Monthly Archives: marzo 2016

Bodeguilla de primavera en Pompas

FOTO Bodeguilla Pompas de Papel se prepar√≥ a fondo para pasar con garant√≠as la Semana Santa. Y lo hizo con una “bodeguilla“, una de sus tertulias alocadas. Hablamos en ella de los libros publicados en los √ļltimos meses que m√°s nos han gustado y de algunos que no hemos le√≠do, pero que tienen buena pinta. Se trataba de hacer una buena lista para disfrutar mejor del tiempo de ocio. Roberto Moso, Goizalde Landabaso, I√Īaki Calvo, I√Īigo Lejarza, Txani Rodr√≠guez, F√©lix Linares y Enrique Mart√≠n hablaron de lo humano y lo divino, entre un buen mont√≥n de t√≠tulos. Y despu√©s de la tertulia hubo cenita: bodeguilla de manera literal. No faltaron las famosas setas con langostinos.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi. Pincha y disfruta.

El tocho. El Oblómov ocioso y perezoso de Goncharov

LIBRO Obl√≥mov‚ÄúUna ma√Īana, Ilia Ilich Obl√≥mov se hallaba acostado en su cama, en su piso de la calle Gorojovaia, en cuya casa viv√≠an casi tantas personas como en una peque√Īa ciudad de provincias. Era un hombre de treinta y dos a treinta y tres a√Īos, de estatura corriente y agradable apariencia; sus ojos, de un gris oscuro, vagaban ociosamente de las paredes al techo en un vago ensue√Īo que indicaba que nada le turbaba ni inquietaba. Su actitud y los pliegues de su bata expresaban la misma beatitud que su rostro.‚ÄĚ

As√≠ comienza Oblomov, la novela m√°s conocida del escritor ruso Iv√°n Goncharov. Cuando esta obra se publica en 1859, el tema del ‚Äúhombre superfluo‚ÄĚ, del individuo ocioso que no hace nada √ļtil con su vida, ya hab√≠a sido tratado en varias ocasiones, por Pushkin, y en especial por Turgueniev, quien acu√Ī√≥ el t√©rmino en su relato Diario de un hombre superfluo. Pero es el escritor que hoy evocamos, Goncharov, quien consigui√≥ un verdadero s√≠mbolo de la abulia rusa con este personaje: Obl√≥mov. Tan popular lleg√≥ a hacerse, que el ‚Äúoblomovismo‚ÄĚ se convirti√≥ en objeto de conversaci√≥n, y el cr√≠tico Dobroli√ļvov escribi√≥ un c√©lebre ensayo sobre el tema.

Goncharov trabaj√≥ toda su vida como funcionario, al igual que varios de sus personajes y lleg√≥ a desempe√Īar el cargo de censor-jefe durante m√°s de una d√©cada. No era partidario, por tanto, de escribir una obra cr√≠tica (el suyo era supuestamente un arte ‚Äúpuro‚ÄĚ), y sin embargo con esta novela consigue poner el foco, sin pretenderlo, en el s√≠ntoma m√°s grave de la enfermedad social de su pa√≠s: la completa inercia de la clase dirigente, una aristocracia terrateniente amparada por una estructura feudal que consagraba la esclavitud de millones de campesinos.

El ejemplo es Oblómov, hacendado absentista tanto de su lejana aldea donde posee trescientos siervos, como del ministerio petersburgués donde supuestamente trabaja. El autor describe con suave humorismo y cierta ternura las costumbres de este personaje, bueno pero en extremo indolente, a quien no atraen lo suficiente ninguno de los reclamos del mundo exterior. Servido de forma negligente por su fiel Zajar, pasa el tiempo en su habitación polvorienta, donde recibe a las visitas echado en el diván. Ha de transcurrir un tercio de la novela para que se decida a salir de casa literalmente empujado por su amigo, el alemán Stoltz. Enérgico y activo, Stoltz es el contratipo de Oblómov. Gracias a él, Oblómov conoce a Olga Ilinski, de la que se enamora, y esto parece sacarle de su pereza habitual, pero las complicaciones del matrimonio resultan insuperables para alguien tan pusilánime como Oblómov. El irónico y melancólico final de la novela es digno de este apático personaje, y merece la pena que lo descubran ustedes mismos.

