Archivo de la categoría: belgica

La segunda entrega de novedades de noviembre de 2017

LEONARD COHEN

El juego favorito                (LUMEN)  334 páginas

Hermosos perdedores       (LUMEN)  293 páginas

Se cumple ahora un a√Īo de la muerte del cantante, compositor y escritor canadiense Leonard Cohen, y en todo el mundo se ha aprovechado la efem√©rides para recuperar su obra. Principalmente estamos hablando de libros de poemas, pero al principio de su carrera Cohen public√≥ dos novelas. La primera en 1963, El juego favorito, donde se cuenta las andanzas de un adolescente por la ciudad de Montreal en compa√Ī√≠a de un amigo. Una obra de crecimiento personal, claramente autobiogr√°fica. La segunda, publicada en 1966, Hermosos perdedores, cuenta la historia de un tri√°ngulo amoroso protagonizado por tres personas obsesionadas por una mujer del siglo XVII que acab√≥ convirti√©ndose en santa. Una novela sobre el erotismo. ¬ŅHabr√°n aguantado el paso del tiempo? Habr√° que leerlas para saberlo.

LIZE SPIT

El deshielo        (SEIX BARRAL)  526 páginas

Lize Spit (Viersel, 1988) es una escritora belga, flamenca, que se ha convertido en un fen√≥meno literario en toda Europa. Comenz√≥ publicando cuentos en revistas, pero la aparici√≥n el a√Īo pasado de El deshielo, tras haber participado en un campamento de verano para escritores, la catapult√≥ a la fama. Solamente en B√©lgica ha vendido 170.000 ejemplares. El libro se mueve entre el thriller, la comedia negra y la novela de aprendizaje. En 1988 solo nacieron tres ni√Īos en la peque√Īa localidad de Bovenmeer: Laurens, Pim y Eva. Dada su dif√≠cil situaci√≥n familiar Eva se vuelva en la relaci√≥n con los otros dos ni√Īos. Al llegar a la adolescencia, los chicos inician un escabroso juego sexual que tendr√° graves consecuencias. Trece a√Īos despu√©s de lo sucedido Eva regresa a Bovenmeer dispuesta a ajustar cuentas con el pasado. Curiosidad.

KATIXA AGIRRE

Los turistas desganados      (PRE-TEXTOS)  198 páginas

Con solo dos libros de cuentos (Sua falta zaigu y Habitat) y una novela (Atertu arte itxaron), adem√°s de varios t√≠tulos dirigidos al p√ļblico infantil y juvenil, Katixa Agirre (Vitoria-Gasteiz, 1981) se ha convertido en una referencia de la nueva literatura escrita en euskera. Ahora llega al p√ļblico no euskaldun la novela traducida por la propia autora. Los turistas desganados cuenta el viaje que realiza a trav√©s de Euskal Herria la pareja compuesta por Ulia y Gustavo. Pero hay demasiado pasado: una historia de amor que comenz√≥ durante los sucesos del 3 de marzo en¬† Vitoria, y continu√≥ entre refugiados en Iparralde, las bombas, la c√°rcel, los vis a vis, las huelgas de hambre. Y en medio la historia del compositor ingl√©s Benjamin Britten, que fue padre durante unos d√≠as de un ni√Īo vasco refugiado y que se declar√≥ pacifista en una √©poca terrible. Una novela sobre la violencia, la actitud ante los conflictos y la culpa.

KEPA MURUA

De temblores          (EL DESVELO)  178 páginas

Otra voz poderosa en Euskal Herria, en castellano, es la de Kepa Murua (Zarautz, 1962). Conocido durante a√Īos por su labor como editor en la desaparecida editorial Bassarai, sigue siendo responsable de la revista digital Luke, toda una referencia. Pero adem√°s tiene un corpus literario impresionante, compuesto por poemarios, novelas, ensayos y diarios. Entre sus √ļltimos libros destacan Tangom√°n, Poemas de la servilleta, Lo que veo yo cada noche y Los sentimientos encontrados 2005-2007, interesantes memorias de sus tiempos de editor. De temblores es una novela en la que se nos cuenta la historia de un hombre y su relaci√≥n con las mujeres, una relaci√≥n repleta de soledades y estremecimientos. Una novela que habla del ansia y el esfuerzo de comunicaci√≥n entre hombres y mujeres. Murua va contando los encuentros del protagonista con las mujeres, cargados de sentimiento, sexo e incomprensi√≥n.

