By

Tarta mousse de chocolate blanco con fresa

_DSC0433_phixr

Con un pedacito de esta tarta seréis capaces de enamorar a cualquiera;  Si necesitáis una rica tarta para celebrar el día de San Valentín...  ¡No busquéis más!… Ya la habéis encontrado; Una deliciosa combinación de mousse de chocolate blanco con un afrodisíaco  coulis de fresa que os sorprenderá en cada bocado.

TARTA MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO CON FRESA

INGREDIENTES:

· Plancha de bizcocho de almendra

· Mousse de chocolate blanco

· Coulis de fresas o mermelada de fresas

_DSC0184_phixr

ELABORACIÓN:

Plancha de bizcocho de almendra: (para una plancha de 30 por 40)

 

· 250 gr. de huevos (4 aprox.)

· 125 gr. de azúcar

· 110 gr. de harina

· 50 gr. de almendra en polvo

Primeramente, emulsionamos los huevos con el azúcar, es decir, batimos enérgicamente los huevos con el azúcar hasta que se convierta en una crema blanquecina que doble el volumen, esto se consigue mucho mejor si nos ayudamos de unas varillas eléctricas o robot similar, aunque también se puede hacer a mano, con unas varillas manuales. El tiempo de batido dependerá del método utilizado, pero necesitaremos un mínimo de 10 minutos para conseguir el punto deseado.

Por otro lado, tamizamos la harina con la almendra en polvo y se la incorporamos a la crema de huevos y azúcar. Lo hacemos en forma de lluvia y lo incorporamos con suavidad, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, dejamos de mezclar en cuanto desaparece la harina en el batido. En caso de hacerlo con un robot tipo Kitchen Aid, bajamos la velocidad al mínimo y batimos lo imprescindible hasta que tengamos una mezcla homogénea.

Preparamos una bandeja de horno, la forramos con papel de hornear, metemos la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y ancha y escudillamos sobre el papel de horno. Damos un par de golpes secos sobre la encimera (para sacar el aire) y horneamos.

En horno precalentado a 200 º con calor arriba-abajo-turbo, introducimos la plancha de bizcocho y bajamos la temperatura a 190º con calor abajo-turbo, mantenemos la plancha durante 10/12 minutos hasta que veamos que se dora ligeramente la parte superior y vemos que está más o menos seca.

***La cocción para una plancha de bizcocho, la temperatura de cocción será alta, facilitando de esta forma, la pronta formación de una capa exterior caramelizada y evitando una vaporación excesiva en la elaboración creando un bizcocho esponjoso, jugoso y flexible.

***El desmoldado del bizcocho plancha se debe realizar una vez que la elaboración esté fría, de lo contrario el azúcar no ha acabado de cristalizar, aglutinando en menor medida toda la elaboración, pudiéndose romper ésta por el poco grosor y la gran superficie que posee.

_DSC0201_phixr

Mousse de chocolate blanco

· 250 ml. de leche

· 50 gr. de azúcar

· 100 gr. de yemas de huevo

· 6 hojas de gelatina o 1 sobre de gelatina en polvo

· 250 gr. de chocolate de cobertura blanco (tipo Nestlé)

· 550 gr. de nata para montar

Primeramente, ponemos a hervir la leche, por otro lado en un bol, mezclamos las yemas con el azúcar (no hay que montarlas, batirlas bien con las varillas manuales), vertemos la leche recién hervida sobre la mezcla de yemas y huevos y preparamos una crema inglesa.

Para ello, vertemos la leche en forma de hilillo sobre la crema de huevos (es imprescindible hacerlo en forma de hilillo ya que si lo echamos de golpe, se nos cuajarían las yemas). Mezclamos sin formar espuma. Colamos la mezcla por un colador al mismo recipiente donde se ha hervido la leche, poniéndolo al calor de nuevo, removiendo mientras esté en el fuego con una espátula de madera, hasta que la crema obtenida tenga una densidad que permita napar la espátula al sacarla de la crema. Lo más importante es que la crema NO HIERVA , ya que si esto ocurriera, la crema se cortaría.

Todavía en caliente añadirle la gelatina previamente rehidratada (si usamos hojas de gelatina, deberán haber estado unos 10 minutos en agua fría, después escurridas y se añaden a la crema inglesa. En caso de usar gelatina en polvo, se vierte el sobre sobre un poco de leche templada y vemos que en poco tiempo se esponja.).

Después de la gelatina, una vez que está bien disuelta, añadimos la cobertura de chocolate blanco fundida.

