Archivo de la categoría: relatos

Sobre los presentes abominables y los inquietantes futuros

Este fin de semana hemos recibido en Pompas de Papel a uno de los escritores vascos más populares, el vizcaíno  Jon Arretxe. Acaba de publicar Sator lokatzak-Piel de topo, la quinta entrega de la serie de novelas negras protagonizadas por el detective africano y vidente Touré. Además comentamos dos interesantes libros Bitakora kaiera una reflexión sobre el euskera batua del gran escritor y lingüista guipuzcoano Ibon Sarasola, y Los Mandabile una distopía sobre una saga familiar que ve como el sueño americano y su sociedad se derrumban de la estadounidense Lionel Shriver. Y, cómo no, tuvimos el cómic habitual, un poema, las novedades, la recuperación de un clásico, los espacios para la creación y el concurso.

Sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi. Pincha y disfruta.

Amor, desamor y otras cosas raras en los cuentos de Ali Smith

Es sorprendente el poco predicamento que tiene entre nosotros la escritora escocesa Ali Smith, a pesar de haber sido varias veces candidata al premio Nobel de Literatura y a pesar de que se han publicado en castellano dos de sus obras mayores, las novelas Hotel World y Accidental en 2004 y 2007 por la editorial Alfaguara. El hecho es que sus libros no han calado por estos lares y a pesar de que ha seguido publicando con asiduidad en la última década ninguno de sus trabajos había llegado a nuestras librerías. La sequía se ha roto ahora con la publicación por parte de la joven editorial independiente catalana Gatopardo Ediciones del volumen de relatos Amor libre.

Lo primero que hay que decir sobre este libro es que es el primero que publicó su autora, en el año 1995. Un trabajo que la dio a conocer en todo el Reino Unido y con el que ganó el premio al mejor libro publicado en Escocia ese año que concede el prestigioso Scottish Arts Council. Lo segundo que hay que señalar es que es magnífico. Se reúnen aquí doce historias aparentemente triviales que nos hablan de las relaciones personales. Pero el punto de vista es tan original, la prosa tan precisa y exenta de filigranas, y la composición de personajes tan peculiar, que enseguida nos damos cuenta de que Ali Smith tiene una forma diferente de mirar la vida y diferente de analizar los mecanismos que elaboran las telarañas de nuestras relaciones. Tiene algo que contar y sabe como contarlo. Tiene “mirada propia”.

En sus cuentos hay una sensación de malestar, de rareza, de amenaza latente. Son historias de amor y desamor, de encuentros y desencuentros, de malentendidos y suposiciones. Hay situaciones infelices y momentos de incierta felicidad. Y en algunos comportamientos, en la mayoría, asoma la luz del trastorno, de ese trastorno que no acaba de caer en la locura, pero que se transforma en manía y obsesión que puede llegar a molestar a los demás. Hay un electricista que le gusta husmear en los cajones de la ropa interior femenina de las casas en las que trabaja. Hay una pareja obsesionada con el actor River Phoenix, que acaba de morir. Hay una chica que va arrancando las páginas de los libros según las va leyendo.

Las historias de amor son historias que acontecen normalmente en el pasado y que se han transformado en recuerdos. Historias amorosas en las que las protagonistas (casi todas chicas) recuerdan sus aventuras (normalmente con otras chicas) y sus primeros escarceos sexuales. El de una chica que viaja con su amiga de siempre a Ámsterdam y acaba acostándose con ella y con una prostituta. La de otra chica que viaja con su amante a una isla italiana que fue leprosería y reflexiona sobre lo efímeras que son las relaciones. La de una mujer que recuerda cómo se enamoró de la chica rara del colegio que tocaba maravillosamente el piano. La de una fotógrafa que tiene relaciones esporádicas con otras mujeres, relaciones que duran solamente dos meses, porque para ella ese es “el tiempo que dura la pasión”.  La de una joven platónicamente enamorada de su amiga que no aguanta que ninguna otra chica se apunte a sus “planes”. O la de un hombre que se enamora perdidamente de la acomodadora de un cine.

