By

Bizcocho de claras de huevo

Bizcocho de claras de huevo

Este bizcocho me ha sorprendido muy gratamente. Quería gastar unas claras que tenía en el congelador de alguna otra preparación y ya le tenía echado el ojo a este bizcocho de Dorie Greenspan, en el que tiene una manera muy curiosa de incorporar las claras en la mezcla. Ella lo ponderaba tanto que no me quedó otro remedio que hacerlo. En su caso, lo utiliza como base para una tarta de pisos, dividiendo el bizcocho en 4 capas para después rellenarlo con mermelada y crema de mantequilla.

Pero me quedó tan bonito, tan doradito, que he dejado la tarta para otra ocasión y  hemos dado buena cuenta de él en la merienda con un buen té.

Nos ha gustado mucho, tiene una textura peculiar, distinta pero muy agradable. Por supuesto que lo repetiré en forma de tarta y ya os iré contando.

BIZCOCHO DE CLARAS DE HUEVO

 

INGREDIENTES:

· 2 ¼ de tazas de harina (305 gr.)

· 1 cucharada sopera de levadura tipo Royal

· ½ cucharadita de las de té de sal

· 1 ¼ de leche entera o buttermilk (queda mejor con buttermilk). (300 gr. ó 310 ml.)

· 4 claras de huevo L

· 1 ½ taza de azúcar (330 gr.)

· 2 cucharaditas de ralladura de limón

· 115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

· ½ cucharadita de extracto de limón

bizcocho de claras de huevo

ELABORACIÓN:

Primeramente preparamos el molde que meteremos en el horno. He utilizado un molde de 23 cm. Se embadurna todo con mantequilla, se corta un trozo de papel de horno con forma redonda, del tamaño del fondo de nuestro molde, y se pega al fondo (esto es importante ya que protege la parte inferior del bizcocho, de esta forma no se nos forma una costra dura). Se coloca el molde sobre una bandeja de horno y posteriormente, colocaremos la bandeja sobre una rejilla (cuando vayamos a hornear).

***También es importante colocar el molde sobre la bandeja de horno, NO directamente sobre la rejilla, ya que la bandeja también nos protegerá la base del bizcocho. Este tipo de bizcochos que llevan mantequilla necesitan un horneado prolongado, y para evitar una corteza dura protegemos la base de esta forma.

Para preparar la masa del bizcocho, en primer lugar, tamizaremos la harina con los polvos de hornear (levadura tipo Royal) y la sal. Reservamos.

Por otro lado, batimos juntos la leche o buttermilk con las claras de huevo en un bol mediano.

Bizcocho de claras de huevo

***Para elaborar el buttermilk, añadimos a la leche unas cucharadas de zumo de limón, dejamos reposar unos 10 minutos y utilizamos según indique la receta- tendrá la apariencia de leche cortada.

Ponemos el azúcar y la ralladura de limón en un bol amplio y mezclamos con las manos para que el azúcar se impregne de todo el aroma del limón, se añade la mantequilla cortada en trozos y se bate con varillas eléctricas o robot tipo Kitchen Aid o similar durante unos minutos a velocidad media hasta que la mezcla esté esponjosa y ligera. Añadimos el extracto y batimos.

En este punto, añadimos 1/3 de la mezcla de harina, batiendo todavía a velocidad media. Echamos la mitad de la mezcla de leche y claras de huevo y batimos. Añadimos la mitad de la harina que nos queda y mezclamos hasta que esté perfectamente incorporada en la masa. Añadimos el resto de leche + claras batiendo hasta que la masa esté homogénea, entonces añadimos el resto de ingredientes secos que nos queda (harina+levadura+sal). Finalmente le damos a la masa un buen batido de 2 minutos para asegurarnos de que los ingredientes están totalmente mezclados y aireados.

Vertemos la mezcla resultante en el molde que previamente hemos preparado.

Procedemos a hornear el bizcocho:  Precalentamos el horno a 200º durante 15 minutos con calor arriba-abajo-turbo, introducimos el molde sobre la bandeja y lo ponemos a media altura sobre la rejilla. Bajamos la temperatura del horno a 175º con calor abajo-turbo y dejamos que se haga durante 60 minutos aproximadamente, hasta comprobar que está totalmente horneado, introducimos una aguja en el centro y si sale seca, quiere decir que ya se puede sacar.

Dejamos el molde con el bizcocho reposar 5 minutos sobre una rejilla y después procedemos a desmoldarlo, quitamos el papel de la base del bizcocho, damos la vuelta y dejamos que se termine de enfriar a temperatura ambiente.

