Monthly Archives: junio 2016

Esther Zorrozua retrata el dolor por la muerte de un hijo

FOTO Esther ZorrozuaLa escritora y profesora vizca√≠na Esther Zorrozua (Bilbao, 1955) acaba de publicar en la editorial Baile del Sol la novela Marcas de agua. Hac√≠a cuatro a√Īos que no ve√≠amos una publicaci√≥n suya. Entre 2004 y 2012 aparecieron cuatro libros, La casa de la Galea, Bilbao, ciudad abierta, A contraluz y Fuga para un pianista. Aunque esta licenciada en Filolog√≠a Rom√°nica no ha estado ausente durante este tiempo, porque ha publicado cuentos en antolog√≠as y se han podido leer sus textos en peri√≥dicos y revistas. Marcas de agua habla de uno de los dolores m√°s grandes que alguien pueda sufrir, el dolor por la p√©rdida de un hijo. La protagonista de la novela, Ingrid, intenta gestionarlo de m√ļltiples maneras, asistiendo a terapias oficiales y alternativas, rememorando otras muertes de su entorno e interpretando los sue√Īos con los que convive. Un largo camino hacia la luz. Intensa, dolorosa y hermosa. Con la autora hemos charlado. Pincha y escucha.

El poema. Ignacio Vleming, espa√Īol

FOTO Ignacio VlemingAl guardar un tesoro con cuidado

Habitualmente se pierde:

Piensa en los dientes  de leche,

En las primeras propinas

O en tus ceras de colores

Y tambi√©n en el mu√Īeco,

Que siempre te acompa√Īaba,

Sin palabras y sumiso.

 Dentro de una caja,

Dentro de un cajón,

En lo profundo de un armario que nunca abres,

Puede que encuentres el mapa del tesoro.

Este poema se titula C√°psula del tiempo y el autor es un poeta espa√Īol llamado Ignacio Vleming nacido en 1981 en Madrid. En 2012 public√≥ su primer poemario en la editorial La Bella Varsovia Clima artificial de primavera. Y tiene otros dos poemarios: Cart√≥n f√≥sil e Inspiraci√≥n instant√°nea. Ha traducido varios libros de poemas del italiano. Es licenciado en Historia del Arte y Comunicaci√≥n Audiovisual. Colabora en varios medios y con otros creadores de otras disciplinas.

Goizalde Landabaso

El comictario. Los diagnósticos de Agrimbau y Varela

Se juntan dos autores argentinos de m√°s de 40 a√Īos, el guionista Diego Agrimbau y el dibujante Lucas Varela, acceden a una residencia de cuatro meses en la Maison des Auteurs de Angoul√™me, reciben una beca del Centro Nacional Franc√©s del Libro y el resultado es el c√≥mic que hoy nos ocupa, Diagn√≥sticos, una sorprendente novela gr√°fica que demuestra que no todo est√° inventado en el noveno arte, ni en lo narrativo ni en lo gr√°fico. Diagn√≥sticos es un desaf√≠o visual y literario planteado en forma de seis episodios que describen los efectos de otras tantas dolencias causadas por enfermedades mentales o lesiones cerebrales. Desde alteraciones comunes, como la claustrofobia, hasta problemas mucho menos conocidos, como la akinetopsia, que hace que quien la sufre sea incapaz de percibir el movimiento (por ejemplo, puede ver a una persona en un lugar y de repente en otro, pero no ha podido ver c√≥mo se desplazabaCOMIC Diagn√≥sticos para cambiar de sitio), o la prosopagnosia, la incapacidad para reconocer los rostros, incluso de familiares y de personas cercanas.

