By

Tarta camiseta de baloncesto

tarta-camiseta-de-baloncesto

Esta tarta ha servido para festejar el  cumpleaños de una super jugadora de baloncesto de nueve años que se llama Izaro. La camiseta del club baloncesto Padura  ha sido el motivo elegido para su tarta de cumpleaños. ZorionaK Izaro!

Por dentro, es una tarta de bizcocho de chocolate, rellena con un frosting de queso y galletas Oreo que es éxito asegurado entre los niños. Os dejo un pequeño paso a paso por si necesitais inspiraros para hacer la camiseta del club de vuestros amores…

TARTA CAMISETA DE BALONCESTO

INGREDIENTES:

tarta-camiseta-de-baloncesto-4jpg

ELABORACIÓN:

                Primeramente elaboramos un bizcocho rectangular de chocolate , como queremos que nos quede alto, utilizamos el doble de ingredientes de la receta de bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños.

Una vez que lo tenemos frío y asentado (mejor elaborarlo el día anterior a dividirlo en capas y dejarlo bien tapado con un plástico film), procederemos a dividirlo en capas. En esta ocasión, he quitado una capa fina superior del bizcocho (para que quede totalmente recto e igualado); Esa capa no la he utilizado y una vez que he tenido el bizcocho bien igualado, he dividido el bizcocho en 2 capas.

tarta-camiseta-de-baloncesto-1jpg

Para cortarlo y darle la forma de camiseta, he elaborado una plantilla que me sirva de guía (como podéis ver en el paso a paso).

paso-a-paso-tarta-camiseta-baloncesto-1

He rellenado la primera plancha de bizcocho con un frosting ligero de queso, una vez extendido sobre toda la superficie, le he complementado con galletas oreo partidas en trozos generosos. Sobre las galletas Oreo, he colocado el segundo piso de bizcocho de chocolate y he cubierto toda la tarta con el resto de frosting de queso, cubriendo bien los laterales y la parte superior. Se deja en la nevera unas horas para que se asiente y se endurezca.paso-a-paso-tarta-camiseta-baloncesto-2

Pasado el tiempo, se saca de la nevera y se procede a cubrir la tarta con fondant de color blanco. A partir de entonces, es cuestión de ir elaborando los motivos de la camiseta en fondant e ir colocándolos en la tarta hasta lograr la camiseta de tu equipo preferido de baloncesto, en este caso, del Padura.

paso-a-paso-tarta-camiseta-baloncesto-3

Una vez finalizada, se reserva fuera de la nevera hasta su consumo.

tarta-camiseta-de-baloncesto-3jpg

 

By

Tarta mousse de turrón, almendra y chocolate

tarta-mousse-de-turron4

Tarta superrecomendable para las grandes ocasiones, en concreto, es una de esas recetas de Navidad perfectas. No es complicada de hacer. Además, la puedes simplificar tanto como quieras, si no le pones la gianduja (aunque para   estas fechas se lo merece), y buscas una decoración más simple… entonces no es nada complicada.

Si te quieres lucir de verdad, te recomiendo que la hagas tal cual explico más abajo… ¡Éxito asegurado!

Aprovecho esta tarta para desearos una Feliz Navidad y Próspero año nuevo 2017.

Que la vida os resulte tan dulce con una tarta, tan delicada como una mousse y tan interesante como aprender nuevas recetas que luego poder compartir. Besos

foto-corte-1

 

TARTA MOUSSE DE TURRÓN , ALMENDRA Y CHOCOLATE

INGREDIENTES: (para un molde redondo desmontable de 25 cm. de diámetro)

                           PARA LA BASE:

  • 150 gr. de galletas (María, Digestive…)
  • 25 gr. de coco rallado
  • 75 gr. de mantequilla derretida
  • 25 gr. de azúcar

PARA EL RELLENO:

  • 300 gr. de turrón de jijona (del blando)
  • 500 ml. de nata para montar
  • 250 ml. de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 8 hojas de gelatina
  • 2 huevos (separadas las yemas y las claras)
  • 1 capa fina de gianduja de almendra (opcional)

                    DECORACIÓN:

  • Granillo de almendra
  • Glaseado de cacao brillante: .- 90 ml. de agua

.- 115 gr. de azúcar

.- 20 gr. de leche en polvo

.- 75 ml. de nata de montar

.- 25 gr. de cacao puro

.- 2 hojas de gelatina neutra

  • Cuadrados de chocolate con la técnica de atemperado de chocolate.

tarta-mousse-de-turron-5

ELABORACIÓN:

           PARA LA BASE:

En esta ocasión, he optado por hacer una base de galleta (en mi caso, Digestive) aromatizada con coco rallado para hacerla algo diferente. La manera de elaborarla es triturando las galletas hasta convertirlas en migas (bien con un robot de cocina o bien metidas dentro de una bolsa de plástico y aplastadas con el rodillo), se juntan estas migas con el coco rallado y el azúcar y se mezclan. A continuación se vierte  la mantequilla derretida y con un tenedor se revuelve bien hasta que se humedezca toda la galleta.

De esta forma obtenemos una pasta de galleta que echaremos en la base del molde y distribuiremos homogéneamente  por toda la base, dejándola del mismo grosor. Aplastamos con una cuchara o con las manos para que se quede la pasta bien unida.

Horneamos esta base durante unos 10 minutos aprox. a 175 grados, vigilando para que no se nos queme. Una vez horneada, retiramos del horno y dejamos enfriar. Mientras tanto preparamos el relleno.

tarta-mousse-de-turron-j3pg

PARA EL RELLENO:

En primer lugar, semimontamos la nata con 25 gr. de azúcar y  reservamos en la nevera. Por otro lado, ponemos las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua fría. Lo mantenemos un mínimo de 10 minutos hasta que se reblandezcan.

