Archivo por meses: octubre 2012

El tocho. Los miserables de Víctor Hugo ó la actualidad

“En 1815, era obispo de D. el ilustrísimo Carlos Francisco Bienvenido Myriel, un anciano de unos setenta y cinco años, que ocupaba esa sede desde 1806. Quizás no será inútil indicar aquí los rumores y las habladurías que habían circulado acerca de su persona cuando llegó por primera vez a su diócesis.

Lo que de los hombres se dice, verdadero o falso, ocupa tanto lugar en su destino, y sobre todo en su vida, como lo que hacen. El señor Myriel era hijo de un consejero del Parlamento de Aix, nobleza de toga. Se decía que su padre, pensando que heredara su puesto, lo había casado muy joven. Se decía que Carlos Myriel, no obstante este matrimonio, había dado mucho que hablar.”

LIBRO.Los miserablesAsí comienza Los miserables, de Victor Hugo. Novela que se publicó por entregas entre 1860 y 1862 y supuso el encumbramiento definitivo del autor, el más admirado y leído de su país junto a Alejandro Dumas, y el primero de la generación romántica francesa en ser elegido académico.

Los miserables estaba ya prácticamente redactada doce años antes, en una versión más reducida, pero no dejó de crecer a medida que las inclinaciones políticas de Hugo pasaban de la monarquía constitucional a la república socializante. Una evolución marcada por su crítica a la feroz represión de la revolución de 1848 y al posterior golpe de estado de Luis Napoleón Bonaparte, que supondría para el autor la marcha al exilio. Cuando éste residía aún en la localidad inglesa de Guernesey comenzó a aparecer, por fin, la versión que hoy conocemos de la novela: un verdadero océano narrativo de más 1200 páginas en las que Hugo da rienda suelta, a través de la trama y los personajes, a todas sus inclinaciones éticas, políticas y sociales.

Ese es, quizá, el principal obstáculo a salvar por el lector actual de Los miserables: la presencia excesiva del narrador. Como muy bien señala Vargas Llosa en su ensayo La tentación de lo imposible: “Incluso más que el prófugo Jean Valjean, este narrador que se inmiscuye constantemente en el transcurso de la trama es el verdadero protagonista de la historia”. A través de multitud de digresiones expresa su solemne opinión sobre todos los temas que le interesan: Waterloo y Napoleón, la imprenta y las catedrales, los pilluelos y las cloacas de París y tantos otros que se intercalan en un argumento, aún así, subyugante. Y es que la historia del personaje principal, ese evadido de prisión, Jean Valjean, que intenta redimirse adoptando a la huérfana Cossette, aúna lo mejor del folletín romántico con la crítica social a una época, la de la restauración monárquica tras las guerras napoleónicas, que dejó en la miseria a buena parte de la población francesa.

De modo que, si se acostumbran a un narrador tan convencido de su omnisciencia, tendrán sobrados motivos para disfrutar y apasionarse con Los miserables. Asistirán, por ejemplo, a la mejor descripción de las luchas en las barricadas parisinas de Junio de 1832, inolvidables por su vívido dramatismo, o a la persecución más encarnizada de la historia de la literatura, la del inspector Javert al prófugo Jean Valjean. Persecución que se prolonga dieciocho años, los mismos que abarca la trama, y cuyo final no les voy a desvelar. Si ustedes lo descubren será porque han sido atrapados en la vorágine de Los miserables, una obra maestra cuya lectura transmite valores fundamentales. Y sigue, todavía hoy, dando lugar a adaptaciones cinematográficas o musicales. Por algo será…

Javier Aspiazu

Iban Zaldua reflexiona sobre “ese idioma raro y poderoso”

