By

Roscón de Reyes

Roscón-de-reyes-

Para terminar bien el año, y empezarlo mejor una de las más típicas recetas de Navidad: Un roscón de Reyes que queda bien lucido como podéis observar. Llevo años preparando roscones de reyes con un resultado totalmente satisfactorio, probando recetas que he ido adaptando a mis gustos, con masa madre líquida, con un prefermento, con 3 levados, con 2 levados, …

En este caso se trata de la receta de Iban Yarza con algunas modificaciones. Tras realizar una prueba previa, he añadido más cantidad de azúcar porque me parecía que quedaba poco dulce. Además le he añadido más grasa, en forma de manteca de cerdo ibérica, con lo que el roscón ha ganado en sabor, queda una masa más enriquecida, más suave, en definitiva, mucho más rica. A pie de post incluyo el vídeo del programa de ETB “Robin Food” en el que Ibán elabora la receta con David De Jorge

Que este sea un buen año, dejemos atrás las penurias económicas y tengas el amor de los tuyos y magia … en tu cocina y en tu corazón 😉

ROSCÓN DE REYES

 

INGREDIENTES:

· MASA MADRE: .- 90 gr. de harina de gran fuerza

.- 50 gr. de leche

.- 3 gr. de levadura de panadería

· MASA PRINCIPAL: .- la masa madre

.- 340 gr. de harina de gran fuerza

.- 120 gr. de leche

.- 3 cucharaditas de agua de azahar

.- 1 cucharadita de ron

.- 100 gr. de azúcar

.- 15 gr. de levadura fresca de

panadero.

.- 2 huevos

.- 60 gr. de mantequilla

.- 40 gr. de manteca de cerdo

.- piel de naranja y piel de limón

.- canela en rama

.- pizca de sal

PARA DECORAR: .- huevo batido

.- frutas escarchadas

.- azúcar humedecido

Roscón-de-reyes-4

 

ELABORACIÓN:

 

Preparamos una masa madre: para ello, deshacemos los tres gramos de levadura en la leche. Lo juntamos con los 90 gramos de harina y formamos una bola. (nos quedará una bola más bien seca, compacta). La ponemos en un cuenco y cubrimos con plástico film y después un paño de cocina, la dejamos fermentar unas cuantas horas (como 3 ò 4 horas) o bien, la dejamos 1 hora a temperatura ambiente y después la metemos en la nevera durante toda la noche. La utilizaremos al día siguiente cuando formemos el roscón.

Preparamos la masa principal del roscón: para ello, ponemos a calentar la leche con las cáscaras de naranja y limón y el palo de canela. Dejamos que rompa a hervir y apagamos el fuego, dejamos aparte para que infusione mientras preparamos el resto de ingredientes.

En un bol amplio echamos la harina de fuerza, la masa madre que tenemos preparada previamente, la levadura fresca de panadero, el azúcar y la sal (todos los ingredientes secos).

Colamos la leche que tenemos en infusión y le añadimos el agua de azahar y el ron. (la cantidad dependerá un poco del gusto de cada uno, a mí con esta proporción me parece que queda aromático y rico, pero sin pasarse).

Echamos los huevos en la harina y comenzamos a mezclar en el propio bol. Vamos añadiendo los líquidos, no echando todo de golpe, dejando un poco al final para rectificar. Dependiendo de la capacidad de absorción de la harina necesitaremos más o menos líquido. Por lo tanto, dejamos un poco y si no es necesario, no se lo añadimos. Una vez que tenemos la masa en un punto bastante pegajoso, volcamos la masa sobre una encimera de trabajo y comenzamos a amasar. Pasados 5 minutos aproximadamente, cuando veamos que comenzamos a tener una masa homogénea, que el gluten comienza a desarrollarse, añadimos la mantequilla y la manteca cortada en trocitos y a temperatura ambiente.

Seguimos amasando durante un buen rato, (notaremos que se nos ablanda considerablemente la masa, es normal) seguimos amasando para lograr desarrollar totalmente el gluten y conseguir una masa homogénea, brillante y un pelín pegajosa. La masa estará lista cuando pase sin problemas la “prueba de la membrana, esto es, que estirando lentamente la masa, nos deja traslucir una membrana de masa sin romperse, elástica.

Cuando tenemos la masa lista, le damos forma de bola y la ponemos en un bol amplio, engrasado con aceite, ponemos la masa y la cubrimos (en contacto directo con la bola) con un plástico film aceitado. Encima le ponemos un paño de cocina, y yo, incluso le pongo una bolsa de plástico después para favorecer la fermentación.

Dejamos reposar la masa en un sitio cálido, al abrigo de corrientes durante unas cuantas horas, hasta que haya doblado el volumen.