En un cazo, ponemos las yemas de huevo y el resto de azúcar (75 gr.) y mezclamos con unas varillas hasta que esté bien integrado. Calentamos la leche en el microondas (bastante calentita) y la vamos vertiendo sobre la crema de yemas, poco a poco, en hilillo para que no se nos cuajen las yemas con el calor de la leche.  Seguidamente añadimos el turrón desmenuzado y mezclamos.

Si vemos que está muy grumosa la mezcla (por el turrón), metemos la batidora de cuchillas y batimos para que desaparezcan los trozos de turrón. Ahora ponemos a calentar la mezcla a fuego medio. Tendremos que estar removiendo continuamente hasta que alcance una temperatura de 85 grados aprox. (si tenemos termómetro), en caso de no tener termómetro, la crema deberá espesar y estar bien caliente pero NUNCA deberá hervir (ya que se nos cortaría la preparación).  Es el punto un poco antes de hervir.

foto-corte

Una vez que lo tenemos, retiramos del fuego y le añadimos las hojas de gelatina hidratadas (las escurrimos del agua, las secamos un poco con papel de cocina), removemos hasta que se disuelvan y desaparezcan en la crema. Dejamos a un lado para que se enfríe.

De vez en cuando, removemos con las varillas y comprobamos el punto de temperatura de la crema. Cuando está prácticamente fría, le añadimos la nata semimontada, de forma suave, sin prisa, con movimientos envolventes, dando aire a la preparación para que quede textura de mousse.

Por otra parte, montamos las claras a punto de nieve  y se las incorporamos. La forma de hacerlo es igual que con la nata, suavemente, procurando no  bajar la preparación.

Opcionalmente podemos preparar una gianduja, esto es para darle un plus a la tarta, aunque si no queremos liarnos, podemos prescindir de este paso tranquilamente. En mi caso, tenía praliné de almendra congelado de otra preparación anterior y la he utilizado, añadiéndole un poco de chocolate de cobertura para hacer una capa de gianduja.

tarta-mousse-de-turron-2

         MONTAJE, CUBIERTA Y DECORACIÓN:

Sobre la base de galleta que tenemos horneada y fría, vertemos la mitad de la mousse aproximadamente. Encima colocamos un disco fino de gianduja (en caso de utilizarlo) y cubrimos con el resto de mousse de turrón. Alisamos la superficie y llevamos a la nevera para que cuaje. Deberá estar un mínimo de 4 horas, aunque estas preparaciones es mejor de un día para otro.

***En este punto, una vez cuajada la mousse, se puede congelar la tarta y dejar la cubierta y decoración para el día que se vaya a consumir.

Para hacer la cubierta, en este caso, prepararemos un glaseado de cacao brillante.(efecto espejo) de la siguiente manera: Calentamos ligeramente el agua, el azúcar, la leche en polvo y la nata. Removemos bien y añadimos el cacao. Calentamos a fuego medio durante unos 8/10 minutos. Si tenemos un termómetro de azúcar, cuando alcance los 103-105 grados. En ese momento, retiramos del fuego (deberá hervir un par de minutos). Si no tenemos termómetro, viene a ser cuando pasen esos 10 minutos. Aprox.

Dejamos que baje la temperatura del glaseado a 60/70 grados (bastante calentito) y añadimos las hojas de gelatina previamente hidratadas (en un bol de agua fría durante unos 10 minutos, las escurrimos y secamos con papel de cocina). Mezclamos suavemente hasta desintegrarlas en la crema (no mover ni demasiado bruscamente ni durante mucho tiempo, para evitar que salgan burbujas), dejamos hasta que esté casi frío.

Sacamos la tarta del congelador y echamos suavemente el glaseado por toda la superficie. Lo echamos en el centro y ella misma se va expandiendo hacia toda la superficie de la tarta. No conviene tocar con espátula ni nada parecido. Es mejor mover la tarta para que se vaya cubriendo entera. Dejamos enfriar.

La tarta se termina de decorar, con granillo de almendra, láminas de chocolate, canutillos de chocolate….

En mi caso, he elaborado unas placas de chocolate con la técnica del atemperado de chocolate, podéis ver cómo se elabora en cualquier tutorial de “youtube”.

Se guarda en la nevera, para que se vaya descongelando hasta su consumo.

tarta-mousse-de-turron-1

 

By

Tarta de manzana con cubierta crujiente de almendra

tarta-de-manzana-con-topping-de-almendra

Esta tarta de manzana es una auténtica delicia. Si eres un fan de las tartas de manzana (como yo), no dejes de probarla porque no te va a defraudar. La base de la tarta es una masa sableé muy crujiente y rica, el relleno es espectacular, manzana caramelizada (tipo la tarta tatín) y como se mezcla con la cobertura de clara de huevo, almendra y azúcar…el resultado es un bocado crujiente en la parte superior, un relleno jugoso y con un sabor a manzana insuperable (con la manzana de la variedad reineta, que es un poco ácida, queda extraordinaria) y de nuevo una base crocante… Ahí lo dejo.

 

tarta-de-manzana-con-topping-de-almendra-1jpg

TARTA DE MANZANA CON CUBIERTA DE ALMENDRA CRUJIENTE

INGREDIENTES:  (para un molde redondo de 30 cm. de diámetro)

PARA LA BASE:

  • 250 gr. de harina
  • 50 gr. de Maizena
  • 90 gr. de azúcar glas
  • 2 yemas de huevo
  • 190 gr. de mantequilla fría cortada en trocitos
  • 2 cucharadas aprox, de agua helada
  • Pizca de sal

PARA EL RELLENO:

  • 100 gr. de mantequilla
  • 6 manzanas reineta o golden
  • 3 ó 4 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de ron (opcional)

PARA LA CUBIERTA:

  • 4 claras de huevo
  • 140 gr. de azúcar glas
  • 125 gr. de láminas de almendra crujiente

corte-tarta-de-manzana

ELABORACIÓN:

LA BASE O CAZOLETA:

Para elaborar la masa sablée de esta tarta, lo primero que tenemos que hacer es mezclar los dos tipos de harina, la sal y el azúcar glas. Lo mejor es hacerlo en un procesador de alimentos, pero si no, nos vale utilizar un robot tipo Kitchen Aid o similar. O incluso manualmente.

