By

Tarta de cumpleaños con guirnaldas

Esta es la tarta que le preparé a mi sobrina Uxue para que celebrara su cumpleaños con sus amigos. La decoración con guirnaldas, que tan de moda está en el mundo de la repostería creativa, es bastante sencilla de hacer, sólo hay que tener un poco de gusto a la hora de combinar colores y tratar de que te quede una composición armónica. Confeccionar la guirnalda no tiene ningún misterio, cartulinas, palitos y cuerda… El resultado, salta a la vista. Luce un montón… queda monísima…

TARTA DE CUMPLEAÑOS CON GUIRNALDAS

INGREDIENTES:

  • 2 bizcochos de chocolate
  • Frosting ligero de chocolate
  • Crema de queso con oreos
  • Trufa cocida
  • DECORACIÓN:   barquillos rellenos de chocolate

Mini nubes de colores

Guirnaldas

ELABORACIÓN:

Con 1 día de antelación se elaboran los bizcochos de chocolate,

Receta de bizcocho de chocolate especiado: (hacemos dos veces la receta) para dos moldes de 20 cm. de diámetro y 4 cm. de altura

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de “todo especias” speculoos
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm.  que habremos engrasado con mantequilla, luego cubierto la base con papel de hornear y otra vez, mantequilla.

**Es conveniente utilizar un molde que no sea desmontable, y en caso de serlo, cubrirlo bien con papel de horno en las juntas para que no se salga la masa por las juntas, ya que es bastante líquida.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

Una vez fríos, se envuelven en plástico film y se guardan en la nevera para que se asienten y se puedan dividir mejor.

También ese día, comenzamos a preparar la trufa cocida, para ello, calentamos 200 ml. de nata de montar con 50 gr. de azúcar, llevamos a ebullición, retiramos del fuego y echamos 100 gr. de chocolate de cobertura  partido en trozos pequeños. Dejamos reposar un par de minutos  y removemos hasta que esté totalmente disuelto el chocolate en la nata. Dejamos que se enfríe totalmente y metemos en la nevera por lo menos 12 horas, mejor hasta el día siguiente.

 

Al día siguiente, elaboramos un frosting ligero de chocolate, (pinchad sobre la receta para ver su elaboración) y la crema de queso con oreos.  Para elaborar la crema de queso con oreos,:

Mezclamos 125 gr. de mantequilla a punto pomada con 250 gr. de azúcar glas. Utilizamos un robot tipo Kitchen Aid o similar. Mezclamos a velocidad media hasta que tengamos una crema esponjosa, homogénea y blanquecina. Una vez que lo tenemos, vamos echando 125 gr. de queso crema tipo Philadelphia, frío de la nevera. Lo incorporamos poco a poco y mezclando a velocidad media. Cuando está bien integrado el queso, echamos las galletas Oreo desmenuzadas ( no convertidas en polvo, conviene que queden trozos para que se note luego al comer) y terminamos de mezclar. Metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca un poco. Como ½ hora.

Terminamos de preparar la trufa cocida. Sacamos de la nevera la nata chocolateada  que tenemos desde el día anterior y montamos con varillas eléctricas, como si de una nata normal se tratase. Una vez que está bien montada, reservamos en la nevera.

MONTAJE DE LA TARTA:

Dividimos los 2 bizcochos en 4 partes. Es decir, cada bizcocho en dos discos para obtener 4 en total.

Colocamos una bandeja de cartón de tamaño 1 cm. inferior al diámetro de la tarta. Ponemos un pegote de frosting  en el centro para que se adhiera el bizcocho y no se mueva. Colocamos 1 disco de bizcocho y cubrimos con el frosting de chocolate.

Encima colocamos el segundo disco de bizcocho y extendemos la mitad de la crema de queso con oreos.

Cubrimos con otro disco de bizcocho y repetimos la operación, o sea, repartimos la otra mitad de crema de queso.

Finalmente cubrimos con el cuarto y último disco de bizcocho y llevamos a la nevera durante 1 hora mínimo para que se asiente y se endurezcan las cremas.