Roscón-de-reyes-1

***El tiempo de reposo es muy variable, depende de muchos factores, de la temperatura de la cocina, de la época del año… así que lo mejor es fiarse del tamaño y cuando veamos que ha doblado o triplicado el volumen ya está lista para ser de nuevo amasada.

Una vez que ha realizado el primer levado, sacamos la masa con cuidado sobre la encimera, empujando la masa desde el bol, no rasgando la masa, con delicadeza. La desgasificamos, es decir, le quitamos las burbujas de aire propias de la fermentación con un suave amasado (no deberá ser ni muy intenso ni largo en el tiempo, lo justo para quitar todo el gas de la masa y que luego no tengamos agujeros de aire en la miga).

Volvemos a dar forma de bola, cubrimos con un paño (para que no se le forme costra, por estar en contacto con el aire) y dejamos reposar unos 15 minutos, para que se recupere del amasado, pierda elasticidad y nos permita darle forma de roscón sin que se nos encoja.

Pasado el tiempo de reposo, nos untamos las manos con un poco de aceite y hacemos un agujero en el centro de la masa; Cogemos la masa con las dos manos y vamos estirando el rosco hasta darle la forma oval de roscón con un gran agujero en el centro. Colocamos la masa sobre una bandeja del horno cubierta con papel de hornear y acabamos de darle la forma. Una vez que la tenemos, la pintamos con huevo batido, cubrimos con plástico film de cocina engrasado con aceite, ponemos un paño encima y volvemos a dejar que leve por segunda vez, hasta que vuelva a doblar el tamaño.

Este proceso nos llevará de nuevo un par de horas. Una vez levado, volvemos a  pintar la masa con huevo batido y un pincel (con cuidado de no pinchar la masa, ya que podría desinflarse) y procedemos a decorar con frutas escarchadas y un poco de azúcar humedecido.

Roscón-de-reyes-2

HORNEADO: Precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-aire durante 15 minutos. Ponemos en la base del horno un recipiente con agua hirviendo (facilita la humedad en el horno y viene muy bien para hornear este tipo de bollería), metemos la bandeja con el roscón ya levado y decorado. Bajamos la temperatura del horno a 175º con calor abajo-aire (para que no se nos dore excesivamente por la parte de arriba) y tenemos en el horno unos 15 minutos (dependiendo un poco del tamaño del roscón).

Una vez que esté bien doradito, lo sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla de pastelería.

 NOTAS:

***Si se quiere rellenar, se abre transversalmente y se rellena de crema pastelera, de nata azucarada, de trufa… de lo que queramos.

***Para que el azúcar no chorree por el roscón, se añadirán solamente un par de gotas de agua o agua de azahar al azúcar grano.

***Con estas cantidades da para un roscón de buen tamaño, que ocupa toda la bandeja del horno.

***Este roscón está en condiciones perfectas para degustar en cuanto se enfría. Al día siguiente, continúa estando blando pero pierde en frescura y ternura ya que al ser masas de bollería casera sin conservantes tienen esa peculiaridad. Se puede congelar perfectamente bien cubierto con plástico film. En una hora, una vez que lo sacas del congelador lo tienes listo.

***Queda un roscón muy mullido, si trabajas bien la masa, está esponjoso a no poder más y muy rico.

***Este roscón al llevar solamente dos levados es más ràpido de hacer que el tradicional que suelo preparar con 3 levados. La masa es algo más fácil de trabajar. Apta para esas personas que se están iniciando en el tema de las masas levadas de bollería.

***La masa tiene que ser un poco difícil de manejar, debe quedar un pelín pringosa, que se pegue un poquito. Ya que si trabajamos con una masa con más harina, obtendremos una miga mucho más densa y  más basta y de peor acabado.

 

Roscón-de-reyes-3

Y, como os comentaba, aquí el vídeo. Si quéreís dejamos también acceso directo con Ibán al vídeo de la receta de roscón de reyes en Robin Food

By

Pan dulce en panificadora

pan-dulce-en-panificadora-4.PG

Viendo la facilidad con que se hace este pan, es difícil entender cómo todavía hay gente que  sale de casa sin desayunar. Si teneis panificadora, ésta es una receta sencilla, sin grandes ingredientes, que nos da un pan dulce supertierno, ideal para tostar y untar con mantequilla y una buena mermelada. En esta ocasión, la mermelada ecológica de naranja es regalo de una buena amiga del sur,  que nos ha hecho disfrutar  de unos desayunos de lujo con esta mermelada durante unos cuantos días.

PAN DULCE EN PANIFICADORA

 

INGREDIENTES:

· 425 gr. de harina panificable (de fuerza)

· 200 ml. de nata ligera de cocina 18% m.g.

