donde todo son cotilleos, odio y rivalidades ancestrales. Y donde, sin avisar, surge el drama, un drama extremadamente violento, de los que se leen en los periódicos, como pudieron ser el tiroteo del Instituto Columbine en Estados Unidos o el de Puerto Hurraco en España. Una violencia que aquí está más sugerida que mostrada. Un gran talento.

Triángulo fatal en la última novela negra de Juan Bolea

FOTO.Juan BoleaEl escritor andaluz Juan Bolea (Cádiz, 1959) acaba de publicar en la editorial Espasa la novela Orquídeas negras. Bolea es un autor de amplia trayectoria en la que ha cultivado mucho la novela negra. Destacan obras como El color del Índico, El manager, Los hermanos de la costa, Crímenes para una exposición y Un asesino irresistible. En Orquídeas negras nos adentra en la vida de Ricardo Dax un hombre atormentado que huyendo de una tragedia recala es la isla de El Hierro en las Canarias intentando rehacer su vida. Pero allí se encontrará con una mujer fatal, Puerto, una mujer turbadora y frágil que le arrastrará a un torbellino de pasión y también de muerte. Con el autor hemos charlado.

Elvira Lindo: el corazón desnudo transformado en novela

“La sensación de que sólo el lado alegre de tu carácter atraía el cariño de los demás o de que tu mayor cualidad consistía en una misteriosa habilidad para que el dinero acudiera a tus manos se convertía, o aLIBRO.Lo que me queda por vivirsí lo he vivido yo muchas veces en mi prolongadísima inmadurez, en la prueba de que no estaba hecha para ser amada como cualquier persona sino como simple compañera de diversión”. Esta frase amarga la pronuncia la narradora de Lo que nos queda por vivir (Seix Barral), la nueva novela de Elvira Lindo. Pero precisamente, da la sensación de que la mujer que conocemos, de forma muy íntima, en las páginas de este libro, busca exactamente lo contrario a mostrar el lado amable y alegre de su ser. Más bien, puede afirmarse que Antonia, la protagonista, da un paso al frente y dice: ésta soy yo y esto, lo vivido. Sin adornos.

Elvira Lindo ha puesto el corazón en la confección de esta novela, que sin ser ni estar cerca de unas memorias, sí tiene tintes autobiográficos. Lo que me queda por vivir es el testimonio sincero, en ocasiones muy emotivo, y siempre cercano, de una joven locutora de radio, que se separa de su marido cuando su hijo tiene cuatro años, que se ve sola en el Madrid de los 80, y que se siente perdida y consagrada a un compás de espera que la daña. En estas páginas, por las que discurre una existencia que, si fuera esquematizada no sería muy diferente de otras muchas, la narradora rememora su infancia errante, la juventud y su nervio, la pérdida temprana de su madre, los días en el pueblo, la recia protección de su tía, la militancia política y su inercia, experiencias amorosas y sexuales. Pero, la voz de la protagonista, que terminará por resultar muy familiar al lector, se centra de una forma singularmente intensa en su hijo, un niño que, nos confiesa, la protegió y la obligó a sobrevivir. Hay ternura, cierta culpabilidad y poca autocompasión en esa mujer que hace inventario de sus pesadumbres, derrotas, titubeos y errores, muchos tan parecidos a los nuestros.

Txani Rodríguez

El concurso del 26 de septiembre de 2010

¿Quieres seguir consiguiendo libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Iñaki Calvo cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La electrónica es pompas@eitb.com y la convencional es “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El libro a acertar esta semana era Cabo Trafalgar de Arturo Pérez Reverte. Los ganadores de los libros han sido Roberto Torres, Raquel García y Arkaitz Rodríguez. Ánimo y suerte.

Y venga a cargar libros…

FOTO.Cargando librosY así nos pasa lo que nos pasa, que andamos deslomados. Pero…  sarna con gusto no pica. Por eso seguimos en esto de los libros. En esta entrega de Pompas de Papel recibimos  a una de las reinas de la literatura juvenil española, la catalana Care Santos. Hablamos de su novela Cripta donde se cuenta la historia de una chica de 17 años que se comporta de manera extraña tras la muerte de su hermana. También comentamos dos novelas estupendas: la del argentino Ricardo Piglia, Blanco nocturno, y la de la euskaldun Irati Jiménez, Atsekabe zaitut. Además hablamos de los nuevos libros de la estadounidense Joyce Carol Oates, el francés Pierre Michon y el navarro Miguel Sánchez-Ostiz, en el que se rinde homenaje a Pablo Antoñana. Y de propina nos ocupamos de la recuperación del Príncipe Valiente que creara Harold Foster en 1937, una obra maestra del cómic, y que ahora llega con nuevas historias  firmadas por Schultz y Gianni. A disfrutarlo.

