By

Chiffon cake de limón

Este tipo de bizcochos son realmente adictivos. Son tan esponjosos, tan livianos que da gusto comerlos. Además, acompañados de alguna crema, un helado o cubiertos con un frosting de limón resulta un postre ligero y exquisito. A mí, tanto la versión de limón, como la de naranja, chiffon cake de naranja, me encantan.

CHIFFON CAKE DE LIMÓN

INGREDIENTES:

  • 7 huevos (separadas las yemas y las claras)
  • 2 cups de harina de repostería ( 250 gr.)
  • 1 ½ cups de azúcar (375 gr.)
  • 15 gr. de levadura química tipo royal
  • 1 cucharadita de las de té de sal (teaspoon) (5 gr.)
  • ½ cup de agua (125 ml.)
  • 1/3 cup de zumo de limón (80 ml.)
  • ½ cup de aceite de girasol (125 ml.)
  • 4 cucharaditas (teaspoon) de ralladura de limón (ralladura de 1 ó 2 limones)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Cremor tártaro o chorrito vinagre (opcional)

ELABORACIÓN:

Separamos las yemas y las claras de huevo. Deberán estar a temperatura ambiente. En un  bol mezclamos la harina tamizada, el azúcar, la levadura y la sal. Mezclamos bien todos los ingredientes secos.

Por otro lado, batimos las yemas de huevo con el aceite de girasol, el agua, el zumo de limón, la vainilla y la ralladura de limón. Una vez bien mezclados, se los añadimos a los ingredientes secos y removemos hasta que estén perfectamente unidos e integrados.

Ahora procederemos con las claras de huevo, en caso de utilizar cremor tártaro se lo añadimos a las  claras de huevo y comenzamos a batir con las varillas eléctricas, batir a media velocidad hasta lograr picos suaves. No deberán estar montadas del todo. Cuando alcanzamos ese momento, paramos y se las añadimos  a la crema anterior suavemente. Con movimientos suaves y envolventes, procurando que nos quede una masa aireada.

Volcamos la preparación en un molde de “angel food cake” de 25 cm. de diámetro. NO debemos engrasar el molde. “Cortamos la masa” con un cuchillo para eliminar las posibles bolsas-burbujas de aire que se hayan formado al echar la masa en el molde.

Procedemos a hornear en horno precalentado a 200 grados, cuando metemos el molde, en el centro del horno y sólo con la rejilla (nunca sobre la bandeja),  bajamos la temperatura a 175/180º durante 50/55 minutos, hasta comprobar que está horneado.

Cuando sacamos del horno, inmediatamente invertimos el molde sobre sus patitas y dejamos enfriar sobre 1 hora aprox.

Pasado ese tiempo, corremos un cuchillo por todo el lateral del molde para despegar el bizcocho y también por la parte central del tubo. Terminamos de enfriar sin molde sobre una rejilla y ya está listo para ser degustado.

***le sienta maravillosamente bien un frosting de limón por encima (aunque yo no se lo he puesto).

 

 

By

Tarta mousse de chocolate y crema de naranja

Esta tarta es un poco especial, no es demasiado azucarada, muy indicada para la gente que le guste el chocolate puro, pero, sinceramente, creo que mejora bastante añadiendo  un poco más de azúcar a la receta original.. En realidad, el chocolate que usé fue del 77 % de cacao con lo que me quedó  poco dulce. He intentado corregirla, poniéndole un chocolate fondant y algo más de azúcar, con lo que creo que ya se logra el objetivo de degustar una tarta de naranja y chocolate dulce (si te gusta la combinación naranja-choco).

La idea, tanto de la crema de naranja como de la mousse de chocolate con naranja, son del blog “Bavette gastronomia”, que tiene unas tartas preciosas y muy sofisticadas.

TARTA DE MOUSSE DE CHOCOLATE A LA NARANJA Y CREMA DE NARANJA

BASE:  plancha de bizcocho de chocolate y almendra

RELLENO: Mousse de chocolate y naranja

Crema de naranja

DECORACIÓN: Chocolate fondant derretido

BASE:

PLANCHA DE CHOCOLATE Y ALMENDRA

INGREDIENTES:

  • 65 gr. de chocolate fondant
  • 4 huevos, separadas claras y yemas
  • 125 gr. de almendra molida
  • 115 gr. de azúcar glas
  • 50 ml. de leche

ELABORACIÓN:

Por un lado, deshacemos el chocolate de cobertura, bien en el microondas o bien al baño maría. Reservamos .

Batimos las yemas con ¾ partes del azúcar hasta lograr una crema blanquecina. Añadimos el chocolate derretido y frío y mezclamos.

Incorporamos la harina de almendra y mezclamos. En este punto tendremos una masa bastante dura (para ser un bizcocho), es el momento de añadirle los 50 ml. de leche para aligerar la masa. Batimos y mezclamos hasta que obtengamos una masa más ligera.

Por otro lado, batimos las claras a punto de nieve, cuando están casi montadas, le añadimos ¼ de azúcar glas que teníamos reservado  y montamos.

Incorporamos las claras a punto de nieve a la masa de chocolate, con suavidad, movimientos envolventes, procurando no bajar la preparación.

Preparamos una plancha de 40 x 30 cm. Cubrimos con papel de hornear, forrando toda la placa y volcamos la crema en su interior. Repartimos bien por toda la superficie de la plancha y procedemos a hornear.

