Archivo de la categoría: españa

El poema. Flavia Company, argentina y catalana

: Un surco

no es lo que debe seguirse

: es lo que hay que abrir,

acaso hundirse

entera

: tomar aire

para después soplarlo

contra el fango

en lugar de masticarlo

como si fuera alimento

sin perder el aliento

otra vez

: no es tan fácil respirar

aquí

con tanta gente observando

y esperando y opinando

: alrededor.

Alrededor es la extensión

infinita

: está en todas partes,

lo ves y me miras.

Este es un poema escribo por Flavia Company, una escritora argentina nacida en Buenos Aires en 1963. Ha escrito varias novelas y varios libros de cuentos y micro cuentos. También ha escrito poesía y algunos de sus poemas están en diferentes antologías. Su obra ha sido traducida a diferentes idiomas. Actualmente vive en Barcelona e imparte clases, entre otras, en la Universidad Pompeu Fabra. Este poema está, junto a otros escritos por ella, en una antología titulada Mujer Lenguaje Poesía publicada por la editorial Stendhal Books.

Goizalde Landabaso

Antonio Iturbe vuela con Saint-Exupery y El Principito

El escritor aragonés Antonio Iturbe (Zaragoza, 1967), pero afincado en Barcelona desde niño, acaba de publicar en Seix Barral la novela A cielo abierto. Con ella ha ganado el Premio Biblioteca Breve 2017. Iturbe es un periodista cultural de larga trayectoria. Ha trabajado en El Periódico, en Fantastic Magazine y en Qué Leer, revista de la que fue director durante siete años, y ha colaborado en radio y en publicaciones como Fotogramas o Avui. Actualmente es director de la revista Librújula, colaborador en Cultura/s, El País, Heraldo de Aragón y Mercurio, e imparte clases en la Universitat de Barcelona y en la Universidad Autónoma de Madrid. Además ha publicado las novelas Rectos torcidos (2005), Días de sal (2008)  y la exitosa La bibliotecaria de Auschwitz (2012). También es autor de la serie de libros infantiles Los casos del Inspector Cito, traducida a seis lenguas y de la serie La Isla de Susú. En A cielo abierto nos traslada a la Francia de los años veinte del pasado siglo, donde sólo los mejores pilotos son aceptados en Latécoère. Entre los elegidos están Jean Mermoz, Henri Guillaumet y Antoine de Saint-Exupéry, tres heroicos aviadores que abrirán las primeras líneas de reparto de correo en rutas inexploradas. Ninguna distancia es demasiado extensa para ellos, ninguna montaña demasiado alta: las cartas deben llegar a su destino. Cuando aterrizan, afrontan las turbulencias de la vida en tierra en un siglo partido por las guerras. Un homenaje al autor de El Principito, un escritor que supo ver la realidad con ojos de niño. Una celebración a sí mismo de la esencia de la literatura, de la amistad, de la conquista de los sueños imposibles, del placer de volar y descubrir, desde el cielo, un planeta hermoso cargado de misterios. Con el autor hemos charlado. Pincha y disfruta.

La segunda entrega de novedades de abril de 2017

GRAHAM SWIFT

El Domingo de las Madres     (ANAGRAMA)  162 páginas

Graham Swift (Londres, 1949) pertenece a la gran generación de escritores británicos de la que forman parte, entre otros, Amis, Barnes, Rushdie, Ishiguro y McEwan. Es autor de diez novelas entre las que destacan El país del agua, que le dio a conocer en todo occidente, Últimos tragos y La luz del día. Publicada el año pasado, El Domingo de las Madres nos lleva al 30 de marzo de 1924 cuando se celebra el Domingo de las Madres, una jornada en la que las criadas vuelven a sus casas para visitar a sus familias. Toda menos Jane Fairchild que es huérfana y que se queda en la mansión de sus señores, los Niven, donde proseguirá sus amoríos con Paul Sheringham, el único hijo vivo, tras el desastre de la I Guerra Mundial de los vecinos de los Niven. Será su último encuentro porque Paul va a casarse con alguien de su clase. Pero algo inesperado va a suceder que cambiará el destino de Jane. Expectación.

