By

Galletas de carnaval decoradas

¡Plan para  un fin de semana lluvioso! Organizar un taller de galletas decoradas con tus sobrinas 🙂 Y si encima te coincide con los carnavales a la vuelta de la esquina, la temática no puede ser otra: caritas de payasos y caritas de piratas… Elaboraciones sencillas con las que comenzar en el mundo de la decoración de galletas con fondant.

Las galletas que veis son el resultado de una estupenda tarde de manualidades ….

Para hacer la  masa de galletas, os recomiendo utilizar la masa de galletas de mantequilla para decorar, que son una apuesta segura. Quedan muy ricas y son fáciles de hacer.

 

By

Tarta baloncesto

Con esta tarta, Izaro, celebró sus 10 años. Es una gran aficionada al baloncesto, así que nada mejor que una tarta relacionada con esta temática. El año pasado le hice la tarta camiseta de baloncesto con los colores de su equipo, así que este año tocaba la canasta, la pelota y ella misma encima de la tarta. Quedó muy chula, tanto por dentro como por fuera.

 

TARTA BALONCESTO

INGREDIENTES:

                            PARA EL BALÓN DE BALONCESTO:  

  • 2 masas de bizcocho de chocolate

PARA LA CANASTA:

  • 2 masas de bizcocho de chocolate
  • 1 masa de bizcocho básico de yogurt

                       RELLENOS:

DECORACIÓN:

  • Fondant de colores para la niña, balón y parte de la canasta
  • Red apta para la alimentación.

 

ELABORACIÓN DE LA PELOTA:

                Para elaborar los bizcochos de la pelota de baloncesto: (hacemos 2 veces esta masa)

*** Yo he comprobado que se necesita más de 1 masa para hacer bien la pelota, ya que hay que llenar mínimo ¾ partes del molde de media circunferencia, porque si no, no sube lo suficiente como para que, al quitarle el copete, quede la media circunferencia completa y case bien con la otra mitad y formar así una pelota perfecta.

Para corregir mi error, lo que hice fue, como en albañilería, rellenar el centro mucho, pero mucho! con frosting hasta que me quedase proporcional. Es una solución pero para salir del paso…para no tener que repetir los bizcochos. La verdad es que no las tenía todas conmigo, porque no sabía si iba a aguantar bien tanto relleno sin desmoronarse, pero ha funcionado perfectamente, ya que si metemos la bola en la nevera, el frosting se endurece y queda bien. Eso, siempre, antes de forrar con fondant. Una vez forrado, no debe ir a la nevera, con lo que la crema de mantequilla se reblandece… pero bueno, ha aguantado perfectamente.  Era la primera  vez que utilizaba esos moldes y tampoco sabía exactamente cómo se iba a comportar la masa de este bizcocho de chocolate en ellos.

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

MODO DE EMPLEO:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en los moldes con forma de circunferencia (los míos son de 15 cm. de diámetro) que habremos engrasado con mantequilla, y espolvoreado cacao.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

ELABORACIÓN DE LA CANASTA: ( Moldes de 20 cm. de diámetro y 5 cm. de altura)

En esta ocasión yo he optado por hacer 2 masas de bizcocho de chocolate (la misma receta que he utilizado para la pelota). De hecho, he multiplicado los ingredientes por 4 y he horneado todo a la vez, en una tanda, en la misma bandeja (para ahorrar tiempo y energía eléctrica).

Luego, como he visto que no me iba a quedar suficientemente alta la canasta, he hecho otro bizcocho más. Para aprovechar el horno, he elaborado la siguiente receta de bizcocho de yogurt y la masa la he distribuído en 2 moldes. Sólo he utilizado 1 de ellos para la tarta, pero el otro bizcocho lo he congelado bien envuelto para utilizar en otra ocasión.

BIZCOCHO DE YOGURT

INGREDIENTES:

  • 4 huevos
  • 4 vasos de yogurt de harina
  • 2 ½ vasos de yogurt de azúcar
  • 1 ½ vaso de yogurt de aceite de girasol
  • 1 yogurt natural
  • 40 ml. de leche
  • 1 sobre de levadura química tipo royal ( 15 gr.)
  • Ralladura de limón y esencia de vainilla

MODO DE EMPLEO:

     Se baten bien los huevos junto con el azúcar hasta que se forme una crema blanquecina y esponjosa. Se le añade la ralladura de limón y la esencia de vainilla y se continúa batiendo.

Se le añade el aceite de girasol poco a poco y se continúa batiendo. Seguidamente, se le incorpora el yogurt y la leche. Por último, se le añade la harina (previamente tamizada y mezclada con la levadura). La forma de incorporar la harina es a baja velocidad. Mezclar hasta que obtengamos una crema sin grumos.

Volcamos la masa resultante en los dos moldes y procedemos a hornear a 175º con calor abajo-aire. El horno debe estar previamente calentado. El tiempo de cocción es de unos 30 minutos, comprobamos si están hechos y sacamos en caso de que al meter una aguja en el centro, no salga nada de masa adherida a ella.

***El tema del horneado es orientativo, ya que cada horno funciona de una manera diferente. Ponerlo como hacéis habitualmente, teniendo en cuenta que con estos moldes bajos, al llevar menos masa, se hornean antes.

