Monthly Archives: diciembre 2012

Lecturas de fin de semana. Von Schirach y los culpables inocentes

A Ferdinand Von Schirach (Munich, 1964), prestigioso abogado penalista alem√°n, le conocimos como escritor el a√Īo pasado cuando la propia editorial Salamanca public√≥ Cr√≠menes. El volumen funcionaba como un libro de relatos que recreaba de manera fascinante algunos de los casos en los que el abogado se hab√≠a visto implicado.¬† El autor demostraba que es un s√≥lido narrador, dotado de una gran humanidad, ternura, honestidad y delicadeza. Aquellas historias, todas ellas ver√≠dicas, indagaban en las razones de la criminalidad, y explicaba al gran p√ļblico que en el mundo de la justicia la mayor√≠a de las veces las cosas no son como aparentan.LIBRO.Culpa

Culpa es una especie de continuaci√≥n de su anterior trabajo y como aquel ha tenido un √©xito espectacular en Alemania. Re√ļne historias, casos criminales que no siempre terminan en los juzgados y que en l√≠neas generales reflejan el fracaso del mundo judicial en bastantes ocasiones. El libro arranca con la violaci√≥n en grupo de una joven camarera durante una fiesta de la cerveza; una bestialidad que qued√≥ impune. Continua con una pareja de desahuciados que mata a un viejo acosador, que se libran del crimen durante a√Īos y que con los descubrimientos del ADN son descubiertos y acaban suicid√°ndose a pesar de haber formado una familia mod√©lica. Sigue con una historia estremecedora de un joven acosado en un internado con un talento innato para el dibujo. Los ni√Īatos que le acosan acaban matando accidentalmente a la profesora que le defend√≠a. La vida del joven se rompi√≥ totalmente. Tambi√©n est√° la historia de un hombre denunciado por abusos sexuales a una ni√Īa, alumna de su mujer. Lo perdi√≥ todo en base a una gran mentira. Y as√≠ hasta quince historias.

Hay mucho menos humor y esperanza que en el anterior libro, porque en aquel encontr√°bamos historias chuscas que nos hac√≠an re√≠r y relatos terribles que acababan bien. Pero en este Von Schirach nos habla de lo abominable que puede ser la maquinaria de la ‚Äújusticia‚ÄĚ, que a veces, incluso conociendo a los culpables y al crimen no puede hacer nada por salvar a las v√≠ctimas √≥ por reivindicar su honor y su memoria. A pesar de todo Culpa es un libro muy estimulante que hace reflexionar sobre el extra√Īo mundo en el que vivimos y que ratifica el abrumador talento de un escritor-abogado que deslumbra: brillante, preciso, de estilo transparente, limpio, directo y po√©tico. Y que nunca, nunca juzga a nadie, expone los casos para que los lectores lleguen a sus propias conclusiones. De obligada lectura.

Enrique Martín

El Tocho. Melville, la ballena blanca y el capit√°n Ahab

‚ÄúLlamadme Ismael. Hace unos a√Īos ‚ÄĒno importa cu√°ntos exactamente‚ÄĒ, teniendo poco o ning√ļn dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pens√© en darme al mar y ver la parte l√≠quida del mundo. Es mi manera de disipar la melancol√≠a y regular la circulaci√≥n. Cada vez que me sorprendo poniendo una boca triste; cada vez que en mi alma hay un noviembre h√ļmedo y lluvioso; cada vez que me encuentro par√°ndome sin querer ante las tiendas de ata√ļdes; y, especialmente, cada vez que la hipocondr√≠a me domina de tal modo que hace falta un recio principio moral para impedirme salir a la calle con toda deliberaci√≥n a derribar met√≥dicamente el sombrero a los transe√ļntes, entonces, entiendo que es m√°s que hora de hacerme a la mar tan pronto como pueda‚ÄĚ.