Pasado ese tiempo, o cuando vayamos a proceder a la decoración final de la tarta, sacamos de la nevera y cubrimos tanto la parte superior como los laterales con una capa generosa de trufa cocida. Una vez que lo tenemos, vamos colocando los barquillos todo alrededor de la tarta. La trufa cocida nos hará de pegamento para que los barquillos no se caigan ni se muevan.

Encima colocamos las mini-nubes de colores y colocamos la guirnalda que hemos confeccionado con los colores de las nubes.

By

Cabello de ángel (paso a paso)

cabello-de-angel-6

La calabaza de cabello de ángel, también conocida como calabaza confitera, cidra, alcayote… es una tipo de calabaza que se utiliza principalmente para elaborar el dulce o mermelada de cabello de ángel ( muy utilizado en repostería como relleno de hojaldres, ensaimadas, bizcochos,  incluso roscones de reyes).

La calabaza confitera destaca por su alto contenido en fibra, este vegetal también una buena fuente de antioxidantes como la vitamina C y los carotenos, aunque al estar elaborada como confitura tiene gran cantidad de azúcar.

En esta ocasión me han regalado estas cuatro preciosidades, con lo que me he puesto manos a la obra enseguida para hacer mi propia conserva de cabello de ángel.

En este post os explico cómo lo he hecho  con un detallado “paso a paso”. La verdad es que no tiene demasiado misterio si tenéis por costumbre elaborar mermeladas caseras, aunque he de reconocer que es bastante laborioso, pero con un resultado final que compensa el esfuerzo.

Aquí os lo dejo, por si os sirve de guía y os animais a prepararla.

 

calabaza-confitera

CABELLO DE ÁNGEL (PASO A PASO)

INGREDIENTES:

  • Calabaza confitera (cidra)
  • Azúcar
  • Piel de limón
  • Palo de canela

cabello-de-angel-2

ELABORACIÓN:

***No pongo cantidades ya que dependerá de la cantidad de pulpa de calabaza que tengamos para elaborar el dulce de cabello de ángel. La proporción (en mi caso, que no me gusta excesivamente dulce, es de 1000 gr. de pulpa/ 500 gr. de azúcar) es decir, mitad de azúcar que de pulpa tengamos. De esta manera, no queda demasiado dulce, así que si os gusta que esté más dulce, añadirle más cantidad. Aumentar la proporción.

cabello-de-angel-5

En primer lugar, procederemos a lavar muy bien la calabaza entera, bajo el chorro del grifo, para quitarle toda la tierra que pueda tener. Seguidamente cortamos la calabaza en trozos grandes. Para cortarla (tiene muy dura la corteza) habrá que tener cuidado con los cuchillos, ya que nos podemos cortar.

En una olla grande, se meten los trozos de calabaza, se cubren de agua y se pone al fuego hasta que llega al punto de ebullición. Se baja el fuego y se mantiene en un hervor suave durante unos 20 minutos (hasta que veamos que la pulpa está blanda).

paso-a-a-paso-1-bis

Se sacan los trozos y se ponen a enfriar. Una vez frío, se quitan las pepitas y con un tenedor se van sacando las hebras de pulpa de calabaza, rascando bien con el tenedor hasta dejar únicamente la corteza, se coloca sobre un escurridor.

Una vez que tenemos todas las hebras de cabello de ángel, se dejan escurrir un rato (o toda la noche) para que suelten la mayor cantidad posible de líquido.

***Por cierto, no tiramos el líquido que va escurriendo, ya que probablemente lo utilizaremos  cuando vayamos a cocer el cabello de ángel con el azúcar.

Pesamos la pulpa de cabello de ángel y pesamos la mitad de azúcar que de pulpa, lo juntamos en una olla, añadimos la corteza de limón y la rama de canela y ponemos a cocer el conjunto durante 1 ½ aprox. Movemos continuamente la preparación para que no se pegue. Si es necesario (si vemos que se está secando) le añadimos líquido de la cocción. No se puede decir la cantidad exacta de líquido, ya que dependerá de varios factores, como lo escurrido que tengamos la pulpa, de la intensidad del fuego… según vayamos viendo.

