By

Churros tradicionales

DSC_0122_phixr

Deliciosos, apetitosos y ligeros, los auténticos churros son una estupenda golosina  para consumir a cualquier edad, en toda ocasión, solos o acompañados con café, chocolate, leche…; en el desayuno, merienda o postre.

Además son de preparación sencilla y rápida, contando con la ayuda de una churrera (de venta en cualquier ferretería y a un precio económico) tardarás unos 10 minutos en tenerlos listos. ¡qué más se le puede pedir!

Los churros se elaboran con una pasta hecha a base de harina de trigo, moldeada en una churrera y frita en aceite bien caliente.

Esta receta (que funciona perfectamente) es la que venía en la caja de mi churrera.

CHURROS (Receta tradicional)

 

INGREDIENTES:

· 1 taza de harina de trigo

· 1 taza de agua

· 1 pizca de sal

DSC_0128_phixr

ELABORACIÓN:

Poner el agua salada a calentar. Por otro lado, poner la harina en el recipiente en el que se vayan a hacer la masa de los churros.

Verter el agua hirviendo sobre la harina y con una cuchara de madera, remover hasta que se moje toda la harina, o sea, que no quede harina suelta; (Una docena de vueltas es suficiente, se tarda menos de 1 minuto).

No importa si queda algún grumo, ya que desaparecerán con la presión en el interior de la churrera.

La pasta debe resultar espesa, nunca blanda, ni líquida.

Una vez que tenemos la masa lista, la metemos en la churrera para dar a la masa forma de churro. Sobre la encimera de granito, vamos haciendo tiras largas con la churrera, formando los churros. Después los cortamos del tamaño que queramos.

Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite de girasol y vamos echando los churros (no conviene echar muchos en cada tanda, para que no baje la temperatura del aceite y nos queden bien hechos y crujientes).

Una vez dorados y crujientes, se sacan, depositándolos en un colador para que pierdan el exceso de aceite y después se colocan sobre papel absorbente.

Se sirven los churros en una fuente espolvoreados con azúcar fina.

*** Consumir preferentemente en caliente, que es cuando conservan todas sus propiedades de sabor, aroma y digestibilidad.

***También se pueden ir echando los churros directamente de la churrera al aceite caliente, pero considero que hay más riesgo de que salpique el aceite al caer el churro, además, controlas mejor la fritura si tienes los churros previamente formados. De esta forma, sólo tienes que concentrarte en la fritura.

*** Otra ventaja de dar la forma de churro sobre una encimera, es que de esta manera se va enfriando la masa y no se abren ni estallan durante la fritura.

*** La cantidad de masa se puede aumentar o disminuir, siempre en la misma proporción, la taza que utilices para calcular la harina, tiene que llevar el mismo volumen de agua.

*** Si se desea, los churros se pueden congelar en crudo. Para ello, ponerlos en una bandeja, dejándolos separados para que no se peguen entre sí. Una vez la pasta esté dura, podrán almacenarse en bolsas. No es necesario descongelar para freírlos. (como las croquetas).

***Hay algunas variantes sobre la fórmula tradicional, tales como sustituir parte del agua por leche, añadir mantequilla o huevos… pero considero que la fórmula sencilla es la más recomendable.

DSC_0132_phixr

By

Rosquillas de pueblo

DSC_0125_phixr

Cada vez que pruebo una rosquilla casera, no puedo evitar preguntar por la receta. Este verano me he hecho con esta receta, de un pequeño pueblo de La Rioja. Sobre todo, las preparan en grandes cantidades cuando se acercan las fiestas patronales. Es una manera de tener un dulce listo en todo momento para agasajar a los visitantes, y  que aguanta en perfectas condiciones más de una semana.