Para hacerlo con la kitchen aid o robot similar, con la pala de mezclar, mezclamos los ingredientes secos (harina, sal, azúcar) y luego le añadimos la mantequilla cortada en trocitos y lo más fría posible (incluso semicongelada). La mezclamos rápidamente, poco tiempo, hasta que nos quede una textura como de arena, nos quedarán trocitos de mantequilla sin mezclar, pero no importa.

Añadimos las yemas de huevo, de una en una, y mezclamos un poco, justo hasta que desaparezca en la masa. Cuando lo tenemos, veremos si necesitamos el agua. Se la añadimos a cucharadas, incorporando una, mezclando y viendo que la masa adquiere humedad, dejamos de echar agua cuando veamos que la masa se junta y se hace, más o menos , una bola.

Volcamos la masa resultante sobre una superficie de trabajo y unimos uniformemente la masa, con las manos, NO amasando. Como si tratásemos de hacer una bola de arena mojada. Sin trabajar demasiado la masa, lo justo para que tengamos una masa homogénea.

Estiramos la masa sobre dos plásticos de cocina film. Le damos la forma redonda del molde y bien tapada con film, la metemos en la nevera para que se enfríe. Un par de horas es suficiente aunque se puede dejar de un día para otro.

Una vez fría, hay que darle la forma definitiva y colocarla en nuestro molde. Para ello, sacamos la masa de la nevera, extendemos un poco más la masa, dándole forma redonda de un tamaño 4 cm. superior al diámetro del molde para cubrir también los laterales.

Colocamos la masa en el molde, (previamente engrasado), lo ajustamos bien en los laterales , colocamos un papel de horno humedecido (para que se adapte bien a la forma de nuestro molde), lo cubrimos de peso (en mi caso, garbanzos) para que no se infle la masa durante el horneado y procedemos a hornear.

Para hornear, en horno previamente precalentado a 200 grados, introducimos la tartaleta , bajamos la temperatura a 175º y horneamos durante 20 minutos aprox. Retiramos el molde del horno, colocamos sobre una rejilla y, con cuidado, retiramos los garbanzos y el papel. (la base estará algo húmeda y sin hacer) por lo que la meteremos de nuevo en el horno y la mantendremos unos 10 minutos aprox. hasta que veamos que se ha secado y apenas coge color. En ese punto, volvemos  sacar la tartaleta del horno. Reservamos.

paso-a-paso-tarta-de-manzana

PARA EL RELLENO:

Pelamos las manzanas (a mí me gusta de la variedad  reineta, que es un pelín ácida y queda  estupendamente en las tartas, contrasta perfectamente con el dulce). Las cortamos en pedazos de 2/3 cm.  ponemos una sartén al fuego y derretimos la mantequilla a fuego medio, cuando vemos que comienzan a salir burbujas, echamos las manzanas troceadas y dejamos cocinar unos minutos (sobre 5 minutos), removemos un poco, con mucho cuidado de no romper los trozos. Cuando vemos que están empezando a reblandecerse, espolvoreamos unas cuantas cucharadas de azúcar, bajamos el fuego y dejamos unos minutos para que se caramelice un poco. En caso de querer aromatizarlo con ron u otro licor, echamos el licor en este momento y flambeamos. Retiramos del fuego.

PARA LA CUBIERTA CRUJIENTE:

                Ponemos el azúcar glas en un bol amplio y echamos las claras de huevo. Mezclamos con un tenedor, o también funciona muy bien haciéndolo  con los dedos, hasta deshacer el azúcar y echamos las almendras en láminas (yo, en este caso, he utilizado almendra crocanti). Reservamos mientras preparamos el resto.

paso-a-paso-tarta-de-manzana-j1pg

MONTAJE DE LA TARTA:

                Sobre la base que previamente hemos casi terminado de hornear, colocamos las manzanas que hemos preparado como relleno. Las distribuimos bien por toda la superficie y alisamos.

Es la hora de colocar la cubierta crujiente, para ello, con el tenedor removemos unas cuantas veces la mezcla de claras, azúcar y almendra que teníamos reservada. Observaremos que tenemos una mezcla pegajosa y espesa.

La vamos echando con una cuchara sobre las manzanas, cubriendo bien toda la superficie. Parte se irá introduciendo por los recovecos que queden de la capa de manzana. Debe ser así.

Una vez toda volcada, volvemos a introducir el molde con la tarta en el horno y continuamos horneando hasta que veamos que se ha formado una costra dorada y crujiente en la parte superior. Esto nos llevará aproximadamente unos 20 minutos más.

Una vez horneada, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Desmoldamos y ya está lista para comer una vez tibia o a temperatura ambiente.

Si se desea, opcionalmente, se puede espolvorear azúcar glas por la parte superior. Yo no lo he hecho, ya que considero que estaba suficientemente dulce.

tarta-de-manzana-con-topping-de-almendra-2jpg

 

*** Esta tarta también se puede hacer con peras en vez de manzana. De hecho, la idea está extraída del libro “Baking Chez moi” de Dorie Greenspan, y ella lo elabora con peras.

*** Lo más recomendable es consumir la tarta el mismo día de su elaboración, ya que así mantenemos el toque crujiente de la cubierta. Aunque también se puede consumir al día siguiente, aunque variará la textura.