En horno precalentado a 200 grados, metemos la placa a media altura en el horno y bajamos a 180 grados, la tenemos unos 15 minutos aprox. con calor abajo-aire. Comprobamos que está ya horneada y si vemos que ya está, la sacamos e inmediatamente le damos la vuelta y quitamos el papel de hornear.

Dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté fría, ya está lista para ser usada.

RELLENO:

CREMA DE NARANJA:

INGREDIENTES:

  • 230 gr. de pulpa de naranja
  • 2 huevos enteros + 4 yemas
  • 70 gr. de azúcar
  • 10 gr. de harina de maíz (maicena)
  • 60 gr. de mantequilla
  • 4 gr. de gelatina (2 hojas)

ELABORACIÓN:

            Para empezar, hidratamos en agua muy fría la hoja de gelatina (4 gramos), para que se ablanden.
En un bol grande, mezclamos con unas varillas los huevos enteros  y las cuatro yemas, junto con el azúcar. Seguidamente añadimos la fécula de maíz (maicena), y removemos bien hasta que se incorpore, y no queden grumos.

Por otra parte, en una cacerola pequeña, a fuego suave, calentamos la pulpa de naranja. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego, y vertemos el líquido caliente sobre la mezcla de huevo anterior, removiendo sin parar con las varillas. Pasamos la mezcla a la misma cacerola, y cocemos a fuego muy suave hasta que espese, sin parar de remover, para que no se pegue en el fondo del cazo. Retiramos del fuego, y ponemos la crema en un bol limpio. Rápidamente le incorporamos la gelatina bien escurrida, mezclando muy bien hasta que se disuelva por completo

Cuando la crema esté a unos 40-50º C le añadimos la mantequilla blanda, y cortada en cubitos pequeños. Removemos hasta que se integre por completo. Ponemos la crema resultante en un molde rectangular  de tamaño inferior a lo que será nuestra tarta, concretamente del mismo tamaño que la plancha de bizcocho. Lo ponemos sobre un plástico film de cocina y congelamos hasta que se pueda manipular. Reservamos.

MOUSSE DE CHOCOLATE Y NARANJA

INGREDIENTES:

  • 8 de gelatina en hojas ( 4 hojas)
  • 6 yemas
  • 100 gr. de azúcar
  • 330 gr. de pulpa de naranja
  • 80 gr. de mantequilla
  • 300 gr. de chocolate de cobertura
  • 500 ml. De nata de montar

ELABORACIÓN:

            Hidratamos y escurrimos como siempre, las hojas de gelatina. En un bol, mezclamos las yemas de huevo con el azúcar, hasta que blanqueen ligeramente. En una pequeña cacerola ponemos la pulpa de naranja, y llevamos a ebullición. Retiramos del fuego, y vertemos la mitad de la pulpa de naranja caliente, sobre la mezcla de yemas, removiendo hasta obtener una consistencia homogénea.

Colamos la mezcla, sobre el resto de pulpa que tenemos en la cacerola. Cocinamos a fuego suave, hasta los 82-84º C. Removiendo constantemente. Apartamos entonces del fuego, y le incorporamos la gelatina , removiendo hasta que se disuelva por completo. Seguidamente añadimos la mantequilla, y mezclamos muy bien hasta que se integre por completo. A continuación, vertemos la crema inglesa de naranja todavía caliente, sobre el chocolate negro derretido. Removemos despacio con unas varillas, hasta que se funda por completo, y obtengamos una textura homogénea.

Seguidamente procesamos la mezcla con una batidora-túrmix, para emulsionar, y que nos quede una crema lisa y brillante. Dejamos enfriar hasta los 30º C.
Mientras tanto montaremos la nata en picos suaves, con textura cremosa. (no debe estar montada del todo). Cuando la crema de chocolate y naranja esté a 30º C, le vamos a incorporar la nata gradualmente, mezclando suavemente con una espátula de goma.

MONTAJE DE LA TARTA

            Sobre un cartón de pastelería colocamos la plancha de bizcocho, Colocamos  un aro rectangular  dejando libre un par de centímetros por todo el contorno (irá cubierto de mousse).

Ponemos una capa de mousse de chocolate y naranja, cubriendo bien los huecos y la parte superior. Encima, colocamos la crema de naranja congelada, poniéndola centrada en la tarta. Cubrimos todo con el resto de mousse de chocolate y naranja y alisamos con una espátula. Metemos al congelador y la dejamos que se congele… toda la noche como mínimo.

Para decorar, derretimos un poco de chocolate de cobertura y con un canutillo le hacemos unas lineas cruzadas y con el resto, cubrimos un poco las esquinas para que queden unos churretes (que son fáciles de hacer y quedan muy decorativos). Tiene que estar el chocolate muy fluído –recién derretido-, ya que al contacto con la tarta helada, enseguida se endurece el chocolate.

Inmediatamente pasamos la tarta a la bandeja de presentación y dejamos que se descongele a temperatura ambiente un par de horas.   

  

By

Pan dulce de calabaza en panificadora

pan-dulce-de-calabaza-2

El día 24 de Noviembre se celebra en todo Estados Unidos el día de Acción de Gracias (Thanksgiving day). Aparte del típico pavo para la cena, siempre acompañan sus postres con pasteles de calabaza o de nueces pecanas. En esta ocasión, os dejo un pan dulce con calabaza y nueces, que está para chuparse los dedos, bien en el desayuno o con un cafecito de media tarde. (más bien es un bizcocho).

  Fácil de hacer, sin complicaciones y eso, unido a que lo horneamos en la panificadora… simplifica mucho su elaboración. No dejéis de probarlo, la mezcla de especias y la textura húmeda hace que sea totalmente recomendable.