En casa, siempre son bien recibidas las rosquillas. Éstas, en concreto, también nos han gustado mucho. Son de una textura diferente a lasRosquillas esponjosas, quedan más duritas por dentro, diferentes pero muy buenas. Antes que estas también había hecho otras: rosquillas de leche,  rosquillas patissier, rosquillas portugalujas o rosquillas dobles. Cada una tiene sus propias características. Espero que estas también os gusten 😉

ROSQUILLAS DE PUEBLO


 

INGREDIENTES: (para 12 huevos)

 

· 1 docena de huevos

· 1 kg. De azúcar

· 2 cucharadas por cada huevo de manteca derretida frita con cáscara de limón.

· Zumo de 1 limón y zumo de 1 naranja

· Ralladura de 1 limón y 1 naranja

· 1 vaso de los de agua de anís (250 ml.)

· 1 sobre doble de gaseosas (tipo Armisén, El tigre) por cada huevo, o sea, 12 sobres dobles.

· 1 chorrito de vinagre

· algo más de 2 kg de harina

· aceite de girasol para freir

DSC_0133_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se derrite la manteca en una sartén junto con unas cáscaras de limón (para aromatizar). Una vez que se derrite la manteca y se fríe la cáscara, se retira del fuego y se deja entibiar.

Por otro lado, se baten los huevos con el azúcar (es conveniente hacerlo con unas varillas eléctricas), una vez batidos, se añaden las ralladuras, el zumo de naranja y limón, se mezcla. Seguidamente, se echa el anís y las 24 cucharadas de manteca derretida. Se bate bien para que se mezcle todo. Después se añade el chorrito de vinagre y se vuelve a remover.

Se echan los sobres de gaseosas y se remueve (aumenta mucho el volumen, así que deberemos preparar la mezcla en un barreño bien grande).

Comenzamos a echar la harina y a mezclar. Para estas cantidades necesitaremos algo más de 2 kg.

Se amasa convenientemente hasta lograr una masa que deberá quedar tierna, más bien, blandonga. Para comprobar el punto de la masa, nos embadurnamos las palmas de la mano con aceite y si cogiendo un trozo de masa, podemos formar una bola que no se quede pegada, entonces ése es el punto de la masa.

Se deja reposar la masa durante un par de horas y después se forman las rosquillas y se fríen en aceite de girasol caliente.

Una vez fritas las rosquillas, se van sacando a un colador grande ( para que escurra el aceite) y después se colocan sobre papel de cocina.

DSC_0154_phixr(1)

*** Con estas cantidades salen muchísimas rosquillas, se puede reducir las cantidades proporcionalmente para hacer menos cantidad.

*** La cantidad de harina a utilizar dependerá un poco de la cantidad de líquido de los zumos, del tamaño de los huevos… por eso es difícil determinar una cantidad exacta de harina, ya que en unos casos necesitaremos algo más y en otros algo menos.

By

Canutillos de Bilbao

DSC_0094_phixr

Estos canutillos forman parte de la cultura gastronómica de Bilbao. Son un postre típico y tradicional. Se suelen elaborar, según lo que yo he visto,  como canutillos de hojaldre, aunque los más típicos y característicos son, en mi modesta opinión, los elaborados con la masa que os muestro en esta receta.

Quedan absolutamente deliciosos. Os animo a probarlos, porque son sencillos de hacer y el resultado es francamente sorprendente. Para elaborarlos necesitaremos unos moldes cilíndricos (los venden de teflón para que no se quede pegada la masa), una buena receta de crema pastelera y un poco de pericia con la masa, su fritura y desmoldado.

CANUTILLOS DE BILBAO

 

INGREDIENTES:

· 150 ml. de leche

· 60 ml. de aceite

· 300 gr. de harina

· unas gotas de vinagre

· 1 pizca de sal

· 750 ml. de crema pastelera

ELABORACIÓN:

En un bol poner la leche, el aceite, el vinagre y la sal y mezclar. Seguidamente añadir la harina tamizada y seguir mezclando hasta conseguir una masa lisa pero no dura.

Envolver en un plástico film y dejar reposar en la nevera durante media hora aproximadamente.

