By

Rosquillas de clara de huevo y naranja

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja

 

Que en mi casa nos encantan las rosquillas, es un hecho innegable. Por eso, siempre que tengo ocasión, aprovecho para probar nuevas recetas de rosquillas. Nos gustan todas: Desde las rosquillas portugalujas, a las rosquillas esponjosas pasando por las rosquillas de pueblo o las rosquillas de nata.

Esta receta, concretamente, cumple dos funciones, por un lado, nos arregla el desayuno para unos días (ya que aguantan tiempo) y por otro lado, nos sirve para dar salida a esas claras de huevo que nos quedan en la nevera de otras preparaciones y no sabemos muy bien qué hacer con ellas.

El resultado salta a la vista, rosquillas blanditas, jugosas, muy sabrosas y fáciles de preparar. Ideales para el café con leche, para la merienda o para regalar…

ROSQUILLAS DE CLARA DE HUEVO Y NARANJA

 

INGREDIENTES:

· 4 claras de huevo (L)

· 1 kg de harina

· 250 ml. de aceite de girasol

· 250 ml. de zumo de naranja

· 300 gr. de azúcar

· 2 sobres de impulsor químico (levadura tipo Royal)

· piel de 1 naranja y ralladura de limón

· aroma de naranja o limón (opcional)

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG1

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, calentamos el aceite con la piel de la naranja hasta que ésta se encoja un poco. Apagamos y dejamos enfriar.

Por otro lado, montamos las claras de huevo a punto de nieve y reservamos mientras preparamos el resto de ingredientes.

En un bol (en el caso de que lo hagamos a mano) echamos el aceite fríto y frío, el azúcar, el zumo de naranja, la ralladura de limón y el extracto (en caso de que lo usemos). Mezclamos bien y una vez que lo tengamos, añadimos la harina, en principio echamos unos 750 gr. y mezclamos. Le añadimos el resto de harina hasta obtener una masa más bien seca. Teniendo en cuenta que después echaremos las claras a punto de nieve y esto humedecerá la masa. Amasamos hasta obtener una masa compacta, donde todos los ingredientes estén perfectamente unidos.La masa resultante deberá ser bastante blandonga, un poco pegajosa.

Una vez que la tengamos, vamos formando bolas de 30 gr. que dejaremos sobre la encimera de la cocina bien limpia. Para formar las bolas, será necesario que nos embadurnemos las manos con un poco de aceite de girasol para poder formar bien las bolas y que no se nos pegue la masa a las manos.

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG3

***Con estas cantidades salen unas 54 bolitas.

Ahora procedemos a freir las rosquillas, para ello calentamos abundante aceite de girasol en un cazo pequeño (yo las frío de una en una). Siempre digo lo mismo, pero es muy importante el punto de fritura del aceite para obtener unas rosquillas bien hechas por dentro, doraditas por fuera y que no estén aceitosas. Para ello, el aceite no deberá estar ni muy caliente (se queman por fuera y no se hacen por dentro), ni muy frío (que absorbe mucho aceite y resultan unas rosquillas aceitosas). Además, estas rosquillas son dobles, por lo que habrá que estar muy pendiente de la fritura.

Una vez que tenemos el punto del aceite, juntamos dos bolas, las aplanamos un poco y les hacemos un agujero en el centro, echamos la rosquilla en el aceite y ésta se irá al fondo en un principio. En ese momento, con un palo de madera (por ejemplo, los que dan en los restaurantes de comida china.) lo metemos en el centro del agujero y le damos vueltas para que nos quede el agujero grande e igual por todos los lados. Dejamos que se nos haga por un lado y cuando veamos que está doradito, le damos la vuelta para que termine de hacerse.

Una vez frita la rosquilla, la sacamos a un colador (que habremos colocado sobre un recipiente) para que suelte algo de aceite de la fritura. Seguidamente la colocamos sobre una bandeja con papel absorbente de cocina para que termine de enfriarse y se quite el exceso de aceite.

Repetimos esta operación con cada rosquilla. Con estas cantidades me han salido 27 rosquillas bien grandes (tamaño Donut, para que os hagáis una idea).

Si se desea se pueden rebozar en azúcar grano (en caliente) o azúcar glas (una vez frías). A mí particularmente, no me gustan demasiado dulces, así que prefiero dejarlas tal cual.

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG2

By

Peras al vino tinto

peras-al-vinoEsta receta de peras al vino tinto supone la segunda ocasión en la que colaboro con el blog de arte “Mirar un cuadro” de Iker Landeta e Itziar Martija, que llevan un espacio semanal del mismo nombre en el programa Graffiti de Radio Euskadi donde nos enseñan a interpretar obras de arte famosas.