PAN DULCE DE CALABAZA y NUECES EN PANIFICADORA

INGREDIENTES:

  • 100 gr. de mantequilla
  • 230 gr. de harina corriente
  • 200 gr. de azúcar (preferentemente azúcar moreno)
  • 250 gr. de puré de calabaza
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de impulsor químico (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1 pizca de sal
  • Nueces peladas para adornar la parte superior

pan-dulce-de-calabaza-1

ELABORACIÓN:

                Por un lado, tamizamos y mezclamos los ingredientes secos excepto el azúcar, es decir, la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela, la nuez moscada, el jengibre, la pimienta y la sal. Reservamos.

Por otro lado, en un bol y con varillas eléctricas ( o en un robot de cocina tipo kitchen Aid) batimos el huevo junto con  la mantequilla derretida y tibia y el puré de calabaza. Una vez que lo tenemos, le añadimos el  azúcar , el zumo de naranja y batimos de nuevo hasta que quede totalmente integrado en la masa.

Seguidamente, vertemos los ingredientes secos sobre los húmedos y mezclamos bien hasta que esté totalmente homogénea la masa.

Procedemos a engrasar la cubeta de la panificadora (sin palas) y vertemos toda la mezcla en el molde. Repartimos las nueces troceadas por toda la superficie y procedemos a hornear.

pan-dulce-de-calabaza-3

En mi panificadora, utilizo el programa 8, que solamente hornea. Tiene una duración de 1 hora y el pan sale perfectamente horneado. (en vuestra panificadora, buscad el programa que solamente haga “hornear”, ni levados, ni calentamientos ni nada).

Retiramos la cubeta de la panificadora cuando pite (indicando que ya ha pasado 1 hora), dejamos 5 minutos en la propia cubeta y seguidamente, desmoldamos sobre una rejilla. Dejamos hasta que se enfríe totalmente.

***Este pan dulce se puede hornear perfectamente en el horno, a 175 grados durante unos 50 minutos aprox.

***Yo, lo horneo en la panificadora porque me resulta muy cómodo. No hace falta precalentar ni nada y creo que el consumo de electricidad es menor que utilizando el horno.

***Ultimamente, he horneado muchos bizcochos en la panificadora, el de yogurt, el de nata… todos con excelentes resultados.

*** El resultado de este pan dulce de calabaza es extraordinario, las especias le aportan un toque buenísimo. Queda una textura húmeda, bien podríamos calificarlo como bizcocho húmedo de calabaza.

pan-dulce-de-calabaza-4

 

By

Plumcake de calabacín

plumcake-de-calabacin-4jpg

Si os tengo que recomendar un bizcocho o plumcake en esta temporada, en la que los calabacines están en su máximo esplendor, sin duda alguna es éste.

No había probado nunca a utilizar calabacín en un bizcocho, y ¡mira si he preparado bizcochos, plumcakes y demás variantes en mi vida! Pero nunca es tarde si la dicha es buena, y no me queda otra que recomendaros encarecidamente que lo prepareis. Imprescindible incorporarle las especias recomendadas (canela y nuez moscada), queda extremadamente jugoso y mullido. Además con estas cantidades nos salen 2 plumcakes de buen tamaño, ideal para desayunar durante toda la semana o para regalar, pero a mí, ya que enciendo el horno, aprovecho bien el calor y preparo de una vez 2 bizcochos.

BIZCOCHO DE CALABACÍN

INGREDIENTES:    (para 2 moldes de 30×11)

  • 500 gr. de harina
  • 1 sobre de impulsor químico (tipo levadura royal) 15 gr.
  • 500 gr. de calabacín
  • 450 gr. de azúcar
  • 300 ml. de aceite de girasol
  • 6 huevos
  • 2 cucharaditas de las de té de sal (teaspoon)
  • 4 cucharaditas de canela
  • 2 cucharaditas de nuez moscada
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • 150 gr. de frutos secos al gusto (nueces, avellanas, almendras…) en pequeños trozos. (opcional)
  • 1 chorrito de leche (como unos 100 ml.)

plumcake-de-calabacin-2jpg

ELABORACIÓN:

En primer lugar, en un bol, se pesan y tamizan los ingredientes secos, o sea, la harina, levadura, sal, las especias (canela, nuez moscada) y el bicarbonato. Se mezclan bien y se reservan.

Por otro lado, se lavan bien los calabacines y con un robot de cocina o similar se cortan en pequeñas tiras, tipo juliana, con peladura y todo. Se le añaden los frutos secos en caso de usarlos y se reserva.

En un robot de cocina o batidora de varillas, se baten los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen y aumenten el tamaño, esto nos llevará unos 5 /10 minutos (dependiendo del robot utilizado),  a continuación se le añade el aceite en forma de hilillo, y sin parar de batir hasta que terminemos con toda la cantidad de aceite.

Una vez que lo tenemos, le añadimos los ingredientes secos, poco a poco, batiendo a  baja velocidad o incluso con varillas manuales o una espátula de silicona. No castigando mucho el batido para que no se nos baje demasiado la crema.

Cuando ha desaparecido la harina en la masa, se añade el calabacín rallado y los frutos secos. Se mezcla bien para que se distribuya homogéneamente por toda la masa.

Si vemos que la masa está un poco “espesa”, se le añade el chorrito de leche, unos 100 ml. más o menos. Se mezcla y listo.

