By

Tarta camiseta de baloncesto

tarta-camiseta-de-baloncesto

Esta tarta ha servido para festejar el  cumpleaños de una super jugadora de baloncesto de nueve años que se llama Izaro. La camiseta del club baloncesto Padura  ha sido el motivo elegido para su tarta de cumpleaños. ZorionaK Izaro!

Por dentro, es una tarta de bizcocho de chocolate, rellena con un frosting de queso y galletas Oreo que es éxito asegurado entre los niños. Os dejo un pequeño paso a paso por si necesitais inspiraros para hacer la camiseta del club de vuestros amores…

TARTA CAMISETA DE BALONCESTO

INGREDIENTES:

tarta-camiseta-de-baloncesto-4jpg

ELABORACIÓN:

                Primeramente elaboramos un bizcocho rectangular de chocolate , como queremos que nos quede alto, utilizamos el doble de ingredientes de la receta de bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños.

Una vez que lo tenemos frío y asentado (mejor elaborarlo el día anterior a dividirlo en capas y dejarlo bien tapado con un plástico film), procederemos a dividirlo en capas. En esta ocasión, he quitado una capa fina superior del bizcocho (para que quede totalmente recto e igualado); Esa capa no la he utilizado y una vez que he tenido el bizcocho bien igualado, he dividido el bizcocho en 2 capas.

tarta-camiseta-de-baloncesto-1jpg

Para cortarlo y darle la forma de camiseta, he elaborado una plantilla que me sirva de guía (como podéis ver en el paso a paso).

paso-a-paso-tarta-camiseta-baloncesto-1

He rellenado la primera plancha de bizcocho con un frosting ligero de queso, una vez extendido sobre toda la superficie, le he complementado con galletas oreo partidas en trozos generosos. Sobre las galletas Oreo, he colocado el segundo piso de bizcocho de chocolate y he cubierto toda la tarta con el resto de frosting de queso, cubriendo bien los laterales y la parte superior. Se deja en la nevera unas horas para que se asiente y se endurezca.paso-a-paso-tarta-camiseta-baloncesto-2

Pasado el tiempo, se saca de la nevera y se procede a cubrir la tarta con fondant de color blanco. A partir de entonces, es cuestión de ir elaborando los motivos de la camiseta en fondant e ir colocándolos en la tarta hasta lograr la camiseta de tu equipo preferido de baloncesto, en este caso, del Padura.

paso-a-paso-tarta-camiseta-baloncesto-3

Una vez finalizada, se reserva fuera de la nevera hasta su consumo.

tarta-camiseta-de-baloncesto-3jpg

 

By

Tarta mousse de turrón, almendra y chocolate

tarta-mousse-de-turron4

Tarta superrecomendable para las grandes ocasiones, en concreto, es una de esas recetas de Navidad perfectas. No es complicada de hacer. Además, la puedes simplificar tanto como quieras, si no le pones la gianduja (aunque para   estas fechas se lo merece), y buscas una decoración más simple… entonces no es nada complicada.

Si te quieres lucir de verdad, te recomiendo que la hagas tal cual explico más abajo… ¡Éxito asegurado!

Aprovecho esta tarta para desearos una Feliz Navidad y Próspero año nuevo 2017.

Que la vida os resulte tan dulce con una tarta, tan delicada como una mousse y tan interesante como aprender nuevas recetas que luego poder compartir. Besos

foto-corte-1

 

TARTA MOUSSE DE TURRÓN , ALMENDRA Y CHOCOLATE

INGREDIENTES: (para un molde redondo desmontable de 25 cm. de diámetro)

                           PARA LA BASE:

  • 150 gr. de galletas (María, Digestive…)
  • 25 gr. de coco rallado
  • 75 gr. de mantequilla derretida
  • 25 gr. de azúcar

PARA EL RELLENO:

  • 300 gr. de turrón de jijona (del blando)
  • 500 ml. de nata para montar
  • 250 ml. de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 8 hojas de gelatina
  • 2 huevos (separadas las yemas y las claras)
  • 1 capa fina de gianduja de almendra (opcional)

                    DECORACIÓN:

  • Granillo de almendra
  • Glaseado de cacao brillante: .- 90 ml. de agua

.- 115 gr. de azúcar

.- 20 gr. de leche en polvo

.- 75 ml. de nata de montar

.- 25 gr. de cacao puro

.- 2 hojas de gelatina neutra

  • Cuadrados de chocolate con la técnica de atemperado de chocolate.

tarta-mousse-de-turron-5

ELABORACIÓN:

           PARA LA BASE:

En esta ocasión, he optado por hacer una base de galleta (en mi caso, Digestive) aromatizada con coco rallado para hacerla algo diferente. La manera de elaborarla es triturando las galletas hasta convertirlas en migas (bien con un robot de cocina o bien metidas dentro de una bolsa de plástico y aplastadas con el rodillo), se juntan estas migas con el coco rallado y el azúcar y se mezclan. A continuación se vierte  la mantequilla derretida y con un tenedor se revuelve bien hasta que se humedezca toda la galleta.

De esta forma obtenemos una pasta de galleta que echaremos en la base del molde y distribuiremos homogéneamente  por toda la base, dejándola del mismo grosor. Aplastamos con una cuchara o con las manos para que se quede la pasta bien unida.

Horneamos esta base durante unos 10 minutos aprox. a 175 grados, vigilando para que no se nos queme. Una vez horneada, retiramos del horno y dejamos enfriar. Mientras tanto preparamos el relleno.

tarta-mousse-de-turron-j3pg

PARA EL RELLENO:

En primer lugar, semimontamos la nata con 25 gr. de azúcar y  reservamos en la nevera. Por otro lado, ponemos las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua fría. Lo mantenemos un mínimo de 10 minutos hasta que se reblandezcan.

En un cazo, ponemos las yemas de huevo y el resto de azúcar (75 gr.) y mezclamos con unas varillas hasta que esté bien integrado. Calentamos la leche en el microondas (bastante calentita) y la vamos vertiendo sobre la crema de yemas, poco a poco, en hilillo para que no se nos cuajen las yemas con el calor de la leche.  Seguidamente añadimos el turrón desmenuzado y mezclamos.

Si vemos que está muy grumosa la mezcla (por el turrón), metemos la batidora de cuchillas y batimos para que desaparezcan los trozos de turrón. Ahora ponemos a calentar la mezcla a fuego medio. Tendremos que estar removiendo continuamente hasta que alcance una temperatura de 85 grados aprox. (si tenemos termómetro), en caso de no tener termómetro, la crema deberá espesar y estar bien caliente pero NUNCA deberá hervir (ya que se nos cortaría la preparación).  Es el punto un poco antes de hervir.

foto-corte

Una vez que lo tenemos, retiramos del fuego y le añadimos las hojas de gelatina hidratadas (las escurrimos del agua, las secamos un poco con papel de cocina), removemos hasta que se disuelvan y desaparezcan en la crema. Dejamos a un lado para que se enfríe.

De vez en cuando, removemos con las varillas y comprobamos el punto de temperatura de la crema. Cuando está prácticamente fría, le añadimos la nata semimontada, de forma suave, sin prisa, con movimientos envolventes, dando aire a la preparación para que quede textura de mousse.