RELLENOS:

Para rellenar y cubrir la canasta y la pelota he empleado 1 ½ receta de frosting especial con chocolate negro. Es decir, dos capas de relleno y cubrir ligeramente la canasta y un buen relleno para la pelota y cubrirla con una capa ligera.

*** Me ha sobrado algo de frosting, pero es preferible a tener que volver a hacer más por quedarnos cortos.

**frosting de chocolate. Para elaborar el relleno de chocolate, he seguido los pasos del relleno de queso, pero a última hora, en vez de echar el queso, he echado 150 gr. de chocolate negro fondant derretido y frío. Metemos el frosting en la nevera unos 10 minutos para que se endurezcan un poquito y sea más cómodo y fácil de extender. No dejarlo mucho más tiempo porque se nos endurecería demasiado y ya no sería lo mismo.

** Ganache de chocolate. He preparado una ganache de chocolate para cubrir todo el lateral de la canasta., quería que me quedase totalmente lisa porque no quería cubrirla con fondant y lo he conseguido. Quiero decir con esto, que en la canasta solamente es de fondant la parte superior y el borde rojo.

Para la ganache, he utilizado 200 gr. de chocolate fondant y 200 ml. de nata de montar. La elaboramos de la siguiente manera: calentamos la nata hasta llevarla al punto de ebullición. Troceamos el chocolate en un cuenco  y vertemos la nata hirviendo sobre el chocolate, dejamos unos minutos y comenzamos a mover con una espátula hasta que nos quede totalmente homogénea y se haya deshecho perfectamente el chocolate. Dejamos que se enfríe durante varias horas fuera de la nevera,  para que se endurezca y adquiera la textura idónea para extender y cubrir la tarta.

Por lo tanto, la ganache hay que hacerla con suficiente antelación a su utilización.

MONTAJE DE LA TARTA

    Estas tartas de fondant son para elaborarlas en varios días y no se nos haga tan pesado ni tengamos agobios de última hora.  Por ejemplo, yo, si van figuritas de fondant las hago con mucho tiempo de antelación, 1 semana o así, ya que es conveniente para que se endurezca y seque el fondant. Además, esas figuritas es lo que más tiempo lleva y como no se ponen malas, pues se puede adelantar mucho el trabajo.

Las tartas las suelo hacer en 3 días, el primer día me dedico a los bizcochos, horneo todos los que voy a necesitar. Una vez fríos, los envuelvo bien en plástico film y dejo reposar para que se asienten y sea más fácil luego trabajar con ellos.

El segundo día hago los rellenos y  ensamblo las tartas. Dejo en la nevera para que se endurezcan y se asienten.

El último día, cubro con fondant y decoro ya que una vez que está cubierto con fondant no hay que meterla en la nevera.

En esta ocasión, para la canasta he puesto una base de bizcocho de yogurt, relleno de frosting de chocolate, otro bizcocho de chocolate, más relleno de frosting de chocolate y he cubierto con un último disco de bizcocho. Le he extendido una ligera capa de frosting por toda la tarta (una capas “sellamigas”) y  a la nevera. Al cabo de unas horas, cuando ya está endurecida esa capa. Le he cubierto con una capa de ganache de chocolate para que quede un lateral liso completamente.

En cuanto a la pelota, he rellenado con frosting de chocolate y la he cubierto con la otra media circunferencia, le he extendido una ligera capa de frosting y a la nevera a enfriar.

El día del montaje de la tarta, cubrimos con fondant de color naranja la pelota, le hacemos las líneas negras y para darle la textura de balón de baloncesto, presionamos con la punta de una boquilla que sea redonda (para hacer los circulitos). Reservamos a un lado.

Para convertir nuestra tarta en una canasta, primero cubrimos la parte superior con un disco fino de fondant de color negro. Hacemos un rulo con fondant de color rojo.

*** Para hacer la red, tenía la opción de hacer churros de fondant blanco e ir colocándolos de tal manera que simule una red. Pero se me ocurrió algo más rápido y práctico. He utilizado la red que utilizamos para hacer redondo o aleta rellena. La he cortado por un lado y me ha salido así de bien. Con lo que al ser apta para uso alimentario, pues perfecto!

Luego he colocado la pelota encima de la canasta, para ello, he montado un sistema de columnas para que no se hunda la pelota que podéis ver en el paso a paso. Y por último he colocado la muñequita encima.

By

Chiffon cake de limón

Este tipo de bizcochos son realmente adictivos. Son tan esponjosos, tan livianos que da gusto comerlos. Además, acompañados de alguna crema, un helado o cubiertos con un frosting de limón resulta un postre ligero y exquisito. A mí, tanto la versión de limón, como la de naranja, chiffon cake de naranja, me encantan.

CHIFFON CAKE DE LIMÓN

INGREDIENTES:

  • 7 huevos (separadas las yemas y las claras)
  • 2 cups de harina de repostería ( 250 gr.)
  • 1 ½ cups de azúcar (375 gr.)
  • 15 gr. de levadura química tipo royal
  • 1 cucharadita de las de té de sal (teaspoon) (5 gr.)
  • ½ cup de agua (125 ml.)
  • 1/3 cup de zumo de limón (80 ml.)
  • ½ cup de aceite de girasol (125 ml.)
  • 4 cucharaditas (teaspoon) de ralladura de limón (ralladura de 1 ó 2 limones)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Cremor tártaro o chorrito vinagre (opcional)

ELABORACIÓN:

Separamos las yemas y las claras de huevo. Deberán estar a temperatura ambiente. En un  bol mezclamos la harina tamizada, el azúcar, la levadura y la sal. Mezclamos bien todos los ingredientes secos.