La anterior oportunidad en la que aunamos cocina y arte fue la receta de copa de melón con uvas, inspirada en el cuadro de MurilloDos niños comiendo melón y uvas“.

Baco de Caravaggio

En esta oportunidad se trata de estas peras al vino tinto, que he elaborado tomando como referencia el “Baco” de Caravaggio.

El cuadro data de 1593 según explica Iker en su post. Sobre una mesa de piedra frente al joven Baco hay una jarra grande de cristal con vino tinto; con su mano izquierda ofrece al espectador un cáliz o copa de vino llana y ancha, aparentemente invitando al espectador a unirse a él.

La fruta que aparece minuciosamente pintada (uvas, peras, manzanas, membrillos, ciruelas…), según los críticos más serios, simboliza la fugacidad de las cosas mundanas porque varias piezas aparecen “tocadas”.

Con estos ingredientes, el Dios del vino y las peras como representación de la fugacidad mundana, parecía casi inevitable no acercarse a la receta de peras al vino tinto 🙂

PERAS AL VINO TINTO

 

INGREDIENTES: (6 raciones)

 

· 6 peras conferencia de buen tamaño

· 750 ml. de vino tinto

· 250 ml. de agua

· 500 gr. de azúcar

· peladura de limón

· canela en rama

peras-al-vino-tinto-1

ELABORACIÓN:

Receta tradicional y sencilla, de fácil elaboración y bonita presentación. En un recipiente mezclamos el vino, agua, azúcar, la canela y la peladura de limón. Removemos con una espátula y reservamos.

Pelamos las peras con ayuda de un pelador de patatas respetando el tallo y cortamos una pequeña base en el otro extremo, para mantenerlas de pie. (este paso se puede evitar si elegimos peras que tengan un buen “culo”, que sean bien anchas por la parte inferior). Las introducimos en la mezcla anterior para posteriormente ponerlas a cocer a fuego lento.

peras-al-vino-tinto

***deberemos elegir una cazuela en la que nos quepan las peras justas, que no queden huecos porque con el líquido tienden a moverse y subirse a la superficie. Tampoco pasa nada porque la cocción se haga con las peras “flotando”, siempre y cuando respetemos una cocción lenta, sin muchos borbotones que nos puedan romper las peras.

Una vez que las peras resulten tiernas (dependerá de la intensidad del fuego y del tamaño de las peras, pero a título orientativo, viene a llevarnos unos 45 minutos aprox.), se sacan a un bol de cristal o similar. El líquido resultante se deja a fuego lento para que coja densidad. Cuando la haya alcanzado, dejamos enfriar y seguidamente las bañamos.

Si se quieren conservar es aconsejable que estén completamente cubiertas por el líquido de cocción.

Se pueden servir a temperatura ambiente o bien frías. Con ayuda de una manga, hacemos botones de nata sobre el jarabe de pera a la hora de servirlas. Otra forma de servirlas es con arroz con leche.

peras-al-vino-1

By

Crema de almendra

648

Esta crema nos sirve como relleno de  muchas preparaciones, por ejemplo para rellenar tartas de manzana, pastelitos de masa quebrada, tartas de masa levada…

Es una crema comodín que conviene no perderla de vista porque al ser tan versátil, nos sirve en infinidad de ocasiones. Yo la he aplicado, por ejemplo, en una tarta de manzana con crema de almendra y compota que ha quedado muy rica.

La receta es de Richard Bertinet, de su libro “Panes”.

CREMA DE ALMENDRA

 

INGREDIENTES:

· 125 gr. de mantequilla

· 125 gr. de azúcar

· 125 gr. de almendra molida

· 25 gr. de harina

· 2 huevos

· 2 cucharadas de ron o licor al gusto (opcional)

ELABORACIÓN:

Para elaborar la crema de almendra, primeramente batiremos la mantequilla a punto pomada con unas varillas eléctricas o robot similar (Kitchen Aid), añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta amalgamar bien ambos ingredientes, hasta que logremos una crema esponjosa y homogénea. Añadimos la almendra molida y mezclamos bien. Se añade la harina y se integra también en la masa. Se añaden los huevos (a temperatura ambiente) de uno en uno, no incorporando el siguiente hasta que el primero esté totalmente integrado en la masa., por último, se añaden las cucharadas de ron o licor elegido (en el caso de que vayamos a usarlo).

