By

Pastel de queso

Este pastel del queso reúne todas las características que animan a cualquiera en la cocina: está muy rico, es sencillo en cuanto ingredientes, elaboración y material, y tiene un aspecto estupendo. La receta me la dió Asier, el dueño del bar-restaurante Saibimendi en San Miguel de Basauri (Bizkaia) un lugar muy acogedor en el que suelo tomar café y que ofrece este pastel, entre muchos otras cosas.

 

PASTEL DE QUESO DEL SAIBIMENDI

INGREDIENTES:

  • 1,250 l. de leche
  • 280 gr. de harina
  • 460 gr. de azúcar
  • 10 gr. de impulsor químico (tipo levadura Royal)
  • 1 brick pequeño de nata de montar o cocinar (200 ml.)
  • 200 gr. de queso de untar tipo Philadelphia
  • 5 huevos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Opcional: aroma de vainilla, limón…

ELABORACIÓN:

En un recipiente grande mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina tamizada, el azúcar y la levadura.

Añadimos los huevos y mezclamos con unas varillas manuales. Una vez bien mezclado todo, añadimos la nata líquida y seguimos mezclando. A continuación, vertemos el queso philadelphia y removemos bien hasta que esté bien integrado en la masa. Seguidamente, echamos la mantequilla a punto pomada y mezclamos también.

***Aunque nos queden unos “grumos” de mantequilla, no importa, es normal, luego con la leche tibia se disuelven.

Calentamos la leche en un cazo, solamente hasta que esté tibia, no tiene que hervir ni tampoco estar demasiado caliente. Vamos añadiendo la leche en la mezcla anterior hasta que tenemos toda la leche incorporada. Si utilizamos algún aroma, tipo vainilla, limón, canela… éste es el momento de añadírselo.

***El resultado final será una mezcla muy líquida.

Horneado:

            Primeramente prepararemos el molde donde vamos a hornear el pastel. Obligatoriamente tiene que ser un molde que NO sea desmontable, ya que la mezcla que vamos a echar es muy líquida y se nos filtraría .

Yo he repartido la masa en dos moldes altos, uno de 23 cm. y otro de 10 cm. (me caben los dos en la misma bandeja del horno) pero podéis utilizar uno más grande o reducir 1/3  las cantidades proporcionalmente.

Se engrasan con mantequilla y se espolvorea un poco de harina (con esto conseguimos 2 cosas, primero, que no se nos pegue el pastel al molde y podamos desmoldarlo sin problema y segundo, nos creará una pequeña costra que hará de  base del pastel)

Se llenan los moldes hasta las ¾ partes de su capacidad (no más, ya que si no, se nos desbordaría, porque crece en el horno, aunque luego baja).

Precalentamos el horno a 200 grados durante 12 minutos con calor arriba-abajo-aire. Pasado ese tiempo, metemos los moldes en la bandeja del horno a media altura y bajamos la temperatura a 175 grados, con calor abajo-aire, lo tenemos 1 hora aproximadamente.

En mi caso, he necesitado 1 hora y 10 minutos. A los 50 minutos, como veía que no estaba suficientemente dorado por arriba, le he subido la temperatura unos 10 grados, lo he puesto a 185 grados.

***Cada horno es un mundo, así que te aconsejo que lo hornees como suelas hacer con este tipo de pasteles, que son masas muy líquidas, tipo el pastel de arroz, pastel de nata…

***Sabremos que está horneado cuando todavía tiembla un poco cuando lo mueves, pero ves que ya no está líquido por dentro… no lo dejes horneándose hasta que esté totalmente duro, ya que este tipo de pasteles se endurecen y se asientan con el enfriado. Si lo dejas mucho tiempo en el horno, obtendremos una masa interior seca y dura y nos interesa que quede un corte limpio pero que el interior sea cremoso y suave.

***Puede parecer que es mucho tiempo de horneado, pero al ser mucha cantidad de masa, le hace falta; A mí, particularmente, me gusta que este tipo de pasteles queden altos y para que se haga bien, necesita ese tiempo.

By

Tarta de cumpleaños con guirnaldas

Esta es la tarta que le preparé a mi sobrina Uxue para que celebrara su cumpleaños con sus amigos. La decoración con guirnaldas, que tan de moda está en el mundo de la repostería creativa, es bastante sencilla de hacer, sólo hay que tener un poco de gusto a la hora de combinar colores y tratar de que te quede una composición armónica. Confeccionar la guirnalda no tiene ningún misterio, cartulinas, palitos y cuerda… El resultado, salta a la vista. Luce un montón… queda monísima…

TARTA DE CUMPLEAÑOS CON GUIRNALDAS

INGREDIENTES:

  • 2 bizcochos de chocolate
  • Frosting ligero de chocolate
  • Crema de queso con oreos
  • Trufa cocida
  • DECORACIÓN:   barquillos rellenos de chocolate

Mini nubes de colores

Guirnaldas

ELABORACIÓN:

Con 1 día de antelación se elaboran los bizcochos de chocolate,

Receta de bizcocho de chocolate especiado: (hacemos dos veces la receta) para dos moldes de 20 cm. de diámetro y 4 cm. de altura

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de “todo especias” speculoos
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm.  que habremos engrasado con mantequilla, luego cubierto la base con papel de hornear y otra vez, mantequilla.

**Es conveniente utilizar un molde que no sea desmontable, y en caso de serlo, cubrirlo bien con papel de horno en las juntas para que no se salga la masa por las juntas, ya que es bastante líquida.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

Una vez fríos, se envuelven en plástico film y se guardan en la nevera para que se asienten y se puedan dividir mejor.

También ese día, comenzamos a preparar la trufa cocida, para ello, calentamos 200 ml. de nata de montar con 50 gr. de azúcar, llevamos a ebullición, retiramos del fuego y echamos 100 gr. de chocolate de cobertura  partido en trozos pequeños. Dejamos reposar un par de minutos  y removemos hasta que esté totalmente disuelto el chocolate en la nata. Dejamos que se enfríe totalmente y metemos en la nevera por lo menos 12 horas, mejor hasta el día siguiente.