***El bizcocho, una vez totalmente frío, se cubre con plástico de cocina y se deja en un lugar a temperatura ambiente. Se puede congelar hasta 2 meses

Bizcocho de claras de huevo

By

Bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños

DSC_0059_phixr

Este bizcocho es, en mi opinión, PERFECTO, para hacer tartas de cumpleaños infantiles (bueno, también para los más mayorcitos), ideal para dividir en 3 capas y rellenar con lo que más te guste, bien sea  nata montada, buttercream, crema pastelera, trufa …

El bizcocho queda lo suficientemente húmedo, por lo que no necesita ser emborrachado con ningún tipo de almíbar, además tiene un intenso sabor a chocolate, que seguro hará las delicias de los más chocolateros. Altamente recomendable. Para mí, todo un descubrimiento, será a partir de ahora, un fijo en la quiniela para las tartas de cumpleaños.

La receta, es de Dorie Greenspan, extraída de su libro ” Baking:From my home to yours” , un libro que es una auténtica joya, también altamente recomendable (si sabes inglés, ¡claro!) y si no tienes conocimientos suficientes de inglés, ¡no te preocupes! porque ya tengo en mente hacer un montón de recetas del libro y si sigues este blog de cocina, las podrás ir viendo aquí. El bizcocho de chocolate que os enseño hoy, corresponde al bizcocho de la portada del libro. Próximamente, os enseñaré la tarta que hice con él. Espero que os guste y no perdáis de vista esta receta.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE PARA TARTAS DE CUMPLEAÑOS

INGREDIENTES:

· 155 gr. de harina de todo uso (1 1/3 cups)

· 57 gr. de cacao puro ( ½ cup)

· ¾ de cucharilla de té de bicarbonato ( ¾ teaspoon)

· ½ de cucharilla de té de levadura tipo Royal ( ½ teaspoon)

· ¼ de cucharilla de té de sal (1/4 teaspoon)

· 145 gr. de mantequilla a temperatura ambiente (1 ¼ sticks)

· 90 gr. de azúcar moreno (1/2 cup)

· 112 r. De azúcar normal (1/2 cup)

· 3 huevos grandes (“L”) a temperatura ambiente

· 1 cucharadilla de las de té de extracto puro de vainilla (1 teaspoon)

· 60 gr. de chocolate de cobertura, derretido y frío (2 ounces)

· 140 ml. de buttermilk o leche entera con una cucharada de limón a temperatura ambiente (1/2 cup)

· 140 ml. de agua hirviendo

· 115 gr. de chocolate semidulce o chocolate con leche, finamente picado o minichips de chocolate. (opcional. Yo no le puse).

DSC_0089_phixr(1)

ELABORACIÓN:

En primer lugar, preparamos el molde en el que vamos a elaborar el bizcocho; El bizcocho está hecho en un molde redondo de 22´5 cm. de diámetro ( 9” por 3”). Engrasamos todo el molde con mantequilla y después espolvoreamos harina por todo el interior, retiramos el exceso de harina. Cortamos un papel de horno con forma redonda para colocar en el fondo del molde y lo ponemos. (esto se hace para que no se hornee demasiado la base del bizcocho, es totalmente recomendable para que no se nos seque la parte inferior del bizcocho). Colocamos el molde sobre una bandeja del horno.

***es importante colocar el molde sobre la bandeja del horno. No sobre la rejilla solamente, ya que de esta manera, protejemos doblemente la base del bizcocho.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 12 minutos aproximadamente.( en mi caso, pero cada uno deberá hornear el bizcocho como lo hace habitualmente),

Para elaborar la masa del bizcocho:

Tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato, la levadura y la sal, todo junto.Con una batidora de varillas o robot de cocina tipo Kitchen Aid, mezclamos la mantequilla a velocidad media hasta que esté esponjosa y cremosa. Añadimos los dos tipos de azúcares y continuamos batiendo otros 3 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está todo perfectamente mezclado. Añadimos los huevos de uno en uno, no echando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado en la crema de mantequilla.

Echamos la vainilla. No hay que preocuparse si la mezcla parece cortada, es normal. En este punto, reducimos la velocidad del mezclador y añadimos el chocolate derretido y frío, cuando está totalmente incorporado, se añaden los ingredientes secos alternándolos con el buttermilk o leche, añadiendo las harinas en 3 veces y la leche en 2 ( se empieza y termina con los ingredientes secos); parar la máquina, y con la espátula bajar la masa que se haya podido quedar en los laterales del bowl y seguir mezclando solamente hasta que los ingredientes hayan desaparecido en la masa.

En este punto, la mezcla estará espesa, como si se tratase de un frosting. Continuamos a baja velocidad e incorporamos el agua hirviendo, la cual aligerará la masa considerablemente, volvemos a recoger con una espátula la masa que se haya podido quedar en los laterales del bowl y mezclamos. Añadimos el chocolate picado (en caso de que lo usemos)

Volcamos la masa resultante en el molde, y metemos al horno, bajamos la temperatura del horno a 175º con calor abajo-turbo y horneamos durante 40 /45 minutos, hasta que veamos que el bizcocho está bien cocido. Introducimos una aguja en el centro del bizcocho y si ésta sale sin masa adherida, quiere decir que ya está hecho. No preocuparse si se craquela la parte superior del bizcocho, esto es normal.