Ya está lista para ser usada o bien se puede guardar hasta 1 semana bien cerrada en un recipiente hermético en la nevera.

By

Trenza de nata

_DSC0463_phixr

Aunque se hayan terminado las navidades, con todos sus excesos y las recetas de navidad compartidas como la tarta de mousse de turrón, las galletas Santa Claus, las galletas copos de nieve, las galletas duende, los pestiños, el quarkstollen alemán o el mismísimo roscón de reyes … y aunque estemos un poco saturados de dulce, pues en mi casa se sigue desayunando todos los días. Por eso, os propongo esta opción que, además, no es muy calórica 😉

Este tipo de masas es de las que gustan en mi casa, sobre todo a los niños. Son sencillas, de sabores básicos, sin tropiezos “sospechosos”,  sin colores  “raros”. Yo me he dado cuenta que a mis niños, cuanto más básicas son las recetas de repostería, más les gustan. Además esta trenza no lleva mantequilla y yo tenía curiosidad por probar una masa levada sin demasiada grasa. La grasa en este caso la aporta el huevo y la nata (yo la he sustituído por leche evaporada) y de esta manera, he rebajado considerablemente la cantidad de grasa de la trenza.

TRENZA DE NATA

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 250 gr. de nata de montar (yo lo he sustituido por 250 g. De leche evaporada)

· 1 paquete de levadura de panadero seca ( o 25 gr. de levadura fresca)

· 80 gr. de azúcar

· 1 sobre de azúcar avainillada

· ralladura de 1 limón o unas gotas de esencia de limón

· 1 pizca de sal

· 2 huevos de tamaño M

· 1 clara de huevo tamaño M

· Para Pintar: 1 yema de huevo, 1 cucharada de leche

_DSC0458

ELABORACIÓN:

Para elaborar la masa, en primer lugar calentar la nata, no hervir, sólo entibiar. Mezclar la harina tamizada con el sobre de levadura seca, ir añadiendo el resto de ingredientes, o sea, el azúcar, la vainilla, el limón, la sal, los huevos y la clara. Añadir la nata tibia y trabajar la masa con un robot de cocina con el gancho amasador, primeramente a baja velocidad hasta unir ingredientes y posteriormente a más velocidad durante 5 ó 10 minutos hasta lograr una masa homogénea, brillante y elástica.

Si elaboramos la masa a mano, ponemos la harina en forma de volcán, añadimos el resto de ingredientes en el agujero de en medio y vamos juntando los ingredientes, primeramente unimos los del centro y luego vamos cogiendo la harina hasta lograr una bola de masa. Amasamos durante 15 minutos aproximadamente hasta que tengamos una masa lisa, no pegajosa y que se pueda trabajar bien.

Una vez esté la masa lista, la ponemos en un bol engrasado, la tapamos con un plástico film también engrasado y cubrimos con un paño de cocina. Dejamos levar hasta que duplique o triplique su tamaño. (esta operación nos llevará entre 1 y 2 horas, dependiendo de muchos factores, tales como humedad, calor en la habitación….)

Una vez que ha levado, pasamos la masa a una superficie de trabajo ((ligeramente enharinada), le damos un pequeño masaje para desgasificarla. Dividimos la masa en 4 trozos iguales. Formamos cilindros de 30 cm. de largo.

Con los cilindros hacemos una trenza, fijarse en las fotografías para formar la trenza. Los extremos los unimos y fijamos bien, para que no se abran durante el levado u horneado.

_DSC0442_DSC0445_DSC0449

En la bandeja del horno, poner un papel de hornear o silpat y colocar la trenza sobre la bandeja. Pincelar la superficie de la trenza con la yema de huevo mezclada con la leche. Cubrir con plástico film y dejar en un lugar templado para que leve otra vez (se puede dejar metido dentro del horno –apagado-)

Una vez levado, precalentar el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos e introducir la bandeja con la trenza en la parte central del horno, bajar la temperatura a 160º (si utilizamos el aire o turbo) y a 180º (si horneamos con calor arriba-abajo), dejarlo durante 30 minutos aproximadamente, hasta que veamos que se ha dorado y está bien hecho. En caso de que veamos que se dora demasiado rápido por la parte de arriba, poner un papel de hornear cubriendo la trenza.

Una vez horneado, sacar y dejar enfriar con el papel de horno sobre una rejilla.