By

Pan dulce de calabaza en panificadora

pan-dulce-de-calabaza-2

El día 24 de Noviembre se celebra en todo Estados Unidos el día de Acción de Gracias (Thanksgiving day). Aparte del típico pavo para la cena, siempre acompañan sus postres con pasteles de calabaza o de nueces pecanas. En esta ocasión, os dejo un pan dulce con calabaza y nueces, que está para chuparse los dedos, bien en el desayuno o con un cafecito de media tarde. (más bien es un bizcocho).

  Fácil de hacer, sin complicaciones y eso, unido a que lo horneamos en la panificadora… simplifica mucho su elaboración. No dejéis de probarlo, la mezcla de especias y la textura húmeda hace que sea totalmente recomendable.

PAN DULCE DE CALABAZA y NUECES EN PANIFICADORA

INGREDIENTES:

  • 100 gr. de mantequilla
  • 230 gr. de harina corriente
  • 200 gr. de azúcar (preferentemente azúcar moreno)
  • 250 gr. de puré de calabaza
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de impulsor químico (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1 pizca de sal
  • Nueces peladas para adornar la parte superior

pan-dulce-de-calabaza-1

ELABORACIÓN:

                Por un lado, tamizamos y mezclamos los ingredientes secos excepto el azúcar, es decir, la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela, la nuez moscada, el jengibre, la pimienta y la sal. Reservamos.

Por otro lado, en un bol y con varillas eléctricas ( o en un robot de cocina tipo kitchen Aid) batimos el huevo junto con  la mantequilla derretida y tibia y el puré de calabaza. Una vez que lo tenemos, le añadimos el  azúcar , el zumo de naranja y batimos de nuevo hasta que quede totalmente integrado en la masa.

Seguidamente, vertemos los ingredientes secos sobre los húmedos y mezclamos bien hasta que esté totalmente homogénea la masa.

Procedemos a engrasar la cubeta de la panificadora (sin palas) y vertemos toda la mezcla en el molde. Repartimos las nueces troceadas por toda la superficie y procedemos a hornear.

pan-dulce-de-calabaza-3

En mi panificadora, utilizo el programa 8, que solamente hornea. Tiene una duración de 1 hora y el pan sale perfectamente horneado. (en vuestra panificadora, buscad el programa que solamente haga “hornear”, ni levados, ni calentamientos ni nada).

Retiramos la cubeta de la panificadora cuando pite (indicando que ya ha pasado 1 hora), dejamos 5 minutos en la propia cubeta y seguidamente, desmoldamos sobre una rejilla. Dejamos hasta que se enfríe totalmente.

***Este pan dulce se puede hornear perfectamente en el horno, a 175 grados durante unos 50 minutos aprox.

***Yo, lo horneo en la panificadora porque me resulta muy cómodo. No hace falta precalentar ni nada y creo que el consumo de electricidad es menor que utilizando el horno.

***Ultimamente, he horneado muchos bizcochos en la panificadora, el de yogurt, el de nata… todos con excelentes resultados.

*** El resultado de este pan dulce de calabaza es extraordinario, las especias le aportan un toque buenísimo. Queda una textura húmeda, bien podríamos calificarlo como bizcocho húmedo de calabaza.

pan-dulce-de-calabaza-4

 

By

Cookies de calabaza, avena y chocolate

cookies-de-calabaza-avena-y-chocolate-2jpg

Estas galletas cookies son especialmente aptas para personas que quieren cuidarse (son saludables), ya que estamos tomando algo dulce pero utilizando verdura (calabaza), cereales (copos de avena), y harina integral. El toque dulce se lo aportan las chips de chocolate, que hacen que sean atractivas a la vista y al paladar.

COOKIES DE CALABAZA, AVENA Y CHIPS DE CHOCOLATE

INGREDIENTES:

  • 55 gr. de mantequilla a punto pomada
  • ¼ cup de azúcar moreno
  • ¼ cup de miel (60 ml.)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ¾ cup de puré de calabaza (200 ml.)
  • 1 ½ cup de copos de avena (190 gr.)
  • 1 cup de harina integral de trigo (125 gr.)
  • 1 cucharadita de las de té de bicarbonato
  • 1 cucharadita de las de té de canela en polvo
  • ¼ cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cup de chips de chocolate

cookies-de-calabaza-avena-y-chocolate-1

ELABORACIÓN:

Para elaborar la masa de estas galletas, primeramente batimos en un robot de cocina la mantequilla con el azúcar moreno y la miel. Una vez bien mezclado, añadimos el extracto de vainilla y el  puré de calabaza. Mezclamos a velocidad lenta sólo hasta que se hayan mezclado los ingredientes.

En otro bol aparte, mezclamos los copos de avena, la harina integral, el bicarbonato, la canela, la nuez moscada y la sal. (ingredientes secos).Se lo añadimos a los ingredientes húmedos  y batimos hasta que esté bien combinado. Añadimos las gotas de chocolate y mezclamos bien para que se distribuyan por toda la masa.

Una vez que tenemos la masa formada, la llevamos a la nevera para que se refrigere. (un par de horas aprox.)

Formamos bolas del tamaño de una nuez y las colocamos sobre una bandeja de horno (sobre la que previamente habremos colocado un pilpat o papel de horno) dejamos una distancia prudencial entre galleta y galleta –aunque no se expanden  casi nada-.

cookies-de-calabaza-avena-y-chocolate-4jpg

Las aplastamos suavemente con la palma de la mano, para darle forma de cookie, y procedemos a hornear.

En horno precalentado, las tenemos a 175 grados durante 10/12 minutos aprox. Hasta que veamos que empiezan a tomar color por la parte exterior.