· 20 gr. de levadura fresca de panadero

· 70 gr. de azúcar

· 2 huevos

· pizca de sal

· 1 cucharadita de extracto de vainilla

pan-dulce-en-panificadora pan-dulce-en-panificadora-6.PG

 

 

 

 

 

ELABORACIÓN:

En la cubeta de la panificadora pondremos por este orden los siguientes ingredientes: en primer lugar, echamos la nata líquida, encima los huevos, el azúcar y el extracto de vainilla. Encima ponemos toda la harina tamizada, sobre la harina colocamos la pizca de sal y la levadura fresca de panadero desmenuzada.

pan-dulce-en-panificadora-5.PG

Programamos en la panificadora el programa de “pan normal” (en mi caso, la panificadora que tengo es de la marca Bifinett y corresponde con el programa nº 1, el tiempo total son 3:30). Lo ponemos en el grado de tostado más suave – de los tres que tiene: en el primero-. Y en cuanto al tamaño del pan , lo ponemos en el nivel  II, es decir, 950-1250 gr.

Dejamos actuar a la máquina hasta que termina y nos avisa con unos pitidos.

pan-dulce-en-panificadora-3.PG

Sacamos la cubeta de la panificadora con el pan. Esperamos unos 3 minutos y desmoldamos, en caso de que se queden las palas dentro del pan, las sacamos con el gancho que viene en la panificadora. Dejamos enfriar el pan sobre una rejilla y cuando esté frío, cubrimos con un paño de cocina para protejerlo del aire y que se nos mantenga tierno durante más tiempo.

pan-dulce-en-panificadora-2.PG

By

Trenza de nata

_DSC0463_phixr

Aunque se hayan terminado las navidades, con todos sus excesos y las recetas de navidad compartidas como la tarta de mousse de turrón, las galletas Santa Claus, las galletas copos de nieve, las galletas duende, los pestiños, el quarkstollen alemán o el mismísimo roscón de reyes … y aunque estemos un poco saturados de dulce, pues en mi casa se sigue desayunando todos los días. Por eso, os propongo esta opción que, además, no es muy calórica 😉

Este tipo de masas es de las que gustan en mi casa, sobre todo a los niños. Son sencillas, de sabores básicos, sin tropiezos “sospechosos”,  sin colores  “raros”. Yo me he dado cuenta que a mis niños, cuanto más básicas son las recetas de repostería, más les gustan. Además esta trenza no lleva mantequilla y yo tenía curiosidad por probar una masa levada sin demasiada grasa. La grasa en este caso la aporta el huevo y la nata (yo la he sustituído por leche evaporada) y de esta manera, he rebajado considerablemente la cantidad de grasa de la trenza.

TRENZA DE NATA

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 250 gr. de nata de montar (yo lo he sustituido por 250 g. De leche evaporada)

· 1 paquete de levadura de panadero seca ( o 25 gr. de levadura fresca)

· 80 gr. de azúcar

· 1 sobre de azúcar avainillada

· ralladura de 1 limón o unas gotas de esencia de limón

· 1 pizca de sal

· 2 huevos de tamaño M

· 1 clara de huevo tamaño M

· Para Pintar: 1 yema de huevo, 1 cucharada de leche

_DSC0458

ELABORACIÓN:

Para elaborar la masa, en primer lugar calentar la nata, no hervir, sólo entibiar. Mezclar la harina tamizada con el sobre de levadura seca, ir añadiendo el resto de ingredientes, o sea, el azúcar, la vainilla, el limón, la sal, los huevos y la clara. Añadir la nata tibia y trabajar la masa con un robot de cocina con el gancho amasador, primeramente a baja velocidad hasta unir ingredientes y posteriormente a más velocidad durante 5 ó 10 minutos hasta lograr una masa homogénea, brillante y elástica.

Si elaboramos la masa a mano, ponemos la harina en forma de volcán, añadimos el resto de ingredientes en el agujero de en medio y vamos juntando los ingredientes, primeramente unimos los del centro y luego vamos cogiendo la harina hasta lograr una bola de masa. Amasamos durante 15 minutos aproximadamente hasta que tengamos una masa lisa, no pegajosa y que se pueda trabajar bien.

Una vez esté la masa lista, la ponemos en un bol engrasado, la tapamos con un plástico film también engrasado y cubrimos con un paño de cocina. Dejamos levar hasta que duplique o triplique su tamaño. (esta operación nos llevará entre 1 y 2 horas, dependiendo de muchos factores, tales como humedad, calor en la habitación….)

Una vez que ha levado, pasamos la masa a una superficie de trabajo ((ligeramente enharinada), le damos un pequeño masaje para desgasificarla. Dividimos la masa en 4 trozos iguales. Formamos cilindros de 30 cm. de largo.

Con los cilindros hacemos una trenza, fijarse en las fotografías para formar la trenza. Los extremos los unimos y fijamos bien, para que no se abran durante el levado u horneado.

