Archivo por meses: marzo 2011

La literatura francesa, a golpe de talento y corazón

FOTO.FranciaMucha literatura francesa en la √ļltima entrega de Pompas de Papel. De entrada comentamos dos novedades interesantes escritas en el idioma de Moli√®re:¬† el nuevo trabajo de la belga Am√©lie Nothomb, Viaje de invierno, la historia de un terrorista que act√ļa por desamor; y una vieja novela polic√≠aca de Leo Malet, Ratas en Montsouris, protagonizada por el detective parisino Leo Malet. Adem√°s rese√Īamos un nuevo trabajo del ensayista literario Pierre Bayard, en el que disecciona de manera muy divertida El perro de los Baskerville, y nos hacemos eco del √ļltimo trabajo como guionista de Denis Lapi√®re, muy bien secundado en los dibujos por el catal√°n Rub√©n Pellejero. Un verano insolente se titula. Y fuera de los franc√©s¬† charlamos con el escritor madrile√Īo Antonio Orejudo. El magn√≠fico autor de Fabulosas narraciones por historias y Ventajas de viajar en tren, publica una nueva novela, Un momento de descanso, en la que relata como dos amigos de la infancia se reencuentran tras muchos a√Īos separados y deciden “desenmascarar a los farsantes”.¬†¬† Y por √ļltimo nos acercamos a novedades firmadas, entre otros, por el estadounidense Bernard Malamaud, la alemana Gabriele Tergit y el vasco Juan Ibarrondo.

Y entonces el escritor Antonio Orejudo se convirtió en personaje

FOTO.Antonio OrejudoEl escritor espa√Īol Antonio Orejudo (Madrid, 1963) acaba de publicar en la editorial Tusquets la novela Un momento de descanso. Orejudo es doctor en filolog√≠a hisp√°nica y durante siete a√Īos fue profesor de literatura espa√Īola en diferentes universidades de Estados Unidos. En la actualidad es profesor titular en la Universidad de Almer√≠a. Es autor, adem√°s de otras tres novelas: Fabulosas narraciones por historias, Ventajas de viajar en tren y Reconstrucci√≥n. En su cuarta novela cuenta una historia que deambula entre la realidad y la ficci√≥n, donde el propio autor se convierte en personaje. Porque al narrador Orejudo se aparece un personajes del pasado, Arturo Cifuentes, un viejo amigo de la facultad, con el que Orejudo comparti√≥ casa en Nueva York. Han pasado diecisiete a√Īos desde la √ļltima vez que se vieron, Cifuentes se ha divorciado y ha regresado a Espa√Īa para ocupar un puesto en la facultad donde estudiaron. Y tiene mucho que contar: las relaciones con su hijo adolescente, la crisis de su matrimonio, su infausta peripecia profesional y, sobre todo, su desencanto profundo con las humanidades. El narrador, que recapitula tambi√©n sus experiencias determinantes de aquellos a√Īos, no sospecha, sin embargo, que su viejo amigo quiere proponerle algo de m√°s calado, que les afecta a ambos: desenmascarar a los farsantes y descubrir las ra√≠ces de una conspiraci√≥n. Con el autor hemos charlado.

El Agujero Negro. Alegría

Ahora, por fin, todo el mundo ofrece una cara sonriente y feliz. No ha sido sencillo. Como recordar√°n, primero se prohibi√≥ la tristeza en los locales p√ļblicos. Al principio los due√Īos hac√≠an la vista gorda y la gente se mostraba triste detr√°s de los biombos y en los ba√Īos. Pero los tristes pasivos se quejaron con amargura. La tristeza es muy contagiosa dec√≠an. Con la nueva ley se formaron numerosos grupos de caras tristes a la puerta de los bares que llenaron las calles de tristeza. Una reciente disposici√≥n ha terminado con tan lamentable paisaje y ahora la cara de alegr√≠a es obligatoria por decreto. Aunque en general la medida ha sido muy bien recibida, ayer se produc√≠an algunas detenciones de cara-tristes ilegales a los que se les ha implantado ya sonrisas artificiales. Esto es todo amigos.

