Archivo de la categoría: rusia

El Tocho. Historias de San Petersburgo, de Nikolái Gógol

“En el departamento ministerial de… pero será preferible que no concretemos… Para evitarnos incidentes desagradables, designaremos el departamento en cuestión, como un departamento.

As√≠, pues, en un departamento hab√≠a un funcionario. Un funcionario del que no pod√≠a decirse que tuviera nada de particular: era m√°s bien bajo, algo picado de viruelas, algo pelirrojo, a primera vista algo cegato, algo calvo, las mejillas cubiertas de arrugas y la cara de ese color que suelen presentar las personas que padecen almorranas. ¬°Qu√© se le va a hacer! La culpa era del clima de San Petersburgo‚ÄĚ.

As√≠ comienza El capote, el m√°s conocido de los cuentos que integran las Historias de San Petersburgo, de Nikolai Gogol. Este es el t√≠tulo global bajo el que se recogen cinco de los relatos m√°s c√©lebres de este escritor, ligados por el lazo com√ļn de tener como escenario a la antigua capital de la Rusia imperial. Publicados entre 1835 y 1842, varios de estos relatos son cl√°sicos de la literatura rusa y han ejercido una¬† influencia continuada en posteriores generaciones de escritores.

Empezando por el m√°s admirado, El capote refleja mejor que ning√ļn otro relato de G√≥gol esa visi√≥n melanc√≥lica y compasiva de la condici√≥n humana, aun en su versi√≥n m√°s grotesca, que se convirti√≥ en caracter√≠stica com√ļn en el acercamiento a sus personajes. La conmovedora historia de Akaki Akakievich, el modesto funcionario que muere de un enfriamiento cuando le sustraen su abrigo nuevo, comprado tras muchas privaciones, encierra una dura cr√≠tica a una sociedad fundada en la apariencia de status, y acaba mezclando el escenario realista con elementos sobrenaturales. Una mixtura entre verismo y fantas√≠a, cotidianeidad y sue√Īo, habitual en el estilo adelantado a su tiempo de Gogol, que se hace todav√≠a m√°s evidente en La nariz, el otro gran relato de esta selecci√≥n.

La fant√°stica historia del alto funcionario Kovaliov, quien descubre al despertarse por la ma√Īana que ha perdido su nariz, ofrece otra de las facetas m√°s destacadas del estilo de G√≥gol: su vena sat√≠rica, con la que se mofa de las pomposas pretensiones de sus contempor√°neos. Las atropelladas pesquisas de Kovaliov en busca de su nariz, y la aparici√≥n singular de √©sta, destilan una comicidad absurda, muy cercana a la de la literatura kafkiana y surrealista.

El Diario de un loco, es un ejemplo supremo de la capacidad de auto-observaci√≥n del autor, quien no necesit√≥ leer informes m√©dicos, y se bas√≥ √ļnicamente en sus propios s√≠ntomas para narrarnos la inquietante historia de un personaje que en su progresivo desequilibrio llega a creerse rey de Espa√Īa.

Los dos relatos restantes tienen en com√ļn ser protagonizados por pintores. El retrato, de atm√≥sfera alucinante, combina de nuevo, con sorprendente modernidad, ambientaci√≥n realista e ingredientes sobrenaturales. Y por √ļltimo, La avenida Nevski comienza siendo un homenaje a la arteria principal de la capital rusa para convertirse en la narraci√≥n de dos malsanas obsesiones er√≥ticas.

En definitiva, cinco piezas maestras que re√ļnen en un soberbio c√≥ctel todos los rasgos de estilo del autor: s√°tira, compasi√≥n, fantas√≠a y sus obsesiones recurrentes. Son las Historias de San Petersburgo de Nikol√°i G√≥gol. No se las pierdan.

Javier Aspiazu

La √ļltima entrega de novedades de septiembre de 2017

COLUM McCANN

Trece formas de mirar          (SEIX BARRAL)  245 páginas

Colum McCann (Dubl√≠n, 1965) es uno de los escritores irlandeses m√°s reconocidos y laureados dentro y fuera de su pa√≠s. Casi toda su obra ha sido traducida al castellano, las novelas Perros que cantan, A este lado de la luz, El bailar√≠n, Que el vasto mundo siga girando o Transatl√°ntico por ejemplo, y el libro de relatos Un pa√≠s donde todo debe morir. Trece formas de mirar fue considerado en 2015 uno de los libros del a√Īo tanto en Irlanda como en Estados Unidos, pa√≠s donde reside el autor. Es un volumen que re√ļne una novela corta y tres relatos, y que parte de una experiencia que tuvo el autor y que le llev√≥ al hospital, cuando intentando defender a una mujer que hab√≠a sido v√≠ctima de una agresi√≥n en la calle, fue agredido a su vez. Un libro que conmueve, arranca sonrisas y reivindica el poder sanador de la literatura.

ROBERT SEETHALER

Toda una vida                      (SALAMANDRA)  139 páginas

Esta breve novela-r√≠o, como la podr√≠a haber definido el gran Giorgio Manganelli (Centuria. Cien breves novelas-r√≠o), ha consagrado en los pa√≠ses de lengua alemana al austriaco Robert Seethaler (Viena, 1966). Tan solo en Alemania ha vendido un mill√≥n de ejemplares. Es un libro que en su brevedad cuenta toda una vida, la vida de Andreas Egger que a principios del siglo XX llega a una peque√Īa aldea perdida de los Alpes, tras ser abandonado por su madre con apenas cuatro a√Īos. All√≠ se somete a la f√©rrea disciplina de su t√≠o, granjero y ganadero, que le permitir√° sobrevivir en un mundo duro, pero hermoso, del que se vio obligado a salir para combatir en el ej√©rcito nazi contra los sovi√©ticos, que tras hacerle prisionero le tuvieron en un campo de concentraci√≥n hasta el 51. Tras la guerra llegar√° el ‚Äúprogreso‚ÄĚ al valle, el telef√©rico, la irrupci√≥n de los turistas, la transformaci√≥n de un mundo que hab√≠a permanecido inalterable durante siglos. Concisa, dura, hermosa.