Cuando la crema esté fría, pero sin coagularse, añadimos la nata semimontada sin azúcar, la incorporaremos con delicadeza, con movimientos suaves y envolventes, para que quede una mousse aireada y esponjosa.

_DSC0180_phixr

Coulis de fresas

· 250 gr. De fresas

· 125 gr. de azúcar

· unas cucharadas de agua

Lavar las fresas, cortarles el rabo seguidamente y trocear. Poner en un cazo al fuego junto con el azúcar y unas cucharadas de agua. Cocer convenientemente hasta que veamos que la fruta está blanda. Si vemos que se nos está quedando seco, añadimos un poco más de agua, pero es conveniente empezar con poco agua, ya que la fruta suelta luego mucho líquido y así no corremos el riesgo de que nos quede un coulis demasiado líquido.

Una vez blanda la fruta, trituramos, dejamos enfriar y guardamos en un biberón de plástico hasta su utilización.

***También podemos utilizar una buena mermelada de fresas, se pone al fuego con un poco de agua, dejamos que hierva unos minutos, la trituramos, y reservamos hasta su uso.

MONTAJE DE LA TARTA

En primer lugar, cortamos la plancha de bizcocho de tamaño un poco inferior al diámetro de nuestro molde desmontable. Dejaremos como 1 cm. alrededor el molde. Emborrachamos el bizcocho, bien con un almíbar o como en mi caso, una capa fina de coulis de fresa. .

Volcamos la mousse que tenemos preparada sobre la plancha de bizcocho, alisamos la superficie y procedemos a realizar la decoración.

Realizar ese serigrafiado es muy sencillo. Con el coulis en el biberón de plástico trazamos una linea rodeando toda la tarta y en espiral hasta el centro de la tarta..

Con una aguja de hacer punto, la introducimos un poco en la mousse y vamos trazando círculos alrededor de la tarta hasta llegar así al centro de la tarta y el resultado es así de espectacular. Metemos en la nevera para que se endurezca la mousse y dejamos unas cuantas horas, mejor de un día para otro.

Una vez cuajada, se puede congelar o bien se desmolda para su consumo.

_DSC0222_phixr

By

Tarta cochecito de bebé (fondant)

DSC_0042_phixr

Esta es la tarta con la que festejamos los dos añitos de mi sobrina y ahijada Irene. La verdad es que es una tarta laboriosa (como todas las tartas fondant), pero solamente con ver la carita de la niña y del resto de la familia cuando la vieron, bien vale todo el trabajo y esfuerzo que conlleva.

La tarta está inspirada en una de Debbie Brown, cuyo libro “50 easy party cakes” fue un regalo de estas navidades. Está hecha íntegramente con fondant de nubes, no queda tan profesional como si utilizásemos fondant comprado, pero por lo menos está al alcance de todo el mundo.

La tarta fue un éxito, tanto por la decoración como por su sabor… vistosa y sabrosa a la vez…

TARTA FONDANT CARRITO DE BEBÉ

 

INGREDIENTES:

· Bizcocho básico para tartas fondant

· Almíbar de fresa

· SMBC (Swiss meringue buttercream)

· Fondant de nubes

· Base de tarta redonda de 30 cm.

· Complementos: espirales de regaliz, regalices,

DSC_0022_phixr

ELABORACIÓN:

· Para el bizcocho básico, pinchad sobre la palabra Bizcocho básico para tartas fondant y tendréis el bizcocho que he utilizado para hacer la tarta.

· Preparar un almíbar de fresa (se puede hacer de cualquier otro sabor) con 300 ml. de agua y 150 gr. de azúcar, para ello, ponerlo en un cazo y llevarlo al punto de ebullición, bajar el fuego y dejarlo hirviendo suavemente durante 5 minutos aproximadamente. Retirar del fuego, dejar entibiar y añadirle el sabor elegido, (en mi caso, al ser una tarta infantil, lo he aromatizado con 2 cucharadas de Nesquik de fresa).

***No me gusta que quede demasiado dulce la tarta, por eso, utilizo esa proporción de azúcar en el almíbar, que cala el bizcocho, haciéndolo más jugoso, pero que no lo endulza excesivamente.

· Preparar la crema de relleno de la tarta, he utilizado la SMBC, para ver la receta, pinchad sobre la palabra Swiss meringue buttercream y podréis ver su elaboración. En este caso la he saborizado con 100 gr. de chocolate blanco.

