Monthly Archives: abril 2015

El tocho. El √ļltimo mohicano de Fenimore Cooper

LIBRO El √ļltimo mohicano‚ÄúUna ¬†de las circunstancias m√°s penosas en las guerras de las colonias de la Am√©rica septentrional era la de sufrir las fatigas y peligros de los bosques v√≠rgenes antes de presentar batalla al enemigo. Bosques ampl√≠simos, impenetrables en apariencia, separaban las tierras rivales de Francia y de Inglaterra. El europeo civilizado y el colono endurecido por el trabajo, que combat√≠an bajo la misma bandera, pasaban a veces meses enteros luchando contra los torrentes, al mismo tiempo que se abr√≠an paso por las gargantas de las monta√Īas‚ÄĚ.

As√≠ comienza El √ļltimo mohicano, novela que el autor estadounidense Fenimore Cooper public√≥ en 1826 convirti√©ndose a los pocos a√Īos en el mayor √©xito de su carrera. Esta es la segunda de un ciclo de cinco novelas que el autor titul√≥ Polainas de cuero, y en el que hay un personaje com√ļn, un veterano cazador de punter√≠a infalible a quien los indios conocen con el apodo de Ojo de Halc√≥n, aunque su verdadero nombre es Nathaniel Bumpo, y simboliza al hombre de la frontera, capaz de establecer relaciones de respeto con la naturaleza y los ind√≠genas.

El √ļltimo mohicano se sit√ļa en el marco de la guerra entre Inglaterra y Francia por el control de las colonias de Norteam√©rica, la llamada guerra de los 7 a√Īos. En 1757, ante un previsible ataque de las fuerzas francesas del general Moncalt, superiores en n√ļmero, los ingleses deciden enviar refuerzos al fuerte William Henry al mando del comandante Munro. Hacia all√≠ se dirigen tambi√©n por un atajo m√°s seguro, las hijas de Munro, Cora y Alice, custodiadas por el mayor Heyward y el maestro de m√ļsica Gamut, y guiadas por un indio. El azar novelesco quiere que el peque√Īo convoy se encuentre con Ojo de Halc√≥n y los dos mohicanos, √ļltimos de su estirpe, con los que viaja. El cazador descubre enseguida que el supuesto gu√≠a pertenece a la tribu de los hurones, indios traicioneros aliados de los franceses. Aunque escapan a la emboscada que √©ste les hab√≠a preparado, la novela, llena de peripecias, no cesa de poner en peligro a los protagonistas, que vuelven a caer en poder de los hurones tras la rendici√≥n del fuerte, hasta llegar al tr√°gico final, donde asistimos a la desaparici√≥n de Uncas, el supuesto √ļltimo mohicano. Una extinci√≥n que, en realidad, es otra licencia novelesca que se permite el autor.

Si bien algunos de los personajes est√°n trazados seg√ļn un esquema rom√°ntico, con sus t√≠picas idealizaciones y parlamentos excesivos, y se aprecian elementos caracter√≠sticos del follet√≠n de aventuras, abundando los giros inesperados y dram√°ticos; El √ļltimo mohicano, a pesar de todo, deslumbra con sus descripciones briosas y animadas, en las que se aprecia el conocimiento genuino del entorno. Su acercamiento a la realidad india es bastante m√°s fiel que todo el realizado hasta la fecha, y el autor se atreve incluso a criticar la arrogancia del hombre blanco, que ya hab√≠a desplazado a muchas tribus de sus primitivos asentamientos poniendo en peligro su supervivencia.

Puede que algunos lo consideren un cl√°sico menor, pero su encanto es indudable, y adem√°s interesa y divierte hasta el final. Les recuerdo t√≠tulo y autor: El √ļltimo mohicano de Fenimore Cooper.

Javier Aspiazu

Pedro Ugarte, vida en la carretera

Lo primero, una confesión: Pedro Ugarte es colega y un colega al que tengo en alta consideración como persona y como escritor. Vaya esto por delante para que los que quieran despotricar contra este comentario puedan hacerlo arguyendo que los parabienes que se van a verter vienen dados por mi relación personal con el autor. Aunque claro, y lo digo con absoluta sinceridad, se equivocarían.