MICHI PANERO

Funerales vikingos    (BARTLEBY)   90 páginas

JAVIER MENDOZA

El desconcierto. Memorias trucadas  (BARTLEBY)  99 páginas

Este es un volumen muy curioso porque re√ļne dos libros en uno. Si empezamos por un lado nos encontramos con Funerales vikingos, cuentos, art√≠culos y textos dispersos de Michi Panero (1952-2004), seguramente el miembro m√°s misterioso de la familia Panero, retratada con descarnado realismo y crueldad en la pel√≠cula El desencanto de Jaime Ch√°varri. Son textos escritos entre 1962 y 1971 cuando el autor quer√≠a ser considerado el d√©cimo nov√≠simo. Si empezamos por el otro lado nos encontramos con El desconcierto. Memorias trucadas, en la que el periodista y cr√≠tico de cine Javier Mendoza (Madrid, 1975), repasa su relaci√≥n con Michi Panero y el resto de la familia desde que era un ni√Īo, pues su padre era amigo de los Panero. El escritor trat√≥ a Mendoza como si fuera un hijo. ¬†Un interesant√≠simo proyecto editorial.

El tocho. Brujas, la muerte, la obra maestra de Rodenbach

“El día declinaba, ensombreciendo los corredores de la gran morada silenciosa, poniendo pantallas de crespón a los vidrios.

Hugues Vianes se dispuso a salir, siguiendo su hábito cotidiano al finalizar la tarde. Desocupado, solitario, pasaba todo el día en su habitación, una amplia pieza en el primer piso, cuyas ventanas  daban al muelle del Rosario, a lo largo del cual se alineaba su casa, reflejada en el agua.

Le√≠a un poco, revistas, viejos libros; fumaba mucho; so√Īaba despierto ante la ventana abierta en el tiempo gris, perdido en sus recuerdos.

Hac√≠a cinco a√Īos que viv√≠a as√≠, desde que hab√≠a venido a instalarse en Brujas, al d√≠a siguiente de la muerte de su mujer. ¬°Cinco a√Īos ya! Y se repet√≠a a s√≠ mismo: ‚ÄúViudo‚ÄĚ, ‚Äúser viudo‚ÄĚ, ‚Äúyo estoy viudo‚Ä̂Ķ‚ÄĚ

As√≠ comienza Brujas, la muerta de George Rodenbach. Este poeta y narrador belga, descendiente de una aristocr√°tica familia alemana, frecuent√≥ durante su estancia en Par√≠s, donde morir√≠a en 1898 a los 43 a√Īos, los c√≠rculos literarios m√°s avanzados del momento: el que se reun√≠a, por ejemplo, en torno al poeta simbolista Mallarm√©, o el que animaban los hermanos Goncourt y otros narradores naturalistas. Aunque public√≥ bastante durante su breve vida, su fama postrera ha venido asociada a esta novela corta que hoy recordamos, Brujas, la muerta, editada en 1892,¬† donde la ciudad flamenca de Brujas, su melanc√≥lico paisaje, se convierte en un personaje tanto o m√°s importante que las figuras que por √©l deambulan.

El inconsolable viudo Hugues Viane est√° convencido de que solo en una ciudad muerta como Brujas podr√° mantener imperecedero el recuerdo de su mujer desaparecida, de la que guarda muy diversos retratos e incluso una larga trenza en un cofre de cristal. La mujer muerta se corresponde as√≠ con esta ciudad ‚Äúmomificada‚ÄĚ, como alguna vez la califica el autor, poblada por el continuo sonido de campanas, ensombrecida por las altas torres de las iglesias, surcada por canales de aguas¬† estancadas; siempre cubierta por la bruma, la lluvia o la nieve.

Aun en este desolado panorama surge la esperanza cuando

Hugues descubre por la calle a una joven de asombroso parecido con¬† su mujer muerta. Resulta ser una bailarina, Jane Scott, a la que convierte en su amante con la esperanza de recobrar, de forma vicaria, a la esposa fallecida. Pero con el trato, las diferencias comienzan a apreciarse. Jane tiene el cabello te√Īido; su car√°cter es m√°s fr√≠volo e independiente. Las habladur√≠as, los an√≥nimos sobre esta relaci√≥n il√≠cita comienzan a arreciar en la peque√Īa ciudad maledicente, y toda la narraci√≥n se empapa de un h√°lito tr√°gico confirmado en el violento final.

Rodenbach atrapa al lector desde el principio con la crónica de esta relación obsesiva y enfermiza. Las metáforas sobre la decadencia, el creciente sentimiento de fatalidad, las alusiones continuas a la correspondencia entre los estados de ánimo y el lánguido escenario, son muy del gusto de la estética simbolista, de la que Brujas, la muerta es uno de los mejores exponentes.