Según va  pasando el tiempo, vemos cómo cambia de color, que va cogiendo un ligero tono dorado, ése es el punto para dejar de cocerlo. En mi caso, fueron 90 minutos, pero dependerá un poco de la cantidad que cocinemos, la temperatura del fuego…

paso-a-paso-2

Una vez que consideramos que ya está lista la confitura de cabello de ángel, dejamos que se enfríe y vamos rellenando tarros perfectamente limpios y esterilizados. Los ponemos a cocer al baño maría para hacerles el vacío.

cabello-de-angel-3

*** Yo, lo que hago, es poner la olla express, pongo un paño de cocina en el fondo, meto los tarros y cubro de agua hasta la mitad del frasco –nunca cubrirlo entero-. Cierro la olla y lo tengo unos 15 minutos con las dos marcas subidas.

Una vez que se puede abrir la olla, se sacan los tarros y se dejan enfriar. Después ya está listo para guardar.

cabello-de-angel-4

By

Cómo conservar limones (zumo y ralladura)

limonero

Ya hemos entrado en el otoño. Después de este largo parón veraniego, vuelvo a retomar mi actividad en el blog. La verdad es que esta vez me ha costado más que nunca volver a postear y publicar recetas. No es que no haya cocinado en todo este tiempo, pero me he dedicado a volver a hacer recetas que ya tengo publicada y probadas en el blog y que con el afán de probar cosas nuevas, las vas dejando a un lado, siendo recetas ideales para el día a día, para desayunos, meriendas y postres sencillos..

En casa tengo 2 limoneros y cuando he vuelto de las vacaciones me he encontrado con un montón de limones, entonces, para aprovechar ese excedente de limones he decidido congelar tanto la ralladura como el zumo para tener a mano y sin esfuerzos, esos limones durante una buena temporada.

Os cuento cómo lo he hecho:

ralladura de limón

APROVECHAMIENTO DE LIMONES

ELABORACIÓN:

Lo primero que hacemos es lavar concienzudamente los limones bajo el chorro del grifo, para quitarles el polvo en este caso, ya que he utilizado limones totalmente ecológicos, que no llevan ningún tipo de fungicidas…pero si utilizais limones de compra, para que quede la peladura totalmente libre de pesticidas, ya que la utilizaremos.

En segundo lugar, procedemos a rallar todos los limones, queremos sacar la ralladura, para ello, es conveniente utilizar un buen rallador de cítricos (yo tengo el de la marca Microplane y estoy encantada con él). Rallamos todo el limón, teniendo la precaución de no coger la parte blanca (ya que ésta amarga).

Metemos la ralladura obtenida en bolsas de congelación, dejándola lo más plana posible. Cerramos la bolsa herméticamente y metemos en el congelador. Cuando vayamos a utilizarla, sacamos una porción y en un momento, se descongela.

ralladura de limón.1JPG

Con esta fórmula tenemos ralladura de limón todo el año. La utilizamos para cualquier cosa, bizcochos, tartas…cualquier preparación en la que necesitemos saborizar con ralladura de limón.

zumo de limón

Ahora viene el zumo. Para ello, exprimimos todos los limones, con un embudo, vamos vertiendo el zumo en bolsas de congelación de las de hacer cubitos de hielo. Una vez rellenadas, las metemos en el congelador y dejamos ahí hasta su uso.

zumo en cubitos

Es muy cómodo, ya que tenemos  zumo listo para su uso en cómodos cubitos, su uso puede ser muy variado, desde platos salados de pollo, pescados, repostería…

limonero 1

By

Frosting especial de queso crema

frosting-de-queso-6

Este frosting es un auténtico descubrimiento. Si algo me echa para atrás de la repostería americana es la cantidad ingente de azúcar y mantequilla que utilizan para rellenar y cubrir esas espectaculares tartas, que ellos bordan como nadie.

Nosotros, tenemos el paladar acostumbrado a preparaciones menos azucaradas, por lo que siempre andamos buscando recetas que cumplan bien la función de los frostings en lo relativo al sabor y a la textura (que se mantenga la decoración en la tarta o cupcake) pero que no pequen en exceso de dulzor y calorías.

Con este frosting creo que hemos dado un paso adelante, con eso quiero decir que, puedes preparar tu tarta de zanahorias, ( la semana que viene os la enseñaré) , cubrirla con este frosting y te queda tan rica, tan lucida y tan estable como cualquier otra. También le veo multitud de aplicaciones, en cupcakes, como relleno….