AIXA DE LA CRUZ

La l√≠nea del frente¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† (SALTO DE P√ĀGINA)¬† 177 p√°ginas

Aixa de la Cruz (Bilbao, 1981) sorprendi√≥ a propios y extra√Īos al publicar su primera y alabada novela, Cuando fuimos los mejores, con tan solo 19 a√Īos. Despu√©s llegaron otra novela estimable De m√ļsica ligera y el volumen de relatos Modelos animales. Su obra corta adem√°s ha sido elegida para varias antolog√≠as. La l√≠nea del frente es una novela que se adentra en los rescoldos del conflicto vasco y del terrorismo. Sof√≠a est√° escribiendo su tesis doctoral sobre un escritor que milit√≥ en ETA y se suicid√≥ en el exilio. Ha ocupado para ello la casa de vacaciones de su familia en la localidad c√°ntabra de Laredo. All√≠ recuperar√° la relaci√≥n con un antiguo novio, Jokin, que cumple condena en la cercana prisi√≥n de El Dueso, y del que se enamora de nuevo.¬† A medida que avanza el oto√Īo, la urbanizaci√≥n se vac√≠a y la protagonista se a√≠sla. Solo se relacionar√° con el conserje, un vecino autodestructivo y el propio Jokin al que visitar√° en la c√°rcel. Sobre la identidad y las ficciones del pasado.

ARKADI Y BORIS STRUGATSKI

Mil millones de a√Īos hasta el fin del mundo

(SEXTO PISO)  168 páginas

Los hermanos Strugatski (Arkadi 1925-1991 y Boris 1933-2012) fueron los reyes indiscutibles de la ciencia-ficci√≥n de la antigua Uni√≥n Sovi√©tica. Escribieron a d√ļo m√°s de veinte novelas, que fueron grandes √©xitos en su pa√≠s y que se tradujeron a numerosas lenguas. Novelas como Qu√© dif√≠cil es ser Dios, El lunes comienza en s√°bado o Picnic extraterrestre, que fue llevada al cine por Andrei Tarkovski con el t√≠tulo de Stalker o La zona. Ahora se recupera Mil millones de a√Īos hasta el fin del mundo, publicada en 1976, una novela en clave de comedia negra que cuenta los avatares por los que pasa un matem√°tico que env√≠a a su familia de vacaciones y se queda solo en casa porque est√° a punto de hacer el descubrimiento matem√°tico del siglo. Pero empiezan a pasar cosas raras que le impiden concentrarse en su trabajo. A otros colegas les empieza a suceder lo mismo. ¬ŅEst√° en marcha una confabulaci√≥n o es una paranoia? Magn√≠fica traducci√≥n de Fernando Otero.

TIM MARSHALL

Prisioneros de la geograf√≠a¬†¬†¬†¬† (PEN√ćNSULA)¬† 351 p√°ginas

Este libro se ha convertido en una aut√©ntica sorpresa. Su autor, el brit√°nico Tim Marshall, es un reconocido periodista de informaci√≥n internacional con veinticinco a√Īos de experiencia como reportero para las cadenas Sky y BBC. Un periodista que ha recorrido todas las zonas de conflicto de Oriente Medio y Europa: Bosnia, Croacia, Kosovo, Afganist√°n, Irak, Libia, Siria e Israel. Su experiencia la vuelca en este libro en el que cuenta c√≥mo la geograf√≠a y las fronteras artificiales han sido, son y ser√°n fuentes de conflicto permanente. Con diez mapas ayuda a explicar el mundo como pocas veces se ha hecho, porque monta√Īas, r√≠os, mares y hormig√≥n se interponen entre lo que los dirigentes han querido para sus pa√≠ses y lo que han podido conseguir. De diez.

La √ļltima entrega de novedades de junio de 2017

SACHA BATTHYANY

La matanza de Rechnitz. Historia de mi familia

(SEIX BARRAL)     270 páginas

Esta novela basada en hechos reales caus√≥ sensaci√≥n en los pa√≠ses de lengua alemana el a√Īo pasado. El autor, un periodista suizo, se bas√≥ en la historia de su t√≠o abuelo el conde h√ļngaro Ivan Bahtty√°ny y de su mujer Margit von Thyssen, hija del famoso bar√≥n Thyssen (el primer bar√≥n de la saga) y hermana del coleccionista de arte y tambi√©n bar√≥n Thyssen-Bornemisza, para contar un suceso terrible. En la noche del 24 de marzo de 1945, al final de la guerra, Ivan y Margit organizaron una fiesta en su castillo austr√≠aco, cerca de la frontera h√ļngara, con los sovi√©ticos a quince kil√≥metros. Invitaron a los jefes del partido nazi y a miembros de la Gestapo y las SS. Llegado el postre, y ya completamente borrachos, los invitados encerraron a 180 prisioneros jud√≠os en un establo, repartieron armas y les mataron a tiros. Batthiany lo cuenta con sabidur√≠a y emoci√≥n. Traducci√≥n de Fernando Aramburu.