***Esta trenza se puede enriquecer todavía más añadiendo a la masa unas uvas pasas, frutas escarchadas, frutos secos…

***Es ideal para el desayuno, con mantequilla y mermelada.

***Se puede tostar en la tostadora.

***Es una masa que se trabaja muy bien

_DSC0486_phixr

By

Bolitas de masa frita tipo rosquillas (Muzenmandeln)

_DSC0301_phixr

Estas pequeñas bolitas de masa fritas son un pecado tremendamente adictivo, empiezas por una y… ¡Ya no puedes parar! 😉 Pero es que están tan ricas que merece la pena probarlas.

Superfáciles de hacer, se asemejan a la masa de las rosquillas pero no saben igual, tienen algo que las diferencia, quizá la mantequilla, el tamaño exacto de masa que fríes… No lo sé. Sólo puedo decir que están riquísimas.

La receta alemana está extraída del libro “Backen macht freude” del Dr. Oetker (me lo traje de mi visita a Munich) y la verdad es que todo lo que he probado del libro, sale genial. Ya os iré poniendo todas las cosas que he preparado, porque son a cual mejor. En el  libro las llama “Muzenmandeln” porque les da forma con un cortador especial con forma de almendra. Como yo no dispongo de ese “cacharrito”, las he hecho con un cortador de tamaño parecido y me han quedado con forma de bola, de ahí que las haya bautizado con ese nombre.

Os animo a probarlas, porque es una receta de las de tener en la recámara… ¡Ya me lo diréis!

_DSC0322_phixr

_DSC0316_phixr

BOLITAS DE MASA ALEMANAS

 

INGREDIENTES:

· 325 gr. de harina de todo uso

· 1 ½ cucharadita de las de té de levadura tipo Royal

· 100 gr. de azúcar

· 1 cucharadita de las de té de extracto de vainilla u otro aroma al gusto.

· 2 huevos tamaño “M”

· 1 pizca de sal

· 100 gr. de mantequilla o margarina a punto pomada

· Para freir: aceite de girasol

· Para rebozar (opcional): azúcar y canela

_DSC0368_phixr

ELABORACIÓN:

Para hacer la masa de las bolitas, en primer lugar, juntaremos la harina con la levadura y la mezclaremos bien. Añadimos el resto de ingredientes y amasamos (bien a mano, o todavía mucho mejor con un aparato amasador (tipo Kitchen Aid o similar), primeramente amasamos a velocidad baja y seguidamente aumentamos la velocidad y mantenemos unos minutos hasta formar una masa compacta, donde todos los ingredientes estén bien mezclados y unidos. (Nos quedará una masa bastante espesa, de textura como la de las rosquillas).

Una vez que tengamos la masa lista, la sacamos del robot amasador y con las manos, terminamos de unir y formamos un rollo. La extendemos sobre la encimera de trabajo.

En caso de hacerlo manual, se hace de la misma manera, se echan los ingredientes en un bol amplio y se amasan y mezclan, primero con un tenedor  después a mano, hasta formar una bola.

_DSC0255_phixr

***Para no tener que añadir más harina y así no alterar las proporciones de la receta, es conveniente extenderla sobre una lámina de silicona, plástico film o similar, para que se nos quede pegada. De todas formas, es una masa que se trabaja muy bien, no queda nada pegajosa debido a la cantidad de grasa que lleva (mantequilla).

Extendemos la masa con un rodillo, dejándola de 1 cm. de grosor aproximadamente. Cortamos la masa con un cortador pequeño (del tamaño aproximado de una almendra) y sacamos tantas piezas como nos permita la masa.

***Los recortes se vuelven a unir, volvemos a estirar y seguimos cortando hasta terminar con toda la masa.

En este punto, procederemos a freir las piezas. Para ello, calentamos aceite de girasol en una sartén o cazo.

***Yo prefiero hacerlo en un cazo pequeño, con poco diámetro para que haya bastante aceite, ya que las bolitas deben flotar en el aceite para que se hagan bien. Primeramente van al fondo, después se hinchan (aumentan mucho su volumen) y suben a la superficie. Es importantísimo que las bolas naden en el aceite, se fríen mucho mejor, cojen menos aceite y el acabado es mucho mejor. Así que no seáis roñosos con el aceite si quereis que os queden perfectas.

El punto de calor del aceite es también un factor muy importante para que nos queden bien. Ya que deberá estar lo suficientemente caliente para que se hagan bien por dentro y se doren por fuera. Si tenemos el fuego demasiado fuerte, se queman rápidamente por fuera, sin darle tiempo a que se hagan por dentro. Un truco para saber el punto correcto del aceite, es introduciendo una cubierto de madera en el aceite, si salen burbujas, quiere decir que ya está a punto para freir.

