By

Rosquillas de chocolate y naranja

rosquillas-de-chocolate-y-naranja-6jpg

De nuevo, una receta de rosquillas. Esta vez, con la particularidad de que están hechas con cacao y naranja. Si te gusta el chocolate y las rosquillas, esta receta te va a encantar, porque la verdad es que se salen un poco de las típicas rosquillas, pero sin perder lo tradicional de esté dulce, la textura, la fritura…

El toque de la naranja le aporta, además, un plus de sabor. Y ya sabemos lo bien que combina el chocolate con la naranja. Aquí os las dejo, para que las tengaís en cuenta, si os poneís a hacer una tanda de rosquillas.

rosquillas-de-chocolate-y-naranja

ROSQUILLAS DE CHOCOLATE Y NARANJA

INGREDIENTES:

  • 3 huevos
  • 250 gr. de azúcar
  • 75 gr. de cacao puro (tipo Valor)
  • 1 sobre de levadura o impulsor químico
  • 125 ml. de aceite de girasol
  • Ralladura de 1 naranja
  • 3 cucharadas soperas de zumo de naranja
  • 3 cucharadas soperas de Grand Marnier (licor de naranja) opcional
  • 3 cucharadas de café negro fuerte
  • Harina (la que necesitemos… aproximadamente 750/ 800 gr.)

rosquillas-de-chocolate-y-naranja-3jpg

ELABORACIÓN:

Primeramente batimos los huevos junto con el azúcar hasta que veamos que se ha esponjado y aumentado su  volumen. A continuación, añadimos el aceite en forma de hilillo y seguimos mezclando. Añadimos la ralladura de naranja, el zumo, el café, el licor y mezclamos.

rosquillas-de-chocolate-y-naranja-4jpg

Por otro lado, juntamos 500 gr. de harina con el cacao y el sobre de levadura (15 gr.) Se lo añadimos a la crema anterior y mezclamos hasta que desaparezca la harina en la masa. Todavía tendremos una masa muy líquida, así que vamos añadiendo cucharadas de harina poco a poco, hasta lograr una masa homogénea, más o menos dura, que sea manejable (como para poder formar la rosquilla) pero que no esté demasiado seca o dura.

rosquillas-de-chocolate-y-naranja-5jpg

Cuando tenemos la masa en su punto, procedemos a dar forma de rosquilla y a freír. Yo, concretamente hago roscas de 25 gr. con un gran agujero central (ya que luego, durante la fritura crecen y si no has hecho un gran agujero en el centro, tienden a cerrarse).

rosquillas-de-chocolate-y-naranja-7pg

La fritura es importante, ni demasiado caliente el aceite (para que no se quemen por fuera y queden crudas por dentro) ni demasiado frío (que absorbe mucho aceite la rosquilla). Una vez fritas, se escurren sobre papel de cocina y posteriormente cuando están frías, se espolvorea azúcar glas.

rosquillas-de-chocolate-y-naranja-2pg

By

Rosquillas fritas

rosquillas-fritas4

Las rosquillas suelen relacionarse con fechas señaladas para su elaboración, bien sea en Semana Santa, carnavales o fiestas patronales. En mi casa, en cambio, siempre es un buen momento para preparar una buena tanda de rosquillas y tener solucionado el desayuno y el cafecito de media tarde para unos cuantos días.

En el blog tengo un montón de recetas de rosquillas, me encanta probar nuevas recetas y si me convencen, no dudo en ponerlas en el blog. He probado esta nueva fórmula, y la verdad es que no ha pasado desapercibida. Han quedado unas rosquillas realmente deliciosas. Esponjosas, suaves, tiernas… muy, pero muy ricas. Altamente recomendables, así que no podía dejar de enseñárosla, para que os pongais rápidamente manos a la obra. Siempre es un buen momento para compartir una rosquilla…

ROSQUILLAS FRITAS

INGREDIENTES:

  • 200 ml. de aceite frito , frío y colado (se fríe con anises verdes/matalahúva y cáscara de naranja)
  • 6 huevos
  • 250 gr. de azúcar (se puede usar más si nos gustan más dulces)
  • Ralladura de limón
  • Zumo de ½ limón
  • 1 copita de anís
  • 1 sobre de levadura
  • 1 sobre doble de gaseosas
  • Harina (la que admita)

rosquillas-fritas.1JPG

ELABORACIÓN:

En primer lugar, freímos el aceite de girasol con un puñado de anises y varias cáscaras de naranja (solo la parte naranja, no lo blanco-que amarga). Cuando humea y se fríe la cáscara de naranja, se retira del fuego, se deja enfriar y después se cuela.

Por otro lado, batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina que esté bien aireada. Seguidamente añadimos la ralladura de limón y el aceite frío y colado. Lo añadimos poco a poco. A continuación , echamos el zumo de limón, seguimos batiendo y también añadimos la copita de anís. Vertemos el sobre doble de gaseosas.