“Tengo la impresión —señala Zaldua— de que quienes escribimos en una lengua minorizada (…) estamos obligados a tomar unas cuantas decisiones más que la mayoría de escritores”. A partir de esta tesis, el escritor donostiarra ha dado forma al ensayo Ese idioma raro y poderoso. Once decisiones cruciales que un escritor vasco está obligado a tomar, publicado recientemente por la editorial Lengua de Trapo. Entre esas disyuntivas podemos destacar las siguientes: escribir en euskera o en castellano, hablar o no del conflicto vasco, ejercer o no de escritor comprometido, hacer o no uso de la ironía, intentar dar el salto a otros mercados pasando o no por el español, “mostrarse como escritor de ánimo universal o subrayar su exotismo indígena”, presentarse o no como nacionalista… LIBRO.Ese idioma raro y poderosoSobre esta decisión, Zaldua escribe y matiza: “Hay que señalar que siendo un parámetro todavía importante, y aun teniendo muy en cuenta que en los primeros tiempos de la literatura contemporánea en euskera la asociación entre escritores vascófonos y nacionalismo era, excepciones aparte, un hecho más que probable, las cosas están cambiando. O dicho de otra manera: al contrario que en el mundo natural, la biodiversidad está aumentando poco a poco pero sin cesar en este resbaladizo terreno.”

En fin,  lo que en cierto modo puede parecer un lío extraordinario es referido por Zaldua de un modo ameno. En el prólogo ya nos anuncia que intentará hablar “siempre que pueda, en serio” de la literatura en euskera y sus circunstancias, desde el punto de vista de un lector que, a su vez, es escritor. Arte y parte por tanto de la literatura vasca de estas últimas décadas, Zaldua no ha tenido reparos en nombrar a una abultada nómina de autores ni en referir polémicas concretas, una postura que le aleja de la abstracción. Como él mismo confiesa en el prólogo le gustaría que “el ensayo fuera una especie de guía no académica para quienes, sobre todo, fuera del País Vasco, deseen saber algo más sobre literatura vasca actual: estudiantes, profesores, periodistas, aficionados a la literatura”.

El ensayo incluye un relato del propio Zaldua sobre las traducciones —se ve que el donostiarra no ha conseguido acallar del todo  su voz de cuentista— y añade además tres singulares apéndices: en el primero Zaldua se anima a recomendar algunos libros traducidos al castellano; en el segundo nos habla de las cuatro “generaciones” que aprecia en la literatura vasca actual y en el tercero diserta sobre el lugar del relato y afirma que la consideración del cuentista en el sistema literario vasco es mayor que en el español, un hecho éste que merece ser celebrado.

Txani Rodríguez

Antxon Rabella y la lucha contra los demonios interiores

FOTO.Desde dentro“Loco no es el que ha perdido la razón, sino el que lo ha perdido todo, todo, menos la razón”. Gilbert K. Cherterton.

El donostiarra Antxon Rabella acaba de publicar, autoeditado y distribuido por Elkar, Desde dentro. Se trata de un relato autobiográfico en el que de forma directa y desmitificadora nos relata sus experiencias personales en diversos ingresos psiquiátricos como consecuencia del trastorno bipolar que padece. A pesar de la dureza evidente del tema, el autor se las ingenia para ofrecer un mosaico en el que el descenso a los infiernos se combina con amistades inquebrantables y situaciones donde, incluso, tiene cabida el buen humor. Además, el libro reflexiona, sin pontificar en modo alguno, sobre las diferentes terapias con las que te puedes encontrar cuando tienes problemas psiquiátricos y el daño que algunas de ellas pueden llegar a hacerte. Se trata del primer libro de Rabella. Con el autor hemos charlado. Pincha y escucha.

Erretratoak. Bernat

Bernat. “Galdera bat egin diezazuket?“, horixe da Bernatek gehien errepikatzen duen galdera. Galdeketak egiten ditu eta jendearengana modu atseginean hurbildu esaldi horrekin hurbiltzen da. Jendeak ez du tarterik Bernaten galderak erantzuteko. Bernatek badaki gutxik erantzungo diola; gelditu ere, gutxi geldituko direla. Baina Malen gelditu da. Eta atseginez esan dio badituela bost minutu, ia luzeagoa izango ote den. Bernat lekuz kanpo gelditu da, eta totelka erantzun dio. Baietz, ezetz, hau da baietz, tira ezetz… bost minutu izango direla!. Malen galderen zain dago. Orriak esku artean galdu zaizkio Bernati. Irribarre egin dio Maleni eta orriak jasotzeko makurtu da. Dena esku artean atondu duenean hasi da galdeketa. “Jogurtak jaten dituzu… tira, edaten dituzu?“. Malenek ezetz esan dio, esnekiek alergia ematen diotela. Bernat izoztuta geratu da. “Jogurten gaineko inkesta da“. Malenek gupida sentitu du eta esnekiak jaten dituenarena egingo duela esan dio Bernati. Eta berriz ere galdera: “Jogurtak edaten dituzu?“. Malenek baiezkoa erantzun du. “Zein zaporetakoa?“. Naturala gustatzen zaiola esan dio. “Mallukizkoa ez?“. Malen jabetu da zaporetakoa maite behar dituela, eta baiezkoa erantzun du, gehien gustatzen zaizkionak mallukizkoak direla. Zazpi minutuko inkesta izan da. Azkenerako argi geratu da Malenek marrubizko jorgurtak maite dituela, eta pistatxodunak nahiko lituzkeela. Amaitzerakoan Bernatek irribarre egin dio, eta erantzuteagatik opari bat egin dio: Mallukizko jogurt sorta.