_DSC0272_phixr

***He observado que estas bolitas se doran rápidamente (creo que es debido a la mantequilla que lleva entre sus ingredientes), también se hacen bastante rápidamente por dentro, por lo que hay que prestar especial atención a la fritura para obtener un resultado perfecto.

Una vez que las tenemos doradas, las sacamos del aceite (a mí me gusta colocarlas primero en un colador grande –para que pierdan el exceso de aceite-) y después las ponemos sobre papel absorbente de cocina.

Se pueden dejar así, tal cual, o bien se pueden rebozar en una mezcla de azúcar y canela para darles un plus de dulzor y sabor. De ambas maneras están realmente ricas.

***Salen unas 50 piezas

***Se asemejan a la masa de las rosquillas, pero son diferentes, muy ricas.

***Es importante hacer las formas de 1 cm. de espesor, ya que de esta manera la fritura es la correcta, porque crecen mucho en el aceite.

***Advertencia: Una vez que empiezas con ellas no podrás comer sólo una.

_DSC0332_phixr

By

Brownie de chocolate superrápido

DSC_0395_phixr(1)

Este brownie es, aparte de super rápido de hacer, fácil , sencillo e ideal para hacer con los niños. Además el resultado es increiblemente bueno para los amantes del chocolate. En un momentito tienes un brownie delicioso que arregla la merienda de los más peques si lo acompañamos de un gran vaso de leche fría.

BROWNIE DE CHOCOLATE super rápido

 

INGREDIENTES:

· 115 gr. de mantequilla

· 90 gr. de chocolate negro amargo (min. 70% cacao)

· 225 gr. de azúcar

· 80 gr. de harina

· 30 gr. de cacao de buena calidad

· 2 huevos grandes

· 1 cucharadita de las de té de extracto de vainilla

· ¼ de cucharadita de las de té de sal

DSC_0250_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, preparamos un molde apto para el horno (el tamaño ideal para hacer los brownies es un molde cuadrado de 20 por 20, yo – como no tengo ese tamaño- he utilizado uno de 20 por 28 cm.), le ponemos unos pegotitos de mantequilla, encima colocamos papel de hornear (para que se quede fijo) y volvemos a engrasarlo con un poco de mantequilla.

Por otro lado, ponemos un cazo al baño maría, derretimos el chocolate amargo y la mantequilla, una vez que lo tenemos deshecho, retiramos del fuego y dejamos entibiar un poco.

Tamizamos la harina con el cacao y la sal, añadimos el azúcar también.

Al chocolate le añadimos el extracto de vainilla, los huevos (ligeramente batidos), lo mezclamos todo bien con unas varillas manuales. Seguidamente añadimos los ingredientes secos que tenemos previamente tamizados y preparados. Removemos hasta que queda una mezcla homogénea. ( el resultado es una masa bastante densa). Echamos la crema obtenida en el molde que tenemos encamisado y con una espátula igualamos la masa.

DSC_0382_phixr

Horneamos en horno precalentado a 200º, bajamos la temperatura a 175º y lo tenemos durante 25 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está hecho, introducimos una aguja en la masa y si apenas sale masa adherida, significa que ya está hecho. Retiramos del fuego y dejamos reposar en el propio molde sobre una rejilla durante 15 minutos. Posteriormente, retiramos el brownie del molde y dejamos que se termine de enfriar en la rejilla.

Una vez frío, se corta en 15 cuadrados iguales.

***ideal para tomar con un buen vaso de leche fría.

***Es importante utilizar un chocolate y un cacao de calidad, influye muchísimo en el resultado final.

***Este brownie está tomado de una receta de Martha Stewart, con mis modificaciones, ella añade especias tales como jengibre, nuez moscada y clavos de olor. En mi caso, he sustituido las especias por un puñado de nueces troceadas.

***Queda un brownie lleno de sabor y denso, por eso, es conveniente partirlo en pequeños trozos y compartirlo con los demás.

***Es tan sencillo de hacer como derretir la mantequilla y el chocolate en un cazo y echar el resto de ingredientes dentro, mezclar y hornear.

DSC_0469_phixr(1)

By

Mermelada de fresas

DSC_0473_phixr

Ahora es buen momento para elaborar nuestra mermelada de fresas casera. Las fresas están en su mejor momento, dulces, maduras y a un precio más que asequible, por lo que no dejéis pasar esta temporada sin preparar una rica y fácil mermelada casera. En casa os lo agradecerán… eso ¡seguro!