Las descripciones del autor son magn√≠ficas y su cuadro de la vida rusa sumamente revelador. Goncharov presenta una escritura libre de todo juicio de valor, mostr√°ndose coherente con su aspiraci√≥n a un arte puro, y sin embargo, consigue que su protagonista resulte simp√°tico, incluso entra√Īable. De hecho, pocos cl√°sicos rusos son recordados de forma tan grata, como este, que encontrar√°n en Alba editorial: Obl√≥mov, de Iv√°n Goncharov.

Javier Aspiazu

Jorge Fernández Díaz, la buena novela negra argentina

Poco antes de ponerse de moda la novela negra n√≥rdica hubo un tiempo que parec√≠a indicar que ese estrellato dentro del g√©nero iba a corresponder a la novela criminal latinoamericana, de manera muy especial a los relatos argentinos. Pero luego apareci√≥ Henning Mankell y la cosa deriv√≥ hacia otras latitudes. Bueno, eso que nos hemos perdido, entre otras cosas porque aunque esos pa√≠ses situados por debajo del R√≠o Grande comparten muchas cosas tambi√©n tienen una gran variedad de motivos diferentes por los que se mata, se extorsiona, se chantajea y se hace lo que habitualmente aparece en el g√©nero. Pasado el tiempo parece que la situaci√≥n va corrigi√©ndose, poco a poco porque la moda pesa mucho y los suecos tiran todav√≠a a pesar de la desaparici√≥n de sus principales figuras. Valga todo esto para decirles que Jorge Fern√°ndez D√≠az no es el ministro espa√Īol sino un escritor argentino que tiene una serie de t√≠tulos emparentados con el g√©nero negro, el primero de los cuales que conozco es El pu√Īal.LIBRO El pu√Īal

Bien, ha pasado el tiempo desde la dictadura, de la Guerra de las Malvinas, menos desde el corralito de principios de siglo, pero todos estos hechos est√°n en la memoria de los argentinos y de Jorge. Y aqu√≠ ha hecho una mezcla donde se juntan estos temas y muchos mas, a trav√©s de la figura de un sicario de la polic√≠a, perteneciente a uno de esos grupos secretos, que al contrario de los que suelen aparecer en las novelas y pel√≠culas estadounidenses, no est√°n ah√≠ para salvar al mundo lejos de la mirada de los medios, sino justamente para permitir que el poder se perpet√ļe en las manos que lo tienen. As√≠ nos encontramos con unos tipos que no tienen ning√ļn control sobre sus acciones y se dedican a m√°s cosas ilegales que l√≠citas, aunque las apariencias parecen situarles entre los buenos. Bien, ah√≠ aparece una mujer, una empresaria, abogada, alguien con poder, con intereses. Nuestro protagonista tiene que pegarse a ella, protegerla, cubrirle las espaldas y hacer cuando ella quiera. Resulta obvio que habr√° una pasi√≥n amorosa por medio, como tambi√©n es evidente que esa mujer no ha ido a Argentina a comprar vino.

Las andanzas de estos personajes est√°n magn√≠ficamente contadas, ellos son retratados con gran precisi√≥n, cada p√°gina contiene informaci√≥n, acci√≥n, asuntos relevantes. Sorprende la velocidad a la que se desarrollan las acciones secundarias que el protagonista va abordando mientras que el autor se toma su tiempo para definir la trama principal. Todo muy equilibrado, todo muy interesante. Pero llega un momento en que la cosa se tuerce. Quiz√° el autor se cansa, quiz√° no tiene nada m√°s que contar o lo tiene pero prefiere dejarlo para el final, y durante un buen pu√Īado de p√°ginas la narraci√≥n se pierde. Solamente al final, a partir del momento en que las cosas parecen llevar al protagonista a un callej√≥n sin salida la novela vuelve a remontar, lo hace bien, quiz√° no con tanta intensidad como al comienzo, pero con el suficiente empuje como para que consideremos que el viaje ha merecido la pena. Eso s√≠, con cien p√°ginas menos El pu√Īal ser√≠a una obra maestra, de esta manera se queda en una aceptable muestra de la novela negra en el cono sur, esa que tanto ech√°bamos en falta, esa que, quiz√°, ha vuelto. Y las cosas que hay para contar ahora son tan apasionantes como las que nos hemos perdido a lo largo de los a√Īos en los que hemos estado viajando bajo el sol de medianoche. Bienvenido pues Jorge Fern√°ndez D√≠az. Que te veamos m√°s por aqu√≠.