El concepto y la forma de elaborarla, partiendo de una bechamel, también la podéis ver en la receta de Buttercream de Magnolia bakery que tengo en las tarta princesa de cupcakes y también en la tarta Gravity cake de lacasitos.

Edito para hacer constar dos cosas que considero importantes:

1.- Se puede hacer de cualquier sabor, no solamente de queso-crema. He probado con chocolate blanco fondant derretido y frío y queda muy bueno. Por lo tanto, también se podrá hacer también con chocolate negro o con chocolate con leche.

2.- He probado a hacerlo de otra forma (en vez de mezclar los dos tipos de harina con la leche fría y desleirla hasta que no queden grumos) lo que he hecho ha sido calentar en el cazo unos 35 gr. de mantequilla y cuando está totalmente líquida, he echado la harina corriente (35 gr) y la he cocinado un poco para que no sepa a harina la mezcla. Luego le he vertido la mezcla de leche-maizena y seguido el azúcar… el resto he continuado como pongo en la receta.

De esta forma, creo que queda mejor la crema, ya que si no “quemamos” la harina en la grasa (mantequilla) hay que estar trabajando la crema bastante tiempo para quitar el saborcillo a harina cruda. De esta forma, lo solucionamos sin pega ninguna.

FROSTING ESPECIAL DE QUESO

  • 35 gr. de harina corriente
  • 45 gr. de harina de maíz (Maizena)
  • 375 ml. de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 125 gr. de mantequilla
  • 250 gr. de queso philadelphia
  • 75 gr. de azúcar glas (opcional)
  • 1 cucharadita de zumo de limón (opcional)
  • 100 gr. de azúcar normal

frosting-de-queso-3JPG

ELABORACIÓN:

Mezclamos la harina y la maicena, la disolvemos en la leche fría, mezclando bien con unas varillas hasta que no quede ningún grumo.

Ponemos la mezcla de leche y harinas en un cazo al fuego suave y añadimos el azúcar normal, removemos constantemente hasta que espese como si se tratase de una bechamel.

frosting-de-queso-1

Una vez que tenemos la textura adecuada, dejamos enfriar totalmente, cubriendo la parte superior con un plástico film para que no se cree una capa por el contacto con el aire.

Una vez totalmente frío, pasamos la bechamel a la Kitchen Aid y con el accesorio de pala comenzamos a batir la crema a velocidad media. Añadimos el extracto de vainilla y el zumo de limón (en caso de utilizarlo).

Tendremos la mantequilla cortada a trocitos y a temperatura ambiente, se la vamos incorporando a la crema bechamel, poco a poco, para que se integre en la crema. En este paso, conviene no precipitarse e ir echando la mantequilla a poquitos, dándole tiempo a la crema para que vaya incorporando toda la mantequilla.

frosting-de-queso-2

Hacemos lo mismo con el queso philadelphia, se lo vamos echando poco a poco. Paramos de batir cuando veamos que adquiere la textura adecuada, cuando vemos una crema suave, aterciopelada y firme.

frosting-de-queso-4

***Probamos el frosting, si nos parece que no está lo suficientemente dulce, le podéis añadir el azúcar glas, también poco a poco. Si veis que está suficientemente dulce, no se lo pongáis.

***Esta receta se la ví a Bea, del blog  “elrincóndeBea”

 

By

Receta de merengue

Os presento esta receta que muestra cómo hacer merengue italiano que os vendrá bien en cualquier ocasión. Yo la usé para hacer una de esas recetas de Halloween que tanto gustan a los más pequeños, dándole forma de fantasmas, y acompañadas con cupcakes de calabaza y mermelada de calabaza.