_DSC0442_DSC0445_DSC0449

En la bandeja del horno, poner un papel de hornear o silpat y colocar la trenza sobre la bandeja. Pincelar la superficie de la trenza con la yema de huevo mezclada con la leche. Cubrir con plástico film y dejar en un lugar templado para que leve otra vez (se puede dejar metido dentro del horno –apagado-)

Una vez levado, precalentar el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos e introducir la bandeja con la trenza en la parte central del horno, bajar la temperatura a 160º (si utilizamos el aire o turbo) y a 180º (si horneamos con calor arriba-abajo), dejarlo durante 30 minutos aproximadamente, hasta que veamos que se ha dorado y está bien hecho. En caso de que veamos que se dora demasiado rápido por la parte de arriba, poner un papel de hornear cubriendo la trenza.

Una vez horneado, sacar y dejar enfriar con el papel de horno sobre una rejilla.

***Esta trenza se puede enriquecer todavía más añadiendo a la masa unas uvas pasas, frutas escarchadas, frutos secos…

***Es ideal para el desayuno, con mantequilla y mermelada.

***Se puede tostar en la tostadora.

***Es una masa que se trabaja muy bien

_DSC0486_phixr

By

Torrijas de Semana Santa

DSC_0185_phixr

Con el pan especial para torrijas o tostadas que os enseñé la semana pasada, he elaborado estas deliciosas torrijas. El resultado es magnífico, quedan soberbias… y está mal que yo lo diga, pero es que es así. Juzgad por vosotros mismos…

TORRIJAS DE SEMANA SANTA O TOSTADAS DE CARNAVAL

INGREDIENTES:

· Pan especial para torrijas (pinchad sobre la palabra para ver la receta)

· 1 litro de leche

· 6 huevos

· 2 cucharadas soperas de azúcar

· azúcar y canela para rebozar

· extracto de vainilla, limón…(opcional)

DSC_0211_phixr

ELABORACIÓN

Se baten los huevos en un recipiente amplio y se le añade la leche fría y el azúcar, se bate bien hasta que quede todo perfectamente mezclado.

Se colocan las rebanadas de pan especial para tostadas en una fuente rectangular una al lado de otra y se va vertiendo la leche poco a poco sobre las tostadas, mejor hacerlo con una cuchara sopera, para que se empapen bien. Se dejan unos 10 minutos, recogiendo, incluso, la leche del fondo de la fuente y volviéndola a echar encima de cada rebanada de pan.

DSC_0233_phixr

Se escurren las rebanadas con cuidado (aunque aguantan muy bien el empapado, son bastante fáciles de manipular) y a partir de ahora existen 2 opciones, bien se pueden rebozar en azúcar y freir. (tendremos torrijas con una textura caramelizada), aunque tendremos que cambiar el aceite con frecuencia, ya que se quema bastante, o bien, se fríen tal cual (después de escurrirlas) y se espolvorea azúcar y canela una vez que las tengamos fritas y las hayamos colocado sobre un papel absorbente de cocina para quitar el exceso de grasa.

Se pueden comer tanto en caliente, como templadas o frías; De cualquiera de las maneras, resultan exquisitas.

DSC_0227_phixr

By

Pan para torrijas o tostadas

DSC_0083_phixr

Si estais buscando por la blogosfera un pan especial para hacer tostadas de carnaval o torrijas, estais de suerte, porque habéis dado con el pan PERFECTO para elaborar las tradicionales torrijas de Semana Santa o las tostadas de Carnaval que se degustan en esa época en el Pais Vasco.

De todos los panes que he probado, ( y no son pocos ), ¡ninguno como éste!  estoy muy contenta de haber encontrado el pan ideal para las torrijas. No dejeis de probarlo…¡ os va a encantar !

PAN PARA TORRIJAS O TOSTADAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 100 gr. de agua

· 100 gr. de leche entera

· 10 gr. de sal

· 15 gr. de levadura fresca

· 30 gr. de mantequilla

· 50 gr. de aceite de girasol

· 80 gr. de azúcar ó 50 gr. de azúcar + 30 gr. de azúcar invertido.

· 1 huevo XL

· 100 gr. de masa madre o realizar un prefermento:

50 gr. de harina de fuerza

15 gr. de levadura fresca

2 cucharadas soperas de agua tibia

DSC_0177_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, elaboramos un prefermento, para ello, en un pequeño bol, ponemos los 50 gr. de harina de fuerza y deshacemos la levadura en la harina, mezclamos y añadimos dos cucharadas de agua, unimos y amasamos hasta lograr una masa compacta y bastante seca.

La metemos en un bol con bastante agua tibia, en un principio la masa irá al fondo, dejarla unos 10 minutos aproximadamente hasta que la masa suba a la superficie. Entonces quiere decir que ya está lista para ser utilizada.