Félix Linares

V√≠ctor del √Ārbol, una novela negra para conquistar el Nadal

FOTO V√≠ctor del √ĀrbolEl escritor catal√°n V√≠ctor del √Ārbol (Barcelona, 1968) acaba de publicar en la editorial Destino la novela La v√≠spera de casi todo. Con este libro ha ganado el Premio Nadal 2016. V√≠ctor del √Ārbol curs√≥ estudios de Historia en la Universitat de Barcelona y fue mosso de escuadra desde 1992 hasta 2012. Pero la vocaci√≥n de escritor acab√≥ imponi√©ndose y le llev√≥ a publicar novelas criminales con un toque de melodrama de gran √©xito. Por ejemplo en 2011 public√≥ La tristeza del samur√°i (Editorial Alrev√©s), que fue un √©xito estatal e internacional. Traducida a una decena de idiomas y best seller en Francia, cuenta con el reconocimiento de la cr√≠tica y de numerosos premios. Entre ellos, Le Prix du Polar Europ√©en 2012 a la mejor novela negra europea que otorga la prestigiosa publicaci√≥n francesa Le Point en Lyon. En 2013 publica su novela Respirar por la herida y en mayo de 2014 Un mill√≥n de gotas, Gran Prix de Litt√®rature Polici√®re 2015 tambi√©n en Francia. En La v√≠spera de casi todo cuenta la historia de Germinal Ibarra un polic√≠a desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres a√Īos que decidi√≥ arrastrar su melancol√≠a hasta una comisar√≠a de A Coru√Īa, donde pidi√≥ el traslado despu√©s de que la resoluci√≥n del sonado caso del asesinato de la peque√Īa Amanda lo convirtiera en el h√©roe que √©l nunca quiso ni sinti√≥ ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal cre√≠a haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia. Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar m√°s rec√≥ndito de la costa gallega. All√≠ se instala como hu√©sped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogi√©ndola sin demasiadas preguntas y la introduce en el c√≠rculo que alivia su soledad. Dos barcos en rumbo de colisi√≥n que ir√°n avanzando sin escapatoria posible. Con el autor hemos charlado. Pincha y escucha la conversaci√≥n.

El poema. Alejandra Pizarnik, argentina

FOTO Alejandra PizarnikAfuera hay sol.
No es m√°s que un sol
pero los hombres lo miran
y después cantan.

Yo no sé del sol.
Yo sé la melodía del ángel
y el sermón caliente
del √ļltimo viento.
Sé gritar hasta el alba
cuando la muerte se posa desnuda
en mi sombra.

Yo lloro debajo de mi nombre.
Yo agito pa√Īuelos en la noche
y barcos sedientos de realidad
bailan conmigo.
Yo oculto clavos
para escarnecer a mis sue√Īos enfermos.

Afuera hay sol.
Yo me visto de cenizas.

Este poema se titula La jaula y lo escribió Alejandra Pizarnik, una escritora argentina, una de las más importantes del siglo XX. Nació en la ciudad de Avellaneda en 1936 y se suicidó en Buenos Aires. Fue una escritora que nunca lo tuvo fácil. Vivió una infancia complicada que le minó la autoestima. Algo que probablemente llevó siempre consigo. Se interesó por todo lo que caía en sus manos: literatura, filosofía, pintura, psicoanálisis… Todo le interesaba. Lectora empedernida, le encantaban poetas franceses como Mallarmé ó Rimbaud.

Su primer libro lo public√≥ en 1955, La tierra m√°s lejana. Un a√Īo despu√©s publicar√≠a La √ļltima inocencia. En los 60 se fue a vivir a Par√≠s. All√≠ trabaj√≥ en la revista Cuadernos, en varias editoriales, tradujo poes√≠a al castellano‚Ķ Es all√≠ donde conoci√≥ a Julio Cortazar, Rosa Chacel y Octavio Paz. Dicen que fueron amigos, eso lo tendr√°n que decir ellos, aunque todos han fallecido. A su regreso a Buenos Aires sigui√≥ escribiendo y public√≥ probablemente sus mejores poemarios, como Los trabajos y las noches o El infierno musical. Recibi√≥ dos becas importantes, Guggenheim y Fullbright, que hicieron que pudiera vivir un tiempo en New York. A los 36 a√Īos, en cuadro de depresi√≥n, se suicid√≥ ingiriendo una cantidad muy elevada de barbit√ļricos.