MARIASUN LANDA

Mayi y Jakes. La √ļltima balada¬†¬†¬† (EREIN)¬†¬†¬† 69 p√°ginas

Mariasun Landa (Errenteria, 1949) es la escritora vasca, junto a Bernardo Atxaga, m√°s traducida fuera de nuestras fronteras, sobre todo su obra infantil y juvenil. Ha recibido los premios Euskadi, Nacional de Literatura Infantil y Juvenil de Espa√Īa, Eusko Ikaskuntza y el Rosal√≠a de Castro. Adem√°s ha sido candidata al Premio Hans Cristian Andersen, el Nobel de la literatura infantil y juvenil. Tambi√©n ha publicado libros para adultos, entre ellos Azken balada, que se traduce ahora al castellano como Mayi y Jakes. La √ļltima balada. El libro toma como base una de las √ļltimas baladas recogidas de la tradici√≥n oral vasca, La chica que se convirti√≥ en cierva. Ram√≥n, guarda de un bosque, cuenta a la joven Maitane esta leyenda y ella ofrece una nueva interpretaci√≥n de la historia. Una narraci√≥n, rica, sugerente, tr√°gica, pero repleta de humor y que transforma la tradici√≥n en literatura actual.

NICOLAS DICKNER

Seis grados de libertad      (TXALAPARTA)   297 páginas

Nicolas Dickner (Rivi√®re-du-Loup, 1972) es quebequ√©s y escribe en franc√©s. Txalaparta lo descubri√≥ con Nikolski, una aut√©ntica obra maestra que fue un fen√≥meno literario en Canad√° y que hablaba de las casualidades de la vida y de los lazos a veces invisibles que nos unen a otras personas. Su nuevo libro Seis grados de libertad ha ganado el Premio del Gobernador General, el premio literario m√°s importante de su pa√≠s. Cuenta otra historia coral que nos habla de la globalizaci√≥n y sus desastres con un toque de humor. Los protagonistas son una joven que quiere sobrepasar los l√≠mites de la experiencia humana, un hacker que aspira a optimizar la circulaci√≥n mundial de pl√°tanos y cojines, una empleada de la Polic√≠a Montada que sue√Īa con acabar de una vez por todas con la geograf√≠a (sea esto lo que sea), un septuagenario al que se le ha ido la olla, una compradora compulsiva y bipoplar, seis periquitos y un gato. Maravillosa.

ROSA MONCAYO CAZORLA

Dog Café     (EXPEDICIONES POLARES)    173 páginas

Rosa Moncayo Cazorla (Palma de Mallorca, 1993) tiene 23 a√Īos, pero ha vivido mucho. Estudi√≥ administraci√≥n de empresas en Madrid y cumplida la veintena se fue a estudiar a Corea del Sur con una beca. Actualmente trabaja en la capital de Espa√Īa como analista de datos en una multinacional. Dog Caf√© es su primera novela. En ella cuenta la historia de V√°rez, una chica de 25 a√Īos, que tras un aborto se adentra en una espiral de consumo de f√°rmacos hipn√≥ticos y violencia disimulada. La protagonista va rememorando los escombros de su infancia y los d√≠as vividos en Se√ļl. Como dicen sus editores, una novela sobre las derrotas an√≠micas, sobre la soledad y su reivindicaci√≥n, donde las respuestas poco a poco ir√°n apareciendo. Una novela adictiva y narrada con un estilo impropio para su edad. La visualizaci√≥n de un mundo atosigante y de unos pensamientos que cre√≠amos olvidados. Hay que seguir de cerca de esta autora.

VLADIMIR NABOKOV

Opiniones contundentes     (ANAGRAMA)    370 páginas

Este libro se public√≥ originalmente en Estados Unidos en 1973, cuatro a√Īos antes de la muerte del gran Vladimir Nabokov (1899-1977. El volumen recoge entrevistas, pero tambi√©n cartas al director y m√°s de una docena de art√≠culos que nunca se hab√≠an traducido al castellano. Las entrevistas fueron concedidas despu√©s del √©xito cinematogr√°fico de la adaptaci√≥n de su novela Lolita y en ellas se repasan algunos aspectos biogr√°ficos y literarios de su personalidad, de sus rutinas como lector y como escritor, de sus filias y sus fobias. Pero donde aparece todo su ingenio es en los escritos que envi√≥ a diarios y revistas en los que hablaba mucho de literatura y de sus pasiones, entre ellas las mariposas. Las opiniones de Nabokov eran contundentes, pero nunca arbitrarias. Interesante el art√≠culo titulado Inspiraci√≥n, en el que vemos como es el proceso de nacimiento de la obra art√≠stica. Una delicia.

La guerra seg√ļn las mujeres y Svetlana Aleksievitx

El traductor de Lazkao, Iker Sancho Insausti, recibi√≥ el pasado a√Īo la beca Jokin Zaitegi que conceden la asociaci√≥n cultural¬†Arrasate Euskaldundu Dezagun de Arrasate y la editorial¬†Elkar. Ahora tenemos ya en las librer√≠as la cristalizaci√≥n de ese proyecto: la traducci√≥n al euskara de Gerrak ez du emakume aurpegirik, de la periodista Svetlana Aleksievitx que gan√≥ el Premio Nobel en 2015.

