By

Pantxineta de turrón

_DSC0224_phixr-1

Este postre forma parte de la repostería más tradicional del Pais Vasco. Consiste en una tarta de hojaldre rellena de crema pastelera con almendras  y cubierta con otra plancha de hojaldre espolvoreada de almendra fileteada y azúcar glas.

En esta ocasión, para darle un toque más navideño, la he rellenado con una crema pastelera de turrón. Queda muy rica también. Y se convierte en una de las recetas de Navidad para triunfar 😉

PANTXINETA

 

INGREDIENTES:

· 2 planchas de hojaldre rectangulares (Lidl)

· 750 ml. de crema pastelera de turrón

· 50 gr. de almendra granillo tostada

· 50 gr. de almendra granillo cruda

· 1 huevo para pintar

· azúcar glass para espolvorear

_DSC0234_phixr

ELABORACIÓN:

Primeramente se elabora una crema pastelera con sabor a turrón, para ello utilizaremos 750 ml. de leche entera, 125 gr. de azúcar, 6 yemas de huevo, 3 cucharadas soperas de Maizena, 1 cucharadilla de extracto de vainilla y 150 gr. de turrón de Jijona (turrón del blando), elaboraremos una crema pastelera tradicional, sólo que una vez que pongamos la crema a cuajar al fuego, le añadiremos el turrón desmenuzado para darle el sabor a turrón.

_DSC0392_phixr

***en caso de hacer la pantxineta tradicional, elaboraremos una crema pastelera clásica y le añadiremos al final de la cocción unos 50 gr. aprox. de almendra en polvo (harina de almendra).

Una vez que tengamos la crema hecha, se deja enfriar cubierta con un plástico film.

En segundo lugar, extenderemos la plancha de hojaldre sobre una bandeja de horno (desenrollamos el hojaldre en el mismo papel que trae y lo dejamos tal cual, no es necesario utilizar rodillo ni nada parecido); Pinchamos el hojaldre con un tenedor para que no nos suba durante el horneado y extendemos la crema pastelera con sabor a turrón, dejando 1 cm. todo alrededor sin rellenar, espolvoreamos la almendra en granillo tostada encima de la crema. Ese borde que hemos dejado libre lo pincelamos con huevo batido.

Colocamos la segunda plancha de hojaldre sobre la base (sobre la crema pastelera) y sellamos bien los bordes para evitar que salga el relleno durante el horneado. El sellado se puede hacer presionando con un tenedor todo el borde. Seguidamente se pinta toda la superficie con huevo batido y se espolvorea con la almendra en granillo sin tostar.

Procederemos a hornear la pantxineta, para ello, precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 12/15 minutos, metemos la bandeja del horno con el hojaldre en la mitad del horno y bajamos la temperatura a 170º con calor abajo-turbo. Lo mantenemos así unos 40 minutos hasta que veamos que el hojaldre está doradito, crujiente y bien cocinado.

***Es conveniente utilizar un fuego moderado a la hora de hornear para que se haga bien por la parte de abajo.

Una vez terminado, se saca del horno, se deja enfriar y se espolvorea azúcar glass por encima. Se puede tomar tibio o frío.

_DSC0408_phixr

By

Napoleones de crema pastelera con salsa de chocolate

napoleones-de-crema-pastelera

Postre sencillo, rápido de hacer, muy vistoso y realmente delicioso,  ¿qué más se le puede pedir a un postre para que sea de lujo y te haga quedar como una auténtica reina?

Este postre lo puede hacer cualquiera, no es necesario saber mucho de repostería, únicamente elaborar una crema pastelera rica, comprar un hojaldre de buena calidad y el resto es coser y cantar.

NAPOLEONES DE CREMA PASTELERA CON SALSA DE CHOCOLATE

INGREDIENTES: (para 18 unidades)

· 2 láminas de hojaldre rectangular (Lidl)

· 1000 ml. de crema pastelera

· granillo de almendra

· azúcar glas

· Para la salsa: 350  ml. de nata líquida

150 gr. de chocolate de cobertura

50 gr. de cacao puro en polvo

1 chorrito de licor de naranja (Gran Marnier)

napoleones-de-crema-pastelera.2JPG

ELABORACIÓN:

Extendemos las láminas de hojaldre sobre la encimera de trabajo y las cortamos en rectángulos de igual tamaño. (yo, lo que hago, es medir exactamente el tamaño del hojaldre y dividirlo en partes iguales, cortando el hojaldre con un cortapizzas y la regla para que me queden totalmente iguales). En concreto, las láminas de hojaldre del Lidl miden 35 por 25 cm, con lo que hago rectángulos de 10 cm. por 8 cm,  obteniendo 9 napoleones de cada placa de hojaldre.