La editorial Vaso Roto publicó en 2011 la traducción castellana más reciente de esta novela, fascinadora y mórbida, todo un homenaje a una de las ciudades más pintorescas y maltratadas por el turismo de Europa. Brujas, la muerta de George Rodenbach.

Javier Aspiazu

El comictario. Vidas marcadas, de Warnauts y Raives

A finales del a√Īo pasado se publicaron dos √°lbumes de una colecci√≥n titulada Vidas Marcadas bajo el sello de la editorial Coeditum, que tiene en su cat√°logo un gran n√ļmero de cl√°sicos hist√≥ricos y de aventuras del c√≥mic francobelga, como Alix, Lefranc, Jhen, Dampierre o Vasco. Una loable labor editorial que se completa con incursiones en otros g√©neros, entre ellos el b√©lico y especialmente la Segunda Guerra Mundial. Y aqu√≠ es donde se sit√ļa Vidas Marcadas, una serie firmada por el d√ļo Warnauts-Raives y que cuenta la historia de varias personas antes, durante y despu√©s de la guerra, pero sin seguir ese orden cronol√≥gico.

El primer cap√≠tulo se titula La inocente, y nos lleva a una Alemania al borde de la derrota definitiva pero en la que el r√©gimen nazi sigue aferr√°ndose a las armas secretas que derrotar√°n al enemigo y contin√ļa la formaci√≥n de los j√≥venes, chicos y chicas, que deben ser el germen de la nueva raza aria. De uno de esos centros de adoctrinamiento se fuga Nina, una joven que s√≥lo desea reunirse con su t√≠a de Berl√≠n, su √ļltimo pariente vivo. Obligada a vestir como un chico para cruzar un pa√≠s devastado por la guerra, Nina llega a las ruinas de la capital alemana e inicia all√≠ una nueva vida basada en la reconstrucci√≥n de una ciudad y un pa√≠s bajo el trauma de la derrota y la invasi√≥n militar y el deseo de olvidar los horrores de la guerra a costa, eso s√≠, de la integridad moral de la mayor√≠a de sus habitantes.

Y tras esta desoladora narraci√≥n llega el segundo √°lbum de la serie bajo el t√≠tulo de Los nuevos tiempos, un integral que contiene dos historias. Los autores nos sit√ļan en B√©lgica, en los meses anteriores al estallido de la guerra. A un pueblo en la zona de las Ardenas vuelve Thomas, despu√©s de pasar varios a√Īos en √Āfrica. Aventurero y mujeriego, Thomas se reencuentra con Alice, su amor de juventud, casada con su hermano Charles, un personaje importante en la comunidad y af√≠n a la ideolog√≠a nacionalista que simpatiza con Hitler. Esta primera parte del √°lbum termina con el estallido de la guerra y la movilizaci√≥n general en B√©lgica. La segunda parte da un salto temporal y nos sit√ļa en los meses finales del conflicto, cuando el territorio belga es liberado por las tropas estadounidenses y empiezan los ajustes de cuentas con los colaboracionistas. Un tiempo de azar e inestabilidad en el que nada es lo que parece y el considerado traidor podr√≠a ser, en realidad, un h√©roe. Una historia compleja en un escenario endiablado.

Esto es la serie Vidas marcadas que tiene, adem√°s, la garant√≠a de origen de sus autores. Eric Warnauts es alem√°n, y Guy Raives naci√≥ en B√©lgica, concretamente en Lieja, donde se ubica la regi√≥n de las Ardenas. Ambos forman uno de los d√ļos m√°s conocidos del c√≥mic europeo, y aportan su arte y sus ra√≠ces hist√≥ricas a esta serie totalmente recomendable. No os la perd√°is.

I√Īaki Calvo

Amélie Nothomb y el divertido juego literario

Me divierte mucho Am√©lie Nothomb. Los seguidores de Pompas de Papel lo saben. Son muchos a√Īos ya siguiendo la obra de esta escritora belga, residente en Par√≠s y nacida en Jap√≥n porque su padre era el embajador de B√©lgica en ese pa√≠s. Me entusiasman sus retorcidas historias con finales truculentos y las reflexiones que hace sobre su propia vida. Es cierto que a estas alturas ya no me sorprenden tanto sus finales de ‚Äúvuelta de tuerca‚ÄĚ, pero eso ha dejado de importarme, porque donde uno encuentra la satisfacci√≥n al leer a Nothomb es en su afilada lengua, en su retorcida imaginaci√≥n, en su sarc√°stico sentido del humor.