Una vez que se saca de la nevera, se divide la masa en porciones y se estira con el rodillo hasta lograr una masa muy fina. Es conveniente utilizar aceite en la superficie de trabajo, en vez de espolvorear harina.

Se cortan tiras de 2 cm. de ancho por 20 cm. de largo y se van enrollando sobre los moldes cilíndricos.

Freír los canutillos en abundante aceite bien caliente y sacarlos cuando estén bien doraditos. Dejarlos sobre un colador amplio, para que se elimine el exceso de grasa, después, sacarlos del molde con mucho cuidado para que no se rompan y depositarlos sobre un paño de cocina limpio, para que escurra toda la grasa.

Se rellenan, con una manga con boquilla, de la crema pastelera que habremos hecho previamente y que se utilizará templada, preferentemente.

Se espolvorean con azúcar glass en el momento de servir.

DSC_0107_phixr

*** Un truco importante a la hora de hacer canutillos es no rebosar el molde cilíndrico del todo porque si no a la hora de desmoldar la operación resulta mucho más dificultosa y corremos el riesgo de que se nos rompan.

***Se pueden rellenar de crema pastelera (son los típicos de Bilbao), de nata montada, mermeladas variadas, etc…

***No se pueden guardar en la nevera porque se revienen. Los canutillos, sin rellenar, se pueden guardar de un día para otro en una caja hermética.

By

Tostadas de crema de Carnaval

DSC_0119_phixr

En el País vasco es típico elaborar tostadas o torrijas en Carnaval. Se hacen tanto de pan del día anterior, de un pan especial para torrijas (tipo brioche), que solamente venden en estas fechas y también son muy comunes las tostadas de crema, que viene a ser algo similar a la leche frita. En realidad, se trata de una crema pastelera pero más espesa para poder trocear en porciones una vez fría.

Os presento la receta que utilizo habitualmente para preparar este delicioso postre. Es muy fácil, así que ¡A animarse con ella todo el mundo estos carnavales!

TOSTADAS DE CREMA

 

INGREDIENTES:

· 1 litro de leche

· 4 yemas de huevo y 1 huevo entero

· 175 gr. de azúcar

· 120 gr. de maizena

· ½ palo de canela en rama

· 10 gr. de canela en polvo

 

Para la fritura:

· aceite de girasol u oliva suave

· peladura de naranja

· peladura de limón

· harina

· huevo para rebozar

 

ELABORACIÓN:

En un recipiente ponemos la leche a hervir con la rama de canela y cáscara de limón. A su vez, en un bol, mezclamos la maizena, azúcar, yemas y el huevo.

Agregamos la leche a la crema del bol poco a poco sin parar de remover, para impedir la formación de grumos.

Seguidamente pondremos la mezcla al fuego para que hierva. Estaremos removiendo continuamente.

*** Es conveniente para llegar al hervor, hacerlo poco a poco, subiendo la temperatura de la placa poco a poco, removiendo continuamente, cuanto más tiempo estamos varillando y trabajando la crema, ésta nos quedará más suave que si llevamos la crema al punto de ebullición rápidamente.

Mantendremos el hervor hasta que haya espesado convenientemente. Nos deberá quedar bastante gordita.

Después, esta crema se volcará sobre una fuente de acero inoxidable o porcelana previamente engrasada con aceite, hasta que la crema se enfríe y se coagule totalmente.

Se guarda en la nevera.

A continuación, fraccionamos la crema al gusto. Rebozamos pasándolas por harina y huevo y freímos en el aceite, al que pondremos las cáscaras de naranja y limón y calentaremos, cuando se rizen, retiramos del aceite las pieles y freímos las porciones con el aporte el aroma de la naranja y el limón.

Por último, se sacan, se ponen sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite de la fritura y se espolvorea con canela en polvo previamente mezclada con azúcar en grano.