Cuando está todo bien mezclado, procedemos a incorporar la harina. Mezclamos una cantidad de harina con el sobre de levadura y se lo vamos echando a la mezcla. Continuamos echando  y mezclando harina en cantidad suficiente hasta lograr una masa adecuada para poder dar forma de rosca.

rosquillas-fritas.2JPG

***La cantidad de harina es un poco relativa (en torno al kilo ) ya que dependerá bastante  del tamaño de los huevos, de la copita de anís, del tamaño del limón… la clave para saber que no tenemos que añadir más harina está en echar sobre el ½ kg. de primeras y luego ir añadiendo la harina a poquitos, mezclar bien y seguir añadiendo según vayamos viendo que nos pide más la masa. Deberemos parar cuando tengamos una masa semidura, NUNCA dura, que se engancha un poco a los dedos, pero que si te pones un poco de aceite en la mano, se pueda  formar la rosquilla.

Una vez que tenemos la masa en su punto, la cubrimos con un plástico film y la dejamos reposar  sobre 1 hora. Cogemos porciones de masa del tamaño de 1 nuez, le damos forma de bola, abrimos un agujero en el centro (un agujero generoso, porque si no, cuando se fríen, aumentan bastante de tamaño y si no hemos hecho un buen agujero, se nos engordan mucho y se cierran, quedando más feas.

rosquillas-fritas.3JPG

Procedemos a freír las piezas:  para ello, a mi me gusta poner un cazo pequeño con bastante aceite, las frío de 4 en 4, con aceite caliente . Una vez fritas, las saco a un escurridor (para que suelte el primer aceite y luego las pongo sobre papel absorbente de cocina para quitar el exceso de aceite.

rosquillas-fritas.5JPG

    CLAVES PARA CONSEGUIR UNAS BUENAS ROSQUILLAS:

  • Conviene pillarle el punto a la textura de la masa antes de freirlas. Si dejamos una masa dura (fácil de modelar), obtendremos rosquillas compactas, harinosas. Esta receta es para que nos queden unas rosquillas esponjosas, suaves y fáciles de comer.
  • Tener en cuenta que aunque nos parezca que dejamos la masa blanda, con el reposo de 1 hora, parece mentira pero la masa se endurece un poco, coge cuerpo. Para darles la forma, podemos untarnos las manos en un poco de aceite, aunque si la haces bien, este paso no es necesario.
  • La fritura es clave para obtener unas rosquillas de envidia:
  1. Deberemos freirlas en abundante aceite (yo utilizo de girasol), yo utilizo un cazo pequeño, las rosquillas deberán flotar en el aceite (si tocan el fondo-por escasez de aceite- lo único que consigues es que se quemen y que absorban muuucho aceite).

Las rosquillas en principio van al fondo, pero enseguida suben arriba.

  1. La temperatura del aceite es otro factor importantísimo para obtener unas buenas rosquillas. Deberá estar lo suficientemente caliente para que se hagan bien por dentro, pero no demasiado caliente, que lo único que nos pasaría es que se queman rápidamente por fuera, pero dentro queda cruda la masa. Si el aceite está frío, lo que hacen las rosquillas es chupar mucho aceite, quedándonos unas rosquillas aceitosas. Pillar el punto del calor del aceite es muy importante.
  2. No hay que marear la rosquilla (darle vueltas y vueltas) cuando se está friendo, ya que lo único que conseguimos es que absorba más aceite de la cuenta y como consecuencia , rosquillas aceitosas.

***Con estas cantidades nos salen unas 50/60 rosquillas.

rosquillas-fritas

 

 

 

By

Rosquillas alemanas de pasta choux

rosquillas-alemanas.2JPG

Estas rosquillas son de origen alemán, de hecho yo he seguido la receta que aparece en el libro “Backen macht Freude”, del Dr. Oetker. Su nombre en alemán es Eberswalder Spritzkuchen. Son unas rosquillitas fritas, elaboradas con una masa tipo choux pero a la que se le añade polvos de hornear (levadura tipo Royal), que quedan riquísimas, de las de empezar y no poder parar.

Estas rosquillas conviene consumirlas en cuanto estén tibias o frías, es cuando mejor están, ya que con el tiempo, se reblandecen, están buenas pero no tanto. Siempre van glaseadas, aunque yo las he dado una leve pincelada de glasa, para apreciar mejor su sabor. Pero la glasa les sienta muy bien.