En P√©tronille parte de una historia hasta cierto punto autobiogr√°fica para construir una novela muy precisa sobre el mundo literario y los l√≠mites que establecemos a la hora de convivir con los dem√°s. Hay solo dos personajes en la novela, la propia Am√©lie Nothomb a los 30 a√Īos, ya una autora famosa, y una escritora novel llamada P√©tronille Fanto, de 22 a√Īos, con la que la autora comienza a relacionarse por correo hasta que se encuentran en una firma de libros. La relaci√≥n comienza en el a√Īo 1996. Am√©lie queda prendada dLIBRO Petronille 2el car√°cter de P√©tronille. Am√©lie es la aristocr√°tica, la joven es la proletaria. La veterana respeta los modos de cortes√≠a y las conveniencias sociales, la nueva no tiene pelos en la lengua y desprecia a todo aquel que tenga dinero. Una corriente de simpat√≠a, como una descarga el√©ctrica, se establece entre las dos.

Adem√°s hay otro elemento que las une: el amor al champ√°n. A las dos les gusta beber este maravilloso brebaje espumoso y alcanzar ese punto de embriaguez, de ebriedad, que nos vuelve m√°s ingeniosos y que nos hace ver el mundo con otros colores, con otras texturas. Ese momento nirvana al que se llega antes de la borrachera y la posterior resaca, aunque en el caso del champ√°n ‚ÄďNothomb dice- la resaca sea casi inexistente. Entre quedada y quedada para beber y para compartir sus intereses literarios avanza la historia en la que vemos caer hasta el infierno a P√©tronille que, aunque publica libros muy bien recibidos por la cr√≠tica, no son lo suficientemente queridos por el p√ļblico, lo que le lleva casi a la indigencia. Am√©lie intenta ayudarla, pero su amiga proletaria no aceptar√° jam√°s el dinero de una rica heredera y escritora de √©xito. Para sobrevivir P√©tronille se convierte en probadora de f√°rmacos, lo que a punto est√° de llevarla a la muerte. Hasta que un d√≠a la joven escritora, ya madura ‚Äďpasa el tiempo en esta novela- comienza a encadenar √©xitos literarios. Y entonces las cosas cambian.

¬ŅAlgo que sucedi√≥, que pudo suceder? Nothomb no lo aclara, pero no nos importa porque en la ficci√≥n est√° la realidad, la realidad que ha creado la autora a partir de sus recuerdos y sus enso√Īaciones. Un libro que est√° repleto de reflexiones antol√≥gicas. ‚ÄúEl error es creer que el f√≠sico s√≥lo cuenta en el amor. Para la mayor√≠a de las personas, entre las que me cuento, el f√≠sico es importante en la amistad e incluso en las relaciones m√°s elementales‚ÄĚ. ‚ÄúLo que no soporto de los museos es la velocidad de tortuga que la gente considera obligatorio adoptar en su interior. En lo que a m√≠ respecta, me desplazo a paso ligero, abrazando con la mirada varias perspectivas‚ÄĚ. ‚ÄúTengo una larga experiencia en materia de separaciones, y s√© mejor que nadie el peligro que entra√Īan: separarte de alguien prometiendo que volver√©is a veros es el presagio de las cosas terribles‚ÄĚ. Impagable.

Lectura gozosa y juguetona, por lo menos para los lectores. Porque al final del libro Am√©lie Nothomb deja una frase que nos hace pensar si escribir no es para la autora una fuente de dolor: ‚ÄúPor m√°s que s√© que escribir es peligroso y que al hacerlo pones en riesgo tu vida, siempre acabo cayendo en la trampa‚ÄĚ. ¬ŅBoutade √≥ confesi√≥n sincera? Conociendo a la Nothomb seguramente las dos cosas.

Enrique Martín

El comictario. Apóstata de Ken Broeders

Hoy vamos a dedicar este espacio a uno de los muchos c√≥mics publicados durante el verano, que fueron grata lectura durante las vacaciones y ahora merecen ser destacados por su inter√©s y calidad. Se trata de Ap√≥stata, una serie hist√≥rica ambientada en el siglo IV, cuando el Imperio Romano sufr√≠a ya el acoso de los pueblos b√°rbaros que culminar√≠a con la ca√≠da de Roma cien a√Īos despu√©s. Son tiempos convulsos y el poder lo ejerce el C√©sar Constancio II que, tras varias guerras civiles y el asesinato de familiares y opositores, gobierna con mano de hierro. Sin embargo, serias amenazas se ciernen sobre el Imperio: por Oriente llegan los persas y en Occidente los distintos pueblos b√°rbaros, liderados por la tribu germ√°nica de los alamanes, acosan a la poblaci√≥n y a las tropas romanas.COMIC Ap√≥stata