 

relleno-2

INGREDIENTES:

  • 120 gr. de claras de huevo
  • 200 gr. de azúcar glas
  • unas gotas de vinagre o zumo de limón, o pizca de sal
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

 

ELABORACIÓN:

paso-a-paso-merengue-1

 

  • En un robot de cocina tipo Kitchen Aid, o bien con varillas eléctricas ponemos las claras de huevo (a temperatura ambiente montan mejor), le añadimos un chorrito de vinagre o de zumo de limón o bien una pizca de sal. (en sustitución de cremor tártaro, que es más difícil de conseguir) con esto, conseguiremos montar mejor las claras a punto de nieve, quedan más estabilizadas.
  • Comenzamos a batir a velocidad media-baja hasta que comience a espumar. Poco a poco, vamos subiendo la velocidad hasta que las claras se vayan poniendo blancas, cuando están blanquecinas, se va añadiendo el azúcar glas a cucharadas, de una en una, y sin dejar de batir hasta que acabemos con todo el azúcar.
  • Batimos hasta que prácticamente está totalmente montadas, añadimos el extracto de vainilla y batimos unos 30 segundos más. Comprobamos que las claras están haciendo picos fuertes (textura pasta de dientes…más o menos).
  • Colocamos el merengue en una manga pastelera con boquilla ancha para hacer la forma de fantasma. También se puede hacer cualquier tipo de figuras, tales como huesos, cestillos…
  • Procedemos a hornear a baja temperatura 100º con calor arriba-abajo durante 1 hora hasta que el merengue esté blanco pero duro por fuera (por dentro estará más tierno) dependerá del tamaño de las piezas el tiempo de cocción. Puede que necesitemos algo más de tiempo.
  • Dejamos los merengues dentro del horno, con el horno apagado y la puerta un poco entreabierta, para que se vayan enfriando sin sobresaltos y sin espantadas.

¡A tener en cuenta en el enfriado!

***En mi caso, como consecuencia de las prisas (necesitaba el horno para otra preparación), en vez de dejar enfriarse los merengues dentro del horno, los tuve que sacar una vez horneados y el resultado fue que se me arrugaron por el contraste de temperatura. En esta ocasión, como era para Halloween no me importó demasiado, ya que quedan todavía más “terroríficos”, pero del horno salieron lisitos y preciosos.

By

Bonito del norte en conserva

bonito del norte embotado

 

Ahora estamos en plena temporada de bonito, momento ideal para prepararlo embotado, y de esta forma, poder gozar de él durante todo el año. . Existen numerosas maneras de hacerlo, con el bonito en crudo, con el bonito cocido, con aceite de girasol, con aceite de oliva, con más tiempo de cocción, con menos…. En este post, os explico cómo lo preparamos en casa. Falta la foto final, con el resultado, pero como, una vez que lo preparamos tiene que estar 3 meses reposando… añadiré la foto cuando pase ese tiempo, así podremos apreciar la textura y el colorcito que hayan cogido las lascas de bonito. ¡queda pendiente, pues!

 

BONITO DEL NORTE EN CONSERVA

 

INGREDIENTES:

.- bonito del norte de unos 12 kg.

.- sal gorda

.- aceite de girasol

bonito del norte en conserva

 

ELABORACIÓN:

 

Para embotar bonito hay una serie de consideraciones a tener en cuenta:

 

*** Es aconsejable escoger un bonito del norte (pescado en el mar Cantábrico) de primerísima calidad. El BONITO DEL NORTE se caracteriza por tener un exquisito sabor y una textura más suave que la del resto de su especie. Su captura tiene lugar en el Golfo Vizcaya, donde la flota de bajura del Cantábrico lo pesca con anzuelo para que el pez no sufra y ofrezca una carne de mayor calidad. La pesca se realiza en la costera, de julio a octubre, cuando el pez está en su punto óptimo para ser capturado y consumido. De carne blanca, tersa y sabrosa y textura muy suave. Por otro lado, el color es mucho más blanco que el del resto de túnidos.

*** El tamaño ideal del bonito para embotar es entre 10 y 12 kg. La carne está más hecha, y además, el desperdicio que tiene (cabeza, tripas, cola) es solamente un poco mayor que los ejemplares de 6 ò 7 kg.

***Deberemos esterilizar botes y tapas suficientes para su embotado, bien hirviendo los botes de cristal y tapas en una cazuela con abundante agua o bien en el lavavajillas en un programa intenso de gran temperatura.