Se colocan los rectángulos sobre una placa de horno bajo un papel de horno, se espolvorean unas almendras en crocanti sobre los hojaldres y se procede a hornear.

Horneamos con calor abajo turbo a 175º hasta que veamos que el hojaldre ha subido y se ha dorado. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Mientras tanto, hacemos una crema pastelera, doblando la cantidad de ingredientes, para hacer 1000 ml. de cantidad. Para enriquecer todavía más la crema pastelera, lo que suelo hacer últimamente es, sustituir 200 ml. de leche por 200 ml. de nata líquida para montar. Una vez que la tenemos lista, la dejamos enfriar.

Con un cuchillo de sierra (de los de pan) cortamos los rectángulos de hojaldre fríos por la mitad (como si de un bocadillo se tratase). Metemos la crema pastelera en una manga pastelera de boquilla rizada y rellenamos la parte inferior del hojaldre. Cubrimos con la tapa y espolvoreamos azúcar glas por encima. Procedemos del mismo modo con todos los hojaldres.

napoleones-de-crema-pastelera.1JPG

Para preparar la salsa de chocolate, llevamos a ebullición la nata líquida y retiramos del fuego, vertemos sobre el chocolate de cobertura cortado en trocitos y dejamos 1 minuto. Al cabo de este tiempo, removemos hasta que se forme una salsa.  Una vez que esté disuelto, se le añade el cacao tamizado y se remueve bien, seguidamente se añade el chorrito de licor, se remueve. Si vemos que la queremos más líquida, añadimos un poco de leche caliente y removemos hasta obtener la textura que deseemos.

PRESENTACIÓN:

En un plato de postre se vierten unas cucharadas de salsa caliente de chocolate, encima se coloca el napoleón de crema pastelera y se sirve.

napoleones-de-crema-pastelera.3JPG

By

Strudel de manzana

_DSC0659_phixr

El Apfelstrudel o strudel de manzana es un postre típico tradicional de la cocina austriaca y del sur de Alemania, cuyos orígenes podrían remontarse a antiguas recetas de las cocinas bizantina, armenia o turca.

Con un poco de pericia y práctica llegarás a elaborar, en un momentito, una masa estupenda  para hacer el strudel, y tendrás un postre ligero, sabroso y elegante.

STRUDEL DE MANZANA

 

INGREDIENTES:

MASA:

· 300 gr. de harina

· 1 yema de huevo

· 40 ml. de aceite de girasol

· 10 gr. de sal

· de 120 ml. a 150 ml. de agua

RELLENO:

· pan rallado

· 4 manzanas reineta o golden

· 50 gr. de azúcar mezcladas con 2 cucharaditas de canela.

· 50 gr. de almendra fileteada (opcional)

· 1 puñado de pasas de corinto

 

PARA LA CUBIERTA:

· mantequilla derretida

· azúcar glas

_DSC0664_phixr

ELABORACIÓN:

Para formar la MASA, tamizar la harina en un cuenco, a continuación agregar el agua y la sal, añadir la yema de huevo a la mezcla de agua y harina. Seguidamente, verter el aceite por encima. Formar una masa homogénea, , mezclando bien a mano o todavía mejor con un gancho amasador en un robot de cocina tipo Kitchen Aid.

Una vez que tengamos la masa, sacarla a la encimera (espolvoreada con un poco de harina) y continuar amasando con las manos hasta que tenga un aspecto homogéneo, nos quede una masa lisa y elástica.

Formar una bola con la masa, envolverla con un film transparente y dejar la reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

_DSC0599_phixr_DSC0604_phixr_DSC0611_phixr

Pasado ese tiempo, extender la masa tan fina como nos sea posible sobre un paño de cocina espolvoreado de harina. Cubrir la lámina de masa con un paño y dejarla reposar 5 minutos más. Transcurrido ese tiempo, extender la masa por todos lados con el dorso de las manos enharinad, trabajando desde el centro de la masa hacia fuera.

La masa está suficientemente extendida si puede leerse una receta a través de ella. Recortar los bordes gruesos de la masa y proceder a rellenar la masa.

Para RELLENAR la masa, espolvorear con pan rallado, repartir las manzanas cortadas en gajos finos por encima del pan rallado, dejando un reborde de unos 3 cm. de ancho sin rellenar por los cuatro lados. Encima de la manzana distribuir las pasas de corinto, la almendra en láminas (opcional), y espolvorear con el azúcar mezclado con la canela. Seguidamente proceder a formar el strudel.