Constancio, en virtud de las reformas introducidas a√Īos atr√°s por el emperador Diocleciano y en su calidad de C√©sar Augusto, nombra C√©sar de Occidente a su joven primo Juliano, dedicado al estudio y a la filosof√≠a tras ordenar el propio Constancio el asesinato de su padre y su hermano. Juliano asume el cargo con pesar y recelo, y con el temor de que se descubra su condici√≥n de ap√≥stata. Durante sus estudios ha renegado del cristianismo, la religi√≥n oficial del Imperio, y ha abrazado la fe de los dioses paganos. Y en esta situaci√≥n de incertidumbre, con la misi√≥n de proteger la frontera del Rhin y librar a las Galias de la amenaza b√°rbara, Juliano empieza su mandato. Al principio todo son dudas y vacilaciones, pero el joven C√©sar demuestra pronto su inteligencia y capacidad y comienza a recorrer el camino que le convertir√° en el emperador conocido como Juliano, el ap√≥stata. Hace frente con eficacia a las hordas de los alamanes y se gana el respeto de la tropa con su presencia en el frente de batalla.

Estamos ante la primera entrega de un fresco histórico que lleva la firma del autor flamenco Ken Broeders. Con buen ritmo narrativo y dominio del dibujo y el color, Broeders ilustra paisajes, edificios, vestimentas y sucesos de una época lejana pero que sigue teniendo un atractivo indiscutible. Apóstata, un cómic más que recomendable, fue publicado originalmente en la lengua de Flandes, el neerlandés, y ahora podemos disfrutar de su versión en castellano gracias a la editorial Yermo. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

El comictario. Spirou ha vuelto para quedarse

Este mes de febrero se ha producido una gran noticia para los amantes del c√≥mic: la nueva edici√≥n en castellano de una de las series m√≠ticos de la historieta europea, las aventuras del c√©lebre botones Spirou. Creado por el dibujante franc√©s Rob-Vel, Spirou comenz√≥ su andadura hace casi 77 a√Īos, el 21 de abril de 1938, dos meses antes que otro icono del c√≥mic, Superman. Fue el c√©lebre editor belga, Jean Dupuis, quien encarg√≥ a Rob-Vel la creaci√≥n del personaje de cabecera para la nueva revista juvenil Le Journal de Spirou, y el resultado fue un joven botones pelirrojo, inquieto y vivaracho, una ardilla, que en dialecto val√≥n se dice “spirou“. Y, para rematar la faena, su mascota es una ardilla llamada Spep, l√≥gicamente muda pero cuyos pensamientos podemos leer y disfrutar. Desde entonces, las aventuras de Spirou se han publicado de manera ininterrumpida, con un total de 76 √°lbumes, realizados por 25 autores distintos, traducidos a 23 idiomas y con m√°s de 30 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo.

Una serie de √©xito que ha sabido evolucFOTO.Spirouionar con el paso del tiempo, desde las historias cortas de su inicio a argumentos m√°s elaborados, contando para ello con la aportaci√≥n indispensable de aut√©nticos genios del c√≥mic europeo, como Franquin, autor clave para el desarrollo del personaje, Jij√©, Fournier o el d√ļo formado por Tome y Janry. En los √ļltimos tiempos, la serie viene firmada por el guionista Vehlmann y el dibujante Yoann. El tono humor√≠stico del personaje se ha mantenido siempre, pero tocando todos los g√©neros, desde la intriga al espionaje, pasando por la ciencia ficci√≥n y la tecnolog√≠a. Y sin faltar, por supuesto, los caracter√≠sticos malvados, ingrediente imprescindible del c√≥mic francobelga.