**** Las tostadas de crema de Carnaval se pueden acompañar con una natilla líquida o crema inglesa.

DSC_0139_phixr

Esta es la cuarta receta que he hecho con tostadas o torrijas. Os pongo aquí las otras tres:

Receta de tostadas de carnaval con pan brioche

Receta de tostadas de carnaval, hechas con un pan elaborado por mí misma.

Y la  receta de torrijas de aprovechamiento a partir de unos bollos que tenía.

Para elegir 😉

By

Rosquillas esponjosas

DSC_0234_phixr

Esta receta de rosquillas ha viajado de punta a punta de la península. Viene nada menos que desde Cádiz. 1000 y pico kilometrillos de nada. Se trata de una receta familiar de una amiga lectora de este humilde blog de recetas de cocina, que tan amablemente me la ha facilitado para que la tenga, las pruebe y corrobore que realmente están divinas.

Antes que estas había hecho otras: rosquillas de lecherosquillas patissier, rosquillas portugalujas o rosquillas dobles. Cada una tiene sus propias características. Estas que os presento ahora quedan mullidas, blanditas, esponjosas a no poder más, ¡Vamos, totalmente recomendables! Bueno, Carmen, ¡va por tí!

ROSQUILLAS ESPONJOSAS

 

INGREDIENTES:

  • 1 kg. de harina de todo uso (no se usará todo)
  • 5 huevos
  • 1 vaso de los de agua (250 ml.) de aceite de oliva suave
  • 1 vaso de los de agua (250 ml.) de azúcar
  • un puñado generoso de anis verde
  • 2 sobres de levadura tipo Royal
  • anís dulce (tipo Marie Brizard, El mono…)

DSC_0260_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se pone el vaso de aceite en una sartén con los granos de anís, se calienta el aceite al fuego y cuando va cogiendo calor, se retira del fuego y se deja que se enfríe totalmente.

Aparte, en un bol, se vierten los huevos y se baten bien, una vez que lo tenemos, añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta que esté perfectamente integrado, hasta que monte un poquito.

En tercer lugar, añadiremos el aceite que teníamos reservado (ha de estar frío y colado, para quitar los granillos de anís), mezclamos bien y seguidamente echamos parte de la harina que habremos mezclado con los sobres de levadura. En principio, mezclamos como medio kg, de una vez, se mezcla y se va añadiendo harina, según nos lo vaya pidiendo la masa, hasta lograr una masa bastante tierna… se necesitarán unos 800 gr. aproximadamente, pero no se puede asegurar, ya que cada harina absorbe la humedad de manera diferente, los huevos no son todos del mismo tamaño, entonces dependerá un poco de esos factores para que necesitemos añadir más o menos harina.

Lo que sí tiene que quedar es una masa bastante tierna, nos mojamos las manos con aceite y si logramos formar una bola, pues ya está, ése es el punto de la masa.

Una vez que lo tenemos, formamos bolas de unos 25/30 gr. Las vamos colocando sobre la encimera. Una vez que están todas formadas, se pueden dejar un ratito en reposo o si tenemos prisa, empezar a formar las roscas por las primeras bolas que hemos hecho. Para formarlas, nos embadurnamos las manos con aceite y cogemos dos bolas, las juntamos por la parte que ha estado en contacto con la encimera y hacemos un agujero en el centro.

En cazo profundo, calentamos abundante aceite para freirlas, las vamos echando de una en una y con cuidado, al principio irán al fondo, pero enseguida subirán a la superficie. Las freímos teniendo la precaución de que se hagan bien por dentro y no se nos quemen por fuera, para esto habrá que controlar adecuadamente la intensidad del fuego, deberá estar caliente para que se frían, pero no demasiado para que no se quemen por fuera y se queden crudas por dentro.

DSC_0207_phixr

El punto de calor del aceite es muy importante para lograr unas roscas perfectas, doraditas por fuera, bien hechas por dentro y nada aceitosas.