Pedro Ugarte (Bilbao, 1963) es un autor de largo recorrido. Empez√≥, como muchos en la poes√≠a, pero se curti√≥ en el relato corto. A m√≠ me gustan especialmente libros como Materiales para una expedici√≥n, La isla de Komodo y El mundo de los cabezas vac√≠as. Luego dio el salto a la novela. Y ah√≠ se ha ido probando, ensanchando sus l√≠mites. Y le han salido libros tan estupendos como Los cuerpos de las nadadoras (Premio Euskadi de Literatura), Una ciudad del norte, Casi inocentes (Premio Lengua de Trapo) y El pa√≠s del dinero (Premio Logro√Īo de Novela). Y ahora cuatro a√Īos despu√©s de sus √ļltimos trabajos aparece este Perros en el camino.

La novela es una reflexi√≥n sobre el paso del tiempo, sobre las relaciones personales y sobre la pasi√≥n, muchas veces malograda, por la creaci√≥n, en este caso por la escritura. La novela es un lienzo en el que vemos dibujarse poco a poco las relaciones entre varios amigos que se conocen en la universidad y a los que une la pasi√≥n por la escritura. El foco de lo narrado se va a centrar en tres de ellos. Jorge, estudiante de derecho que acabar√° dLIBRO Perros en el caminoe oficinista en una sucursal bancaria; escritor frustrado porque carece de cualquier talento para la escritura. Sergio, su mejor amigo, un ser taciturno y solitario, pero con un gran carisma personal, que vive con pasi√≥n la literatura y que acabar√° convertido en un gran escritor aclamado por la cr√≠tica y devorado por los lectores. Y Ariana, estudiante tambi√©n de derecho, que acabar√° entregada a una pasi√≥n amorosa por Sergio, a pesar de saber que Jorge le ama en secreto. A su alrededor pululan unos secundarios de lujo: Gonzalo Garrido, el chico burgu√©s de clase alta que acabar√° convertido en un notario respetado; Amaya, una chica poco agraciada que acabar√° convertida en una gran poeta; Gast√≥n, el entra√Īable novio de Amaya, aquejado de psoriasis, que acabar√° convertido en su secretario y representante; Ramiro Gonz√°lez Brown, millonario agente mobiliario y poeta del mont√≥n; y Danielle Miranda, jefa de prensa de la editorial que publica los libros de Sergio. Ese microcosmos se ver√° golpeado con brutalidad cuando Sergio muera en un accidente de tr√°fico, tragedia tras la que se encierra otra tragedia personal que se desvelar√° bien avanzada la historia.

La novela está construida en torno a tres voces narrativas. Dos muy clásicas: la primera persona de uno de los protagonistas, Jorge, que acapara prácticamente toda lo narrado, y la tercera persona de un narrador omnisciente que se ocupa de contar aquellos aspectos de la historia, pocos, de los que Jorge no pudo tener información directa. Y luego hay un tercer plano que son las transcripciones de los diálogos, que se espolvorean durante la novela, que Jorge mantiene con un psicólogo que intenta desvelar el estado de angustia en el que vive el protagonista principal, estado que representan los perros muertos en el camino.

El libro es sobre todo un compendio de reflexiones sobre la vida y la creaci√≥n literaria. Y est√° repleto de preguntas con algunas respuestas. ¬ŅPara qu√© sirve la literatura? ¬ŅSon petulantes aquellos que quieren vivir como artistas? ¬ŅSe consideran superiores a los dem√°s? ¬ŅPor qu√© hay personas que son tan hermosas (‚Äúinvoluntariamente hermosas‚ÄĚ) y otras tan poco agraciadas? ¬ŅEs justa la discriminaci√≥n por la belleza? ¬ŅLas novelas de temporada merecen el homenaje de un subrayado? ¬ŅExiste de verdad el p√°nico del autor ante la cr√≠tica? ¬ŅLos escritores deben pasarlo mal para escribir bien? ¬ŅC√≥mo decir ‚Äúno‚ÄĚ a un amigo que te pide presentar un libro que no te ha gustado? ¬ŅEs necesario que las novelas tengan finales felices?