Goizalde Landabaso

El Comictario. Cuando Gavrilo Princip mató al Archiduque

A punto de cumplirse 102 a√Īos del estallido de la Primera Guerra Mundial, una de las cosas que siguen llamando poderosamente la atenci√≥n es su origen: el asesinato del heredero del trono austroh√ļngaro, el Archiduque Francisco Fernando y su mujer en Sarajevo, el 28 de junio de 1914. El magnicidio lo cometi√≥ un joven bosnio de 19 a√Īos, protagonista del c√≥mic que hoy nos ocupa, Gavrilo Princip. El hombre que cambi√≥ el siglo, obra del dan√©s Henrik Rehr. Se trata de una brillante y documentada novela gr√°fica que repasa la vida de Gavrilo Princip desde su nacimiento en una miserable aldea bosnia hasta su muerte en la c√°rcel a los 23 a√Īos, v√≠ctima de la tuberculosis.

Gavrilo Princip es un joven de constituci√≥n d√©bil y salud precaria pero gran fuerza de voluntad. Estudia en Sarajevo, lee a los principaleCOMIC Gavrilo Princips ide√≥logos anarquistas y entra en contacto con grupos de patriotas serbios. La anexi√≥n de Bosnia-Herzegovina en 1908 por parte de Austria exacerba los √°nimos independentistas y da lugar a la creaci√≥n de organizaciones como la famosa Mano Negra, impulsada por una Serbia que sue√Īa ya con la Gran Yugoslavia y que lleva a cabo atentados terroristas contra intereses austr√≠acos. En un clima de cada vez mayor inestabilidad Gavrilo se traslada a Belgrado, la capital serbia, y all√≠ es reclutado por la Mano Negra, que le incluye en el grupo de activistas que tiene como misi√≥n asesinar al heredero de la corona austroh√ļngara durante su visita a Sarajevo.

Gracias a la maestr√≠a en el relato y a los dibujos de Henrik Rehr, nos sumergimos en los preparativos del atentado y en el miedo y la tensi√≥n que atenaza a sus autores. Tras un primer intento fallido, y de forma casi casual, Gavrilo Princip, pistola en mano y con s√≥lo dos disparos, acaba con la vida del Archiduque y su esposa y cumple as√≠ su gran ideal patri√≥tico, aunque lo cierto es que tanto √©l como sus compa√Īeros fueron solo marionetas en manos de oscuros intereses pol√≠ticos. Apenas un mes despu√©s del magnicidio, Austria-Hungr√≠a declara la guerra a Serbia y se pone en marcha el juego de las alianzas, con Rusia, Francia y Reino Unido por un lado, y Alemania e Italia por otro, lo que eleva el conflicto a la categor√≠a de “mundial“.

Publicado en castellano por la editorial Ponent Mon, Gavrilo Princip. El hombre que cambió el siglo es, no solo un gran cómic, sino también una apasionante lección de historia que nos ayuda a entender mejor la Europa de hoy en día. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

La segunda entrega de novedades de marzo de 2016

LIBRO Cuatro esquinasMARIO VARGAS LLOSA

Cinco esquinas                                     (ALFAGUARA)     314 páginas

Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936), el autor de libros tan grandes como La ciudad y los perros, Conversaci√≥n en la Catedral, Pantale√≥n y las visitadoras, La t√≠a Julia y el escribidor √≥ La Fiesta del Chivo, ha vuelto a escribir una novela sobre su Per√ļ natal. Hac√≠a diez a√Īos que no lo hac√≠a desde Travesuras de la ni√Īa mala. En esta ocasi√≥n nos traslada a la Lima de los √ļltimos meses de la dictadura de Fujimori y su secuaz Montesinos. La novela arranca con dos mujeres que tienen que protegerse del toque de queda en casa de una de ellas y acaban viviendo una aventura er√≥tica. La cosa se complica con el asesinato del director de un peri√≥dico y con la reconversi√≥n de un medio de comunicaci√≥n amarillo en un martillo de denuncia pol√≠tica. Un thriller transformado en retrato de una sociedad.