*** El embotado se puede hacer con el bonito en crudo, o bien cocido. En casa siempre lo hemos hecho con las rodajas cocidas. No he probado nunca a meter el bonito crudo en los frascos, pero me consta que hay gente que lo prepara así. En esta ocasión explicaré la manera de hacerlo con el bonito cocido.

 

COMENZAMOS: En primer lugar, se despieza el bonito quitándole la cabeza, las tripas, las aletas y la cola . Se separa la ventresca (que está exquisita asada en el horno) aunque hay gente que también la embota. Seguidamente se corta el cogote (que embotaremos también) y se hacen rodajas gruesas.

El tamaño de las rodajas deberá ser algo menor que el alto del frasco donde lo vamos a meter. Este trabajo de despiece resulta un poco complicado si no tienes experiencia, por lo que es aconsejable que le digas al pescadero que te lo haga.

mosaico 1

EN SEGUNDO LUGAR. prepararemos una salmuera , es decir, agua con sal, que será donde coceremos las rodajas de bonito. Para saber el punto exacto de sal, echaremos agua en la cazuela donde vayamos a cocer el bonito. Añadimos un huevo crudo (notaremos que se va al fondo y está tumbado), comenzamos a añadir sal gorda y la vamos disolviendo en el agua. Cuando el huevo se ponga “de pies” ese es el punto idóneo de sal.

SEGUIDAMENTE, coceremos el bonito,  introducimos las rodajas de bonito en el agua y ponemos a hervir, una vez que rompa a hervir contamos 30 minutos (para un tamaño medio de rodaja, unos 7 ò 8 cm.de grosor) y dejamos hirviendo. Una vez pasado ese tiempo, sacamos las rodajas y dejamos enfriar en una bandeja.

 

AHORA ES EL MOMENTO, de limpiar las rodajas de bonito,  sacar los lomos de bonito, para ello, le quitaremos la piel, las escamas que pueda tener, las espinas y la parte negra de la zona central de la rodaja. Dejaremos los lomos limpios de venitas.

Una vez que tengamos los lomos, los vamos introduciendo en los botes (conviene que sean de boca ancha) de manera que queden bien juntos y pocos huecos. Es un poco un tetris, o puzzle. Hay que rellenar hasta el borde, dejando libre la boca del frasco, donde hace la rosca.

A CONTINUACIÓN, rellenamos de aceite. En mi caso, me gusta hacerlo con aceite de girasol, aunque hay gente que lo hace con aceite de oliva suave. El aceite deberá cubrir todos los tacos de bonito. Dejamos reposar unas 12 horas (sin poner la tapa todavía), para que el bonito vaya cogiendo el aceite ( por ejemplo, dejarlo toda la noche).

AL DÍA SIGUIENTE, rellenamos con más aceite hasta que veamos que cubre todo el bonito, dejando siempre la boca del frasco libre. Colocamos las tapas, cerrando el bote correctamente y solamente queda ponerlos al baño maría.

PARA HACERLO, pondremos agua suficiente en una amplia cazuela que cubra totalmente los frascos. Y lo llevaremos al punto de ebullición, dejamos hirviendo 50 minutos. Pasado ese tiempo, sacamos los botes del agua, secamos con un paño y dejamos que se enfríen. Una vez fríos, los colocamos en un lugar oscuro, y no los moveremos. Dejaremos reposar nuestra conserva de bonito durante 3 meses, antes de comenzar a utilizarla.

mosaico 2

***Cuando sacamos los frascos del baño maría, observaremos que el aceite se ha puesto como turbio. Eso es normal, con el reposo, el aceite va cogiendo de nuevo su color y textura original.

 

By

Crema de dulce de leche

dulce-de-leche-1

Esta crema es muy rica, de las de tener en cuenta para rellenar tartas, tartaletas, galletas… queda una crema buenísima. Muy recomendable.

CREMA DE DULCE DE LECHE

 

INGREDIENTES:

· 1 bote de dulce de leche (450 ml.)

· 3 huevos

· 200 ml. de nata de montar

 

ELABORACIÓN:

 

Ponemos el dulce de leche en un cazo y añadimos los huevos de uno en uno, batimos bien, enérgicamente para que queden bien incorporados. Lo pondremos a fuego suave. Una vez bien mezclados, añadimos la nata de montar (líquida, sin montar) y batimos bien.