DSC_0125_phixr(1)

Por otro lado, en caso de hacer la masa en un robot tipo Kitchen Aid o amasadora similar lo realizaremos de esta manera: ponemos la harina, la sal y el azúcar en el bol y mezclamos todos estos ingredientes con el gancho amasador. Vamos incorporando el resto de ingredientes, (juntamos el agua y la leche y deshacemos la levadura en esta mezcla (15 gr. de levadura) y se la añadimos a la harina, también el huevo, la mantequilla, el aceite de girasol, mezclamos unos minutos hasta que tengamos una mezcla más o menos líquida y por último, añadimos la masa madre o el prefermento (yo, he hecho estos panes con el prefermento).

DSC_0154_phixr(2)

Continuamos amasando con el gancho durante 15 ó 20 minutos, hasta lograr una masa semielástica. Sacamos la masa de la amasadora y le damos un último masaje manual, como queda una masa un tanto pegajosa, se puede añadir en la mesa de amasado un poco de harina. Cuando tengamos la masa lisa, homogénea y brillante, dividimos la masa en piezas de 200 gr. y la dejamos reposar durante 15 minutos (tapadas las porciones con un paño de cocina).

Pasado este tiempo, boleamos y dejamos reposar (para que las masas se relajen), seguidamente, formamos barras con bastante presión (esto quiere decir, apretando la masa a la hora de formar las barras) de un tamaño de 30 cm. aprox.

Dejamos fermentar las barras en la bandeja del horno tapadas con papel film engrasado con aceite y abrigadas con un paño de cocina (para favorecer la fermentación), el tiempo de fermentación dependerá de diversos factores como la temperatura de la cocina… se dejarán un par de horas, hasta que veamos que duplica su tamaño.

Una vez fermentadas, pintar con huevo batido y hornear sin vapor en horno precalentado a 180º calor abajo-turbo durante 10/12 minutos hasta que veamos que se ha dorado la parte superior.

DSC_0105_phixr

***En caso de hacer el amasado manual, colocar la harina con la sal en forma de volcán, poner los ingredientes líquidos en el centro e ir mezclando hasta lograr una masa uniforme, homogénea y elástica.

***Con estas cantidades salen 5 barritas.

***Se trata de un pan típico de carnavales, con el que se realizan las tostadas de carnaval.

***Es conveniente que el pan esté un poco seco, del día anterior.

***La receta está inspirada en la del taller de panadería de la”escuela de hostelería de Galdakao”, en Bizkaia.

By

Empanadones de calabaza

DSC_0209_phixr

Los empanadones de calabaza son un dulce típico de la repostería aragonesa, junto con los sequillos, farinosos y otras muchas delicias. Esta receta, concretamente, viene directamente de Binéfar, población situada al este de la provincia de Huesca. En cada pueblo o comarca aragonesa se elaboran los empanadones de forma diferente, con pequeñas variaciones en sus recetas, dependiendo del lugar donde se preparen.

Esta receta de empanadón, en concreto, se elabora a partir de una masa de pan azucarada, resultando una masa húmeda que contrasta maravillosamente con el relleno de calabaza. El toque de canela y anís aporta a la masa un perfume y aroma delicioso.  Esta receta es ideal para hacerla en esta época del año (principios de otoño), donde las calabazas están en  pleno esplendor.

DSC_0239_phixr

EMPANADONES DE CALABAZA

 

INGREDIENTES: (para 4 unidades)

 

PARA LA MASA:

· 1 kg. Aprox. de harina común

· 170 gr. de aceite templado

· 170 gr. de leche

· 170 gr. de azúcar

· 250 gr. de agua hervida con 35 gr. de anís.

· 25 gr. de levadura fresca de panadero

· 1 chorretón de anís

· colorante de paellas (opcional)

PARA EL RELLENO:

· 2 kg de calabaza rallada

· azúcar para espolvorear

· canela en polvo.

DSC_0298_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, prepararemos la masa de los empanadones, para ello, calentamos en un cazo el aceite hasta que esté templado. Aparte, hervimos el agua con el anís y dejamos templar.

Mezclamos todos los ingredientes líquidos con una batidora de varillas hasta que estén todos bien homogéneos. Es decir, mezclamos el aceite, el agua anisada, la leche, el chorretón de anís y también añadimos el azúcar.

Deshacemos la levadura de panadero en la harina, frotando la levadura con la harina como si fuesen migajas y para que quede bien distribuida por la harina.

Ahora, se va incorporando la harina a la mezcla líquida, primero con las varillas y cuando ya no se pueda continuar, utilizando las manos. Amasamos hasta lograr una masa elástica, uniforme y brillante.

*** No echamos toda la harina de golpe, dejamos un poco en reserva y la vamos añadiendo poco a poco. Depende de la harina utilizada, unas veces necesitaremos un poco más y otras un poco menos ya que cada una absorbe diferente cantidad de líquido. Incorporamos la harina hasta que veamos que ya tenemos el punto en la masa.