Estamos ante un magnífico ejercicio narrativo. Una novela que no es de tesis, pero que maneja muchas tesis. Una novela repleta de notables relatos psicológicos. Una novela que reivindica la verdad en las relaciones personales, aunque no toda la verdad (para que causar dolor innecesario). Una novela que concluye asegurando que la felicidad puede ser encontrada, incluso en las peores circunstancias. Por cierto la he subrayado mucho.

Enrique Martín

Carlos Azagra, del underground a la cocina

FOTO Carlos AzagraEl guionista y dibujante de c√≥mic sevillano Carlos Azagra (Mor√≥n de la Frontera, 1957) acaba de publicar en la Editorial Cornoque Estoy hecho un cocinicas. Recetas en vi√Īetas. Azagra reside en Barcelona desde tiempo inmemorial, se autoproclama como¬†cartelista, caricaturista y vi√Īetista, y colabora en el semanario El Jueves desde 1984, en secciones como El rinc√≥n del desperdicio. En las p√°ginas de esta revista cre√≥ al Abuelo Cebolleta y a Pedro Pico y Pico Vena, sus personajes bandera, punk y skin, respectivamente. Tambi√©n ha sido colaborador habitual de TMEO, nuestra revista de comic m√°s reputada. Azagra es tambi√©n el gran mentor del Partido de la Gente del Bar, el PGB, el m√°s popular de los partidos inexistentes. Los movimientos sociales y musicales que estallaron en la Euskadi de los ochenta tuvieron en Azagra un notario excepcional, que retrat√≥ como nadie insumisiones, ocupaciones y conciertos bulliciosos. En Estoy hecho un Cocinicas. Recetas de vi√Īetas colaboran tambi√©n Xcar Malavida y Encarna Revuelta, su esposa.¬† Estoy hecho un Cocinicas ha recibido el premio a la mejor obra en el XIII Sal√≥n del C√≥mic de Zaragoza, en diciembre del 2014. Seg√ļn afirma en el texto de la contraportada: ‚ÄúNo hace falta tener una estrella Michelin para preparar un plato inolvidable. La autogesti√≥n empieza en tu cocina‚ÄĚ.¬† Con Carlos Azagra y Encarna Revuelta hemos charlado. Pincha y escucha la conversaci√≥n.

El poema. Lucía Morán, guatemalteca

FOTO Lucía MoránQuisiera poner de moda,
beber café cortado
a la hora justa cuando la tarde
empieza a despedirse
con la luz del crep√ļsculo
no preguntés
por qué
me gustaría nada más
que cada quien
eligiera un alguien
para conversar
sobre la vida, sus pasiones, los desamores
las esperanzas, lo que nos pica o no, el noticiero
y el obituario infelíz
que ahora
suele hacer compa√Ī√≠a
a las noticias.
No sé, me parece
que necesitamos conversar m√°s
sobre quiénes somos
escarbar dentro y presentarnos cada día
con nuestros descubrimientos oportunos
quiz√° poquito a poco
nos reconozcamos
mutuamente
como en la imagen
de un espejo.
Se me ocurre que un café cortado
puede ser una deliciosa invitación
a esta subversión íntima.

Este poema se titula Quisiera poner de moda, y est√° escrito por Luc√≠a Mor√°n, una escritora nacida en 1968 en Guatemala. Es directora de la Asociaci√≥n Mujeres Transformando el Mundo, un centro de acci√≥n legal a favor de las mujeres en Guatemala. Su primer poemario lo public√≥ en 1999 Duendes y espejos. Tiene m√°s de media docena de poemarios, el √ļltimo de 2007 A ojos cerrados y coraz√≥n abierto. Su obra po√©tica es conocida fuera de Guatemala, porque en algunas antolog√≠as po√©ticas publicadas en diferentes pa√≠ses latinoamericanos ha sido incluido alguno de sus poemas.