ROSQUILLAS DE MASA ALEMANAS

 

INGREDIENTES:

· 250 ml. de agua

· 50 gr. de mantequilla

· 150 gr. de harina

· 30 gr. de harina fina de maíz (Maizena)

· 25 gr. de azúcar

· 1 sobrecito de azúcar avainillada

· 4 ó 5 huevos M

· 1 cucharadita rasa de las de té de polvos de hornear (tipo levadura Royal)

· aceite de girasol para freir

· Para cubrir:  .- 300 gr. de azúcar glass

.- 3 cucharadas aprox. de zumo de limón

.- agua caliente

rosquillas-alemanas.3JPG

 

ELABORACIÓN:

Primeramente preparemos la masa, en esencia se asemeja a la masa de los buñuelos o profiteroles, aunque tiene alguna variante que veremos durante la elaboración.

Calentamos el agua y la mantequilla en un cazo y llevamos al punto de ebullición.

***La mantequilla es conveniente que esté a temperatura ambiente, ya que si la echamos fría, tardará más tiempo en deshacerse con lo que el agua estará durante más tiempo hirviendo; eso trae como consecuencia que se evapora más agua y entonces varían las proporciones de la receta. En estas masas escaldadas es importante respetar escrupulosamente la proporción de líquidos y sólidos que nos indican en la receta, ya que de eso dependerá luego la cantidad de huevos que tenemos que añadir para que nos quede una buena masa, que no se desinfle durante o después del horneado.

 

Por otro lado, habremos tamizado la harina y la maizena, la colocamos en un bol amplio. Vertemos todo el líquido de golpe sobre la harina y removemos con una cuchara de madera hasta obtener una masa que se despegue de las paredes del bol, que la harina haya absorbido todo el líquido. Nos llevará poco tiempo.

En caso de hacerlo con una amasadora tipo Kitchen Aid, ponemos la mezcla de harina/maizena en el bol de la K.A. y vertemos todo el líquido de golpe. Amasamos a velocidad lenta durante 1 minuto aprox. con la pala.

Seguidamente añadimos el azúcar y el azúcar avainillado y seguimos mezclando (1).

Es el momento de ir añadiendo los huevos, los iremos añadiendo de uno en uno, permitiendo a la masa absorber los huevos poco a poco. No echar el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente unido.

En caso de usar la K.A. darle más velocidad para que se incorpore bien los huevos en la masa (2).

*** Habrá que tener cuidado a la hora de incorporar el último huevo, no echarlo si no es necesario, deberemos observar la masa y ver si está suficientemente blanda como para formar las rosquillas, que tomando una porción de masa se quede adherida a la cuchara sin caerse al bol (más o menos). Habrá que tener un poco de pericia a la hora de ver el punto de la masa, para que no nos quede ni demasiado blanda, ni demasiado dura. Por eso, es importante ver si necesitamos el último huevo o no, quizás no lo necesitemos entero, por lo que conviene batirlo en un bol y añadir sólo lo que necesitemos para que nos quede una masa perfecta (3).

Una vez que tenemos la masa lista, dejamos que se enfríe y SOLO cuando la masa está fría, añadimos los polvos de hornear. Es importante que la masa esté TOTALMENTE fría.

***El motivo para añadir los polvos de hornear al final, cuando la masa está fría es porque este tipo de masas escaldadas se calientan antes de la fritura o del horneado, es decir, durante el proceso de formar la masa , con lo que si añadimos la levadura cuando la masa está caliente, pierde parte de sus propiedades antes de freir u hornear con lo que luego obtendremos unas rosquillas o lo que hagamos, planas, chafadas, que no han desarrollado adecuadamente.

Metemos la masa en una manga pastelera con boquilla rizada y cortamos papelillos de horno, los engrasamos (es importante engrasarlos, porque si no, se engancha la masa al papel y es imposible echarlos en el aceite para freir sin perder la forma). Formamos las rosquillitas (4).

paso-a-paso-de-rosquillas-alemanas

Calentamos aceite de girasol abundante en un cazo no muy grande o en una freidora y cuando la temperatura del aceite es la adecuada, procedemos a freir las roscas. Cuando vemos que están doraditas por un lado, le damos la vuelta hasta que terminen de hacerse.

Sacamos las roscas hechas a una fuente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Seguidamente colocamos sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.

Se pueden rebozar en azúcar glas o bien hacer una cobertura de glasa muy sencilla, pero que queda muy bien en este tipo de masas; Consiste en tamizar el azúcar glas, añadirle las cucharadas de zumo de limón y mezclar bien, añadir tanta agua caliente como sea necesaria para lograr una cobertura liviana que nos endulce la masa.

 

rosquillas-alemanas

 

 

 

 

By

Tostadas o torrijas rellenas de crema pastelera

tostadas o torrijas rellenas de crema pastelera.2JPG

Ahora que se acerca la Semana Santa, os propongo un dulce tradicional donde los haya. Son las tan socorridas torrijas o tostadas. Existen una infinidad de maneras de elaborarlas, dependiendo, sobre todo,  de la zona o región dónde se cocinen. En este caso, las he rellenado con crema pastelera, para que tengais otra opción distinta a la torrija tradicional o a las  torrijas de Semana Santa.