Una vez horneadas, las sacamos del horno, las dejamos en la bandeja 5 minutos y seguidamente, las pasamos a rejillas para que terminen de enfriarse.

cookies-de-calabaza-avena-y-chocolate-5jpg

***Estas cookies son bastante saludables, sobre todo al estar elaboradas con avena, con harina integral y calabaza. No llevan demasiada mantequilla (más bien, poca) y el dulzor se lo aporta, principalmente, las gotas o chips de chocolate.

***La textura es bastante particular, son ricas y diferentes.

***La idea está cogida del blog “thebakermama”

By

Tarta con chorretes de chocolate (drip cake)

tarta-drip-cake-j2pg

Esta tarta es ideal para no parar de salivar en cuanto la ves. También es perfecta para la celebración de cumpleaños, tanto de niños, de adolescentes, como de adultos. El único requisito es que los comensales sean choco-adictos, ya que está plagadita de detalles “chocolatosos”. La decoración final es un poco libre, puedes incluir cualquier tipo de chocolate, chocolatina, galleta… y dependerá de tu gusto personal para que te quede de una forma u otra.

Así decorada, creo que queda equilibrada, ni muy recargada ni demasiado sobria. Es la primera que hago de este tipo y estoy muy contenta con el resultado. Espero que os guste y os inspire para elaborar vuestras propias tartas de cumpleaños.

TARTA DE DOS PISOS DE CHOCOLATE CHORREANTE (DRIP CAKE)

INGREDIENTES:

  • Bizcocho de chocolate (doble cantidad de ingredientes)
  • Frosting de queso
  • Frosting de chocolate
  • Ganache de chocolate
  • Chocolates variados (kínder bueno, Ferrero Rocher, huevo kínder, kit-kat, oreos…)

 

ELABORACIÓN:

Esta tarta se puede ir elaborando en 3 días. El primer día, haremos los bizcochos, para ello, podemos utilizar esta receta de bizcocho de chocolate, que os detallo más adelante (es la primera vez que la he hecho y me ha gustado, ha cumplido mis expectativas, queda un buen bizcocho) similar a mi bizcocho de chocolate favorito para tartas de cumpleaños. Podéis utilizar cualquiera de ellos, que os darán buenos resultados ambos dos. Os pongo la receta que he usado ya que no la tengo en el blog.

tarta-drip-cake

BIZCOCHO DE CHOCOLATE

INGREDIENTES: 

  • 2 Cups de azúcar ( 400 gr.)
  • 1 ¾ cup de harina ( 225 gr.)
  • ¾ cup de cacao (100 gr.)
  • 1 ½ cucharadita de levadura (teaspoon) (8 gr.)
  • 1 ½ cucharadita de bicarbonato (teaspoon) (8 gr.)
  • 1 cucharadita de sal (5 gr.)
  • 2 huevos
  • 1 cup de leche (o buttermilk) (250 ml.)
  • ½ cup de aceite de girasol (125 ml.)
  • 2 cucharaditas de vainilla (10 ml.)
  • 1 cup de agua hirviendo (250 ml.)

tarta-drip-cake-6jpg

ELABORACIÓN:

Por un lado, tamizamos juntos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal (todos los ingredientes sólidos).

Por otro lado, mezclamos los huevos (ligeramente batidos), la leche, el aceite y la vainilla. Juntamos ambas preparaciones y mezclamos con una batidora tipo kitchen Aid o similar durante 2 minutos a velocidad media, hasta que esté todo perfectamente unido.

Añadimos el agua hirviendo y mezclamos hasta que esté disuelto totalmente en la mezcla. Nos quedará una masa bastante líquida. Es normal.

Tendremos preparado el molde (utilizaremos un molde redondo de 20/22 cm. de diámetro) que no sea desmontable, ya que la masa al ser bastante líquida, se nos puede escapar si utilizamos un molde desmontable. Previamente lo habremos engrasado y es conveniente cubrir la base con papel de horno (para que haga de mayor protección y no se nos seque). Volcamos la masa en su interior y procedemos a hornear.

Con horno precalentado a 200 grados, introducimos el molde en la bandeja del  horno y la colocamos en el centro del horno, bajamos la temperatura del horno a 175 grados y lo mantenemos durante 40 minutos aprox. Hasta que al introducir una aguja en el centro, ésta salga seca, sin masa adherida a ella. Si necesitamos algo más de tiempo, se lo damos, ya que cada horno funciona de manera diferente.

Una vez comprobado que ya está horneado, sacamos el molde del horno, dejamos sobre una rejilla en el propio molde durante 5 minutos y después, lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla hasta que esté totalmente frío.

Se le cubre de plástico film (para que no se seque) y se reserva hasta su uso.

tarta-drip-cake-5jpg

**Es conveniente dejarlo 24 horas de reposo antes de proceder a dividir en capas.

**Queda un bizcocho con una textura mullida y jugoso, que no necesita ser calado.

***En esta ocasión, he doblado la cantidad de ingredientes para rellenar 2 moldes, uno de 20 cm. de diámetro y el otro de 14 cm. Quería que me quedasen altos para dividir en 3 capas gruesas.

***El tiempo de horneado, en esta ocasión ha llegado a los 60 minutos, ya que había mucha masa en cada molde.

Una vez hechos, los envolvemos en plástico film y reservamos hasta el día siguiente para que se asienten y se puedan dividir en capas sin problema.

El segundo día, dividiremos los bizcochos en 3 capas iguales cada uno, deberemos obtener 6 discos de bizcocho, 3 de 20 cm. de diámetro (para el primer piso)  y 3 de 14cm. (para el segundo piso). Del bizcocho de 14 cm. me han salido 4 capas, de las cuales he utilizado 3.

paso-a-paso-1

Preparamos los rellenos, en esta ocasión he optado por hacer un frosting ligero de queso, con galletas Oreo partidas y colocadas encima del relleno y un frosting de chocolate. Para elaborar el relleno de chocolate, he seguido los pasos del relleno de queso, pero a última hora, en vez de echar el queso, he echado 150 gr. de chocolate negro fondant derretido y frío.