Una vez que tenemos la masa en su punto, la dejamos reposar en un recipiente amplio, bien resguardada de corrientes de aire, tapada con un paño de cocina y mejor todavía si la ponemos cerca de una fuente de calor.

Tenemos la masa levando unas 2 horas aproximadamente hasta que haya aumentado su tamaño al doble.

Aprovechamos ese tiempo para preparar el relleno. Se rallan 2 kg de calabaza (medio kg para cada una). Se puede hacer con una mandolina, dejando lascas muy finas, como para tortilla; Yo, la he rallado como si fuera zanahoria rallada. Se coloca en un bol y añade azúcar para que macere. Se deja todo el tiempo macerando y al final, se escurre concienzudamente (ya que suelta mucho líquido) para que no nos moje demasiado la masa.

Una vez que la masa ha doblado el tamaño, la sacamos del recipiente con cuidado y la desgasificamos con suavidad, dividimos en 4 trozos (unos 500 gr. aprox, cada una). Formamos unas bolas, las tapamos de nuevo con un paño de cocina y dejamos reposar unos minutos (para que pierdan la elasticidad del desgasificado).

Seguidamente, tomamos una pieza y procedemos a darle forma, para ello, con un rodillo de cocina damos forma de circunferencia a la masa, con un diámetro aproximado de 25 cm. Rellenamos media circunferencia con la calabaza, teniendo la precaución de no llegar hasta el borde, para poder hacer bien el cierre. Espolvoreamos azúcar y canela por encima de la calabaza y cerramos con la mitad que tenemos sin rellenar, formando una especie de empanadilla gigante. Sellamos bien la empanada para que no se salga el relleno y colocamos en la bandeja del horno.

DSC_0199_phixr

Pincelamos la superficie de la empanada con aceite de oliva virgen y espolvoreamos azúcar encima. Se le hacen unos orificios en la superficie para que no se infle al cocerla en el horno y se mete al horno.

HORNEADO:

He horneado los 4 empanadones a la vez, para ello, he utilizado las dos bandejas del horno, colocando 2 empanadones en cada una.

En mi caso, he precalentado el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos, he metido las bandejas y he bajado la temperatura a 160º con calor abajo.turbo.

Las he tenido 45/50 minutos, teniendo la precaución de cambiar las bandejas de posición a media cocción. Se sacan cuando veamos que han tomado un tono dorado.

*** En total, he utilizado unos 600 gr. de azúcar, o sea, para la masa, la maceración, la mezcla con la calabaza y la superficie. Me parece una cantidad suficiente, si te gusta más dulce, puedes añadir más, pero a mí me parece que queda bien así.

*** Recuerda que las masas con relleno húmedo son más crujientes el mismo día de su elaboración y luego se suelen reblandecer. Conservan su delicioso sabor, pero varía su textura.

*** El aspecto del relleno de calabaza puede ser más o menos anaranajado o caramelizado, y asemejarse más o menos al cabello de angel dependiendo de la receta de empanadón que se use.

DSC_0279_phixr

By

Gofres belgas

DSC_0046_phixr

Hoy vengo con la auténtica receta de gofres belgas. De mi viaje a Bélgica me traje un par de cajas de azúcar perlado (imprescindible para elaborar los auténticos gofres belgas) y para hacerlos he utilizado la receta que viene en la parte posterior de la caja. La he seguido al pie de la letra y el resultado ha sido magnífico.

Tengo que decir que me han encantado. Si  eres un entusiasta de los gofres, ésta es tu receta. Quedan exactamente igual a los que he probado en cualquiera de los puestecitos que inundan Bruselas  vendiendo este típico dulce belga.

Hasta ahora había estado haciendo esta otra receta de gofres, con  unos resultados muy buenos. Es otro tipo de masa, más liviana y ligera, tipo pasta Choux. La verdad es que me gustan las dos, así que, mientras tenga azúcar perlado no pararé de hacer la receta que hoy os presento.

GOFRES BELGAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 175 gr. de leche tibia

· 50 gr. de levadura fresca de panadero

· 2 huevos y 1 yema

· 10 gr. de sal

· 1 sobre de azúcar avainillado

· 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

· 300 gr. de azúcar perlado

DSC_0029_phixr(1)

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, deberemos elaborar una masa con la harina, la leche, la levadura, los huevos, la sal y el azúcar avainillado. Para ello, desleiremos la levadura fresca en la leche tibia, formamos un volcán con la harina, la sal y el azúcar avainillado y en su interior echaremos la leche con levadura y los huevos y la yema. Mezclaremos hasta conseguir una masa uniforme, donde todos los ingredientes se hayan unido perfectamente, quedando una masa bastante tierna o blanda.

Se deja reposar la masa resultante, cubierta con un plástico film (engrasado con un poco de aceite para que no se pegue), después se cubre con un paño de cocina y se deja reposar por 30 minutos aproximadamente, hasta que haya doblado el volumen.