_DSC0614_phixr_DSC0617_phixr_DSC0623_phixr

Para MONTAR el strudel, doblar uno de los rebordes laterales sobre el relleno, después hacer una doblez de los dos laterales y enrollar el strudel con cuidado, ayudándonos del paño de cocina para darle forma de “brazo de gitano”, dejando la costura en la parte de abajo.

Colocar el strudel en una bandeja de horno previamente forrada con papel de horno o silpat. Hornear a 170º con calor arriba-abajo durante 40 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está horneado, pintando la masa dos veces durante todo el horneado con mantequilla derretida.

Una vez horneado, sacar del horno y dejar entibiar en la propia bandeja. Una vez frío, espolvorear la superficie con azúcar glas.

***Se puede comer tanto frío como tibio.

***Se puede acompañar con una crema inglesa de vainilla, una bola de helado de nata o incluso con nata montada.

***Con estas cantidades salen 2 strudel de buen tamaño.

_DSC0701_phixr

By

Quarkstollen

_DSC0110_phixr

Ya estamos en puertas de la Navidad, a partir de ahora los blogs gastronómicos se inundan de olores a especias navideñas, de preciosas galletas, panes enriquecidos, frutas escarchadas  y deliciosos turrones y mazapanes.  Por eso, nada mejor para calentar motores que elaborar un stollen, espero que disfruteís de él, tanto como lo hemos hecho nosotros.

El stollen tiene una larga tradición en la cocina navideña alemana. La forma recuerda a un niño recién nacido envuelto en pañales, de ahí que vaya cubierto de azúcar glaseado.

Existen muchas variedades de Stollen, dependiendo de la zona dónde se haga y de los ingredientes que lo compongan. Normalmente, se trata de una pasta  pesada de levadura (pan dulce), es conocido con el nombre de Christstollen y el de mayor fama es el elaborado en Dresde.

En esta ocasión, he optado por elaborar una variante con queso quark (Quarkstollen) e impulsor químico (levadura tipo Royal), y la verdad es que está buenísimo. Me gusta más que el que se elabora con levadura de panadero.

Es un pan muy enriquecido, especialmente indicado  para ocasiones especiales ( Navidades), ideal para la sobremesa con un té o un café, con un sabor y aroma a especias navideñas  inmejorable.

QUARKSTOLLEN

 

INGREDIENTES:

Para la masa:

· 375 gr. de pasas sultanas

· 100 ml. de ron

· 500 gr. de harina

· 1 sobre de levadura tipo Royal (15 gr.)

· 150 gr. de azúcar

· 1 sobre de azúcar avainillado

· 1 pizca de sal

· 1 cucharadita de las de té de extracto de ron (yo le puse extracto de vainilla)

· 1 cucharadita de mezcla de especias speculoos, o bien mezcla de cardamomo, canela, clavo, nuez moscada.

· Ralladura de 1 naranja

· 2 huevos medianos

· 200 gr. de mantequilla a punto pomada

· 250 gr. de queso Quark desnatado (queso batido 0%)

· 250 gr. de almendra molida

· 200 gr. de frutas escarchadas

Para cubrir:

· 100 gr. de mantequilla

· 50 gr. de azúcar glas

_DSC0059_phixr

ELABORACIÓN:

Poner en un recipiente las uvas pasas con el ron y dejar macerar unas cuantas horas ( lo mejor es dejarlas toda la noche).

Para preparar la masa, primeramente mezclamos la harina con la levadura, mezclarla (si disponemos de él) en un robot amasador, una vez bien mezclados, añadimos el resto de los ingredientes excepto la almendra, las pasas y las frutas escarchadas. Mezclamos adecuadamente primero a baja velocidad y después le damos más velocidad hasta formar una masa homogénea.

***en el caso de hacerlo manualmente, haremos un volcán con la harina +levadura y en el agujero del centro, echamos el resto de ingredientes, los juntamos y vamos cogiendo la harina de los laterales poco a poco hasta lograr una bola homogénea y compacta.

Una vez que tengamos la masa, la volcamos sobre una superficie ligeramente enharinada y añadimos las frutas escarchadas, las uvas pasas (escurridas y secas) y la almendra molida. Mezclamos e integramos hasta distribuirlas bien por toda la masa Con el rodillo, formamos un cuadrado (de aproximadamente 30 por 30) y le damos forma de stollen. Para ello, doblamos 2/3 de la masa por el lado más largo, presionamos un poco con el rodillo y volvemos a enrollar sobre sí mismo, dejando un poco y dándole forma con la mano. (ver fotografías).