DSC_0027_phixr

· Elaborar fondant de nubes para decorar la tarta, para hacerlo he utilizado 1 bolsa de 200 gr. de nubes para la base de la tarta y el osito (para el color malva) + azúcar glass + colorante líquido de color rojo y azul.(Dr. Oetker)

3 bolsas de 200 gr. para hacer el cochecito y la capota + azúcar glass + colorante rojo.

½ bolsa de nubes para hacer la colcha, la almohada, y el bebé + azúcar glass + colorante amarillo.

** Para ver un paso a paso de la elaboración de fondant de nubes, pinchad en éste blog y Cristina os enseña, con un excelente paso a paso, la forma de elaborarlo.

 

MONTAJE DE LA TARTA

Primeramente, prepararemos la base donde vamos a colocar la tarta. Para ello he usado un cúmen de 30 cm. y encima le he pegado un corcho. Preparamos una tanda de masa fondant de nubes de color malva ( para ello, he usado 200 gr. de nubes+azúcar glass necesario+colorante líquido azul y rojo).

Obtendremos aproximadamente 375 gr. de fondant, extendemos 315 gr. en forma redonda para cubrir la base de la tarta. Con un poco de pegamento comestible, lo pegamos al corcho y dejamos que se seque.

Para hacer el osito: Con 25 gr. de fondant malva, modelamos la cabeza del osito, con 7 gr. de malva modelamos el morro plano del oso, con el resto, hacemos dos salchichas cilíndricas, que serán los brazos. Con los restos que nos vayan sobrando, hacemos círculos que servirán para decorar el cochecito. Se pegan con un poco de agua sobre el fondant rosa. Hacemos dos bolitas para las orejas. Con un palillo de cóctel hacemos hendiduras en las orejas. Con un cuchillo afilado, formamos la sonrisa y la nariz. Con unos palillos, marcamos los ojos. Reservamos.

Para rellenar la tarta: Primeramente, cortamos la parte superior del bizcocho para que nos quede plano. Modelamos el bizcocho con la forma del cochecito y seguidamente lo dividimos en 3 capas. Calamos las tres capas con el almíbar de fresa que tenemos previamente preparado. Utilizamos todo el almíbar. Colocamos la base sobre una bandeja de pastelería y rellenamos con 1/3 del SMBC, colocamos la segunda capa de bizcocho y distribuimos otro tercio de crema SMBC, encima colocamos la tercera capa y extendemos una fina capa de crema de mantequilla por todo el bizcocho (nos servirá de pegamento para el fondant).

DSC_0070_phixr

Para el fondant de nubes rosa: Realizamos un fondant de nubes con 3 bolsas de 200 gr de nubes + azúcar glass + colorante alimenticio de color rojo. Cogemos una porción de 140 gr. y le damos forma de salchicha, la colocamos en la parte superior del bizcocho, delimitando todo el perímetro, creando una especie de labio. Dar la vuelta al bizcocho, colocando la parte de abajo arriba.

DSC_0006_phixr

Extender el resto del fondant rosa y colocarlo sobre la parte de abajo del bizcocho (que ahora estará arriba). Cubrir el pastel totalmente, alisando el fondant y pegándolo a todo el pastel. Colocar un lazo de color rosa en la parte de abajo, dejar un poco, para que haga de volante y cortar el excedente.

Dar la vuelta al pastel con cuidado y colocarlo sobre la bandeja de presentación. Con lo que nos ha sobrado, formar dos rollos para hacer la capota del cochecito. Coger una pequeña bolita para hacer la nariz del osito.

Para la sábana y la almohada: Con nubes de color blanco hacer un fondant y extender para hacer una sábana bajera (que cubra el cochecito), con el resto, formar una almohada y colocarla en la parte delantera del coche.

Para la colcha: Colorear fondant de nubes para hacer la colcha (75 gr.) Extenderla y cortar con una rueda dentada para darle forma ovalada. Con una pequeña porción, hacer el rizo del bebé.

Para el bebé: Con unas cuantas nubes de color blanco y rosa + azúcar glass formar un fondant de nubes (90 gr.) para hacer la cabeza del bebé. No se añade ningún colorante, ya que la mezcla de nubes blanca y rosa nos da ese color rosado de bebé.

Formarle la boca, los ojos y con una pequeña bolita hacerle la nariz, pegarla con un poco de agua. Colocarle el rizo de color amarillo que habíamos hecho previamente.

Para las ruedas y el manillar: Comprar unas espirales de regaliz negro para hacer las ruedas. (en mi caso, como quedaban pequeñas, he comprado 8 ruedas de regaliz y he unido dos para formar 1 rueda, las he colocado en el carrito con un palillo).