El t√≠tulo del libro nos pone ya sobre la tesis principal de la periodista: cuando se habla de la guerra, se piensa en los soldados, en hombres, pero en la II Guerra Mundial particip√≥ casi un mill√≥n de mujeres sovi√©ticas. Y no lo hicieron solo como enfermeras, m√©dicos, camilleras o telegrafistas, fueron tambi√©n francotiradoras, conductoras de tanques u oficiales. Y Svetlana Aleksievitx habl√≥ durante los a√Īos 80 -en plena censura- con algunas de ellas. Tuvo que esperar al deshielo, a la Perestrosika de Gorbachov, para poder colar, digamos, su trabajo. A pesar de todo, la censura modific√≥ bastantes pasajes. Vendi√≥ dos millones de copias. En 2002 lo reescribi√≥ para a√Īadir las partes que hab√≠an sido eliminadas, y mostrar ese relato coral en toda su crudeza y en toda su grandiosidad, lleno de dolor y de peque√Īos milagros porque como dice una de las mujeres entrevistadas, en la guerra se suceden tambi√©n los peque√Īos milagros.

La lectura es dura, va sin pa√Īos calientes, pero es conmovedora y reveladora. ‚ÄúBeti harritu izan nau xaloa eta gizartiarra den guztiareriko mesfidantza horrek; bizitzaren ordez ideal bat eta epeltasun arrutaren ordez distira hotz bat jartzeko gurari horrek‚ÄĚ, dice Nina Javkolevna que fue sargento en una √©poca en la que las unidades acorazadas apenas admit√≠an mujeres. La convivencia arrojaba momentos emotivos tambi√©n, como este que narra Olga Vasilievna: ‚ÄúLehen lerroan zeuden gizonek emakume bat lehen lerroan ikusten bazuten, aurpegiak guztiz aldatzen zitzaizkien. Emakume-ahotsaren soinuak berak eraldatzen zituen. Gau batean zemliankaren alboan eseri eta kantuan hasi nintzen isil-isilik.‚ÄĚ Dice despu√©s que pensaba que todos los hombres estaban dormidos y no la hab√≠an o√≠do, pero al d√≠a siguiente el comandante le dijo que estaban despiertos, pero que no pudieron articular palabra por la nostalgia que sintieron al escuchar la voz de una mujer.

Gerrak ez du emakume aurpegirik supone, sin duda, un acercamiento vigoroso a la obra de esta periodista tenaz, que ha buscado la voz de personas comunes para explicar la historia convulsa de su pa√≠s. La Academia Sueca la distingui√≥ por ‚Äúsu obra polif√≥nica, un monumento al sufrimiento y al coraje de nuestro tiempo‚ÄĚ. Ahora tenemos la oportunidad de escuchar esa polifon√≠a en euskara.

Txani Rodríguez

El tocho. Lady Macbeth de Mtsensk del ruso Nikol√°i S. Leskov

‚ÄúA veces aparecen en nuestra tierra tales caracteres que, por muchos a√Īos que hayan transcurrido desde que los vimos por primera vez, no es posible evocar algunos de ellos sin experimentar cierto temblor en el alma. Uno de esos caracteres fue el de Katerina Lvovna Izmailova, mujer de un comerciante, la cual protagoniz√≥ en cierta ocasi√≥n un terrible drama, a ra√≠z del cual los nobles de nuestra regi√≥n dieron en llamarla, un tanto a la ligera, la lady Macbeth del distrito de Mtsensk.

Katerina Lvovna sin ser lo que se dice una belleza, era una mujer de aspecto muy agradable‚Ķ. La casaron con uno de los comerciantes de aqu√≠: Izmailov; originario de Tuskar, en la provincia de Kursk; no se cas√≥ por amor o movida por inclinaci√≥n alguna, sino sencillamente porque Izmailov la pidi√≥ en matrimonio y ella era una muchacha pobre que no estaba en condiciones de elegir novio.‚ÄĚ

As√≠ comienza Lady Macbeth de Mtsensk de Nikol√°i S. Leskov. Este cl√°sico ruso, algo olvidado en la actualidad, es reivindicado, sin embargo, por algunos de los mayores nombres de la literatura rusa, como Tolstoi o Gorki. Viajante comercial en su juventud, Leskov se preci√≥ siempre de haber recogido buena parte de sus argumentos de las tradiciones populares que conoci√≥ de primera mano. Y ese regusto de historia escuchada se aprecia tambi√©n, desde el comienzo, en esta estremecedora novela corta que hoy comentamos, la m√°s conocida de su producci√≥n. Publicada a los pocos a√Īos del inicio de su carrera literaria, en 1865, Lady Macbeth de Mtsensk cuenta una de las historias de amor m√°s tr√°gicas y violentas que se hayan narrado en cualquier √©poca.

Katerina Lvovna se aburre infinitamente con su in√ļtil vida de esposa de un pr√≥spero y nada cari√Īoso comerciante que le dobla la edad. Por ello, no puede evitar enamorarse de uno de los j√≥venes caballerizos de su hacienda, el p√≠caro y apuesto Sergei. Hasta ah√≠, parecer√≠a que estamos ante una novela m√°s de ad√ļlteras, como las que abundaron en la literatura realista del siglo XIX. Sin embargo, en √©sta, el adulterio es solo el comienzo de una historia desgarrada, en la que Katerina Lvovna, se revuelve ante su suerte con una determinaci√≥n absoluta y despiadada, de ah√≠ la alusi√≥n a Lady Macbeth, y es capaz de las mayores atrocidades por conservar el amor de Sergei. Entre ellas, el asesinato de su marido y de cualquiera que se ponga en su camino.

Adaptada recientemente al cine, con bastante acierto, la versi√≥n para la pantalla, m√°s efectista, acaba convirtiendo a esta mujer en un personaje fr√≠o y ambicioso; nada que ver con la protagonista de la novela de Leskov, que, aun estando pose√≠da por una pasi√≥n desenfrenada, es incapaz de ocasionar ning√ļn mal al objeto de su amor.

