Archivo por meses: enero 2012

Las últimas novedades de enero de 2012

LIBRO.Vera Candidaz dakidanaVERONIQUE OVALDÉ

Lo que sé de Vera Candida (SALAMANDRA)       252 páginas

Vera Candidaz dakidana (ALBERDANIA)         238 páginas

Veronique Ovaldé (1972) se debería llamar Veronique Ugarte, pero un funcionario torpe cambió el apellido de esta escritora francesa cuyos abuelos provienen de Navarra. Ovaldé, que además es editora, es una de las más destacadas escritoras de su generación. Desde el 2000 ha publicado nueve libros. Lo que sé de Vera Candida-Vera Candidaz dakidana, su cuarta novela, es su obra más conocida y la más apreciada por los lectores. En ella se narran las vidas de tres mujeres que viven en un lugar imaginario del Caribe. Son Rose Bustamante, Violette y Vera Candida –abuela, madre y nieta- que parecen seguir un guión que ha escrito con mano firme el destino: tener una hija,  criarla solas y negarse a dar la identidad del padre. Hasta que Vera Candida, queda embarazada con quince años y decide dar un giro a la historia familiar, huyendo de su entorno, comenzando una relación con un periodista comprometido y un viaje apasionante. Divertida y trágica. Pura poesía.

VALTER HUGO MAELIBRO.La máquina de hacer españoles

La máquina de hacer españoles (ALFAGUARA)         266 páginas

Lo de Valter Hugo Mae (Suarimo, Ángola,1971) ha sido un enamoramiento en su país, Portugal. Desde que comenzara a publicar sus novelas en 2004 no ha dejado de ser considerado como el sucesor de Saramago ó Lobo Antunes. Sus libros son respetados por la crítica y aclamados por un amplio espectro de lectores, a lo que ayuda ser conocido como vocalista del grupo musical Governo. Ha escrito poemarios, libros infantiles ilustrados y cinco novelas, dos de ellas publicadas en España, El apocalipsis de los trabajadores y la reciente La máquina de hacer españoles, las dos últimas entregas de una tetralogía en la que el autor habla de la vida humana desde la infancia hasta la vejez. Este último libro cuenta la historia de Antonio Silva un hombre en plena vejez que cuando creía que todo había acabado para él, sobre todo tras la muerte de su amada mujer, se reencuentra con una inesperada “alegría”. Una reflexión sobre la sociedad portuguesa.

LIBRO.Yo también tuve una novia bisexualGUILLERMO MARTÍNEZ

Yo también tuve una novia bisexual (DESTINO)      201 páginas

Ha vuelto el escritor de Los crímenes de Oxford. Guillermo Martínez (Bahía Blanca, 1962) es un autor argentino apasionado por las matemáticas –es doctor en Ciencias Matemáticas– y los misterios que residió dos años en Oxford y que en los últimos tiempos nos ha dejado una tacada de libros memorables. Además de la novela anterior están Acerca de Roderer, La muerte lenta de Luciana B. y el libro de relatos Infierno Grande.  En Yo también tuve una novia bisexual cuenta la peripecia de un escritor argentino que es contratado para dar clases de español en el 2001 en una universidad del viejo sur estadounidense, un lugar perdido entre el Mississippi, Alabama y Georgia. Un lugar en donde todavía resuenan los ecos de la lucha por los derechos civiles y en los que uno puede verse enredado en una relación inapropiada sin siquiera darse cuenta. Es lo que le sucede a nuestro protagonista que se verá abocado a una espiral inesperada. Brillante, como siempre.