ANNE TYLER

Corazón de vinagre        (LUMEN)  212 páginas

La estadounidense Anne Tyler (Minneapolis, 1941) se ha especializado en escribir novelas sobre relaciones amorosas entre personajes algo excéntricos y tiernos. Así surgieron libros como El turista accidental –un gran éxito literario y cinematográfico-, Ejercicios respiratorios, El matrimonio amateur  y El hilo azul. Quizás por eso, en el ambicioso proyecto en el que se encarga a autores famosos realizar versiones de las obras más importantes de William Shakespeare, le ha tocado La fierecilla domada. Aquí la fiera se llama Kate Battista y es una mujer independiente y echada para adelante que tiene que lidiar con un padre que guía su vida, y la de los demás, por fórmulas científicas y con una hermana que es una eterna adolescente. Y entonces llega Pioter Cherbakov, un joven investigador con ideas peculiares que no deja de comer barritas de chocolate. Shakespeare-Tyler, pareja perfecta.

DAVID FOENKINOS

La biblioteca de los libros rechazados

(ALFAGUARA)  288 páginas

Otro autor que ha triunfado gracias a historias de amor diferentes. En esta ocasión el escritor y director de cine francés David Foenkinos (París, 1974), autor de La delicadeza, ha escrito una divertida y misteriosa historia, La biblioteca de los libros rechazados, que habla de autores secretos y libros que triunfan sorpresivamente. Delphine Despero y Frederic Koskas son pareja. Ella es una editora de éxito, él un autor que acaba de publicar su primera y ninguneada novela. Durante unas vacaciones descubren una peculiar biblioteca que alberga manuscritos rechazados por las editoriales. Allí descubren uno titulado Las últimas horas de una historia de amor que es una obra maestra. La publican y se produce el fenómeno. Su autor, Henri Pick, ya fallecido, era un pizzero al que nunca nadie había visto leer, ni por consiguiente escribir. ¿Hay gato encerrado? “Inteligente, divertida, cruel”, según Bernard Pivot.

CRISTINA CERRADA

Europa        (SEIX BARRAL)  206 páginas

Cristina Cerrada (Madrid, 1970) comienza a ser un secreto a voces, una de las referencias de la literatura española de su generación. Desde 2003, cuando comenzó a publicar, han aparecido seis novelas (entre ellas La mujer calva y Cosmorama) y dos volúmenes de relatos (Noctámbulos y Compañía), libros que han recibido numerosos premios. Europa es una novela que habla de la emigración forzosa, del desarraigo y de la búsqueda de un lugar en el mundo. Cuenta la historia de Heda que llega a Europa occidental junto con su familia, huyendo de la guerra en su país. Los días transcurren monótonos entre su nueva y humilde casa familiar y la fábrica donde trabaja con su hermano y con otros refugiados. Pero mientras los demás comienzan poco a poco a adaptarse a su nueva vida, Heda vive acuciada por la sombra de un crimen. Dolor y dureza, arropado por un lenguaje contenido y hermoso que emociona.

FÉLIX DE AZÚA

Nuevas lecturas compulsivas   (CÍRCULO DE TIZA)  384 páginas

El filósofo y narrador Félix de Azúa (Barcelona, 1944) nos ofrece una nueva entrega tras Lecturas compulsivas de sus reflexiones sobre los libros leídos y como esos libros han ido marcando los episodios de su propia vida. Estaríamos por tanto ante un ensayo literario trufado de autobiografía. Aquí se habla por ejemplo de los poemas de Hölderlin, Byron, Eliot o Gimferrer; de las novelas de Cervantes, Víctor Hugo, Henry James o Eugenia Ginzburg; de los ensayos de Montaigne, Orwell, Stéiner o Sánchez Ferlosio; y de los paseos por la calle de su ciudad o los vericuetos vacuos de Internet. Un libro que huye de la pretensión del “canon” y que muestra toda la pasión del autor de Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Cambio de bandera, Cortocircuitos, La pasión domesticada o Génesis por los libros y por el papel. Un escritor sugerente y provocador.

