By

Galletas para decorar

DSC_0358_phixr

Las galletas decoradas son un mundo aparte dentro de la repostería. Junto con los cup-cakes y las tartas fondant hacen furor  en muchos blogs, existen verdaderas artistas decorando de mil maneras diferentes las masas de galletas  y además, con resultados realmente sorprendentes.En nuestras pastelerías empiezan a verse tímidamente alguna cosita, pero nada que ver con lo que tenemos por la red.

Particularmente, prefiero otro tipo de pastas o galletas, me parece que las galletas decoradas con glasa o fondant quedan demasiado dulces y encuentro que otro tipo de pastitas, tipo las de té, de manteca, con frutos secos… van más a tono con mis gustos. Eso sí, hay que reconocer que estas galletas decoradas son vistosas, impresionan cuando las ves y además como detalle para bodas, bautizos, navidades… quedan fenomenal.

He probado diferentes masas en mis tímidos flicteos con este tipo de galletas y por sus características, facilidad a la hora de moldear, comportamiento ante el horneado, su sabor, etc.me quedo con esta masa para elaborar galletas decoradas con glasa.

GALLETAS PARA DECORAR

INGREDIENTES:

· 650 gr. de harina común

· 250 gr. de mantequilla a punto pomada

· 250 gr. de azúcar glas

· 1 huevo XL

· 1 chorrito de leche ( 3 ó 4 cucharadas)

· aroma al gusto, vainilla, limón…

DSC_0352_phixr

ELABORACIÓN:

Para elaborar estas galletas, primeramente, batiremos bien la mantequilla con unas varillas eléctricas o robot adecuado para ello (tipo Kitchen Aid). Pasados unos minutos, cuando tengamos la mantequilla bien suave, añadimos el azúcar glas de cucharada en cucharada y continuamos batiendo hasta que obtengamos una crema esponjosa y esté el azúcar perfectamente integrado en la mantequilla.

Seguidamente, añadimos el huevo (ligeramente batido), no dejamos de batir, batimos hasta que lograr una crema homogénea. Es el momento de añadir el aroma que hayamos elegido, bien vainilla, limón, almendra…

Añadimos la harina (previamente tamizada), la echamos de golpe y mezclamos rápidamente con un tenedor o rasqueta de pastelería, NO AMASANDO, si no mezclando la harina dentro de la crema, una vez que tenemos humedecida toda la harina, tendremos una especie de masa seca y grumosa, en este punto añadimos la leche de cucharada en cucharada (para no pasarnos y que se nos quede una masa demasiado húmeda), dependerá un poco del tipo de harina utilizada (unas absorben más líquido que otras), del tamaño del huevo, etc…

***en mi caso, he necesitado 3 cucharadas de leche

Unimos la masa con las manos, friccionando y presionando con las palmas de la mano hasta lograr una bola de masa homogénea, suave. (esta operación es rápida, no debemos tardar demasiado tiempo para no calentar la masa y para que no coja correa).

Una vez que tenemos la masa lista, la dividimos en 4 porciones. Estiramos cada parte entre 2 plásticos film, con el rodillo, dejándola de un grosor de unos 6 mm. (la dejamos ya lista para cortar). Llevamos a la nevera a enfriar (mínimo un par de horas, aunque es conveniente dejarlo de un día para otro).

En este punto, tenemos la masa fría y preparada para darle forma con los cortadores elegidos.

Cuando sacamos la masa de la nevera, colocamos 1 porción sobre la encimera de la cocina y le damos un estirado leve con el rodillo (mejor utilizar un rodillo con aros que nos dejan la masa del mismo grosor), cortamos las galletas y colocamos sobre bandejas de horno que previamente habremos cubierto con un silpat o papel de hornear.

Metemos la bandeja con las galletas cortadas en la nevera durante 15 minutos mínimo, para que vuelvan a enfriarse un poco (este paso es conveniente hacerlo, ya que ayuda a que las galletas mantengan la forma durante el horneado y no se deformen).

Una vez frías, procederemos al horneado de las galletas, para ello, es importante precalentar el horno a 180º, metemos una bandeja de galletas en la rejilla central del horno y bajamos la temperatura a 175º, en mi caso, con calor abajo-turbo. Las dejamos durante 10 minutos aproximadamente, aunque tendremos que vigilarlas ya que dependerá un poco del tamaño, del grosor y del calor del horno para que necesiten más o menos tiempo. El momento de sacarlas es cuando comienzan a coger un leve color dorado por las esquinas, pueden ser 10 ó 12 minutos.

***es importante estar bien atentos durante el horneado, ya que si nos pasamos con el tiempo, nos saldrán unas galletas duras; una vez que comienzan a dorarse por las esquinas, se sacan, aunque parezca que están todavía blandas. (se endurecen una vez que se enfrían).

Sacamos la bandeja del horno, dejamos reposar un par de minutos y colocamos sobre rejillas de pastelería para que terminen de enfriarse.

Procederemos igual con el resto de la masa, realizando tantas tandas de galletas como sea necesario hasta terminar con la masa.

Con los recortes de masa que nos vayan sobrando, se unen otra vez, se estiran y se siguen formando galletas.

***las galletas resultantes, mantienen perfectamente la forma, por lo que son totalmente recomendables para decorar.

***el mismo día de horneado parece que nos han quedado duras, pero a partir del día siguiente, adquieren la textura ideal para comer.

***se deben conservar en latas herméticamente cerradas, (a mí me gusta separar las capas de galletas con papel de cocina, y poner un trozo de miga de pan en cada lata, para que absorba la humedad). Se conservan en perfectas condiciones unos 10 días, sin alterar textura ni sabor.