 

Al día siguiente, elaboramos un frosting ligero de chocolate, (pinchad sobre la receta para ver su elaboración) y la crema de queso con oreos.  Para elaborar la crema de queso con oreos,:

Mezclamos 125 gr. de mantequilla a punto pomada con 250 gr. de azúcar glas. Utilizamos un robot tipo Kitchen Aid o similar. Mezclamos a velocidad media hasta que tengamos una crema esponjosa, homogénea y blanquecina. Una vez que lo tenemos, vamos echando 125 gr. de queso crema tipo Philadelphia, frío de la nevera. Lo incorporamos poco a poco y mezclando a velocidad media. Cuando está bien integrado el queso, echamos las galletas Oreo desmenuzadas ( no convertidas en polvo, conviene que queden trozos para que se note luego al comer) y terminamos de mezclar. Metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca un poco. Como ½ hora.

Terminamos de preparar la trufa cocida. Sacamos de la nevera la nata chocolateada  que tenemos desde el día anterior y montamos con varillas eléctricas, como si de una nata normal se tratase. Una vez que está bien montada, reservamos en la nevera.

MONTAJE DE LA TARTA:

Dividimos los 2 bizcochos en 4 partes. Es decir, cada bizcocho en dos discos para obtener 4 en total.

Colocamos una bandeja de cartón de tamaño 1 cm. inferior al diámetro de la tarta. Ponemos un pegote de frosting  en el centro para que se adhiera el bizcocho y no se mueva. Colocamos 1 disco de bizcocho y cubrimos con el frosting de chocolate.

Encima colocamos el segundo disco de bizcocho y extendemos la mitad de la crema de queso con oreos.

Cubrimos con otro disco de bizcocho y repetimos la operación, o sea, repartimos la otra mitad de crema de queso.

Finalmente cubrimos con el cuarto y último disco de bizcocho y llevamos a la nevera durante 1 hora mínimo para que se asiente y se endurezcan las cremas.

Pasado ese tiempo, o cuando vayamos a proceder a la decoración final de la tarta, sacamos de la nevera y cubrimos tanto la parte superior como los laterales con una capa generosa de trufa cocida. Una vez que lo tenemos, vamos colocando los barquillos todo alrededor de la tarta. La trufa cocida nos hará de pegamento para que los barquillos no se caigan ni se muevan.

Encima colocamos las mini-nubes de colores y colocamos la guirnalda que hemos confeccionado con los colores de las nubes.

By

Tarta de manzana 100% manzana

Esta tarta de manzana es ideal para después de las vacaciones de verano, cuando tenemos que cuidarnos un poco para recuperar la figura después de los excesos del verano con los pescaitos fritos, los helados, las cervecitas y demás… Si “necesitas” darte un capricho dulce, sin demasiados remordimientos de conciencia, ésta es tu tarta.

La tarta es, principalmente, manzana, manzana y más manzana. No lleva demasiadas grasas (sólo 50 gramitos de ná, de mantequilla), 2 huevos, un poco de harina para ligar y si me apuras, puedes poner hasta leche desnatada (aunque la que yo he utilizado, es entera).

De sabor está buenísima, depende de la variedad de manzana que utilices, puede quedarte más ácida ( con manzanas reineta) o más dulce (golden o similar). A mí me encanta con manzana reineta que contrasta maravillosamente bien ese toque ácido con el dulce de la cobertura o la mermelada.

Se me olvidaba…. muy fácil de hacer, para gente que se está iniciando en la cocina, sólo hay que saber pelar y utilizar la batidora.

TARTA DE MANZANA 100%

INGREDIENTES:

  • 1 kg. de manzanas(para el relleno) ­­
  • 2 huevos
  • 50 gr. de mantequilla a punto pomada
  • 1 vaso de leche
  • 1 vaso de harina
  • 1 vaso de azúcar
  • ½ sobre (7 gr.)de impulsor químico (levadura tipo royal)
  • Una cucharadita de extracto de vainilla o canela en polvo (opcional pero recomendable)
  • Para la decoración:

un par de manzanas en láminas

azúcar y canela (para espolvorear) ó mermelada de melocotón o albaricoque.

***La medida del “vaso” es de 250 ml. de capacidad.

***el kg. de manzanas es limpio, es decir, pesado sin piel ni pepitas.

 

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se pelan y se les quitan las pepitas a las manzanas, hasta obtener 1 kg. de fruta. Seguidamente, se trocean en láminas y se reservan en un amplio bol.

Sin demora (para evitar la oxidación de la manzana) se vierte el resto de los ingredientes en el bol, es decir, los huevos, la mantequilla, la leche, la harina, el azúcar, la levadura y la vainilla.

Se bate con el brazo de la batidora, (también es muy eficaz utilizar la jarra trituradora –blender- , en caso de tenerla) hasta obtener un puré donde queda todo bien mezclado y triturado.

Preparamos un molde, en este caso, he utilizado uno rectangular de 25 x 18, pero puedes utilizar uno redondo de 22/24 cm, de diámetro. Lo engrasamos con mantequilla y espolvoreamos harina, retiramos el exceso de harina y volcamos la mezcla anterior en su interior.

Se cubre toda la parte superior con láminas finas de manzana, superponiendo unas encima de otras,( ya que al hornearse disminuyen el tamaño y de esta forma, no nos quedan huecos entre las láminas).Se espolvorea canela y azúcar (solamente en el caso de que utilicemos estos ingredientes. Si vamos a cubrir la superficie con mermelada, lo haremos después de horneada la tarta).

Con el horno previamente calentado, metemos el molde sobre la bandeja del horno y colocamos en el centro del horno. Lo tendremos a 180 grados durante 1 hora aprox. hasta que veamos que se ha tostado un poco la manzana de arriba y que está hecho. Es conveniente sacarla cuando está todavía un pelín blandengue en el centro, ya que se asienta después con el enfriado y cuando la metes en la nevera.

***En mi caso necesité 1 hora y 10 minutos para tenerla en ese punto, con calor abajo-aire. Pero, como siempre digo, cada horno es un mundo, habrá que adaptar temperatura y tiempo  al horno de cada uno.

***Es una tarta de manzana sin base, que se prepara muy rápidamente y es fácil de hacer.

 

By

Tarta drip cake con figuras de chocolate

Esta receta que os traigo hoy,  puede servirnos como “tarta básica de chocolate para cumpleaños”. Os propongo un bizcocho de chocolate, ideal como base para hacer pisos de bizcocho y también un bizcocho genovés, que colocado en la última capa de arriba (para que no se hunda con el peso), contrasta en textura (por ser más liviano), haciendo que el conjunto de bizcochos y rellenos nos resulte más ligero y apetecible a la hora de comerlo.