MERMELADA DE FRESAS

INGREDIENTES: (para 1 kg. De fresas)

· 1 kg. De fresas

· 600 gr. de azúcar

· 1 chorrito de zumo de limón

· ½ manzana (opcional)

· 1 cucharada de mantequilla

DSC_0520_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, lavamos bien las fresas con las hojas verdes. Después se secan un poco y se le quita la parte verde.

***es importante quitar el rabo verde después de lavar, ya que si lo hacemos antes de lavar la fruta, le entra agua a la fresa y pierde sabor.

En la cacerola donde vamos a poner a cocer la mermelada echamos todas las fresas troceadas, la manzana (que al tener pectina, actuará como espesante) y le añadimos el azúcar. Dejamos macerar 1 hora aproximadamente (veremos que se forma una especie de almíbar del jugo de las fresas y el azúcar).

Ponemos la cazuela a fuego medio y poco a poco llevamos al punto de ebullición, bajamos la intensidad del fuego para que se vaya cociendo la fruta pero sin que se nos pegue. Añadimos la cucharada de mantequilla y mezclamos.

Mientras se va cociendo la mermelada vamos desespumando, o sea, quitamos la espuma que se produce con una cuchara o espumadera. El hecho de echar la mantequilla evita que se forme demasiada espuma.

Tenemos cociendo la mermelada una media hora aprox. hasta que veamos que está hecha. ( a media cocción se le añade el zumo de limón, actúa como antioxidante y sirve para realzar el color de la mermelada ).

DSC_0508_phixr(1)

Finalmente trituramos la mermelada con el brazo de la batidora, dejando incluso algunas fresas si queremos que nos aparezcan trozos. La manzana la podemos triturar junto con las fresas o bien quitarla, eso va un poco al gusto. (yo, particularmente, se la dejo ).

Metemos la mermelada resultante en frascos limpios y esterilizados, dejamos que se enfríe, cerramos con la tapa y los cocemos al baño maría en olla rápida durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sacamos y dejamos enfriar.

Ya tenemos reserva de mermelada de fresa casera para una temporada.

DSC_0493_phixr

By

Intxaur saltsa (Sopa dulce de nueces)

DSC_0817_phixr

La Intxaur saltsa, que en algunas ocasiones podéis ver escrita también “intxaursalsa” (no gramaticalmente correcta en euskara, pero sí utilizada) es una sopa dulce de nueces que formaba parte inexcusable de las cenas de Navidad en el País vasco, sobre todo en los caseríos y medios rurales, cuando la iglesia católica consideraba todavía la Nochebuena como día de vigilia, lo que acarreaba la consiguiente abstinencia de carnes.

Antiguamente, se elaboraba bien con leche o bien con caldo de bacalao, y para darle color (según cada receta particular) se le solía añadir huevos o simplemente migas de pan de maíz. Las nueces, se molían finamente bien en un almirez para que soltaran todo su aceite o sobre la mesa con una botella a modo de rodillo. Esta es una las recetas de Navidad más entrañables de los postres vascos navideños que rescata el recuerdo del hogar de antaño.

INTXAUR SALTSA

INGREDIENTES:

· 250 gr. de nueces pelada

· 1 litro de leche entera

· 250 gr. de azúcar

· 1 rama de canela

DSC_0827_phixr

ELABORACIÓN:

Aplastar con un martillo de madera, rodillo o mortero las nueces hasta conseguir una pasta fina. (Antiguamente este proceso se realizaba entre dos trapos finos de hilo)

Por otro lado, hervir la leche con el palo de canela, una vez que hierve, retirar la rama de canela y agregar las nueces y el azúcar.

Poner a cocer a fuego suave, aproximadamente durante 30 minutos, hasta que nos quede una crema ligera. Removemos de vez en cuando, para evitar que se nos pegue. Si vemos que está demasiado ligera dejamos cocer un poco más y si queda muy espesa, aligeraremos con algo más de leche antes de sacar del fuego hasta conseguir el punto de espesor deseado.

Una vez en su punto, retiramos del fuego y distribuimos en cuatro recipientes.

*** La Intxaur Saltsa o intxaursalsa se puede comer tanto tibia como fría.

*** Una vez fuera del fuego, se espesa algo más.

DSC_0806_phixr

By

Magdalenas de calabaza y chocolate

DSC_0360_phixr

Esto de tener familia con huerta es una maravilla; De repente, te encuentras con cantidades industriales de tomates, acelgas, calabacines o, como en esta época del año, de calabaza.