LIBRO.Moby DickEste es el c√©lebre comienzo de Moby Dick, de Herman Melville. Una novela publicada en 1851, en cuya redacci√≥n su autor invirti√≥ menos de un a√Īo. La escribi√≥ a la misma velocidad endiablada que el resto de sus obras, productos de apenas doce a√Īos de fertilidad asombrosa, que se interrumpieron bruscamente en 1857. A partir de entonces y hasta su muerte en 1891, Melville trabaj√≥ como granjero e inspector de aduanas, y fue asumiendo poco a poco el fracaso literario y el olvido. Solo el inesperado √©xito p√≥stumo de Billy Budd, marinero, relato publicado m√°s de treinta a√Īos despu√©s de la muerte de Melville, propici√≥ la recuperaci√≥n de toda su obra y, en especial, de Moby Dick, cuya grandeza y complejidad no fue apreciada en el momento de su publicaci√≥n.

Digamos de entrada que éste no es un libro de aventuras marinas escrito en primera persona, como parece al comienzo, ni un tratado sobre la caza de la ballena, aunque ofrezca multitud de datos al respecto, sino una imponente tragedia moderna, que por su hondura y potencia dramática podría equipararse a las de los clásicos griegos o a las de Shakespeare. El capitán Ahab, obsesionado con su venganza del cetáceo que le dejara tullido, está descrito con un vigor y una profundidad psicológica magistrales que le convierten en uno de los grandes personajes literarios del siglo XIX. Junto a esta figura que encarna el destino trágico, hay todo un reparto coral formado por  marineros de las más diversas nacionalidades enrolados en el ballenero Pequod. Alguno de ellos, como el oficial Starbuck, intuye su muerte pero no puede hacer nada para evitarla: como en cualquier tragedia que se precie, la fatalidad es inexorable.

El gran duelo entre Ahab y la ballena blanca se convierte en el motivo fundamental de la novela a partir del cap√≠tulo XL y est√° cargado de un simbolismo que ha dado lugar a las m√°s variadas interpretaciones. Desde las que parten del nombre del personaje principal, Ahab, que en la Biblia es un rebelde ante la autoridad divina, y por ello merecedor de castigo, hasta las m√°s modernas, que ven en el combate del capit√°n contra Moby Dick uno de los s√≠mbolos literarios m√°s logrados del empe√Īo del hombre por el dominio total de la naturaleza, empresa que se revela imposible y suicida. De ah√≠ que Ahab no consiga su objetivo: matar a la ballena, es decir, dome√Īar por completo la naturaleza salvaje, sino que sea √©sta, por el contrario, la que acabe con √©l y se lleve consigo todo el barco a las profundidades.

Si esta lectura, muy al hilo de la crisis ecológica que vivimos, lo admito, no les convence, les animo a que encuentren otra, a que hagan su propia interpretación. Esa es la ventaja de las grandes obras de arte, como Moby Dick, que no se agotan en un solo análisis y propician el gran placer de la relectura.

Javier Aspiazu

Chris Bachelder, haciendo literatura de la paternidad primeriza

A prop√≥sito de Abbott (Libros del Asteroide) es una novela que narra los avatares de la paternidad. El protagonista es un tipo medianamente joven, padre de una ni√Īa, y con otra de camino. Es profesor universitario pero el tiempo que recoge la novela se limita a unas vacaciones de verano.¬† Este el planteamiento y, cr√©anme, es tambi√©n el desarrollo de la novela. No pasa nada m√°s. Y nada menos. ‚ÄúNing√ļn acontecimiento tan habitual– se afirma en relaci√≥n a los nacimientos- recibe el calificativo de milagroso.‚ÄĚ No hay en A prop√≥sito de Abbott dramas, ni euforias, no encontrar√°n infidelidades ni separaciones, ni hondas crisis matrimoniales. LIBRO.A proposito de AbbottSin embargo, estamos ante un buen libro, y sobre todo, ante un libro entretenido y a ratos abiertamente c√≥mico. No es este ni mucho menos el √ļnico caso de buena literatura fundamentada en argumentos, digamos, poco legendarios, que nos llega desde Norteam√©rica. En eso son unos maestros. El an√°lisis, la iron√≠a y una buena dosis de sinceridad hacen que las aventuras y desventuras del protagonista lleguen con fuerza. Abbot, por cierto, que da la sensaci√≥n de ser muy parecido al autor de la novela, Chris Bachelder, tambi√©n profesor universitario y a buen seguro padre. Quiz√° por ello, ¬†Abbott transmita con valent√≠a y altas dosis de realismo que la paternidad es una experiencia fascinante pero que tambi√©n, por momentos, puede aburrir, agobiar y desesperar. Supongo que en el libro se dicen muchas verdades que la mayor√≠a de los padres callan o niegan. En un momento de la novela, se afirma algo revelador: ‚ÄúLas dos proposiciones siguiente son ciertas: (a) Si tuviera la ocasi√≥n, Abbott no cambiar√≠a ni uno solo de los elementos fundamentales de su vida, pero (b) Abbott no soporta su vida.‚ÄĚ La paradoja queda as√≠ perfectamente expuesta.