A nivel estil√≠stico, el autor hace gala de una prosa fluida, y un fino o√≠do para las expresiones y las escenas costumbristas. Y dosifica con sabidur√≠a los obst√°culos a que se enfrentan los amantes, en una apabullante escalada de crueldades hasta el amargo y s√ļbito desenlace; clausura perfecta para un relato magistral, que les propongo leer en la cuidada traducci√≥n de la Editorial Alba. Lady Macbeth de Mtsensk, de Nikol√°i S. Leskov.

Javier Aspiazu

El tocho. La felicidad conyugal, del joven Tolstoi

libro-la-felicidad-conyugal‚ÄúEst√°bamos de luto por mi madre que hab√≠a fallecido en oto√Īo, y pasamos todo el invierno solas en la aldea, Katia, Sonia y yo. Katia era una antigua amiga de la casa, una institutriz que nos hab√≠a criado a todos, y de la que yo me acordaba y a la que quer√≠a desde que tengo memoria. Sonia era mi hermana menor. Pasamos un invierno triste y l√ļgubre en nuestra vieja casa de Pokrovskoe. El tiempo era fr√≠o, ventoso y los montones de nieve eran m√°s altos a√ļn que las ventanas; √©stas casi siempre estaban congeladas y empa√Īadas, y el invierno transcurri√≥ sin que apenas fu√©ramos a ning√ļn lado. Rara vez llegaba alguien a visitarnos, y quien llegaba no aumentaba ni la alegr√≠a ni el contento en nuestra casa.‚ÄĚ

As√≠ comienza La felicidad conyugal de Le√≥n Tolstoi. Esta novela corta, publicada en 1859 cuando el autor iniciaba su treintena, es una de las primeras creaciones notables en su larga carrera. El joven Tolstoi nos ofrece en La felicidad conyugal una di√°fana exposici√≥n de la transformaci√≥n del amor, con toda la pasi√≥n y la alegr√≠a de sus inicios, en algo que podr√≠amos llamar amistad conyugal. Para ello, y este es uno de los aspectos m√°s destacables del libro, se mete en la piel de Masha, una adolescente de 17 a√Īos cuando comienza el relato, que acaba de quedarse hu√©rfana. Tolstoi consigue que la expresi√≥n de sus emociones e inquietudes resulte perfectamente natural y cre√≠ble. Masha cuenta en primera persona la historia de su relaci√≥n con su tutor y futuro marido, Sergei Mijailich, casi 20 a√Īos mayor que ella, reacio en un principio, por la diferencia de edad y de experiencias en la vida, a la atracci√≥n que comienza a sentir.

Como siempre, Tolstoi ofrece descripciones espl√©ndidas de la naturaleza y las labores del campo, en este caso la siega del trigo, convertida en tel√≥n de fondo del enamoramiento. Pero sin duda, lo m√°s sobresaliente de la novela es el profundo conocimiento de los sentimientos que demuestra el autor cuando narra el progresivo deterioro del amor: en la estrecha uni√≥n con su marido, hay un √°mbito que Masha no comparte con Sergei, las labores de administraci√≥n de las tierras que √©ste posee. Eso le hace sentirse excluida, y que su vida dom√©stica le parezca in√ļtil y aburrida. La soluci√≥n pasa por dejar la aldea y acudir a Petersburgo, donde Masha conocer√° los salones cortesanos y las relaciones mundanas, algo que Sergei desprecia. A partir de ah√≠ los malentendidos se suceden, los silencios entre ambos se convierten en atribuciones err√≥neas y en ofensas, y de la fusi√≥n amorosa inicial pasar√°n a una convivencia amistosa sustentada en los hijos y el recuerdo del pasado, un proceso que Tolstoi considera irreversible.

Ediciones Acantilado publicó en 2012 la traducción más reciente de este bello y amargo relato. Si quieren disfrutar con la clarividencia del joven Tolstoi, y saber por qué las relaciones amorosas se van convirtiendo en otra cosa con el tiempo, no duden en leer La felicidad conyugal.

Javier Aspiazu

El Tocho. El cazador Turguéniev

LIBRO Del √°lbum de un cazador‚ÄúFue en Oto√Īo. Llevaba varias horas vagando por los campos con mi escopeta y probablemente no habr√≠a regresado hasta el crep√ļsculo a la posada de la carretera de Kursk donde me esperaba mi troika, si una lluvia extraordinariamente fina y helada, que me hab√≠a acechado desde principios de la ma√Īana, fraccionada y sin piedad como una vieja solterona quejica, no me hubiera obligado al fin a buscar alg√ļn asilo cercano para resguardarme. Considerando en qu√© direcci√≥n ir, mis ojos tropezaron con un cobertizo diminuto junto a un campo de guisantes. Me aproxim√©, ech√© un vistazo bajo el techo de paja y vi a un anciano tan decr√©pito que me hizo pensar en la cabra moribunda que Robinson Crusoe se encuentra en una de las cuevas de la isla‚ÄĚ.

As√≠ comienza uno de los relatos que integran Del √°lbum de un cazador de Iv√°n Turgu√©niev. La primera de las obras importantes del autor ruso, maestro de la literatura realista en su pa√≠s junto a Dostoievski y Tolstoi, puede encontrarse tambi√©n traducida con el t√≠tulo m√°s escueto de¬† Relatos ‚Äďo apuntes- de un cazador. Aunque empez√≥ a publicarlos en la revista El contempor√°neo en 1847, no aparecieron en forma de libro hasta cinco a√Īos despu√©s.