Por los pasajes de Barcelona con Jordi Carrión

Jordi Carrión se ha recorrido palmo a palmo los más de cuatrocientos pasajes que hay en Barcelona. Inspirado por Italo Calvino y, especialmente, por Walter Benjamin y su Proyecto de los Pasajes, Carrión ha confeccionado, a base de estudio, observación y amor a su ciudad, un mapa alternativo. “Los pasajes (…) son grietas en el modelo de Barcelona. Son ranuras que -unidas-configuran otro mapa de esta ciudad, un mapa que se expande en el espacio hasta los confines que nadie incluye y en el tiempo hasta los orígenes que nadie evoca, para recordarnos la historia, las historias, que ha desechado el relato institucional”, dice. Lo cierto es que, a través de sus paseos, aprendemos mucho de la Barcelona medieval, de su ensanche, de los cambios que se dieron tras las Exposiciones Universales de 1888 y la de 1929 -esta última se notó especialmente en Montjuic-, de la Barcelona de los Juegos Olímpicos y del Forum de las Culturas, de Gaudí, por supuesto, del modernismo. Todo sin perder de vista los pasajes porque asegura Carrión que en ellos está la afirmación y la negación de la ciudad entera: “Si la metrópolis se define por los peatones y los vehículos, la velocidad o el tráfico, el pasaje los ignora, los pone en jaque o, al menos, entre paréntesis”.

Pero los pasajes son también pasajes de libros. Por ello, en este trabajo, entre los capítulos dedicados al urbanismo, digamos, se intercalan fragmentos de otras lecturas que guardan siempre relación con la narración troncal. En conjunto, estamos ante un recorrido por la Barcelona de todas las épocas que revela datos sorprendentes. Me ha resultado curioso, por ejemplo, tener noticia del siguiente trampantojo: para que el Barrio Gótico, tras siglos de hacinamiento y construcciones y epidemias, volviera a parecer auténtico y medieval se fue adornado de forma artificiosa: “Así, la calle del Bisbe, con sus gárgolas de serpientes y centauros y con su majestuoso puente o arco o balcón pasadizo, es un invento de 1929, en plena dictadura de Primo de Rivera.” En los pasajes se encuentra lo inesperado. Por ejemplo, en el Martras, en pasaje en el que vivió durante años, Ouka Lele, fue una especie de embajada de la movida madrileña.  Pero hay más. En el pasaje Robacols se aloja una embajada andaluza, “siempre con flores en la fachada, un auténtico patico cordobés trasplantado”. Los pasajes, en su quietud, ajenos a la aceleración de la calle, guardan también la épica silenciosa de quienes hicieron historia sin escribirla: “Atravesar el barrio del Carmel es subir y bajar una montaña (…) Cuenta el cronista Josep María Huertas Clavería que los vecinos de sus Casas Baratas discutieron durante los durísimos inviernos de 1937 y 1938, en lo más crudo de la cruda guerra civil, si cortaban árboles para convertirlos en leña o pasaban frío pero preservaban el patrimonio: los pinos siguen ahí.”

Los pasajes son callejones entre chabolas, o galerías burguesas, o caminos amurallados que discurren por los huertos, o huecos en zonas industriales. Los pasajes nos hablan de pintores como Miró, que nació en el Pasaje de Crédito, de las lavanderas de Horta, de la burguesía barcelonesa, de anarquistas y republicanos, de escritores, de libreros, de todo un enjambre de hombres y mujeres, dejando paso a otros hombres y mujeres en esos corredores estrechos, que no tienen ningún lado exterior, igual que los sueños, como escribiera el ya mencionado Walter Benjamin. En euskera la palabra pasadizo tiene una segunda acepción, un segundo uso, que va más allá del pasaje y que podemos traducir como suceso, o acontecimiento, incidente o anécdota. De todos esos significados se nutren también los pasajes de este libro hermoso que nos ofrece, desde las entrañas mismas de la ciudad, una perspectiva distinta, totalmente al margen de las tiendas de souvenirs.