PÍO BAROJALIBRO.Las horas solitarias

Las horas solitarias (EDICIONES 98)        350 páginas

Pío Baroja (1872-1956) escribió más de cien obras, entre novelas y ensayos. Y entre ellos publicó una serie de volúmenes en los que reflexionaba sobre su vida, sus encuentros, sus lecturas, sus viajes, sus filias y sus fobias. Las horas solitarias. Notas de un aprendiz de psicólogo se publicó en 1935 y corresponde a este tipo de libros que podrían tomarse, como dice el escritor y crítico Andrés Trapiello, como “un diario sentimental”.  Nos encontramos con el ser solitario, vitriólico, arisco y un poco anarquista que fue Baroja, feroz defensor de su independencia y amigo de sus amigos… hasta cierto punto. El volumen está dividido en cinco libros: vida de invierno, una excursión electoral, primavera, el verano y crepúsculos de otoño. Y se habla en él de todo: Bilbao, San Sebastián, Baztán, Madrid, los curas, los artistas, los políticos, el tiempo meteorológico, las clases sociales, el calor, la vida elegante, las fiestas del pueblo, los periodistas… Genio y figura.

El Agujero Negro. Hijo de puta

Así que un día, cuando menos lo esperaba su pareja le llamó mala persona. No se lo dijo así, uso ese insulto que menta a la madre y penetra en la noche mas noche de los tiempos para situarte en las cloacas de lo peor posible.

Llegaron las disculpas y los paños calientes. No pasa nada.

A partir de entonces nada fue ya lo mismo.

Roberto Moso

Jonathan Coe, un corredor literario de fondo

Jonathan Coe es un escritor británico que ya ha publicado nueve novelas, aunque solo las seis últimas se han editado en castellano, y que tiene un grupo de seguidores escaso pero suficiente para permitir su continuada publicación entre nosotros. Y es que Coe y los miembros de su generación no han conseguido notoriedad (salvo en los casos de Nick Hornby e Irvine Welsh) porque los componentes de la generación anterior (encabezados por Martín Amis, Julian Barnes e Ian McEwan) no les han dejado el paso libre, ocupan aún las listas de ventas y tienen mas fama que los que les siguen. Pero Coe y sus compañeros de edad, los mencionados y Michael Faber y Lawrence Nolfork, por ejemplo, tienen títulos muy interesantes, tienen mucho que contar. Maquetación 1La espantosa intimidad de Maxwell Sim es la historia de un tipo al que las cosas le van mal. Su mujer le abandona, su trabajo no le gusta, la relación con su padre es difícil. Y se acerca a los cincuenta años. No está en un buen momento. Empieza por intentar arreglar las cosas con su padre, que vive en Australia, pero el intento no funciona, así que se refugia en ensoñaciones varias porque el mundo real no acaba de convencerle. Por ejemplo especula sobre la vida con una mujer y su hija a las que conoce en un restaurante. Nada sale bien. Ni siquiera cuando recibe la oferta de viajar al norte del Reino Unido dentro de una operación comercial. Aunque nuestro hombre establece una relación peculiar, siempre dentro de su delirio, con la voz del GPS que le va indicando el camino, acaba traicionándola constantemente y se desvía hacia lugares donde vive gente a la que conoció en el pasado, en un intento de recuperar la vieja magia que quizá pudo existir. El libro cuenta todas esas peripecias, repletas de incidentes, de hallazgos, de verdades que desmontan las mentiras del protagonista. Maxwell Sim está tan perdido que cuando se presenta con su apellido añade, como si fuera necesaria la explicación, “como el actor”. Ocurre que el actor al que se refiere, Alastair Sim, murió hace casi cuarenta años y está totalmente olvidado. Lo mismo le ocurre a nuestro héroe. La novela es interesante, muy divertida, con ese humor que te deja un rictus de amargura en la boca. Esta es una novela que en ningún momento cede a la tentación de ser complaciente con el lector. Muy satisfactoria. Pero ocurre que Jonathan Coe comenzó en su anterior obra, La lluvia antes de caer, una deriva hacia otros géneros literarios alejados del género al que parece volver aquí: la crisis de los representantes masculinos de su generación; y aquí, al final, consigue dar un giro a lo que  cuenta. La verdad es que resulta toda una sorpresa. No sabría decir si mejora el producto o malbarata los esfuerzos del escritor por mostrar una historia realista, pero la verdad es que resulta curioso. Y tal y como la plantea Coe el resultado es muy estimulante. Parece querer decir que no podemos fiarnos, que por mucho que nos gustaran los retratos de gentes camino a la desesperación que marcan su carrera literaria, él está a favor de no estancarse en la comodidad de contar sus propias andanzas y las de sus amigos. Así que, por nuestra parte, ningún problema. Tienes nuestro permiso, Jonathan. Y ustedes nuestra recomendación. Los seis libros de Jonathan Coe publicados por Anagrama son excelentes. Deberían ustedes probarlos.