Por otro lado, batimos las yemas de huevo con el aceite de girasol, el agua, el zumo de limón, la vainilla y la ralladura de limón. Una vez bien mezclados, se los añadimos a los ingredientes secos y removemos hasta que estén perfectamente unidos e integrados.

Ahora procederemos con las claras de huevo, en caso de utilizar cremor tártaro se lo añadimos a las  claras de huevo y comenzamos a batir con las varillas eléctricas, batir a media velocidad hasta lograr picos suaves. No deberán estar montadas del todo. Cuando alcanzamos ese momento, paramos y se las añadimos  a la crema anterior suavemente. Con movimientos suaves y envolventes, procurando que nos quede una masa aireada.

Volcamos la preparación en un molde de “angel food cake” de 25 cm. de diámetro. NO debemos engrasar el molde. “Cortamos la masa” con un cuchillo para eliminar las posibles bolsas-burbujas de aire que se hayan formado al echar la masa en el molde.

Procedemos a hornear en horno precalentado a 200 grados, cuando metemos el molde, en el centro del horno y sólo con la rejilla (nunca sobre la bandeja),  bajamos la temperatura a 175/180º durante 50/55 minutos, hasta comprobar que está horneado.

Cuando sacamos del horno, inmediatamente invertimos el molde sobre sus patitas y dejamos enfriar sobre 1 hora aprox.

Pasado ese tiempo, corremos un cuchillo por todo el lateral del molde para despegar el bizcocho y también por la parte central del tubo. Terminamos de enfriar sin molde sobre una rejilla y ya está listo para ser degustado.

***le sienta maravillosamente bien un frosting de limón por encima (aunque yo no se lo he puesto).

 

 

By

Tarta de queso con higos

Con esta propuesta sencilla y vistosa, quiero desearos a todos una Feliz Navidad y un próspero año nuevo. Espero que paséis unos días felices en compañía de vuestros seres queridos y que se cumplan vuestros deseos para el nuevo año.

Zorionak eta urte berri on!!!

TARTA DE QUESO E HIGOS

INGREDIENTES:  (para un molde desmontable de 26 cm.)

Base de galleta: 

  • 150 gr. de galletas (María, Digestive…)
  • 25 gr. de coco rallado
  • 75 gr. de mantequilla derretida
  • 25 gr. de azúcar

Relleno:

  • 500 gr. de queso tipo philadelphia
  • 350 ml. de leche
  • 500 ml. de nata
  • 200 gr. de azúcar
  • 9 hojas de gelatina neutra

Cubierta:

  • 1 bote de mermelada de higos (350 gr.)
  • 1 hoja de gelatina neutra
  • Granillo de almendra
  • Higos confitados
  • Láminas de pan de higo, almendra y chocolate

ELABORACIÓN:

                PARA LA BASE:

En esta ocasión, he optado por hacer una base de galleta (en mi caso, Digestive) aromatizada con coco rallado para hacerla algo diferente. La manera de elaborarla es triturando las galletas hasta convertirlas en migas (bien con un robot de cocina o bien metidas dentro de una bolsa de plástico y aplastadas con el rodillo), se juntan estas migas con el coco rallado y el azúcar y se mezclan. A continuación se vierte  la mantequilla derretida y con un tenedor se revuelve bien hasta que se humedezca toda la galleta.

De esta forma obtenemos una pasta de galleta que echaremos en la base del molde y distribuiremos homogéneamente  por toda la base, dejándola del mismo grosor. Aplastamos con una cuchara o con las manos para que se quede la pasta bien unida.

Horneamos esta base durante unos 10 minutos aprox. a 175 grados, vigilando para que no se nos queme. Una vez horneada, retiramos del horno y dejamos enfriar. Mientras tanto preparamos el relleno.

RELLENO:

                Para hacer el relleno, primeramente, deshacemos el queso en la leche al fuego con el azúcar.

Por otro lado, ponemos a rehidratar las hojas de gelatina en agua fría, las dejamos unos 10 minutos hasta que estén blandas, las escurrimos del agua y se las incorporamos a la mezcla anterior caliente (nunca hirviendo). Removemos bien hasta que están totalmente disueltas en la mezcla.

Cuando esté casi frío, añadimos la nata a medio montar y mezclamos bien. La incorporación de la nata la haremos en dos tandas, con movimientos suaves y envolventes.

MONTAJE DE LA TARTA

                Sobre la base de galleta, echamos la mezcla de queso e igualamos con la espátula. Metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca. Deberemos dejarlo un mínimo de 4 horas, aunque es recomendable dejarlo toda la noche.

Una vez que ya está endurecido el relleno, procederemos a cubrirla con la mermelada de higo. Para ello, hidratamos 1 hoja de gelatina en agua fría unos 10 minutos, calentamos la mermelada en un cazo, sin que llegue a hervir y le incorporamos la hoja de gelatina escurrida. Removemos hasta que se disuelva por completo. Retiramos del fuego.

