Monthly Archives: enero 2013

Kirmen Uribe y Mussche, realidad y literatura

En el a√Īo 1937, ¬†19.000 ni√Īos partieron desde el puerto de Bilbao a distintos pueblos de Europa. Aquellos hechos dram√°ticos revisten, sin duda, de una enorme potencia literaria; sin embargo, ¬†Uribe no se va a ¬†limitar a escribir una cr√≥nica de aquel triste √©xodo. La mayor inquietud del escritor de Ondarroa es reconstruir la vida del escritor belga Robert Mussche, una de las muchas personas que, mayormente por principios, decidi√≥ acoger a uno de aquellos ni√Īos vascos, en concreto, a Karmentxu, una ni√Īa de nueve a√Īos que lleva la alegr√≠a a su casa.LIBRO.Mussche Kirmen Uribe ofrece pinceladas sobre las vidas de los exiliados, unas vidas en las que sus lugares de origen siguen presentes y cuyo recuerdo se alimenta con actos como el festival de canciones y danzas vascas que en 1938 acogi√≥ el Teatro Royal. Pero como dec√≠amos el protagonista de la novela es Robert Mussche, un joven de enormes inquietudes intelectuales que se vio obligado a renunciar a su sue√Īo de estudiar una carrera tras sufrir su padre un accidente laboral. En aquellos a√Īos de estudio, el mejor amigo de Robert es Herman Thiery, un joven acomodado, con quien mantiene una relaci√≥n tan intensa que a veces parece ir m√°s all√° de la amistad.

Si bien esta novela es en su estructura y su intenci√≥n m√°s cl√°sica, digamos, que Bilbao‚ÄďNew York-Bilbao, Uribe recurre de nuevo a la metaficci√≥n para trasladar en su relato las entrevistas que mantuvo en Gante con Carmen Mussche, la hija de su protagonista. A trav√©s de ella y de los libros y documentos que le muestra, vamos conociendo a un h√©roe discreto, uno de los muchos que dej√≥ aquella √©poca siniestra. Sabemos que estuvo en Espa√Īa durante la guerra civil, que form√≥ parte de la resistencia contra los nazis‚Ķ y lo que es m√°s importante, gracias a la capacidad de Kirmen, conocemos sus sentimientos y sus motivaciones.

Mussche (Susa) es una novela entretenida, emocionante y compacta. Tal vez esta √ļltima caracter√≠stica se deba a que dejando aparte el proceso de documentaci√≥n y las correcciones, fuera escrita ‚Äúde manera org√°nica‚ÄĚ, como dice el propio Kirmen, en tan solo dos meses. Lo que dur√≥ su estancia en un centro cultural de San Francisco.

Txani Rodríguez

J.M. Fernández Urbina y el tiempo de las mandarinas vitriólicas

FOTO.J.M. Fern√°ndez UrbinaEl escritor Jos√© Miguel Fern√°ndez Urbina (Miranda de Ebro, 1951) acaba de publicar en la editorial Hiria la novela Tiempo de mandarinas. Profesor de Historia de la Comunicaci√≥n en la Universidad del Pa√≠s Vasco es autor de un buen pu√Īado de novelas ‚ÄďEl arrepentido, El duende del Norte, Acci√≥n directa, Hasta donde yo recuerdo, El bobo feroz‚Ķ- y de varios ensayos sobre los escritores vascos de la Generaci√≥n del 98 como Unamuno y Baroja frente a la cultura de masas, La aventura intelectual de Ramiro de Maeztu √≥ Los vascos del 98: Unamuno, Baroja y Maeztu. En Tiempo de mandarinas nos cuenta la historia de Manu Sobr√≥n, vendedor de carpas, divorciado y apartado del Partido al que diagnostican una enfermedad degenerativa incurable. Tras informar del ‚Äúasunto‚ÄĚ a Est√≠baliz, su √ļnica hija ‚Äďa la que acaba de fastidiar el disfrute de la Semana Santa con su chico-, est√° preparado para iniciar el resto de su vida. Novela vitri√≥lica de humor y amor sobre la Euskadi de nuestros dolores. Pincha y escucha la charla.