_DSC0020_phixr_DSC0028_phixr-1_DSC0026_phixr

Preparamos el horno, para ello, precalentamos el horno a 220º calor arriba-abajo-turbo. Colocamos el stollen en la bandeja del horno sobre papel de hornear (habremos colocado 3 láminas de papel de horno, esto se hace para que no se endurezca ni coja demasiado color la parte de abajo) y lo metemos a media altura. Inmediatamente bajamos la temperatura del horno a 150º y horneamos durante 55 minutos aproximadamente, hasta que veamos que adquiere cierto tono dorado y que está hecho.

Por otro lado, en el microondas derretimos la mantequilla (100gr) que utilizaremos para pintar el stollen, y una vez que lo hemos sacado del horno, pintamos la superficie con la mitad de la mantequilla. Espolvoreamos también la mitad del azúcar glas (25 gr.)

Dejamos enfriar el stollen sobre una rejilla y una vez frío volvemos a repetir la misma operación con la mantequilla y el azúcar glas restante.

*** Para conservarlo, envolvemos el stollen en papel de aluminio y después guardamos en una bolsa con cierre hermético (valen perfectamente las bolsas de congelación). Guardado en un lugar fresco y seco, aguanta en perfectas condiciones hasta 4 semanas.

También puede congelarse.

***Es imprescindible escurrir y secar bien las pasas maceradas en ron, ya que si no, nos humedecen la masa y necesitaremos más cantidad de harina para poder darle la forma de stollen.

***Con estas cantidades queda un stollen de gran tamaño, se podría dividir la masa en dos partes y hacer dos.

***Receta extraída del libro “Backen macht Freude” del Dr. Oetker.

_DSC0093_phixr

By

Galletas para decorar

DSC_0358_phixr

Las galletas decoradas son un mundo aparte dentro de la repostería. Junto con los cup-cakes y las tartas fondant hacen furor  en muchos blogs, existen verdaderas artistas decorando de mil maneras diferentes las masas de galletas  y además, con resultados realmente sorprendentes.En nuestras pastelerías empiezan a verse tímidamente alguna cosita, pero nada que ver con lo que tenemos por la red.

Particularmente, prefiero otro tipo de pastas o galletas, me parece que las galletas decoradas con glasa o fondant quedan demasiado dulces y encuentro que otro tipo de pastitas, tipo las de té, de manteca, con frutos secos… van más a tono con mis gustos. Eso sí, hay que reconocer que estas galletas decoradas son vistosas, impresionan cuando las ves y además como detalle para bodas, bautizos, navidades… quedan fenomenal.

He probado diferentes masas en mis tímidos flicteos con este tipo de galletas y por sus características, facilidad a la hora de moldear, comportamiento ante el horneado, su sabor, etc.me quedo con esta masa para elaborar galletas decoradas con glasa.

GALLETAS PARA DECORAR

INGREDIENTES:

· 650 gr. de harina común

· 250 gr. de mantequilla a punto pomada

· 250 gr. de azúcar glas

· 1 huevo XL

· 1 chorrito de leche ( 3 ó 4 cucharadas)

· aroma al gusto, vainilla, limón…

DSC_0352_phixr

ELABORACIÓN:

Para elaborar estas galletas, primeramente, batiremos bien la mantequilla con unas varillas eléctricas o robot adecuado para ello (tipo Kitchen Aid). Pasados unos minutos, cuando tengamos la mantequilla bien suave, añadimos el azúcar glas de cucharada en cucharada y continuamos batiendo hasta que obtengamos una crema esponjosa y esté el azúcar perfectamente integrado en la mantequilla.

Seguidamente, añadimos el huevo (ligeramente batido), no dejamos de batir, batimos hasta que lograr una crema homogénea. Es el momento de añadir el aroma que hayamos elegido, bien vainilla, limón, almendra…

Añadimos la harina (previamente tamizada), la echamos de golpe y mezclamos rápidamente con un tenedor o rasqueta de pastelería, NO AMASANDO, si no mezclando la harina dentro de la crema, una vez que tenemos humedecida toda la harina, tendremos una especie de masa seca y grumosa, en este punto añadimos la leche de cucharada en cucharada (para no pasarnos y que se nos quede una masa demasiado húmeda), dependerá un poco del tipo de harina utilizada (unas absorben más líquido que otras), del tamaño del huevo, etc…

***en mi caso, he necesitado 3 cucharadas de leche

Unimos la masa con las manos, friccionando y presionando con las palmas de la mano hasta lograr una bola de masa homogénea, suave. (esta operación es rápida, no debemos tardar demasiado tiempo para no calentar la masa y para que no coja correa).