Félix Linares

El concurso del 28 de enero de 2012

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Iñaki Berazategi cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La electrónica es pompas@eitb.com y la postal es “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. Ánimo y suerte. Los libros de esta semana los han ganado José Ignacio Iturbe, Raquel Reguero y José Ignacio Montesinos. Como muchos otros adivinaron que el auto buscado era John Le Carré y el libro su famoso El topo. Ya puedes escuchar el enigma de esta semana.

Lo interior, materia prima de la literatura

FOTO.Interioridades

De vivencias profundas y de la materia de la que están hechos los sueños hablamos esta semana en Pompas de Papel. En el apartado de los comentarios traemos dos libros que bucean en la vida interior: La espantosa intimidad de Maxwell Sim del británico Jonathan Coe, novela sobre un perdedor en busca de redención, y Atakak el nuevo poemario del euskaldun Hasier Larretxea, autor de la aclamada Azken bala.  Entre las novedades literarias apostamos por libros muy personales, libros que llevan la firma de la francesa Veronique Gualdé, el portugués Valter Hugo Mae, el argentino Guillermo Martínez y el gran maestro vasco Pío Baroja. El cómic de la semana es Aventuras de un oficinista japonés de José Domingo, el delirio interior convertido en fantástica aventura. En el espacio dedicado a la charla recibimos al escritor aragonés Manuel Vilas, otro que tiene un mensaje que contar “diferente”. El autor de libros tan originales como España y Aire nuestro acaba de publicar la novela Los inmortales una personal reflexión en clave futurista sobre los grandes nombres de la literatura universal. Y  completamos el programa con los espacios de creación “El agujero negro” y “Erretratuak“, el estreno de un nuevo apartado dedicado a los libros raros, el concurso,  la reseña antiliteraria y el cuarto capítulo de la radionovela Si Dios quiere, con la que celebramos nuestro 25 aniversario. Pinchen y escuchen.

Lecturas para el fin de semana. La delicadeza de David Foenkinos

La literatura francesa nos sorprende todos los años con el éxito de una novela, ó dos, de esas que, se dice, van “directas al corazón”. Historias muy francesas protagonizadas por personas zarandeadas por la vida, alguna de ellas un pelín extravagante, que encuentran el amor de manera sorprendente.  Gran éxito han tenido por ejemplo las novelas de Anna Gavalda –La amaba, Juntos nada más y El consuelo– ó de Marc Levy –Ojalá fuera cierto, Las cosas que no nos dijimos ó El primer día-, que además han sido llevadas con bastante éxito al cine. La moda ha cruzado la muga y se ha instalado entre nosotros con comodidad.LIBRO.La delicadeza

La última “delicatessen” francesa, de este tipo, es La delicadeza de David Foenkinos. Nos cuenta la historia de una mujer, Natalie, que vive una maravillosa de amor con su marido François. Algo tan bello que roza la perfección. Pero el destino aguarda con su guadaña y François muere atropellado. La vida de Natalie, una bellísima ejecutiva se derrumba. Para no caer en la tentación del suicidio se vuelca totalmente en su trabajo convirtiéndose en una fría e inaccesible esfinge que provoca admiración y algo de temor. Y entonces surge lo que nadie puede esperar, una segunda oportunidad para ser feliz con la persona más inverosímil de todas, un compañero de trabajo tímido y algo feucho que sin embargo esconde una gran virtud, es una persona extremadamente delicada, además de ingeniosa y tierna.