El comictario. Zar, un genio que nos dejó demasiado pronto

El comictario de hoy es el pago de una deuda pendiente, una cuesti√≥n de justicia para un autor, Jos√© Luis Zaragoza, alias “Zar“, que se march√≥ de este mundo hace algo m√°s de un a√Īo y cuya primera novela gr√°fica fue tambi√©n su obra p√≥stuma. Peret que buscaba a la muerte es el t√≠tulo de un c√≥mic inacabado, una historia que Zar dibuj√≥ durante m√°s de cuatro a√Īos, aprovechando los momentos de inspiraci√≥n…, y las pausas de un trabajo, la direcci√≥n de un restaurante, que consum√≠a casi todo su tiempo.COMIC.Peret que buscaba la muerte

Los responsables de la editorial Di√°bolo, fascinados por las p√°ginas que les hab√≠a ense√Īado en una carpeta, aceptaron que Jos√© Luis Zaragoza iba a ser muy lento, pero que el resultado final iba a compensar la espera. Y de esta forma fueron pasando los a√Īos, uno, dos, tres‚Ķ hasta cuatro, con llamadas de tel√©fono, correos electr√≥nicos y promesas de que esta vez s√≠, iba a terminar el c√≥mic. Sin embargo, ocurri√≥ una terrible paradoja: el 24 de diciembre de 2011, la muerte encontr√≥ a Zar y se lo llev√≥.

La historia qued√≥ inacabada. El autor no pudo finalizarla. Pero dej√≥ p√°ginas tan bellas y un concepto tan claro de lo que quer√≠a contar, que su familia, sus amigos y la propia editorial, decidieron que el c√≥mic ten√≠a que ver la luz. Meses de recopilaci√≥n de los dibujos de Zar, esbozos incluidos, dieron lugar, en noviembre del a√Īo pasado, a la publicaci√≥n de Peret que buscaba a la Muerte, un √°lbum maravilloso en el que un ni√Īo de corta edad, Peret, se lanza a los caminos en busca de la Muerte para pedirle que le devuelva a su padre fallecido. En su viaje, Peret llega a una aldea de pescadores, el lugar donde, seg√ļn un ermita√Īo, “tierra y mar se unen y donde encontrar√°s gentes que la desaf√≠an cada d√≠a“.

Y el trayecto de Peret le lleva al mar, a las olas, al rugido de una terrible tormenta que hunde barcos y siega vidas… Y en ese momento crucial, la muerte se lleva al dibujante. Zar nos abandona sin poder terminar su obra, pero sus esbozos nos permiten imaginar el final de la b√ļsqueda de Peret. Y al llegar a la √ļltima p√°gina, la l√°grima que nos cae por la mejilla nos hace comprender que este c√≥mic es un arma… Un arma de emoci√≥n masiva que tenemos que nos explota en el coraz√≥n. Os recomiendo que no os la perd√°is.

I√Īaki Calvo

Erretratoak. Gotzon

Gotzon. Kirola praktikatzetik dator Gotzon. Amak prestatu dion ogitartekoa ez zaio gustatu eta zorroan sartu du. Arreta non jarri aritu zaizkio begiak. Aurrean duen bikotea aztertzen ari da.

Bikotearen musu umel eta argigarriak begiratzen duen bakarra da. Modu antropologikoan begiratzen dituela esango luke Gotzon begiratzen duen edonork. Bikotearen buruek eskumaldera makurtzerakoan berak ere apur bat eskumaratu du burua.