Roberto Moso

Amélie Nothomb y la peripecia del terrorista por desamor

Los que escuchen habitualmente Pompas de Papel sabr√°n que tengo una especial debilidad por esta escritora belga nacida enla localidad japonesa de Kobe, en 1965, dentro de una familia de diplom√°ticos. Me gustan sus excentricidades, su sentido del humor, sus historias disparatadas, sus juegos de palabras, su sorna, su desparpajo, su imaginaci√≥n y su inmenso talento literario. Talento que despliega en dos facetas, la de bi√≥grafa de su propia vida, como suced√≠a, por ejemplo, en la impagable Estupor y temblores; y la de narradora de ficciones con un gran componente criminal. Viaje de invierno entra en esta √ļltima categor√≠a.

La novela arranca con un tipo que est√° a Maquetaci√≥n 1punto de cometer un atentado terrorista: quiere secuestrar un avi√≥n para estrellarlo contra un edifico simb√≥lico de Par√≠s. No es un terrorista al uso, como el mismo nos ir√° contando en primera persona. Porque no va contra el sistema, no act√ļa por cuestiones religiosas √≥ pol√≠ticas y ni siquiera pertenece a una organizaci√≥n que representa a un colectivo explotado. No, nuestro h√©roe va a realizar un atentado terrorista por amor, √≥ mejor dicho, por desamor. Y es que el √≠nclito Zoilo, el terrorista futuro, se ha enamorado de la bella Astrolabio, pero √©sta no le corresponde ‚Äď√≥ s√≠, vaya usted a saber-, porque por encima de su felicidad est√° la de Ali√©nor, una escritora de prestigio y √©xito que es m√°s rara que las morcillas, aparte de que le falte un hervor y que ‚Äúno comprende el principio de la explicaci√≥n del texto‚ÄĚ, es decir, de reflexionar sobre su propia obra.

Nuestro protagonista lo intentar√° todo para conquistar a Astrolabio, pero la presencia constante de Ali√©nor, y su curiosidad, lo har√° imposible, ¬Ņ√≥ no? Y aunque Zoilo se rige por el principio de que ‚Äúno existe el fracaso amoroso‚ÄĚ porque es ‚Äúuna contradicci√≥n en los t√©rminos‚ÄĚ ya que ‚Äúexperimentar el amor ya supone un triunfo, tanto que podr√≠amos preguntarnos por qu√© queremos m√°s‚ÄĚ, ese querer m√°s le lleva a la frustraci√≥n, y de la frustraci√≥n a la derrota, y de √©sta a las ganas de vengarse de todo el mundo, porque es en el fondo el mundo el que nos impide ser felices.

Quiz√°s no estemos ante la mejor obra de Nothomb -el final no es de los m√°s brillantes de su producci√≥n-, pero hay que reconocer que incluso una novela imperfecta de esta escritora es mucho mejor de lo que la mayor√≠a considera como bueno. Nothomb se r√≠e del amor rom√°ntico y tambi√©n de la escritura, como algo sagrado y elevado. A poco que conozcamos su biograf√≠a, los lectores sabremos que hay mucho de la autora en la extra√Īa Ali√©nor, a la que muchos en Francia y B√©lgica consideran ‚Äúun marciano fuera de su planeta‚ÄĚ, un alien√≠gena, por su forma de vestir y de comportarse. Un libro divertido, m√°s profundo de lo que parece, demoledor y bastantes triste, porque ilustra perfectamente las contradicciones del ser contempor√°neo es una sociedad repleta de individualistas insolidarios.