La historia está protagonizado por unos personajes que parecen un cruce entre los protagonistas de los libros de Gavalda y los de la película Amelie. Por eso no es de extrañar que se haya rodado en Francia una película sobre esta novela que interpreta la protagonista de Amelie, la actriz Audrey Tatou. En definitiva, una novela deliciosa, con unos personajes que se hacen enseguida entrañables y que traslada un mensaje positivo: nunca, nunca, hay que rendirse ante el destino, porque el destino lo escribe cada uno diariamente.

Enrique Martín

Nancy Mitford, desnudando aristócratas ingleses, desnudando a la familia

Noel Foster, tras hacerse con una moderada cantidad de dinero, decide dejar su trabajo y consagrarse a un fin algo dudoso: conquistar a una rica heredera y casarse con ella. Para tal empresa, contará -aún en contra de su propia voluntad- con su amigo Jasper, un tipo muy divertido y muy caradura también. Enseguida localizan a la candidata ideal para sus fines. Se trata de Eugenia de Malmains, una jovencita consentida, que vive en un pueblito inglés, al que no dudan en trasladarse. Noel y Jasper comprobarán que Eugenia es una acérrima seguidora de los camisas tricolores, es decir, del social-unionismo o fascismo británico.LIBRO.Trifulca a la vista

A ese mismo pueblito llegan también dos mujeres, una de ellas huyendo del revuelo que ha generado la sorpresiva cancelación de su matrimonio, y, por otro lado, no tardará en irrumpir en la historia la señora Lace, una belleza local, de la que Foster creerá sentirse locamente enamorado. A esta nómina de personajes, se suman otros (la abuela de Eugenia, el marido de la belleza local, el señor Wilkins, los camisas tricolores…); todos conforman una galería formidable y propician una variedad de encuentros, desencuentros, romances (la mayoría furtivos), enfados y sospechas que hacen que la lectura no decaiga en ningún momento. La autora, que era dueña de un sentido del humor soberbio, de una ironía punzante, redondeó un texto que arranca carcajadas.  Para ilustrar esto, podemos referirnos al psiquiátrico cercano al pequeño pueblo donde transcurre la acción. El curioso centro es una Cámara de los Lores en paralelo. Si pierden el juicio, las vacas sagradas de la política británica, se recluyen allí, donde celebran (al menos eso creen los pacientes) maratonianas sesiones sobre proyectos de ley y asuntos de similar envergadura. La intención paródica es evidente, como lo es la dura crítica al fascismo británico. La lectura de esta novela, publicada en 1935, resulta, sin duda, muy estimulante. Más aún si conocemos algunos datos de la biografía de la autora: dos de sus hermanas simpatizaban con el fascismo y el nazismo; Nancy, en cambio, fue la amante de la mano de derecha de De Gaulle.  Unas circunstancias familiares que, en fin, parecían hacer honor al título de este libro Trifulca a la vista (Asteroide). Tanto es así que, para evitar mayores problemas, Nancy prohibió que la novela se reeditara. Así, fuera de la circulación, ha permanecido durante más de setenta y cinco años. Por fortuna, los herederos han autorizado recientemente editarla de nuevo.