Por otra parte, montamos las claras a punto de nieve  y se las incorporamos. La forma de hacerlo es igual que con la nata, suavemente, procurando no  bajar la preparación.

Opcionalmente podemos preparar una gianduja, esto es para darle un plus a la tarta, aunque si no queremos liarnos, podemos prescindir de este paso tranquilamente. En mi caso, tenía praliné de almendra congelado de otra preparación anterior y la he utilizado, añadiéndole un poco de chocolate de cobertura para hacer una capa de gianduja.

tarta-mousse-de-turron-2

         MONTAJE, CUBIERTA Y DECORACIÓN:

Sobre la base de galleta que tenemos horneada y fría, vertemos la mitad de la mousse aproximadamente. Encima colocamos un disco fino de gianduja (en caso de utilizarlo) y cubrimos con el resto de mousse de turrón. Alisamos la superficie y llevamos a la nevera para que cuaje. Deberá estar un mínimo de 4 horas, aunque estas preparaciones es mejor de un día para otro.

***En este punto, una vez cuajada la mousse, se puede congelar la tarta y dejar la cubierta y decoración para el día que se vaya a consumir.

Para hacer la cubierta, en este caso, prepararemos un glaseado de cacao brillante.(efecto espejo) de la siguiente manera: Calentamos ligeramente el agua, el azúcar, la leche en polvo y la nata. Removemos bien y añadimos el cacao. Calentamos a fuego medio durante unos 8/10 minutos. Si tenemos un termómetro de azúcar, cuando alcance los 103-105 grados. En ese momento, retiramos del fuego (deberá hervir un par de minutos). Si no tenemos termómetro, viene a ser cuando pasen esos 10 minutos. Aprox.

Dejamos que baje la temperatura del glaseado a 60/70 grados (bastante calentito) y añadimos las hojas de gelatina previamente hidratadas (en un bol de agua fría durante unos 10 minutos, las escurrimos y secamos con papel de cocina). Mezclamos suavemente hasta desintegrarlas en la crema (no mover ni demasiado bruscamente ni durante mucho tiempo, para evitar que salgan burbujas), dejamos hasta que esté casi frío.

Sacamos la tarta del congelador y echamos suavemente el glaseado por toda la superficie. Lo echamos en el centro y ella misma se va expandiendo hacia toda la superficie de la tarta. No conviene tocar con espátula ni nada parecido. Es mejor mover la tarta para que se vaya cubriendo entera. Dejamos enfriar.

La tarta se termina de decorar, con granillo de almendra, láminas de chocolate, canutillos de chocolate….

En mi caso, he elaborado unas placas de chocolate con la técnica del atemperado de chocolate, podéis ver cómo se elabora en cualquier tutorial de “youtube”.

Se guarda en la nevera, para que se vaya descongelando hasta su consumo.

tarta-mousse-de-turron-1

 

By

Tarta de manzana con cubierta crujiente de almendra

tarta-de-manzana-con-topping-de-almendra

Esta tarta de manzana es una auténtica delicia. Si eres un fan de las tartas de manzana (como yo), no dejes de probarla porque no te va a defraudar. La base de la tarta es una masa sableé muy crujiente y rica, el relleno es espectacular, manzana caramelizada (tipo la tarta tatín) y como se mezcla con la cobertura de clara de huevo, almendra y azúcar…el resultado es un bocado crujiente en la parte superior, un relleno jugoso y con un sabor a manzana insuperable (con la manzana de la variedad reineta, que es un poco ácida, queda extraordinaria) y de nuevo una base crocante… Ahí lo dejo.

 

tarta-de-manzana-con-topping-de-almendra-1jpg

TARTA DE MANZANA CON CUBIERTA DE ALMENDRA CRUJIENTE

INGREDIENTES:  (para un molde redondo de 30 cm. de diámetro)

PARA LA BASE:

  • 250 gr. de harina
  • 50 gr. de Maizena
  • 90 gr. de azúcar glas
  • 2 yemas de huevo
  • 190 gr. de mantequilla fría cortada en trocitos
  • 2 cucharadas aprox, de agua helada
  • Pizca de sal

PARA EL RELLENO:

  • 100 gr. de mantequilla
  • 6 manzanas reineta o golden
  • 3 ó 4 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de ron (opcional)

PARA LA CUBIERTA:

  • 4 claras de huevo
  • 140 gr. de azúcar glas
  • 125 gr. de láminas de almendra crujiente

corte-tarta-de-manzana

ELABORACIÓN:

LA BASE O CAZOLETA:

Para elaborar la masa sablée de esta tarta, lo primero que tenemos que hacer es mezclar los dos tipos de harina, la sal y el azúcar glas. Lo mejor es hacerlo en un procesador de alimentos, pero si no, nos vale utilizar un robot tipo Kitchen Aid o similar. O incluso manualmente.

Para hacerlo con la kitchen aid o robot similar, con la pala de mezclar, mezclamos los ingredientes secos (harina, sal, azúcar) y luego le añadimos la mantequilla cortada en trocitos y lo más fría posible (incluso semicongelada). La mezclamos rápidamente, poco tiempo, hasta que nos quede una textura como de arena, nos quedarán trocitos de mantequilla sin mezclar, pero no importa.

Añadimos las yemas de huevo, de una en una, y mezclamos un poco, justo hasta que desaparezca en la masa. Cuando lo tenemos, veremos si necesitamos el agua. Se la añadimos a cucharadas, incorporando una, mezclando y viendo que la masa adquiere humedad, dejamos de echar agua cuando veamos que la masa se junta y se hace, más o menos , una bola.

Volcamos la masa resultante sobre una superficie de trabajo y unimos uniformemente la masa, con las manos, NO amasando. Como si tratásemos de hacer una bola de arena mojada. Sin trabajar demasiado la masa, lo justo para que tengamos una masa homogénea.

Estiramos la masa sobre dos plásticos de cocina film. Le damos la forma redonda del molde y bien tapada con film, la metemos en la nevera para que se enfríe. Un par de horas es suficiente aunque se puede dejar de un día para otro.

Una vez fría, hay que darle la forma definitiva y colocarla en nuestro molde. Para ello, sacamos la masa de la nevera, extendemos un poco más la masa, dándole forma redonda de un tamaño 4 cm. superior al diámetro del molde para cubrir también los laterales.

Colocamos la masa en el molde, (previamente engrasado), lo ajustamos bien en los laterales , colocamos un papel de horno humedecido (para que se adapte bien a la forma de nuestro molde), lo cubrimos de peso (en mi caso, garbanzos) para que no se infle la masa durante el horneado y procedemos a hornear.

Para hornear, en horno previamente precalentado a 200 grados, introducimos la tartaleta , bajamos la temperatura a 175º y horneamos durante 20 minutos aprox. Retiramos el molde del horno, colocamos sobre una rejilla y, con cuidado, retiramos los garbanzos y el papel. (la base estará algo húmeda y sin hacer) por lo que la meteremos de nuevo en el horno y la mantendremos unos 10 minutos aprox. hasta que veamos que se ha secado y apenas coge color. En ese punto, volvemos  sacar la tartaleta del horno. Reservamos.

paso-a-paso-tarta-de-manzana

PARA EL RELLENO:

Pelamos las manzanas (a mí me gusta de la variedad  reineta, que es un pelín ácida y queda  estupendamente en las tartas, contrasta perfectamente con el dulce). Las cortamos en pedazos de 2/3 cm.  ponemos una sartén al fuego y derretimos la mantequilla a fuego medio, cuando vemos que comienzan a salir burbujas, echamos las manzanas troceadas y dejamos cocinar unos minutos (sobre 5 minutos), removemos un poco, con mucho cuidado de no romper los trozos. Cuando vemos que están empezando a reblandecerse, espolvoreamos unas cuantas cucharadas de azúcar, bajamos el fuego y dejamos unos minutos para que se caramelice un poco. En caso de querer aromatizarlo con ron u otro licor, echamos el licor en este momento y flambeamos. Retiramos del fuego.