Comprar un regaliz negro para simular el manillar de cochecito y colocarlo, presionando sobre el pastel.

DSC_0040_phixr(1)

By

Tarta navideña de crema de castañas y chocolate blanco

DSC_1244_phixr

Si todavía no tienes decidida la tarta para Nochevieja o Año Nuevo, estás de enhorabuena porque has llegado a tiempo y con esta tarta se han acabado tus quebraderos de cabeza. Esta tarta navideña de crema de castañas y chocolante blanco nos sirvió para la cena  familiar de  Nochebuena, y fue un éxito absoluto, gustó a todo el mundo, alguno incluso dijo que era la tarta de mousse más rica que había probado nunca.

El resultado es una mousse suave, con un sabor indescriptible pero buenísimo, la mezcla de bizcocho de castañas, chocolate blanco, crema de castañas y dulce de leche es perfecta, y encima acabas con una cobertura de chocolate negro que hace que cada bocado sea una auténtica delicia. Además cumple todos los requisitos para ser el postre de honor en estos días tan especiales: es una mousse nada empalagosa, suave y ligera para después de comidas copiosas, se puede hacer con muchísima antelación (ya que admite perfectamente el congelado) y tiene ingredientes claramente navideños.

Espero que hagáis esta que es una de mis recetas de navidad preferidas y me contéis el resultado. Aprovecho para desear a todo el mundo un Feliz Año. Yo intentaré seguir endulzando la vida a todo el mundo que llegue a Magia en mi cocina 😉


TARTA NAVIDEÑA DE CREMA DE CASTAÑAS Y CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES: (para un molde de 35 por 23) 15/20 raciones

Para el bizcocho de castañas:

· 150 gr. de crema de castañas

· 2 yemas pequeñas

· 90 gr. de harina

· 3 claras de huevo

· 75 gr. de azúcar

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche:

· 150 gr. de chocolate blanco (100 gr)

· 200 ml. de nata líquida (150 ml)

· 100 ml. de leche (50ml)

· 150 gr. de azúcar (100 gr)

· 1 sobre de gelatina o 6 hojas (1 sobre o 4 hojas)

· 450 gr. de crema de castañas (300 gr)

· 500 ml. de nata montada (300 gr)

· 3 yemas (2 yemas)

· 100 ml de dulce de leche (65 ml)

Para la cobertura:

· 200 gr. de chocolate de cobertura (150 gr)

· 100 ml. de nata (75ml)

· 1 cucharada de mantequilla

Para la decoración:

· Chocolate de cobertura negro

· Chocolate de cobertura blanco

**Entre paréntesis pongo las cantidades para un molde redondo de 25 cm.

DSC_1299_phixr

ELABORACIÓN:

Para la plancha de bizcocho de castañas, montaremos las claras a punto de nieve bien firme y reservamos. Por otro lado, juntamos las yemas y el azúcar y con unas varillas eléctricas las montamos también, batimos sin parar hasta que adquieren un color blanquecino, aumentan el tamaño y quedan como una crema.

A esta crema de yemas y azúcar le añadimos la crema de castañas, a partir de ahora toda la manera de introducir los ingredientes será con varilla manual, movimientos suaves y envolventes, moviendo la varilla de abajo hacia arriba procurando siempre que se unan bien los ingredientes pero sin castigar la mezcla, sobre todo para que no se nos baje, ya que no lleva levadura y la forma de subir y quedar esponjoso la plancha de bizcocho es por el efecto de las burbujas de aire que introducimos en la masa.

Por lo tanto, añadimos la crema de castañas, como ya he dicho, una vez bien incorporada se añaden las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas, seguidamente se incorpora la harina tamizada. Mezclamos con suavidad hasta que todo esté bien mezclado.

Preparamos una plancha, o bien la bandeja del horno, la forramos con papel de hornear. La masa del bizcocho se puede echar a la bandeja de dos formas, o bien directamente del recipiente donde la hemos batido, y luego alisándola bien con una espátula para que quede igual por todos los lados, o bien, se introduce la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y algo ancha y se va rellenando toda la bandeja o plancha. Primero se hace un marco con masa por todo el borde y después se va cubriendo con filas hasta tapar toda la bandeja. Se iguala con la espátula por si nos ha quedado algún hueco.

***A mí, concretamente, me gusta más este segundo método, ya que de esta manera te aseguras que hay exactamente la misma cantidad de masa en toda la plancha, lo que le da un acabado y aspecto mucho más profesional.