Bajo esta inquietante premisa, seis mujeres sufren sus dolencias y pasan por terribles situaciones, pesadillas que Lucas Varela ilustra con enorme maestr√≠a. El dibujante argentino firma en Diagn√≥sticos su mejor trabajo hasta la fecha, un aut√©ntico alarde con un estilo diferente para cada una de las seis historias y utilizando siempre el bitono como recurso de color adecuado al momento. Con la ayuda de los excelentes dibujos y el bien planteado gui√≥n el lector asiste, a ratos con angustia, siempre con inter√©s, al padecimiento de seis mujeres que no soportan los espacios cerrados, no pueden entender lo que les dicen o tienen capacidades sensoriales y “ven” sonidos y “oyen” im√°genes. En el aspecto gr√°fico destaca sobremanera el episodio dedicado a la claustrofobia, en el que la protagonista, consciente de que es un personaje de c√≥mic, lucha desesperadamente por salir de su encierro. As√≠ es como “rompe” la vi√Īeta y empieza su deambular por p√°ginas con formas arquitect√≥nicas y m√ļltiples rostros que le observan. La claustrofobia contin√ļa y la √ļnica soluci√≥n es “saltar” fuera de la p√°gina, algo imposible que Lucas Varela resuelve de forma magistral.

Y poco m√°s que decir. S√≥lo recomendaros que no os perd√°is Diagn√≥sticos, uno de los c√≥mics m√°s originales e interesantes publicados este a√Īo, lo que debemos agradecer a Ediciones La C√ļpula.

I√Īaki Calvo

La √ļltima entrega de novedades de junio de 2016

LIBRO El ruido del tiempoJULIAN BARNES

El ruido del tiempo            (ANAGRAMA)     199 páginas

Julian Barnes (Leicester, 1946) es uno de los grandes escritores brit√°nicos. Lleva m√°s de treinta a√Īos publicando libros notables: El loro de Flaubert, Mirando al sol, Una historia del mundo en diez cap√≠tulos y medio, Hablando del asunto o Niveles de vida. Ahora se publica en castellano, casi a la vez que la edici√≥n original en ingl√©s, El ruido del tiempo una novela en la que se narra la relaci√≥n entre el dictador sovi√©tico Stalin y el genial compositor cl√°sico Shostak√≥vich. El compositor, tras un demoledor art√≠culo en el peri√≥dico oficial Pravda en el que se le acusaba de desviacionista y decadente, fue pleg√°ndose a las exigencias de los jerarcas comunistas, mientras sus amigos iban cayendo como moscas. Una hermosa y terrible disecci√≥n de las relaciones entre la cultura y el poder.

MARGARET MAZZANTINILIBRO Esplendor

Esplendor                          (SEIX BARRAL)   382 páginas

Margaret Mazzantini (Dubl√≠n, 1961) es una popular y respetada actriz y escritora italiana, que ha recibido por su labor literaria premios como el Campiello y el Strega. De su obra se han vendido en todo el mundo cuatro millones de libros. Est√° casada con el tambi√©n actor y director de cine Sergio Castellito, con el que forma una pareja¬† formidable de creadores. Algunas de las novelas m√°s famosas y vendidas de la autora ‚ÄďNo te muevas y La palabra m√°s hermosa‚Äď han sido trasladadas al cine por Castellito con gran √©xito. En Esplendor cuenta la relaci√≥n entre dos hombres que se conocieron de ni√Īos: uno era el hijo del portero y otro el de una familia acomodada. Su relaci√≥n sentimental pondr√° todo su mundo patas arriba. Melanc√≥lica, transgresora, hipn√≥tica y liberadora.

LIBRO Troya en las urnasSALVADOR ROBLES MIRAS

Troya en las urnas               (MAR EDITOR)    337 páginas

Nueva entrega de la obra del vasco-murciano Salvador Robles Miras (√Āguilas, 1956). Una obra en la que destacan sus cuentos y especialmente sus microrrelatos. El a√Īo pasado abri√≥ un nuevo frente literario al publicar su primera novela policiaca, La exclusiva del asesino. La novela giraba en torno al asesinato de una modelo y en ella aparec√≠a el polic√≠a Telmo Corrales, que tambi√©n es el protagonista de Troya en las urnas. ¬†Corrales debe investigar la muerte de una actriz de cuarta categor√≠a que es empujada por las escaleras del metro. Estamos a una semana de las Elecciones Generales y el Partido Progresista aventaja en doce puntos al Conservador. Y entonces se descubre que la muerta era amante del l√≠der progresista. El libro gan√≥ el Premio Wilkie Collins de Novela Negra.