La verdad es que la calabaza es una verdura que da mucho de sí, ya que lo mismo vale para cremas, purrusaldas, en su versión salada, como para un sin fín de postres o platos dulces.

En esta ocasión, he seguido los consejos de MªDolores, del blog “Cuinant” para elaborar estas magdalenas. Me ha encantado la textura, el sabor y el precioso color dorado de estas magdalenas; Ella, nos lo presenta en versión bizcocho, y yo, en versión magdalena o muffin. Verdaderamente es una magnífica manera de comer “verdura”, no se aprecia mucho el sabor a calabaza con lo que es totalmente recomendable para los niños peleados con las verduras…¡no lo notarán y les encantará!

MAGDALENAS DE CALABAZA Y CHOCOLATE

 

INGREDIENTES:

· 300 gr. de calabaza hecha puré

· 250 gr. de azúcar

· 250 gr. de harina

· 3 huevos

· 2 sobres dobles de gaseosas

· 70 gr. de aceite de girasol

· gotas de chocolate al gusto

DSC_0364_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, deberemos conseguir unos 300 gr. de calabaza una vez cocida, se puede hacer en el horno (asando la calabaza) o bien en el microondas (yo, he puesto unos 500 gr. de calabaza en trozos dentro de un recipiente apto para microondas. Lo he tenido unos 15 minutos en total, parando cada 5 minutos y removiendo, una vez que veamos que está blando, o sea, bien cocido, lo retiramos del microondas y colocamos sobre un colador para que escurra el líquido que haya creado al cocinarse. Deberemos escurrirlo lo mejor posible, incluso chafando la calabaza con un tenedor).

Una vez que tenemos la calabaza bien escurrida, le añadimos el azúcar y trituramos con una batidora de cuchillas hasta lograr un puré.

Seguidamente, añadimos los huevos y batimos (esta vez, con batidora eléctrica de varillas) hasta que esté perfectamente mezclados. A continuación, añadimos el aceite, poco a poco, en hilillo hasta que esté totalmente unido a la mezcla.

Tamizar la harina con los sobres de gaseosas e incorporársela a la mezcla de calabaza con suavidad, sin batir, utilizando unas varillas manuales, y mezclando solamente hasta que esté perfectamente integrada la harina en la masa.

Preparar moldes de magdalenas (en mi caso, confecciono moldes con papel de hornear que pongo en las típicas flaneras de aluminio), rellenar hasta la mitad y echar un puñadito de gotas de chocolate, acabar de rellenar hasta ¾ partes del molde. Echar por encima más gotas de chocolate.

DSC_0344_phixr

Horneamos con horno precalentado a 175º con calor abajo-turbo durante unos 25/30 minutos aproximadamente, hasta que veamos que están bien horneados.

Sacamos del horno, dejamos reposar 5 minutos en la propia flanera y luego terminamos de enfriar sobre rejillas.

*** Recomiendo utilizar las flaneras de aluminio para elaborar magdalenas, suben sin problema, quedan con un bonito copete utilizando cualquier tipo de masa para magdalenas o bizcochos. Además quedan de un tamaño bastante grande, con lo que son magdalenas monodosis, con una, tienes suficiente para un desayuno.

*** Con estas cantidades salen unas 8 ó 10 magdalenas.

DSC_0378_phixr

By

Pastas rizadas con manga pastelera

DSC_0391_phixr

Estas pastas son especiales. Las elaboré cuando supe que acudiría al EBE de Sevilla, el mayor evento sobre blogs de habla hispana en el mundo con 3.000 bloggers inscritos. Viajé junto con otr@s bloggers de eitb.com: Ederne Frontela, del blog de cine; Yovanni Castro, del blog de Inteligencia Emocional; Álvaro Saiz, del blog de Vaya Semanita y Lontzo Sainz, responsable del área de Networking en eitb.com, que incluye blogs y redes sociales, y que participó en una mesa precisamente sobre esos temas.

Y llevé las pastas como obsequio a uno de los organizadores de EBE, Benito Castro. Un gran tipo con quien antes había tenido contacto, que junto con Luis Rull, José Luis Antúnez y un gran grupo humano organiza desde hace 6 años este pedazo de evento. Gracias a tod@s por vuestro trabajo, por todo lo que he aprendido, por todo lo que he disfrutado y por la gran acogida.