Preparamos dos moldes rectangulares de plum-cake de 30 x 11 cm. se engrasan y enharinan. A mí, particularmente, me gusta forrar los moldes con papel de horno,  ya que creo que crece la masa más homogéneamente hacia arriba una vez que está en el horno y tanto en los extremos del molde como en el centro. (para mi gusto, queda mucho mejor, más lucido y más bonito).

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba-abajo-aire durante 12/15 minutos, vertemos la mezcla en los dos moldes que tenemos preparados, colocamos los dos moldes sobre una bandeja de horno (es importante este paso, no colocarlo sobre la rejilla) ya que así protegemos triplemente  la base del plumcake ( bandeja, molde y papel de horno) y así conseguimos que no nos haga una costra gorda en la parte inferior del  bizcocho.

Cuando está el  horno precalentado, metemos la bandeja con los dos moldes en la parte central del horno, bajamos la temperatura a 175 grados y cambiamos a calor abajo-aire. Lo tenemos en el horno entre 50/60 minutos hasta que comprobamos que está bien horneado, metiendo una aguja en el centro del bizcocho y si sale limpia, sin masa adherida, significa que ya están bien cocinado los bizcochos.

Se sacan a una rejilla, se dejan en el propio molde durante 5 minutos y seguidamente, se sacan del molde y se dejan sobre la rejilla hasta que terminan de enfriarse.

plumcake-de-calabacin-5jpg

***Quedan unos bizcochos extremadamente jugosos y blanditos, debido a la humedad que desprende el calabacín.

***Por supuesto que es difícil saber que lleva calabacín entre sus ingredientes, ya que no se aprecia el  sabor a esta verdura, con lo que es ideal para los niños y personas que tienen problemas a la hora de comer verduras.

***queda un sabor muy rico a especias (a la canela y nuez moscada), se pueden añadir o quitar cantidad de especias  dependiendo del gusto personal de cada uno.

***Considero que es un bizcocho altamente nutritivo y no demasiado calórico.

plumcake-de-calabacin-1jpg

 

By

Bizcocho de calabaza y coco

bizcocho-de-calabaza-y-coco1

Ya totalmente metidos en el otoño, con las calabazas en su máximo esplendor, os enseño este otro bizcocho de calabaza, riquísimo, perfecta opción para el desayuno y la merienda. El hecho de incorporarle un poco de coco, le da una textura increible, que le aporta un toque diferente y delicioso. En casa, que somos tremendamente bizcocheros, éste ha gustado mucho, cuenta con la aprobación de toda la familia… ¡¡¡Y son muy exigentes!!! 😉

 

BIZCOCHO DE CALABAZA Y COCO
INGREDIENTES:
-250 gramos de puré de calabaza
– 4 huevos
– 1/2 taza de aceite (125 ml.)
– 2 ½  tazas de harina (325 gr.)
– 1 taza de azúcar (215 gr.)
–  ½ sobre (8 gr.) de polvo para hornear tipo levadura royal
– 1/4 taza de coco rallado
– mantequilla y harina para untar el molde

bizcocho-de-calabaza-y-coco
ELABORACIÓN:
Primeramente, hacemos el puré de calabaza, para ello, pelamos la calabaza, la troceamos y con un poco de agua la cocemos, bien en el microondas o en cazuela. Escurrimos bien y trituramos hasta obtener los 250 gr. necesarios para el bizcocho.
Por otro lado, separamos las claras de las yemas , batimos las claras a punto de nieve y reservamos
En un recipiente amplio, tamizamos la harina, el azúcar , el coco rallado y los polvos de hornear (todos los ingredientes secos). Mezclamos homogéneamente.
Batimos las yemas con el aceite, el aceite lo echamos a hilillo, como si de una mahonesa se tratase. Vertemos esta mezcla sobre el puré de calabaza ya tibio o frío y mezclamos.
Vamos incorporando progresivamente los ingredientes secos a la mezcla anterior hasta lograr una masa homogénea y uniforme.
Por último, incorporamos las claras montadas a punto de nieve con suavidad, con movimientos envolventes, procurando dejar una masa liviana, sin bajar demasiado la preparación.

bizcocho-de-calabaza-y-coco.3JPG
Echamos la mezcla resultante en un molde engrasado, (de 23 cm. aprox) y procedemos a hornear, con horno precalentado a 200º. Cuando metemos el molde en el horno, bajamos la temperatura a 170º  y horneamos durante 35/40 minutos hasta que al introducir una aguja en el centro, ésta salga sin masa adherida y esté totalmente horneado.
Una vez horneado, sacamos del horno, dejamos 5 minutos en el propio molde y después desmoldamos sobre una rejilla hasta que termine de enfriarse.

Receta inspirada en “Tortas fàciles y caseras“, adaptada a mis gustos personales.

bizcocho-de-calabaza-y-coco.2JPG

By

Bizcocho de calabaza y chocolate

bizcocho-de-calabaza-y-chocolate.2JPG

Delicioso cake de calabaza y chocolate, con un toque indiscutible de especias que nos recuerdan el invierno. Una de esas recetas de bizcocho, ideal para tomar con un té o café a media tarde.