Por azares del mercado, Spirou llevaba alg√ļn tiempo sin publicarse en castellano, y ha sido la editorial madrile√Īa Dibbuks la que ha cogido el testigo con un ambicioso proyecto: primero van a sacar los √°lbumes in√©ditos en Espa√Īa y luego publicar√°n varios integrales con historias antiguas, nueva traducci√≥n revisada y p√°ginas, ilustraciones y datos adicionales. Para el estreno, Dibbuks ha elegido uno de los √°lbumes de la l√≠nea Una aventura de Spirou por…, historias autoconclusivas, realizadas por diversos autores y que no necesitan el conocimiento previo del personaje, lo que facilita el acercamiento del potencial lector. Se trata de un √°lbum excelente, titulado El botones de verde caqui, con gui√≥n de Yann y dibujos de Olivier Schwartz. Una emocionante aventura que transcurre en la Bruselas ocupada por los nazis. Con su peculiar habilidad, y la ayuda de su amigo Fantasio, Spirou colabora con la resistencia para infligir duros golpes a las tropas alemanas y, en varios momentos, su pellejo corre serio peligro. Espionaje, intriga, persecuciones, amor√≠os, dosis de violencia y, por supuesto, buen humor, aderezan este feliz retorno de uno de los iconos del c√≥mic europeo, a punto de cumplir 77 a√Īos pero lleno de ideas y energ√≠a. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

El comictario. Las verdades de la gente corriente

En las √ļltimas semanas, las lecturas de c√≥mic me han llevado por √©pocas hist√≥ricas fascinantes, por grandes epopeyas de la humanidad, por intensas investigaciones detectivescas y por estimulantes mundos de fantas√≠a. Es la magia del c√≥mic, igual que la del cine o la literatura: trasladarnos a escenarios y aventuras que habitan en nuestra imaginaci√≥n y hacernos disfrutar junto a sus protagonistas.

Pero esta magia tiene otra cara, m√°s cercana e √≠ntima, la del d√≠a a d√≠a cotidiano, habitado por personas an√≥nimas, gente que nunca empu√Īar√° una espada para conquistar Tierra Santa, ni descubrir√° Am√©rica, ni tendr√° que enfrentarse a peligrosos delincuentes ni viajar√° por los mundos de los faunos y los centauros. Gente que pasea por la calle, que cada d√≠a va al trabajo, o lo busca, hace la compra, vuelve a su casa y hace frente como puede a los problemas econ√≥micos, sociales y familiares, los problemas “normales” que afectan a la gente “normal“.COMIC.Gente corriente 2

Y esas personas son las protagonistas del c√≥mic que hoy nos ocupa, de t√≠tulo tan simple como expresivo, Gente Corriente, y que nos traslada a una peque√Īa ciudad francesa de provincias, a una calle habitada por seres humanos singulares y maravillosos. Como asomados a una de las ventanas de esa calle, vemos pasar la vida de Louis, el ni√Īo que sufre por el silencio de su padre y por la ausencia de su madre muerta. Nos entristecemos con la anciana Lucie, que limpia casas para poder vivir y se siente terriblemente sola. Asistimos con agrado a la labor de Armand, el lector que presta gratis los libros de su biblioteca, y nos enternecemos por su amor oto√Īal hacia Irina, la bella y esbelta dama de cabellos grises que hace misteriosas incursiones en un teatro abandonado. Y finalmente, vemos con pena la anodina existencia de Paul, funcionario en la oficina de objetos perdidos de los ferrocarriles, orgulloso de su vida plana y aburrida, y que no soporta la sonrisa permanente de un compa√Īero de trabajo a punto de jubilarse.

Vidas simples, en apariencia, pero que esconden todas ellas un brillante destello de luz. Una luz que nos ilumina durante la lectura de esta historia, llena de emoci√≥n y sentimientos, escrita por el belga Vincent Zabus y dibujada con gran gusto y delicadeza por el italiano Thomas Campi. Los ojos de sus protagonistas nos miran muy profundo, y nos hacen comprender las peque√Īas maravillas que se esconden tras la vida cotidiana.

Recomendaci√≥n para las inminentes fechas navide√Īas: no os perd√°is Gente Corriente, un gran c√≥mic, publicado por Ediciones La C√ļpula y que merece un lugar en cualquier biblioteca.

I√Īaki Calvo

El comictario. Cruzada con magia

La √©poca de las cruzadas. Un tiempo que el cine y la literatura han evocado siempre con aires de epopeya y que ha dejado nombres para la leyenda, como Saladino o Ricardo Coraz√≥n de Le√≥n, y √≥rdenes m√≠ticas, como los Templarios. Fueron en total ocho cruzadas, entre los siglos XI y XIII. Ocho expediciones organizadas por la Cristiandad para arrebatar a los sarracenos el Santo Sepulcro de Jerusal√©n. Pero… ¬Ņy si hubo otra cruzada m√°s? ¬ŅY si en esa ocasi√≥n a la fuerza y la voluntad humanas se a√Īadieron la magia y los poderes diab√≥licos? Con esta atractiva hip√≥tesis juega el gran guionista belga Jean Dufaux para construir una de sus series m√°s apreciadas en Europa, Cruzada, cuyo primer arco argumental, El ciclo de Jerus Halem, acaba de publicar en castellano la editorial Ponent Mon.COMIC.Cruzada