Enrique Martín

Las √ļltimas novedades de marzo de 2011

RESE√ĎA.Las vidas de DubinBERNARD MALAMAUD

Las vidas de Dubin (SAJAL√ćN) 578 p√°ginas

La vida literaria estadounidense se vio enriquecida en el siglo XX con la llegada masiva de emigrantes que tra√≠an su cultura y sus propios bagajes vitales. Especialmente significativa fue la aportaci√≥n de los jud√≠os, nacidos muchos en Europa, de donde huyeron por las persecuciones, y otros en los propios Estados Unidos, hijos de la primera generaci√≥n de emigrantes. Uno de los m√°s grandes escritores judeo-americanos, ahora algo olvidado, fue Bernard Malamud (Nueva York, 1914-1986). Un autor que consigui√≥ dos premios nacionales del libro por El barril m√°gico y El reparador, este √ļltimo tambi√©n Premio Pulitzer en 1967. Las vidas de Dubin, pasa por ser una de sus mejores novelas. Cuenta la historia de un bi√≥grafo de √©xito felizmente casado, William Dubin, que intenta explicar su vida a trav√©s de las vidas de sus biografiados. Pero su rutina sufre un vuelco cuando se enamora de Fanny, una joven e inteligente admiradora. Un cl√°sico contempor√°neo.

GABRIELE TERGITRESE√ĎA.Kasebier

Käsebier conquista Berlín (MINÚSCULA) 376 páginas

Prosigue la editorial catalana Min√ļscula la recuperaci√≥n de grandes autores olvidados de la cultura alemana de entreguerras y posguerra del pasado siglo. Tras Irmgard Keun, Ilse Aichinger, Erich Kastner, Alexander Lernet-Holenia, Marie Luise Kaschnitz √≥ Franz Werfel, llega el turno ahora de Gabriele Tergit, una periodista y escritora de √©xito durante la Rep√ļblica de Weimar que naci√≥ en Berl√≠n en 1894 y muri√≥ en Londres, ciudad a la que tuvo que exiliarse cuando los nazis llegaron al poder. Esta novela habla de un asunto bastante actual, el de la conquista de la fama y de c√≥mo √©sta se pierde en un minuto. Gracias a un art√≠culo en un peri√≥dico K√§siber, un cantautor rubio y gordo, se convierte de la noche a la ma√Īana en una celebridad en el Berl√≠n de los a√Īos veinte. La alta sociedad le persigue y todos, incluidos las clases bajas, le adoran. Tambi√©n le quieren los empresarios, √°vidos de ganar dinero f√°cil. Pero lo que sube, baja. Una gran novela.

RESE√ĎA.El alfabeto de los pajarosNURIA BARRIOS

El alfabeto de los p√°jaros (SEIX BARRAL) 250 p√°ginas

Hace trece a√Īos, Nuria Barrios (Madrid, 1962) nos encandil√≥ con la novela Amores patol√≥gicos y despu√©s con el libro de relatos El zoo sentimental. Su voz era original, fresca e imaginativa. Pero su producci√≥n posterior, desgraciadamente, ha sido bastante escasa: un poemario, un libro de viajes y algunos relatos sueltos en varias antolog√≠as de cuentos. Por eso nos alborozamos ante la aparici√≥n de su nuevo libro. El alfabeto de los p√°jaros es una novela que cuenta la historia de una ni√Īa, Nix, que tiene seis a√Īos, que naci√≥ en China y que vive en Europa con una familia que la adopt√≥. Ella est√° contenta con su nueva familia, pero algo la atormenta. Cree que la felicidad est√° en el vientre donde vivimos antes de nacer. Sus amigos conocen ese vientre, el de sus madres naturales, pero ella no. Y sabe que hasta que no vuelva a China no encontrar√° su verdadero lugar en el mundo. Una hermosa novela sobre el dolor de la adopci√≥n y sobre el amor.