Este tipo de composiciones quedan muy altas (están muy de moda hoy día), y espectaculares a la vez, ya que si conseguimos alisar bien la superficie, obtenemos unas tartas preciosas, de exposición. Además rinden mucho a la hora de servir, ya que con una porción fina, al ser tan alta, tenemos ración de sobra.

Como base nos puede servir perfectamente, luego, dependiendo de la celebración para la que necesitemos la tarta, podemos variar la decoración a nuestro antojo. Si ponemos figuritas de chocolate de conejitos y pollitos (como en este caso) hemos conseguido una tarta de Pascua, si hacemos unas rosas de chocolate, tenemos tarta para las madres, hermanas…. Además al ser de chocolate, casi seguro que aciertas con el sabor, gusta a todo el mundo.

TARTA  DE CHOCOLATE

INGREDIENTES:

Figuras de chocolate infantiles (en este caso, animalitos)

ELABORACIÓN:

 

Receta de bizcocho de chocolate especiado: (hacemos dos veces la receta) para dos moldes de 20 cm. de diámetro y 4 cm. de altura

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de “todo especias” speculoos
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm.  que habremos engrasado con mantequilla, luego cubierto la base con papel de hornear y otra vez, mantequilla.

**Es conveniente utilizar un molde que no sea desmontable, y en caso de serlo, cubrirlo bien con papel de horno en las juntas para que no se salga la masa por las juntas, ya que es bastante líquida.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

Receta de bizcocho genovés:

    INGREDIENTES:

  • 4 huevos
  • 120 gr. de azúcar
  • 4 gr. de sal fina
  • 120 gr. de harina de repostería (floja)
  • Esencia de vainilla (para darle sabor, opcional)

ELABORACIÓN:

En un robot de cocina tipo kitchen Aid o similar ponemos los huevos (que deberán estar a temperatura ambiente), añadimos la sal y comenzamos a batir con el batidor de globo (necesitamos airear mucho la masa), cuando empieza a espumar, añadimos el azúcar , subimos la velocidad del batidor y mantenemos batiendo unos 10 minutos. Deberemos obtener una crema blanquecina, que hayan montado perfectamente los huevos con el azúcar, que haya tripicado el volumen. Añadimos a esencia de vainilla (para darle sabor, también puede ser limón, … lo que más nos apetezca).

***Este paso es importantísimo, dependiendo del montado de los huevos, el resultado será una masa aireada, esponjosa y mullida o si lo hacemos mal, un bizcocho apelmazado, que apenas sube en el horno.

Tamizamos la harina (también imprescindible), con un colador fino. Lo tamizamos sobre la crema de huevos y comenzamos a mezclar con una espátula de silicona, suavemente, con movimientos envolventes, mezclando solamente hasta que desaparezca la harina en la crema. Conviene batir lo justo, para no bajar la mezcla y que no queden grumos de harina en la mezcla.

***Debemos tener en cuenta que este bizcocho no lleva impulsor o levadura, por lo que, todo lo que crezca y aumente en el horno, será debido al aire que le aportamos al elaborar la masa. Por lo que deberemos ser extremadamente cuidadosos a la hora de preparar la masa.

La crema resultante la vertemos sobre un molde de 20 cm. de diámetro y más de 6 cm. de altura, que habremos engrasado con mantequilla y harina y horneamos en horno precalentado (también paso imprescindible) a 175 grados, con calor arriba-abajo, hasta que está hecho, unos 30 minutos.

MONTAJE DE LA TARTA.

  • Los bizcochos los elaboramos el día anterior, para que se asienten. Una vez horneados y fríos, los cubrimos con plástico de cocina y reservamos hasta el día siguiente
  • El día que vamos a montar la tarta, primero cortamos los bizcochos para quitarles la “barriguita” que les haya podido salir durante el horneado. Dejándolos totalmente lisos.
  • Preparamos la buttercream o frosting que sea de nuestro gusto. Yo, en mi caso, me decanto por el frosting especial de chocolate , que me parece la opción menos dulce y más equilibrada para rellenar y cubrir la tarta.
  • Elaboramos una crema chantillí, para ello, montamos 200 ml. de nata de montar con 50 gr. de azúcar y 1 sobrecito de estabilizante de nata. Lo montamos con varillas eléctricas hasta obtener una nata montada fuerte.
  • Ponemos 1 bizcocho de chocolate sobre un cartón de pastelería de 1 cm. más pequeño que el diámetro del bizcocho. (opcionalmente se puede calar con almíbar, yo no lo he hecho pero lo admite perfectamente.)
  • Cubrimos el bizcocho con una parte de frosting de chocolate y encima colocamos el segundo bizcocho de chocolate especiado. (almíbar opcional)
  • Extendemos una porción generosa de nata montada azucarada (dejando un poquito para la decoración exterior) y cubrimos con el bizcocho genovés. Lo calamos con almíbar (en este caso SÍ es recomendable).
  • Extendemos el resto del frosting por la parte superior y los laterales. Cubriendo perfectamente todos los huecos y alisando lo mejor posible toda la superficie y laterales.
  • Metemos en la nevera para que se endurezca el frosting y se asiente el pastel.
  • Preparamos la ganache para hacer el efecto de chorretes (drip cake), para ello, calentamos 100 ml. de nata hasta llevar a ebullición, retiramos del fuego, echamos el chocolate de fundir en trozos y esperamos unos minutos. Pasado ese tiempo, removemos con suavidad hasta que se disuelve todo el chocolate. Esperamos un poco y cuando lo tenemos a la temperatura adecuada, lo vamos echando por la parte superior hacia los laterales para que queden chorretes. Cubrimos la parte superior y colocamos la decoración que queramos; En esta ocasión, he elegido unas figuritas de chocolate que tenía y que me han venido muy bien.

 

 

 

By

Tarta castillo de D`artacán

A mi sobrino Aimar le encanta la serie de dibujos animados de “D`artacán y los tres mosqueperros“, Esta serie causó furor a comienzo de los años 80, pero él (que acaba de cumplir 4 años) no entiende de modas pasadas ni pasajeras y le encanta la serie. Así que el tema de su tarta de cumpleaños no podía ser otro: D`artacán al rescate de su adorable Juliette.