Goizalde Landabaso

 

El comictario. El atentado, Yasmina Khadra en dibujos

El coraz√≥n en un pu√Īo y una profunda inquietud. Esto es lo que se siente al terminar la lectura de El atentado, la adaptaci√≥n al c√≥mic de la famosa novela de Yasmina Khadra, seud√≥nimo del escritor argelino Mohamed Moulessehoul, que firma sus libros con el nombre de su mujer y que fue comandante del ej√©rcito durante la guerra contra los grupos islamistas que ensangrent√≥ Argelia entre 1991 y 2002. Durante ocho a√Īos, Yasmina Khadra combati√≥ y escribi√≥ de manera simult√°nea, hasta que en 2001 decidi√≥ colgar el fusil y esgrimir √ļnicamente la pluma. Desde entonces, su carrera literaria no ha hecho sino consolidarse y su obra, reconocida en todo el mundo, es una fotograf√≠a dura y realista de los pa√≠ses √°rabes y sus conflictos.COMIC El atentado Uno de ellos, el que enfrenta desde hace 67 a√Īos a israel√≠es y palestinos, es el argumento central de El atentado, la estremecedora historia de Amin Jaafari, un cirujano palestino nacionalizado israel√≠ que, despu√©s de atender en el hospital a decenas de v√≠ctimas de un atentado en Tel-Aviv, descubre con horror que la autora de la masacre, una terrorista suicida, ha sido su propia esposa.

Los franceses Lo√Įc Dauvillier, guionista, y Glen Chapron, dibujante, son los encargados de trasladar al c√≥mic esta impresionante novela, la odisea de un marido destrozado que no entiende por qu√© su mujer ha decidido inmolarse en un restaurante, matando a 19 personas y dejando decenas de heridos. Le atormenta la idea de que llevaban una vida supuestamente feliz. Se siente primero hundido y luego enga√Īado, sufre el rechazo de sus vecinos jud√≠os y, roto por el dolor y la frustraci√≥n, decide llegar hasta donde sea para encontrar respuestas. Y es as√≠ como Am√≠n Jaafari emprende un camino lleno de espinas: vuelve a Palestina, se reencuentra con su familia y con la de su mujer, se adentra en los territorios ocupados y contacta con las milicias que luchan contra Israel. Un doloroso periplo que termina con una cruda certeza: nada ni nadie podr√° parar un conflicto que se basa en la existencia de una naci√≥n a costa de la humillaci√≥n y el aplastamiento de otra.

Es el mensaje que nos traslada Yasmina Khadra, y que podemos complementar con otra certera reflexi√≥n de este autor, emitida como respuesta a las tesis de alg√ļn dirigente occidental bienintencionado: “No hay choque de civilizaciones, sino un encontronazo entre la arrogancia y la ira“. No dej√©is de leer El atentado, un c√≥mic imprescindible publicado por Alianza Editorial.

I√Īaki Calvo

La √ļltima entrega de novedades de abril de 2015

SumisioŐĀn.inddMICHEL HOUELLEBECQ

Sumisión                                 (ANAGRAMA)       281 páginas

Se publica en castellano una de las novelas europeas de las que m√°s se ha hablado en los √ļltimos tiempos. Se trata de Sumisi√≥n, del franc√©s Michel Houellebecq (1958), que lleg√≥ a las librer√≠as el mismo d√≠a en el que se produc√≠a el atentado contra la revista sat√≠rica Charlie Hebdo. El autor ha sido acusado de islamofobia y de dar alas a la extrema derecha. Estamos ante una novela de pol√≠tica-ficci√≥n, que cuenta la historia de un profesor universitario que se debate entre convertirse al islam √≥ no, para poder ascender en su profesi√≥n. Y es que estamos en 2022 y se ha convertido en presidente de Francia un islamista moderado, con el apoyo de la derecha y los socialistas, para que la extrema derecha no llegue al poder. Sugerente.