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE

 

INGREDIENTES:

  • 2 cups de harina ( 250 gr.)
  • 2 teaspoons de polvos de hornear (tipo levadura royal) (10 gr.)
  • ½ teaspoon de bicarbonato (2´5 gr.)
  • 1 teaspoon de canela
  • ¼ teaspoon de nuez moscada
  • pizca de sal
  • 1 ½ teaspoon de jengibre
  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cup de azúcar blanquilla (200 gr.)
  • ½ cup de azúcar moreno (100 gr.)
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 1 teaspoon de extracto de vainilla (5 ml.)
  • 1 ¼ cups de puré de calabaza ( 310 gr. )
  • 1 cup de pepitas de chocolate (al gusto)

 

bizcocho-de-calabaza-y-chocolate1

ELABORACIÓN:

Preparamos un molde redondo de 20 cm. Lo engrasamos y enharinamos y reservamos.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-aire mientras preparamos el bizcocho.

Tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato, las especias y la sal. Por otro lado, en un robot tipo Kitchen Aid con el accesorio pala o bien con unas varillas eléctricas batimos la mantequilla a punto pomada junto con los dos tipos de azúcar (blanco y moreno) durante un rato hasta que se esponje y aumente el volumen.

Se añaden los huevos de uno en uno, no añadiendo el siguiente hasta que el primero esté perfectamente integrado en la masa.

Seguidamente añadimos el extracto de vainilla, reducimos la velocidad de la K.A y mezclamos el puré de calabaza que hemos preparado.

 

***para obtener el puré de calabaza, o bien horneamos la calabaza hasta que está blanda o bien en el microondas con unas cucharadas de agua, se coloca la calabaza cortada en trocitos en un recipiente apto para microondas y se tiene hasta que vemos que está cocida. También se puede hacer en un cazo con un poco de agua y al fuego.

Una vez blanda, se saca, se escurre bien del agua y se tritura con la batidora, se deja enfriar para utilizar.

Una vez añadida la calabaza en puré, la mezcla parecerá cortada, no preocuparse por ello, es normal. Se arreglará después. Ahora también a velocidad lenta, iremos añadiendo los ingredientes secos que tenemos preparados y tamizados. Se mezclará solamente hasta que estén integrados, no sobrebatir.

Añadimos el chocolate y mezclamos con una espátula para que se distribuya bien por toda la masa.

Echamos la mezcla en el molde e igualamos la parte superior con la espátula. Colocamos el molde sobre la bandeja del horno e introducimos en el horno precalentado. Bajamos la temperatura a 170º con calor abajo-aire y horneamos durante 60 ó 70 minutos hasta que al introducir una aguja en el centro, ésta salga sin masa adherida a ella. Una vez horneado, sacamos del horno, dejamos reposar unos 5 minutos en el propio molde y seguidamente, desmoldamos sobre una rejilla, donde terminará de enfriarse.

bizcocho-de-calabaza-y-chocolate.3JPG

***Se puede cubrir de azúcar glass, o dejar tal cual.

***Este cake se puede hacer también en un molde tipo Bundt cake de 12 tazas.

***Se puede añadir a la masa arándanos deshidratados, una manzana cortada en láminas finas y un puñado de nueces. (en mi caso, he optado por añadir pepitas de chocolate).

***Inspirado en una receta de Dorie Greenspan de su libro “ Baking from my home to yours “.

 

 

By

Bizcocho familiar de naranja

bizcocho-familar-de-naranja.2JPG

 

Siempre que puedo, preparo un tremendo bizcocho para tener resuelto el desayuno de la familia durante unos días. Me gusta hacerlos de gran tamaño, ya que de esta forma, aprovecho totalmente el calor del horno y lo mismo da, encenderlo para hacer un pequeño cake, como para hornear este bizcocho tamaño XXL.

Si no sois demasiados en casa, tenéis varias opciones: .- repartirlo entre los vecinos (que os lo agradecerán eternamente), congelar parte del bizcocho y sacarlo al de unas semanas (queda estupendo, como recién horneado), hacerlo reduciendo los ingredientes a la mitad,  o bien, tener solucionado el desayuno durante unos cuantos días.

Este bizcocho, al montar por separado las claras y las yemas, queda tremendamente mullido y esponjoso. Además, sube muy igualadito en el horno, alcanza una altura muy interesante (unos 7 cm.) y de sabor, pues queda riquísimo… lleva ingredientes normales y naturales, por lo que es difícil que no esté rico. Recomendable 100% una vez más.

 

BIZCOCHO FAMILIAR DE NARANJA

 

INGREDIENTES:

  • 10 huevos
  • 400 gr. de harina común
  • 75 gr. de harina de maíz (tipo Maizena)
  • 450 gr. de azúcar
  • 125 ml. de leche
  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 1 naranja (zumo y ralladura)
  • 1 sobre de impulsor químico (tipo levadura Royal) 15 gr.
  • pizca de sal

bizcocho-familar-de-naranja 4

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar separaremos las yemas y las claras de huevo. Las claras las vamos a batir con una batidora de varillas hasta ponerlas a punto de nieve. Para ello, le echamos una pizca de sal y comenzamos a batir a velocidad media. Cuando están semi-montadas se añade la mitad del azúcar ( o sea, 225 gr. ), y se continúa batiendo hasta alcanzar el punto de nieve fuerte. Reservamos.

Por otro lado, en un amplio bol, echamos las yemas, el resto del azúcar (225 gr.) la leche, el aceite, la ralladura de naranja y su zumo. Batimos con varillas hasta que esté todo bien mezclado y homogéneo.

Pesamos y tamizamos la harina común, la maizena y la levadura o impulsor. Se lo añadimos a la mezcla de yemas, mezclando con unas varillas manuales hasta que esté todo bien integrado y tengamos una mezcla homogénea.

bizcocho-familar-de-naranja.3JPG

Por último, añadimos las claras montadas a la mezcla anterior, la forma de hacerlo es en varias veces, mezclando suavemente y con una espátula de silicona, mezclando de abajo hacia arriba y con movimientos suaves y envolventes, procurando dejar una crema aireada.