Txani Rodríguez

La última entrega de novedades de marzo de 2017

EMMANUEL CARRÈRE

Bravura          (ANAGRAMA)  354 páginas

Emmanuel Carrère (París, 1957) es uno de los escritores más originales que ha dado la literatura francesa. Tras publicarse sus obras mayores (El adversario, Una novela rusa, De vidas ajenas, Limónov y El Reino), la editorial Anagrama ha comenzado a editar sus primeros escritos. Ya aparecieron El bigote y Una semana en la nieve y ahora se publica Bravura, novela escrita en 1984. En ella se recrea el famoso “verano sin verano” de 1816 en el que la erupción de un volcán en Indonesia alteró la climatología enfriando el ambiente. Fue el verano en el que se reunieron en la villa Diodati el poeta Lord Byron, su médico y secretario Polidori y los Shelley, el también poeta Percy y su mujer Mary la escritora. Un encuentro que dio lugar a El vampiro de Polidori y al Frankestein de Mary Shelley. La novela narra esos acontecimientos desde el punto de vista de Polidori e indaga en el proceso de la creación literaria. Interesante.

LUIS LANDERO

La vida negociable      (TUSQUETS)  333 páginas

Tras publicar un libro con sus recuerdos de juventud, El balcón en invierno, el gran escritor extremeño, afincando en Madrid, Luis Landero (Alburquerque, 1948), el autor de, entre otros, Juegos de la edad tardía, El guitarrista, Hoy, Júpiter o Retrato de un hombre inmaduro, vuelve a la novela. La vida negociable cuenta la historia de Hugo Bayo, peluquero de profesión y genio incomprendido, que cuenta a sus clientes, desde sus cuarenta años, la historia de sus andanzas, desde su adolescencia en un barrio madrileño hasta el momento actual. Sus relaciones familiares, el descubrimiento de la amistad y el amor, sus varios oficios y proyectos, sus éxitos y sus fracasos y su inagotable capacidad para reinventarse. Una forma de reflexionar sobre su vida que esconde la necesidad de encontrar su lugar en el mundo, que lo reconcilie consigo mismo y con los demás. Media vida contada.

MADAME NIELSEN

El verano infinito        (MINÚSCULA)  127 páginas

Madame Nielsen es el pseudónimo tras el que se esconde Claus Beck-Nielsen (1963) una escritora, directora de escena, compositora y cantante danesa bastante conocida que forma parte del movimiento global Nielsen. Ha recibido multitud de premios literarios por sus obras, que se han traducido a una docena de idiomas. Dirigió una pentalogía teatral para el Teatro Real de Dinamarca y es miembro del grupo musical The Nielsen Sisters, con el que ha publicado cinco álbumes. El verano infinito se publicó hace tres años y cuenta cómo se desarrolla la vida en una gran casa de campo en pleno estío. Allí vive una chica que se lleva a su chico para pasar largos días y noches en la cama. Allí viven sus hermanos y también su madre, que tras la marcha del padrastro se trae a su nuevo amante, un joven artista portugués. Días de un verano infinito que nadie podrá olvidar. Extraña y sugestiva novela.

STEPHANIE VAUGHN

Alfa, Bravo, Charlie, Delta         (SAJALÍN)  184 páginas

En 1990 una desconocida Stepanie Vaughn (Ohio, Estados Unidos) publicó un volumen de relatos titulado Alfa, Bravo, Charlie, Delta (Sweet Talk, en el original en inglés) que se convirtió inmediatamente en un libro de culto. Y poco más. Lo único que se sabe de esta autora es que es profesora de literatura inglesa y escritura creativa de la Universidad Cornell y que al parecer está escribiendo una novela ambientada en Italia. Muchos de los relatos de este libro están protagonizados por Gemma Jackson, una chica que recuerda sus años de formación en los años sesenta cuando su familia recorría el país de base militar en base militar siguiendo a su padre, un hombre estricto, fascinado por los esquimales y la vida en el Ártico. Además hay otros cuentos protagonizados por mujeres de mediana edad, inteligentes, que se esfuerzan por mantener un equilibrio en sus vidas que parecen ir a la deriva. Notable.