Y luego nos encontramos con dos cuentos, dos islas argumentales en el volumen, que son francamente extraordinarios. Uno se titula Universidad y cuenta las vicisitudes de una adolescente desnortada marcada por la muerte prematura de su hermana mayor en la universidad. Y el otro, Todos los días pasan cosas increíbles, nos narra las desventuras de un hombre, productor de la BBC, que viaja desde Londres a Escocia en coche para acercarse al pueblo donde vivieron sus ancestros mientras bordea la locura en medio de una crisis personal. Lo dicho, dos cuentos magistrales.

Amor libre, el volumen de cuentos que esperemos sirva para que muchos se acerquen a la obra de una escritora fascinante, la escocesa Ali Smith.

Enrique Martín

El concurso de Pompas del 6 de mayo de 2017

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodríguez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La digital es pompas@eitb.eus y la postal “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El último libro buscado era El progreso del amor de la escritora canadiense Alice Munro. Los ganadores de los lotes de libros han sido Arantza Etxebarria, Yosune Lasa y Sorkunde Abaunza. Ya tenéis un nuevo enigma. Pincha y suerte.

Del libro digital al libro de papel, el mundo del revés

Este pasado fin de semana charlamos en Pompas de Papel con Javier Castillo, un escritor andaluz que decidió publicar su primera novela, El día que se perdió la cordura, en formato digital porque nadie se la quiso comprar, y vendió cuarenta mil ejemplares. Ahora le ha contratado una gran editorial para publicarle en papel. También comentamos dos libros de dos autores de gran calidad: del guatemalteco Eduardo Halfon reseñamos la novela breve Saturno y de la escocesa Ali Smith el volumen de relatos Amor libre. Así mismo tendremos tiempo para el cómic, un poema, las novedades, los espacios para la creación y el concurso.

Sa´bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi.   Pincha y disfruta del programa.

Raymond Carver en los relatos de Juan Luis Zabala

Ospa, que se presenta con una atractiva portada hecha por Lander Garro, es la nueva colección de cuentos, la quinta ya, del periodista y escritor Juan Luis Zabala. Los relatos han sido escritos durante los últimos diez años y funcionan de forma autónoma, aunque hay cierta personalidad y cierto estilo común en ellos. Tal y como ha señalado el propio Zabala, en muchas de las historias está presente el tema de la huida. Hay personajes, como el protagonista del cuento que da título al libro, que quieren huir de todo; y otros, como el ciclista aficionado que lo abre, que solo pretende ir cada día más lejos. Además, en muchos relatos -en varios de los que mejor funcionan-nos encontramos ante una forma vicaria de trasladar los hechos: un marido le cuenta una historia a su mujer, un viejo fascista quiere contar su vida a un joven para dar a conocer sus razones, un periodista accede a un material que querría convertir en novela… De todas formas, Zabala también emplea el narrador protagonista.

Pero hay más elementos en común: varios relatos, como Gola Galkargo, Margolari ohia, Ipuinik onena y Sandraren baratza son abiertamente iconoclastas. En el último citado, la protagonista quiere -debido a una serie de razones- destruir las esculturas públicas de su ciudad, un afán que incluye ir contra las obras de Oteiza y Chillida. “Ba al da eskultura publiko bat baino gauza bakarti eta tristeagorik?”, se pregunta la protagonista. Y no podemos evitar sonreír. No es que Ospa sea un libro de humor, ni mucho menos, pero la ironía está muy presente. Y esa retranca, ese toque, una especie de visión descreída, se advierte en los numerosos cuentos en los que se habla sobre la cultura: hay acercamientos muy personales a la literatura, el cine o la música. Y citas, como la siguiente de Karlos Linazasoro, que se adecúa muy bien al contenido de alguno de los cuentos: “Maitasunean, pasioak sumurtasunari ematen dio lekukoa; nago idazketan ere gauza bera gertatzen dela”. También encontramos muchas referencias: Wim Wenders, Julio Llamazares o Mikel Laboa, a quien rinde un sentido homenaje, se convierten, en estas páginas, en personajes.  Además, el propio proceso creativo juega también un papel porque varias de estas veintitrés historias, como Hiru aste Win Wendersekin, Ohol gaztelua, Idazlea eta deabrua hablan de proyectos que nunca se materializaron. Por tanto, los relatos que giran en torno a algo que podríamos llamar cultura conforman un bloque identificable. Por otro lado, hay muchos textos relacionados con la familia y la pareja. Por citar algunos: Pepsi bat Sendavivan, Camping Río Purón o Zientzia fikzioa (quizás el más emotivo).