*** El tiempo de reposo es relativo, dependerá de la temperatura de la habitación donde repose la masa, de si es verano o invierno… en esta ocasión, con 30 minutos he tenido suficiente.

Una vez doblado el volumen, se desgasifica la masa y se le añade la mantequilla cortada en cuadraditos, se amasa para que se integre toda la grasa en la masa, finalmente se añade el azúcar perlado y se amasa hasta que se distribuya regularmente por toda la masa.

Preparamos la gofrera para cocerlos. Para ello, pincelamos toda la superficie de la gofrera con aceite de girasol. Cerramos el aparato, colocamos en el nivel 4 de temperatura y esperamos hasta que se enciende la luz verde que nos indica que ya ha alcanzado la temperatura idónea.

Nos ayudamos de unas cucharas soperas para separar trozos de masa, las echamos en las cavidades de la gofrera y las aplastamos un poco para que se extiendan más o menos por toda la superficie. (No es necesario hacerlo muy concienzudamente ya que luego al cerrar la tapa, se distribuye la masa uniformemente).

Cerramos la tapa y la dejamos unos 8 minutos, comprobamos que ha cogido un bonito tono dorado y sacamos.

DSC_0056_phixr_phixr

*** Con estas cantidades salen 12 gofres.

***Se pueden tomar con chocolate, nata, caramelo, frutas,…

***El azúcar perlado es imprescindible en la elaboración de los auténticos gofres belgas, ya que la característica primordial de este tipo de gofre es encontrarte trozos de azúcar en cada mordisco y esto sólo se consigue utilizando azúcar perlado.

*** Se puede congelar la masa en paquetitos individuales, para utilizarlos sólo necesitamos sacarlos con antelación para que se descongele y en unos minutos  tenemos una merienda de lujo que te puede sacar de un apuro en más de una ocasión.

*** Se necesitan unos 90 ó 100 gr. de masa para cada gofre.

DSC_0015_phixr(1)

By

Roscón de Reyes

CSC_0186

Con este roscón de Reyes, que hemos comido hoy como postre, doy por terminadas las recetas de Navidad … hasta las próximas fiestas navideñas, claro está 😉 Lo he hecho siguiendo la receta de roscón de reyes que elaboré en su día.

Deseo que se cumplan todos los proyectos, deseos y anhelos que os habéis planteado para el nuevo año. Y sobre todo que tengamos salud para seguir compartiendo la magia que hay en todas las cocinas.

By

Gofres

Hace un par de semanas me compré la gofrera que sacó el supermercado Lidl. La verdad es que nunca he sentido mucho interés por los gofres, de hecho, no los había probado nunca. Siempre los he visto como algo muy calórico, chorreando chocolate caliente; De todas formas, como no tenía demasiado que perder, ya que el precio del aparatejo no es como para desestabilizar ninguna economía familiar, y tenía ganas de probar alguna receta de gofres, pues eso, me decidí y me la compré.
He probado dos recetas totalmente distintas entre sí, y la verdad es que he tenido la suerte del novato, con la primera receta que usé (sacada del libro ” Larousse de los postres” de Pierre Hermé) dí en el clavo con la masa, salieron 5 gofres como los de la foto, ligeros, livianos y realmente exquisitos. La masa me ha sorprendido gratamente. De mi segunda prueba, ni la menciono, quedó una masa digamos…”pasable”, pero nada que ver con los de la receta que a continuación os pongo.
Espero que si teneis gofrera, la probeis, pero yo, mientras nadie diga lo contrario, me quedo con esta masa como “mi masa definitiva de gofres”.

GOFRESMASA PARA GOFRES:

Ingredientes: .- 200 ml de leche entera (yo pongo 250 ml.)
.- 50 ml de nata (yo no le pongo)
.- 3 gr de sal
.- 75 gr de harina

.- 30 gr de mantequilla
.- 3 huevos enteros
.- cucharadita de esencia de vainilla


Elaboración:

.- Hervir en un cazo 150 ml de leche y dejarlo enfriar (si usas nata, pones 100 ml de leche entera y los 50 ml de nata).
.- Por otro lado, hervir el resto de la leche (100 ml) con la sal; bajar el fuego al mínimo y espolvorear con la harina tamizada, remover y mezclar la harina con el líquido , añadir la mantequilla cortada en trocitos e integrarla en la masa anterior.
(en este punto, obtendremos una masa compacta y seca, como si se tratase de una masa para pasta choux, la que se usa para hacer profiteroles), remover durante 2 ó 3 minutos con una espátula para que se cocine la harina y se seque la pasta, no parar de remover ya que se pega fácilmente al fondo del cazo, si fuese necesario, retirar el cazo del fuego y continuar removiendo.
.- Una vez que tengamos esa parte de la masa lista, verterla en un cuenco e ir añadiendo los huevos de uno en uno, no integrando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado.
.- Ahora, añadir los 150 ml de leche que tenemos reservada (hervida y fría), mezclar perfectamente hasta lograr una masa semilíquida, en caso de que nos queden muchos grumos, se puede batir con el brazo de la batidora para homogeneizar la masa; seguidamente, añadir el aroma de vainilla y mezclar.
.- Dejar enfriar totalmente, reposar la masa en la nevera durante 1 hora aprox.