Según se van friendo, se ponen sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite e inmediatamente, se pincelan con anís dulce ( para que tome un ligero sabor a anís), también se puede poner anís en un pocillo y meter brevemente la rosquilla en él. Solamente tomará un ligero aroma a anís.

Después se pueden pasar por azúcar o dejarlas así. Depende de lo golosos que seamos.

*** Quedan unas rosquillas grandes (tamaño donut), son muy tiernas por dentro y con un sabor muy rico. Totalmente recomendables.

*** Con estas cantidades salen unas 25 roscas.

DSC_0254_phixr

By

Crepes y tortitas

Este el desayuno preferido de mi hijo, cuando nos levantamos los domingos por la mañana con tiempo y ganas de preparar un desayuno en familia, siempre hacemos tortitas…
Existen tres tipos de masa: básica, que se utiliza para crepes, filloas o frixuelos; De levadura, más esponjosa que la básica; y soufflé, masa de levadura con clara de huevo montada a punto de nieve.

Los crepes, filloas o frixuelos son tortitas muy finas que reciben esos nombres en Francia, Galicia y Asturias, respectivamente. Se elaboran con una masa hecha a base de harina, huevos y leche, que se cuaja en una sartén engrasada.
Las Tortitas Americanas se parecen a las crepes, aunque son mucho más gruesas y esponjosas porque se adiciona levadura en polvo a la masa. Se hacen con harina de trigo o de maiz, o una mezcla de ambas.
Los Blinis son tortitas de pequeño tamaño, típicas de la cocina rusa, en las que la harina de trigo se sustituye por trigo sarraceno o alforfón. Se sirven generalmente con nata agria y acompañando ahumados y caviar.


TORTITASINGREDIENTES:
.- 125 gr. de harina (1 taza)
.- 1 huevo
.- 1 cucharada sopera de azúcar
.- 1 sobre doble de gasificante o 2 cucharadas de levadura en polvo
.- 225 gr. de leche (1 taza)
.- sal
ELABORACIÓN:

Mezclamos la harina, la sal, el azúcar y el sobre doble de gaseosas o la levadura en polvo, después añadimos la leche y la yema de huevo y batimos con una batidora para que no queden grumos, después le añadimos la clara que hemos reservado del huevo montada a punto de nieve procurando no revolver mucho para que la masa quede esponjosa.
Dejamos reposar la masa 15 minutos.
Pintamos el fondo de una sartén con un trocito de mantequilla, y se dejan caer en el centro un par de cucharadas de masa y, con la sartén agarrada por el mango, se mueve en todas las direcciones para extender la masa por el fondo con el fuego más bien tirando a bajo porque si no, se quema la superficie de la tortita, se cuaje demasiado deprisa y de modo desigual.
Cuando la tortita hace ojos, esto es que se le abren agujeros, le damos la vuelta y cocinamos por el otro lado. Según las tenemos hechas, las vamos apilando unas encima de otras para que no se enfríen y las tapamos con otro plato.
*** Se suelen acompañar una vez hechas con nata, sirope de caramelo, de chocolate, mermelada, mantequilla … o cualquier otra cosa que queráis.

By

Berlinas o bombas


En cuanto vi en el blog “Cocinando con amor” esta receta de berlinas, supe que no tardaría en hacerlas, el aspecto era inmejorable y viniendo de Cooking-love y sus innumerables y magníficas recetas de repostería alemana el éxito estaba asegurado.
Bueno, pues no me he equivocado lo más mínimo, están deliciosas, son como las auténticas, las que comprábamos rellenas de crema. En este caso, las he rellenado de chocolate líquido, ya que eran para mi niña y sus amiguitas y sé que no les va demasiado la crema pastelera. Se puede decir bien alto que ¡¡son una auténtica bomba!!