La novela descansa tambi√©n sobre las relaciones de la pareja protagonista y en c√≥mo influyen la paternidad, el embarazo y la convivencia. En ese sentido encontramos observaciones tan incisivas como la siguiente: “Como tantos otros antes que √©l, Abbott descubre, despu√©s de casado, que el matrimonio es una lucha por ver c√≥mo se reparte el Mal Humor. Un matrimonio, sobre todo un matrimonio con hijos, no puede funcionar bien si ambas partes andan de mal genio.; por lo tanto, el Mal Humor es un privilegio del que no pueden gozar los dos c√≥nyuges a la vez.

Estructurada en capítulos muy breves, A propósito de Abbott constituye un desenfadado, tierno y poco remilgado tratado sobre la paternidad, pero también un manual sobre cómo sacar chispas desde un punto de vista literario a la cotidianidad más plana.

Txani Rodríguez

Hedoi Etxarte, de lo peque√Īo a lo grande, de lo nimio a lo trascendente

FOTO.Hedoi EtxarteEl escritor euskaldun Hedoi Etxarte (Pamplona, 1986) acaba de publicar en la editorial Susa el libro de poemas Sinplistak. Licenciado en viol√≠n e interpretaci√≥n, debut√≥ en el mundo literario hace cuatro a√Īos con otro libro de poemas Suzko liliak. Un a√Īo despu√©s escribi√≥ el gui√≥n para el c√≥mic Ihes ederra que dibuj√≥ Alain Urrutia y que tuvo un fuerte impacto por su propuesta argumental (una Euskalherria semiindependiente bajo la esfera de Francia). Su traducci√≥n al castellano se titul√≥ La bella hu√≠da. En Sinplistak encontramos una voz m√°s madura que nos trae textos pegados a la calle, con muchos personajes, que bien podr√≠amos encontrarnos a la vuelta de la esquina, afanados en sus rutinas, gan√°ndose la vida como pueden. Hay reflexiones sobre grandes asuntos enhebradas con hechos cotidianos como comprar yogures. Con el autor hemos charlado. Pincha y escucha la conversaci√≥n.

El Comictario. Cuando Alix se hizo mayor

Un sector empresarial consolidado desde hace m√°s de medio siglo; gran cantidad de profesionales que viven de su trabajo; amplio consumo interno y contrastada capacidad exportadora. Este modelo de √©xito, aplicable a cualquier industria, es el que define desde hace tiempo al c√≥mic franco-belga, una marca que comenz√≥ con Tint√≠n y que no ha dejado de crecer en forma de revistas, √°lbumes y series… Una de las m√°s conocidas y veteranas es Alix, las aventuras de un joven galo-romano que recorre todos los rincones del Imperio gracias a la imaginaci√≥n del gran Jacques Martin, uno de los genios del c√≥mic europeo, especialista en series de corte hist√≥rico. COMIC.Alix senatorAlix es todo un cl√°sico. Comenz√≥ su andadura all√° por 1948 en la revista Tint√≠n, y desde entonces se han publicado m√°s de 60 √°lbumes entre la serie original y su secuela, Los Viajes de Alix.

Jacques Martin muri√≥ hace casi tres a√Īos, pero todas sus series contin√ļan, con otros guionistas y dibujantes. Y en el caso de Alix, adem√°s del nuevo √°lbum, que se publicar√° en castellano en enero, la poderosa editorial Casterman ha querido dar otra vuelta de tuerca. Y lo ha hecho con la puesta en marcha de una nueva serie, Alix senator, en la que el protagonista peina canas, tiene m√°s de 50 a√Īos y es senador en Roma, adem√°s de consejero de su amigo, Octavio Augusto, convertido en todopoderoso emperador.