Una vez tenemos la masa lista, introducimos en horno precalentado a 200º, bajamos la temperatura a 190º y horneamos unos 8/10 minutos hasta que veamos que comienza levemente a dorarse, si vemos que al presionar la masa con el dedo, ésta vuelve a su sitio, significa que ya está listo.

Una vez horneado, sacamos la plancha del horno, dejamos enfriar unos minutos, damos la vuelta y retiramos el papel con cuidado. Dejamos que se termine de enfriar.

DSC_1240_phixr

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche, primeramente montamos la nata ( 500 ml) y reservamos. Hidratamos el sobre de gelatina en 50 ml. de leche fría, el resto de la leche ( 50 ml) la calentamos y una vez hidratada la gelatina juntamos con la leche caliente y mezclamos bien hasta que se disuelva.

Por otro lado, ponemos un cazo al fuego y cocemos la nata líquida (200 ml) con el azúcar, retiramos cuando rompa a hervir, añadimos las yemas de huevo y batimos enérgicamente, las añadimos de una en una teniendo la precaución de que no cuajen, para ello hay que batir con rapidez y enérgicamente. Incorporamos entonces la gelatina hidratada (que teníamos reservada) y el chocolate blanco (que habremos fundido previamente), deshaciendo todo bien.

A continuación, añadimos la crema de castañas, mezclamos con las varillas y una vez bien mezclado, añadimos la nata montada que teníamos reservada en la nevera.

La nata se incorporará de la siguiente manera: cogemos algo menos de 1/3 de la nata y la mezclamos con vigor, con fuerza, batiendo bien (esto se hace para igualar texturas), el resto de la nata se incorpora de forma suave, con movimientos envolventes y con delicadeza para que coja aire y nos quede la textura mousse.

El dulce de leche lo incorporaremos en el montaje de la tarta ( no es que me haya olvidado de él)

DSC_1307_phixr

Para la cobertura de chocolate, ponemos en un cazo la nata (100 ml.) hasta llevar al punto de ebullición, retiramos del fuego y volcamos la nata sobre el chocolate de cobertura que tendremos troceado en un bol. Removemos hasta que se funda todo el chocolate, incorporamos la cucharada de mantequilla (sirve para darle brillo) y removemos hasta obtener una crema brillante y sin grumos. Es conveniente remover siempre hacia el mismo lado, sin batir, si no, dando vueltas con la espátula, para que no nos salgan burbujitas (por lo menos, las mínimas posibles). Dejamos entibiar.

Para el montaje de la tarta:

Preparamos un molde desmontable, para ello, cortamos una bandeja de cartón de pastelería de la medida de la base del molde. La colocamos en el molde. Recortamos la plancha de bizcocho de castañas de la medida de la base y colocamos.

***En mi caso, al hacerlo en un molde desmontable de teflón, he cubierto los laterales del molde con unas tiras de papel de hornear, para que luego sea más fácil y perfecto el desmoldado.

Volcamos la mousse sobre la base y la igualamos con una espátula. Calentamos un poquito el dulce de leche (para que quede más fluido) pero SOLO un poquito, entibiarlo y echamos en hilillo por toda la superficie de la mousse. Con una brocheta de madera, removemos un pelín para que se introduzca en la mousse (esto hará que nos aparezcan hilillos de dulce de leche en algunos bocados de la tarta al comerla.

***Si movemos el dulce de leche con cierta gracia, podremos observar que nos quedan unas figuritas o aguas muy decorativas en la superficie.

Metemos en la nevera para refrigerar la tarta y que se endurezca durante unas cuantas horas, mejor toda la noche.

Una vez cuajada la mousse, tenemos dos opciones, o congelarla y terminar la decoración el día que se vaya a usar o proceder a ponerle la cobertura de chocolate (que deberá estar tibia, casi fría, NUNCA caliente, porque se fundiría con la mousse).

***A mí, particularmente, me gusta congelarla, ya que adelantas mucho trabajo y luego, se desmolda recién sacada del congelador y los bordes quedan muchísimo mejor, con un acabado más profesional.

DSC_1284_phixr

Una vez montada, se hacen filigranas con chocolate de cobertura blanco y negro. Podéis ver este vídeo que es una maravilla a la hora de trabajar el chocolate, os da ideas para decorar. Yo concretamente, he hecho los hilos de chocolate y los cuadraditos que decoran todo el borde gracias al vídeo 😉

Por otra parte, el bizcocho de castañas y la mousse están inspirados en “El gran libro del huevo”, de Mario Sandoval.