CAY RADEMACHERLIBRO Viento mortal

Viento mortal                        (MAEVA)             299 páginas

Al periodista alem√°n Cay Rademacher (Flensburg, 1965) le descubrimos hace un par de a√Īos cuando fue publicado en castellano su debut literario El asesino entre los escombros, una novela criminal ambientada en la Alemania destruida y exhausta de los a√Īos posteriores a la II Guerra Mundial y protagonizada por el inspector jefe Stave de la polic√≠a de Hamburgo. La exitosa novela tuvo dos secuelas. Con Viento mortal Rademacher abre lo que podr√≠a ser otra saga, protagonizada por el capit√°n de la polic√≠a francesa Roger Blanc, al que han trasladado de Par√≠s a la Provenza por meterse con quien no deb√≠a. En ese paisaje id√≠lico se produce un asesinato lo que le obligar√° a habituarse a sus nuevos colegas y su peculiar ritmo de trabajo, mientras arregla el viejo molino de su t√≠o.

LIBRO Un lector llamado FedericoLUIS GARC√ćA MONTERO

Un lector llamado Federico García Lorca  (TAURUS)  252 páginas

Un poeta escribe sobre otro poeta. Grandes los dos. Granadinos los dos. Separados por varias generaciones y una guerra. Luis Garc√≠a Montero (1958) es uno de los m√°s importantes poetas espa√Īoles en lengua castellano de ahora mismo, un confeso admirador de Federico Garc√≠a Lorca (1898-1936). En este libro parte del presupuesto de que ‚Äútodos nosotros somos, en esencia, aquello que leemos‚ÄĚ, para indagar en las lecturas que convirtieron a Lorca en el escritor que fue. Y lo que Lorca ley√≥ fueron los cl√°sicos griegos y latinos y las obras de sus contempor√°neos. Adem√°s se impregn√≥ de mucha cultura popular, tanto literaria, como musical y teatral. Un estupendo ensayo.

El descacharrante mundo literario de Chico y Chica

Pues en este √ļltimo comentario de la temporada, y con permiso de los compa√Īeros de la cr√≠tica musical, voy a hablar de un disco-libro, en concreto del disco libro del grupo bilba√≠no Chico y Chica. Se trata de un trabajo que re√ļne ocho canciones y siete relatos. Es en la parte de los relatos, claro, en la que me voy a centrar. Se trata de historias de ‚Äúciencia y ficci√≥n‚ÄĚ que entroncan con libros como Sin noticias de Gurb o Gu√≠a del autoestopista gal√°ctico y que nos har√°n pasar un divertid√≠simo rato de lectura. Voy a ir concretando: la narradora es Raquel, una joven que se dedica a las misiones espaciales y que escribe las cr√≥nicas de lo que ve en otros planetas o sat√©lites en su cuaderno de apreciaciones. En base a esos apuntes, parece que esa tarea suya de la exploraci√≥n interestelar es m√°s desabrida de lo que cabr√≠a pensar a priori: ‚ÄúLa llegada a un planeta siempre es decepcionante. Desde arriba te esperas encontrar paisajes con hongos gigantes, nen√ļfares, √°rboles con fitballs y r√≠os con fauna luminosa. Pues no pasa eso. Es siempreLIBRO Notario el mismo p√°ramos: estratos de piedra levantados como desafiantes, luego pisas la arenilla blanca de siempre, que no es playa, es planeta‚ÄĚ. A pesar de esos sinsabores, a ¬†Raquel, una chica de acci√≥n, no le faltar√°n experiencias que relatar. Nos habla por ejemplo de un robot que da misa; de una biblioteca espacial dejada de la mano de Dios; de lejanas civilizaciones; de los integrantes de su equipo; incluso de alg√ļn encuentro amoroso.