NIR BARAMLIBRO La sombra del mundo

La sombra del mundo               (ALFAGUARA)       522 páginas

Hace dos a√Īos se public√≥ entre nosotros Las buenas personas, un libro que nos descubri√≥ al escritor israel√≠ Nir Baram (Jerusal√©n, 1976) y que pasaba por ser la primera novela escrita en hebreo sobre la II Guerra Mundial. Contaba la historia de dos jud√≠os que trabajan en lados opuestos del conflicto, uno para la maquinaria nazi en Polonia, la otra para el r√©gimen de Stalin. Ahora llega La sombra del mundo que ha obtenido un incre√≠ble √©xito y que es una novela sobre la globalizaci√≥n que gira en torno a varios personajes: un enriquecido hombre de negocios israel√≠, un grupo de j√≥venes desempleados londinenses y unos consultores pol√≠ticos estadounidenses que intervienen en diferentes elecciones. A no perderse.

LIBRO Los ciervos llegan sin avisarBERNA GONZ√ĀLEZ HARBOUR

Los ciervos llegan sin avisar     (RBA)                   220 páginas

La periodista Berna Gonz√°lez Harbour (Santander, 1965), curtida en todo tipo de conflictos como enviada especial del diario El Pa√≠s y directora actual de su suplemento literario Babelia, lleva ya unos a√Īos cultivando una carrera literaria dedicada al g√©nero negro. Han aparecido dos novelas, Verano en Rojo y Margen de error, protagonizadas por la comisaria Ruiz. Ahora se publica otra historia criminal que no tiene nada que ver con esa serie. Los ciervos llegan sin avisar cuenta la historia de Carmen, una economista en paro, que decide resolver un enigma de su pasado: ¬Ņfue testigo de un accidente mortal √≥ de un crimen? Decidir√° llegar hasta el final de su investigaci√≥n, cueste lo que cueste. Inquietante.

JOSEPHINE TEYLIBRO La se√Īorita Pym dispone

La se√Īorita Pym dispone¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† (HOJA DE LATA) 319 p√°ginas

Es maravilloso el mundo de las editoriales independientes. Sus cat√°logos, sus apuestas, el mimo que ponen en la edici√≥n de sus libros nos retrotrae a √©pocas en los que los libros se editaban con pasi√≥n. Una de estas editoriales es la asturiana Hoja de Lata. Ahora acaban de publicar un libro de la escritora escocesa Josephine Tey (1896-1952), una de las grandes de la Edad de Oro de las novelas de intriga brit√°nicas. Cre√≥ a dos personajes investigadores famosos, el inspector Alan Grant y la fisonomista se√Īorita Lucy Pym. En La se√Īorita Pym dispone nuestra hero√≠na est√° en 1946 de visita en un colegio para jovencitas de la campi√Īa inglesa. Todo parece apacible. ¬ŅTodo? No. Hay un misterio. Se desvelar√°.

LIBRO Vírgenes catódicas putas recalcitrantesVarias autoras

Vírgenes catódicas. Putas recalcitrantes   (TXALAPARTA)   249 páginas

Interesante ensayo a diez manos sobre la figura de las mujeres en las series de televisi√≥n. Cinco escritoras, cinco analistas de la realidad ‚ÄďKatixa Agirre, Iratxe Fresneda, Josebe Iturrioz, Irati Jim√©nez e Itziar Ciga– desmenuzan su pasi√≥n por algunas series y el papel que a lo largo del tiempo han desempe√Īado las mujeres en la televisi√≥n. Por este libro ameno, ingenioso y agudo desfilan series como Sexo en Nueva York, Mad Men, Forbrydelsen, Bron/Broen, Buffi Cazavampiros, Expediente X, Luz de luna… Series antiguas y modernas en las que se refleja perfectamente el paso del tiempo y la evoluci√≥n del rol femenino con todas sus aristas e imperfecciones. Un libro que se devora.