TOSTADAS O TORRIJAS RELLENAS DE CREMA PASTELERA

 

INGREDIENTES:

· Pan especial para torrijas

· Crema pastelera

· 1 litro de leche

· azúcar

· canela, limón

· huevos para rebozar

tostadas o torrijas rellenas de crema pastelera.1PG

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, cortaremos el pan de torrijas bastante ancho y cada rodaja la abriremos en forma de libro sin llegar al final. Dentro de cada “bocadillo” rellenaremos con crema pastelera.

Seguidamente realizaremos las torrijas al estilo tradicional, es decir, calentamos la leche aromatizándola con unas cucharadas de azúcar (dependerá de lo dulce que os gusten, pero hay que tener en cuenta que la crema pastelera ya estará bastante dulce) la cáscara de limón y la rama de canela. Dejamos entibiar.

Colocamos las rodajas de pan en una fuente sin amontonar y vamos echando cucharadas de la leche encima de cada torrija, despacio para que cale bien por una cara, con cuidado les damos la vuelta y seguimos mojando las rebanadas hasta terminar con toda la leche. Dejamos que absorba bien toda la leche.

Procedemos a freir las torrijas, para ello, batimos bien unos 3 huevos en un plato. Con mucho cuidado, (mejor utilizar una espátula o espumadera para manipular la torrija) pasar la torrija por huevo, escurrir y freir en aceite caliente. Cuando veamos que está por un lado, darle la vuelta y freir por el otro.

Sacamos a una fuente cubierta con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Espolvoreamos con azúcar grano y canela al gusto.

mosaico

***Hay que utilizar un pan que sea bastante ancho para que nos quepa el relleno y no se nos salga.

***No rellenar excesivamente la torrija con demasiada crema pastelera, ya que corremos el riesgo de que se nos desborde y se salga todo el relleno.

***Estas torrijas son más difíciles de manipular que las torrijas tradicionales, por lo que hay que tener más cuidado y saber tratarlas con “cariño” para que no se “desparramen “.

tostadas o torrijas rellenas de crema pastelera.3JPG

By

Rosquillas de clara de huevo y naranja

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja

 

Que en mi casa nos encantan las rosquillas, es un hecho innegable. Por eso, siempre que tengo ocasión, aprovecho para probar nuevas recetas de rosquillas. Nos gustan todas: Desde las rosquillas portugalujas, a las rosquillas esponjosas pasando por las rosquillas de pueblo o las rosquillas de nata.

Esta receta, concretamente, cumple dos funciones, por un lado, nos arregla el desayuno para unos días (ya que aguantan tiempo) y por otro lado, nos sirve para dar salida a esas claras de huevo que nos quedan en la nevera de otras preparaciones y no sabemos muy bien qué hacer con ellas.

El resultado salta a la vista, rosquillas blanditas, jugosas, muy sabrosas y fáciles de preparar. Ideales para el café con leche, para la merienda o para regalar…

ROSQUILLAS DE CLARA DE HUEVO Y NARANJA

 

INGREDIENTES:

· 4 claras de huevo (L)

· 1 kg de harina

· 250 ml. de aceite de girasol

· 250 ml. de zumo de naranja

· 300 gr. de azúcar

· 2 sobres de impulsor químico (levadura tipo Royal)

· piel de 1 naranja y ralladura de limón

· aroma de naranja o limón (opcional)

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG1

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, calentamos el aceite con la piel de la naranja hasta que ésta se encoja un poco. Apagamos y dejamos enfriar.

Por otro lado, montamos las claras de huevo a punto de nieve y reservamos mientras preparamos el resto de ingredientes.

En un bol (en el caso de que lo hagamos a mano) echamos el aceite fríto y frío, el azúcar, el zumo de naranja, la ralladura de limón y el extracto (en caso de que lo usemos). Mezclamos bien y una vez que lo tengamos, añadimos la harina, en principio echamos unos 750 gr. y mezclamos. Le añadimos el resto de harina hasta obtener una masa más bien seca. Teniendo en cuenta que después echaremos las claras a punto de nieve y esto humedecerá la masa. Amasamos hasta obtener una masa compacta, donde todos los ingredientes estén perfectamente unidos.La masa resultante deberá ser bastante blandonga, un poco pegajosa.

Una vez que la tengamos, vamos formando bolas de 30 gr. que dejaremos sobre la encimera de la cocina bien limpia. Para formar las bolas, será necesario que nos embadurnemos las manos con un poco de aceite de girasol para poder formar bien las bolas y que no se nos pegue la masa a las manos.