Ese es el motivo de que este post se publique en martes y no en lunes como suele ser habitual. Un fin de semana maravilloso durmiendo en Triana y “viviendo” a orillas de Guadalquivir ha tenido la “culpa” 😉

PASTAS RIZADAS (Pastas de Té)

 

INGREDIENTES:

· 240 gr. de mantequilla a punto pomada

· 100 gr. de azúcar glass

· 1 huevo grande (XL)

· 340 gr. de harina

· esencia de vainilla (1 cucharadita)

DSC_0441_phixr

ELABORACIÓN:

Se mezclará la mantequilla a punto pomada con el azúcar glass con energía hasta formar una pomada, este proceso es conveniente hacerlo con una batidora eléctrica de varillas para facilitar el trabajo.

Se añade la esencia de vainilla y se continúa mezclando. Se agrega el huevo sin parar de batir la masa hasta que esté bien mezclada, hasta lograr una masa homogénea.

A continuación, se agregará la harina tamizada moviendo desde este momento con suavidad y lo preciso para que justo se mezcle la harina, pues de esta forma se evita en lo posible que la masa llegue a coger nervio.

Se echa la masa en una manga pastelera con boquilla rizada, de diferentes formas dependiendo de la forma que se le quiera dar a las pastas.

FORMADO DE LAS PASTAS:

· ESES: Escudillar con boquilla de ocho puntas y sobre bandejas cubiertas con papel de hornear, unas pastas en forma de ese, de unos 5 cm. de largo, procurando, eso sí, que unas vayan de izquierda a derecha, mientras que otras de derecha a izquierda y haciendo la misma cantidad de unas como de otras, dispuestas de forma que estén un poco separadas para que no se peguen al desarrollar en el horno.

DSC_0402_phixr

· HERRADURAS: Se escudillará la masa sobre bandejas cubiertas con papel de hornear con manga provista de boquilla de ocho puntas, dándole la forma de herradura de unos 5 cm de largo por 4 cm. de anchura y debidamente separadas unas de otras.DSC_0392_phixr

· BOTONES CON GUINDA: con boquilla de ocho puntas se hace forma de botón y se coloca ¼ de guinda en el centro, también se puede colocar un trocito de fruta escarchada.DSC_0416_phixr

· PALILLOS: Con la misma boquilla se formarán tiras de 5 cm. y el ancho que de la manga.DSC_0413_phixr

 

HORNEADO:

Esta parte es importante, cada uno deberá conocer su horno para hornear las pastas. En mi caso, precaliento el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo, pasados 15 minutos, bajo el horno a 175º con calor abajo-turbo, introduzco la bandeja con las pastas y las tengo entre 10/12 minutos, hasta que comienzan a dorarse por las esquinas. La parte central la saco prácticamente blanca. Se saca la bandeja y se colocan las pastas en rejillas para que terminen de enfriarse. Salen blandas del horno, pero luego se endurecen un poco.

Si dejamos las pastas demasiado tiempo en el horno obtendremos unas pastas duras, hay que sacarlas cuando están empezando a tomar color por las orillas.

ACABADO:

Las Eses Rizadas, una vez frías, se unirán de dos en dos con mermelada, dulce de leche espeso, crema de mantequilla… por la parte de la suela de las pastas, y una vez todas unidas, se esparcirán sobre la encimera para pasarles con un cartucho de chocolate unos hilillos desiguales, de forma que cada pasta llegue a coger unas tiritas de chocolate, quedando de esta forma terminadas.

Las herraduras, una vez frías, se pegarán de dos en dos con mantequilla o mermelada, procurando que no salga por los lados y cuando estén todas pegadas, se bañarán de chocolate las dos puntas, quedando de esta forma terminadas.

Los palos tienen el mismo acabado que las herraduras.

** Un detalle que requiere especial atención a la hora de elaborar estas pastas es la incorporación de la harina a la masa de mantequilla y huevos, hay que tener especial cuidado para evitar que cojan nervio cuando se les mezcla con la harina. En caso de que cojan nervio, sería difícil de escudillar, además, de que, por lo general, resultarían encogidas y aceitosas.

** Es recomendable no llenar demasiado las mangas, pues ello podría dificultar la labor de escudillado, lo que impediría la realización de un buen trabajo. Si bien estas masas no son duras, no por ello dejan de tener su consistencia y una manga excesivamente llena nos impediría el poder dominarla adecuadamente.

** Al contrario que las masas duras, éstas deben de escudillarse en cuanto están amasadas para que no se endurezcan más y se escudillen con más facilidad.

** Dado que se trata de masas tiernas y esponjosas, si se cuida la composición y la elaboración resultan exquisitas al paladar.DSC_0435_phixr