PARA LA CUBIERTA CRUJIENTE:

                Ponemos el azúcar glas en un bol amplio y echamos las claras de huevo. Mezclamos con un tenedor, o también funciona muy bien haciéndolo  con los dedos, hasta deshacer el azúcar y echamos las almendras en láminas (yo, en este caso, he utilizado almendra crocanti). Reservamos mientras preparamos el resto.

paso-a-paso-tarta-de-manzana-j1pg

MONTAJE DE LA TARTA:

                Sobre la base que previamente hemos casi terminado de hornear, colocamos las manzanas que hemos preparado como relleno. Las distribuimos bien por toda la superficie y alisamos.

Es la hora de colocar la cubierta crujiente, para ello, con el tenedor removemos unas cuantas veces la mezcla de claras, azúcar y almendra que teníamos reservada. Observaremos que tenemos una mezcla pegajosa y espesa.

La vamos echando con una cuchara sobre las manzanas, cubriendo bien toda la superficie. Parte se irá introduciendo por los recovecos que queden de la capa de manzana. Debe ser así.

Una vez toda volcada, volvemos a introducir el molde con la tarta en el horno y continuamos horneando hasta que veamos que se ha formado una costra dorada y crujiente en la parte superior. Esto nos llevará aproximadamente unos 20 minutos más.

Una vez horneada, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Desmoldamos y ya está lista para comer una vez tibia o a temperatura ambiente.

Si se desea, opcionalmente, se puede espolvorear azúcar glas por la parte superior. Yo no lo he hecho, ya que considero que estaba suficientemente dulce.

tarta-de-manzana-con-topping-de-almendra-2jpg

 

*** Esta tarta también se puede hacer con peras en vez de manzana. De hecho, la idea está extraída del libro “Baking Chez moi” de Dorie Greenspan, y ella lo elabora con peras.

*** Lo más recomendable es consumir la tarta el mismo día de su elaboración, ya que así mantenemos el toque crujiente de la cubierta. Aunque también se puede consumir al día siguiente, aunque variará la textura.

By

Tarta con chorretes de chocolate (drip cake)

tarta-drip-cake-j2pg

Esta tarta es ideal para no parar de salivar en cuanto la ves. También es perfecta para la celebración de cumpleaños, tanto de niños, de adolescentes, como de adultos. El único requisito es que los comensales sean choco-adictos, ya que está plagadita de detalles “chocolatosos”. La decoración final es un poco libre, puedes incluir cualquier tipo de chocolate, chocolatina, galleta… y dependerá de tu gusto personal para que te quede de una forma u otra.

Así decorada, creo que queda equilibrada, ni muy recargada ni demasiado sobria. Es la primera que hago de este tipo y estoy muy contenta con el resultado. Espero que os guste y os inspire para elaborar vuestras propias tartas de cumpleaños.

TARTA DE DOS PISOS DE CHOCOLATE CHORREANTE (DRIP CAKE)

INGREDIENTES:

  • Bizcocho de chocolate (doble cantidad de ingredientes)
  • Frosting de queso
  • Frosting de chocolate
  • Ganache de chocolate
  • Chocolates variados (kínder bueno, Ferrero Rocher, huevo kínder, kit-kat, oreos…)

 

ELABORACIÓN:

Esta tarta se puede ir elaborando en 3 días. El primer día, haremos los bizcochos, para ello, podemos utilizar esta receta de bizcocho de chocolate, que os detallo más adelante (es la primera vez que la he hecho y me ha gustado, ha cumplido mis expectativas, queda un buen bizcocho) similar a mi bizcocho de chocolate favorito para tartas de cumpleaños. Podéis utilizar cualquiera de ellos, que os darán buenos resultados ambos dos. Os pongo la receta que he usado ya que no la tengo en el blog.

tarta-drip-cake

BIZCOCHO DE CHOCOLATE

INGREDIENTES: 

  • 2 Cups de azúcar ( 400 gr.)
  • 1 ¾ cup de harina ( 225 gr.)
  • ¾ cup de cacao (100 gr.)
  • 1 ½ cucharadita de levadura (teaspoon) (8 gr.)
  • 1 ½ cucharadita de bicarbonato (teaspoon) (8 gr.)
  • 1 cucharadita de sal (5 gr.)
  • 2 huevos
  • 1 cup de leche (o buttermilk) (250 ml.)
  • ½ cup de aceite de girasol (125 ml.)
  • 2 cucharaditas de vainilla (10 ml.)
  • 1 cup de agua hirviendo (250 ml.)

tarta-drip-cake-6jpg

ELABORACIÓN:

Por un lado, tamizamos juntos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal (todos los ingredientes sólidos).

Por otro lado, mezclamos los huevos (ligeramente batidos), la leche, el aceite y la vainilla. Juntamos ambas preparaciones y mezclamos con una batidora tipo kitchen Aid o similar durante 2 minutos a velocidad media, hasta que esté todo perfectamente unido.

Añadimos el agua hirviendo y mezclamos hasta que esté disuelto totalmente en la mezcla. Nos quedará una masa bastante líquida. Es normal.

Tendremos preparado el molde (utilizaremos un molde redondo de 20/22 cm. de diámetro) que no sea desmontable, ya que la masa al ser bastante líquida, se nos puede escapar si utilizamos un molde desmontable. Previamente lo habremos engrasado y es conveniente cubrir la base con papel de horno (para que haga de mayor protección y no se nos seque). Volcamos la masa en su interior y procedemos a hornear.

Con horno precalentado a 200 grados, introducimos el molde en la bandeja del  horno y la colocamos en el centro del horno, bajamos la temperatura del horno a 175 grados y lo mantenemos durante 40 minutos aprox. Hasta que al introducir una aguja en el centro, ésta salga seca, sin masa adherida a ella. Si necesitamos algo más de tiempo, se lo damos, ya que cada horno funciona de manera diferente.

Una vez comprobado que ya está horneado, sacamos el molde del horno, dejamos sobre una rejilla en el propio molde durante 5 minutos y después, lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla hasta que esté totalmente frío.

Se le cubre de plástico film (para que no se seque) y se reserva hasta su uso.

tarta-drip-cake-5jpg

**Es conveniente dejarlo 24 horas de reposo antes de proceder a dividir en capas.

**Queda un bizcocho con una textura mullida y jugoso, que no necesita ser calado.

***En esta ocasión, he doblado la cantidad de ingredientes para rellenar 2 moldes, uno de 20 cm. de diámetro y el otro de 14 cm. Quería que me quedasen altos para dividir en 3 capas gruesas.