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG3

***Con estas cantidades salen unas 54 bolitas.

Ahora procedemos a freir las rosquillas, para ello calentamos abundante aceite de girasol en un cazo pequeño (yo las frío de una en una). Siempre digo lo mismo, pero es muy importante el punto de fritura del aceite para obtener unas rosquillas bien hechas por dentro, doraditas por fuera y que no estén aceitosas. Para ello, el aceite no deberá estar ni muy caliente (se queman por fuera y no se hacen por dentro), ni muy frío (que absorbe mucho aceite y resultan unas rosquillas aceitosas). Además, estas rosquillas son dobles, por lo que habrá que estar muy pendiente de la fritura.

Una vez que tenemos el punto del aceite, juntamos dos bolas, las aplanamos un poco y les hacemos un agujero en el centro, echamos la rosquilla en el aceite y ésta se irá al fondo en un principio. En ese momento, con un palo de madera (por ejemplo, los que dan en los restaurantes de comida china.) lo metemos en el centro del agujero y le damos vueltas para que nos quede el agujero grande e igual por todos los lados. Dejamos que se nos haga por un lado y cuando veamos que está doradito, le damos la vuelta para que termine de hacerse.

Una vez frita la rosquilla, la sacamos a un colador (que habremos colocado sobre un recipiente) para que suelte algo de aceite de la fritura. Seguidamente la colocamos sobre una bandeja con papel absorbente de cocina para que termine de enfriarse y se quite el exceso de aceite.

Repetimos esta operación con cada rosquilla. Con estas cantidades me han salido 27 rosquillas bien grandes (tamaño Donut, para que os hagáis una idea).

Si se desea se pueden rebozar en azúcar grano (en caliente) o azúcar glas (una vez frías). A mí particularmente, no me gustan demasiado dulces, así que prefiero dejarlas tal cual.

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG2

By

Rosquillas de nata

rosquillas-de-nata-2

Tengo que reconocer que soy una auténtica fan de las rosquillas. En casa gustan mucho, además como cunden tanto, siempre tienes algo con que acompañar a un buen cafecito o un cola-cao. Esta es otra variedad más, nada que envidiar a las rosquillas portugalujas, a las rosquillas esponjosas ni a las rosquillas de pueblo. Cada una tienen su característica particular, éstas, en concreto, quedan con una textura intermedia, mullidas pero no blandas del todo, suaves en el interior… en casa han pasado el examen  ¡y con nota! 😉

ROSQUILLAS DE NATA

 

INGREDIENTES:

· 250 ml. de nata líquida para montar

· 4 huevos (tamaño M)

· 250 gr. de azúcar

· 80 ml. de anís

· ralladura de ½ limón

· 1 sobre y medio de levadura tipo Royal (20 gr.)

· 2 cucharadas soperas de aceite de oliva

· pizca de sal

· harina (la que admita… unos 800 gr aprox.)

rosquillas-de-nata-3

 

ELABORACIÓN:

En primer lugar se baten los huevos con el azúcar hasta lograr una crema blanquecina (mejor hacerlo con una batidora de varillas o robot similar). Se añade la ralladura de limón y se mezcla.

Seguidamente se añade el aceite y se continua batiendo, después la nata en forma de hilillo, poco a poco hasta que esté perfectamente mezclado. Se incorpora el anís y se mezcla.

Por otro lado tamizamos un mínimo de 500 gr. de harina, la sal y le añadimos la levadura tipo Royal , se lo vamos incorporando a la mezcla anterior, al principio se hará fácilmente, después deberemos mezclar con las manos o con un robot tipo amasadora. Añadiremos tanta harina como sea necesaria para obtener una masa lo suficientemente compacta, homogénea, y espesa como para formar bolas de 25 /30 gr.

rosquillas-de-nata

**No se puede decir una cantidad exacta de harina ya que depende del líquido exacto que tengamos, la experiencia personal nos determinará la cantidad exacta de harina a utilizar. A mí, particularmente, me gusta que quede un pelín blanda para que luego obtengamos rosquillas más blanditas. Si tenemos dificultad para formar las rosquillas es muy útil untarnos las manos con aceite de girasol.

Una vez que tengamos la masa lista, pasaremos a formar las rosquillas. A mí me gusta dividir y pesar las bolas para que salgan todas del mismo tamaño. Con la masa se pueden hacer diferentes formas, partiendo de una bola, se le hace un agujero en el centro, se abre bastante con los dedos y le damos forma de rosco. También si estiramos un poco más la masa y la retorcemos en el centro formamos unos ochos. Con 15 gr. de masa se pueden hacer unos palitos que retorcemos y freímos. También con porciones pequeñas, formaremos bolitas que freiremos.

rosquillas de natarosquillas-de-nata-1

Por último, procederemos a freir las rosquillas. Es muy importante la fritura de las mismas, es superimportante que no nos queden aceitosas, para ello es imprescindible freir las rosquillas en abundante aceite que no esté demasiado caliente (ya que se nos quemarían por fuera y no se harían por dentro), pero tampoco demasiado frío (ya que absorberían demasiado aceite), como referencia en una cocina con potencia del 1 al 9 yo lo suelo freir en el 5, subiendo si veo que se me queda frío o bajando si detecto que está demasiado caliente.