Una vez que tenemos ambos frostings hechos, los metemos en la nevera unos 10 minutos para que se endurezcan un poquito y sea más cómodo y fácil de extender. No dejarlo mucho más tiempo porque se nos endurecería demasiado y ya no sería lo mismo.

    MONTAJE DE LA TARTA

Para montar la tarta, en primer lugar, cortamos un cartón de pastelería de un tamaño 1 cm. inferior al diámetro del bizcocho base. Le echamos un poco de crema para que se quede el bizcocho pegado y no se nos mueva.

Colocamos el primer disco de bizcocho sobre el cartón y rellenamos con 1/3 de la crema de chocolate. Colocamos el segundo disco encima e igualamos. Procedemos de igual manera, pero esta vez, con el relleno de queso. Una vez que lo tenemos alisado, extendemos galletas Oreo, troceadas por toda la superficie de la tarta y encima colocamos el último disco de bizcocho  de chocolate.

paso-a-paso-2

Repetimos la misma operación con el bizcocho de 14 cm. Es decir, bizcocho­, relleno de chocolate, bizcocho, relleno de queso, bizcocho. Cubrimos toda la tarta con una ligera capa de relleno (para cubrir imperfecciones), En mi caso, he cubierto el piso de abajo con el relleno de chocolate y la pequeña, la de arriba con el frosting de queso. Metemos ambos pisos de tarta en la nevera para que se endurezca y se asiente.

Pasada 1 hora aprox. Sacamos las tartas de la nevera y procedemos a darle una segunda capa de  frosting a las tartas. Esto es, intentar dejar lo más regular e igualadas posibles la superficie de las tartas. Cuando hemos terminado. Dejamos en la nevera a que se vuelva a enfriar y endurecer. Se puede dejar un par de horas o bien (como en mi caso) hasta el día siguiente.

paso-a-paso-3

  El tercer día, procederemos a rematar la tarta, decoración final y montaje de pisos. Para ello, en la parte inferior de la tarta (la de chocolate) meteremos unas pajitas (de las fuertes y gordas) justo en el centro de la tarta, de un tamaño inferior al diámetro de la tarta de arriba, es decir, en un diámetro de 11/12 cm. colocamos 4 pajitas al ras de la tarta y una central más alta (nunca debe superar el tamaño de la tarta de arriba) sobre la que irá colocada la tarta del piso superior.

***Esto se hace para que las pajitas hagan de pilares y de esta manera, la tarta superior no se hunda por el peso sobre la tarta de la parte de abajo. La pajita central, nos fija la tarta en el centro, para que no se desplace ni se mueva cuando la transportamos . (si nos resulta difícil “insertar” la tarta del piso superior sobre la pajita central, se puede omitir este paso, ya que en este tipo de tartas, queda bien asentada sin necesidad de “clavarle” la “estaca” central). Lo digo por experiencia, ya que al final, en esta tarta, no lo puse y fue transportada en coche, luego de la nevera a la mesa… y no se movió ni medio milímetro.

Bueno, una vez que ya tenemos los pisos montados, procedemos a realizar la DECORACIÓN. Este tipo de tartas o pasteles con esos “ chorretones” tan apetecibles tienen un nombre, se denominan “drip cakes” .

tarta-drip-cake-1

La técnica para hacerla es sencilla pero precisa, con esto quiero decir que habrá que tener muy en cuenta una serie de detalles para que nos quede perfecta, ya que si no, nos quedará un “engruño” difícil de arreglar.

En primer lugar, prepararemos una ganache de chocolate, utilizaremos 100 ml. de nata y 100 gr. de chocolate negro de cobertura (fondant). Para hacer la ganache, calentamos la nata hasta llevarla al punto de ebullición. Troceamos el chocolate en un cuenco  y vertemos la nata hirviendo sobre el chocolate, dejamos unos minutos y comenzamos a mover con una espátula hasta que nos quede totalmente homogénea.

Dejamos reposar la crema de chocolate unos minutos para que se vaya entibiando y se espese un poco. Este punto (la temperatura del chocolate) es el factor más importante  a la hora de realizar esta técnica, porque si está demasiado líquida, se nos chorreará hasta abajo y si lo dejamos enfriar demasiado y se nos espesa mucho, pues no “correra” por la tarta.

Hay que tener en cuenta que al estar la tarta fría de la nevera, cuando echamos el chocolate, si está casi frío, se endurece inmediatamente al contacto con la superficie fría del  frosting. Por lo que mi recomendación, la primera vez que se haga, para saber bien cuál es el punto del chocolate, es hacer una pequeña prueba en una magdalena  o algo similar, para ver la fluidez con la que corre el chocolate.

Una vez que tienes bien cogido el punto del chocolate, se vierte la crema en una jarrita y se va vertiendo por la orilla de la parte superior de la tarta, (quizás necesitemos ayudarnos con una cuchara para que “caigan” los chorretones de chocolate), luego es cuestión de ir tapando el resto de la superficie de la tarta con una cuchara o paleta.

Dejamos enfriar un poco para que se endurezca un poquito.(podemos meterla en la nevera una media hora)

A continuación, colocamos las chocolatinas, galletas, huevos Kinder, Ferrero Rocher….de la manera más bonita y atractiva que nos parezca. En este punto, ya está lista para consumir.