Una vez que tenemos la masa preparada, la volcamos sobre el molde que tenemos preparado, deberá ser un molde rectangular de gran capacidad (30 por 40 cm.) y con una altura de 6 ó 7 cm. ya que se expande bastante en el horno.

El molde deberá engrasarse con mantequilla y harina, también se puede forrar con un papel de horno, que nos facilitará el desmoldado).

bizcocho-familar-de-naranja.1JPG

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-aire durante 15 minutos aprox. Seguidamente, introducimos el molde en la mitad del horno y bajamos la temperatura del horno a 180º con calor arriba-abajo. Dejamos durante 40/45 minutos. Comprobamos que ya está bien horneado, introduciendo una aguja en el centro, si sale limpia (sin masa adherida) quiere decir que ya está bien horneado y listo para sacar. En caso de que salga la aguja manchada, dejarla unos minutos más hasta comprobar que ya está bien horneado.

bizcocho-familar-de-naranja

Sacamos el bizcocho del horno, dejamos en el molde unos 5 minutos y después desmoldamos y colocamos sobre una rejilla para que termine de enfriarse.

bizcocho-familar-de-naranja.5JPG

By

Orange chifon cake

orange-chifon-cake-1

Este cake o bizcocho está simplemente espectacular. Pena me da, no haberlo descubierto antes, porque ya es un fijo entre mis bizcochos preferidos. El origen de este bizcocho es americano. Se elabora obligatoriamente en un molde de aluminio con chimenea central y unas patitas  que nos ayudarán a que circule el aire durante el enfriado y desmoldado. Es el mismo molde que necesitamos para hacer el Angel food Cake, asì que como ya lo tenemos, lo amortizamos doblemente (se puede hacer este chifon cake de numerosos sabores, ya os los iré enseñando).

La textura de este cake es inimaginable, lo más esponjoso y etéreo que os podais imaginar en una masa dulce. Fácil de hacer y con ingredientes normales. Tiene un intenso y delicioso sabor a naranja, se puede comer así solito (adornado con azúcar glas, por ejemplo) o bien acompañado de frutas, nata ligeramente montada… incluso se puede dividir en capas y rellenar de crema. Por cierto, queda altísimo -como a mí me gustan los bizcochos-.

Altamente recomendable, desde luego.

La fuente de inspiración, en este caso, viene del blog “the joy of baking”

 

ORANGE CHIFON CAKE ( BIZCOCHO CHIFÓN DE NARANJA)

INGREDIENTES:

  • 6 huevos “L” + 1 clara
  • 2 ¼ cups de harina floja para bizcochos (yo he puesto 250 gr. De harina normal -2 cups- y 30 gr.-1/4 cup- de harina fina de maíz, tipo Maizena)
  • 1 ½ cups de azúcar caster* ( 300 gr.)
  • 1 tablespoon de impulsor químico (tipo levadura Royal) 15 gr.
  • ½ teaspoon de sal (2`5 gr.)
  • 2 tablespoons de ralladura de naranja (2 cucharadas)
  • ½ cup de aceite de girasol (125 ml.)
  • ¾ cup de zumo de naranja (175 ml.)
  • Crémor tártaro (opcional, yo no lo uso)

orange-chifon-cake-2

*El azúcar caster es azúcar superfino (no confundir con azúcar glas), se hace triturando el azúcar corriente en una trituradora de alimentos o en el molinillo de café –todavía mejor-, hasta que queda pulverizado, obteniendo un azúcar superfino. (se disuelve mejor en la crema).

*Los huevos deberán estar a temperatura ambiente, por lo tanto, nos preocuparemos de sacarlos de la nevera con suficiente antelación para que estén a temperatura ambiente cuando vayamos a montar las claras a punto de nieve (ya que de esta forma montan mejor). Separamos las claras de las yemas, ponemos cada parte en un recipiente, cubrimos con plástico film y reservamos media hora por lo menos hasta que estén a temperatura ambiente.

*Cantidades para un molde Angel food Cake de 25 cm. ó 10 inch.

 orange-chifon-cake-4

ELABORACIÓN:

Para elaborar el orange chifon cake en primer lugar, mezclaremos la harina, el azúcar (menos ¼ de taza, que lo dejamos para montar las claras), la sal, la levadura o impulsor y la ralladura de naranja. Es conveniente utilizar un robot de cocina tipo Kitchen Aid o similar, si no, nos vale con cualquier mezclador o varilla eléctrica. Utilizamos el accesorio de pala para mezclar estos ingredientes.

Una vez que lo tenemos bien mezclado, hacemos un hueco en el centro y echaremos las yemas, el aceite, y el zumo de naranja. Batimos bien durante 1 minuto aproximadamente hasta que obtengamos una crema homogénea, hasta que esté perfectamente combinado.

orange-chifon-cake-3

Por otro lado, ponemos las claras de huevo en la Kitchen Aid con el accesorio de varillas de globo, comenzamos a montar las claras (yo, en sustitución del crémor tártaro, le echo un chorrito de vinagre o zumo de limón para que monten bien las claras). Una vez que vemos que están empezando a blanquear, se le añade el azúcar que habíamos reservado poco a poco, se aumenta la velocidad del batido y lo tenemos así hasta que forma picos. No deberán estar tampoco demasiado montadas, ni muy duras, la consistencia es que no decaigan pero tampoco sobrebatidas, que las puedas coger con la mano.