Hay adem√°s un humor un tanto absurdo que, sin duda, funciona, y bastante iron√≠a. Por ejemplo, el relato Pontormo, un sat√©lite tibio se abre de la siguiente manera: ‚ÄúSe quit√≥ el emperador. No val√≠a para nada. ¬ŅUna persona que mandara en todo? ¬ŅD√≥nde se ha visto? Nada. Fuera. ¬ŅY c√≥mo lo hicimos? Pues explic√°ndoselo a √©l muy despacito, haci√©ndoselo ver, haci√©ndoselo comprender‚ÄĚ. En el texto La sensaci√≥n de Calisto, Raquel dice que tiene por c√≥digo de conducta no intervenir en una civilizaci√≥n que va m√°s lenta, pero a√Īade: ‚ÄúMis compa√Īeras y yo descendimos la rampa con nuestros discos gliding de colores y ya empez√≥ todo el folclore; que si adoraciones, c√°nticos, bailes ins√≥litos y desmadejados, dibujos de c√≠rculos y diagramas b√°sicos en el suelo, y, al rato, ya sali√≥ lo del sacrificio de las jovencitas de all√≠. Y ah√≠ se me agot√≥ la paciencia‚ÄĚ.

Otro de los aspectos que m√°s me divierten de estos textos es el contraste entre el imaginario espacial y una cotidianidad inesperada: ‚ÄúLa vida es una biblioteca orbital es ideal para los huesos. La falta de gravedad alivia las molestias y te mejora el car√°cter. Pero son instalaciones con poco presupuesto, nido de gente desmotivada (‚Ķ) Por eso me largu√©‚ÄĚ.

Para ir terminando no quiero dejar de mencionar los pies de p√°gina ya que algunos son desternillantes, ni las ilustraciones a cuatro manos que acompa√Īan a este Notario. Sobre las canciones ser√° mejor que se pronuncien los cr√≠ticos musicales, pero s√≠ que puedo decir que vais a encontrar temas m√≠ticos de este d√ļo como T√ļ lo que tienes que hacer o mi favorito Findelmundo.

Txani Rodríguez

El Agujero Negro. Bambi

Cuarenta a√Īos conduciendo, cientos de miles de veces viendo una y otra vez esa rid√≠cula se√Īal. Y justo hoy, a dos d√≠as de mi jubilaci√≥n, compruebo que no era una est√ļpida broma.

El ciervo ha dado un brinco y se ha plantado en la autopista. En mis narices.

Roberto Moso

El concurso de Pompas del 25 de junio de 2016

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodr√≠guez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La digital es pompas@eitb.eus y la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El libro buscado era Sobre Grace del escritor estadounidense Anthony Doerr. Los ganadores de los lotes de libros han sido Sergio Arias, Marijose Zabala y Juani Azpiroz. Hasta aqu√≠ los enigmas por esta temporada. Que teng√°is un buen verano.

El pen√ļltimo de la temporada 29 de Pompas de Papel

FOTO PompasEn este pen√ļltimo Pompas de Papel de la temporada 15/16 charlamos este pasado fin de semana con la escritora vizca√≠na Esther Zorrozua que acaba de publicar la novela Marcas de agua, sobre el inmenso dolor que provoca la muerte de un hijo. Adem√°s comentamos dos libros muy diferentes: el ensayo hist√≥rico del hispano-mejicano Paco Ignacio Taibo II Que sean fuego las estrellas y el libro-disco del d√ļo vasco Chico y Chica Notario. Tambi√©n hablamos del c√≥mic Diagn√≥sticos, descubrimos al poeta espa√Īol Ignacio Vleming y recuperamos un cl√°sico raro El barco de la muerte del misterioso Bern Traven. Y como no hubo novedades, el agujero negro y el concurso. (En la foto, algunos de los miembros del equipo de Pompas en cena merecida. De izquierda a derecha y de arriba abajo, Txani Rodr√≠guez, Kike Mart√≠n, F√©lix Linares, I√Īaki Calvo y Goizalde Landabaso).

Sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi.   Pincha y disfruta del programa.

Estupinyà explica la ciencia, el reino de la incertidumbre

Dice el autor de este libro que la práctica científica debe parecerse a comer cerezas con los ojos cerrados porque si los tenemos abiertos siempre elegiremos las piezas que mas nos interesen en cada momento y así se manipula la realidad. No es mala idea. Y tampoco divulgar la ciencia recurriendo a metáforas, ejemplos y anécdotas, que sirven para simplificar la excesiva complejidad de estos asuntos, al menos a ojos de los humanos no especializados. Estupinyà no es científico, pero si periodista y escritor especializado en el ramo y lleva ya un par de libros que abordan diferentes aspectos de la ciencia (El ladrón de cerebros. Compartiendo el conocimiento científico de las mentes más brillantes y S=EX2. La ciencia del sexo) y ha realizado una serie de televisión que quizá haya sido ya emitida, aunque no podría asegurarlo, este tipo de programas suelen salir al aire sin demasiadas alharacas.

Lo que nos importa ahora es esta segunda entrega de El ladr√≥n de cerebros, LIBRO El ladr√≥n de cerebrosque es lo √ļnico que he le√≠do de Estupiny√°. Aqu√≠ nos lleva desde el origen del universo hasta la operaci√≥n de cerebro pasando por multitud de cuestiones no demasiado ordenadas siguiendo sus viajes y divagaciones, pareci√©ndose bastante a Michael Moore en sus documentales; vamos que sale mucho para explicarnos sus conversaciones con gente importante, al estilo Punset por centrarnos, y, si se me permite, con su mismo farragoso estilo. Ver√°n, la divulgaci√≥n es muy complicada porque se trata de hacer comprensible a personas que no saben nada sobre algo, algunas cuestiones demasiado dif√≠ciles. Hay gente que lo hace muy bien, y nombro a Isaac Asimov porque el mismo Estupiny√† le cita en este libro, que era bueno hasta contando la historia de la humanidad y las obras de Shakespeare, cuanto m√°s los aspectos cient√≠ficos en los que era experto, y otros que, quiz√° por no dominarlo totalmente, se pierden un poco entre situaciones.

El ladrón de cerebros es un libro muy ambicioso, pero no pone al servicio del lector todas las herramientas para dominarlo y, además, es muy caprichoso con los ritmos y el espacio dedicado a cada tema. Y hay una excesiva inclinación hacia los temas más populares, desde el sexo a la alimentación, lo que le lleva, en ocasiones, a parecerse a un libro de autoayuda. Contra toda evidencia el autor desecha el determinismo y hace saber a cada uno de sus lectores que es capaz de los mayores logros a nada que se esfuerce, cambie de vida, descubra lo que le conviene, y si lo suyo no es la dieta mediterránea no pasa nada, lo que tienes que hacer es leer sus libros y ver su próxima serie de televisión. Y luego acusa a Roger Penrose de ser superficial. Bueno, yo creo que en este libro hay grandes verdades y un acercamiento interesado a la disciplina científica, pero ustedes deberían manejar siempre la incredulidad porque me temo que en esta materia lo desconocido es mucho mayor que la certidumbre. Aunque, y en eso si hay que darle la razón al autor, la ciencia avanza a gran velocidad y seguramente tendremos oportunidad de sorprendernos enormemente cada uno de los días por venir.