Dejamos que se entibie la mermelada y la esparcimos por toda la superficie de la tarta. Añadimos granillo de almendra y decoramos con unos higos y con láminas de pan de higos.

***como no es temporada de higos frescos, para hacer los higos confitados, he cogido higos secos y los he puesto a cocer en un almíbar (agua con azúcar) y los he dejado cocinando un buen rato hasta que se han rehidratado.

Volvemos a meter en la nevera para que la cobertura adquiera una textura más dura. Mantenemos en la nevera hasta la  hora de servir.   

            

 

               

By

Tarta mousse de chocolate y crema de naranja

Esta tarta es un poco especial, no es demasiado azucarada, muy indicada para la gente que le guste el chocolate puro, pero, sinceramente, creo que mejora bastante añadiendo  un poco más de azúcar a la receta original.. En realidad, el chocolate que usé fue del 77 % de cacao con lo que me quedó  poco dulce. He intentado corregirla, poniéndole un chocolate fondant y algo más de azúcar, con lo que creo que ya se logra el objetivo de degustar una tarta de naranja y chocolate dulce (si te gusta la combinación naranja-choco).

La idea, tanto de la crema de naranja como de la mousse de chocolate con naranja, son del blog “Bavette gastronomia”, que tiene unas tartas preciosas y muy sofisticadas.

TARTA DE MOUSSE DE CHOCOLATE A LA NARANJA Y CREMA DE NARANJA

BASE:  plancha de bizcocho de chocolate y almendra

RELLENO: Mousse de chocolate y naranja

Crema de naranja

DECORACIÓN: Chocolate fondant derretido

BASE:

PLANCHA DE CHOCOLATE Y ALMENDRA

INGREDIENTES:

  • 65 gr. de chocolate fondant
  • 4 huevos, separadas claras y yemas
  • 125 gr. de almendra molida
  • 115 gr. de azúcar glas
  • 50 ml. de leche

ELABORACIÓN:

Por un lado, deshacemos el chocolate de cobertura, bien en el microondas o bien al baño maría. Reservamos .

Batimos las yemas con ¾ partes del azúcar hasta lograr una crema blanquecina. Añadimos el chocolate derretido y frío y mezclamos.

Incorporamos la harina de almendra y mezclamos. En este punto tendremos una masa bastante dura (para ser un bizcocho), es el momento de añadirle los 50 ml. de leche para aligerar la masa. Batimos y mezclamos hasta que obtengamos una masa más ligera.

Por otro lado, batimos las claras a punto de nieve, cuando están casi montadas, le añadimos ¼ de azúcar glas que teníamos reservado  y montamos.

Incorporamos las claras a punto de nieve a la masa de chocolate, con suavidad, movimientos envolventes, procurando no bajar la preparación.

Preparamos una plancha de 40 x 30 cm. Cubrimos con papel de hornear, forrando toda la placa y volcamos la crema en su interior. Repartimos bien por toda la superficie de la plancha y procedemos a hornear.

En horno precalentado a 200 grados, metemos la placa a media altura en el horno y bajamos a 180 grados, la tenemos unos 15 minutos aprox. con calor abajo-aire. Comprobamos que está ya horneada y si vemos que ya está, la sacamos e inmediatamente le damos la vuelta y quitamos el papel de hornear.

Dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté fría, ya está lista para ser usada.

RELLENO:

CREMA DE NARANJA:

INGREDIENTES:

  • 230 gr. de pulpa de naranja
  • 2 huevos enteros + 4 yemas
  • 70 gr. de azúcar
  • 10 gr. de harina de maíz (maicena)
  • 60 gr. de mantequilla
  • 4 gr. de gelatina (2 hojas)

ELABORACIÓN:

            Para empezar, hidratamos en agua muy fría la hoja de gelatina (4 gramos), para que se ablanden.
En un bol grande, mezclamos con unas varillas los huevos enteros  y las cuatro yemas, junto con el azúcar. Seguidamente añadimos la fécula de maíz (maicena), y removemos bien hasta que se incorpore, y no queden grumos.

Por otra parte, en una cacerola pequeña, a fuego suave, calentamos la pulpa de naranja. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego, y vertemos el líquido caliente sobre la mezcla de huevo anterior, removiendo sin parar con las varillas. Pasamos la mezcla a la misma cacerola, y cocemos a fuego muy suave hasta que espese, sin parar de remover, para que no se pegue en el fondo del cazo. Retiramos del fuego, y ponemos la crema en un bol limpio. Rápidamente le incorporamos la gelatina bien escurrida, mezclando muy bien hasta que se disuelva por completo

Cuando la crema esté a unos 40-50º C le añadimos la mantequilla blanda, y cortada en cubitos pequeños. Removemos hasta que se integre por completo. Ponemos la crema resultante en un molde rectangular  de tamaño inferior a lo que será nuestra tarta, concretamente del mismo tamaño que la plancha de bizcocho. Lo ponemos sobre un plástico film de cocina y congelamos hasta que se pueda manipular. Reservamos.