SEBASTIAN SMEE

El arte de la rivalidad         (TAURUS)  377 páginas

Sebastian Smee es un reconocido crítico de arte australiano que obtuvo el premio Pulitzer en 2008 por sus trabajos en el diario estadounidense The Boston Globe. Ha sido coautor además de cinco libros sobre el artista Lucien Freud, libros que seguramente están en el origen de este volumen. Porque en El arte de la rivalidad, subtitulado Amistad, traición y ruptura en el arte moderno, habla de las amistades rotas entre varios artistas relevantes: Matisse y Picasso, Manet y Degas, Pollock y De Kooning y Freud y Bacon.  El libro cuenta, con mucho ingenio y sentido psicológico, como la amistad y la traición estimulan la creatividad e incluso la búsqueda de una voz propia. La rivalidad es para Smee uno de los grandes motores de la innovación artística y en el libro se cuenta como esta rivalidad posibilitó que algunos artistas lograran lo que lograron. Un libro entretenido y didáctico.

Enrique Vila-Matas, entre la vida y la literatura

Lo de Enrique Vila-Matas es único. Aparte de ser uno de los grandes escritores en castellano del estado español, y no solo porque lo digamos nosotros, sino porque el reconocimiento le ha llegado de la crítica y de los lectores de todas las partes del mundo, es un escritor que levanta filias y fobias exageradas. Si eres seguidor de Vila-Matas seguramente lo serás hasta la muerte, escriba lo que escriba. Pero si no te ha gustado uno de esos libros, ya te puedes descabalgar porque no te gustará ninguno y además es posible que le tengas algo de inquina. Cosas de la literatura y de su estilo tan peculiar que juega con la verdad hasta retorcerla y dejarla irreconocible.

Vila-Matas nació en Barcelona en 1984 y algunos de sus libros forman parte ya de la historia de la literatura española reciente como Impostura, Suicidios ejemplares, Hijos sin hijos, Historia abreviada de la literatura portátil, Bartleby y compañía, El mal de Montano, Kassel no invita a la lógica o Doctor Pasavento. Su nueva novela, Mac y su contratiempo, cuenta como un hombre que ha perdido su trabajo decide convertirse en escritor y a través de un diario nos cuenta cómo es su vida cotidiana y cómo se interesa por una obra menor de un autor consagrado para rehacerla de arriba, abajo, para rescribirla, para mejorarla de alguna manera.

La novela no es otra cosa que una reflexión sobre la creación literaria. Pero una reflexión muy peculiar porque lo que interesa aquí –lo que parece interesar al autor- es el acto de la repetición, al que de alguna manera parecen estar condenados todos los escritores. Se dice en un momento del libro “en el centro de toda creación literaria se oculta el oscuro parásito de la repetición”. Y el personaje protagonista señala “me gusta repetir, pero modificando” y “tengo vocación de modificador”. También habla la novela del pecado de vanidad que contamina la literatura actual, porque, textual, hay muchos “narradores que se creen preparados para escribir una novela; se sienten tan increíblemente preparados que en su inagotable vanidad están convencidos”. ¿Sobran libros? Parece que sí, según la tesis de la novela. ¿La literatura es una forma de perder el tiempo? Tal vez. Provocación y diversión en todo caso.

Y luego están los homenajes a otros escritores. Porque el protagonista de la novela, Mac Vives (se asemeja a Mal Vives, otro chiste), quiere reescribir un libro que en cada capítulo rinde homenaje al estilo de una serie de autores, a los que, evidentemente Vila-Matas acaba rindiendo su particular homenaje: Cheever, Djuna Barnes, Borges, Hemingway, Carver, Malamud, Marcel Schnow, Jean Rhys, Poe y Chesterton. Una especie de vademécum particular. Y, por cierto, me gusta también el cachondeo que se trae el autor con los horóscopos de los periódicos a los que utiliza para hacer que su protagonista haga una reflexión de su día a día comparándolo con lo que el horóscopo le había pronosticado. Cachondeo fino.