Si no la vamos a consumir al momento, guardar refrigerada en nevera y sacarla ½ hora antes de su consumo para que las cremas adquieran el punto idóneo para ser degustadas.

tarta-drip-cake-3jpg

 

 

By

Galletas en forma de calabaza y de momia para Halloween en fondant

galletas-momias-de-halloween

Todavía estamos a tiempo de preparar una última hornada de galletas decoradas para celebrar la noche de Halloween. Esta vez, son decoradas con fondant. Si tienes la masa de  galletas previamente horneada y fría, no necesitarás mucho tiempo para formar estas galletitas con forma de calabaza y de momia.

Otra idea o sugerencia para estas fechas…. tú eliges…

galletas-calabaza-de-halloween

INGREDIENTES:

  •     masa de galletas para decorar
  •     fondant de colores (blanco, negro, naranja y verde)

ELABORACIÓN:

Como siempre que hacemos galletas, elegiremos una masa que la tengamos bien cogido el punto para que nos quede perfecta, de forma y textura y sabor. En mi caso, podéis elegir entre varias de las que tengo, la masa para decorar galletas,  también esta otra masa para galletas.

Una vez que las tenemos preparadas, sólo es cuestión de cubrirlas con fondant, siguiendo los modelos de calabaza y para hacer las momias, hay que hacer tiritas y cubrir la galleta en su totalidad.

Sencillo pero entretenido…

By

Galletas tela de araña (Halloween)

galletas-tela-de-arana-de-halloween

Como ya se va acercando la noche de Halloween, aquí vengo yo con unas galletas muy fáciles de decorar, perfectas para celebrar Halloween con algo dulce y terroríficamente sabroso.

Una vez más, galletas decoradas con glasa, otra idea para que toméis nota si quereis sorprender, sobre todo a los niños.

GALLETAS TELA DE ARAÑA (HALLOWEEN)

INGREDIENTES:

galletas-tela-de-arana-de-halloween-2

ELABORACIÓN:

Primeramente, procederemos a hacer una tanda de galletas, la receta que utilizaremos es la que mejor nos salga. La que utilicemos normalmente para hacer galletas decoradas con glasa. Conviene utilizar una receta en la que nos queden galletas sabrosas, no duras y que no pierdan la forma cuando las horneamos. En mi caso, os recomiendo mi receta favorita de masa de galletas para decorar.  

A la hora de darle forma, solamente tendremos que utilizar un cortador redondo. En caso de no disponer de él, podemos utilizar un vaso o cualquier otro objeto redondo. Seguiremos los consejos que doy a la hora de elaborar galletas, y una vez que las tengamos listas y totalmente frías, procederemos con la decoración.

En esta ocasión, se elabora una glasa real de color blanco,  (pinchando encima de la palabra, podréis ver cómo se elabora la glasa ) y también una porción de glasa negra (se obtendrá añadiendo tinte negro a la glasa blanca). Cuando tenemos la glasa en el punto adecuado para cubrir la galleta, procederemos a cubrir toda la galleta redonda con la glasa de color blanco.

Seguidamente, con la glasa sin secar, metemos la glasa de color negro en una manga pastelera con boquilla lisa y fina (del nº 3 aprox.), hacemos círculos concéntricos sobre la glasa de color blanco y es en este momento cuando procedemos a hacer la red. Para ello, cogemos un palillo y trazamos líneas desde el centro hacia la parte exterior. Cada vez que tracemos una línea, limpiamos el palillo para no estropear la siguiente línea.

galletas-tela-de-arana-de-halloween3

Podemos hacer diversas y variadas decoraciones  como podéis ver en las galletas, bien trazando líneas todas en la misma dirección, bien una desde el centro hacia afuera y la siguiente desde fuera hacia dentro… un poco a nuestro gusto y dejando correr nuestra imaginación. La verdad es que quedan todas diferentes y bonitas.

Por otro lado, hacemos con un poco de fondant de color negro unas sencillas arañas que colocaremos sobre la galleta, sobre la tela de araña. La colocamos antes de que se seque la glasa, de esta forma, actúa como pegamento y queda perfectamente pegada en la galleta.

Dejamos secar las galletas sobre una rejilla, por lo menos toda la noche, hasta que la glasa esté totalmente seca.

Ya tenemos nuestras galletas de tela de araña listas para sorprender la noche de Halloween.

***Si tienes controlado el tema de la masa de galletas y el punto de la glasa, es una decoración sencilla con un resultado sorprendente y llamativo.

galletas-tela-de-arana-de-halloween-1

 

By

Cookies de avena, cacahuete y chocolate (sin horno)

cookies de avena, cacahuete y chocolate sin horno 3

Estas cookies están muy bien si no queremos utilizar el horno, tienen la ventaja de que se hacen en un plis-plas, son rápidas de elaborar y teniendo los ingredientes previamente pesados y a mano, no tienes por qué tener ningún problema con ellas. Otra opción más para disfrutar de unas ricas galletitas caseras y sin complicaciones…

COOKIES DE AVENA, MANTEQUILLA DE CACAHUETE Y CHOCOLATE (SIN HORNO)

INGREDIENTES:

  • 115 gr. de mantequilla (1/2 cup)
  • 400 gr. de azúcar (2 cups)
  • 125 gr. de leche entera
  • Pizca de sal
  • 4 cucharadas soperas de cacao puro
  • 115 gr. de mantequilla de cacahuete
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 420 gr. (3 cups) de copos de avena de los finos (son de cocción rápida)

cookies de avena, cacahuete y chocolate sin horno 5

ELABORACIÓN:

Poner los 5 primeros ingredientes en un cazo, calentar, llevar a ebullición y tenerlo así 90 segundos (minuto y medio) hirviendo. Retirar del fuego.

Echar la mantequilla de cacahuete y la vainilla y mezclar hasta que se integre perfectamente y obtengamos una crema suave. Después, añadimos la avena y la mezclamos totalmente con la mezcla anterior hasta que esté perfectamente integrada y tengamos una masa más o menos homogénea.