TARTA CASTILLO DE  D`ARTACÁN Y JULIETTE

INGREDIENTES:

  • Bizcocho de yogurt
  • Bizcocho de chocolate
  • Bracitos de gitano ( de compra) para las torres
  • Relleno: frosting especial de chocolate
  • mermelada de fresa
  • Pasta de azúcar (fondant) de colores para decorar la tarta
  • Almíbar de vainilla para calar los bizcochos

ELABORACIÓN:

***Los bizcochos de la tarta están elaborados en moldes redondos de 20 cm. de diámetro. He elaborado 3 bizcochos, dos de yogurt y 1 de chocolate.

***Para los bizcochos de yogurt, he utilizado los siguientes ingredientes y cantidades:

  • 3 vasos del yogurt de azúcar
  • 4 ½ vasos de harina tamizada
  • 5 huevos
  • 1 ½ vaso de aceite de girasol
  • 1 vaso de yogurt
  • ½ vaso de leche
  • 1 sobre de levadura química (tipo royal)
  • Ralladura de limón
  • Esencia de vainilla

***tomamos como referencia el vaso del yogurt (125 ml.)

***Una vez tenemos la masa lista, la dividimos en dos moldes de 20 cm. de diámetro

Para hacerlo, es el típico bizcocho de yogurt, o sea, batimos hasta montar los huevos con el azúcar, añadimos la ralladura de limón y el extracto de vainilla y seguimos batiendo. A continuación, le añadimos el aceite en forma de hilillo y después, el yogurt y la leche. Por último, añadimos la harina con la levadura química (previamente tamizada) y mezclamos hasta que obtenemos una masa homogénea.

Se vierte la masa en dos moldes de 20 cm. que habremos engrasado con mantequilla y espolvoreado con harina, para que no se pegue.

 

Por otro lado, elaboramos 1 bizcocho de chocolate.

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de “todo especias” speculoos
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm.  que habremos engrasado con mantequilla, luego cubierto la base con papel de hornear y otra vez, mantequilla.

**Es conveniente utilizar un molde que no sea desmontable, y en caso de serlo, cubrirlo bien con papel de horno en las juntas para que no se salga la masa por las juntas, ya que es bastante líquida.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

Cuando tenemos los tres bizcochos  fríos. Los envolvemos en plástico film y los dejamos hasta el día siguiente para montar la tarta. Para que se asienten.

El día que vamos a montar el castillo,

Hacemos un frosting especial de chocolate fondant  para rellenar y cubrir la tarta.

Por otro lado, vamos a darle forma a los  bizcochos, mis moldes al ser redondos, los he recortado para dejarlos cuadrados (la forma del castillo)y  haciendo un chaflán en cada esquina para adosar las torres.

Las torres, las he hecho superponiendo bracitos de gitano ( de compra) uno encima de otro, pegándolos con el frosting, (pero no me ha gustado la experiencia) para la próxima vez, haré torres de RKT o de bizcocho casero, ya que eran un poco endebles y me dieron más de un quebradero de cabeza a la hora de que se mantuviesen en su sitio.

Una vez que tenemos los bizcochos cortados, es cuestión de ir calando con almíbar cada bizcocho, extender frosting sobre la superficie y cubrir con otro bizcocho, en el segundo bizcocho, le he añadido una capita de mermelada de fresa casera, además del frosting. Repetir la operación hasta terminar con todos los bizcochos. Luego se da una capa de frosting por todo el bizcocho y se mete en la nevera para que se asiente durante 1 hora aprox.

Cuando lo tenemos listo, es cuestión de con muuuucha paciencia ¡!! Mezclar  fondant blanco con algo de fondant negro, formando 3 tonos de grises, luego hacer  bolitas, extenderlas y pegarlas como si fuese un colagge…. El resto.. queda a la vista, poco a poco, con tiempo se va completando todo el castillo y demás accesorios.

Las figuras de D`artacan y Julieta las hice con varios días de antelación. Aguantan perfectamente, es más, es necesario hacerlas tiempo antes para que se sequen y se endurezca el fondant.

La idea del castillo la he tomado del libro “50 easy party cakes” de Debbie Brown.

 

 

 

 

By

Tarta unicornio

Tenía muchas ganas de hacer una tarta de unicornio. Sobre todo, después de verlas en infinidad de blogs americanos. Están de moda, ya que no son excesivamente difíciles de hacer y puedes hacer tantos diseños como tu imaginación te permita.

Con unas buenas recetas de bizcochos, de cremas de relleno y un buttercream adecuado, si tienes buena mano con la manga pastelera para la decoración, puedes hacer verdaderas preciosidades. Yo, reconozco, que la manga pastelera no es mi fuerte… (tendré que ensayar algo más, ¡supongo que es cuestión de práctica!), para ser la primera que hago, no estoy descontenta del todo, pero tengo que perfeccionar mi técnica para la próxima vez.

Como reseñable, os quiero recomendar el bizcocho de chocolate… es la primera vez que lo hago y me ha gustado mucho. Además, no lleva apenas grasa y queda jugoso, nada seco. (es el único que no he calado con almíbar). La receta del bizcocho de chocolate la tomé de éste blog ” A cozy kitchen”, os lo explico más abajo, para que lo podaís usar en alguna de vuestras elaboraciones. Yo, no será la última vez que lo use, porque me ha gustado ¡y mucho!

TARTA UNICORNIO

INGREDIENTES:

Frosting ligero de chocolate negro

Mermelada de mora

Colorante en pasta color rojo

  • Decoración: buttercream (frosting), fondant, sprinkles, …

ELABORACIÓN:

                ***Para elaborar  una tarta de 20 cm. de diámetro.

Vamos a realizar 3 bizcochos diferentes, con 3 texturas también diferentes. (también podríais elaborar la misma masa de bizcocho para hacer todas las capas y quitaros de complicaciones). En esta ocasión, quería hacer bizcochos que fuesen del mismo color que el utilizado en la decoración exterior de la crema de mantequilla, es decir, rosa, de chocolate y de color crema.

El bizcocho de claras de huevo y vainilla, podéis verlo pinchado sobre la receta. Se elabora igual, sólo que al final se le añade una pequeña cantidad de colorante en pasta rojo (para que nos salga de color rosa).

Receta de bizcocho de chocolate especiado:

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de “todo especias” speculoos
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm.  que habremos engrasado con mantequilla, luego cubierto la base con papel de hornear y otra vez, mantequilla.