Una vez que tenemos la masa lista, la dividimos en 4 porciones. Estiramos cada parte entre 2 plásticos film, con el rodillo, dejándola de un grosor de unos 6 mm. (la dejamos ya lista para cortar). Llevamos a la nevera a enfriar (mínimo un par de horas, aunque es conveniente dejarlo de un día para otro).

En este punto, tenemos la masa fría y preparada para darle forma con los cortadores elegidos.

Cuando sacamos la masa de la nevera, colocamos 1 porción sobre la encimera de la cocina y le damos un estirado leve con el rodillo (mejor utilizar un rodillo con aros que nos dejan la masa del mismo grosor), cortamos las galletas y colocamos sobre bandejas de horno que previamente habremos cubierto con un silpat o papel de hornear.

Metemos la bandeja con las galletas cortadas en la nevera durante 15 minutos mínimo, para que vuelvan a enfriarse un poco (este paso es conveniente hacerlo, ya que ayuda a que las galletas mantengan la forma durante el horneado y no se deformen).

Una vez frías, procederemos al horneado de las galletas, para ello, es importante precalentar el horno a 180º, metemos una bandeja de galletas en la rejilla central del horno y bajamos la temperatura a 175º, en mi caso, con calor abajo-turbo. Las dejamos durante 10 minutos aproximadamente, aunque tendremos que vigilarlas ya que dependerá un poco del tamaño, del grosor y del calor del horno para que necesiten más o menos tiempo. El momento de sacarlas es cuando comienzan a coger un leve color dorado por las esquinas, pueden ser 10 ó 12 minutos.

***es importante estar bien atentos durante el horneado, ya que si nos pasamos con el tiempo, nos saldrán unas galletas duras; una vez que comienzan a dorarse por las esquinas, se sacan, aunque parezca que están todavía blandas. (se endurecen una vez que se enfrían).

Sacamos la bandeja del horno, dejamos reposar un par de minutos y colocamos sobre rejillas de pastelería para que terminen de enfriarse.

Procederemos igual con el resto de la masa, realizando tantas tandas de galletas como sea necesario hasta terminar con la masa.

Con los recortes de masa que nos vayan sobrando, se unen otra vez, se estiran y se siguen formando galletas.

***las galletas resultantes, mantienen perfectamente la forma, por lo que son totalmente recomendables para decorar.

***el mismo día de horneado parece que nos han quedado duras, pero a partir del día siguiente, adquieren la textura ideal para comer.

***se deben conservar en latas herméticamente cerradas, (a mí me gusta separar las capas de galletas con papel de cocina, y poner un trozo de miga de pan en cada lata, para que absorba la humedad). Se conservan en perfectas condiciones unos 10 días, sin alterar textura ni sabor.

***se pueden congelar una vez horneadas, aguantan unos dos meses. También se puede congelar la masa sin hornear.

***todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.

***receta tomada del blog “el rincón de Bea”, donde podéis encontrar un tutorial sobre la elaboración de la masa muy completo y clarificador.

DSC_0369_phixr-1 (2)

By

Canutillos de Bilbao

DSC_0094_phixr

Estos canutillos forman parte de la cultura gastronómica de Bilbao. Son un postre típico y tradicional. Se suelen elaborar, según lo que yo he visto,  como canutillos de hojaldre, aunque los más típicos y característicos son, en mi modesta opinión, los elaborados con la masa que os muestro en esta receta.

Quedan absolutamente deliciosos. Os animo a probarlos, porque son sencillos de hacer y el resultado es francamente sorprendente. Para elaborarlos necesitaremos unos moldes cilíndricos (los venden de teflón para que no se quede pegada la masa), una buena receta de crema pastelera y un poco de pericia con la masa, su fritura y desmoldado.

CANUTILLOS DE BILBAO

 

INGREDIENTES:

· 150 ml. de leche

· 60 ml. de aceite

· 300 gr. de harina

· unas gotas de vinagre

· 1 pizca de sal

· 750 ml. de crema pastelera

ELABORACIÓN:

En un bol poner la leche, el aceite, el vinagre y la sal y mezclar. Seguidamente añadir la harina tamizada y seguir mezclando hasta conseguir una masa lisa pero no dura.