Pompas de Papel – Primera Parte

Pompas de Papel – Segunda parte

El Agujero Negro. Relectura

Primero vinieron por los comunistas, pero yo no dije nada porque no era comunista. Luego vinieron por los judíos, y yo no dije nada porque no era judío. Después vinieron por los católicos y como soy protestante tampoco dije nada. Después vinieron a por mí.

Al principio me molestó, lo reconozco, pero después encontré excitante lo de invadir Polonia.

Roberto Moso

Vuelve el maestro argentino Ricardo Piglia

Hace años, diez exactamente, Ricardo Piglia pasó de ser un completo desconocido entre nosotros a convertirse en una estrella literaria. Había motivo para lo segundo, pero lo primero, que no se hubiera publicado antes, es uno de esos misterios literarios que tanto abundan en nuestro mercado. Piglia es argentino y lleva cuarenta años creando escritos que mezclan la ficción con el ensayo para reflexionar sobre el mundo actual y sobre la literatura. A raíz del éxito de la película Plata quemada, basada en su novela del mismo título, Piglia no solo comenzó a ser conocido, sino que consiguió un grupo numéricamente adecuado de lectores para que sus libros se publiquen puntualmente e, incluso, se recuperen los anteriores. Y es también Plata quemada el título que le sirve al autor para dar un giro a su literatura acercándose a los géneros sin abandonar su ambición literaria. LIBRO.Blanco nocturnoBlanco nocturno (Anagrama) es una novela negra. Y es, naturalmente, un montón de cosas mas. Desde el punto de vista canónico de la literatura policíaca Blanco nocturno tiene todo lo necesario: un cadáver, un policía extravagante, varios políticos, un periodista, mucho dinero y un micromundo, el de una familia con posibles en un pueblecito argentino, al que ha ido a parar el tipo asesinado: un estadounidense de origen puertorriqueño y piel negra, lo que le convierte, al mismo tiempo, en miembro de una casta superior, por su nacionalidad, y componente de una raza inferior, por su color. Y, además, parece haber seducido a las dos hijas del rico de la zona. Es un candidato perfecto para aparecer muerto. Naturalmente hay mas personas y mas asuntos implicados en la solución del misterio. Piglia escribe siguiendo el canon de la investigación tras unos primeros capítulos en los que mezcla la historia del muerto y sus hazañas sentimentales con los hechos que se van produciendo en el lugar donde encontrará la muerte. Y así, utilizando un genero ya bastante usado, Ricardo Piglia nos habla de la historia de su país, de ciertos usos y costumbres, de la práctica de la política, de las relaciones familiares, de las diferencias entre lo que se dice y la realidad, de las malas prácticas para conseguir los objetivos, de la locura y de la reclusión, porque hay mucha gente aislada en esta novela. Y de muchas cosas mas. Se le ve suelto a Piglia, sabe mantener el interés del lector por la investigación y por la colección de seres humanos que dibuja, por sus reflexiones y las intuidas verdades que muestra. Y es divertido. No siempre, pero sí cuando merece la pena. Utiliza para ello a un personaje que ya ha aparecido en otras obras del autor, Emilio Renzi, un periodista poco entusiasta que trata de sobrevivir y de entender lo que pasa. Todo esto que hemos comentado afecta a la primera parte de la novela. Cuando comienza la segunda, trascurridos ya dos tercios de la narración, el tono cambia. El protagonismo pasa a Luca Belladona, un personaje que reflexiona y dicta a su secretario lo que se le ocurre mientras trata de levantar una industria imposible y se ve abocado a tremendos problemas morales. Quizá esta parte sea menos brillante pero es mas contundente, abandona el encanto de la prosa juguetona del comienzo y se instala en el territorio del informe. Ricardo Piglia ha vuelto a escribir una excelente novela, que satisface en diferentes niveles a los lectores. Busques lo que busques en un libro seguramente lo encontrarás en este. Y, sin duda, unas cuantas horas de lectura satisfactoria, inteligente y aguda.

Félix Linares