MOUSSE DE CHOCOLATE Y NARANJA

INGREDIENTES:

  • 8 de gelatina en hojas ( 4 hojas)
  • 6 yemas
  • 100 gr. de azúcar
  • 330 gr. de pulpa de naranja
  • 80 gr. de mantequilla
  • 300 gr. de chocolate de cobertura
  • 500 ml. De nata de montar

ELABORACIÓN:

            Hidratamos y escurrimos como siempre, las hojas de gelatina. En un bol, mezclamos las yemas de huevo con el azúcar, hasta que blanqueen ligeramente. En una pequeña cacerola ponemos la pulpa de naranja, y llevamos a ebullición. Retiramos del fuego, y vertemos la mitad de la pulpa de naranja caliente, sobre la mezcla de yemas, removiendo hasta obtener una consistencia homogénea.

Colamos la mezcla, sobre el resto de pulpa que tenemos en la cacerola. Cocinamos a fuego suave, hasta los 82-84º C. Removiendo constantemente. Apartamos entonces del fuego, y le incorporamos la gelatina , removiendo hasta que se disuelva por completo. Seguidamente añadimos la mantequilla, y mezclamos muy bien hasta que se integre por completo. A continuación, vertemos la crema inglesa de naranja todavía caliente, sobre el chocolate negro derretido. Removemos despacio con unas varillas, hasta que se funda por completo, y obtengamos una textura homogénea.

Seguidamente procesamos la mezcla con una batidora-túrmix, para emulsionar, y que nos quede una crema lisa y brillante. Dejamos enfriar hasta los 30º C.
Mientras tanto montaremos la nata en picos suaves, con textura cremosa. (no debe estar montada del todo). Cuando la crema de chocolate y naranja esté a 30º C, le vamos a incorporar la nata gradualmente, mezclando suavemente con una espátula de goma.

MONTAJE DE LA TARTA

            Sobre un cartón de pastelería colocamos la plancha de bizcocho, Colocamos  un aro rectangular  dejando libre un par de centímetros por todo el contorno (irá cubierto de mousse).

Ponemos una capa de mousse de chocolate y naranja, cubriendo bien los huecos y la parte superior. Encima, colocamos la crema de naranja congelada, poniéndola centrada en la tarta. Cubrimos todo con el resto de mousse de chocolate y naranja y alisamos con una espátula. Metemos al congelador y la dejamos que se congele… toda la noche como mínimo.

Para decorar, derretimos un poco de chocolate de cobertura y con un canutillo le hacemos unas lineas cruzadas y con el resto, cubrimos un poco las esquinas para que queden unos churretes (que son fáciles de hacer y quedan muy decorativos). Tiene que estar el chocolate muy fluído –recién derretido-, ya que al contacto con la tarta helada, enseguida se endurece el chocolate.

Inmediatamente pasamos la tarta a la bandeja de presentación y dejamos que se descongele a temperatura ambiente un par de horas.   

  

By

Pastel de queso

Este pastel del queso reúne todas las características que animan a cualquiera en la cocina: está muy rico, es sencillo en cuanto ingredientes, elaboración y material, y tiene un aspecto estupendo. La receta me la dió Asier, el dueño del bar-restaurante Saibimendi en San Miguel de Basauri (Bizkaia) un lugar muy acogedor en el que suelo tomar café y que ofrece este pastel, entre muchos otras cosas.

 

PASTEL DE QUESO DEL SAIBIMENDI

INGREDIENTES:

  • 1,250 l. de leche
  • 280 gr. de harina
  • 460 gr. de azúcar
  • 10 gr. de impulsor químico (tipo levadura Royal)
  • 1 brick pequeño de nata de montar o cocinar (200 ml.)
  • 200 gr. de queso de untar tipo Philadelphia
  • 5 huevos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Opcional: aroma de vainilla, limón…

ELABORACIÓN:

En un recipiente grande mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina tamizada, el azúcar y la levadura.

Añadimos los huevos y mezclamos con unas varillas manuales. Una vez bien mezclado todo, añadimos la nata líquida y seguimos mezclando. A continuación, vertemos el queso philadelphia y removemos bien hasta que esté bien integrado en la masa. Seguidamente, echamos la mantequilla a punto pomada y mezclamos también.

***Aunque nos queden unos “grumos” de mantequilla, no importa, es normal, luego con la leche tibia se disuelven.

Calentamos la leche en un cazo, solamente hasta que esté tibia, no tiene que hervir ni tampoco estar demasiado caliente. Vamos añadiendo la leche en la mezcla anterior hasta que tenemos toda la leche incorporada. Si utilizamos algún aroma, tipo vainilla, limón, canela… éste es el momento de añadírselo.

***El resultado final será una mezcla muy líquida.

Horneado:

            Primeramente prepararemos el molde donde vamos a hornear el pastel. Obligatoriamente tiene que ser un molde que NO sea desmontable, ya que la mezcla que vamos a echar es muy líquida y se nos filtraría .

Yo he repartido la masa en dos moldes altos, uno de 23 cm. y otro de 10 cm. (me caben los dos en la misma bandeja del horno) pero podéis utilizar uno más grande o reducir 1/3  las cantidades proporcionalmente.

Se engrasan con mantequilla y se espolvorea un poco de harina (con esto conseguimos 2 cosas, primero, que no se nos pegue el pastel al molde y podamos desmoldarlo sin problema y segundo, nos creará una pequeña costra que hará de  base del pastel)

Se llenan los moldes hasta las ¾ partes de su capacidad (no más, ya que si no, se nos desbordaría, porque crece en el horno, aunque luego baja).