**Es conveniente utilizar un molde que no sea desmontable, y en caso de serlo, cubrirlo bien con papel de horno en las juntas para que no se salga la masa por las juntas, ya que es bastante líquida.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

Receta de bizcocho genovés:

   INGREDIENTES:

  • 4 huevos
  • 120 gr. de azúcar
  • 4 gr. de sal fina
  • 120 gr. de harina de repostería (floja)
  • Esencia de vainilla (para darle sabor, opcional)

ELABORACIÓN:

En un robot de cocina tipo kitchen Aid o similar ponemos los huevos (que deberán estar a temperatura ambiente), añadimos la sal y comenzamos a batir con el batidor de globo (necesitamos airear mucho la masa), cuando empieza a espumar, añadimos el azúcar , subimos la velocidad del batidor y mantenemos batiendo unos 10 minutos. Deberemos obtener una crema blanquecina, que hayan montado perfectamente los huevos con el azúcar, que haya tripicado el volumen. Añadimos a esencia de vainilla (para darle sabor, también puede ser limón, … lo que más nos apetezca).

***Este paso es importantísimo, dependiendo del montado de los huevos, el resultado será una masa aireada, esponjosa y mullida o si lo hacemos mal, un bizcocho apelmazado, que apenas sube en el horno.

Tamizamos la harina (también imprescindible), con un colador fino. Lo tamizamos sobre la crema de huevos y comenzamos a mezclar con una espátula de silicona, suavemente, con movimientos envolventes, mezclando solamente hasta que desaparezca la harina en la crema. Conviene batir lo justo, para no bajar la mezcla y que no queden grumos de harina en la mezcla.

***Debemos tener en cuenta que este bizcocho no lleva impulsor o levadura, por lo que, todo lo que crezca y aumente en el horno, será debido al aire que le aportamos al elaborar la masa. Por lo que deberemos ser extremadamente cuidadosos a la hora de preparar la masa.

La crema resultante la vertemos sobre un molde de 20 cm. que habremos engrasado con mantequilla y harina y horneamos en horno precalentado (también paso imprescindible) a 175 grados, con calor arriba-abajo, hasta que está hecho, unos 30 minutos.

                MONTAJE DE LA TARTA

  • Los bizcochos los elaboramos el día anterior, para que se asienten y sea más fácil cortarlos. Una vez horneados y fríos, los cubrimos con plástico de cocina y reservamos hasta el día siguiente.
  • Las decoraciones de fondant (el cuerno , los ojos y las orejas) las hacemos el día anterior para que se endurezcan. Las dejamos secar con un palillo en medio (en el caso de las orejas) y una brocheta de madera (en el caso del cuerno). Os pongo un enlace  donde podéis ver un tutorial para hacer los elementos de fondant (orejas, ojos y el cuerno).
  • También podemos dejar hecho el almíbar el día anterior, una vez frío, lo metemos en la nevera en un biberón de cocina y reservamos hasta el día del uso.
  • El día que vamos a montar la tarta, primero cortamos los bizcochos para quitarles la “barriguita” que les haya podido salir durante el horneado. Dejándolos totalmente lisos.
  • Preparamos la buttercream o frosting que sea de nuestro gusto. Yo, en mi caso, me decanto por el frosting especial de chocolate blanco y el frosting especial de chocolate negro , que me parece la opción menos dulce y más equilibrada para rellenar y cubrir la tarta.

**En esta ocasión, he preparado doble receta de frosting de chocolate blanco para elaborar esta tarta, ya que va rellena, cubierta y decorada con frosting.

A la hora de hacer el frosting, le añadimos una pequeña gota de colorante en pasta rojo para que nos tiña el frosting y nos quede de un rosa muy suave. Luego, retiramos una porción y le añadimos más colorante, para darle un tono rosa fuerte (para la decoración)

Preparamos una receta de frosting de color marrón, haciéndola con chocolate fondant derretido y frío(150 gr).

Reservamos una parte de frosting de color blanco, sin teñir y lo metemos en una manga pastelera con boquilla rizada.

Reservamos también una parte de frosting de chocolate negro y metemos en una manga.

  • Colocamos el bizcocho de claras y vainilla en la base (sobre un cartón de pastelería), lo calamos con almíbar de vainilla y encima colocamos una porción de buttercream de chocolate negro que extendemos por toda la superficie del bizcocho.

  • Sobre la crema, colocamos el bizcocho de chocolate especiado y calamos (opcional) con almíbar. Volvemos a echar frosting (esta vez de color rosa suave) cubrimos con el bizcocho genovés (que como me quedó bastante alto) lo dividí en 2 partes.
  • calamos el bizcocho genovés con almíbar y echamos una porción de buttercream rosa claro. Encima le he echado una capita de mermelada de mora. Sobre este relleno, ponemos la última capa de bizcocho genovés.
  • Cubrimos los laterales y la superficie con una capa relativamente fina de frosting (para igualar los bizcochos y atrapar las migas que puedan salirse de los bizcochos), llevamos a la nevera a enfriar durante media hora.
  • Pasado el tiempo, sacamos la tarta de la nevera, y cubrimos con una capa generosa de frosting, alisamos con paleta o rasqueta lo mejor posible. Una vez hecho, metemos en la nevera unos 15 minutos.

  • Procedemos a decorar el pastel. Para ello colocamos el cuerno y las orejas y los ojos. A partir de ahí comenzamos a hacer rosetones con las cremas reservadas. Hacemos la crin hacia un lado de la tarta… dejando volar nuestra imaginación. Colocamos sprinkles, corazoncitos…al gusto.
  • Una vez terminada la decoración, reservamos en la nevera para que se endurezca.
  • La sacaremos de la nevera 1 hora aprox. antes de su consumo, para que se vaya atemperando las cremas y se suavice.

By

Tarta espiral de fresas y almendra

Una sencilla y vistosa tarta; Lo original de esta tarta es su montaje en forma de espiral, lo cual, ya de por sí, conforma la decoración de la tarta y luego también, el corte.