Otro truco para que no chupen mucho aceite es NO “marear” las rosquillas dándoles vueltas y vueltas. Solamente hay que dejarlas que se hagan por un lado (que veamos que se han dorado) y luego darles la vuelta y dejarlas hasta que terminen de hacerse.

Seguidamente se sacan a un escurridor y de ahí, a una bandeja con papel absorbente. Se dejan que se enfríen y se guardan en latas. Duran hasta semanas en perfecto estado.

***Quedan unas rosquillas con una textura intermedia, ni muy blandas, ni muy duras.

By

Pestiños especiales de almendra

_DSC0507_phixr

Esta receta es de esas que haces con mucho cariño, ya que son “tesoros”  que pertenecen a tradiciones familiares muy arraigadas en ciertas zonas. Esta receta de  pestiños vienen desde Cádiz, se elaboran en época navideña y forman parte de la repostería navideña más tradicional de una familia muy especial para mí.

A los ingredientes habituales de los pestiños, se le añade algún otro, como la almendra, especias,  esencias… que hace que nos queden unos pestiños tan  especiales como para otorgarles la categoría de “navideños”.

PESTIÑOS ESPECIALES DE ALMENDRA

 

INGREDIENTES:

· 1,5 kg. De harina

· 1 vaso de los de agua (tipo Nocilla) de almendra tostada y molida.

· 1 cucharada sopera de canela

· 3 cucharadas soperas (no colmadas) de ajonjolí (semillas de sésamo) tostado y molido

· ralladura de 1 limón pequeño

· 2 vasos de aceite de oliva suave o girasol llenos hasta arriba

· 1 puñado generoso de matalauva ( granos de anís verde).

· 2 vasos de vino blanco fino (tipo Montilla, Moriles, Fino de Jerez…)

· 1 pellizco de sal

· Para bañar o “enmelar”: 1 tarro grande de miel

_DSC0519_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, tostar las almendras bien en el horno o en la sartén (es aconsejable utilizar almendra de la variedad marcona). Luego, molerlas hasta dejarlas en polvo. Debemos moler la cantidad necesaria para lograr un vaso de los de nocilla lleno. También tostaremos el ajonjolí o sésamo y lo reduciremos a polvo (con el molinillo de café se hace muy bien).

Por otro lado, templaremos en un cazo el vino blanco con la sal. También calentamos el aceite y cuando esté bien caliente, echamos el anís verde y retiramos del fuego. Dejamos que el aceite coja el gustillo del anís.

En un bol amplio, ponemos 1 kg. De harina, echamos el aceite bien caliente (colado, sin los granos de anís) y removemos; Se echa el vino templado, la canela, la ralladura de limón, la almendra molida y el ajonjolí. Amasamos todo bien y vamos añadiendo el medio kilo de harina restante, según vayamos necesitándolo. Quizás no necesitemos añadir toda la harina, eso lo iremos viendo en la masa, cuando logremos una masa que se despega de las manos y es apta para extender.

_DSC0583_phixr

Cogemos trozos de masa, la estiramos bien fina con el rodillo y hacemos cuadrados (depende un poco del tamaño que queramos hacer los pestiños. Yo he optado por hacerlos pequeños, de bocado), doblamos dos extremos opuestos y presionamos bien para darle forma típica de pestiño. Conviene presionar bien las juntas para que no se abran durante la fritura.

Procederemos a freírlos, para ello, calentamos abundante aceite de girasol en una sartén o cazo y vamos friéndolos por tandas en aceite caliente. Una vez fritos, los sacamos a un colador grande para que se escurran y después los pasamos a una bandeja con papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de grasa.

Una vez terminada de freir toda la masa, procederemos a “enmelar” los pestiños, para ello, ponemos en un cazo una proporción de 2 partes de miel por una de agua, llevamos al punto de ebullición y quitamos la espuma que se forma ( la impurezas), bajamos el fuego al mínimo y sumergimos los pestiños de uno en uno. Sacamos inmediatamente y colocamos en rejillas para que se escurran y se enfríen.

Se guardan en latas. Duran varias semanas en perfecto estado.