***El tiempo de horneado, en esta ocasión ha llegado a los 60 minutos, ya que había mucha masa en cada molde.

Una vez hechos, los envolvemos en plástico film y reservamos hasta el día siguiente para que se asienten y se puedan dividir en capas sin problema.

El segundo día, dividiremos los bizcochos en 3 capas iguales cada uno, deberemos obtener 6 discos de bizcocho, 3 de 20 cm. de diámetro (para el primer piso)  y 3 de 14cm. (para el segundo piso). Del bizcocho de 14 cm. me han salido 4 capas, de las cuales he utilizado 3.

paso-a-paso-1

Preparamos los rellenos, en esta ocasión he optado por hacer un frosting ligero de queso, con galletas Oreo partidas y colocadas encima del relleno y un frosting de chocolate. Para elaborar el relleno de chocolate, he seguido los pasos del relleno de queso, pero a última hora, en vez de echar el queso, he echado 150 gr. de chocolate negro fondant derretido y frío.

Una vez que tenemos ambos frostings hechos, los metemos en la nevera unos 10 minutos para que se endurezcan un poquito y sea más cómodo y fácil de extender. No dejarlo mucho más tiempo porque se nos endurecería demasiado y ya no sería lo mismo.

    MONTAJE DE LA TARTA

Para montar la tarta, en primer lugar, cortamos un cartón de pastelería de un tamaño 1 cm. inferior al diámetro del bizcocho base. Le echamos un poco de crema para que se quede el bizcocho pegado y no se nos mueva.

Colocamos el primer disco de bizcocho sobre el cartón y rellenamos con 1/3 de la crema de chocolate. Colocamos el segundo disco encima e igualamos. Procedemos de igual manera, pero esta vez, con el relleno de queso. Una vez que lo tenemos alisado, extendemos galletas Oreo, troceadas por toda la superficie de la tarta y encima colocamos el último disco de bizcocho  de chocolate.

paso-a-paso-2

Repetimos la misma operación con el bizcocho de 14 cm. Es decir, bizcocho­, relleno de chocolate, bizcocho, relleno de queso, bizcocho. Cubrimos toda la tarta con una ligera capa de relleno (para cubrir imperfecciones), En mi caso, he cubierto el piso de abajo con el relleno de chocolate y la pequeña, la de arriba con el frosting de queso. Metemos ambos pisos de tarta en la nevera para que se endurezca y se asiente.

Pasada 1 hora aprox. Sacamos las tartas de la nevera y procedemos a darle una segunda capa de  frosting a las tartas. Esto es, intentar dejar lo más regular e igualadas posibles la superficie de las tartas. Cuando hemos terminado. Dejamos en la nevera a que se vuelva a enfriar y endurecer. Se puede dejar un par de horas o bien (como en mi caso) hasta el día siguiente.

paso-a-paso-3

  El tercer día, procederemos a rematar la tarta, decoración final y montaje de pisos. Para ello, en la parte inferior de la tarta (la de chocolate) meteremos unas pajitas (de las fuertes y gordas) justo en el centro de la tarta, de un tamaño inferior al diámetro de la tarta de arriba, es decir, en un diámetro de 11/12 cm. colocamos 4 pajitas al ras de la tarta y una central más alta (nunca debe superar el tamaño de la tarta de arriba) sobre la que irá colocada la tarta del piso superior.

***Esto se hace para que las pajitas hagan de pilares y de esta manera, la tarta superior no se hunda por el peso sobre la tarta de la parte de abajo. La pajita central, nos fija la tarta en el centro, para que no se desplace ni se mueva cuando la transportamos . (si nos resulta difícil “insertar” la tarta del piso superior sobre la pajita central, se puede omitir este paso, ya que en este tipo de tartas, queda bien asentada sin necesidad de “clavarle” la “estaca” central). Lo digo por experiencia, ya que al final, en esta tarta, no lo puse y fue transportada en coche, luego de la nevera a la mesa… y no se movió ni medio milímetro.

Bueno, una vez que ya tenemos los pisos montados, procedemos a realizar la DECORACIÓN. Este tipo de tartas o pasteles con esos “ chorretones” tan apetecibles tienen un nombre, se denominan “drip cakes” .

tarta-drip-cake-1

La técnica para hacerla es sencilla pero precisa, con esto quiero decir que habrá que tener muy en cuenta una serie de detalles para que nos quede perfecta, ya que si no, nos quedará un “engruño” difícil de arreglar.

En primer lugar, prepararemos una ganache de chocolate, utilizaremos 100 ml. de nata y 100 gr. de chocolate negro de cobertura (fondant). Para hacer la ganache, calentamos la nata hasta llevarla al punto de ebullición. Troceamos el chocolate en un cuenco  y vertemos la nata hirviendo sobre el chocolate, dejamos unos minutos y comenzamos a mover con una espátula hasta que nos quede totalmente homogénea.

Dejamos reposar la crema de chocolate unos minutos para que se vaya entibiando y se espese un poco. Este punto (la temperatura del chocolate) es el factor más importante  a la hora de realizar esta técnica, porque si está demasiado líquida, se nos chorreará hasta abajo y si lo dejamos enfriar demasiado y se nos espesa mucho, pues no “correra” por la tarta.

Hay que tener en cuenta que al estar la tarta fría de la nevera, cuando echamos el chocolate, si está casi frío, se endurece inmediatamente al contacto con la superficie fría del  frosting. Por lo que mi recomendación, la primera vez que se haga, para saber bien cuál es el punto del chocolate, es hacer una pequeña prueba en una magdalena  o algo similar, para ver la fluidez con la que corre el chocolate.

Una vez que tienes bien cogido el punto del chocolate, se vierte la crema en una jarrita y se va vertiendo por la orilla de la parte superior de la tarta, (quizás necesitemos ayudarnos con una cuchara para que “caigan” los chorretones de chocolate), luego es cuestión de ir tapando el resto de la superficie de la tarta con una cuchara o paleta.

Dejamos enfriar un poco para que se endurezca un poquito.(podemos meterla en la nevera una media hora)

A continuación, colocamos las chocolatinas, galletas, huevos Kinder, Ferrero Rocher….de la manera más bonita y atractiva que nos parezca. En este punto, ya está lista para consumir.

Si no la vamos a consumir al momento, guardar refrigerada en nevera y sacarla ½ hora antes de su consumo para que las cremas adquieran el punto idóneo para ser degustadas.

tarta-drip-cake-3jpg

 

 

By

Tarta barco pirata paso a paso

tarta-barco-pirata.7JPG

Para celebrar el cumpleaños de mi sobrino Aimar nada mejor que un barco pirata. Con 3 añitos está todo el día imaginando historias de piratas, tiburones y tesoros escondidos en islas recónditas. Por lo que yo, el tema de la tarta lo tenía bastante claro… Ha sido cuestión de investigar por internet para coger ideas de aquí y de allí y crear mi propio diseño de barco pirata.