JUAN IBARRONDORESE√ĎA.Metamorfosis

Metamorfosis (TTARTTALO) 311 p√°ginas

Juan Ibarrondo (Vitoria-Gasteiz, 1962) es un viejo conocido de Pompas de Papel. Un novelista todoterreno que trabaja como periodista en diferentes de medios de comunicación y en diferentes soportes, incluido Internet. Había publicado hasta ahora tres novelas Vivos, muertos y viajeros, Retazos de la red y Las ruinas de la catedral nueva. Su cuarta entrega narrativa, Metamorfosis, se adentra en la historia para imaginar que hubiera pasado si dos mujeres excepcionales del siglo XVII, Catalina de Erauso, la monja alférez, y Juana Inés de la Cruz, la monja poeta, nacidas a ambos lados del océano Atlántico, se hubieran conocido. Fue aquella una época muy difícil para las mujeres. Era el tiempo de la Contrarreforma y el mundo femenino se reducía a la familia, el convento ó el prostíbulo. Ambas rompieron esa imagen antes de que otras, siglos después lo hicieran. Catalina de Erauso fue una guerrera; Juana Inés de la Cruz, una escritora. Un libro que bebe de diferentes géneros y que reflexiona sobre las limitaciones.

RESE√ĎA.El caso del perroPIERRE BAYARD

El caso del perro de los Baskerville (ANAGRAMA) 200 p√°ginas

Curioso personaje este Bayard. Es franc√©s, nacido en 1954, y profesor de literatura en una de las universidades de Par√≠s. Escribi√≥ un libro que se hizo muy popular y al que ha nos hemos referido aqu√≠, C√≥mo hablar de los libros que no se han le√≠do, una forma muy curiosa de incitar a la lectura. Pero Bayard es muy popular en Francia por sus obras de ‚Äúcr√≠tica policial‚ÄĚ, en las que resuelve enigmas criminales en textos famosos y entresaca contradicciones en las historias, a la par que reflexiona sobre la literatura. Lo ha hecho ya con el Hamlet de Shakespeare y con una novela de Agatha Christie, La muerte de Roger Ackroyd. En el libro que nos ocupa se adentra en el universo de Sherlock Holmes y descubre que Conan Doyle se equivoc√≥ al acusar a un animal de los cr√≠menes narrados en El perro de los Baskerville. De manera divertida Bayard llega hasta el verdadero asesino y rinde un homenaje al detective de Baker Street y a su creador. Ingenioso.

DENIS LAPI√ąRE-RUB√ČN PELLEJERORESE√ĎA.Un verano insolente

Un verano insolente (ASTIBERRI) 120 p√°ginas

Otra vez tenemos ante nosotros la enorme suerte de contar con el talento visual de ese gran dibujante del c√≥mic europeo que es el catal√°n Ruben Pellejero. Y llega con una buena historia escrita por el franc√©s Denis Lapi√®re, con el que ya ha colaborado en otros √°lbumes. Una historia que nos lleva al M√©xico revolucionario y creativo de los a√Īos veinte. All√≠ vive la pareja compuesta por Edward Weston y Tina Modotti, pareja m√≠tica de la historia de la fotograf√≠a. Los dos se relacionaran con otros mitos de la √©poca como Diego Rivera, Siqueiros √ļ Orozco. Gente que cuestiona las reglas sociales y que vive creyendo en el triunfo de la revoluci√≥n y en la aparici√≥n de un nuevo mundo m√°s libre y justo… hasta que llega el desencanto y la frustraci√≥n. Los dos artistas utilizan la figura de un ser an√≥nimo y ficticio para contarnos este mundo inigualable. Estupendo.

Vuelve Nestor Burma, el genial detective parisino de Leo Malet

A L√©o Malet, el autor de Ratas de Montsouris, le gustaba definirse como un anarquista conservador. Hu√©rfano desde muy joven, se mud√≥ desde Montepellier a Par√≠s, donde desempe√Īo oficios variopintos: picapedrero, alba√Īil, figurante de cine, cantante de cabaret. Y fue tras entrar en contacto con los surrealistas cuando consigui√≥ publicar sus primeros poemas. Aunque cultiv√≥ diversos g√©neros, es celebrado como uno de los padres de la novela negra francesa, una producci√≥n de la que es un buen exponente Ratas de Montsouris, traducida ahora al castellano por Libros del Asteroide. Esta novela se enmarca en Los nuevos misterios de Par√≠s, la serie que Malet dedic√≥ a los distintos distritos de la LIBRO.Ratas de Montsourisciudad.