Mutilaren begiradak liluratu du Gotzon. Neskaren begietan sartu behar dela ematen du. Neska ez du ikusten, baina bere eskuak mutilaren bizkar azpian galtzen direla jabetu da. Tarte batez urrundu dituzte buruak, arnasa hartzeko etena. Indar ezkutuko batek tentatzen ditu, baina.

Berriz ere hurreratu dira;  lehenengo sudurrak, eta ikutuera bizkor baten ostean ezpainek egin dute topo. Gotzonek begiak kliskatu ere ez ditu egiten. Neska eta mutilaren mugimendu akonpasatua, elkartua aztertzen ari da. Une batez ingurura begiratu du. Beste ezer interesgarriagoa aurki lezakeela pentsatu du.

Baina, ez. Ezpain-jolasean dagoen bikote hori baino gauza interesgarriagorik ez dago. Ahots automatiko batek AIBOA esan duen arte. Kirol zorroa hartu eta bikotearen albo-albotik pasatu da Gotzon. Eskaileretan gora ahaztu egin du metro barruko bikotearen lan antropologikoa… eta Ainhoaren ezpain potoloak etorri zaizkio akordura.

Goizalde Landabaso

Las √ļltimas novedades de enero de 2013

LIBRO.El sentido de un finalJULIAN BARNES

El sentido de un final (ANAGRAMA)     186 páginas

Julian Barnes (Leicester, 1946) forma junto a Ian McEwan, Martin Amis y el m√°s joven Kazuo Ishiguro el gran cuarteto de la literatura inglesa actual. Barnes se dio a conocer con un libro inclasificable que rend√≠a homenaje al oficio de escribir, El loro de Flaubert. Despu√©s llegaron novelas como Mirando al sol y Antes de conocernos, donde el pasado se comportaba como un personaje m√°s que atormentara a los protagonistas. En su √ļltimo libro, El sentido de un final, Premio Man Booker, ese pasado inmisericorde vuelve a la vida pac√≠fica de Tony, un pr√≥spero jubilado, en forma de diario, el diario de su viejo amigo Adrian que acaba de fallecer. Tony form√≥ en la adolescencia y juventud junto al serio Adrian y otros dos amigos un grupo aparentemente indestructible. Hasta que la vida de Adrian sufri√≥ un duro golpe y todos le dejaron de lado. Sobre las mentiras de la memoria.

ANITA NAIRLIBRO.El corazón es un lugar feroz

El corazón es un lugar feroz (DUOMO)    345 páginas

La escritora Anita Nair (Kerala, 1966) se ha hecho famosa en todo el mundo por sus novelas sobre la vida de las mujeres de su pa√≠s, de sus relaciones entre ellas y con los hombres y de sus amores y desamores. Salt√≥ a la fama con su segunda novela, El vag√≥n de las mujeres, la historia de una mujer que harta de su familia, su marido y sus hijos, decid√≠a abandonarlos para encontrarse consigo misma.¬† El coraz√≥n es un lugar feroz es su √ļltimo libro y es curiosamente una novela policiaca. Nos presenta en ella al inspector Gowda que investiga la muerte de un joven en un mercado de Bangalore, una muerte que no interesa a nadie. Venciendo su escepticismo y espoleado por la posibilidad de recuperar un viejo amor, Gowda se adentrar√° en un oscuro mundo de corrupci√≥n. La visi√≥n de la India del siglo XXI.

LIBRO.La casa pierdeJUAN VILLORO

La casa pierde (ALFAGUARA)    295 páginas

La literatura mejicana tiene en Juan Villoro (M√©xico, 1956) a uno de sus grandes exponentes. Curtido en el periodismo y especialmente en el periodismo deportivo ‚Äďgeniales sus cr√≥nicas futbol√≠sticas, recogidas en Dios es redondo-, su carrerea literaria no ha dejado de recibir premios a un lado y a otro del Atl√°ntico por libros como La noche navegable, El testigo √≥ Los culpables. La casa pierde se public√≥ originalmente en el a√Īo 2000 y se recupera ahora.¬† Re√ļne diez historias protagonizadas por hombres que han dejado ya de ser j√≥venes y se encuentran cara a cara con el fracaso y con un futuro repleto de soledad. Un boxeador inasequible al desaliento, un hombre enamorado de dos gemelas, un apostador que se finge ganador, un escritor usurpador‚Ķ Perdedores gloriosos con sus propios c√≥digos.