COLIN BARRETTLIBRO Glanbeigh

Glanbeigh¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† (SAJAL√ćN)¬†¬†¬†¬† 232 p√°ginas

Este libro de relatos ha dado a conocer en todo el mundo anglosaj√≥n al irland√©s, canadiense de nacimiento, Colin Barrett (1982). Publicado en 2013 le vali√≥ el a√Īo ganar el National Book Award para menores de treinta y cinco a√Īos. Se publica ahora en castellano y dentro de poco lo har√° en franc√©s y en alem√°n. Los siete cuentos del volumen transcurren en la ciudad imaginaria de Glanbeigh, en el condado de Mayo. All√≠ viven j√≥venes de futuro incierto que malviven de empleos precarios (portero de discoteca, gasolinero, bedel), como matones √≥ peque√Īos traficantes, y que viven atrapados por una espiral de alcohol, sexo y violencia. Barrett escribe sobre ellos ‚Äúcon afecto, sin condescendencia, viendo sus vidas‚ÄĚ, como dice en el pr√≥logo Kiko Amat. Estilo s√≥lido, √°spero y po√©tico.

LIBRO Tacos altosFEDERICO JEANMAIRE

Tacos altos                                         (ANAGRAMA)     166 páginas

Esta novela trata de una iniciación, del paso a la edad adulta, del choque de las identidades culturales y de la necesidad de cerrar las heridas a pesar del deseo de venganza. Cuenta la historia de una joven china que se ha criado en Argentina y que un día vuelve a su país natal con sus abuelos. Tiempo después regresará a Argentina contratada como intérprete de unos empresarios. La acción transcurre entre Suzhou, la ciudad de sus abuelos, y Glew la localidad argentina donde su padre tenía un supermercado y una pistola, y donde una vez hubo un incendio. A decir de las críticas estamos ante una novela formidable, de uno de los mejores escritores argentinos actuales Federico Jeanmarie (Baradero, 1975), un especialista en El Quijote, al que ya se había publicado la novela Miguel.

LOUISE PENNYEnterrad a los muertos_135X220

Enterrad a los muertos                     (SALAMANDRA)     475 páginas

El a√Īo pasado esta editorial public√≥ otra novela de la escritora canadiense Louise Penny (Toronto, 1958). Se titulaba Una revelaci√≥n brutal y era la quinta de la serie (son ya doce novelas) protagonizada por el inspector jefe Armand Gamache de la polic√≠a de Quebec. Ahora nos llega la sexta de la saga, una de las m√°s premiadas y que se public√≥ originalmente en el a√Īo 2010. Encontramos al inspector Gamache de baja, afectado por los terribles sucesos de su anterior caso. Para sosegar su mente pasa los d√≠as en la Sociedad Literaria e Hist√≥rica, investigando para un proyecto personal. Pero un d√≠a aparece asesinado en la Sociedad un aficionado a la arqueolog√≠a obsesionado con la b√ļsqueda de la tumba de Samuel de Champlain, el fundador de la ciudad de Quebec. Secretos y asesinatos.

LIBRO Seis díasRYAN GATTIS

Seis días                                           (SEIX BARRAL)     492 páginas

En abril de 1992 un jurado absolvi√≥ a los agentes del Departamento de Polic√≠a de Los √Āngeles del delito de uso excesivo de la fuerza en la detenci√≥n del taxista negro Rodney King el a√Īo anterior. Un videoaficionado grab√≥ la detenci√≥n en la que se ve√≠a como los polic√≠as propinaban una paliza de muerte al detenido. La absoluci√≥n provoc√≥ seis d√≠as de disturbios con sesenta v√≠ctimas mortales, m√°s de dos mil heridos, diez mil detenidos, once mil incendios y da√Īos por valor de mil millones de d√≥lares. La situaci√≥n se aprovech√≥ para saldar muchas deudas pendientes. Este libro, escrito como una novela, cuenta algunas historias que han sido directamente narradas por sus protagonistas al novelista, profesor universitario y activista estadounidense Ryan Gattis. Impresionante.