Y lo ha hecho sin escatimar medios, en un tomo integral, magn√≠ficamente editado, que re√ļne los cuatro primeros vol√ļmenes de la serie. En el pr√≥logo, Jean Dufaux nos explica el origen de la historia y, a continuaci√≥n, con la ayuda del dibujante franc√©s Phillippe Xavier, nos sumergimos en un mundo pasado, donde las arenas y el sol del desierto consumen a hombres vestidos con cota de malla, mientras las huestes sarracenas observan y maniobran para detener, primero, y derrotar despu√©s, al enemigo llegado de tierras lejanas con una cruz como emblema.

Pero, como dec√≠amos, esta no es una cruzada habitual. Al juego cl√°sico de las t√°cticas militares, la victoria, la derrota y la b√ļsqueda de aliados, se suman en este caso fuerzas sobrenaturales. Esp√≠ritus y demonios del m√°s all√°, que forman parte de la cultura tradicional del Islam y que se convierten en una pieza esencial en el tablero de esta partida. Como siempre ocurre cuando la cruz y la media luna se enfrentan, brotan los fanatismos en ambos bandos, pero tambi√©n aparecen personajes nobles, capaces de entenderse y buscar un pacto. Y, por supuesto, hay lugar para singulares historias de amor, inevitables en una serie cuyo autor, Jean Dufaux, reconoce influida por los cuentos que narraba Sherezade en Las mil y una noches.

Absolutamente recomendable este cómic, Cruzada, por su sólido guión y por los atractivos dibujos de Phillippe Xavier, que luce su arte de manera especial en varias y espectaculares ilustraciones desplegables que sorprenden durante la lectura de este espléndido álbum. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

Nothomb, siempre Nothomb

No hag√°is caso de esta cr√≠tica, recomendaci√≥n mejor, no es objetiva. No lo puede ser porque el que la hace es un ferviente admirador, un ac√≥lito convencido, un disc√≠pulo militante de la belga Am√©lie Nothomb (Kobe, Ja√≥n, 1967). Todo lo que escribe me parece bien. Creo que no hay ning√ļn libro malo en su extensa bibliograf√≠a y creo que la mayor√≠a de sus novelas y relatos autobiogr√°ficos rozan la excelencia. Ya s√© que sus detractores podr√°n decir, y con raz√≥n, que se repite en la construcci√≥n de sus novelas (dos personajes que hablan y hablan, que est√°n enfrentados y que al final salen por peteneras), que retuerce la historia para estar presente en el relato como personaje (actuaci√≥n m√°s acusada en sus √ļltimos libros),¬† que roza el esperpento (y la caricatura) y que adem√°s siempre, siempre, aparece en las portadas de sus libros (¬°esas fotos tan exc√©ntricas!). ¬†Ya lo s√©, pero no me importa. Maquetaci√≥n 1Me gustan sus rarezas, me gustan los enfrentamientos de sus personajes, me gustan sus di√°logos electrizantes e ingeniosos, me gusta su mala leche, me gusta su retorcido sentido del humor, me gusta su sentido de la provocaci√≥n, me gusta lo irreverente y heterodoxa que es y me gusta que le importe un pimiento ser pol√≠ticamente correcta.

La entrega anual de Am√©lie Nothomb se centra en la figura de Barba Azul, el hombre que asesinaba a sus esposas. En este caso el Barba Azul contempor√°neo es un arist√≥crata espa√Īol de cuarenta y cuatro a√Īos, m√°s bien feo aunque result√≥n, ultracat√≥lico, soci√≥pata, extremadamente amable y gran cocinero. Elemirio Nibal y Milcar, que as√≠ se llama en realidad el sujeto ha puesto en alquilar, a un precio irrisorio, una de las habitaciones de su inmensa mansi√≥n en la parte m√°s noble de Par√≠s. Ocho mujeres han pasado por esa habitaci√≥n y nunca m√°s se supo de ellas. Al anuncio que aparece en la prensa, y a pesar de que los rumores sobre las desapariciones se han extendido por la capital francesa, se presentan decenas de mujeres. No les importa lo que vaya a suceder, siempre que puedan vivir en el lujo y disfrutar del amor del due√Īo de la casa. Don Elemirio solo pone una condici√≥n a la elegida, no entrar nunca en un cuarto cerrado. La elegida ser√° Saturnine, una joven belga de veinticinco a√Īos, que trabaja como profesora sustituta en la Escuela del Louvre. Saturnine se presenta para salir del infecto apartamento de su amiga Corinne y del sof√° donde duerme. No siente ninguna atracci√≥n por el arist√≥crata, pero poco a poco, gracias al intercambio de puyas dial√©cticas se producir√° un acercamiento que el lector esperaba desde el principio. Aunque claro, trat√°ndose de una novela de Nothomb, nada es lo que parece y el doble final nos dejar√° anonadados y divertidos a partes iguales.