Se pueden hacer múltiples variantes de la tarta, en cuanto a frutas y rellenos. El bizcocho y su receta, es de los de tener muy en cuenta a la hora de elaborar planchas para brazos de gitano, troncos de navidad.. ya que es muy flexible y no da ningún problema…

TARTA ESPIRAL DE FRESAS Y ALMENDRA

INGREDIENTES:

PARA LA BASE DE BIZCOCHO:

  • 1 cup de harina de repostería
  • 1 cup de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura química tipo Royal
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cup de aceite de girasol
  • ¼ cup de agua
  • 4 yemas de huevo a temperatura ambiente
  • 6 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de extracto de almendra amarga

PARA EL RELLENO:

  • ½ l. de nata de montar (35% m.g)
  • 200 gr. de chocolate de cobertura (min. 52% cacao)
  • Fresas cortadas en trozos
  • Almendras fileteadas tostadas
  • Trocitos de chocolate

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, preparamos una plancha de hornear de 12 x 18 inch. La engrasamos con mantequilla y ajustamos una hoja de horno sobre toda la bandeja. Esta hoja, la volvemos a engrasar con mantequilla y espolvoreamos un poco de harina. No obviar este paso, ya que es imprescindible para que luego podamos montar el pastel correctamente.

Por otro lado, en un bol amplio echamos los ingredientes sólidos, es decir, la harina tamizada, ¾ de cup de azúcar (reservamos ¼ para montar posteriormente las claras), la sal y la levadura química.

En un bol pequeño mezclamos el aceite, el agua, las yemas de huevo y los extractos (tanto de vainilla como de almendra).

En un robot batidor tipo Kitchen Aid o similar (batidora de varillas) ponemos las claras con un chorrito de zumo de limón o crémor tártaro y comenzamos a batir las claras a velocidad media, cuando vemos que están un poco montadas (formando picos suaves) vamos añadiendo el azúcar a cucharadas, poco a poco, hasta acabar. Subimos la velocidad del batido y batimos a alta velocidad hasta que esté bien montada, a punto de nieve, formando picos fuertes. Reservamos.

Echamos la mezcla de yemas sobre los ingredientes secos y mezclamos con una espátula de silicona hasta que esté totalmente integrado y mezclado.

Añadimos 1/3 de las claras montadas y se las incorporamos al batido suavemente procurando no sobrebatir y evitando que se nos baje la preparación. En dos veces, añadimos el resto de las claras de la misma forma, suavemente, con movimientos envolventes.

Volcamos la masa de bizcocho sobre la bandeja que tenemos preparada y alisamos la superficie para que nos quede totalmente igualada.

Procedemos a hornear. En horno precalentado a 200 grados, metemos la bandeja en el centro del horno y bajamos la temperatura a 190 grados con calor arriba-abajo. Dejamos unos 18/28 minutos hasta que coge un tono dorado suave y vemos que al tacto, se hunde un poco y vuelve a su sitio.(que está mullido).

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

RELLENO:

                En este caso, he optado por rellenarla con un chantillí de chocolate cocido. Para ello, el día anterior al montaje del pastel, he puesto al fuego a hervir el medio litro de nata. Una vez que ha hervido, lo he retirado del fuego y le he incorporado el chocolate de cobertura (previamente troceado), lo he dejado unos minutos y después, con unas varillas manuales, he removido hasta que se ha deshecho totalmente en la nata. Se deja enfriar a temperatura ambiente y después, se mete en la nevera para que se enfríe, un mínimo de 12 horas. (toda la noche).

Al día siguiente, procedemos a montar la mezcla de nata-chocolate como si se tratase de nata montada, es decir, con batidora de varillas primero a velocidad media-baja (para no salpicar) y según vaya cogiendo consistencia, se aumenta la velocidad hasta que esté perfectamente montada, que se mantenga y no decaiga.

MONTAJE DE LA TARTA

                En primer lugar, con la regla, medimos la plancha de bizcocho (igual necesitamos recortar un poco los bordes para que quede perfectamente igualado. –ya que luego se verá al formar la espiral). Dividimos la plancha en 5 tiras del mismo tamaño y al recortar, recortamos también el papel de horno que le corresponde a cada tira, ya que luego nos facilitará el montaje de la espiral.

Una vez hecho esto, procedemos a extender la nata montada de chocolate sobre la plancha de bizcocho, reservando una parte para decorar el contorno de la tarta. La alisamos bien y distribuimos las fresas troceadas (previamente las habremos lavado, cortado y secado bien), también espolvoreamos unas láminas de almendra y trocitos de chocolate (opcional). Presionamos bien las fresas sobre la nata, para que se medio introduzcan en la nata.

***Es importante secar bien las fresas ya que si luego sueltan agua, nos pueden arruinar el pastel. Para ello, conviene cortarlas unas horas antes y poner los trozos sobre papel de cocina y cubrir con más papel de cocina para que absorba todo el agua.

Procedemos al montaje, para ello colocamos la bandeja o plato donde serviremos la tarta. En el centro cogemos una tira de las 5 que tenemos y la vamos enrollando sobre sí misma formando una espirar, nos acompañamos y ayudamos del papel de horno para ir formando la espiral. Con las manos, ajustamos presionando para que no queden huecos y quede bien firme y en el centro. Vamos añadiendo el resto de tiras alrededor de esa primera espiral hasta terminar con las 5 tiras. Siempre presionando con las manos y ajustando bien el bizcocho. Una vez que lo tenemos, cubrimos los laterales con la nata que tenemos reservada, de forma grosera, dándole forma de onda con el reverso de una cuchara.

Espolvoreamos alguna lámina de almendra y alguna viruta de chocolate sobre la superficie y en el resto de la bandeja de servir.

Metemos en la nevera un mínimo de 1 hora para que se asiente la nata y el bizcocho.

***Esta receta está inspirada en ésta de “Sugarhero”, en el original, está hecho con frambuesas en lugar de fresas, pero yo, aprovechando la temporada de fresas, he sustituido una fruta por otra. Se podría hacer con cualquier fruta que nos guste. Aunque con frutas del bosque frescas (nunca congeladas) quedará perfecta.

 

By

Tarta habitación de adolescentes

Con esta tarta  mi hija ha celebrado sus  17 años con sus amigas… Verdaderamente quedó una tarta preciosa, super llamativa y vistosa. Además la temática es ideal para chicas adolescentes, estoy muy contenta con el resultado. ¡¡¡Quedó bonita de verdad!!! No parecía ni una tarta… pero todo era comestible 😉

La tarta en sí, es la cama, que he preparado con mi infalible bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, relleno de frosting de chocolate blanco… una combinación perfecta.