KEPA MURUALIBRO.Escribir a distancia

Escribir la distancia (LUCES DE G√ĀLIBO)¬†¬†¬†¬†¬† 225 p√°ginas

Aparcado su oficio de editor y sin abandonar su incansable participaci√≥n en todo tipo de proyectos literarios y culturales, Kepa Murua (Zarautz, 1962) lleva unos a√Īos dedicado a su otra profesi√≥n-pasi√≥n, la de poeta. Desde 1999 no ha dejado de publicar poemarios, casi uno por a√Īo, como Siempre cont√© diez y nunca apareciste, Cardiolemas, Poemas del caminante, El gato negro del amor‚Ķ Son poemas en los que el autor habla de su mundo exterior e interior, del amor y del desamor, y de las palabras que a veces no son suficientes para expresar lo que queremos expresar: ‚Äú¬ŅPor qu√© las palabras que se dicen/ no son las pronunciadas/ en el interior de las cabezas?‚ÄĚ. Quiz√°s por eso Murua escriba poemas para entenderse a s√≠ mismo, para que los dem√°s le entendamos. Y es que ‚Äúlos ojos no alcanzan a ver/ todo lo que quieren‚ÄĚ. M√°s cercano que nunca.

LIBRO.La escandalosa se√Īorita PilgrimFREDERICA SAGOR MAAS

La escandalosa se√Īorita Pilgrim (SEIX BARRAL)¬†¬† 393 p√°ginas

Hija de emigrantes rusos, Frederica Sagor Maas vivi√≥ una vida larga e intensa. Naci√≥ en Nueva York en 1900 y muri√≥ en Los √Āngeles el a√Īo pasado, a los 111 a√Īos de edad. Fue guionista en el Hollywood de los a√Īos dorados del cine mudo, mundo que abandon√≥ en 1947, harta de que le robaran ideas y guiones. En 1999 public√≥ este libro, sus memorias. El libro habla de un mundo m√≠tico de estrellas, actores y actrices, productores y directores, un mundo de oropel bajo el que se escond√≠an juegos de poder, envidias y traiciones. Un mundo donde los mandamases eran hombres ‚Äúanalfabetos, sexistas, alcoh√≥licos, trepas, mentirosos y tramposos‚ÄĚ. Una pionera que plant√≥ cara a los peces gordos y que vivi√≥ lo suficiente para ser testigo de todo tipo de esc√°ndalos. Una narraci√≥n vibrante, ingeniosa y picante. ‚ÄúUna dulce venganza‚ÄĚ.

El Agujero Negro. Prosaico

Por alguna raz√≥n se hab√≠an distanciado. Las llamadas se hab√≠an ido demorando, las citas eran ya cada varios meses. ¬ŅQu√© hab√≠a pasado? La gente evoluciona, los gustos y los intereses cambian, la vida te va separando pens√≥. Pero en realidad, se negaba a reconocer la verdad. Con ese culo ya no le gustaba.