BERLINAS O BOMBAS DE CHOCOLATE/CREMA

INGREDIENTES:

. 500 gr de harina de fuerza
. 200 ml de leche
. 40 gr de levadura de panadero
. 2 huevos
. 4 gr de sal
. 3 cucharadas de azúcar
. 80 gr de mantequilla a punto pomada
ELABORACIÓN:

En un bol amplio, disponer la harina en forma de volcán, junto con el azúcar y la sal, abrir un agujero en el centro y echar la leche tibia (habremos disuelto la levadura en ella), echar también los huevos ligeramente batidos y comenzar a juntar los ingredientes líquidos.

Ir tomando harina de los costados hasta acabar con toda la harina, tendremos una masa pegajosa, sacarla del bol y trabajarla en la encimera, deberemos amasar durante 5 minutos aprox. En este punto, se le añade la mantequilla a punto de pomada y cortada en pegotitos, se continúa trabajando la masa, amasando con fuerza, hasta lograr una masa brillante, homogénea y que no se pegue a las manos. Este proceso nos llevará unos 10/15 minutos.*** quizá sea necesario añadir un poquito más de harina, hacerlo poco a poco, procurando añadir la mínima cantidad posible, para no alterar las proporciones de la receta.

Una vez que tenemos la masa lista, se espolvorea con un poco de harina y se deja en un bol para que leve, deberá doblar o triplicar el volumen, tardará unas dos horas aprox. Se cubre con un film pincelado de aceite y se tapa con un paño de cocina.

Cuando ha doblado el volumen , procederemos a desgasificar la masa, esto es, quitarle el aire que ha cogido durante el levado, para ello, sacamos la masa del bol con suavidad y la depositamos en la encimera de trabajo, presionamos la masa con las palmas de las manos y le damos forma de barra de pan alargada.
Tomamos porciones de 65 gr y le damos forma redondeada, se colocan sobre una bandeja con papel de horno, con los pliegues hacia abajo. Se deja levar por segunda vez, hasta que alcancen el doble de tamaño, (tapados con film transparente y un paño de cocina).
Se pone al fuego un cazo profundo con aceite de girasol, una vez que está caliente, se van friendo de uno en uno, cuando se doran de un lado, se le da la vuelta, deberán flotar.*** es importante la temperatura del aceite a la hora de freírlos, deberá estar lo suficientemente caliente para que se hagan por dentro , pero no demasiado fuerte, ya que se quemarían por fuera y quedarían crudos por dentro. En cambio, si la temperatura es insuficiente, lo único que hacen los bollos es chupar mucho aceite, obteniendo como resultado unos bollos aceitosos.

Una vez que adquieren un bonito color dorado, se sacan a una bandeja con papel absorbente ( para eliminar el exceso de aceite) y se rebozan en azúcar.

*** Se pueden comer sin rellenar, o rellenarlos con una crema pastelera o chocolate líquido (se hará con una manga pastelera con boquilla estrecha, se hace un agujero en la berlina y se rellena al gusto)*** con estas cantidades salen 15 ó 16 unidades.

By

Rosquillas de naranja y vainilla

Esta semana he estado preparando rosquillas. En mi casa gustan mucho y a mí es uno de los dulces de sartén que más me gusta hacer. En el blog tengo varias recetas, todas ellas muy ricas y diferentes, pero con esta receta creo que he conseguido hacer las rosquillas que andaba buscando, esponjosas, ricas y muy bonitas a la vista.
La receta la he hecho ,un poco, con los ingredientes que me gustan, en cantidades razonables y el hecho de añadirle un sobre de pudin de vainilla le da un toque distinto que le sienta muy bien.
Si os gustan las rosquillas tanto como a mí, no dudeis en prepararlas así y luego……¡ya me contareis!