TARTA HABITACIÓN DE CHICAS

INGREDIENTES:

ELABORACIÓN:

Primeramente, elaboramos un bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños. El molde que he utilizado  es uno rectangular de 35 x 25. Una vez horneado y dejado reposar, lo he dividido en dos partes, he sacado dos rectángulos de 20 x 16,5 cm. Los recortes sobrantes los he reservado para hacer la almohada y los “cuerpos” de las chicas (que van debajo de la manta). He hecho migajas con los recortes y le he añadido unas cucharada de frosting de chocolate blanco, mezclándolo todo como si de un cake pop se tratase, le he dado forma de almohada y con otra parte, he hecho unos bultos alargados para poner debajo de la manta rosa, simulando los cuerpos de las chicas (para dar volumen), lo he dejado en la nevera para que se asiente y se endurezca.

Por otro lado, he preparado un frosting especial de chocolate blanco,  siguiendo las instrucciones de la receta.

Para montar la tarta, colocamos una de las partes del bizcocho, encima le colocamos una capa generosa de frosting de chocolate y cubrimos con la otra capa de bizcocho. Cubrimos toda la tarta con frosting de chocolate, tanto laterales como parte superior y llevamos a la nevera para que se asiente, se enfríe y se endurezca.

Las mesillas son RKT forradas de fondant, y el resto de decoración (alfombras, regalos, pizza, coca-cola…) han sido modeladas con fondant de colores. Por supuesto, las cabezas de las niñas también.

El cabecero es una galleta decorada con fondant, he utiizado esta masa de galletas para elaborarla.

By

Tarta coche Peppa pig

Con esta tarta hemos celebrado los 3 añitos de mi sobrina Madalen. La niña es una auténtica seguidora de los dibujos de Peppa pig, así que la tarta no podía ir de otro tema. El año pasado también le hice una tarta de Peppa pig, pero es que siguen siendo sus dibujos de cabecera… así que este año otra vez…, tenemos a Peppa pig y familia para rato!!!

TARTA COCHE PEPPA PIG

INGREDIENTES:

  • Bizcocho vainilla
  • Bizcocho de chocolate
  • Relleno: frosting ligero de chocolate blanco
  • Almíbar para calar los bizcochos
  • Mermelada de fresa
  • RKT para modelar los cuerpos de la familia Pig
  • Fondant de colores.

ELABORACIÓN:

Para calcular el tamaño del  coche de Peppa pig y familia he tomado como referencia un folio Din A4 (210 mm.  por 297 mm.). Si disponemos de un molde rectangular de tamaño aproximado, haremos 3 bizcochos  de ese tamaño . Si el molde es más grande (como es mi caso), he horneado 3 bizcochos en mi molde rectangular y después he recortado los bizcochos (me han sobrado bastantes recortes, pero en mi casa no importa porque lo utilizamos para desayunar un par de días)

He hecho 2 bizcochos de vainilla y 1 de chocolate:

RECETA DE BIZCOCHO DE VAINILLA:  (para 2 bizcochos)

INGREDIENTES:

  • 450 gr. de harina
  • 375 gr. de azúcar
  • 9 claras de huevo
  • 9 yemas
  • 2 cucharaditas de postre de extracto de vainilla
  • 15 gr. de levadura de bizcochos tipo royal
  • 170 ml. de leche

ELABORACIÓN:

Por un lado, he tamizado la harina con la levadura y he reservado. En un robot de cocina tipo Kitchen Aid o batidor de varillas he batido las yemas con el azúcar y la vainilla hasta lograr una crema blanquecina. Se añade la leche poco a poco, a chorrillo y cuando está bien integrada, se añade la harina con levadura que teníamos reservada. Una vez bien mezclada, retiramos a un bol y montamos las claras de huevo a punto de nieve con un chorrito de limón o crémor tártaro.

Cuando están bien montadas las incorporamos a la crema anterior pero con suavidad, movimientos envolventes .

Repartimos la masa resultante en 2 moldes rectangulares  que habremos engrasado y enharinado previamente.

Precalentamos el horno a  175º  y horneamos  media hora aprox.. Comprobamos  con una aguja para saber si ya están bien horneados y si no, lo dejamos un poco más de tiempo.

Se pueden dejar enfriar totalmente en el molde una vez  que los sacamos del horno. Cuando el bizcocho está frío, se envuelve en plástico film y se deja hasta el día siguiente para que se asiente.

 

BIZCOCHO DE CHOCOLATE

INGREDIENTES:

  • 375 gr. de harina
  • 500 gr. de azúcar
  • 250 ml. de leche + cucharada de zumo delimón
  • 250 ml. de aceite
  • 1 sobre de levadura tipo royal (15 gr.)
  • 6 huevos
  • 50 gr. de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Pizca de sal

ELABORACIÓN:

                Se separan las yemas de las claras. Se tamiza la harina, la sal, el bicarbonato, la levadura y el cacao y se reserva.

Por otro lado, se montan las yemas con el azúcar, pasados unos 10 minutos, cuando tengamos una crema blanquecina, añadimos el aceite poco a poco. Incorporamos la mezcla de ingredientes secos en 3 veces, intercalando con la leche, empezamos con harina, luego la mitad de la leche, 1/3 de harina, el resto de la leche y terminamos con la harina que nos queda.

Montamos las claras a punto de nieve y se la incorporamos a la mezcla anterior. Preparamos un molde rectangular adecuado, lo engrasamos y vertemos la mezcla de bizcocho que hornearemos a 175 grados durante unos 40/45 minutos aprox. hasta que veamos que está hecho.

Una vez hecho, sacamos del horno y dejamos unos 10 minutos en el molde y después desmoldamos, dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla y cubrimos con plástico film. Dejamos asentar y reposar hasta el día siguiente.

Al día siguiente, preparamos un frosting ligero de chocolate blanco y un almíbar con 300 gr. de azúcar, 300 ml. de agua y una cucharadita de extracto de vainilla.

MODELADO DE LA FAMILIA PIG:

                Para modelar a los cerditos de la familia Pig, he utilizado RKT para el cuerpo  (luego lo he cubierto con fondant) y la cabeza y brazos están modelados con fondant de color rosita con un poco de CMC para que se endurezca más rápido las piezas .

Estas piezas se pueden hacer con antelación, de esta forma, no dejamos todo para última hora.

             MONTAJE  DE LA TARTA

                Se recortan los bizcochos del tamaño de un folio, (21 cm. por 30 cm.). se coloca la primera plancha ( en mi caso, he puesto el bizcocho de chocolate , lo he dividido en dos, lo he calado con almíbar, encima le he puesto mermelada de fresa y después lo he tapado con la otra capa de bizcocho de chocolate.