Roberto Moso

William Boyd ó cuando el best-seller se transforma en literatura

William Boyd es, posiblemente, el mejor de los desconocidos autores de potenciales best-sellers. Quiero decir que el se√Īor Boyd escribe novelas muy entretenidas, sobre temas que aparentemente interesan a mucha gente, repletas de personajes atractivos, narradas con intensidad y con un manejo de los elementos ejemplar. Y abundan en ellas las historias de amor, y las trepidantes acciones y los detalles de humor. Sin embargo sigue sin tener el reconocimiento que merece. Al menos entre nosotros. En Inglaterra le han elegido para que escriba la pr√≥xima novela de James Bond, as√≠ que, seguramente, los lectores que le descubran tras su presumible √©xito, podr√°n preguntarse ¬Ņqui√©n es este t√≠o? y opinar que est√°n, simplemente, ante un correcto autor de novelas de acci√≥n. No dejen que les pase.LIBRO.Esperando el alba

William Boyd debut√≥ con Un buen hombre en √Āfrica, quiz√° alguien recuerde su adaptaci√≥n cinematogr√°fica con Sean Connery en el reparto, donde se contaban, con buen humor brit√°nico las desventuras de un c√≥nsul desbordado por el color local. Como nieve al sol, su siguiente novela, ven√≠a a contar un episodio b√©lico con iron√≠a y sentido cr√≠tico. Barras y estrellas, s√≠, esa cuya adaptaci√≥n al cine se titul√≥ aqu√≠ Un se√Īorito en Nueva York, traspasaba las tribulaciones del protagonista despistado al profundo sur de Estados Unidos, a pesar del t√≠tulo. Y despu√©s llegar√≠a Las nuevas confesiones, donde Boyd daba un repaso al siglo pasado a trav√©s de la figura de un cineasta. Si las novelas anteriores eran buenas, esta era, directamente, una obra maestra. Tiene el dudoso honor de ser uno de los libros menos vendidos de la editorial que lo public√≥. ¬ŅPor qu√©? No podemos entenderlo. Boyd narra estupendamente, sus historias son siempre interesantes, sus personajes cre√≠bles, sabe manejar la intriga, cuenta muchas cosas con la medida justa y cada frase tiene encanto o al menos inter√©s.

Las novelas posteriores de William Boyd son igualmente atractivas: Playa de Brazzaville, La tarde azul, Armadillo, Las aventuras de un hombre cualquiera, Sin respiro, Bamb√ļ, Tormentas cotidianas y ahora Esperando al alba (Duomo). Sin destripar nada, espero, les cuento de qu√© va.

Poco antes de la I Guerra Mundial el protagonista vive una aventura amorosa con una artista, las consecuencias de esta aventura le llevarán a ser perseguido por las autoridades y más tarde a ser reclutado por el servicio secreto británico, que le llevará primero a las trincheras y después a ejercer de espía, y hasta de asesino, a enfrentarse a una conspiración, a perseguir a traidores, a encontrarse a miembros de su propia familia implicados en el asunto. Todo esto, y mucho más, como algunos personajes secundarios impagables, contado en trescientas y pico páginas. Se me ocurre que quizá a Boyd le falta definición. No hace novelas humorísticas, ni de acción, ni melodramas, ni negras, y el lector no sabe qué hacer con él. Pero puedo recomendar leerlo, simplemente, y no tratar de clasificarlo, para que sepan si les gusta. Y disfrutar de todas las cosas que cuenta, que son muchas e interesantes. No hay una página innecesaria en las novelas de este hombre, ni una línea, ni una palabra, es la narración llevada a sus dimensiones adecuadas. No sé que mas decir. Salvo pedirles, por favor, que lo prueben. Y así se disiparán todas sus dudas. Es por su bien.

Félix Linares

El concurso del 26 de enero de 2013

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodr√≠guez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La digital es pompas@eitb.com y la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. Esta semana los ganadores han sido Fernando Ant√≠a, F√©lix Sanz S√°nchez y Mariasun Azkarate. Los tres acertaron que tras las pistas se encontraba la novela del franc√©s Philippe Claudel El informe de Brodeck. Ya tenemos nuevo concurso. Pincha y suerte.