En este nuevo escenario, Alix ayudar√° a Augusto a hacer frente a las intrigas habituales de aquella √©poca fascinante. Hay muertes misteriosas, personajes siniestros y un ambiente de traici√≥n alentado por un grupo de notables que a√Īoran al gran Julio C√©sar. Una historia que se lee con inter√©s de principio a fin, gracias al gui√≥n de Val√©rie Mangin y al dibujo de Thierry Demarez, que firma su mejor obra hasta el momento, con espl√©ndidas vi√Īetas que nos sumergen en la grandeza y la locura de la Roma Imperial.

Decir, además, que este cómic fue presentado el pasado 12 de Septiembre en un gran acto institucional en París, en la sede del Senado… ¡¡¡Qué diferencia con lo que ocurre a este lado de los Pirineos!!!

En fin‚Ķ Muy recomendable la lectura de Alix Senator 1. Las √Āguilas de sangre, primera entrega de una trilog√≠a que publica en castellano la editorial NetCom2, convertida en pocos a√Īos en toda una referencia del c√≥mic francobelga. No os perd√°is su p√°gina web, repleta de informaci√≥n y de buenas series.

I√Īaki Calvo

Erretratoak. Txus

Txus. Goizeko zortzi terdiak dira, eta zazpi gradu dago hirian. Txusek alkandora grisa eta jertse fina daramatza. Metro sarreran dago. Norbaiten esperoan izan zitekeen, baina ordu erdi luze darama bertan. Eskuan garagardo lata luzea. Noizean behin zurrupadaren bat ematen dio eta zerura begiratzen du. Zerura begiratzen du, agian jainkoren bati eskerrak emateko, ‚Äúeskerrak, jauna, garagardoa asmatzeko norbaiti eman zenion graziagatik‚ÄĚ… edota agian jainkoren bategaz hasarre, bizitzaren latzak aurpegiratzeko. ‚ÄúBai, jauna, edaten ari naiz, goizeko zortziak dira, izorra zaitez!‚ÄĚ. Edozelan ere zerura begiratzen du. Txusek lantzean behin komunikatzeko beharra dauka (gizakia izaki-soziala delako) eta agurtu egiten du aurpegi atsegineko edonor. ‚ÄúKaixo andrea, egun ona izan dezazula‚ÄĚ. Aldarte onean aritzen bazaie ere, inork gutxik erantzuten du. Txusek, baina, ez du arazorik. Komunikazio beharra eguneroko gizon-emakumeen aurpegi mikaztuak baino handiagoa da. Tarteetan, garagardoari zurrupa egin, eta zerura begiratzen du.

Goizalde Landabaso

Las √ļltimas novedades de diciembre de 2012

LIBRO.CambiosMO YAN

Cambios (SEIX BARRAL)     127 páginas

El flamante y controvertido premio Nobel de Literatura de este a√Īo, el chino Mo Yan (Gaomi, 1955), public√≥ hace dos a√Īos este libro que fue un producto de encargo. La prestigiosa editorial india Seagull pidi√≥ a varios escritores contempor√°neos que escribieran sobre la experiencia del comunismo en sus respectivos pa√≠ses. Mo Yan recogi√≥ el guante y convirti√≥ lo que en principio deb√≠a ser un ensayo en un relato autobiogr√°fico novelado en el que contaba sus experiencias de adolescencia y juventud en la China comunista. La vida del hijo de unos campesinos que sue√Īa con ser camionero, y acaba siendo obrero, militar y finalmente escritor. Una novela ‚Äúsorprendente y aut√©ntica‚ÄĚ, dicen.