Estoy muy contenta con el resultado, quedó precioso, muy vistoso y llamativo. Además, como a mí me gusta… de un tamaño bastante grande, para poder dividirlo en muchas porciones. Eso, en cuanto a la apariencia física, pero es que, en esta ocasión, quedó realmente rico, sabroso, nada pesado, y todo gracias al bizcocho empleado y al relleno. Tenía mis dudas en cuanto al bizcocho de chocolate (que me aguantara bien el torneado -ya que no es un bizcocho para este tipo de tartas-, pero he de decir que superó mis expectativas y se comportó de maravilla). Mi miedo, en este tipo de tartas decoradas con fondant, es que quedan muy vistosas pero luego son mazacotes que no hay manera de tragar sin un buen vaso de agua. Pues bien, en este caso, asunto arreglado!! Por la foto del corte comprobaréis de lo que os estoy hablando.

Ni que decir tiene que el niño estaba encantado con su tarta, con su barco, con sus piratas y su cañón…jejeje..

Aprovecho estos motivos marineros para deciros que, como suele ser habitual, me cojo las “vacaciones escolares” del blog. Iré compartiendo en Facebook y Twitter recetas de verano. Pasadlo muy bien 🙂

tarta-barco-pirata.2JPG

TARTA BARCO PIRATA

INGREDIENTES:

  • 2 masas de bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños en molde rectangular de 35 x 25.
  • 1 masa de bizcocho de yogurt en molde rectangular de 35 x 25.
  • Frosting especial de chocolate blanco
  • Pasta fondant de diferentes colores
  • Decoración (no comestible) de piratas, cañones, tesoro, velas de cartulina…..

tarta-barco-pirata 1

ELABORACIÓN:

                En primer lugar, hacemos  un bizcocho de chocolate rectangular, podemos utilizar cualquier receta que os guste y os salga bien. Yo, fiel a mi receta de bizcocho, os recomiendo hacer el bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños . Tendréis que elaborarlo doblando los ingredientes que pongo en la receta ya que utilizamos un molde grande.

Para que no fuese todo de chocolate, opté por hacer el clásico bizcocho de yogurt (1 vaso de yogurt, 2 vasos de azúcar, 3 vasos de harina, 1 sobre de levadura, 1 vaso de aceite de girasol y ralladura de limón) como segundo bizcocho, para completar el  barco, para hacer la cubierta y demás…quedó muy esponjoso y aireado, por lo que no tuve ni que calarlo con almíbar. (1)

***Los bizcochos conviene hacerlos el día anterior para que se asienten bien. En mi caso, como iba justa de tiempo, los hice, una vez fríos, los metí en la nevera al frío y los utilicé unas horas después. La verdad que al enfriarse el bizcocho me permitió cortarlo sin problemas, como si estuviesen hechos el día de antes.

En tercer lugar, elaboré un frosting especial , siguiendo las instrucciones que doy en el propio post, solo que en vez de utilizar queso de untar, le eché 1 tableta de chocolate blanco fondant -180 gr.- (para darle sabor a chocolate blanco).

tarta-barco-pirata.5JPG

 

MONTAJE DE LA TARTA:

Una vez tenemos los bizcochos, cortamos el bizcocho de chocolate dándole la forma del barco, para ello, nos ayudamos de una plantilla de cartón (que habremos hecho previamente).(2)

Cuando lo tenemos, cortamos el bizcocho trasversalmente en dos (para proceder a su relleno).(3 y 4)

paso-a-paso-1-tarta-barco-pirata

Ahora vamos a cortar el bizcocho blanco de yogurt. Deberemos sacar  dos piezas iguales de proa (parte delantera del barco), dos piezas iguales de popa (parte trasera del  barco), 1 pieza un poco más pequeña de popa (total: 3 piezas de popa) y con el bizcocho blanco que nos sobre (1 rectángulo) lo dividimos en dos trasversalmente para hacer la tercera capa de cubierta (y no nos quede tanto desnivel entre popa y cubierta y entre proa y cubierta). (foto nº 5, corresponde a una prueba de cómo nos iría quedando, pero todavía sin montar del todo)

***En el paso a paso no se ve este último piso de cubierta, pero está puesto (se ve en el corte).

corte-tarta-barco-pirata

Una vez que tenemos todos los bizcochos cortados, procedemos al montaje, primeramente, recortamos la plantilla de cartón (que nos ha servido de guía) 1 cm. todo alrededor; La colocamos sobre una bandeja y comenzamos a montar, ponemos 1 capa de bizcocho de chocolate, le extendemos  parte del relleno (frosting especial de chocolate blanco) y encima colocamos la segunda pieza de bizcocho de chocolate. (6)

paso-a-paso-2-tarta-barco-pirata

Volvemos a extender crema de relleno y colocamos las piezas de proa y popa (intercalando relleno entre las piezas.( fotos 7 y 8) Por último, colocamos el bizcocho más fino (el que hemos dividido en dos capas ) sobre la cubierta. ( de este paso no hay foto, se ve en la foto del corte)

paso-a-paso-3-tarta-barco-pirata

Con la crema de relleno que nos quede, damos una capa fina a todo el barco, tapando imperfecciones  y metemos en la nevera para que se asiente y se endurezca (9). Dejamos un par de horas (si es posible).

Una vez que lo tenemos, es cuestión de modelar con fondant todos los detalles del barco, haciendo las traviesas del barco, los detalles de las barandillas…fotos 10 y 11).Para hacer las velas, he utilizado cartulina y unas brochetas.(12)

Luego es cuestión de utilizar la imaginación para colocarle más  o menos detalles. Como no tenía demasiado tiempo, las figuritas no son comestibles, son de Playmobil (así va el regalito del niño incluído..jejeje…)

tarta-barco-pirata3

tarta-barco-pirata.6JPG

 

 

By

Tarta milhojas de hojaldre con frutas

tarta-de-hojaldre-y-frutas4

Esta tarta es ideal de cara al verano, si sois amantes del hojaldre y de las frutas de temporada, no podéis perderos esta tarta. Un clásico milhojas relleno de crema pastelera de chocolate, crema pastelera sabor vainilla y nata montada. Un clásico que triunfa. Además al ser casera, la podéis rellenar de lo que más os guste, pero  si no queréis complicaros, crema y nata. Es fresquita, ligera, muy vistosa y rica, rica…

TARTA MILHOJAS  DE HOJALDRE CON FRUTAS

INGREDIENTES:

  • 3 planchas de hojaldre rectangular
  • Azúcar glas
  • 1 litro de crema pastelera
  • 100 gr. de chocolate fondant
  • 500 ml. de nata de montar (35% m.g.)
  • 2 sobres de estabilizantes de nata
  • Frutas variadas (melocotón, piña, fresas, cerezas, kiwi…)

  corte-tarta-de-hojaldre-y-frutas

ELABORACIÓN:

                En primer lugar, deberemos hornear las planchas de hojaldre. Al ser una tarta milhojas,  no nos conviene que el hojaldre suba mucho, por lo que las hornearemos sobre una placa de horno, colocamos el hojaldre extendido en el propio papel que trae, pinchamos con un tenedor toda la superficie de hojaldre,  espolvoreamos azúcar glas y colocamos otra hoja de papel de horno encima y sobre éste, otra bandeja de horno (para impedir que suba mucho).