Removemos continuamente a fuego suave durante un ratito hasta que veamos que la crema se espesa. NO HERVIR, ya que se cortaría la preparación. Una vez que observamos que ha espesado, retiramos del fuego y cubrimos con un plástico film en contacto directo con la crema (`para que no cree una película en la parte superior) y dejamos enfriar.

Cuando está fría, se espesa todavía más. Guardamos en la nevera hasta su utilización.

***sirve para rellenar tartas, tartaletas, hojaldres, galletas….

dulce-de-leche-2

By

Crema de lima

crema-de-lima

La crema de lima que he preparado en esta ocasión, formará parte de una tarta que os enseñaré más adelante. En realidad, he tomado la receta de crema de limón de Paco Torreblanca, solamente que he sustituído la misma cantidad de limón, por lima.

Tenía curiosidad por probar esta receta con tantas yemas de huevo, ya que yo, normalmente, cuando necesito preparar una crema de limón utilizo mi receta de Crema de limón o lemon curd la verdad es que queda una crema finísima, más suave que la de limón, al utilizar limas.

Desde luego, totalmente recomendable si eres de las personas que te gusta el sabor ácido de la lima o el limón.

 

CREMA DE LIMA

 

INGREDIENTES:

· Ralladura de 5 limas

· 230 ml. de zumo de lima

· 9 yemas (160 gr)

· 3 huevos (165 gr.)

· 230 gr. de azúcar

· 160 gr. de mantequilla

 

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, mezclamos el zumo de lima, la ralladura y el azúcar en un cazo. Lo ponemos al fuego y calentamos hasta que llegue al punto de ebullición, moviendo la mezcla continuamente.

Por otro lado, en un bol mezclamos los huevos y las yemas, no batimos, solamente mezclamos (intentaremos evitar que salga espuma), vamos añadiendo el almíbar caliente poco a poco, en hilillo a los huevos.

***en este punto es importante añadir al principio muy poca cantidad de almíbar a los huevos, para que no cuajen como consecuencia del calor que tiene el almíbar.

mosaico- crema- de- lima

Una vez que está todo incorporado, mover bien y cocer el conjunto, bien al baño maría (tardaremos más tiempo) o bien cocer la crema directamente, eso sí, a fuego bajo y moviendo constantemente para que no se queme. (como si fuese una crema pastelera). Lo mantenemos al fuego hasta que coja consistencia.

Dejamos que se enfríe hasta unos 50º más o menos y por último, agregamos la mantequilla y removemos hasta que esté totalmente disuelta.

Cubrimos la crema con un plástico film en contacto con la superficie de la crema para que no cree costra y dejamos enfriar.

mosaico-crema-de-lima-2

***esta crema se puede guardar en tarros herméticamente cerrados en la nevera y nos dura más de 1 semana en perfecto estado.

***esta crema sirve para rellenar tartas, hojaldres, tartaletas, galletas, cubrir con merengue…

***la receta original de Paco Torreblanca está hecha exactamente igual, pero con limón, con lima queda igual de bien.

 

 

By

Base de bizcocho genovés de almendra

plancha- de- bizcocho-genovés-de-almendra2

 

Esta base de bizcocho en plancha, también llamado Gioconda es ideal como base para elaborar tartas tipo mousse, cremas,… ya sean tartas infantiles, de cumpleaños o para cualquier celebración. Al llevar almendra en polvo entre sus ingredientes, queda un bizcocho muy rico, con gran protagonismo dentro del conjunto de la tarta.

BIZCOCHO GENOVES DE ALMENDRA (GIOCONDA)

 

INGREDIENTES:

· 135 gr. de almendra molida

· 135 gr. de azúcar glas

· 35 gr. de harina

· 180 gr. de huevo (3 tamaño L aprox.)

· 25 gr. de mantequilla fundida

· 120 gr. de claras de huevo (3 claras L aprox.)

· 20 gr. de azúcar

plancha- de- bizcocho-genovés-de-almendra-

ELABORACIÓN:

 

Mezclar la almendra molida con el azúcar glas, añadirle la harina y remover bien para que se mezcle todo. Vamos incorporando los huevos de uno en uno, no incorporando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado. Batimos con la batidora eléctrica de varillas durante 8 ó 10 minutos hasta lograr montar la masa.