By

Biscuit de plátano

DSC_0589_phixr

Hoy en día, sin lugar a dudas, existen  productos novedosos basados en la investigación exhaustiva de afamados cocineros que pretenden, comercializándolos, acercarnos a los aficionados y cocinillas a esos maravillosos postres que ellos preparan en sus laboratorios.

Para muestra, un botón: este biscuit de plátano, elaborado a partir de un cremoso de plátano (unos copos liofilizados de plátano) que con solamente 25 gr. de producto nos permiten elaborar un postre helado delicioso, con un  intenso sabor a plátano y que utilizando un gracioso molde de silicona puede resolvernos una de las recetas de navidad como puede ser el tan temido postre de esos días 😉

El cremoso de plátano en copos que se prepara helado ha sido gentileza de Fernando Canales, cocinero y dueño del restaurante Etxanobe, con una estrella Michelín, que es compañero blogero en EITB con su blog de recetas gastronómicas y que ha tenido la amabilidad de enviarme el producto para probarlo. Y es que Etxanobe participa en esta línea de productos que han llamado “Artaza Gourmet” y además, tengo el honor de que Fernando conozca este humilde blog 😉

Este es el resultado. Os dejo mi propuesta, por si os apetece …

DSC_0596_phixr

BISCUIT DE PLÁTANO

 

INGREDIENTES (para 6 personas):

· 300 gr. de leche

· 3 huevos

· 200 gr. de chocolate blanco

· 25 gr. de cremoso de plátano liofilizado

· Para decorar:

· 120 gr. de chocolate de cobertura

· rodajas de plátano

DSC_0605_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, montamos los huevos con la batidora eléctrica de varillas, durante unos 5 minutos, hasta que veamos que nos queda una crema blanquecina que ha doblado el volumen.

Mientras tanto, fundimos el chocolate blanco en el microondas o al baño maría ( este último método me gusta más).

Mezclamos la leche con el cremoso de limón. (en la práctica, es como añadir copos de patata a la leche para hacer un puré. La leche estará fría). Cuando se ha disuelto el cremoso de plátano con la leche, notamos que ha espesado la mezcla, reservamos.

Añadimos el chocolate blanco derretido y tibio y el cremoso de plátano a los huevos y mezclamos con una varilla.

Ponemos la mezcla en flaneras, en un molde rectangular, en moldes de silicona con formas atractivas… y las metemos al congelador unas 12 horas aproximadamente hasta que se solidifique.

Preparamos un chocolate caliente con el chocolate de cobertura, para ello lo derretimos en el microondas o al baño maría.

A la hora de emplatar el biscuit de plátano, sacamos los moldes del congelador, colocamos en un plato y salseamos con el chocolate caliente. Se bañan los trozos de chocolate en el chocolate y se colocan un par de piezas en cada plato.

Para desmoldar, al utilizar moldes individuales de silicona, salen con mucha facilidad manteniendo la forma del molde.

Sacar del congelador un poco antes de servir, para que se vaya atemperando.

DSC_0591_phixr

By

Tarta de chocolate con forma de queso con ratones

DSC_0038_phixr

Esta fué la tarta que eligió mi hija para celebrar su décimoprimer cumpleaños con sus amigas. La idea la cogimos del blog francés Amuses bouche, que tiene unas tartas infantiles preciosas y muy variadas.

La verdad es que solamente tomamos la idea y el diseño (que no es poco), ya que tanto los bizcochos, como los rellenos, la cobertura y la decoración son totalmente distintos a los que nos proponen en el blog.

Queda una tarta muy vistosa, original y no es demasiado difícil de hacer. Quiero hacer especial hicapié en el relleno de trufa cocida. Me ha encantado la firmeza que tiene, ya que aguanta perfectamente el paso de las horas (incluso días), se extiende muy bien, y su textura es suave y esponjosa. Totalmente recomendable. Yo, sin duda, la voy a utilizar mucho de ahora en adelante.

En cuanto a la decoración, decir que yo he utilizado fondant de nubes para hacer los laterales y los ratones, pero también se puede hacer perfectamente con mazapán.

En realidad, esta tarta es otra versión de la archiconocida Tarta “marditos roedores”

TARTA DE CHOCOLATE CON FORMA DE QUESO CON RATONES

 

INGREDIENTES:

1. Planchas de bizcocho

2. Relleno: trufa cocida

3. Cubierta: SMBC de chocolate blanco (crema de mantequilla de chocolate blanco)

4. Decoración: fondant de nubes

DSC_0040_phixr

1.-PLANCHA DE BIZCOCHO: (para 2 planchas de 30 x 40)

• 500 gr. de huevos ( 8 huevos aprox.)