En horno precalentado, horneamos el hojaldre unos 20 minutos a 180 grados, comprobamos cómo está de dorado, quitamos la bandeja de arriba y es posible que necesitemos dejar  el hojaldre unos minutos más para que termine de dorarse. Repetimos la misma operación con las otras dos planchas. Reservamos.

tarta-de-hojaldre-y-frutas

Por otro lado, preparamos una crema pastelera tradicional, lo hacemos doblando cantidades, es decir, para 1 litro de leche. Una vez que la tenemos terminada, separamos una parte (1/3 más o menos), cubrimos con plástico film y reservamos. A los dos tercios restantes le añadimos el chocolate de cobertura y seguimos removiendo hasta que se deshace totalmente. (todo esto a fuego muy bajo). Cuando lo tenemos listo, retiramos del fuego, y cubrimos la superficie con un plástico film (para que no se forme costra). Una vez frío, metemos en la nevera para que se enfríe totalmente.

Por último, montamos la nata, utilizamos 125 gr. de azúcar y dos sobrecitos de estabilizante, para que nos ayude a que se mantenga sin  bajarse. Reservamos en frío hasta montar la tarta.

Cortamos todas las frutas en láminas, las vamos colocando sobre papel absorbente para que pierdan el agua que llevan y tenerlas lo más secas posibles para que luego no nos arruine la decoración con el líquido. Este paso es importante, conviene cortar las frutas unas horas antes de montar la tarta, escurrirlas bien y dejarlas que pierdan líquido cubriéndolas con papel de cocina.

tarta-de-hojaldre-y-frutas.1JPG

 

MONTAJE DE LA TARTA

                Colocamos una plancha de hojaldre sobre la bandeja de presentación, cubrimos con la crema pastelera de chocolate, colocamos la segunda plancha encima y ajustamos con cuidado. Encima, se extiende la crema pastelera normal y encima de la crema, yo he puesto dos tercios de la nata montada azucarada. Colocamos la tercera y última plancha de hojaldre. Sobre este último, distribuimos una fina capa de nata (con lo que nos ha sobrado). Metemos en la nevera y reservamos un par de horas al frío.

Sacamos la tarta de la nevera, con un cuchillo de sierra cortamos la parte irregular (para que nos quede igualadito) y procedemos a decorar con las frutas troceadas. La forma de decorarla es totalmente a gusto del consumidor, pudiendo utilizar frutas de temporada, fresca, en almíbar, una combinación de ambas (como en mi caso…) una vez hecha la decoración, volvemos a meter en la nevera hasta su consumo.

corte-tarta-de-hojaldre-y-frutas.1JPG

***Para cortar las porciones de tarta y que no se nos rompa, metemos el filo del cuchillo en agua caliente, secamos y con el filo caliente, procedemos a cortar. Nos quedará un corte más o menos limpio. También podéis utilizar un soplete para calentar el filo. (yo, como tengo soplete, pues lo he usado y fenomenal).

***Para mantener el hojaldre crujiente, conviene montar la tarta el mismo día de su consumo. Aguanta en la nevera unas cuantas horas crujiente, sin humedecerse. Pero de un día para otro, el hojaldre se humedece y no está crujiente; Está bueno, pero no crujiente.

Yo, lo que hago, es hornear las planchas el día anterior, las dejo cubiertas con papel de horno. El día anterior preparo también la crema pastelera. Solamente dejo para el día de presentación, la nata montada y las frutas.

slide-2

By

Tarta de cerezas con streusel

tarta-streusel-de-cerezas

Las tartas o pasteles con frutas son mis preferidas, me parecen frescas, nada pesadas, ideales para terminar una comida, para acompañar un cafecito o incluso para desayunar… a mí me resultan apetecibles a cualquier hora.

Me encantan las tartas con manzana, con fresas, melocotón, cerezas… y esta versión con un streusel, típica cubierta que se utiliza mucho en la repostería alemana, da como resultado un pastel ideal para cualquier ocasión.

PASTEL DE CEREZAS CON STREUSEL

 INGREDIENTES: (para un molde redondo de 26 cm. de diámetro)

 

       Para la base:

  • 200 gr. de harina
  • 1 pellizco de impulsor químico (levadura Royal)
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 paquete de azúcar avainillado (15 gr.)
  • 1 pizca de sal
  • 75 gr. de mantequilla temperatura ambiente
  • 1 huevo mediano (M)

 

Para el relleno:

                                                  

  • 1 kg. de cerezas, limpias sin rabos ni huesos
  • 50 gr. de azúcar
  • 20 gr. de harina fina de maíz, tipo Maizena

 

Para el streusel:

  • 150 gr. de harina
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 paquete de azúcar avainillado (15 gr.)
  • 100 gr. de mantequilla blanda

tarta-streusel-de-cerezas3

ELABORACIÓN:

           

            Para elaborar la base, tamizamos la harina con la sal y la levadura, la colocamos en un bol y mezclamos, bien con las varillas o si lo hacemos con un robot tipo Kitchen Aid, con la pala. Vamos añadiendo el resto de ingredientes por orden, o sea, el azúcar y mezclamos un poco, la vainilla, la mantequilla y el huevo, mezclamos, primero a baja velocidad y luego aumentamos un poco hasta que vemos que los ingredientes están unidos y forman una masa homogénea.

Retiramos del robot y acabamos de unir con las manos, formando una bola. Cubrimos con film de cocina y llevamos a enfriar a la nevera. Dejamos un par de horas para que se recupere del amasado y se endurezca.

Una vez fría la masa, preparamos un molde de tarta de 26 cm. (de los de tarta de manzana). Si es desmontable, mucho mejor. En caso de que no sea desmontable, colocaremos tiras de papel de horno que sobresalgan para poder desmoldarlo una vez horneado sin problemas. (como se muestra en esta foto).

Engrasamos la base y colocamos las tiras de papel para que se queden adheridas al molde.

Cogemos 2/3 de la masa y la extendemos dándole la forma del fondo del molde, (solamente el fondo, NO los laterales), con un tenedor le hacemos unos agujeros (para que no suba y se deforme durante el horneado) y procedemos a “hornear en blanco”, es decir, metemos el molde sobre la rejilla del horno y en horno precalentado a 180º, lo tenemos unos 12 minutos.

tarta-streusel-de-cerezas.1JPG

Sacamos del horno el molde y dejamos enfriar sobre una rejilla. Mientras tanto, preparamos el RELLENO:

 

Lavamos las cerezas, las secamos, quitamos los rabos y deshuesamos. Cuando obtenemos 1 kg. de cerezas, las echamos en un bol y añadimos el azúcar y mezclamos bien.

***En la receta original, se utilizan cerezas ácidas, (comunes en Alemania, pero difíciles de encontrar aquí), por lo que al utilizar cerezas dulces he reducido la cantidad de azúcar a la mitad; En caso de hacer el relleno con cerezas ácidas, añadirle 100 gr. de azúcar, en vez de los 50 gr. que pongo yo.

Dejamos macerar las cerezas un rato, hasta que suelten el jugo o zumo. Ponemos las cerezas con su jugo en una olla y las llevamos al punto de ebullición, las dejamos hirviendo a fuego suave unos 4 ó 5 minutos (hasta que se hayan ablandado un poco), retiramos del fuego y ponemos a escurrir las cerezas, pero recogiendo el jugo en un recipiente.

Del líquido que hayan soltado las cerezas, separamos 250 ml. (que es lo que necesitaremos). Dejamos entibiar el jugo. Separamos 4 cucharadas del líquido y las mezclamos con la harina fina de maíz, el resto de zumo lo ponemos de nuevo al fuego y le añadimos la mezcla de harina, removemos enérgicamente con unas varillas y dejamos que se cuaje, mantenemos al fuego uno o dos minutos.