Tanto en la forma como el contenido, estos cuentos pueden emparentarse con la moderna escuela norteamericana, y resuenan por ejemplo ecos de Raymond Carver. No encontraremos en estas páginas finales redondos (aunque Ospa, por ejemplo, sí sorprende) y se juega con la elipsis. Además, los textos, si bien tienen puntos de partida muy originales, son un reflejo de la cotidianidad. El trabajo, (pongamos el de periodista) una afición (pongamos el ciclismo), la familia (casi cualquiera), las relaciones personales crean un conjunto en el que destacan la frustración, el paso del tiempo, las modestas victorias y las derrotas, algo más sonoras, que se enquistan en eso que llamamos “el día a día”.

Txani Rodríguez

El Agujero Negro. Primera vez

La primera vez que vi una foto de los Beatles me parecieron unos idiotas. ¿Por qué llevaban ese pelo tan largo? Años después yo mismo lo llevaba, más largo si cabe…

La primera vez que vi a la Lucia Bose con el pelo azul me pareció una estúpida. ¿A quien quería epatar con eso? Años después veo a montones de señoras con el pelo de colores y me hace gracia. Yo mismo me lo voy a pintar de azul.

La primera vez que vi a alguien hablar por un móvil, me pareció gilipollas. Ya ves, ahora yo mismo voy por la calle hablando con un auricular.

Hoy he visto porno en Internet por primera vez y era algo… asqueroso.

Roberto Moso

El concurso de Pompas del 29 de abril de 2017

¿Quieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy fácil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodríguez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y envíanos la respuesta a nuestra dirección. La digital es pompas@eitb.eus y la postal “Pompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013”. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El último libro buscado era Derecho natural del escritor aragonés Ignacio Martínez de Pisón. Los ganadores de los lotes de libros han sido Koldo Mendigorri, Maite Sagarzazu y Maribel Osorio. Ya tenéis un nuevo enigma. Pincha y suerte.

Del deseo de ser madre y de otros retos literarios

El pasado fin de semana hablamos en Pompas de Papel con la escritora madrileña Silvia Nanclares que acaba de publicar una novela autobiográfica titulada Quién quiere ser madre en la que habla de la urgencia de la maternidad y de  la impotencia ante una posible infertilidad.  También comentamos Ospa el esperado nuevo libro, de relatos, del guipuzcoano Juan Luis Zabala tras su celebrado Txistu eta biok, y la novela Cónclave del británico Robert Harris, una nueva incursión en los vericuetos de poder del Vaticano. Así mismo tuvimos tiempo para el cómic, un poema, las novedades, los espacios para la creación y el concurso.

Sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi.   Pincha y disfruta.

El Agujero Negro. Smart-Phone

Saqué mi teléfono del bolsillo decidido a llamar, pero entonces vi que tenía un Whatsapp. Era de mi grupo del mus, Txomin nos convocaba para jugar esa misma tarde y de paso nos enviaba el enlace a una página de noticias falsas muy divertidas. Recordé que mi hijo es muy aficionado a esas bobadas y decidí mandárselo por correo electrónico. Entonces vi que en la bandeja de entrada  tenía un mensaje urgente del curro. Me pedían un teléfono que yo tengo en la agenda… Me dirigí a buscarlo y entonces vi el aviso: era el cumpleaños de mi cuñado. Joder, volví al Whatsapp para felicitarle, que él nunca se olvida de mi cumple…

Total, que para cuando llegaron los bomberos, yo ya estaba muerto.

Roberto Moso