Cuando las tenemos en el punto correcto, incorporamos las claras a la preparación de yemas-harina que tenemos reservada, lo hacemos en 3 veces, con una varilla manual o una espátula, lo hacemos con suavidad, con movimientos envolventes y suaves, mezclando la masa de abajo hacia arriba, procurando que no decaiga la masa, que quede aireada y esponjosa.

Una vez que tengamos la crema lista, la echamos en el molde especial para este tipo de bizcochos, (el molde que usamos para el Angel food Cake), sin engrasar, una vez toda la masa vertida en el molde, la removemos un poco con un cuchillo o similar (para que no quede ningún hueco y nos salga homogéneo) y le damos un par de golpecitos secos contra la encimera (para eliminar las posibles burbujas de aire).

mural paso a paso

Colocamos el molde SIEMPRE sobre una rejilla en el centro del horno y procedemos a hornear: en horno precalentado previamente, tenemos el cake durante unos 55/60 minutos a 170º con calor arriba-abajo. Yo en mi caso, le pongo abajo-aire porque me hornea mejor, pero vosotros hacerlo de la manera que horneéis normalmente los bizcochos. Comprobamos que está horneado, metiendo una brocheta en el centro y si sale sin masa adherida, ya se puede sacar.

orange -chifon-cake-5

Cuando sacamos el bizcocho del horno, inmediatamente le damos la vuelta y lo dejamos enfriar así, apoyado sobre las patitas que trae el molde. Deberemos dejarlo una hora y media o dos hasta que se enfría.

Una vez frío, le damos la vuelta al molde, y con la parte de posterior de un cuchillo o una espátula, la pasamos por todo alrededor del bizcocho para despegarlo del molde. Deberemos hacer lo mismo con la parte del tubo central; Le damos la vuelta y desmoldamos. Dejamos así boca abajo sobre una rejilla, de ahí pasará al plato de presentación.

Ya está listo para ser degustado, se puede adornar con azúcar glas en la parte superior y servir con nata montada, frutas troceadas… o tal cual, está delicioso.

orange -chifon-cake-6

 

 

By

Angel food cake

angel-food-cake.6JPG

El Angel food cake es precisamente eso, un bizcocho tan suave, mullido y esponjoso que es como “comida de ángeles”, su textura es como dar un bocado a una nube. Originario de Estados Unidos, se popularizó a finales del s. XIX, convirtiéndose en un clásico de la pastelería norteamericana.

Sorprendentemente es un postre bajo en calorías, ya que el ingrediente principal son las claras de huevo montadas a punto de nieve, aromas, una pequeña porción de harina y azúcar.  Yo, concretamente, he reducido considerablemente la proporción de azúcar que utilizan en las recetas americanas (les encanta lo extradulce y todas sus recetas -para mi gusto- pecan de un exceso de azúcar), por lo que la he ajustado a mis gustos, sin detrimento del resultado final.

Eso sí, es imprescindible utilizar un molde especial para este tipo de bizcochos. Ya que tiene la peculiaridad de que no se engrasa (para que la masa suba por las paredes sin obstáculo) , tiene unas patitas para facilitar el enfriado (dentro del propio molde) y se quede  boca abajo (para que no se baje el bizcocho).

Yo lo he preparado (desde que tengo el molde) en varias ocasiones y cada vez me gusta más. Me arrepiento de no haber comprado el molde antes. Presentado con fresas, frutas del bosque, natilla, crema inglesa, nata semimontada... tenemos un postre de lujo, muy ligero, bajo en grasa, rápido y fácil de hacer. Muy, pero que muy recomendable.

 

angel-food-cake3JPG

ANGEL FOOD CAKE (para un molde de 25 cm.)
INGREDIENTES:

·        12 claras de huevo ( 1 ½ cups)

·        130 gr. de harina (1 cup)

·        300 gr. de azúcar normal (1 ½ cup)

·        2 cucharilla de las de té de extracto de vainilla (2 teaspoon)

·        ¼ de cucharilla de extracto de almendra amarga (opcional)

·        1 chorrito de zumo de limón o crémor tártaro si tenemos.

·        Pizca de sal

angel-food-cake

ELABORACIÓN
Por un lado, tamizamos la harina, la pizca de sal y el azúcar juntos (mejor tamizarlo un par de veces).

Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve; será muy conveniente utilizar unas varillas eléctricas que nos faciliten el trabajo. Le añadimos el chorrito de zumo de limón, que nos facilitará el montado de las claras. Habrá que montarlas hasta que estén bien montadas, que no decaigan, pero tampoco hasta llegar a formar picos muy, muy duros, evitar sobrebatir las claras.

Cuando las tenemos prácticamente montadas, añadimos los extractos de vainilla y de almendra (si lo utilizamos) y continuamos batiendo un poco más.

Añadimos la mezcla de harina-azúcar a las claras montadas, mezclamos con una espátula o cuchara de madera, haciéndolo con suavidad, con movimientos envolventes y delicadamente, procurando no bajar las claras.

Una vez que lo tenemos bien mezclado, echamos la masa obtenida en el molde sin engrasar ni enharinar (esto es muy importante, NO hay que engrasar el molde).

Igualamos la parte superior con una espátula y procedemos a hornear.

paso a paso 1

HORNEADO:

 

Precalentamos el horno, con calor arriba-abajo-aire a 200º durante 12/15 minutos. Seguidamente colocamos el molde del pastel sobre una rejilla de horno y colocamos en el centro del horno.