***Es conveniente extender muy fina la masa, cuanto más fina se hace, queda mejor

***Si le añades bolitas de colores quedan unos pestiños mucho más navideños .

***Sale mucha cantidad, yo he hecho la mitad de la receta.

_DSC0542_phixr

By

Bolitas de masa frita tipo rosquillas (Muzenmandeln)

_DSC0301_phixr

Estas pequeñas bolitas de masa fritas son un pecado tremendamente adictivo, empiezas por una y… ¡Ya no puedes parar! 😉 Pero es que están tan ricas que merece la pena probarlas.

Superfáciles de hacer, se asemejan a la masa de las rosquillas pero no saben igual, tienen algo que las diferencia, quizá la mantequilla, el tamaño exacto de masa que fríes… No lo sé. Sólo puedo decir que están riquísimas.

La receta alemana está extraída del libro “Backen macht freude” del Dr. Oetker (me lo traje de mi visita a Munich) y la verdad es que todo lo que he probado del libro, sale genial. Ya os iré poniendo todas las cosas que he preparado, porque son a cual mejor. En el  libro las llama “Muzenmandeln” porque les da forma con un cortador especial con forma de almendra. Como yo no dispongo de ese “cacharrito”, las he hecho con un cortador de tamaño parecido y me han quedado con forma de bola, de ahí que las haya bautizado con ese nombre.

Os animo a probarlas, porque es una receta de las de tener en la recámara… ¡Ya me lo diréis!

_DSC0322_phixr

_DSC0316_phixr

BOLITAS DE MASA ALEMANAS

 

INGREDIENTES:

· 325 gr. de harina de todo uso

· 1 ½ cucharadita de las de té de levadura tipo Royal

· 100 gr. de azúcar

· 1 cucharadita de las de té de extracto de vainilla u otro aroma al gusto.

· 2 huevos tamaño “M”

· 1 pizca de sal

· 100 gr. de mantequilla o margarina a punto pomada

· Para freir: aceite de girasol

· Para rebozar (opcional): azúcar y canela

_DSC0368_phixr

ELABORACIÓN:

Para hacer la masa de las bolitas, en primer lugar, juntaremos la harina con la levadura y la mezclaremos bien. Añadimos el resto de ingredientes y amasamos (bien a mano, o todavía mucho mejor con un aparato amasador (tipo Kitchen Aid o similar), primeramente amasamos a velocidad baja y seguidamente aumentamos la velocidad y mantenemos unos minutos hasta formar una masa compacta, donde todos los ingredientes estén bien mezclados y unidos. (Nos quedará una masa bastante espesa, de textura como la de las rosquillas).

Una vez que tengamos la masa lista, la sacamos del robot amasador y con las manos, terminamos de unir y formamos un rollo. La extendemos sobre la encimera de trabajo.

En caso de hacerlo manual, se hace de la misma manera, se echan los ingredientes en un bol amplio y se amasan y mezclan, primero con un tenedor  después a mano, hasta formar una bola.

_DSC0255_phixr

***Para no tener que añadir más harina y así no alterar las proporciones de la receta, es conveniente extenderla sobre una lámina de silicona, plástico film o similar, para que se nos quede pegada. De todas formas, es una masa que se trabaja muy bien, no queda nada pegajosa debido a la cantidad de grasa que lleva (mantequilla).

Extendemos la masa con un rodillo, dejándola de 1 cm. de grosor aproximadamente. Cortamos la masa con un cortador pequeño (del tamaño aproximado de una almendra) y sacamos tantas piezas como nos permita la masa.

***Los recortes se vuelven a unir, volvemos a estirar y seguimos cortando hasta terminar con toda la masa.

En este punto, procederemos a freir las piezas. Para ello, calentamos aceite de girasol en una sartén o cazo.

***Yo prefiero hacerlo en un cazo pequeño, con poco diámetro para que haya bastante aceite, ya que las bolitas deben flotar en el aceite para que se hagan bien. Primeramente van al fondo, después se hinchan (aumentan mucho su volumen) y suben a la superficie. Es importantísimo que las bolas naden en el aceite, se fríen mucho mejor, cojen menos aceite y el acabado es mucho mejor. Así que no seáis roñosos con el aceite si quereis que os queden perfectas.

El punto de calor del aceite es también un factor muy importante para que nos queden bien. Ya que deberá estar lo suficientemente caliente para que se hagan bien por dentro y se doren por fuera. Si tenemos el fuego demasiado fuerte, se queman rápidamente por fuera, sin darle tiempo a que se hagan por dentro. Un truco para saber el punto correcto del aceite, es introduciendo una cubierto de madera en el aceite, si salen burbujas, quiere decir que ya está a punto para freir.

_DSC0272_phixr

***He observado que estas bolitas se doran rápidamente (creo que es debido a la mantequilla que lleva entre sus ingredientes), también se hacen bastante rápidamente por dentro, por lo que hay que prestar especial atención a la fritura para obtener un resultado perfecto.