Encima del bizcocho de chocolate, he echado almíbar y una capa de frosting de chocolate blanco. Encima he colocado el segundo bizcocho (en este caso de vainilla), lo he calado con almibar y encima he puesto otra parte de frosting de chocolate blanco. Por último he colocado el tercer  bizcocho (de vainilla). Lo he calado con almíbar y lo he metido a la nevera durante 1 hora para que se asiente y endurezca la crema . Así después, daremos forma más fácilmente.

Una vez pasado el tiempo, damos forma de coche (para ello, he seguido las indicaciones de este tutorial de Youtube, que me ha ayudado totalmente a modelar y forrar con fondant  el coche).

Una vez que tenemos el coche listo, sólo es cuestión de meter los muñecos de fondant que hemos modelado previamente….

 

By

Tarta “Soy luna”

 

tarta-soy-luna-7

Esta es la tarta que le he hecho a mi sobrina Irene para celebrar sus 7 añitos con todos sus amigos. A los que no tenemos hijos en esas edades, no tenemos ni idea de quien es Luna, a qué se dedica, cuales son sus colores preferidos ni cuales son sus aficiones… pero Ay!!! si tienes que hacer una tarta con la ídolo del momento de la niña … te enteras que es la serie de moda de Disney channel entre las criaturitas más jóvenes. La protagonista (por lo visto) anda todo el día montada en unos patines “muy discretitos” 🙂 y el merchandising ya se ha encargado de que toda fan que se precie, se haga con un juego de patines.

Pues mi sobri, aparte de los patines, también tiene tarta de Soy Luna… que para eso está su tía. 😉

tarta-soy-luna-8

TARTA “SOY LUNA”

INGREDIENTES:

  1. 210 gr. de arroz inflado de chocolate
  2. 150 gr. de nubes (los jamones de azúcar)
  3. Una pizca de mantequilla

tarta-soy-luna-6

ELABORACIÓN:

Esta tarta se puede y debe elaborar en 2 días consecutivos: el primer día, elaboramos el bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, siguiendo las instrucciones que doy en el post. Una vez hecho y frío, lo envolvemos en film de cocina y dejamos reposar hasta el día siguiente.

También ese mismo día elaboraremos el RKT dándole forma de patín. Os preguntareis: ¿Y que es el RKT y para qué se utiliza? …El RKT son las siglas inglesas de  “Rice Krispies Treats”, en resumidas cuentas: arroz inflado compactado con nubes dulces. Viene a resultar algo parecido a las típicas barritas de cereal de arroz inflado pero sin añadidos de frutos secos, muesli..

paso-a-paso-1

Nosotros lo utilizamos para modelar ciertas figuras que colocaremos en la tarta y que de otra manera, si las hacemos de otro material resultarían demasiado pesadas para ser colocadas encima del bizcocho.

La proporción que he utilizado es de 210 gr. de arroz inflado, por 150 gr. de nubes. El resultado con estas proporciones es una estructura bastante compacta. Apenas he usado mantequilla, únicamente para engrasar un poco el bol donde he derretido las nubes, engrasar la espátula que he usado para mezclar y para embadurnarme las manos y poder manipular la mezcla de arroz inflado y nubes derretidas, para mezclarlo homogéneamente y darle la forma deseada, en este caso, de patín. Cuanta más mantequilla echemos, más blanda nos quedará la mezcla.

paso-a-paso-2

Os dejo un enlace muy aclaratorio y de gran ayuda para conocer más a fondo las ventajas y desventajas de usar unas proporciones u otras, dependiendo del tipo de figura a realizar. Se trata del increible blog “tartas imposibles” , os recomiendo echarle un vistazo para ver las impresionantes tartas-escultura que hace.

paso-a-paso-3

Una vez que tenemos ya modelada nuestra figura, la dejamos enfriar. Cubrimos con un film de cocina y dejamos para decorar al día siguiente.

Al día siguiente, elaboramos a primera hora el relleno de la tarta:  un frosting ligero, esta vez lo he hecho de sabor chocolate blanco y chocolate negro. He derretido 75 gr. de chocolate blanco y por otro lado, he derretido 50 gr. de chocolate negro fondant. Una vez derretidos por separado (ya que cada uno se derrite a diferente temperatura, no hacerlo en el mismo bol porque el chocolate blanco se os podría quemar y el negro no se acaba de derretir), se juntan y mezclan.

paso-a-paso-bizcocho

Por otra parte, dividimos el bizcocho en dos partes, rellenamos una de las mitades con parte del frosting y encima colocamos unas galletas chips-ahoy, partidas en trozos grandes (opcional). Colocamos encima la otra parte del bizcocho. Y damos una fina capa de frosting por toda la tarta, laterales y superficie, para dejarla igualada. La metemos en la nevera para que se asiente y se endurezca.

Mientras tanto, vamos decorando el patín con fondant de colores, lo que he hecho es “copiar” el patín original (los que le trajeron a mi sobrina el Olentzero en Navidades) y tratar de que me quede lo más parecido posible.

patin-soy-luna

Una vez que lo tenemos, reservamos aparte porque comenzaremos a forrar el bizcocho de fondant y terminar con la decoración.

En este paso a paso, podéis ver un poco cómo forro el exterior del bizcocho y pongo elementos decorativos de fondant como estrellas, arco iris… Para sujetar las ruedas al patín y a la tarta, lo que he hecho ha sido traspasar la rueda con un palillo largo, una parte la he clavado a la suela de RKT del patín y la otra a la tarta (para que se quede clavado el patín a la tarta y no se mueva).

paso-a-paso-6

También he clavado 3 pajitas gordas en la tarta, a la altura de donde quedan las ruedas (para que luego se tapen con las ruedas y no se vean) para que hagan de columnas y no se hunda el patín en la tarta por el peso. Porque pese a ser de RKT el patín, al estar tan compactado y ser de gran tamaño, pesaba bastante (para evitar sorpresas y disgustos, he reforzado con las columnas-pajita), para que os hagáis una idea, podéis verlo en la “tarta Castillo de princesas“.

tarta-soy-luna-8jpg

Una vez con todo terminado, solo queda decorar al gusto con estrellas, arco iris,…

tarta-soy-luna-4