Las descripciones de la naturaleza, l√≠ricas, coloristas e ingeniosas, como demuestra el p√°rrafo que hemos le√≠do al comienzo, constituyen el lado m√°s est√©tico y optimista de este libro, que deja en general una impresi√≥n desoladora de la sociedad rural rusa de mediados del siglo XIX. Las excursiones como cazador del joven Turgu√©niev son el hilo conductor de la obra, y le sirven al autor para presentarnos en encuentros azarosos por el campo, a los m√°s diversos personajes, protagonistas de los diversos relatos, desde arist√≥cratas hasta vagabundos, pasando por peque√Īos propietarios que han comprado su libertad, siervos apaleados, campesinas enamoradas de sus amos, terratenientes empobrecidos e incluso hombres ‚Äúsantos‚ÄĚ, como el enano Kasi√°n.

Aunque el tono es siempre neutro y no hay juicios de valor, la perspectiva del liberal Turgu√©niev, que inici√≥ la redacci√≥n de estos cuentos al poco de su vuelta de Alemania, es decididamente cr√≠tica, y casi nadie se libra de ella. No es solo que los terratenientes de su pa√≠s, due√Īos de almas y haciendas, sean crueles y caprichosos, sino que sus funcionarios, los intendentes, son brutales y corruptos, los campesinos, fatalistas y resignados a su esclavitud, y las clases instruidas, neur√≥ticas e incapaces, como prueba el personaje principal de unos de los √ļltimos cuentos, el titulado Un Hamlet del distrito de Chigorski.

Tras la publicación de los Relatos de un cazador, Turguéniev fue detenido y sometido a arresto domiciliario durante dieciocho meses. Pero a la larga, la repercusión social de estos relatos fue enorme y pudieron influir en la decisión del zar Alejandro II de abolir la servidumbre en 1861. Tolstoi los consideró lo mejor que escribiera Turguéniev, autor también de novelas célebres como En vísperas o Padres e hijos.

La edición más reciente de estos cuentos en castellano, perfecta si no contuviera varias erratas, es la que publicó El Aleph en 2011 con el título: Del álbum de un cazador, de Iván Turgueniev.

Javier Aspiazu

La tercera entrega de las novedades de mayo de 2016

LIBRO Obra muertaJOS√Č LUIS DE JUAN

Obra muerta                                   (MINÚSCULA)       108 páginas

El prestigio literario de Jos√© Luis de Juan (Palma de Mallorca, 1956) es un secreto a voces de la literatura espa√Īola escrita en castellano. Su fama se la ha ganado a partes iguales con sus escritos sobre viajes y con sus novelas, ocho publicadas hasta el momento, entre ellas El apicultor de Bonaparte, La mano que formula el deseo, Este latente mundo, Sobre ascuas y La llama danzante. El autor, que dedic√≥ tambi√©n un tiempo de su vida a la pintura y a la escultura, escribe adem√°s sobre libros en peri√≥dicos y revistas. Obra muerta es un curioso volumen en el que nos cuenta las reflexiones de un hombre insomne, mientras una mujer duerme a su lado. Por su cabeza pasar√°n im√°genes y personajes de otros tiempos, y sus destinos probablemente imaginados. Literatura.

KARL OVE KNAUSGARDBailando_en_la_oscuridad.indd

Bailando en la oscuridad                   (ANAGRAMA)       538 páginas

Contin√ļa la publicaci√≥n de la seis novelas en las que el autor noruego Karl Ove Knausgard (Oslo, 1968) ha ido contando la historia de su vida y que han provocado una conmoci√≥n literaria. Agrupadas bajo el lema de Mi lucha, se han publicado ya La muerte del padre, Un hombre enamorado y La isla de la infancia, que no siguen un orden cronol√≥gico. Ahora aparece Bailando en la oscuridad en la que encontramos a un Knausgard que tiene dieciocho a√Īos y que acaba de aterrizar en la peque√Īa localidad de Hafjord para trabajar como maestro. Llega con muchas expectativas, sobre todo la de tener el tiempo suficiente como para dedicarse a su pasi√≥n, la escritura. Pero pronto todo empieza a torcerse porque la libido y las ganas de juerga entran en escena. Interesante.

Proie, La_135X220IR√ąNE N√ČMIROVSKY

La presa                                          (SALAMANDRA)   220 páginas

Sigue la recuperación de la interesantísima obra literaria de la malograda escritora francesa de origen ruso Irène Némirovsky (1903-1942) que murió asesinada en el campo de exterminio nazi de Auschwitz por su condición de judía. Tras la publicación de la inolvidable Suite francesa, y su tremendo impacto, ya nada fue igual. Hasta doce libros se han traducido al castellano. El decimotercero es La presa, publicada originalmente en 1938 en una Francia acosada por la crisis y temerosa del inicio de una nueva guerra con Alemania. Cuenta la historia del ascenso y caída de un joven de origen modesto que logra casarse con la hija de un banquero. Para lograr sus objetivos no duda en sumergirse de lleno en un mundo donde las mentiras y el doble juego son moneda corriente. Notable.