ROSQUILLAS DE NARANJA Y VAINILLA
INGREDIENTES:

. 3 huevos
. 1 vasito de aceite frito (125 gr.)
. 1 vasito de zumo de naranja (125 gr.)
. 1 vasito de azúcar (125 gr.)
. ralladura de naranja y limón
. 1 sobre de pudin de vainilla ( de venta en Lidl)
. 1 cucharadita de esencia de vainilla
. 3 sobres dobles de gaseosas
. anís en grano (matalahúga)
. harina, la que admita
. azúcar y canela para rebozar


ELABORACIÓN:

En primer lugar, se pone a calentar el aceite en una sartén con la piel del limón (solamente la parte amarilla, ya que la blanca amarga). Una vez que está frita la cáscara de limón, se retira la sartén del fuego y se echa una cucharada de anises y se deja enfriar la infusión, para que el aceite tome los aromas del limón y de los anises.
Se cascan los tres huevos en un bol y se baten con una batidora eléctrica de varillas hasta que estén espumosos, se añade el vaso de azúcar y se continúa batiendo hasta que la mezcla esté cremosa y de color blanquecino.
Se añaden las ralladuras de naranja y limón y la vainilla líquida. Se vierte el vasito de aceite colado, frito y frío y se continúa batiendo, seguidamente se echa el vaso de zumo de naranja y se mezcla.
En este punto tendremos una masa bastante líquida, dejamos de lado la batidora eléctrica y comenzamos a mezclar con las varillas manuales, se comienza incorporando el sobre de pudin de vainilla, seguidamente vamos echando harina tamizada y los sobres de gaseosas y mezclando con las varillas. Llegará un punto en que no podamos seguir mezclando con las varillas y tendremos que usar las manos.
La cantidad de harina es orientativa, cuando veamos que la masa se va espesando, iremos incorporando la harina en pequeñas cantidades para no pasarnos y dejar una masa demasiado dura. La consistencia ideal de la masa es “blandonga”, una masa algo difícil de modelar, y será necesaro untarnos las manos con aceite para poder formarlas.
FORMADO de las rosquillas: Lo ideal para trabajar esta masa es dejarla reposar una vez que la tenemos lista durante ½ hora. Después se irán cogiendo porciones del tamaño de una nuez y se formará una bola, se mete el dedo pulgar e índice en el centro y se le hace un agujero, se van dejando las rosquillas formadas sobre la encimera (que previamente habremos pincelado con aceite), con un cuchillo se les da unos cortes alrededor de cada rosquilla (esto se hace para que se abran y crezcan durante la fritura).
En una sartén profunda, se calienta abundante aceite de girasol, se van friendo las rosquillas en tandas de cuatro. Al principio irán al fondo, pero rápidamente subirán a la superficie, se esponjarán y crecerán. Una vez que están doradas por ambos lados, se sacan a una bandeja con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite, aún en caliente se rebozan en canela y azúcar al gusto.
*** en caso de que no queramos rebozarlas, se doblará la cantidad de azúcar inicial, o sea , en vez de un vasito de azúcar (125 gr), se pondrán dos (250 gr).
*** la correcta temperatura del aceite es MUY importante para el resultado final del producto. Deberá estar caliente pero no demasiado, ya que con un aceite muy caliente lo que ocurre es que se queman rápidamente por fuera, pero quedan crudas por dentro. Por el contrario, si tenemos el aceite demasiado frío, las rosquillas tardan en hacerse pero absorben mucho aceite, consiguiendo unas roscas aceitosas y poco agradables al paladar.
Por lo tanto, el conseguir el punto ideal de temperatura es MUY importante para lograr unas rosquillas jugosas, doradas por fuera, esponjosas, bien hechas por dentro y nada aceitosas.

By

Rosas fritas

Desde que vi en el blog “la cocinika de Ana ” estas flores fritas, no he parado hasta hacerme con un hierro que da forma a este tipo de masas. Hasta que no entré en estos mundos de internet no había visto nunca este dulce. Poco a poco me he ido enterando de que es muy habitual consumirlo en La Mancha , de hecho en algunos blogs y foros los conocen como “flores manchegas”, estas flores que he hecho son las primeras que he probado en mi vida, queda una masa crujiente, incluso al día siguiente mantienen esa textura.
En este caso, apenas les he añadido azúcar, ya que me parece que queda una masa suficientemente aromatizada con la canela, el anís, el limón y la vainilla.
Como no puedo compararlas con ninguna otra , he de decir que “son las mejores rosas fritas que he comido en mi vida…”
ROSAS FRITASINGREDIENTES:

. 150 gr de harina (en mi caso , añadí un par de cucharadas soperas
mas).
. 250 ml de leche a temperatura ambiente
. 1 huevo
. 1 cucharada de azúcar
. 1 pizca de sal
. 1 cucharada de canela
. 1 cucharadita de esencia de vainilla
. 1 chorrito de anís
. zumo y ralladura de 1 limón
. aceite de girasol para freir.

ELABORACIÓN:

Se ponen en un bol todos los ingredientes y se mezclan con el brazo de la batidora hasta que se hayan unido perfectamente; Deberá quedar una masa bastante líquida , con la textura de una papilla. Se deja reposar en la nevera durante ½ hora aprox .

Se prepara una sartén bastante honda o un cazo y se vierte abundante aceite, se mete el molde de hierro para que se caliente a la vez que el aceite, una vez que está bien caliente , se saca el molde, se introduce en la masa hasta la mitad aproximadamente (nunca se debe meter entero, ya que se pegaría la masa al molde) y seguidamente se mete en la sartén. Al cabo de unos segundos, se debería despegar la rosa del molde, en caso de que le cueste, ayudarle con un palillo para que termine de soltarse.
Se da la vuelta para que se haga por los dos lados y una vez que vemos que se ha dorado lo sacamos a una fuente con papel absorbente (para que elimine el exceso de grasa), se espolvorea azúcar y canela y se deja enfriar.***cada vez que hagamos una flor, volveremos a meter el molde en aceite para que se caliente antes de volver a introducirlo en la masa.

By

Tostadas de carnaval con pan brioche

En estas fechas ya huele a carnaval, los niños preparan sus disfraces para el cole, en la tele ya nos enseñan las ciudades con los carnavales más madrugadores y en la cocina, no nos queda otra que preparar algún postre típico de estas fechas.
En esta ocasión, he hecho unas tostadas de carnaval aromatizadas con anís, canela y vainilla. He utilizado un pan especial que por aquí solamente lo venden en estas fechas para hacer torrijas.
En cada casa hay una manera de elaborar las socorridas torrijas, yo, os cuento cómo he hecho estas:
TORRIJAS DE CARNAVAL

INGREDIENTES:
. 1 pan de brioche especial para tostadas
. 1 litro de leche entera
. piel de un limón
. una rama de canela
.un chorrito de anís
. una cucharilla de postre de esencia de vainilla
. 3 ó 4 cucharadas soperas de azúcar
. huevo para rebozar
. azúcar y canela para espolvorearELABORACIÓN:

En un cazo se vierte la leche y se pone a calentar, se le añade la piel del limón, la canela en rama y las cucharadas de azúcar, se deja hervir y se baja el fuego, se deja cociendo unos 10 minutos para que infusione bien, se le agrega el chorrito de anís para aromatizar y la vainilla, se deja unos minutos y se apaga el fuego.

Por otro lado, habremos cortado el pan especial para torrijas en rebanadas de un dedo de grosor aproximadamente. Se colocan en una fuente amplia y se va echando la leche poco a poco por encima de las rebanadas, hasta acabar con toda la leche, se deja que absorban bien la leche unos minutos.
Se baten unos huevos, se pasan por huevo las rebanadas de pan, tratándolas con mucho cuidado para que no se rompan.
En una sartén se pone el aceite a calentar y una vez que haya adquirido la temperatura de fritura adecuada se van echando las tostadas , se fríen de cuatro en cuatro, dándole la vuelta con sumo cuidado.
Una vez que adquieren un bonito color dorado , se sacan y se escurren en papel absorbente para que pierdan el exceso de grasa, se espolvorea generosamente con una mezcla de azúcar y canela en polvo.