Félix Linares

El blues de Ojembarrena y las voces de Ciudad del Cabo

Este es un libro de relatos que surge de la experiencia vital y de la observaci√≥n. Enrique Ojembarrena es un vasco viajero que ha repartido su sabidur√≠a por medio mundo. Fue profesor de literatura durante diez a√Īos en Estados Unidos ¬†(en Colorado, Vermont y California) y otros veinte a√Īos en la Universidad del Pa√≠s Vasco. Ha dado clases de literatura espa√Īola, hispanoamericana, norteamericana, francesa, inglesa, alemana, rusa, √°rabe, persa y japonesa. Y en los √ļltimos a√Īos hasta de literatura africana y grecolatina. Todo lo literario le ha interesado. Hasta tal punto que decidi√≥ escribir sus propias obras. Gan√≥ el Premio Caf√© Gij√≥n con su primer libro, escrito cuando ten√≠a veinte a√Īos, Ismael. Luego escribi√≥ otro libro Vuelo de paloma, que est√° in√©dito. Su tercer trabajo fue en 1994 Guerrita, la historia del famoso torero. En 1999 public√≥ el libro de poemas autobiogr√°fico Traje de luces. Luego aparecieron en 2008 la novela Bajo la noche, sobre el Pa√≠s Vasco y el exilio, y en 2011 el libro biling√ľe Dreams/Sue√Īos. Y ahora aparece este libro, Blues de Ciudad del Cabo, escrito en castellano, y que se public√≥ primero en ingl√©s.

Blues de Ciudad del Cabo es un homenaje a la ciudad sudafricana en la que el autor ha vivido media docena de a√Īos. Una ciudad marcada por su multiculturalidad, LIBRO Blues de Ciudad del Cabopor ser un crisol de razas y creencias y tambi√©n una representaci√≥n de la lucha de clases derivada de las terror√≠ficas diferencias sociales. Ojembarrena ha observado su entorno y ha escrito 22 cuentos independientes, que retratan a personajes paradigm√°ticos de esa urbe tan especial, retratados con la especial lente del autor. Encontramos a un negro del gueto que se acobarda ante una mujer hermosa de la que est√° enamorado, a un indio que viaja a Calcuta a ver a su anciana madre, a un joven bot√°nico franc√©s que explora la flora local, a un gestor adicto al juego, a un barbero de Swazilandia especialista en contar historias fant√°sticas, a un pintor con problemas del coraz√≥n empe√Īado en pintar palmeras, a un trompetistas de jazz en busca de comprensi√≥n, a un preso liberado que intenta dar carpetazo al pasado, a una criada negra que odia a su amo holand√©s, a un inventor persa con muy mala suerte, al due√Īo y el trabajador de una cafeter√≠a de √©xito, a un instalador de calderas por cuenta propia, al viejo maestro que se sienta todos los s√°bados al lado de la tumba¬† de una joven maestra devorada por los tiburones, a un hombre que lo abandona todo para ver cebras, a un ex soldado que cada cierto tiempo realiza un trabajo sucio para el compa√Īero que le salv√≥ la vida en combate, a un hombre apurado que quiere vender un libro valioso y a otro hombre (tal vez el escritor) lo que pudo ser en el pasado la historia de Ciudad del Cabo paseando por el viejo puerto.

Los cuentos, como dec√≠amos, son independientes, pero hay algo sutil que los encadena: el ambiente de la ciudad, sus calles y sus plazas; la presencia constante de Table Mountain; algunos personajes que protagonizan cuentos y que aparecen como sombras √≥ como personajes secundarios en otros relatos… El autor va formando una especie de entramado, de red, que nos da una imagen de una ciudad y de sus gentes, con historias que a veces recuerdan a las de los grandes cuentistas estadounidenses de los a√Īos cincuenta y sesenta, a gente como John Cheever, y de d√©cadas posteriores, como Raymond Carver. Un libro notable.

Enrique Martín