Precalentamos el horno a 200 grados durante 12 minutos con calor arriba-abajo-aire. Pasado ese tiempo, metemos los moldes en la bandeja del horno a media altura y bajamos la temperatura a 175 grados, con calor abajo-aire, lo tenemos 1 hora aproximadamente.

En mi caso, he necesitado 1 hora y 10 minutos. A los 50 minutos, como veía que no estaba suficientemente dorado por arriba, le he subido la temperatura unos 10 grados, lo he puesto a 185 grados.

***Cada horno es un mundo, así que te aconsejo que lo hornees como suelas hacer con este tipo de pasteles, que son masas muy líquidas, tipo el pastel de arroz, pastel de nata…

***Sabremos que está horneado cuando todavía tiembla un poco cuando lo mueves, pero ves que ya no está líquido por dentro… no lo dejes horneándose hasta que esté totalmente duro, ya que este tipo de pasteles se endurecen y se asientan con el enfriado. Si lo dejas mucho tiempo en el horno, obtendremos una masa interior seca y dura y nos interesa que quede un corte limpio pero que el interior sea cremoso y suave.

***Puede parecer que es mucho tiempo de horneado, pero al ser mucha cantidad de masa, le hace falta; A mí, particularmente, me gusta que este tipo de pasteles queden altos y para que se haga bien, necesita ese tiempo.

By

Tarta de cumpleaños con guirnaldas

Esta es la tarta que le preparé a mi sobrina Uxue para que celebrara su cumpleaños con sus amigos. La decoración con guirnaldas, que tan de moda está en el mundo de la repostería creativa, es bastante sencilla de hacer, sólo hay que tener un poco de gusto a la hora de combinar colores y tratar de que te quede una composición armónica. Confeccionar la guirnalda no tiene ningún misterio, cartulinas, palitos y cuerda… El resultado, salta a la vista. Luce un montón… queda monísima…

TARTA DE CUMPLEAÑOS CON GUIRNALDAS

INGREDIENTES:

  • 2 bizcochos de chocolate
  • Frosting ligero de chocolate
  • Crema de queso con oreos
  • Trufa cocida
  • DECORACIÓN:   barquillos rellenos de chocolate

Mini nubes de colores

Guirnaldas

ELABORACIÓN:

Con 1 día de antelación se elaboran los bizcochos de chocolate,

Receta de bizcocho de chocolate especiado: (hacemos dos veces la receta) para dos moldes de 20 cm. de diámetro y 4 cm. de altura

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de “todo especias” speculoos
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm.  que habremos engrasado con mantequilla, luego cubierto la base con papel de hornear y otra vez, mantequilla.

**Es conveniente utilizar un molde que no sea desmontable, y en caso de serlo, cubrirlo bien con papel de horno en las juntas para que no se salga la masa por las juntas, ya que es bastante líquida.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

Una vez fríos, se envuelven en plástico film y se guardan en la nevera para que se asienten y se puedan dividir mejor.

También ese día, comenzamos a preparar la trufa cocida, para ello, calentamos 200 ml. de nata de montar con 50 gr. de azúcar, llevamos a ebullición, retiramos del fuego y echamos 100 gr. de chocolate de cobertura  partido en trozos pequeños. Dejamos reposar un par de minutos  y removemos hasta que esté totalmente disuelto el chocolate en la nata. Dejamos que se enfríe totalmente y metemos en la nevera por lo menos 12 horas, mejor hasta el día siguiente.

 

Al día siguiente, elaboramos un frosting ligero de chocolate, (pinchad sobre la receta para ver su elaboración) y la crema de queso con oreos.  Para elaborar la crema de queso con oreos,:

Mezclamos 125 gr. de mantequilla a punto pomada con 250 gr. de azúcar glas. Utilizamos un robot tipo Kitchen Aid o similar. Mezclamos a velocidad media hasta que tengamos una crema esponjosa, homogénea y blanquecina. Una vez que lo tenemos, vamos echando 125 gr. de queso crema tipo Philadelphia, frío de la nevera. Lo incorporamos poco a poco y mezclando a velocidad media. Cuando está bien integrado el queso, echamos las galletas Oreo desmenuzadas ( no convertidas en polvo, conviene que queden trozos para que se note luego al comer) y terminamos de mezclar. Metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca un poco. Como ½ hora.

Terminamos de preparar la trufa cocida. Sacamos de la nevera la nata chocolateada  que tenemos desde el día anterior y montamos con varillas eléctricas, como si de una nata normal se tratase. Una vez que está bien montada, reservamos en la nevera.

MONTAJE DE LA TARTA:

Dividimos los 2 bizcochos en 4 partes. Es decir, cada bizcocho en dos discos para obtener 4 en total.

Colocamos una bandeja de cartón de tamaño 1 cm. inferior al diámetro de la tarta. Ponemos un pegote de frosting  en el centro para que se adhiera el bizcocho y no se mueva. Colocamos 1 disco de bizcocho y cubrimos con el frosting de chocolate.

Encima colocamos el segundo disco de bizcocho y extendemos la mitad de la crema de queso con oreos.

Cubrimos con otro disco de bizcocho y repetimos la operación, o sea, repartimos la otra mitad de crema de queso.