Bajamos la temperatura a 175º  con calor abajo-aire y mantenemos durante 40 minutos. Comprobamos  que se ha dorado ligeramente y que está bien horneado y lo sacamos (puede que necesite algún minuto más) .

Colocamos el molde boca abajo sobre las patitas que tiene y dejamos así hasta que se enfríe totalmente ( mínimo 1 hora).

Una vez frío, pasamos el canto de un cuchillo por todo alrededor del bizcocho para que se despegue. Quitamos el lateral del molde y después hacemos lo mismo con la base desmontable hasta desmoldar totalmente el bizcocho. Dejamos sobre una rejilla.

Una vez bien frío, cubrimos con plástico  film para conservarlo.

paso a paso 2

NOTAS:

 

  • He hecho varias pruebas con este bizcocho, añadiendo todo el azúcar en tandas a las claras,(como he visto en varios blogs),  añadiendo mitad del azúcar a la harina y la otra mitad a las claras, (como indicaban en otras recetas) pero al final, el resultado que más me ha convencido es la receta que os he puesto yo. He seguido las indicaciones de este blog americano y considero que es la mejor de todas. La más rápida, sencilla y con mejor resultado final.
  • Se puede comer en cuanto está frío. También bien aislado del aire (con film) se conserva perfectamente durante unos días.
  • Acompañado con frutas del bosque y una crema inglesa es perfecto como postre después de una comida copiosa. Es un postre liviano, ligero y bajo en grasas.
  • El molde  que he usado es específico para hacer este bizcocho, es de la marca Ibili, de 25 cm. de diámetro, (buen tamaño, y de los más baratitos de la gama).
  • Para preparar las frutas del bosque, a mí me gusta que tengan el toque ácido para contrastar con el dulzor de la crema inglesa y del bizcocho, las preparo de la siguiente manera:

En primer lugar, compro estas frutas del bosque congeladas , las compro en la sección de congelados del Lidl y considero que son de muy buena calidad y que están muy bien de precio. Preparo un almíbar con 100 ml. de agua y 50 gr. de azúcar, lo dejo unos  5/8 minutos al fuego una vez que rompe a hervir y vuelco la bolsa entera de frutos del bosque (750 gr.) recién sacada del congelador. Le doy unas cuantas vueltas con cuidado con una espátula de silicona, para que se empape toda la fruta de ese almíbar y retiro del fuego.

Mientras se enfría, dejo que se macere en el propio cazo. De esta forma, quedan todas las frutas enteras, no se hacen puré y tienen muy buena presencia y sabor.

 

angel-food-cake.2JPG

 

 

By

Mostachones de Navarrete

mostachones de Navarrete2JPG

En Navarrete (La Rioja) hay una panadería (Azofra) que elabora artesanalmente mostachones. Una especie de bizcochos redondos individuales con un intenso sabor a anís que están buenísimos.

Tratando de emularlos he hecho éstos mostachones caseros, que se parecen muchísimo a los originales. Mientras no consiga la receta original de la panadería, tendré que seguir practicando con éstos 😉

En casa han gustado mucho. De hecho, no queda ya ninguno y, si me descuido, no puedo ni hacerles fotos.

mostachones de Navarrete.1JPG

MOSTACHONES CASEROS

 

INGREDIENTES: (para 24 unidades)

  • 400 gr. + 3 cucharadas soperas de harina
  • 300 gr. de azúcar
  • 150 ml. de leche entera
  • 140 ml. de aceite de girasol
  • 2 huevos + 3 yemas (se puede sustituir por 4 huevos)
  • 50 ml. de anís
  • 1 cucharadita de postre de bicarbonato
  • ½ sobre de impulsor químico (tipo levadura Royal), 7 gr.
  • extracto de anís

mostachones de Navarrete

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, procederemos a emulsionar las yemas y huevos (o los huevos en caso de que usemos todo huevo) con el azúcar. Batiremos enérgicamente con la varilla (mejor eléctrica) hasta conseguir una crema blanquecina que aumente de tamaño.

A continuación, vamos vertiendo el aceite poco a poco, en hilillo y sin parar de batir hasta que quede perfectamente mezclado.

Seguidamente, añadimos el anís y el extracto de anís y removemos.

Por otro lado, habremos tamizado la harina, la levadura y el bicarbonato e incorporamos 1/3 de la harina a la mezcla anterior. Alternamos con la leche, echando la mitad de la leche, seguidamente, otro tercio de harina, el resto de la leche y terminamos con el último tercio de harina.

mostachones de Navarrete.4JPG

El resultado final deberá ser una crema espesa; metemos la crema en una manga pastelera con boquilla lisa y ancha y escudillamos sobre bandejas de horno (previamente cubiertas con papel de horno o silpat).

Ponemos la manga pastelera en posición totalmente vertical y apretamos sin mover la manga hasta que obtengamos un círculo de unos 6 ó 7 cm. (se expande sola la crema). Dejamos bastante separación entre los mostachones, ya que se desarrollan mucho en el horno.

Espolvoreamos azúcar sobre cada mostachón y procedemos a hornear. Necesitarán unos 10/12 minutos a 180º , comprobamos que están hechos cuando adquieren un tono dorado por la parte superior y vemos que la parte inferior está un pelín tostada.

Sacamos del horno, en 3 minutos, retiramos de las bandejas y dejamos sobre rejillas para que terminen de enfriarse.

 

***Salen dos docenas de mostachones.

mostachones de Navarrete.3JPG