Goizalde Landabaso

El comictario. Los Talbot y los Joyce, vidas paralelas

¿Qué ocurre cuando tu padre es un reputado experto en James Joyce y tú eres una niña que le admira, pero que sufre contantemente sus exigencias, gritos y humillaciones? Pues que cuando la niña crece, estudia filología y se convierte en ensayista y profesora universitaria, hay un momento en que le da por recordar su infancia, la imagen de su padre y sumar a todo ello la comparación con otra niña, Lucía, la hija de James Joyce.

Este cóctel, del todo verídico, es la base sobre la que se asienta La niña de sus ojos, la obra más reciente del gran dibujante británico Bryan Talbot, esposo a su vez de Mary Talbot,COMIC.La niña de sus ojos que resulta que es la hija del profesor experto en Joyce y que exorciza en este espléndido cómic sus demonios familiares.

Y lo hace mediante dos historias paralelas: la de ella misma y, como ya hemos dicho, la de Lucía, la hija de James Joyce, “la niña de sus ojos” del gran escritor irlandés y que terminó sus días en un psiquiátrico.  Son dos mujeres diferentes y en épocas distintas… La una vive los esplendores del París de los años 20 y 30, la otra la oscuridad del Londres de los 50. Lucía Joyce, bailarina de vocación, es admirada y querida por su padre (no así por su madre), y Mary Atherton sufre constantemente la ira y los desprecios de su progenitor, hasta el punto de que su recuerdo de él se resume en la frase “mi frío, loco y pavoroso padre“. La vida de ambas nos es contada de forma paralela por un Bryan Talbot en estado de gracia, que utiliza el bitono ocre y azul para diferenciar las épocas y que llena de color sólo tres páginas, las que transcurren en el tiempo presente y que encontramos al principio y al final de este cómic.

Una obra redonda, un cuadro dulce y amargo, triste y alegre, sombrío y luminoso sobre los deseos y sentimientos humanos, y que nos hace preguntarnos por qué han tardado tanto en sumar sus talentos Bryan y Mary Talbot, que llevan casi 40 años casados… Bienvenida La niña de sus ojos, álbum publicado de manera primorosa por Ediciones La Cúpula, y que ojalá sea tan sólo el primero de los trabajos que firme esa pareja brillante que forma el matrimonio Talbot.

Iñaki Calvo

Las últimas novedades de octubre de 2012

LIBRO.Antigua luzJOHN BANVILLE

Antigua luz (ALFAGUARA)    293 páginas

John Banville (Wexford, 1945) es el escritor irlandés más internacional del momento. En 2005 se dio a conocer al gran público la ganar el Premio Booker con la novela El Mar. Pero antes ya había dado a conocer su valía con libros tan notables como Copérnico, La carta de Newton, El libro de las pruebas, El Intocable y Eclipse. Además bajo el seudónimo de Benjamin Black escribe unas novelas negras que se han hecho muy populares. Antigua luz, publicada en inglés este mismo año, es según los críticos uno de sus mejores libros. Cuenta la historia de un viejo actor de teatro que rememora un fugaz y apasionado amor y su relación con una nueva y rutilante estrella. Erotismo, amor y muerte.

SHIRLEY JACKSONLIBRO.Siempre hemos vivido en el castillo

Siempre hemos vivido en el castillo (MINÚSCULA)   222 páginas

La obra de Shirley Jackson (1916-1965) sigue siendo muy apreciada en su país natal, los Estados Unidos, pero es prácticamente desconocida fuera de él. Sus historias oscuras y poéticas han cautivado a autores tan diferentes como Stephen King, Richard Matheson, Jonathan Lethem, Joyce Carol Oates y Donna Tartt. Siempre hemos vivido en el castillo se publicó tres años antes de su muerte y tuvo un gran impacto. Cuenta la historia de una joven que vive con su hermana en una casa apartada. Todos sus familiares han muerto, excepto su tío Julián, que vive en silla de ruedas y está constantemente reescribiendo sus memorias. Todos murieron envenenados el mismo día. Para descubrir.