Finalmente cubrimos con el cuarto y último disco de bizcocho y llevamos a la nevera durante 1 hora mínimo para que se asiente y se endurezcan las cremas.

Pasado ese tiempo, o cuando vayamos a proceder a la decoración final de la tarta, sacamos de la nevera y cubrimos tanto la parte superior como los laterales con una capa generosa de trufa cocida. Una vez que lo tenemos, vamos colocando los barquillos todo alrededor de la tarta. La trufa cocida nos hará de pegamento para que los barquillos no se caigan ni se muevan.

Encima colocamos las mini-nubes de colores y colocamos la guirnalda que hemos confeccionado con los colores de las nubes.

By

Tortitas americanas sin huevo

Hoy vengo con un rico desayuno o una merienda especial. Sencillísima receta, con ingredientes que todos tenemos en casa, rápido de elaborar (no necesitas ni reposar la masa). En un momentito tienes unas deliciosas tortitas, que harán las delicias de niños y grandes. Totalmente recomendables.

 TORTITAS AMERICANAS SIN HUEVO

INGREDIENTES:

  • 1 ¼ cup de harina de todo uso ( 160 gr.)
  • 1 cucharada sopera de levadura en polvo (tipo royal) unos 12 gr.(tablespoon)
  • 1 cucharada sopera de azúcar (tablespoon)
  • ¼ de cucharadita de las de té de sal (teaspoon)
  • 1 cup de leche (se puede usar tb. Semidesnatada ) en mi caso, entera.( 225 ml.)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de girasol (tablespoon)
  • 2 cucharadas soperas de agua (tablespoon)

ELABORACIÓN:

1.- Mezclamos en un bollos ingredientes secos, es decir,  la harina, la levadura en polvo (impulsor químico), el azúcar y la sal.

2.- Por otro lado, mezclamos los ingredientes húmedos, o sea, la leche, el aceite de girasol y el agua.

3.- Echamos los ingredientes húmedos sobre los secos y mezclamos con una varilla solamente hasta que obtengamos una mezcla suave y sin grumos. Dejamos de mezclar cuando lo tenemos.

4.- Preparamos la sartén en la que los vamos a cocinar. Para ello, la ponemos a fuego medio, para que se vaya calentando. Cuando vemos que está suficientemente caliente, la barnizamos con un trozo de mantequilla y vertemos la mezcla.

*** En mi caso, una crepera de hierro de Buyer (que quedan de fábula),  pero podéis utilizar una sartén antiadherente que sólo uséis para ese fin. Aunque yo os recomiendo, que si os gustan los crepes y tortitas y los hacéis regularmente, os hagáis con una crepera de hierro…ya que quedan genial.

5.- Conviene hacerlas todas del mismo tamaño, para ello, utilizo un cazo de servir la sopa. Lo vierto en el centro de la crepera (la misma masa se expande un poco en forma redonda), se deja 1 minutito sin tocarla, hasta que veamos que las burbujas comienzan a desaparecer y que se seca un poco la masa por los laterales.

6.- Se le da la vuelta con una espátula y se le deja otro minuto (más o menos) hasta comprobar que está ya bien hecha.

***Sólo se le da 1 vuelta a la masa. No es conveniente marear la tortita.

7.- Se saca de la crepera, se deja en un plato. Se van colocando encima una de otra para que no pierdan el calor y no se sequen. Se tapan con otro plato hondo.

***Con estas cantidades rinde para 6 tortitas de un tamaño generoso. (1 cazo sopero de masa ).

***Son ideales para cubrirlas con sirope de arce, con sirope de chocolate, caramelo, nata montada, frutas troceadas….

***La masa lleva poco azúcar ya que el dulzor viene con el acompañamiento que le hagamos. En caso de comerlas sin nada, se puede echar azúcar por encima.

***No llevan huevo,  ni mantequilla, por lo que son perfectas para personas intolerantes al huevo.

*** Me he inspirado en ésta receta de la web “foodhero.org

By

Tarta de manzana 100% manzana

Esta tarta de manzana es ideal para después de las vacaciones de verano, cuando tenemos que cuidarnos un poco para recuperar la figura después de los excesos del verano con los pescaitos fritos, los helados, las cervecitas y demás… Si “necesitas” darte un capricho dulce, sin demasiados remordimientos de conciencia, ésta es tu tarta.

La tarta es, principalmente, manzana, manzana y más manzana. No lleva demasiadas grasas (sólo 50 gramitos de ná, de mantequilla), 2 huevos, un poco de harina para ligar y si me apuras, puedes poner hasta leche desnatada (aunque la que yo he utilizado, es entera).

De sabor está buenísima, depende de la variedad de manzana que utilices, puede quedarte más ácida ( con manzanas reineta) o más dulce (golden o similar). A mí me encanta con manzana reineta que contrasta maravillosamente bien ese toque ácido con el dulce de la cobertura o la mermelada.

Se me olvidaba…. muy fácil de hacer, para gente que se está iniciando en la cocina, sólo hay que saber pelar y utilizar la batidora.

TARTA DE MANZANA 100%

INGREDIENTES:

  • 1 kg. de manzanas(para el relleno) ­­
  • 2 huevos
  • 50 gr. de mantequilla a punto pomada
  • 1 vaso de leche
  • 1 vaso de harina
  • 1 vaso de azúcar
  • ½ sobre (7 gr.)de impulsor químico (levadura tipo royal)
  • Una cucharadita de extracto de vainilla o canela en polvo (opcional pero recomendable)
  • Para la decoración:

un par de manzanas en láminas

azúcar y canela (para espolvorear) ó mermelada de melocotón o albaricoque.