Retiramos ¼ de la preparación y la mezclamos con la mantequilla fundida y fría. Juntamos ambas masas con suavidad.

Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve fuerte, incorporándole el azúcar (20 gr.) en dos veces, la primera cuando está casi montado y la segunda casi al final. Una vez que lo tenemos montado bien firme mezclamos con la preparación anterior, lo haremos de manera suave, con movimientos circulares y de abajo hacia arriba, con unas varillas manuales o una espátula. Hay que procurar que no se baje la preparación.

plancha- de- bizcocho-genovés-de-almendra3-

Extendemos la masa resultante en una placa de horno cubierta con papel de hornear, igualamos con una espátula y metemos en el horno previamente precalentado a 200º, bajamos la temperatura a 175º y horneamos unos 10 minutos, hasta que veamos que está dorado por la parte de arriba.

Inmediatamente sacamos la plancha del horno y con mucho cuidado damos la vuelta sobre una rejilla, despegamos el papel de hornear y dejamos enfriar.

plancha- de- bizcocho-genovés-de-almendra1-

By

Cupcakes básicos de vainilla

Cupcake básico de vainilla

 

Os muestro una receta básica para elaborar cupcakes de vainilla, a partir de aquí podéis decorar vuestro cupcake con mucha imaginación y al gusto. Esta es una receta básica, de las de tener siempre a mano en nuestro “fondo de armario” para cualquier ocasión. Aunque los cupcakes de chocolate suelen llevarse la fama, con esta receta queda una masa muy mullida, que no sube demasiado (ideal para los cupcakes) y muy rica.

 

CUPCAKES BÁSICOS DE VAINILLA

 

INGREDIENTES:

· 155 gr. de harina de repostería

· 1 ¼ de cucharilla de té de levadura tipo Royal

· ½ cucharilla de té de bicarbonato

· ½ cucharilla de té de sal

· 2 huevos

· 150 gr. de azúcar

· 1 ½ de cucharilla de té de extracto de vainilla

· 125 gr. de aceite de girasol

· 125 ml. de leche +1 cucharada sopera de zumo de limón ó 125 ml. de buttercream.

cupcake básico de vainilla

 ELABORACIÓN:

Con unas varillas eléctricas o robot tipo Kitchen Aid batir los huevos durante 20 segundos aproximadamente, seguidamente, añadir el azúcar y seguir batiendo hasta lograr una crema blanquecina que haya doblado el volumen. Después, añadir la vainilla y seguir batiendo.

A continuación, se añade el aceite poco a poco, en hilillo y sin dejar de batir hasta que esté perfectamente mezclado.

Se baja la velocidad del batidor hasta la posición más lenta y se incorpora 1/3 de la harina (que habremos previamente tamizado y mezclado con la sal, la levadura y el bicarbonato), en caso de hacerlo con varillas, utilizaremos varillas manuales con movimientos envolventes y suaves.

Una vez que tengamos la mezcla homogénea, se echa la mitad de la leche ( al comienzo de la receta, habremos puesto la leche con el zumo de limón, deberá parecer que se ha cortado o cuajado un poco, esto nos llevará unos 10 minutos), se mezcla bien con la masa y echamos otro tercio de harina, mezclamos y vertemos la leche que nos queda (la otra mitad), mezclamos bien y terminamos con el tercio de harina que nos queda. El resultado será una masa bastante líquida.

Preparamos unas cápsulas para magdalenas o cupcakes, las metemos en unos moldes rígidos especiales para hornear magdalenas y llenamos 2/3 de la cápsula con la masa resultante.

Horneamos en horno precalentado a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos, metemos la bandeja con los cupcakes y bajamos el horno a 175º con calor abajo-turbo durante 12/15 minutos aproximadamente, hasta que estén doraditos y al introducir un palillo en el centro, éste salga limpio, sin masa adherida a él.

Se dejan unos minutos en la propia bandeja y después, se sacan y se dejan enfriar sobre una rejilla.

cupcake básico de vainilla