Otro estupendo libro de la escritora belga afincada en París, su vigesimoprimera novela. Un libro repleto de platos deliciosos, historias eruditas, humor corrosivo, diálogos chispeantes, amores corteses, maldades de fábula y deliciosa manzanas envenenadas. Pero no me hagan mucho caso, porque soy un acólito nothombiano, y los acólitos no son de fiar. Ustedes se lo pierden.

Enrique Martín

Lecturas de fin de semana. Amélie Nothomb y el amor paternofilial

Todos los a√Īos, los seguidores de la escritora belga Am√©lie Nothomb ‚Äďnacida en Jap√≥n en 1965 dentro de una familia de diplom√°ticos y afincada en Par√≠s-, recibimos nuestro chute de adrenalina. Todos los oto√Īos, Nothomb publica una novela breve que en castellano llega con un a√Īo de retraso. La de esta temporada se titula Matar al padre y es una de esas historias t√≠picamente ‚Äúnothombiana‚ÄĚ en la que una serie de personajes, normalmente dos, se enfrentan entre s√≠ √≥ a un acontecimiento inesperado en una historia que siempre conduce a un final imprevisible.

De Nothomb me gustan sus excentricidades, su sentido del humor, sus historias disparatadas, sus juegos de palabras, su sorna, su desparpajo, su imaginaci√≥n y su inmenso talento literario. Talento que despliega en dos facetas, la de bi√≥grafa de su propia vida, como suced√≠a, por ejemplo, en la imLIBRO.Matar al padrepagable Estupor y temblores; y la de narradora de ficciones con un gran componente exc√©ntrico y muchas veces criminal. Matar al padre entra en esta √ļltima categor√≠a.

La novela narra las peripecias de dos magos. Al inicio de la historia uno tiene treinta y cinco a√Īos y el otro quince. El primero se llama Norman Terence y el segundo Joe Whip. El primero es un artista consagrado que vive con una hermosa malabarista del fuego llamada Christina. El segundo es un hu√©rfano que va dando palos por la vida para sobrevivir. Norman acoge a Joe y le convierte en su disc√≠pulo. La relaci√≥n se va transformando para Norman en algo parecido a una relaci√≥n paternofilial. Sin embargo para Joe de lo que se trata es de superar al maestro, de hacerse con sus trucos, su mujer, su vida. Porque todo lo que tiene de noble Norman, lo tiene de retorcido y oscuro Joe. Se trata, en el peor sentido del t√©rmino, de ‚Äúmatar al padre‚ÄĚ. ¬†Norman practica la magia; Joe, la trampa. Algo abominable para Norman que define as√≠ los dos conceptos: ‚Äúla magia deforma la realidad en inter√©s de otro, con el fin de provocar una duda liberadora; la trampa, en cambio, deforma la realidad en detrimento de otro, con el objetivo de robarle su dinero‚ÄĚ.

Pero tratándose de una historia de Amélie Nothomb sabemos que tarde o temprano todo girará 180 grados, y que en el fondo nada es lo que parece, como sucede cuando contemplamos un buen truco de magia: la apariencia se confunde demasiadas veces con la realidad. Y que al final quedará un poso de sorpresa, tristeza, resignación y ternura.

Es magnífica esta escritora. Nos deja asombrados ver como insufla vida a una historia cien veces contada y que en sus manos adquiere una nueva dimensión. Nos maravilla la profundidad de los retratos de sus protagonistas, cercanos siempre a la caricatura, pero sin caer nunca en ella. Y nos fascina su peculiar sentido del humor, negro y descacharrante, que a veces nos hace soltar una carcajada y otras una mueca que amaga una sonrisa y se transforma en rictus amargo. No siempre acierta en los resultados, porque arriesga mucho, pero le agradecemos que intente mirar a la vida desde otros puntos de vista, que rozan el límite de lo permitido socialmente. Ya se sabe que son los transgresores lo que nos hacen pensar, y Amélie Nothomb nos hace reflexionar mucho sobre nuestro mundo y sobre los peculiares personajes que lo habitan.

Enrique Martín