Soy muy “vila-matiano”. ¿Se nota? Y en líneas generales me gusta casi todo lo que escribe. Cómo no vas a querer a un tipo que escribe frases como ésta: “las novelas dramatizan a veces demasiado unos sucesos que en la vida real suelen producirse de un modo más sencillo o irrelevante”. La vida y la literatura.

Enrique Martín

El poema. Alberto Santamaría, español

A la luz de lo visto,

un cuerpo danza alrededor de un vaso de agua.

El agua es un estado.

Ella guarda en su casa la carne de un ciprés,

la resina del amor lo llamaba.

Le da vértigo subir a lo alto de sus labios para decir,

vestida de turrón en verano,

que está sola,

que no hay camino más azul que la línea que divida la sed.

Pero alguien entra —quietos—

y se detiene al borde de los congelados.

Congelados los ojos de las cigalas

son un vago recuerdo de la vida.

El humo helado asciende,

se dibuja en su frente,

lenta línea humilde en el tiempo que imita la suave luz del crocante.

Leve contorno.

De vaho nace ahora un beso,

del salto y de los guisantes

crece la historia de otro tiempo.

El vaho es un estado.

La carnicería es un purgatorio.

Pasea así, delicada,

ante los vinos.

Las etiquetas marcan años y lugares.

Qué límite da forma al tiempo

y al sabor,

en qué lugar del paraíso detener los pies,

callarse,

beber.

Reír al contemplar que el pavo caduca el día de tu cumpleaños.

La risa es un estado.

Vuelvo hacia el desierto que mis manos forman al oler su edad callada.

Sólo eco.

En lo alto la humedad talla figuras blandas,

vagas sombras (sombras, sombras, sombras, dijo Pepe),

que en su gesto nos observan,

nos muerden.

Viven el idioma sacro de la sal,

estigmas de un cuerpo vendido.

Una fregona, despeinada en su abandono,

soporta el grito de la puerta de emergencia.

Estoy aquí entre alcachofas y sandías,

para hacer de mi cuerpo el límite de tu sed.

Estoy aquí,

en la negra soledad del chocolate.

Lo repito.

Grito.

Deseo.

A la luz de lo visto,

un cuerpo danza y lejana suena la melodía cierta de su condena:

debe haber un diablo entre nosotros.

Este es un poema de Alberto Santamaría, un poeta español nacido en Torrelavega en 1975. Es doctor en filosofía y en su trabajo hacen apariciones estelares elementos filosóficos. Así ocurre también en su último poemario El huésped esperado, publicado por la editorial La Bella Varsovia. Poemas que beben de la vida, de la realidad del autor, y que entran en las heridas sin miedo y con contundencia. Este poemario es una recopilación de la poesía escrita por el autor entre 2004 y 2016. En paralelo a su trayectoria poética ha publicado varios ensayos relacionados con la filosofía, el arte y la cultura en general.

Goizalde Landabaso

El comictario. El perdón y la furia, de Altarriba y Keko

Hace casi tres años el guionista Antonio Altarriba y el dibujante Keko firmaron un cómic de gran impacto visual y argumento tan potente como discutible. Se titulaba Yo, asesino, y su protagonista era un profesor de Historia del Arte de la Universidad del País Vasco, un psicópata culto y estudioso que cometía sus crímenes siguiendo siempre criterios estéticos. Aquella novela gráfica, galardonada en Francia con el Gran Premio de la Crítica, destacaba sobre todo por las espléndidas ilustraciones en rotundo blanco y negro de Keko, alteradas tan sólo por el color rojo de la sangre derramada. Fue la fórmula ideal para plasmar un mundo de locura, dolor y arte, un esfuerzo creativo que dejó un profundo poso y que casi tres años después ha tenido oportunidad de reproducirse.