Envolver en un plástico film y dejar reposar en la nevera durante media hora aproximadamente.

Una vez que se saca de la nevera, se divide la masa en porciones y se estira con el rodillo hasta lograr una masa muy fina. Es conveniente utilizar aceite en la superficie de trabajo, en vez de espolvorear harina.

Se cortan tiras de 2 cm. de ancho por 20 cm. de largo y se van enrollando sobre los moldes cilíndricos.

Freír los canutillos en abundante aceite bien caliente y sacarlos cuando estén bien doraditos. Dejarlos sobre un colador amplio, para que se elimine el exceso de grasa, después, sacarlos del molde con mucho cuidado para que no se rompan y depositarlos sobre un paño de cocina limpio, para que escurra toda la grasa.

Se rellenan, con una manga con boquilla, de la crema pastelera que habremos hecho previamente y que se utilizará templada, preferentemente.

Se espolvorean con azúcar glass en el momento de servir.

DSC_0107_phixr

*** Un truco importante a la hora de hacer canutillos es no rebosar el molde cilíndrico del todo porque si no a la hora de desmoldar la operación resulta mucho más dificultosa y corremos el riesgo de que se nos rompan.

***Se pueden rellenar de crema pastelera (son los típicos de Bilbao), de nata montada, mermeladas variadas, etc…

***No se pueden guardar en la nevera porque se revienen. Los canutillos, sin rellenar, se pueden guardar de un día para otro en una caja hermética.

By

Dacquoise de café (sin gluten, sin lactosa)

Esta rica tarta es una adaptación de la receta que nos propone Pierre Hermé en su libro “Larousse de los Postres”,realizada específicamente por mí para las personas con intolerancia al gluten y a la lactosa.
Esta es mi versión para que las personas que tengan este problema puedan disfrutar de una tarta riquísima, a la que no le falta de nada y en la que no se echa de menos ningún tipo de ingrediente.
Espero que os guste y que la disfruteis como la hemos disfrutado nosotros.

DACQUOISE DE CAFÉ (sin gluten, sin lactosa)1.- MASA DE DACQUOISE CON ALMENDRA:

Ingredientes:
.- 150 gr. de azúcar glass
.- 135 gr. de almendra molida (Borges)
.- 5 claras de huevo
.- 50 gr. de azúcar grano2.- CREMA PASTELERA DE CAFÉ CON MANTEQUILLA


Ingredientes:
.- 2 huevos enteros
.- 2 yemas de huevo
.- 200 gr de mantequilla sin gluten ni lactosa (Granovit)
.- 140 gr. de azúcar
.- 50 ml. De agua
.- 5/10 gr. de café instantáneo
.- opcional: 200 ml. De leche sin lactosa (Kaiku)
2 cucharadas soperas de harina fina de maíz (Maizena)3.- DECORACIÓN:

 

Ingredientes:
.- almendras en láminas tostadas
.- azúcar glass

ELABORACIÓN:

Para el elaborar la Dacquoise de almendra:

Mezclar el azúcar glass con las almendras molidas y tamizarlo con un colador. En un cuenco, montar las claras a punto de nieve con la batidora eléctrica. Agregar el azúcar grano en tres veces . Batir la mezcla hasta obtener un merengue suave.
Añadir a la preparación las almendras molidas azucaradas con una espátula , sin batir, evitando que se nos desmonten las claras.
Meter en una manga pastelera con boquilla lisa y disponerla en espiral , partiendo del centro , en 3 círculos de 22 cm de diámetro sobre una bandeja cubierta con papel de horno sulfurizado.
Antes de cocinarlo, espolvorear los círculos dos veces con azúcar glass, con 15 minutos de intervalo para que formen perlas.
Si nos ha sobrado algo de masa, formar pequeñas espirales con forma de galleta para la decoración final. Hornear a 175º durante 20/25 minutos hasta que veamos que está ligeramente dorada la galleta.


Para la crema pastelera de café con mantequilla:Trabajar la mantequilla con una espátula en un cuenco hasta dejarla bien cremosa. Verter el agua en un pequeño cazo, añadir el café en polvo y el azúcar y hacerlo hervir todo a fuego lento, pasando un pincel mojado en agua por los bordes interiores del cazo. Cocer el jarabe hasta que la temperatura alcance 120º en el termómetro de azúcar .