Tiempo de guerra: caminando velozmente hacia la nada

FOTO.Tiempo de guerraPompas de Papel presta especial atención esta semana a dos libros que tienen que ver mucho con las guerras y el compromiso. Uno es Musche, la nueva apuesta de Kirmen Uribe, que se centra en la figura de un intelectual belga antifascista en los tiempos anteriores a la II Guerra Mundial. El otro es Esperando el alba la nueva entrega narrativa del escocés William Boyd, sobre un tipo con problemas sexuales que acaba metido en una trama de espionaje en la Europa previa a la I Guerra Mundial.

Adem√°s recibimos al escritor vasco Jos√© Miguel Fern√°ndez Urbina. Acaba de publicar Tiempo de mandarinas, una divertida historia sobre un tipo que se apresta a vivir el resto de su vida ‚Äúde otra manera‚ÄĚ en la Euskadi de nuestros dolores.

En el cap√≠tulo de las novedades destacamos libros del ingl√©s Julian Barnes, la india Anita Nair, el mejicano Juan Villoro, el vasco Kepa Murua y la estadounidense Frederica Sagor Maas, y el c√≥mic del espa√Īol Jose Luis Zaragoza “Zar“, Peret que buscaba la muerte.

Y completamos el programa con los espacios de creación el agujero negro y erretratoak, la reflexión antiliteraria, el concurso y la tertulia con nuestros libreros que esta semana hablan de las presentaciones de libros.

En Radio Euskadi sábados a las tres de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel ó los libros sirven pa algo y estamos a punto de averiguar pa qué. Pincha y escucha el programa.

Lecturas de fin de semana. Bilbao Belle Epoque, seg√ļn Gonzalo Garrido

De un tiempo a esta parte se han puesto de moda en Espa√Īa las novelas de suspense, con cr√≠menes incluidos, que acontecen en los primeros a√Īos del siglo XX, en los a√Īos que van desde el 1900 hasta la Guerra Civil. Novelas que acontecen en lugares como Madrid y Barcelona donde el combate social entre la nueva burgues√≠a y los desarrapados del mundo era aut√©nticamente feroz. Tarde √≥ temprano esa moda deb√≠a llegar a Euskadi y un ejemplo de este subg√©nero es Las flores de Baudelaire (Alrev√©s) del bilba√≠no Gonzalo Garrido.LIBRO.Las flores de Baudelaire

Garrido nos lleva al Bilbao de 1917. La capital vizca√≠na ha dejado de ser aquel peque√Īo pueblo de comerciantes que se aglutinaba en torno al Casco Viejo y ha empezado a expandirse hacia el Ensanche donde se instalan las mansiones de los nuevos magnates, enriquecidos con la miner√≠a y el hierro. En esa ciudad, convulsionada por los enfrentamientos entre obreros -que piden mejoras en sus condiciones laborales y mejores salarios- y polic√≠as al servicio del poder y sacudida por los ecos de la matanza de los campos de combate de la Primera Guerra Mundial, acontece un crimen horrible: el brutal asesinato de la hija menor de Fran Kruger, uno de los hombres m√°s poderosos de Bilbao, que maneja a su antojo la econom√≠a y la pol√≠tica locales. El suceso atrae a Alfredo Maldonado, propietario de un estudio fotogr√°fico y reportero gr√°fico casual. Con la colaboraci√≥n de sus dos ayudantes, Joan y Mario, el listillo y el bruto, se adentrar√° en una espiral de horrores y secretos que le llevar√° a un asesino inesperado.

Gonzalo Garrido hace una gran radiografía de una ciudad en crecimiento. Las indagaciones del detective aficionado nos llevarán a todos los escenarios posibles, uno por capítulo, (mansiones, pisos modestos, hoteles de mala muerte, cafés, cobertizos mineros, tiendas, teatros, tugurios, redacciones, manicomios, lupanares, juzgados, bufetes, librerías, consulados…) y nos pondrán en contacto con los tipos que habitan la ciudad. Una novela que atrapa desde el primer momento y que da otra visión de la historia. Una novela que está gustando mucho.

Enrique Martín