LIBRO.Las lesyes de la fronteraJAVIER CERCAS

Las leyes de la frontera (MONDADORI)    382 páginas

Tras reflexionar en Anatomía de un instante sobre uno de los momentos cumbres de la Transición española, el frustrado golpe de estado del 23-F, Javier Cercas (Ibahernando, 1962) bucea en el mismo periodo, pero en el mundo de la delincuencia, de los quinquis. Y lo hace al estilo de su archifamoso Soldados de Salamina. Un escritor recibe el encargo de escribir sobre el Zarco, un pequeño delincuente juvenil de finales de los setenta. Treinta años antes el Zarco y su novia Tere eran leyendas de la calle. A ellos se acercó Ignacio Cañas un charnego de Girona al que martirizaban en la escuela. Rebautizado como el Gafitas, vivirá un verano inolvidable de robos y huídas. Reescritura de un mítico pasado.

ARNALDUR INDRIDASONLIBRO.Invierno ártico

Invierno ártico (RBA)      340 páginas

Con cada nueva novela del islandés Arnaldur Indridason (Reykjavik, 1961) los amantes del género negro nos relamemos de gusto. Le descubrimos hace unos años con la publicación de Las marismas y en ese momento nos enamoramos de la seriedad, sobriedad y profundo respeto por la justicia del inspector Erlendur Sveinsson. Luego llegaron La voz, El hombre del lago y La mujer de verde, considerada en Gran Bretaña y Francia como la mejor novela publicada ese año. La última entrega en castellano es Invierno ártico, publicada en islandés en 2005. Sveinsson deberá investigar el asesinato en pleno invierno del hijo de una inmigrante tailandesa abandonada por su marido islandés. Valor seguro.

LIBRO.La batalla que conmocionó EuropaPETER ENGLUND

La batalla que conmocionó Europa (ROCA)      450 páginas

Peter Englund (Boden, 1957) es el secretario permanente de la Academia Sueca, la que otorga los premios Nobel de Literatura. Pero además es un historiador de prestigio que sorprendió en 2008 con un libro muy alabado La belleza y el dolor de la batalla, en el que repasaba la tragedia de la Primera Guerra Mundial a través del testimonio de diecinueve personas.  Ahora vuelve a nuestras librerías con su primer libro, La batalla que conmocionó Europa. Poltava y el nacimiento del Imperio ruso. La batalla de Poltava se produjo en 1709 y en ella el zar Pedro el Grande derrotó hasta el entonces imbatible Imperio Sueco. Fue el inicio de la hegemonía rusa. Visión de la Historia desde abajo.

El Agujero Negro. Vómito

Me dijeron que hay gente que se marea con Lo Imposible. No me ocurrió con las imágenes del Tsunami, tampoco con la profusión de vómitos ni con las mutilaciones varias. Finalmente, sí sentí profundas ganas de vomitar. Fue cuando el agente de seguros les abrió, de forma tan obscena, las puertas del futuro.

Roberto Moso

El insólito viaje por la vida y la muerte de Harold Fry y Rachel Joyce

El protagonista de esta novela Harold Fry es “un hombre vulgar y corriente”, un hombre “demasiado inglés” al que “no le gustaba hacer preguntas porque temía molestar a los demás”. Un hombre que “se ponía corbata a diario” pero al que de vez en cuando asaltaba la duda de “si no estaría aferrándose a un orden ó a un conjunto de reglas que en realidad jamás habían existido”. Un día Harold Fry recibe una carta. Es de una vieja compañera del trabajo que hace veinte años salió de su vida. Se llama Queenie Hennessy y le comunica que tiene un cáncer terminal. Harold, recién jubilado y acostumbrado a una vida sedentaria, toma entonces una decisión insólita: irá a visitar a Queenie, pero lo hará a pie recorriendo de sur a norte toda Inglaterra. Solo pone una condición para llevara a cabo su proeza, le exige a Queenie que aguante, que no se muera mientras él esté en el camino.LIBRO.El insólito peregrinaje de Harold Fry