• 250 gr. de azúcar

• 250 gr. de harina tamizada

ELABORACIÓN:

En primer lugar, emulsionar los huevos con el azúcar hasta lograr triplicar la mezcla y obtener una crema blanquecina muy bien batida, para ello, es preferible utilizar una batidora eléctrica de varillas.

En segundo lugar, se añade la harina ( mejor tamizada dos veces), se añade poco a poco y se mezcla con varillas manuales, muy suavemente, con movimientos envolventes, lo justo para integrar la harina en la mezcla de huevos.

Se coloca la masa en una manga pastelera con boquilla ancha y se escudilla sobre una plancha con papel parafinado o de horno.

Se hornea durante unos 10 minutos con calor abajo turbo a una temperatura de 200 grados, hasta que veamos que está horneado, que ha adquirido un bonito color dorado.DSC_0036_phixr

2.- RELLENO: TRUFA COCIDA

. 750 ml. De nata de montar

. 250 gr. De chocolate de cobertura

. 100 gr. De azúcar

. 100 gr. De mantequilla

ELABORACIÓN:

Hervir la nata y el azúcar, una vez alcanzado el punto, retiramos el recipiente del fuego y añadiremos el chocolate de cobertura troceado, mezclándolo con la nata con la ayuda de unas varillas hasta que esté perfectamente disuelto el chocolate y la crema obtenida sea homogénea.

Añadiremos la mantequilla troceada y a temperatura ambiente en la crema anterior, una vez bien mezclada, dejamos enfriar la mezcla, removiendo de vez en cuando hasta que esté totalmente fría.

Una vez se haya enfriado, la meteremos en el frigorífico durante 24 horas antes de utilizarla.

Transcurrido ese tiempo, se utiliza batiendo con una batidora de varillas, emulsionando la crema como si de nata montada se tratase.

*** esta trufa me ha sorprendido muy gratamente, tanto por su sabor como por su textura y firmeza. Es perfecta para rellenar, se mantiene igual con el paso de las horas, incluso días. Muy recomendable.

DSC_0106_phixr

 

3.- CUBIERTA: CREMA DE MANTEQUILLA CON CHOCOLATE BLANCO (SMBC)

***Para ver la receta, pinchad sobre Crema de mantequilla y podréis ver la elaboración de la misma. En este caso, la he saborizado con 100 gr. de chocolate blanco.

DSC_0042_phixr

DECORACIÓN: Fondant de nubes

Para elaborar el fondant de nubes de color naranja, he utilizado 150 gr de nubes (blancas y rosas), para hacer los ratones he usado 100 gr. de nubes rosas con unas gotas de colorante negro para hacer el color gris. Con un poco de cacao en polvo, se hacen las orejas y el rabo.

*** Si queréis ver cómo se elabora el fondant de nubes, pinchad sobre alguno de estos enlaces:

**Kanelaylimón

**Sugarmur

 

MONTAJE DE LA TARTA:

1.- Cortar cada plancha de bizcocho en dos partes, obtendremos de esta manera 4 planchas de 30 x 20.

2.- A una de las planchas le quitaremos como 1/3 ( este tercio nos sobrará); A otra plancha le quitaremos la mitad aprox. ( una de las mitades nos sobrará).

3.- Procederemos a montar la tarta de la siguiente manera:

. plancha de bizcocho de 30 x 20

. relleno de trufa cocida

. plancha de bizcocho de 30 x 20

. relleno de trufa cocida

. plancha de bizcocho

. relleno de trufa cocida

. plancha de bizcocho

. cubierta de crema de mantequilla con choco blanco.

Puede parecer un poco lío, pero es sencillo. Con este esquema espero facilitar el montaje.

Esquema de la tarta de ratones

4.- Se le da una capa fina de crema de mantequilla por todos los laterales de la tarta, para poder pegar después el fondant de nubes naranja. Con un sacabolas o cualquier otro objeto redondeado, dar forma de agujero a la parte superior de la tarta, simulando los agujeros del queso.

5.- Se corta el fondant de nubes naranja para cubrir los laterales y se pega.

6.- Hacemos los ratones y los colocamos encima de la tarta. ( para facilitar el trabajo, se pueden tener hechos con antelación y guardados en un tupper en la nevera).