Txani Rodríguez

Erretratoak. Nagore

Nagore. Bizkor-bizkor doanez ez da inguruaz jabetzen, esan genezake munduaz ez dela jabetzen. Tapaukiak sudurreraino estaltzen dio aurpegia. Betaurrekoek ikusmena mugatzen diote, eta belarritik behera zintzilik dagoen kableak Mp3 esan nahi du. Jendetza arteko isolamendu hautatua da berea. Jendetza handiko lekuak inoiz ez zaizkio gustatu izan. Hotz egiten du eta umel dago giroa. Iluntzetik gora bista murriztu egiten zaiola iruditu zaio beti Nagoreri. Umetan “argia galdu da”, esaten zion amak, eta harrez gero berak ere zerbait galtzen duela pentsatu ohi du.  Gutxiago ikusten du. Gaur etxerabidea jomuga, mundua desagertu da. Ingurua norbaitek ezabatu du, eta berak ez du faltan botatzen. Bide erdian, baina, gizon bat atera zaio. Altua, ile ilunekoa eta beroki luzearekin. Herabe itxura du. “Kaixo”, esan dio Nagoreri. Hitz horrek isolamendua apurtu du Nagore unibertso honetara ekarriz. Lehendabiziko segunduan harridura aurpegia antzematen zaio Nagoreri tapakiaren azpian. Eta irribarre bat? Bai, hori irribarre bat da. “Kaixo aspaldiko”, erantzun dio berak. Eta une horretan mundu bik bat egin dute.

Goizalde Landabaso

Martin Etxeberria, poesía del malvivir

Martin EtxeberriaMartin Etxeberria (Zarautz, 1949) acaba de publicar el poemario Zakurraren poema eta beste hezurrak (Elkar). Este nuevo trabajo supone un cambio de registro ya que estos poemas, surgidos tras atravesar el autor una mala etapa, han ganado en profundidad. Con anterioridad, Etxeberria había publicado también libros dirigidos al público infantil y juvenil, y tres novelas escritas a cuatro manos con su hermano Xabier. Con el autor hemos charlado.

El comictario. Las piñatas dinamiteras de Mauro Entrialgo

Todos saben (ó por lo menos algunos, entre los que me incluyo) que Mauro Entrialgo, nacido oficialmente en Vitoria-Gasteiz en 1965, es en realidad un alienígena. Una de las pruebas que demuestran esta teoría es que Mauro siempre está igual (los años no pasan para él) y la otra evidencia es que, en lugar de ojos, oídos y cerebro, tiene un multivisor-ordenador cuántico que le permite desmenuzar hasta la última célula a la raza humana y su absurdo comportamiento.Y es que de ninguna otra forma puede explicarse esa habilidad que tiene Mauro para, con dos o tres viñetas y unas cuantas palabras, resumir situaciones tan estúpidas como reales que, si no fuera por la dosis de humor e ironía que les imprime, nos harían (y muchas veces lo hacen) enrojecer de vergüenza… ¿ajena?LIBRO.Plétora de piñatas

En fin, sirva todo esto para justificar mi elogio a Plétora de piñatas, la última obra de Mauro Entrialgo y perfecto resumen de su forma de ver y dibujar el mundo. El álbum, recién editado por Astiberri, es el primero de tres y recoge las tiras que Mauro dibujó para el diario Público durante cuatro años..  En total, más de mil tiras…. “Plétora” es la abundancia excesiva de algo, y las piñatas, según Mauro, son “artefactos grotescos de aspecto tenebroso“, pero si se golpean lo suficiente con un palo, su capa externa se desgarra y “derraman por el suelo su contenido de colorines“… Y así es, cada tira de Mauro es un golpetazo que descalabra alguna imagen, uso, costumbre, comportamiento o convención social, y nos deja por lo general con una sonrisa en la cara y con alguna reflexión en el cerebro. Decir, además, que todas estas tiras están impregnadas del “Universo Mauro“, con sus personajes característicos, ÁTOMO, DRUGOS EL ACUMULADOR, TYREX ó EL DEMONIO ROJO, y con enunciados que resumen el sentido de cada tira, al estilo de ME SUCEDIÓ A MI… COSAS QUE HAY EN LA CALLE… PALABREJAS DE MODA… NI TANTO NI TAN CALVO… CURIOSIDADES DEL MUNDO DEL ROCK ó LO QUE HACEMOS EN OTOÑO-INVIERNO-PRIMAVERA- VERANO.

Toda una delicatessen, que confirma la maestría de Mauro Entrialgo y las posibilidades de un género como es la tira de prensa.

Iñaki Calvo