***La medida del “vaso” es de 250 ml. de capacidad.

***el kg. de manzanas es limpio, es decir, pesado sin piel ni pepitas.

 

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se pelan y se les quitan las pepitas a las manzanas, hasta obtener 1 kg. de fruta. Seguidamente, se trocean en láminas y se reservan en un amplio bol.

Sin demora (para evitar la oxidación de la manzana) se vierte el resto de los ingredientes en el bol, es decir, los huevos, la mantequilla, la leche, la harina, el azúcar, la levadura y la vainilla.

Se bate con el brazo de la batidora, (también es muy eficaz utilizar la jarra trituradora –blender- , en caso de tenerla) hasta obtener un puré donde queda todo bien mezclado y triturado.

Preparamos un molde, en este caso, he utilizado uno rectangular de 25 x 18, pero puedes utilizar uno redondo de 22/24 cm, de diámetro. Lo engrasamos con mantequilla y espolvoreamos harina, retiramos el exceso de harina y volcamos la mezcla anterior en su interior.

Se cubre toda la parte superior con láminas finas de manzana, superponiendo unas encima de otras,( ya que al hornearse disminuyen el tamaño y de esta forma, no nos quedan huecos entre las láminas).Se espolvorea canela y azúcar (solamente en el caso de que utilicemos estos ingredientes. Si vamos a cubrir la superficie con mermelada, lo haremos después de horneada la tarta).

Con el horno previamente calentado, metemos el molde sobre la bandeja del horno y colocamos en el centro del horno. Lo tendremos a 180 grados durante 1 hora aprox. hasta que veamos que se ha tostado un poco la manzana de arriba y que está hecho. Es conveniente sacarla cuando está todavía un pelín blandengue en el centro, ya que se asienta después con el enfriado y cuando la metes en la nevera.

***En mi caso necesité 1 hora y 10 minutos para tenerla en ese punto, con calor abajo-aire. Pero, como siempre digo, cada horno es un mundo, habrá que adaptar temperatura y tiempo  al horno de cada uno.

***Es una tarta de manzana sin base, que se prepara muy rápidamente y es fácil de hacer.

 

By

Dulce de manzana

 

Si tenéis la suerte de que algún amigo os regala una buena cantidad de manzanas ecológicas (como ha sido mi caso), y estáis pensando qué hacer con tanta fruta… una muy buena opción es preparar un delicioso y ecológico dulce de manzana.

En esta ocasión lo he preparado al estilo tradicional, pero si tenéis el capricho de dulce de manzana y quieres preparar menos cantidad y en menos tiempo,  también puedes hacerlo con esta receta de dulce de manzana en microondas.

DULCE DE MANZANA

INGREDIENTES:

  • 3 kg. de manzana reineta pelada y sin pepitas
  • 1,5 kg. de azúcar
  • Zumo de 1 limón
  • 100 ml. de agua (opcional)

ELABORACIÓN:

               Se pelan las manzanas, se despepitan, se cortan en gajos y se ponen en un recipiente grande, donde nos quepan con holgura.

Se añade el azúcar, el zumo de limón y el agua y se enciende el fuego, se comienza a remover, para que se distribuya bien el azúcar y los líquidos con los pedazos de manzana.

***La cantidad de azúcar es variable. Yo, procuro utilizar la mínima cantidad de azúcar necesaria para que cuaje, por lo que mi proporción de mitad de azúcar por kilo de manzana, quizás tengo que mantenerla algo más de tiempo en el fuego pero me compensa, para no añadir tanta azúcar al dulce de manzana. Además, las manzanas, al contener pectina, permiten jugar un poco con la cantidad de azúcar y el cuajado.

***En cuanto al agua, pongo que es opcional porque en mi caso, al utilizar manzana reineta, no suelta tanto líquido como otra variedad de manzana (que sea más acuosa), por lo que he ayudado con un poco de agua para poder disolver el azúcar sin que se convierta en caramelo.

Se tiene a fuego medio durante un buen rato (dependerá de la cantidad de manzana que utilicemos y de la variedad), hasta  que veamos que se ha ablandado y tengamos una especie de papilla gorda, hasta que la manzana está blanda.

Una vez que tenemos la mezcla en ese punto, procedemos a pasarle la batidora de cuchillas hasta que queda totalmente batido, sin grumos.

Continuamos removiendo, a fuego medio durante 1 hora aprox.

***el tiempo es relativo, ya que dependerá de la cantidad de manzana que tengamos, a más cantidad, más tiempo.

También depende de la cantidad de líquido que tenga que evaporar y reducir y de la temperatura a la que lo cocinemos.

Por lo tanto se puede decir que estará lista cuando pongamos una cuchara de madera en el centro y se sostenga sola, o cuando saquemos una pequeña porción, la pongamos en un plato y se quede cuajada.

Una vez que lo tenemos listo, repartimos toda la mezcla entre los diferentes tuppers que tengamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente sin moverlos. Una vez fríos, se tapan y se meten en la nevera para que acaben de cuajar .