Con este argumento, tan de novela de autoayuda, la actriz y dramaturga británica Rachel Joyce construye un sólido relato, su primera novela, que ahonda en las frustraciones de las vidas corrientes, en los secretos cotidianos del pasado y en esas ajadas relaciones matrimoniales que comienzan con amores ardorosos y concluyen en plácidos odios compartidos. Joyce hará encontrarse a Harold con unos seres que representan muy bien a la sociedad actual, en la que abundan las personas aparentemente normales que sin embargo cargan con “un terrible peso” en su interior. Harold comprenderá pronto que “el viaje que había emprendido para expiar sus errores del pasado” lo llevará a aceptar “la extrañeza ajena”. Y es que, como se dice en la novela, su papel como transeúnte en un viaje heroico de finalidad altruista hará que la gente se sienta “libre de hablarle y él, libre de escuchar, de llevarse consigo una pizca de cada una de aquellas historias”.

Historias como la de la joven y sabia dependiente de una gasolinera; la de la amable ama de casa que le da de comer (cuantas veces aparecen personajes así); la de los pensionistas que le despiden entre ovaciones; la de la pareja de excursionistas que no hacen más que pelearse; la del distinguido caballero enamorado de un joven y pobre emigrante; la de la doctora eslovaca que trabaja de limpiadora en un hospital; la del actor famoso y cocainómano que encontró en unos lavabos; la del oncólogo estadounidense que hacía turismo; la del joven solitario y religioso que le siguió como un perro; y sobre todo la historia de su mujer Maureen que adoró a Harold con un amor que se perdió por el camino y de la de su hijo David, extremadamente inteligente que nunca llega a encontrar su lugar en el mundo y descarga sus frustraciones en su triste padre.

El insólito peregrinaje de Harold Fry es una novela profundamente conmovedora, a veces divertida, a veces triste. Una novela que llega al corazón y que nunca, nunca, cae en el sentimentalismo, en esa sensiblería barata y falsa que tanto abunda en productos que se tildan de literarios sin serlo. Rachel Joyce utiliza su novela para hablarnos de los problemas de la gente corriente y de la multitud de frustraciones y malentendidos que hacen que seamos como somos. Su mensaje es optimista, pero a la vez sabio y realista, porque no todo se arreglará en nuestras vidas al final mágicamente, como si pudiéramos extraer una varita mágica de una chistera. De nosotros, de nuestro coraje, depende que tengamos una vida digna, moderadamente feliz y enriquecedora.

Enrique Martín

El concurso del 27 de octubre de 2012

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Iñaki Berazategi cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La digital es pompas@eitb.com y la postal “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. Ánimo y suerte. Los ganadores esta semana han sido José Antonio Miguens, José Ramón Sordía y Aranta Hernáez.  Encontraron, como muchos, la respuesta acertada: En la calle Mantuleasa de Mircea Eliade. Tienes a tu disposición ya otro enigma. Pincha y escucha.

Como la vida misma: literatura de la experiencia

FOTO.Como la vida mismaPompas de papel recibe al escritor guipuzcoano Antxon Rabella. Acaba de publicar Desde dentro, un relato autobiográfico en el que narra con gran talento literario su vida como enfermo bipolar y sus experiencias en varios centros psiquiátricos.

Comentamos además otros dos libros: la novela El insólito peregrinaje de Harold Fry de la británica Rachel Joyce, un emotivo viaje físico y personal de un jubilado por toda Inglaterra y Ese idioma raro y poderoso un ensayo del siempre interesante Iban Zaldua sobre el oficio de escribir en euskera.

En el capítulo de novedades destacamos libros del irlandés John Banville, la estadounidense Shirley Jackson, el español Javier Cercas, el islandés Arnaldur Indridason y el sueco Peter Englund. El cómic, La niña de sus ojos, llega desde el Reino Unido y viene firmado por la pareja que forman la guionista Mary Talbot y su marido el extraordinario dibujante Brian Talbot.

Y completamos el programa con los espacios de creación El agujero negro y Erretratoak, el comentario antiliterario, el concurso y el tocho, dedicado al inmortal Los Miserables de Víctor Hugo.

Pincha y disfruta del programa de esta semana.