Una vez que las tenemos doradas, las sacamos del aceite (a mí me gusta colocarlas primero en un colador grande –para que pierdan el exceso de aceite-) y después las ponemos sobre papel absorbente de cocina.

Se pueden dejar así, tal cual, o bien se pueden rebozar en una mezcla de azúcar y canela para darles un plus de dulzor y sabor. De ambas maneras están realmente ricas.

***Salen unas 50 piezas

***Se asemejan a la masa de las rosquillas, pero son diferentes, muy ricas.

***Es importante hacer las formas de 1 cm. de espesor, ya que de esta manera la fritura es la correcta, porque crecen mucho en el aceite.

***Advertencia: Una vez que empiezas con ellas no podrás comer sólo una.

_DSC0332_phixr

By

Torrijas de Semana Santa

DSC_0185_phixr

Con el pan especial para torrijas o tostadas que os enseñé la semana pasada, he elaborado estas deliciosas torrijas. El resultado es magnífico, quedan soberbias… y está mal que yo lo diga, pero es que es así. Juzgad por vosotros mismos…

TORRIJAS DE SEMANA SANTA O TOSTADAS DE CARNAVAL

INGREDIENTES:

· Pan especial para torrijas (pinchad sobre la palabra para ver la receta)

· 1 litro de leche

· 6 huevos

· 2 cucharadas soperas de azúcar

· azúcar y canela para rebozar

· extracto de vainilla, limón…(opcional)

DSC_0211_phixr

ELABORACIÓN

Se baten los huevos en un recipiente amplio y se le añade la leche fría y el azúcar, se bate bien hasta que quede todo perfectamente mezclado.

Se colocan las rebanadas de pan especial para tostadas en una fuente rectangular una al lado de otra y se va vertiendo la leche poco a poco sobre las tostadas, mejor hacerlo con una cuchara sopera, para que se empapen bien. Se dejan unos 10 minutos, recogiendo, incluso, la leche del fondo de la fuente y volviéndola a echar encima de cada rebanada de pan.

DSC_0233_phixr

Se escurren las rebanadas con cuidado (aunque aguantan muy bien el empapado, son bastante fáciles de manipular) y a partir de ahora existen 2 opciones, bien se pueden rebozar en azúcar y freir. (tendremos torrijas con una textura caramelizada), aunque tendremos que cambiar el aceite con frecuencia, ya que se quema bastante, o bien, se fríen tal cual (después de escurrirlas) y se espolvorea azúcar y canela una vez que las tengamos fritas y las hayamos colocado sobre un papel absorbente de cocina para quitar el exceso de grasa.

Se pueden comer tanto en caliente, como templadas o frías; De cualquiera de las maneras, resultan exquisitas.

DSC_0227_phixr

By

Crepes Dukan

DSC_0529_phixr

Esta receta es otro capricho que nos permite la dieta Dukan. Perfectamente válido para el desayuno o ¡porqué no! con el cafecito de media tarde. Con estas cantidades tienes para dos veces, así que aprovecha y no pierdas la oportunidad de endulzarte estas tardes de invierno.

CREPES DUKAN

INGREDIENTES: (para 6 creps)

· 1 huevo y 1 clara

· 1 cucharada sopera de queso fresco batido 0%

· 2 cucharadas soperas rasas de Maizena

· 75 ml. de leche desnatada

DSC_0499_phixr

ELABORACIÓN:

Echar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batirlo con la cuchilla hasta que desaparezcan todos los grumos, nos quedará una especie de papilla líquida.

Ponemos al fuego una sartén ANTIADHERENTE, la calentamos habiendo pincelado la base con 1 GOTA DE ACEITE. Echamos unas cucharadas de la mezcla en el fondo de la sartén y la movemos con movimientos de vaivén para que se distribuya el líquido homogéneamente por toda la base.

Bajar el fuego a fuego medio y dejar cocinar 1 minuto aproximadamente, hasta que comiencen a salir agujeros en la superficie y veamos que se despega de la base. Seguidamente le damos la vuelta con una espátula de silicona y dejamos cocinar del otro lado hasta que se dore (aproximadamente 1 minuto).

Sacar a un plato y tapar con otro plato para que se mantenga caliente. Se colocan una encima de otra según se van haciendo.

DSC_0491_phixr

**Cada vez que vayamos a hacer una nueva crep, removeremos la mezcla con un tenedor, para evitar que se quede abajo la harina de maiz.

DSC_0508_phixr

**Se puede rellenar de Nocilla Dukan.

**Válido para fase 1 Ataque (PP) y fase 2 Crucero (PP, PV)

**Es importante utilizar una sartén antiadherente expresamente para ello, ya que únicamente pincelaremos la base para la primera crep, así que el antiadherente debe estar en perfectas condiciones.

DSC_0521_phixr