Ahora le añadimos las cerezas que tenemos reservadas escurriendo y mezclamos con el zumo espesado. Probamos para comprobar el dulzor y añadimos azúcar al gusto si queremos que esté más dulce. (yo, no le añado nada de azúcar). Dejamos que se haga otro minutito y retiramos del fuego.

Ya tenemos nuestra masa de cerezas lista para ser utilizada como relleno de tartas.

***Si queremos que no se note tanto los trozos de cereza, los chafamos con un tenedor, aunque como después se horneará con la tarta, para mi gusto, queda mejor sin chafar.

 

Ahora procederemos a formar los laterales de la tartaleta, para ello, cogemos el tercio de masa que tenemos enfriando en la nevera y formamos un rulo del tamaño del perímetro de nuestro molde. Lo colocamos y le damos una altura de unos 2 cm. lo pegamos a la base semi-horneada.

tarta-streusel-de-cerezas.2JPG

En este punto, rellenamos la cazoleta con el relleno de cerezas que tenemos preparado y preparamos el Streusel:

Para hacerlo, en un robot de cocina, tipo Kitchen Aid, echamos la harina y añadimos el resto de ingredientes, o sea, azúcar, vainilla y mantequilla; Con el accesorio de pala, comenzamos a mezclar a velocidad baja. Veremos que poco a poco se van uniendo los ingredientes. Cuando adquiere la textura de grumos “gorditos” paramos la máquina y ya tenemos nuestro streusel preparado. Metemos un ratito en la nevera para que se enfríe.

Una vez frío, se lo echamos por encima del relleno de cerezas, colocamos el molde en la rejilla del horno y procedemos a hornear, lo tendremos unos 40 minutos aprox. hasta que veamos que el streusel comienza a dorarse.

Cuando sacamos el molde con el pastel del horno, lo tenemos unos 15 ó 20 minutos en el propio molde y cuando podamos, con mucho cuidado, lo desmoldamos y dejamos enfriando sobre una rejilla.

 

***El pastel está perfecto al día siguiente, o sea que se puede hacer con antelación.

***Es importante desmoldar el pastel en cuanto se pueda, cuando esté tibio y con seguridad de que no se nos va a desmoronar, ya que si se queda dentro del molde hasta su total enfriado la base-cazoleta tiende a humedecerse por efecto del calor y del relleno húmedo de cerezas y entonces, adquiere otra textura (que tampoco está nada mal, por cierto).

***Receta del libro “Backen macht Freude” del Dr. Oetker

tarta-streusel-de-cerezas4

By

Tarta helado derretido

tarta-helado-derretido1

Esta tarta es fácil de decorar, muy versátil (porque puedes hacerla con tu bizcocho preferido, con el relleno que más te agrade,) y es muy llamativa y resultona. En una palabra, ideal para quedar como una reina sin demasiado trabajo.

Fue la tarta que le hice a mi hija para celebrar su cumpleaños con sus amigas. Con 16 años es un poco difícil encontrar una decoración adecuada (que no sea demasiado infantil y tampoco demasiado seria), así que con esta tarta, dí en el clavo. Fue un éxito.

TARTA HELADO DERRETIDO

INGREDIENTES:

corte-tarta-helado-derretido.2JPG

ELABORACIÓN:

Para hacer esta tarta, primeramente, hacemos un bizcocho de chocolate en un molde de 20 cm. de diámetro, lo dejamos enfriar adecuadamente y casi es mejor hacerlo de un día para otro para que se asiente. Una vez frio, se envuelve en plástico film y se reserva hasta el día siguiente.

Una vez reposado, cortamos el bizcocho en cuatro capas. La parte superior (la que hace la panza la retiramos y guardamos para hacer la bola de helado).

Preparamos un frosting especial siguiendo las indicaciones de la receta, aunque esta vez, he sustituido el queso por una tableta de chocolate fondant blanco (180 gr), para hacerla con sabor a chocolate blanco.

Por otro lado, preparamos nata montada azucarada y la teñimos con unas gotas de colorante rojo para darle el tono rosa.

Hacemos una ganache de chocolate y la dejamos templar, hasta que tiene una textura idonea para extender sin que se desparrame demasiado. (yo, en este punto, cometí un error, puse chocolate fondant derretido, no lo rebajé con nata y me quedó demasiado espeso, con lo que no se expandió adecuadamente por toda la tarta. Lo comento para que no os pase, rebajar el chocolate con algo de nata).

tarta-helado-derretido

MONTAJE DE LA TARTA

    Colocamos una  base de cartón de pastelería, de un tamaño un poco inferior al diámetro de nuestra tarta. Encima, colocamos una capa de bizcocho y extendemos 1/3 del frosting de chocolate blanco.

Encima colocamos la segunda plancha de bizcocho y volvemos a hacer la misma operación, o sea, le extendemos otro tercio del relleno y cubrimos con la última plancha de bizcocho.

Del tercio de relleno que nos queda, separamos un par de cucharadas soperas, que uniremos al bizcocho restante (la panza de arriba, que habremos desmigado) formando una especie de “bizcobola”. Con esto, ya tenemos preparado nuestra “bola” de helado.

El resto del frosting especial de chocolate blanco lo usaremos para cubrir imperfecciones en la tarta, tanto en la parte superior como en los laterales (cubriremos posibles huecos que nos hayan quedado, dejando la tarta lo más compacta y homogénea posible). Una vez que lo tengamos, la metemos en la nevera un par de horas para que se asiente, se enfríe y se endurezca.

corte-tarta-helado-derretido.1JPG

Sacamos la tarta de la nevera, cubrimos toda la tarta con la nata montada azucarada, dejándola lo más lisa posible (aunque se note algo no importa, le da un aire rústico, casero que queda bien). Volvemos a guardar en la nevera para que se enfríe.

Es el momento de terminar la decoración, para ello colocamos la “bizcobola” sobre la parte superior y volcamos la ganache de chocolate encima y dejamos que se extienda ella sola.Colocamos el cono de helado encima para que se peque. Esperamos un poco y volvemos a meter en la nevera para que se acabe de enfriar.

*** A la hora de consumir, sacar la tarta de la nevera 1 hora antes de degustarla, para que se atempere un poco la crema.

***molde de 20 cm. diámetro

***para hacer la bola de helado, dividir bizcocho en 3 capas y la parte de la panza, desmigarla y unirla a algo de frosting (como si fuera una bizcobola).

corte-tarta-helado-derretido

By

Tarta de queso y fresas

tarta-de-queso-con-fresas.1JPG

Aprovechando que ya se termina la temporada de fresas, os muestro esta tarta de queso clásica cubierta con una mermelada de fresas, rápida, sencilla de hacer y sobre todo, muy rica. Prácticamente le gusta a todo el mundo. Èsta es una más de las muchas tartas con fresas que tengo publicadas, ya que es una fruta de temporada que nos encanta en casa y las posiblidades en la repostería son infinitas.