En esta ocasi√≥n, la acci√≥n transcurre en el Distrito XIV, en los a√Īos posteriores a la segunda guerra mundial. El protagonista‚Äďnarrador es, como no pod√≠a ser de otra manera, Nestor Burma, un detective a quien un ex presidiario que hab√≠a conocido durante la guerra le ofrece tomar parte de un plan lucrativo y legal. Pero el presunto negocio redondo, se truncar√° violentamente y el esclarecimiento de los hechos y la b√ļsqueda de los culpables llevar√° a los lectores hasta el desenlace final.

Aunque en su momento, supusieron una renovaci√≥n, sus novelas se adscriben hoy a los preceptos m√°s cl√°sicos y representativos del g√©nero. As√≠, nos presenta a un detective que fuma en pipa, que tiene una guapa colaboradora, que se enfrenta con audacia a situaciones complicadas, y que entrar√° en contacto con colorista una galer√≠a de secundarios: coleccionistas de arte, poetas surrealistas, mujeres misteriosas, hombres poderosos. Por si esto fuera poco, podemos adelantarles que en la acci√≥n se cruza una conocida banda de atracadores (la que da t√≠tulo al libro) y un valioso bot√≠n oculto desde la guerra. El narrador, mundano, jocoso, due√Īo de cierto humor y de un minucioso conocimiento de la ciudad donde vive y trabaja, cede gustoso el protagonismo a la siempre apasionante Par√≠s. El resultado de la acertada combinaci√≥n de los elementos descritos es una muy placentera lectura.

Txani Rodríguez

El concurso del 27 de marzo de 2011

¬ŅQuieres seguir consiguiendo libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea I√Īaki Calvo cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La electr√≥nica es pompas@eitb.com y la convencional es ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. Los libros de esat semana se los llevan Mikel Ayuso, Laura Corcoles y Eneko Jauregi. El libro buscado era Art√≠culos de costumbres de Mariano Jos√© de Larra. √Ānimo y suerte.

La literatura como caja de sorpresas

FOTO.SorpresasLa literatura est√° repleta de maravillas. Libros que nos pueden emocionar, sorprender, hacer pensar, que nos pueden¬†irritar… Y lo mejor de todo es que este sentido de la maravilla puede surgir en un escritor consagrado √≥ en una nueva voz de la que nada √≥ poco¬†se sabe. Por eso en Pompas de Papel apostamos por los nombres conocidos y por¬†los que no lo son. Entre los primeros est√°n¬†la gran escritora mexicana Elena Poniatowska que acaba de publicar Leonora, una novela que recrea la vida de la artista brit√°nica Leonora Carrington y que ha recibido el Premio Biblioteca Breve.¬† Con ella hemos charlado. Tambi√©n en esta categor√≠a podr√≠amos incluir al escoc√©s¬†Craig Russell, un nuevo peso pesado de la novela negra europea del que se acaba de traducir en castellano¬†El beso de Glasgow, un nuevo descenso a los bajos fondos de su ciudad natal en los a√Īos cincuenta; √≥ al italiano Alessandro Baricco, el autor de Seda, que ha escrito una novela autobiogr√°fica sobre los tiempos de su adolescencia, Ema√ļs; √≥ al dibujante y guionista de c√≥mic japon√©s Jiro Taniguchi que vuelve con la primera parte de una historia deliciosa, Los a√Īos dulces. Y en el cap√≠tulo de los que se sabe un poco menos inclu√≠mos al euskaldun Jose Inazio Basterretxea del que comentamos su nueva novela Azken tranbiaren itzala, una historia de vencedores y vencidos de la Guerra Civil del 36. Tambi√©n a la finlandesa Sofi Oksanen –una de las grandes revelaciones de la literatura europea, el vasco Willy Uribe -cada vez menos sorpresa, la madrile√Īa Mercedes Cebri√°n -una voz tremendamete original- y¬†el estadounidense Gay Talese –uno de los m√°s importantes periodistas de su pa√≠s. ¬°Viva la caja de las maravillas!