ZYGMUNT MILOSZEWSKILIBRO La mitad de la verdad

La mitad de la verdad                       (ALFAGUARA)       454 páginas

La publicaci√≥n de El caso Telak supuso la consagraci√≥n del autor polaco Zymunt Miloszewski (Varsovia, 1975). Periodista y escen√≥grafo, hab√≠a publicado varios libros, una novela de terror y otra juvenil, antes de debutar en el g√©nero negro con este relato en 2007. En √©l nos presentaba al fiscal Teodor Szaki, que mientras investigaba el asesinato de un hombre que participaba en una terapia de grupo, ve√≠a como se derrumbaba su vida personal. Ahora nos llega la segunda entrega de lo que promete convertirse en una apasionante serie. En La mitad de la verdad, el fiscal, tras poner fin a su matrimonio, pide el traslado desde la capital a una peque√Īa localidad. Y all√≠ le surge un nuevo caso, el asesinato de una mujer desangrada de acuerdo a los ritos de sacrificio jud√≠os. Promete.

LIBRO Los muchachos de zincSVETLANA ALEXI√ČVICH

Los muchachos de zinc                     (DEBATE)             330 páginas

Aqu√≠ est√° un nuevo-viejo libro de la √ļltima Premio Nobel de Literatura. La gran periodista bielorrusa Svetlana Alexi√©vich (Stanislav, 1948), la autora de La guerra no tiene rostro de mujer y Voces de Chern√≥bil, habla de las consecuencias de la guerra que la Uni√≥n Sovi√©tica mantuvo en Afganist√°n entre 1979 y 1989. En esta guerra, ahora olvidada pero que dio alas a los fundamentalistas isl√°micos, combatieron un mill√≥n de soldados sovi√©ticos. Publicado en 1990, y tachado de ‚Äútexto fantasioso lleno de injurias‚ÄĚ por las autoridades, el libro recoge testimonios de personas afectadas por la guerra: soldados y oficiales, enfermeras y prostitutas, madres e hijos de los soldados. La autora, salvo unas someras presentaciones, deja hablar a los protagonistas. El t√≠tulo hace referencia a los ata√ļdes de zinc en los que volv√≠an los muertos. Impresionante.

El tocho. El Oblómov ocioso y perezoso de Goncharov

LIBRO Obl√≥mov‚ÄúUna ma√Īana, Ilia Ilich Obl√≥mov se hallaba acostado en su cama, en su piso de la calle Gorojovaia, en cuya casa viv√≠an casi tantas personas como en una peque√Īa ciudad de provincias. Era un hombre de treinta y dos a treinta y tres a√Īos, de estatura corriente y agradable apariencia; sus ojos, de un gris oscuro, vagaban ociosamente de las paredes al techo en un vago ensue√Īo que indicaba que nada le turbaba ni inquietaba. Su actitud y los pliegues de su bata expresaban la misma beatitud que su rostro.‚ÄĚ

As√≠ comienza Oblomov, la novela m√°s conocida del escritor ruso Iv√°n Goncharov. Cuando esta obra se publica en 1859, el tema del ‚Äúhombre superfluo‚ÄĚ, del individuo ocioso que no hace nada √ļtil con su vida, ya hab√≠a sido tratado en varias ocasiones, por Pushkin, y en especial por Turgueniev, quien acu√Ī√≥ el t√©rmino en su relato Diario de un hombre superfluo. Pero es el escritor que hoy evocamos, Goncharov, quien consigui√≥ un verdadero s√≠mbolo de la abulia rusa con este personaje: Obl√≥mov. Tan popular lleg√≥ a hacerse, que el ‚Äúoblomovismo‚ÄĚ se convirti√≥ en objeto de conversaci√≥n, y el cr√≠tico Dobroli√ļvov escribi√≥ un c√©lebre ensayo sobre el tema.

Goncharov trabaj√≥ toda su vida como funcionario, al igual que varios de sus personajes y lleg√≥ a desempe√Īar el cargo de censor-jefe durante m√°s de una d√©cada. No era partidario, por tanto, de escribir una obra cr√≠tica (el suyo era supuestamente un arte ‚Äúpuro‚ÄĚ), y sin embargo con esta novela consigue poner el foco, sin pretenderlo, en el s√≠ntoma m√°s grave de la enfermedad social de su pa√≠s: la completa inercia de la clase dirigente, una aristocracia terrateniente amparada por una estructura feudal que consagraba la esclavitud de millones de campesinos.

El ejemplo es Oblómov, hacendado absentista tanto de su lejana aldea donde posee trescientos siervos, como del ministerio petersburgués donde supuestamente trabaja. El autor describe con suave humorismo y cierta ternura las costumbres de este personaje, bueno pero en extremo indolente, a quien no atraen lo suficiente ninguno de los reclamos del mundo exterior. Servido de forma negligente por su fiel Zajar, pasa el tiempo en su habitación polvorienta, donde recibe a las visitas echado en el diván. Ha de transcurrir un tercio de la novela para que se decida a salir de casa literalmente empujado por su amigo, el alemán Stoltz. Enérgico y activo, Stoltz es el contratipo de Oblómov. Gracias a él, Oblómov conoce a Olga Ilinski, de la que se enamora, y esto parece sacarle de su pereza habitual, pero las complicaciones del matrimonio resultan insuperables para alguien tan pusilánime como Oblómov. El irónico y melancólico final de la novela es digno de este apático personaje, y merece la pena que lo descubran ustedes mismos.

Las descripciones del autor son magn√≠ficas y su cuadro de la vida rusa sumamente revelador. Goncharov presenta una escritura libre de todo juicio de valor, mostr√°ndose coherente con su aspiraci√≥n a un arte puro, y sin embargo, consigue que su protagonista resulte simp√°tico, incluso entra√Īable. De hecho, pocos cl√°sicos rusos son recordados de forma tan grata, como este, que encontrar√°n en Alba editorial: Obl√≥mov, de Iv√°n Goncharov.