Oportunidad brindada ni más ni menos que por el Museo del Prado, coincidiendo con la exposición Ribera. Maestro del dibujo que ha podido verse hasta mediados de febrero en la pinacoteca madrileña. El Prado continúa así el camino que inició el año pasado, durante la gran muestra conmemorativa del quinto centenario de la muerte de El Bosco. Aprovechando ese evento el museo publicó su primer cómic, El tríptico de los encantados, una obra firmada por el gran dibujante Max. Algunos creyeron que aquello sólo era un experimento, pero la apuesta del Prado por el noveno arte es seria y en enero de este año veía la luz su segundo cómic, El perdón y la furia, la nueva obra de Altarriba y Keko en la que repiten la exitosa fórmula de Yo, asesino.

Otra vez el blanco y negro salpicado de rojo sangre, y otra vez profesores de arte a los que ronda la oscuridad. El protagonista principal de la trama es Osvaldo González, un docente obsesionado con el gran pintor José de Ribera, El Españoleto, y especialmente con su obra Las Furias, cuatro cuadros que representan con trazo maestro el martirio de cuatro personajes de la mitología clásica, Ticio, Ixión, Sísifo y Tántalo. Al profesor universitario le atormenta que un pintor religioso como Ribera haga retratos paganos, y en su afán por descubrir el secreto de esas obras cae en un abismo de crimen y locura. Un descenso a los infiernos ilustrado por Keko de forma magistral, con rostros crispados, cuerpos retorcidos y un ambiente opresivo y angustioso que anticipa el trágico y cruel final.

Merece la pena sumergirse en la lectura y en las imágenes de El Perdón y la furia, una obra que, según Miguel Falomir, el nuevo director del Museo del Prado, “confirma que el cómic es un arte con el mismo rango y prestigio que la pintura o la escultura“. No seré yo el que se lo discuta.

Iñaki Calvo

La tercera entrega de novedades de marzo de 2017

IDA HEGAZI HOYER

Perdón         (NÓRDICA)       242 páginas

Con esta novela la escritora noruega Ida Hegazi Hoyer (Olso, 1981) consiguió el Premio de Literatura de la Unión Europea 2015 al joven talento más prometedor de la Unión. La autora ha publicado tres novelas y ha ganado algunos de los galardones más importantes de su país. Perdón es una novela que habla de amor y de desamor. Cuenta la historia de dos jóvenes que se enamoran a primera vista y que rápidamente se van a vivir juntos a un apartamento. Y en los días, semanas y meses posteriores no ven a nadie más. Pero en medio de la aparente felicidad, de una felicidad desbordante, apabullante, comienzan a aparecer señales de que algo no marcha como debiera. Son pequeños signos, pequeñas rarezas. Un relato sobre la obsesión, sobre la paranoia y sobre la dictadura en el amor. Poesía nórdica.

YAA GYASI

Volver a casa       (SALAMANDRA)   379 páginas

Yaa Gyasi (Mampong, 1989) nació en Ghana, pero vive en Estados Unidos con sus padres y hermanos desde que tenía dos años. En 2009, mientras estudiaba literatura en la Universidad de Standford, obtuvo una beca de investigación y regresó durante unos meses a su país natal. Volver a casa, su primera novela, se gestó durante ese viaje. La novela arranca en el siglo XVIII y transcurre entre la costa suroccidental de África y Norteamérica. Effia y Esi son dos hermanas de sangre que nunca llegarán a conocerse. Mientras Effia es obligada a casarse con un gobernador inglés y a residir en una fortaleza junto a la costa, Esi es capturada y enviada como esclava al sur de los Estados Unidos. La novela cuenta la historia de las dos ramas de la familia desde ese momento hasta nuestros días. Ha sido saludada como una obra maestra.

JOAQUÍN BERGES

Una sola palabra   (TUSQUETS)  430 páginas

Cambio de registro total y absoluto del escritor aragonés Joaquín Berges (Zaragoza, 1965), un autor con el que nos hemos reído mucho en novelas como Vive como puedas, Un estado del malestar y Nadie es perfecto.  En Una sola palabra cuenta la historia de Celia que intenta volver a la normalidad tras haber estado en coma por culpa de un ictus. El problema es que sufre amnesia selectiva y solo recuerda partes de su pasado, curiosamente los más plácidos. Celia es una periodista divorciada, con dos hijos, una nieta y un perro fiel. Con la ayuda de su hija Paula irá viajando por los lugares que marcaron su vida, su casa en la playa, Zaragoza, el pueblo de su infancia o París, donde sabe que fue feliz. Y la duda surgirá, ¿y si los vacíos de memoria estuvieran ligados a acontecimientos desgraciados de su vida? Un libro conmovedor.