Poner los huevos enteros y las yemas en un cuenco. Batirlos con la batidora eléctrica hasta que espumen. Cuando esté listo el almíbar, verterlo en forma de chorro fino sobre los huevos sin dejar de batir, a baja velocidad. Seguir así hasta que se haya enfriado totalmente.
Después, incorporar la mantequilla sin dejar de batir, echarla poco a poco para que se vaya incorporando e integrando totalmente a la crema de huevos. Cuando la crema esté lisa y homogénea, reservarla en la nevera.
*** en este punto tengo que comentar que a mí se me cortó la preparación, no conseguí integrar la mantequilla con la crema de huevos, (creo que fue debido a la clase de margarina que utilicé – sin gluten ni lactosa- que no tendrá un comportamiento como las mantequillas normales), para intentar arreglarlo, lo que hice fue calentar unos 200 ml de leche sin lactosa.
Por otro lado, eché un poco de la preparación “cortada” en un bol y le añadí un par de cucharadas de Maizena hasta que quedó totalmente integrada, le añadí el resto de la mezcla de mantequilla/huevos, lo mezclé bien y le añadí la leche caliente, entonces puse esta mezcla al fuego y sin parar de remover, lo tuve al fuego un ratito hasta que espesó la mezcla como si se tratara de una crema pastelera.
La verdad es que quedó muy rica, con un sabor a mantequilla y café realmente bueno.
Dejar enfriar.Para la decoración y montaje de la tarta:

En primer lugar se pone una base de dacquoise, se divide la crema pastelera al café en dos partes ( de aquí se reserva un poquito para pegar las galletas de la decoración), se extiende una de las partes sobre la base y se coloca la segunda plancha de almendra. Se extiende la otra mitad de la crema pastelera al café y se pone encima la última plancha de dacquoise. Se presiona un poco para que quede bien repartida la crema de relleno. En este punto, es conveniente reservar la tarta en la nevera hasta el día siguiente, ya que la dacquoise está mejor 24 horas después de su preparación.

*** Al día siguiente, las planchas de almendras se han ablandado y están mucho más ricas. Es el momento de terminar la decoración de la tarta.
Es probable que los bordes de la tarta no hayan quedado perfectos, que el relleno no llegue hasta el final de manera homogénea… por lo que es muy recomendable recortar la tarta con un cuchillo de sierra hasta dejarla totalmente simétrica y con los bordes bien regulares. Se echa almendra fileteada, previamente tostada en la sartén por toda la superficie de la tarta y se espolvorea con azúcar glass.
Con las galletas que habíamos hecho (con la masa sobrante) las cortamos por la mitad y las pegamos alrededor de la tarta con un poco de crema pastelera que habíamos reservado previamente.

By

Tulipas

Me ha parecido interesante mostraros esta fácil receta para hacer tulipas o tejas, (dependiendo de la forma que se le de). Es una masa fácil de realizar y de hornear. Lo más complicado de la receta es una vez fuera del horno, tener la rapidez suficiente como para dar a la masa forma de tulipa o teja en un tiempo record, ya que es una masa que se endurece rápidamente y hay que tener pericia para darle la forma “volando” (se coge el truco en la segunda tulipa).

Es una masa perfecta para presentar un helado, unas frutas de temporada con nata… no sé… para cualquier cosa. Además me ha venido perfecto para aprovechar las claras que me han sobrado al hacer el biscuit de turrón. Os la recomiendo si quereis “bordar” el postre. Queda un barquillo o galleta supercrujiente que aguanta hasta 1 semana en una lata en perfectas condiciones.

TULIPASINGREDIENTES:
· 100 gr. de azúcar glas
· 100 gr. de claras
· 100 gr. de mantequilla
· 100 gr. de harina floja

ELABORACIÓN:

.- Mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar glas.
.- Añadir las claras de huevo sin montar poco a poco, cuando la mezcla esté homogénea, echar la harina tamizada y mezclar bien hasta conseguir una masa fluida.
.- Preparar una bandeja de horno, cubrirla con una lámina de horno antiadherente y extender una cucharada de masa, dándole el tamaño deseado para hacer la tulipa.
.- Cocer en horno precalentado a 180º con calor arriba-turbo (sin suelo) y cuando comience a dorarse por los bordes sacar del horno. (unos 8/10 minutos).
.- A la salida del horno y en caliente, se les da la forma de tulipa, cóncava, por ejemplo, con dos boles de diferente tamaño, dejándolas en la posición hasta que estén frías.