Danele Sarriugarte, una nueva y brillante voz

Danele Sarriugarte naci√≥ en Elgoibar en 1989. Con solo veinticinco a√Īos y una novela, Erraiak, que fue escrita con el apoyo de la beca Igartza, esta joven guipuzcoana es ya un nombre importante de nuestras letras. Acaban de concederle, por cierto, el premio Euskadi de Plata. Pero vayamos al texto. Erraiak, repleta de referencias culturales, es una novela de la que no hay que esperar una gran historia, ni un argumento alambicado, ni una trama adictiva. El punto de partida es el siguiente: la protagonista, que es tambi√©n la narradora, acaba de sufrir una ruptura sentimental. En ese momento de su vida, recogida sobre su dolor, repasa otras relaciones anteriores, reflexiona sobre algunos asuntos y trata de definir qu√© es lo que de verdad quiere. ‚ÄúAitor dut: normala izan nahi nuen. Behintzat nire izate ustez hain periferikoaren alor batean erdigunekoa izan nahi nuen, ohikoa, konbentzionala. Monogamoa, heterosexuala. Jarratzaile leial bat eduki, kontzertu galer√≠a tanatoria afari ezkontzetara inoiz ez gehiago bakarrik joan, une terribleetarako larrialderraiak AZALA def.inddi-zenbaki bat markatu ahal izan, desleku, desordu deseran ez bizi, taldean integratu, inguratzen ninduen mundu txikian frogatu neu ere banintzela maitatua izatekoa modukoa‚ÄĚ.

Desde un punto de vista l√ļcido, a veces descarnado, a menudo ir√≥nico, Sarriugarte planta cara al discurso androc√©ntrico. Pero desde ese mismo punto de vista, la narradora no esconde sus incoherencias sino que las comparte. Por ejemplo, cuando reconoce que en una relaci√≥n de pareja, dependiendo de las circunstancias, puede adoptar posturas sumisas o de liderazgo, ser el patr√≥n, el amo, o el esclavo. La esclava, m√°s bien. Lo cierto es que esta especie de monologo interior que configura Erraiak interesa. Y lo hace como digo m√°s all√° de la historia, sin necesitar una gran historia. El libro tiene la fuerza de las confidencias. Es destacable la naturalidad, la nula cursiler√≠a, la potencia narrativa, con la que la autora describe las escenas de sexo. La misma potencia que emplea para convertir en material literario los avatares biogr√°ficos de una chica que liga los jueves por la noche, que lleva o pretender llevar vida de artista, que como muchos de los miembros de su generaci√≥n ya ha vivido en el extranjero, que es, en cierta medida, normal.

Respecto al estilo solo podemos decir que está cuidado. La prueba es que Sarriugarte se permite escribir largos párrafos, con frases de periodo muy largo, y no perdemos el hilo. El texto tampoco pierde musicalidad. En cuanto a la estructura llama la atención un epílogo amplio compuesto por una serie de notas explicativas, numeradas a lo largo del texto. Son, como veis, varios los aspectos destacables de Erraiak pero sin duda lo más impacta, lo que más convence y lo que más podemos celebrar es la irrupción de una nueva y bien timbrada voz en el panorama de la literatura en euskera.

Txani Rodríguez

El concurso del 25 de abril de 2015

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodr√≠guez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La digital es pompas@eitb.com y la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. Esta semana el libro buscado y encontrado era Yo fui Johnny Thunders del escritor catal√°n Carlos Zan√≥n. Los ganadores de los libros han sido Mercedes Garc√≠a, Joannes Jauregi y Rebeca Felipe. Ya tenemos un nuevo concurso en marcha. Pincha y suerte.

Monta√Īas vascas por descubrir

FOTO Monta√Īas vascasEste fin de semana en Pompas de Papel comentamos dos libros de dos autores vascos que nos han gustado mucho: Erraiak, la primera novela de Danelle Sarriugarte, y Perros en el camino, el retorno de Pedro Ugarte. Dos monta√Īas por descubrir. Tambi√©n charlamos con el dibujante de c√≥mic Carlos Azagra. El creador de Pedro Pico y Pico Vena acaba de publicar el divertido Estoy hecho un cocinicas. Nuestra apuesta po√©tica fue por la guatemalteca Luc√≠a Mor√°n. Y adem√°s tuvimoss nuestros habituales espacios para el c√≥mic, la creaci√≥n, las novedades, la recuperaci√≥n de un cl√°sico y la participaci√≥n de los oyentes.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros en Radio Euskadi. Pincha y disfruta del programa.