*** la textura de la masa final debe quedar como si se tratase de una papilla gordita.
***con estas cantidades rinde para 5 gofres.


ELABORACIÓN DE GOFRES:

Una vez que tenemos la masa de gofres lista para ser usada, procederemos de la siguiente manera:
.- engrasar ligeramente las placas de cocción con aceite de oliva suave, hacerlo con un pincel.
.- calentar el aparato con la tapa cerrada, girar el regulador de intensidad de tueste hasta el nivel de tueste deseado ( en un regulador del 1 al 5, ponerlo en el 3 ó 4). El piloto rojo indica que el aparato está conectado a la red y se está calentando; cuando se ilumina el piloto verde, la gofrera está lista para asar.
.- abrir el aparato y levantar la tapa, introducir siempre en el centro de la mitad inferior de la placa de cocción una cantidad de masa suficiente para que se distribuya por todo el rectángulo de la gofrera (no tendría que llegar al borde de la gofrera, dejar 1 cm de distancia), aproximadamente serían 2 cucharadas soperas.
.- Hacer lo mismo en el otro rectángulo para obtener 2 gofres.
.- plegar las placas de cocción y cerrar la gofrera.
.- los gofres estarán listos después de unos 3 minutos aproximadamente. El grado de tueste se puede regular por medio del regulador de intensidad de tueste o ajustando el tiempo de cocción.
.-Abrir la plancha de gofres y comprobar si están suficientemente hechos o tostados, si los gofres aún no están suficientemente hechos o tostados, cerrar la plancha y dejar que continúe un ratito más.
.- Una vez a nuestro gusto, abrir la gofrera y retirar los gofres.*** los gofres se pueden cubrir con sirope de chocolate, de fresa, caramelo líquido, confituras, nata, chantilly, azúcar glas…

By

Panecillos de leche (Xavier Barriga)

 

Desde que le ví a Eva (del blog Ma petit boulangerie) el resultado de estos panecillos, siguiendo las directrices de Xavier Barriga, viendo su estupendo video donde todo queda aclarado, no pude resistirme, en primer lugar, a comprarme el libro y en segundo lugar, a hacer los panecillos.
Son un vicio, fáciles de hacer, con un solo levado y con un resultado buenísimo, con una miga suave y mullidita (que le da la leche). Me encantan y quiero compartirlo con tod@s vosotr@s.

PANECILLOS DE LECHE de Xavier BarrigaINGREDIENTES:

.- 500 gr. de harina de fuerza
.- 10 gr. de sal
.- 40 gr. de azúcar
.- 20 gr. de leche en polvo
.- 280 gr. de leche
.- 25 gr. de mantequilla
.- 15 gr. de levadura fresca

ELABORACIÓN:

En una máquina amasadora (en mi caso, el accesorio amasador del robot de cocina) echar, por este orden, la harina, la sal, el azúcar, la leche en polvo, la levadura y la mantequilla.
Comenzar a amasar, con una velocidad lenta, para que se mezclen los ingredientes sólidos y añadir la leche . Subir un poco la velocidad y tenerlo amasando durante 13/15 minutos, hasta que veamos que tenemos una masa elástica que se despega de las paredes del bol.
Apagar el accesorio amasador y sacar la masa con cuidado, tratándola con suavidad, sin desgarrar la masa.
Seguidamente, dividir la masa en trozos de 70 gr. aproximadamente, darle forma de bola, colocarlas en una bandeja de horno y dejarlas reposar durante 20 minutos aprox.
Este reposo se hace para que se relaje la masa y pierda elasticidad, y para que luego sea más fácil formar las piezas.
Dar forma a las bolas al gusto, en panecillos, molletes…..y colocarlas de nuevo en la bandeja del horno, darle los cortes al gusto y pincelar con huevo batido. Cubrir con un plástico film que habremos aceitado y tapar con un paño de cocina.
Dejar levar hasta que la masa duplique su volumen (el tiempo es orientativo, ya que en invierno las masas retardan el levado por el frío y sin embargo en verano aumentan el tamaño mucho antes).
Precalentar el horno a 200º durante 15 minutos aproximadamente, colocar un recipiente con agua caliente, casi hirviendo en la base (para que aporte humedad durante el horneado del pan); Transcurrido ese tiempo, bajar el horno a 180º con calor abajo-turbo y hornear durante 10/15 minutos, hasta que veamos que se han dorado.
Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.