Javier Aspiazu

La segunda entrega de novedades de diciembre de 2015

LIBRO Al final de todoDAVID BERGELSON

Al final de todo                                 (XORDICA)     396 páginas

Este libro es una joya, una de las obras cumbres de la literatura yiddish. Su autor, David Bergelson (Kiev, 1884-Mosc√ļ, 1952), no es tan popular como Isaac Bashevis Singer, pero goza de un gran prestigio. Bergelson, huy√≥ de Berl√≠n, donde residi√≥ durante doce a√Īos, por el acoso de los nazis y se aposent√≥ en Mosc√ļ entusiasmado por el ideario comunista. Perdi√≥ la vida en una de las purgas de Stalin contra los ‚Äúcosmopolitas desarraigados‚ÄĚ. Traducida directamente del yiddish al castellano, se dice de Al final de todo que es la Madame Bovary de la literatura hebrea. Cuenta la historia de Mirel Hurvits, una bella, inteligente y sensible mujer jud√≠a que se debate entre la tradici√≥n y la modernidad y que es obligada a casarse en un matrimonio de conveniencia. Extraordinaria.

ANDREA CAMILLERILIBRO Mujeres

Mujeres                                    (SALAMANDRA)     201 páginas

Como dice el Andrea Camilleri (Porto Empedocle, 1925), en un peque√Īo ep√≠logo a este volumen, ‚Äúeste libro es un cat√°logo parcial de mujeres que han existido realmente a lo largo de la Historia o que han sido creadas por la literatura, as√≠ como de algunas a las que he conocido y de otras de las que me han hablado‚ÄĚ. Son pues relatos de mujeres que nacen de un recuerdo, de un encuentro, de una historia, de una lectura. Incluso aquellos que pueden estar basados en la realidad, beben m√°s de la ficci√≥n que de recuerdos verdaderos que se han difuminado ya. Treinta y nueve ‚Äúcuentos √≠ntimos sobre la figura de la mujer‚ÄĚ que el escritor nunca pens√≥ escribir, aunque tambi√©n afirma que nunca pens√≥ que ‚Äúen Italia, en el a√Īo 2014, ser√≠a necesario aprobar una ley contra el feminicidio‚ÄĚ.

LIBRO La Dama del VeloBEGO√ĎA PRO URIARTE

La Dama del Velo y el Laurel       (TTARTTALO)      511 páginas

Bego√Īa Pro Uriarte (Iru√Īa, 1971) es una periodista apasionada por la Edad Media. Prueba de ello son los relatos que ha escrito sobre el tema, algunos con premios literarios. Esta novela es el segundo volumen de la saga La Chanson de los Infanzones, una saga que se inici√≥ con El anillo del Leal y que arrancaba cuando a la capital del reino de Navarra estaba a punto de llegar en 1177 Ricardo Coraz√≥n de Le√≥n. En esta segunda entrega encontramos al infante Sancho y a Miguel de Grez en viaje hacia Sicilia. Escoltan a Berengueda y su prometido el rey Ricardo. Convertido en hombre de confianza de Sancho, Miguel viajar√° a Chipre, Roma y Toulouse y volver√° a enfrentarse al siniestro Yenego y a encontrar el amor en una misteriosa dama de nombre Laraine. Historia y aventura.

JORGE FERN√ĀNDEZ D√ćAZLIBRO El pu√Īal

El pu√Īal¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† (DESTINO) ¬†¬†¬†¬†¬†¬†441 p√°ginas

Aunque se llame igual que el ministro del interior espa√Īol, el escritor argentino Jorge Fern√°ndez D√≠az (Buenos Aires, 1960) no tiene nada que ver con √©l. Fern√°ndez D√≠az, el argentino, es un reconocido periodista especializado en la cr√≥nica de sucesos, los reportajes de investigaci√≥n y el an√°lisis pol√≠tico. Esto le ha llevado con mucha naturalidad a la novela negra. El pu√Īal cuenta la historia de Remil, un excombatiente de las Malvinas que trabaja para los servicios secretos argentinos. Un d√≠a le asignan la protecci√≥n de una abogada espa√Īola que se halla en Buenos Aires para cerrar un negocio vin√≠cola. Una novela sobre la turbulenta relaci√≥n entre un hombre y una mujer, sobre la trastienda del poder y sobre la relaci√≥n entre el poder y el narcotr√°fico. Tremenda.

LIBRO A Bam Bam Boo Loo BaJAVIER POLO-SAIOA BURUTARAN

A Bam Bam Boo Loo Ba   (EXPEDICIONES POLARES) 135 páginas

Este es un libro que ilustra algunas de las mejores an√©cdotas de la historia del rock‚Äôn‚Äôroll desde mediados de los a√Īos sesenta hasta finales de los setenta, para algunos la ‚Äúd√©cada m√°gica‚ÄĚ, cuando una canci√≥n era algo m√°s que una canci√≥n, algo que parec√≠a que iba a cambiar el mundo. Javier Polo (Madrid, 1980) escribe las historias; Saioa Burutaran, alias Susi Quiu, (Donostia, 1986) las ilustra. Javier escribe con m√ļsica; Saioa pinta con m√ļsica. El resultado es un libro exquisito, una peque√Īa joya hermosamente editada por Expediciones Polares por la que pululan Ray Charles, Chuck Berry, Sam Cooke, The Byrds, The Beatles, James Brown, Jimi Hendrix, Neil Young, Lou Reed… la ‚Äúcr√®me de la cr√®me‚ÄĚ.