Sacamos la bandeja con el molde del horno y lo dejamos reposar 5 minutos, pasado este tiempo, desmoldamos sobre una rejilla y quitamos el papel de horno que estaba sobre la base. Dejamos enfriar sobre la rejilla.

DSC_0060_phixr

Una vez frío, se puede envolver en plástico film y dejarlo que se asiente hasta el día siguiente. También se puede usar una vez esté completamente frío o bien, se puede congelar hasta 2 meses.

Cuando vayamos a usar el bizcocho, se divide en 3 capas, bien cortándolo con un cuchillo de sierra, o con un aparato especial para dividir bizcochos en capas.

***Es un bizcocho endiabladamente oscuro y chocolatoso (debido a la adicción de los tres tipos de chocolate, o sea, cacao en polvo, chocolate de cobertura y chocolate semidulce o con leche).

***Es un bizcocho húmedo y un poco esponjoso tomado a temperatura ambiente, en cambio si lo tomamos frío de la nevera, resulta un bizcocho húmedo pero más denso y firme, mucho más parecido a un intenso y dulce pastel de chocolate. Es ideal en cualquiera de las dos texturas.

DSC_0077_phixr

By

Cupcake de chocolate

DSC_0566_phixr

Esta es la receta básica para hacer cupcakes de chocolate, de todas las recetas que he probado y experimentado, sin lugar a dudas, me quedo con ésta. Así que no voy a poner más opciones de cupcakes de chocolate, porque para mí, esta receta es la ideal y definitiva. Cumple con todos los requisitos necesarios para disfrutar de un delicioso cupcake de chocolate. ¡comprobadlo vosotr@s mismos!

CUPCAKES DE CHOCOLATE

INGREDIENTES: (para 18 cupcakes)

· 3 huevos

· 250 gr. de azúcar

· 125 gr. de aceite de girasol

· 125 gr. de leche entera

· 10 gr. de levadura

· 150 gr. de harina

· 100 gr. de cacao puro en polvo

· 1 cucharadita de las de té de bicarbonato.

· 1 cucharada de zumo de limón

· pizca de sal

DSC_0574_phixr

ELABORACIÓN:

En un bol amplio tamizamos y mezclamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la pizca de sal. (o sea, los ingredientes secos). Reservamos.

A la leche le añadimos la cucharada de zumo de limón y la dejamos reposar unos 10 minutos, notaremos que parece que se nos ha cortado, no os preocupéis porque así precisamente es la textura que queremos obtener (buttermilk).

Por otro lado, con una batidora de varillas o robot adecuado, batimos los huevos y le vamos añadiendo el azúcar en dos o tres tandas, lo batimos bien hasta que veamos que ha doblado el volumen y que adquiere una textura de crema pálida. Sin dejar de batir, incorporamos poco a poco el aceite, en forma de hilillo, una vez que está bien integrado el aceite en la crema, añadimos la leche de la misma manera, o sea, en chorrillo y poco a poco.

Añadimos la mezcla de harinas y removemos, esta vez con espátula o varillas manuales y suavemente, con movimientos envolventes. En cuanto tengamos una crema homogénea, dejamos de mezclar, no hay que castigar demasiado el batido.

Dejamos reposar la masa unos 5 minutos. Mientras aprovechamos para preparar un molde para magdalenas o cupcakes rígido y colocamos dentro los capacillos de papel. Rellenamos con la masa, cada capacillo hasta la mitad de su capacidad. Colocamos sobre la bandeja del horno y horneamos en horno precalentado a 180º durante 15 ó 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, comprobamos que ya están hechos introduciendo un palillo en el centro de una magdalena, si sale seco, quiere decir que ya están horneados y los sacamos. En caso contrario, los dejamos unos minutos más.

Sacamos del horno, los dejamos reposar 5 minutos y los sacamos del molde rígido, dejamos enfriar sobre rejillas.

***Una vez hechos, se pueden conservar hasta una semana guardados en un recipiente hermético y hasta 3 meses en el congelador.

***Resultan unos cupcakes de chocolate absolutamente deliciosos, esponjosos, llenos de sabor y muy mullidos. Muy fáciles de comer.

***No conviene llenarlos más de la mitad de su capacidad, ya que lo que queremos es que lleguen al borde del papelillo, no necesitamos que hagan copete. En caso de que sobresalgan mucho del capacillo, se les corta lo que sobresalga con un cuchillo de sierra.

DSC_0579_phixr