El concurso de Pompas de Papel del 12 de marzo de 2016

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodr√≠guez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La digital es pompas@eitb.eus y la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El libro buscado era El hermano del famoso Jack de la escritora brit√°nica Barbara Trapido. Los ganadores de los lotes de libros han sido Inmaculada Mijangos, Jagoba Zulueta y Lore Arrizabalaga. Ya pod√©is intentar resolver otro enigma de la temporada. Pincha y suerte.

Jon Bilbao, maestría hecha relato

Una temporada en Reno, una viaje a Nueva Zelanda y otro a la isla de Estr√≥mboli, una estancia en San Francisco, una boda en Ordu√Īa, un r√≠o que esconde en su seno pepitas de oro. Los elementos con los que Jon Bilbao compone su √ļltima colecci√≥n de relatos son, sin duda, originales. En alguna medida vienen dados por las experiencias personales de este escritor asturiano afincado en la capital vizca√≠na que es ya una de las voces m√°s celebradas y respetadas de la narrativa contempor√°nea. Tras las novelas Shakespeare y la ballena blanca y Padres, hijos y primates hac√≠a tiempo que esper√°bamos una nueva colecci√≥n de relatos.

Estr√≥mboli es un libro en el que la madurez literaria de Bilbao se advierte y se impone. En esta ocasi√≥n, los relatos no est√°n unidos por ning√ļn tema sino que LIBRO Estromboliel v√≠nculo principal es la propia voz del autor, que despliega la cartograf√≠a de un universo propio. Los personajes, aunque act√ļen de forma inopinada a veces, siempre resultan coherentes y la ambientaci√≥n y la profusi√≥n de detalles con las que este Premio Euskadi compone sus historias generan textos v√≠vidos.

En esta ocasi√≥n como en las anteriores, nos encontramos con cuentos muy t√©cnicos, pero esa correcci√≥n no cristaliza en frialdad ni contiene las emociones. El primer relato arranca con la siguiente frase: ‚ÄúLlev√°bamos dos semanas en Reno cuando sorprend√≠ al motorista con las bragas metidas en la nariz de mi novia‚ÄĚ. Se trata de una historia en la que el protagonista se mete en l√≠os. Y no es ni mucho menos, el √ļnico cuento en el que un personaje la situaci√≥n se le va de las manos o la vida se le desmorona en un instante. El relato es toda una declaraci√≥n de intenciones, un buen adelanto del tono y alcance de Estr√≥mboli.

Bilbao vuelve a demostrar, a través de unos relatos más extensos de lo que estamos acostumbrados en estas latitudes, que sabe sacar adelante sus personajes con coherencia y dotar a cada uno de ellos de una voz singular. De hecho, el manejo del punto de vista es uno de los aspectos que más me ha llamado la atención, y también la capacidad que tiene el escritor para mantener eso que se llama tensión narrativa y que no es otra cosa que las ganas de seguir leyendo, de llegar hasta el final, que inocula al lector.

Este libro, publicado por Impedimenta, es una prospección sobre la cotidianidad, sobre lo perturbador que puede resultar el día a día, sobre los momentos en los que alcanzan puntos de no retorno, sobre los deberes y obligaciones y sobre la libertad personal. Lo mejor y lo peor de la naturaleza humana se ponen de relieve en este trabajo que no es sino la confirmación de algo que ya sabíamos: que Jon Bilbao escribe muy bien.

Txani Rodríguez

El Agujero Negro. Epílogo

Hab√≠a vivido ya lo suficiente. Hab√≠a amado, sufrido y viajado. Hab√≠a gozado, le√≠do, procreado. Era el momento de escribir. Y lo hizo. Empleo d√≠as y noches, cigarros y caf√©s. Se centr√≥ en trenzar¬† un relato con las dosis justas de fantas√≠a y realidad, elaboraci√≥n y espontaneidad. Transcurrido un tiempo indefinido ley√≥ con deleite lo escrito y s√≠. Era fant√°stico, ning√ļn cr√≠tico podr√≠a resistirse a semejante historia. As√≠ que por fin, satisfecho y exhausto. Encendi√≥ su mechero y procedi√≥.

Roberto Moso