DANIEL NESQUENS

Hasta (casi) 50 nombres     (ANAYA)  126 páginas

Daniel Nesquens (Zaragoza, 1967) es un escritor especializado en literatura infantil. Entre otros galardones, ha obtenido cuatro menciones especiales White Raven desde 2002 a 2007 por Hasta (casi) cien bichos; Una nube, 6-colores y Mi familia. En 2010 se le concedió el VII Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil por El hombre con el pelo revuelto y en 2011 ganó con Mi Vecino de Abajo el Premio Barco de Vapor. Hasta (casi) 50 nombres, hermosamente ilustrado por Alberto Gamón, es una especie de bestiario de nombres propios que juega con las referencias claras u ocultas de los nombres de los protagonistas, nombres que tienen en común su rareza, porque casi ya no se utilizan ahora para bautizar a los nuevos niños y niñas. Un ejercicio literario divertido y sugerente, y con múltiples lecturas.

TANSY E. HOSKINS

Manual anticapitalista de la moda  (TXALAPARTA)  353 páginas

Tansy E. Hoskins es una activista inglesa que ha trabajado en las organizaciones contra la guerra y contra las armas nucleares. Es una analista marxista que ha llevado su análisis ahora hasta el mundo de la moda, una de las manifestaciones más devastadoras del sistema capitalista: talleres y fábricas donde se explota a trabajadores, trabajo infantil prohibido sobre el que se hace la vista gorda, devastación medioambiental cada vez más extendida, racismo incuestionable, alienación, modelos menores de edad usadas para promocionar tallas imposibles… Un negocio que mueve más de un billón de euros al año y que controlan, un 60%, tan solo treinta y cinco marcas en todo el mundo.  Empresas que además son propietarias de la mayoría de las revistas que informan sobre la moda y sus movimientos. El mayor beneficio por inversión está en estas empresas: el paraíso capitalista. Y lo alabamos.

La literatura negra del director de cine Roberto Santiago

El escritor Roberto Santiago (Madrid, 1968) acaba de publicar en la editorial Planeta la novela Ana. Santiago es escritor, dramaturgo y director de cine. Ha escrito más de veinte novelas infantiles y juveniles. Entre otras, la colección Futbolísimos, que se ha convertido en la saga de literatura infantil española más vendida en los últimos años, y que ha sido traducida a varios idiomas. Ha escrito y dirigido, entre otras, las películas El penalti más largo del mundo, El club de los suicidas, Al final del camino y El sueño de Iván. En teatro ha escrito las adaptaciones de Ocho apellidos vascos, El otro lado de la cama y Perversiones sexuales en Chicago, de David Mamet. Ha participado en varias series de televisión; es profesor de la Escuela Oficial de Cine de la Comunidad de Madrid; y su cortometraje Ruleta fue el primer corto español en competir en la sección oficial del Festival de Cannes. Ana, es su primera novela para adultos. Cuenta la historia de Ana Tramel que años atrás fue una brillante penalista a la que se disputaban los mejores despachos. Un oscuro suceso en su pasado cambió su vida y ahora pasa sus días entre recursos administrativos en un mediocre bufete, ahogándose en un vaso de whisky. Pero su vida da un vuelco cuando su hermano Alejandro, con el que no habla desde hace cinco años, la llama angustiado. Ha sido detenido por el asesinato del director del Casino Gran Castilla. Ana pide ayuda a su jefa y vieja amiga, Concha. Necesita la estructura y recursos del despacho para llevar adelante una defensa en la que tiene prácticamente todo en contra. Acompañada de un peculiar equipo (un viejo investigador, una abogada novel y un becario ludópata) se enfrentará a las grandes empresas del juego. Pincha y escucha la entrevista completa.