Utilizando una cuchara, damos forma de galleta y las vamos colocando sobre un silpat o superficie de silicona. Dejamos que se enfríen totalmente y se asienten. (mínimo 30 minutos). Cuando vemos que están frías y se han endurecido guardamos en latas herméticamente cerradas, se pueden guardar a temperatura ambiente o bien en la nevera.

cookies de avena, cacahuete y chocolate sin horno 1

 

***Receta extraída del blog “Browneyebaker”

***Para mi gusto, quedan excesivamente dulces (a los americanos les encantan las cosas supermegadulces), pero creo que es el azúcar lo que hace que con su caramelización, se junten los ingredientes.

***el resultado recuerda a las barritas energéticas, son unas cookies contundentes.

***La mantequilla de cacahuete que se debe utilizar es la suave, no la que tiene tropiezos de cacahuete.

cookies de avena, cacahuete y chocolate sin horno 4

By

Plumcake de calabacín

plumcake-de-calabacin-4jpg

Si os tengo que recomendar un bizcocho o plumcake en esta temporada, en la que los calabacines están en su máximo esplendor, sin duda alguna es éste.

No había probado nunca a utilizar calabacín en un bizcocho, y ¡mira si he preparado bizcochos, plumcakes y demás variantes en mi vida! Pero nunca es tarde si la dicha es buena, y no me queda otra que recomendaros encarecidamente que lo prepareis. Imprescindible incorporarle las especias recomendadas (canela y nuez moscada), queda extremadamente jugoso y mullido. Además con estas cantidades nos salen 2 plumcakes de buen tamaño, ideal para desayunar durante toda la semana o para regalar, pero a mí, ya que enciendo el horno, aprovecho bien el calor y preparo de una vez 2 bizcochos.

BIZCOCHO DE CALABACÍN

INGREDIENTES:    (para 2 moldes de 30×11)

  • 500 gr. de harina
  • 1 sobre de impulsor químico (tipo levadura royal) 15 gr.
  • 500 gr. de calabacín
  • 450 gr. de azúcar
  • 300 ml. de aceite de girasol
  • 6 huevos
  • 2 cucharaditas de las de té de sal (teaspoon)
  • 4 cucharaditas de canela
  • 2 cucharaditas de nuez moscada
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • 150 gr. de frutos secos al gusto (nueces, avellanas, almendras…) en pequeños trozos. (opcional)
  • 1 chorrito de leche (como unos 100 ml.)

plumcake-de-calabacin-2jpg

ELABORACIÓN:

En primer lugar, en un bol, se pesan y tamizan los ingredientes secos, o sea, la harina, levadura, sal, las especias (canela, nuez moscada) y el bicarbonato. Se mezclan bien y se reservan.

Por otro lado, se lavan bien los calabacines y con un robot de cocina o similar se cortan en pequeñas tiras, tipo juliana, con peladura y todo. Se le añaden los frutos secos en caso de usarlos y se reserva.

En un robot de cocina o batidora de varillas, se baten los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen y aumenten el tamaño, esto nos llevará unos 5 /10 minutos (dependiendo del robot utilizado),  a continuación se le añade el aceite en forma de hilillo, y sin parar de batir hasta que terminemos con toda la cantidad de aceite.

Una vez que lo tenemos, le añadimos los ingredientes secos, poco a poco, batiendo a  baja velocidad o incluso con varillas manuales o una espátula de silicona. No castigando mucho el batido para que no se nos baje demasiado la crema.

Cuando ha desaparecido la harina en la masa, se añade el calabacín rallado y los frutos secos. Se mezcla bien para que se distribuya homogéneamente por toda la masa.

Si vemos que la masa está un poco “espesa”, se le añade el chorrito de leche, unos 100 ml. más o menos. Se mezcla y listo.

Preparamos dos moldes rectangulares de plum-cake de 30 x 11 cm. se engrasan y enharinan. A mí, particularmente, me gusta forrar los moldes con papel de horno,  ya que creo que crece la masa más homogéneamente hacia arriba una vez que está en el horno y tanto en los extremos del molde como en el centro. (para mi gusto, queda mucho mejor, más lucido y más bonito).

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba-abajo-aire durante 12/15 minutos, vertemos la mezcla en los dos moldes que tenemos preparados, colocamos los dos moldes sobre una bandeja de horno (es importante este paso, no colocarlo sobre la rejilla) ya que así protegemos triplemente  la base del plumcake ( bandeja, molde y papel de horno) y así conseguimos que no nos haga una costra gorda en la parte inferior del  bizcocho.

Cuando está el  horno precalentado, metemos la bandeja con los dos moldes en la parte central del horno, bajamos la temperatura a 175 grados y cambiamos a calor abajo-aire. Lo tenemos en el horno entre 50/60 minutos hasta que comprobamos que está bien horneado, metiendo una aguja en el centro del bizcocho y si sale limpia, sin masa adherida, significa que ya están bien cocinado los bizcochos.

Se sacan a una rejilla, se dejan en el propio molde durante 5 minutos y seguidamente, se sacan del molde y se dejan sobre la rejilla hasta que terminan de enfriarse.

plumcake-de-calabacin-5jpg

***Quedan unos bizcochos extremadamente jugosos y blanditos, debido a la humedad que desprende el calabacín.

***Por supuesto que es difícil saber que lleva calabacín entre sus ingredientes, ya que no se aprecia el  sabor a esta verdura, con lo que es ideal para los niños y personas que tienen problemas a la hora de comer verduras.

***queda un sabor muy rico a especias (a la canela y nuez moscada), se pueden añadir o quitar cantidad de especias  dependiendo del gusto personal de cada uno.

***Considero que es un bizcocho altamente nutritivo y no demasiado calórico.

plumcake-de-calabacin-1jpg