NOTAS A TENER EN CUENTA:

· no es conveniente hornear en cada tanda más de 4 tulipas, ya que necesitamos trabajar con rapidez para darle la forma cóncava y esta masa se enfría rápidamente, con lo que si trabajamos con más cantidad, se quedan rígidas y no se pueden modelar.
· No es conveniente verter mucha masa en cada tulipa, cuanto más fina y delgada sea la capa que ponemos sobre la chapa, nos quedará una tulipa mucho más fina y crujiente.
· Con esta misma masa se pueden hacer diferentes formas, ovaladas (Tejas), rectangulares, redondas… y espolvorear con frutos secos o especias.
· Se utilizan para la presentación de postres y helados.
· La conservación debe ser en lata cerrada, en un sitio templado y seco. (se conservan durante varios días totalmente crujientes).
· Con estas cantidades salen unas 20 tulipas.

By

Medias lunas de limón (sin gluten, sin lactosa)

 

Estas pastitas las he sacado del mismo libro que os comenté en el post anterior. Quiero que veais que el resultado es exactamente igual al de la foto. He transcrito literalmente la receta porque las explicaciones son suficientes para elaborar estas medias lunas con éxito.

He elegido esta receta, ya que por sus ingredientes son perfectamente aptas para celíacos y personas con intolerancia a la lactosa.
Las pastas nos recuerdan bastante a los mazapanes (en cuanto a textura y sabor) pero eso sí, con un toque cítrico muy adecuado.
Al paso de los días se ablandan un poco y quedan más ricas.

MEDIAS LUNAS DE LIMÓNINGREDIENTES:

Para la masa: .- 2 claras de huevo
.- el zumo y la ralladura de ½ limón
.- 250 gr. de azúcar
.- 300 gr. de almendras molidas (Borges)Para el glaseado:

.- 125 gr. de azúcar glass
.- 3-4 cucharadas de zumo de limón

 


ELABORACIÓN:

Batir las claras a punto de nieve, agregar la ralladura y el zumo de limón y batirlo todo brevemente. Añadir el azúcar y las almendras y trabajarlo todo hasta obtener una masa maleable. Si ésta resulta demasiado pegajosa, agregar más azúcar y almendra molida , o bien añadir un poco de harina. ( en mi caso no fue necesario).
Envolverla en papel film y dejarla reposar en el frigorífico durante 1 hora.
Precalentar el horno a 160º. Extender la masa con el rodillo sobre la superficie de trabajo hasta que tenga un grosor de 5 mm. Cortarla con un molde en forma de media luna. Cada vez que lo haga, pase el
Colocar las medias lunas en una bandeja forrada con papel de hornear. Hornearlas entre 15 o 20 minutos. Deben secarse bien más que cocerse. Preparar una emulsión fina con el azúcar glass y el zumo de limón que nos dé como resultado una crema espesa. Untar molde por el azúcar para que la masa no se quede pegada a él.las medias lunas con esta crema y dejarlas secar.

 

By

Pastas suizas (sin gluten, sin lactosa)

 

Hace tiempo que compré un libro sobre galletas en el Lidl. En principio pensé que estos libros “a granel” sin autor conocido, sin editorial reconocible… no podía tener recetas demasiado fiables. Me costó bastante decidirme a probar alguna de ellas, pero para mi sorpresa, todas las que he probado hasta ahora me han gustado y bastante.
Además son bastante precisas y no tienes que variar ni un gramo los ingredientes (cosa que es de agradecer). Como podeis ver, el resultado es igualito al de la foto que ilustra cada receta. Por eso he querido enseñaros la foto del libro y el resultado.
Por supuesto, en esta ocasión he elegido una receta de pastas que no lleve ni gluten ni lactosa, de esta forma todos en la familia podemos disfrutar de estas galletas.
PASTAS SUIZAS

INGREDIENTES:
 

.- 300 gr. de almendras en polvo (Borges)
.- 3 claras de huevo
.- 300 gr. de azúcar
.- 1 cucharadita de canela en polvo ( Carmencita)
.- ralladura de ½ limónPara decorar: .- almendra en láminas

 


ELABORACIÓN:

Batir las claras hasta que estén bien firmes e ir incorporando el azúcar mientras se bate. No comenzar a añadirlo hasta que estén casi montadas las claras, luego ir incorporando el azúcar poco a poco hasta que estén totalmente montadas.
Mezclar la almendra en polvo con la canela y la ralladura de limón y agregarlo todo con cuidado a las claras montadas.
Precalentar el horno a 175ºC, formar las pastas con la ayuda de dos cucharas mojadas en agua y colocarlas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.
Espolvorearlas con almendras laminadas. Introducir las pastas en el horno precalentado y dejarlas unos 15/20 minutos aproximadamente, hasta que se sequen y doren ligeramente.