TARTA DE QUESO Y FRESAS

 

INGREDIENTES: (para un molde redondo de 25 cm. de diámetro)

PARA LA BASE:

  • 250 gr. De galletas digestive
  • 80 gr. De mantequilla

PARA EL RELLENO:

  • 500 ml. De nata
  • 400 gr. De queso tipo Philadelphia
  • 80 gr. De azúcar
  • 4 hojas de gelatina ó 8 gr. De gelatina en polvo

PARA LA CUBIERTA:

  • 250 gr. de fresas
  • 100 gr. De azúcar (dependerá el grado de dulzor que queramos para añadir más o menos)
  • 2 hojas de gelatina neutra

corte-tarta-de-queso-con-fresas1

ELABORACIÓN:

Primeramente, convertimos las galletas en polvo, las desmenuzamos hasta reducirlas a polvo. Por otro lado, derretimos la mantequilla en el microondas y seguidamente juntamos  ambos ingredientes. Formamos una masa compacta que extendemos en un  molde desmontable (en mi caso, he utilizado uno redondo, desmontable de 25 cm. de diámetro), alisándolo bien para que quede de igual grosor por toda la superficie. Una vez que lo tenemos, metemos el molde en la nevera para que se enfríe y se endurezca.

Mientras tanto, vamos preparando el RELLENO, para ello, primeramente ponemos a hidratar las hojas de gelatina en un bol con abundante agua fría, las dejamos ahí hasta que se ablanden (unos 10 minutos) luego, las sacamos del agua, las secamos con papel de cocina y reservamos . Por otro lado,  ponemos en un cazo al fuego la nata y el azúcar, lo calentamos poco a poco y removemos para que se disuelva el azúcar en la nata, (no es necesario que llegue al punto de ebullición, pero que esté bastante caliente).

Una vez caliente, retiramos el cazo del fuego y añadimos las hojas de gelatina una a una, removemos para que se deshagan totalmente y añadimos el queso crema tipo philadelphia, lo mezclamos bien con una varilla hasta que quede todo perfectamente mezclado y homogéneo.

Dejamos que se temple la crema de queso, sacamos el molde de la nevera y le vertemos la crema sobre la base de galleta. Volvemos a introducir en la nevera y dejamos unas cuantas horas (mejor de un día para otro) para que se endurezca .

tarta-de-queso-con-fresas2

Cuando tenemos la tarta ya cuajada, procederemos a preparar la CUBIERTA, en esta ocasión he optado por cubrirla con fresa (que me parece que hace una combinación perfecta con el relleno de queso), para ello, he lavado y troceado unos 250 gr. de fresas, las he puesto al fuego con azúcar (unos 100 gr.) y he cocinado a fuego medio hasta que se han ablandado, lo he triturado todo con la batidora para formar una especie de puré de fresa.

Se retira del fuego y se le añade las dos hojas de gelatina hidratadas, se remueve bien hasta que se disuelven y se deja entibiar. Una vez tibio, se extiende por encima del relleno de queso , se iguala con una espátula y se vuelve a meter en la nevera para que se cuaje. Se deja en frío hasta el momento de consumir.

tarta-de-queso-con-fresas

By

Tarta botella de Coca-cola

Tarta-botella-de-coca-cola.2JPG

Esta es la típica tarta para dejar con la boca abierta a tus invitados; Cuando la ven por primera vez, abren los ojos como platos intentando averiguar “cómo narices se puede hacer algo así”. Una vez que desvelas el secreto de su elaboración, te das cuenta de que no es tan difícil y con ser un poco curioso y detallista, te sale a la primera.

Lo más difícil que me ha parecido, ha sido curiosamente el hecho de dividir la tarta en porciones, ya que al estar cubierta de chocolate, se me rompía irregularmente y era francamente difícil hacer porciones regulares.

 

TARTA BOTELLA COCA-COLA

INGREDIENTES:

  • 1 tableta de chocolate fondant (tipo Nestlé postres)
  • Plancha de bizcocho de chocolate o cualquier bizcocho que os guste como base de tartas.
  • Almíbar para calar el bizcocho
  • 1 botella de Coca-cola vacía (en mi caso, utilicé una de 1´5 l.)
  • Relleno al gusto: crema pastelera, ganache de chocolate, crema de mantequilla…..

Tarta-botella-de-coca-cola.3JPG

ELABORACIÓN:

Lo primero que tendremos que hacer será vaciar una botella de coca-cola, guardar el tapón, la arandela y despegar la pegatina procurando que nos quede entera y no se nos rompa, ya que luego la volveremos a colocar sobre la tarta terminada para que el efecto sea totalmente real.

Lavamos y secamos perfectamente la botella. Este paso es muy importante, no deberá haber ni una sola gota de agua o humedad en la botella. Una vez que lo tenemos, abrimos un rectángulo en la botella a la altura de la pegatina (de un tamaño algo grande para que luego no tengamos dificultades a la hora de rellenar la botella); Esta apertura quedará tapada, ya que apoyaremos la tarta en la bandeja sobre esta parte, para que no se vea. (es más fácil de lo que parece cuando se ve, que cuando se pretende explicarlo).

Una vez que tenemos la botella preparada, le ponemos el tapón, fundimos el chocolate de cobertura y vertemos parte de ese chocolate por la apertura. Movemos la botella para que se vaya extendiendo el chocolate homogéneamente por todo, conviene que quede una capa fina. Se deja que se enfríe, se mete en la nevera para que endurezca. Una vez bien duro el chocolate, se vuelve a repetir la misma operación, se le da una segunda capa de chocolate y se deja enfriar.

Preparamos nuestro bizcocho preferido, bien sea plancha o bizcocho partido en capas para formar tiras e ir forrando el interior de la botella, procurando acomodar bien el bizcocho en todos los recovecos para no dejar huecos. A continuación, se cala el bizcocho con el almíbar (para que quede más jugoso) y se rellena con lo que hayamos decidido (crema pastelera, crema de mantequilla, …) una vez que lo tenemos, procedemos a cerrar la apertura con una plancha de bizcocho y un poco de chocolate de cobertura, es importante no llegar a tocar el plástico de la apertura con chocolate, ya que luego será por ahí por donde comencemos a cortar , para evitar que se pegue.

Tarta-botella-de-coca-cola1

Dejamos reposar en la nevera unas horas. Y ¡armados de valor! Procedemos a realizar el proceso más delicado de toda la preparación, que es separar el plástico de la botella del contenido. Para ello, con unas tijeras finas, vamos cortando el plástico empezando por la zona donde está la apertura. Se corta poco a poco, hasta quedar dividido en dos el plástico. Con mucho cuidado, se separan las dos partes de plástico y nos queda la botella completa y terminada.

*** aunque nos queda una marca un poco fea con el roce de la tijera, no preocuparse porque luego queda tapada con la pegatina.

***la parte por donde hemos rellenado la tarta, por donde hemos abierto la ventana para meter todo el relleno, hay que ponerla en contacto con la bandeja, dejando la parte intacta por la parte superior.

***habrá que tener cuidado al manipular la tarta una vez sacada del plástico, ya que si lo tocamos mucho, al ser chocolate, dejamos las huellas y puede afear la tarta.

***tenéis una buena explicación de cómo se hace en este video de “youtube”, podéis haceros una idea más precisa de cómo se elabora esta tarta. También tenéis con todo lujo de detalles y explicaciones las que hace Cristina, del blog “kanelaylimón”,