JULIE OTSUKALIBRO.Buda en el √°tico

Buda en el ático (DUOMO)              150 páginas

Escritora estadounidense de origen japon√©s, que naci√≥ y creci√≥ en California y vive en Nueva York. Hace diez a√Īos public√≥ una novela, When the Emperator Was Divine, en la que contaba las vivencias de su familia y que la convirti√≥ en una estrella literaria. Su prestigio no ha hecho m√°s que crecer y ha alcanzado su cenit al ganar el prestigioso Pen-Faulkner el a√Īo pasado con Buda en el √°tico. En ella se cuenta la historia de las mujeres que, procedentes de Jap√≥n, llegaron a San Francisco hace casi un siglo para encontrarse con sus esposos que all√≠ trabajaban y a los que apenas conoc√≠an. Muchas eran ni√Īas de kimonos blancos llenas de dudas y de miedos. Una maravillosa y dura historia.

LIBRO.PatologíasZAJAR PRILEPIN

Patolog√≠as (SAJAL√ćN)¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 377 p√°ginas

Zajar Prilepin (Raizán, 1975) es uno de los jóvenes talentos de la literatura rusa actual. Ha publicado tres novelas y dos libros de relatos. Filólogo de formación, es un reconocido luchador por los derechos humanos. Sus críticas al presidente ruso Putin le han valido varias detenciones. Su obra está muy marcada por su experiencia bélica en Chechenia entre 1996 y 1999. Patologías es en este sentido una clara novela autobiográfica. Cuenta la historia de Yegor Tashevski un soldado del ejército ruso integrante de las temidas Fuerzas Especiales, que llega a la destrozada Grozni a combatir a las guerrillas chechenas. Miedo, locura, crueldad, guerra y la humanidad perdida. Estupendo.

√ďSCAR ALONSOLIBRO.Los futuros imperfectos

Los futuros imperfectos (LIBROS DE PIZARRA)   153 páginas

Aunque ha escrito una novela, Esteparios, el escritor vizca√≠no √ďscar Alonso (Bilbao, 1967) se mueve como pez en el agua en el terreno del relato breve. Ha publicado los vol√ļmenes Disculpen el percance, El coleccionista de cabezas reducidas y Ejecutar a Schubert. En su nuevo libro de cuentos, Los futuros imperfectos, re√ļne diecis√©is historias que recogen escritos elaborados a lo largo de los √ļltimos once a√Īos ‚Äď‚Äúlos mejores relatos que he escrito nunca‚ÄĚ, dice el autor-, muchos de ellos premiados √≥ finalistas de grandes concursos literarios. La mayor√≠a est√°n protagonizados por perdedores y casi todos miran hacia el futuro. El libro est√° dividido en dos partes: una agrupa relatos de corte fant√°stico; la otra, de corte realista. Un autor a reivindicar.

LIBRO.Piel rojaJUAN GRACIA ARMEND√ĀRIZ

 

Diario de un hombre p√°lido ‚Äď Piel roja (DEMIPAGE) 264 y 276 p√°ginas

El escritor navarro Juan Gracia Armend√°riz (Pamplona, 1965) ha conmocionado al mundo literario con la publicaci√≥n de dos libros autobiogr√°ficos, Diario de un hombre p√°lido y Piel Roja. En ellos narra su lucha contra la enfermedad tras perder sus ri√Īones: la vida diaria, la di√°lisis, las relaciones con familiares, otros enfermos y personal sanitario. Un libro en el que se habla tambi√©n de literatura, pol√≠tica, m√ļsica, cine‚Ķ Y todo con un estilo limpio, depurado, directo, exento de polvo y paja, y con un ritmo cadencioso que estimula al lector, que comienza receloso y acaba totalmente entregado. Un desnudo vital, a veces dram√°tico, pero con un sentido del humor curativo. Grande.

El Agujero Negro. Envidia

Lo sabía. Su olfato no fallaba. Su segundo de a bordo le tenía una envidia mal disimulada. Lo mismo ocurría con su jefe de sección por no hablar de su portavoz y de sus responsables de prensa. Todos los subalternos le envidiaban, él lo sabía muy bien. Lo leía en sonrisas, miradas, comentarios aduladores, llamadas telefónicas, risas casi verosímiles. Todo estaba perfectamente detectado y clasificado. ¡Qué le iban a contar! La envidia, había sido el imparable motor de su brillante carrera.

Roberto Moso

Mathias √Čnard √≥ cuando eramos felices en Mosc√ļ, ¬Ņ√≥ no?