El Agujero Negro. Big-Bang

Por fin se descubrió, aunque claro, la comunidad científica tardó mucho en aceptarlo, incluso en tomárselo en serio. Una vez más se olvidaron de que la respuesta a las grandes preguntas suele estar delante de nuestra narices.

El Big-Bang fue un inmenso orgasmo. El placer est√° en el origen de todo.

Roberto Moso

Vuelve Lennox, el detective escocés macarra de los 50 de Craig Russell

Craig Russell es un escritor famoso por su serie del comisario Jan Fabel, un polic√≠a mitad alem√°n, mitad escoc√©s, que dirige una comisar√≠a en Hamburgo y que persigue a asesinos en serie, traficantes de personas y cosas, mafiosos variados y perturbados de todo tipo. La serie est√° compuesta, hasta el momento, de cinco novelas, la √ļltima de las cuales, La canci√≥n de la Valkiria, permanece in√©dita en castellano. Son obras muy bien escritas, din√°micamente narradas y f√°cilmente asumibles por los aficionados a la novela negra porque cumplen con todos los c√≥digos del g√©nero. Al mismo tiempo que narra las andanzas de Fabel, Craig Russell, escribe otra serie protagonizada por Lennox, un excombatiente de la Segunda Guerra Mundial, medio LIBRO.El beso de Glasgowescoc√©s, medio canadiense, que vive en Glasgow en la d√©cada de los cincuenta, un tiempo sombr√≠o en que resulta dif√≠cil sobrevivir. Y a esto se dedica nuestro hombre, a sobrevivir y para ello nada mejor que trabajar para los que mandan, los Tres Reyes, los jefes del hampa de esa ciudad, a los que sirve para todo. En realidad se trata de una figura cercana a un detective privado aunque el abanico de sus posibilidades es mas amplio. Russell sit√ļa al personaje en un mundo donde ocurren cosas f√°cilmente reconocibles (la coronaci√≥n de Isabel II, la primera ascensi√≥n al Everest, la batalla de Dien Bien Phu en Indochina), donde se escuchan canciones y se ven pel√≠culas y donde el protagonista siempre encuentra parecidos con actores y actrices de la √©poca. √Čl mismo se parece a Jack Palance, uno de los malos caracter√≠sticos de aquellos a√Īos: el pistolero de Raices profundas o el apache de Hoguera de odios. Las aventuras de Lennox, un tipo c√≠nico y de vuelta de todo, tienen varios caminos. Suelen encargarle, por ejemplo, que busque a un desaparecido, mientras que se encuentra con la muerte del padre de su novia y, al mismo tiempo, un gangster solicita sus servicios para que descubra quien est√° mandando amenazas a un boxeador en el que tiene intereses. Las tres investigaciones avanzan hasta que descubrimos que tienen puntos en com√ļn. Pero para entonces Lennox habr√° tenido que amenazar a alguien, perseguir a un par de sospechosos, enga√Īar a la polic√≠a, preguntar y preguntar y pelearse, y recibir algunos golpes, beber whisky extranjero, descubrir un par de cad√°veres y repasar la lista de sus amantes ocasionales. Esto es lo que se cuenta, mas o menos, en la segunda novela de la serie, pero en la primera ocurr√≠a algo semejante. Estas obras resultan muy atractivas para el lector del g√©nero porque cumplen con todas las normas para resultar confortables. En ellas se encuentran todos los elementos reconocibles, podr√≠amos decir los t√≥picos, pero tratados con inteligencia y escritos con tal dinamismo que solo podemos tener palabras de agradecimiento para el autor por proporcionarnos un rato tan estimulante con la lectura de sus novelas. Es improbable que encontremos grandes novedades en las obras de Craig Russell, pero ser√° muy dif√≠cil que nos aburramos con las aventuras de sus h√©roes. Y eso me parece bastante en estos tiempos que corren.

Félix Linares