DSC_0102_phixr

By

Corona dos chocolate

SPA52898_phixr

Esta es una forma sencilla de preparar un postre muy lucido y rico. Prácticamente lo único que hace falta es disponer de un bonito molde de silicona y en un momentito, tienes un postre válido para cualquier ocasión. Si lo adornas con un poco de gusto, queda precioso y además, al ser de chocolate, seguro que gusta a todo el mundo.

Tenía ganas de estrenar este molde de silicona tan cuco, así que lo hice con esta corona. También podeis ver otra versión, si pinchais sobre la receta de Tarta-flan dos chocolates , además, si le añadís una base por encima (que al dar la vuelta queda debajo) le dais todavía más aspecto de tarta.

Yo, para hacerla más liviana, la dejé tal cual. Espero que os guste.

SPA52937_phixr

CORONA 2 CHOCOLATES

INGREDIENTES: Para la parte blanca:

 

· 165 ml. de leche

· 165 ml. de nata

· 100 gr. de chocolate blanco

· 1 sobre de cuajada

Para la parte negra:

 

· 200 ml. de leche

· 200 ml. de nata

· 125 gr. de chocolate negro

· 1 sobre de cuajada

SPA52891_phixr

ELABORACIÓN:

Poner en un cazo al fuego la leche (dejando un poquito en un vaso para disolver la cuajada), añadir la nata y remover. Cuando esté bien caliente, añadir el sobre de cuajada disuelto en la leche que habíamos reservado y mezclar.

Echar el chocolate blanco partido en trozos pequeños y remover hasta que se deshaga. Mover continuamente, sin parar hasta que llegue a hervir.

Una vez alcanzado el punto de ebullición, verter con cuidado dentro del molde de silicona seleccionado y comenzar a preparar la parte de color negro.

Para preparar la parte negra, haremos exactamente lo mismo que con la blanca, solamente que utilizando el chocolate de cobertura negro.

Una vez que haya llegado a hervir, se vuelca sobre la parte blanca (que habrá tenido tiempo suficiente para cuajar). Se le hace en la superficie de la parte blanca unas hendiduras o rayas con un tenedor (no muy profundas) para que se pegue bien la crema negra y luego a la hora de cortarla no se separen las dos capas.

Se vierte la crema negra sobre la blanca con mucho cuidado, suavemente, poniendo un cucharón del revés y volcando la crema sobre él, para que no caiga a chorro sobre la cobertura blanca y no se mezcle.

Se deja enfriar en el mismo sitio, hasta que cuaje bastante y después se mete en la nevera para que termine de enfriarse.

Se desmolda sobre un plato y se decora al gusto.

SPA52929_phixr

By

Tarta-flan dos chocolates

Esta tarta se hace en un momento, presentada en un molde bonito luce un montón, se trata de una versión de la tarta tres chocolates (en este caso, dos) , no lleva ningún tipo de base , con lo que hace que resulte más ligera y apetecible. Una vez más, la idea la he tomado del blog de Auro, cuando ví que tenía el mismo molde que ella, no dudé ni un momento en hacerla.
TARTA-FLAN DOS CHOCOLATES:
INGREDIENTES: 

. 500 ml de nata
. 500 ml de leche entera
. 150 gr de chocolate de cobertura
. 150 gr de chocolate blanco
. 2 sobres de cuajadas

ELABORACIÓN:

Se ponen 250 ml de nata y 250 ml de leche en un cazo, se separa un vasito y se disuelve 1 sobre de cuajada en él. Una vez que está bien disuelta la cuajada, se vierte en el cazo y se pone al fuego, se añade el chocolate negro troceado y se comienza a remover, se mueve continuamente hasta que se haya disuelto el chocolate , poco a poco se va aumentando el calor del fuego hasta que rompa a hervir. En este momento, se vuelca la mezcla dentro de un molde de silicona y se deja reposar.

Aprovechamos para hacer la capa de chocolate blanco, procediendo de la misma forma que hemos hecho con el chocolate negro.
Una vez que tenemos lista la crema de chocolate blanca, haremos unas pequeñas marcas con un tenedor sobre la mezcla negra para que al cortar luego las porciones no se separen las dos capas. Vertemos la mezcla blanca sobre la negra con cuidado, poniendo un cucharón y echando la crema sobre él, para que no caiga de golpe, sino suavemente.
Dejamos enfriar en el mismo sitio donde tenemos el molde y una vez que ha endurecido un poco , se lleva a la nevera a refrigerar. Mejor hacerlo de un día para otro.