Aunque el franc√©s Mathias Enard (Niort, 1972) ha visto traducidas al castellano gran parte de sus obras ‚ÄďLa perfecci√≥n del Tiro, Remontando el Orinoco, El manual del perfecto terrorista y Zona- no se puede decir que sea un gran conocido del lector… espa√Īol, aunque en Francia es un aut√©ntico √≠dolo.

Su anterior libro publicado en castellano hace ahora un a√Īo, Habladles de batallas, de reyes y elefantes era una aut√©ntica delicia. Contaba como en 1506 el gran artista Miguel √Āngel, tras uno de los en√©simos desencuentros que tuvo con el papa Julio II, el que le mandar√≠a pintar la Capilla Sixtina, decid√≠a aceptar la invitaci√≥n del sult√°n turco Beyazid para construir un puente en Constantinopla sobre el Cuerno de Oro. Eran malos tiempos para establecer lazos entre el mundo cristiano y el musulm√°n y el gesto de Miguel √Āngel, que buscaba precisamente agraviar al Papa, no fue bien recibido entre los suyos. LIBRO.El alcohol y la nostalgiaEl artista se ve√≠a entonces arrastrado a un mundo suntuoso y repleto de enga√Īos donde el tiempo transcurr√≠a con una lentitud desesperante. Miguel √Āngel estuvo a punto de abandonar, pero la ciudad y sus encantos poco a poco le fueron ganando, sin saber que se encontraba en el centro de una tela de ara√Īa de intereses contrapuestos, que pod√≠a devorarle en cualquier momento. Era una novela hermosa que hablaba de la independencia creativa y de los enfrentamientos de los artistas con el poder.

Ahora Enard regresa con otra novela breve -106 p√°ginas-, pero muy diferente. El alcohol y la nostalgia (Mondadori) se centra en el tri√°ngulo amoroso formado por una pareja francesa, Mathias y Jeanne, y su amigo ruso Vladimir en el Mosc√ļ de nuestros d√≠as. La historia de este turbulento tri√°ngulo la cuenta a√Īos despu√©s Mathias, escritor consagrado que hace tiempo se separ√≥ de su amigo y de su ex novia. La cuenta cuando viaja a Mosc√ļ para recoger las cenizas de su amigo fallecido e iniciar un viaje intempestivo en ferrocarril a trav√©s de la estepa rusa hasta el lugar de nacimiento de Vladimir. Jeanne vive en un modesto apartamento, sola y deprimida. El abuso de las drogas, que los tres consumieron mucho, ha dejado su huella. Mathias recuerda c√≥mo conocieron a Vladimir, un intelectual agudo y erudito, y c√≥mo fue entrando en sus vidas hasta que se rompi√≥ el v√≠nculo poderoso que les uni√≥. En el viaje recordar√° a los escritores rusos que ley√≥ y tambi√©n historias de la Revoluci√≥n Rusa, de la Gran Represi√≥n estalinista y de los gulag. Y rememorar√° adem√°s los d√≠as de vodka y opio. Es ‚Äúla dulce droga de la memoria‚ÄĚ.

El alcohol y la nostalgia, una adaptaci√≥n narrativa de un gui√≥n radiof√≥nico, fue escrito durante un viaje que su autor realiz√≥ en tren entre Mosc√ļ y Novosibirsk, y tiene, seg√ļn ha reconocido el propio √Čnard, una fuerte carga autobiogr√°fica. Es una historia que habla de los a√Īos locos de juventud cuando uno se siente indestructible, inmortal. Una historia de quimeras amorosas, una declaraci√≥n de amor a la literatura. Una historia feroz, descarnada y dura, que sin embargo tiene un halo po√©tico innegable. Mathias √Čnard un autor que no se deja acomodar, que sorprende con cada entrega literaria.

Enrique Martín

El concurso del 15 de diciembre de 2012

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea I√Īaki Berazategi cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La digital es pompas@eitb.com y la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. √Ānimo y suerte. Los ganadores de esta semana han sido Paco Delgado, Laura Corcoles y Angela Artaraz. Los tres acertaron que tras las pistas se encontraba el relato El nadador del escritor estadounidense John Cheever. Ya tenemos en marcha otro nuevo concurso. Pincha y participa.