***se pueden congelar una vez horneadas, aguantan unos dos meses. También se puede congelar la masa sin hornear.

***todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.

***receta tomada del blog “el rincón de Bea”, donde podéis encontrar un tutorial sobre la elaboración de la masa muy completo y clarificador.

DSC_0369_phixr-1 (2)

By

Tarta Patricio Estrella, el amigo de Bob Esponja

DSC_0165_phixr

Después de hacer la tarta de Bob Esponja, le ha tocado el turno a su inseparable amigo Patricio Estrella. Esta simpática estrella de mar ha sido la delicia de los niños en una fiesta de cumpleaños. No resulta difícil de hacer, aunque es, al igual que su amigo Bob, bastante entretenida. Hay que tomárselo con calma, es como hacer manualidades, dibujar, recortar y pegar.

La plantilla que me ha servido de guía, la ha dibujado mi hermana, sacada de un peluche que casualmente cayó en mis manos.

DSC_0121_phixr

TARTA DE PATRICIO ESTRELLA (AMIGO DE BOB ESPONJA)

 

INGREDIENTES:

· Madeira sponge cake (MSC) de vainilla

· Swiss meringue buttercream (SMBC) de fresa

· Almíbar de vainilla

· Fondant de nubes

DSC_0093_phixr

ELABORACIÓN:

PARA EL MADEIRA SPONGE CAKE: Pinchad sobre la receta y aparecerá la receta completa del bizcocho, para hacer a Patricio he usado un molde rectangular de 25 por 30, aumentando las cantidades en la proporción de 250 gr. de mantequilla, 250 gr. de azúcar, 375gr.de harina y 4 huevos. También he necesitado una capa de bizcocho redondo extra para darle volumen en la zona de la tripa.

PARA EL SWISS MERINGUE BUTTERCREAM: Pinchad sobre la receta para ver la receta completa de la crema de relleno; En esta ocasión, la he realizado de sabor a fresa, por lo que en vez de añadirle chocolate derretido, le he añadido 100 gr. de mermelada de fresa casera y triturada. Lo he añadido cucharada a cucharada hasta conseguir el sabor deseado.

SPA52972_phixr

PARA EL ALMÍBAR DE VAINILLA: Para hacer el calado del bizcocho (imprescindible en este tipo de bizcocho) he elaborado un almíbar con 250 gr. de azúcar y 300 ml. de agua. Se pone en un cazo al fuego y una vez que rompe a hervir, se mantiene con un hervor suave durante unos 8 minutos, después, se retira del fuego y se le añade unas gotas de extracto de vainilla, se remueve y se deja entibiar antes de calar el bizcocho.

PARA ELABORAR EL FONDANT DE NUBES: Os pongo un par de sitios donde podeis ver el “paso a paso” para elaborar el fondant de nubes:

· Morgana “tartas con magia”

· Kanelaylimón

En esta ocasión y para hacer a Patricio he usado 300 gr. de nubes de color rosa y el doble más o menos de azúcar glass para hacer el cuerpo. Además, he utilizado un poco de colorante líquido de color rojo para potenciar un poquito más el color rosa.

El colorante se lo pongo una vez derretidas las nubes y antes de incorporar el azúcar glass ( me resulta más cómodo y fácil de hacer).

*** con los recortes que me han sobrado, he modelado una figurita en 3D de Patricio, tocado con una “txapela” vasca (Un “toquecito” simpático) y una minitarta para colocar las velas en ella.

DSC_0155_phixr

MONTAJE DE LA TARTA:

En primer lugar, se recorta una plantilla con la forma de Patricio del tamaño que queramos que sea la tarta. Esa plantilla se hace también en una bandeja de cartón de pastelería, que será donde vaya apoyada la tarta y de esta forma, es mucho más fácil moverla, para colocarla sobre la bandeja final.

Cogemos el bizcocho rectangular y le damos forma de estrella (utilizando como guía la plantilla que hemos hecho), con los recortes que nos sobran, hacemos la forma de los brazos y de las patas. Una vez que lo tenemos, dividimos el bizcocho longitudinalmente en 2 capas.

Colocamos la primera capa de bizcocho sobre la bandeja de cartón (previamente recortada con la forma de la tarta), calamos esa capa con el almíbar de vainilla y extendemos 1/3 de la crema de mantequilla de fresa que usaremos de relleno. Seguidamente, se coloca la segunda capa de bizcocho y se vuelve a calar con el almíbar. Se extiende por toda la superficie otro tercio de la crema de relleno.

Para darle volumen al estómago de Patricio, se prepara otro bizcocho igual (Madeira sponge cake) pero esta vez, redondo. Solamente necesitaremos una capa, que será para colocar sobre la zona del estómago de Patricio y darle más volumen. Se modela esa capa, se coloca encima y se cala con más almíbar. Se extiende el resto de la crema, cubriendo bien toda la superficie y los laterales de la tarta (esta crema nos hará de pegamento cuando coloquemos el fondant).

Una vez tengamos el cuerpo hecho, procederemos a forrarlo con el fondant de nubes extendido, es cuestión de cortar y pegar las diferentes piezas del muñeco.

Para los brazos y las piernas, utilizaremos la misma técnica que con el cuerpo, después, las forraremos de fondant de nubes rosa y las colocaremos en sus sitio, sujetándolas con un palillo para que no se muevan.

Para pegar fondant sobre fondant, lo haremos simplemente con agua, humedeciéndonos ligeramente los dedos o si es una superficie más grande (por ejemplo, para colocar el pantalón) lo haremos con una brochita.

Una vez que tenemos la tarta terminada, se deja secar en un sitio lo más fresco posible (NUNCA en la nevera, ya que se nos humedece el fondant y se estropea).

*** Tanto el bizcocho como el relleno están especialmente indicados para no tener que ser guardados en nevera.

DSC_0172_phixr

By

Bizcocho Madeira Sponge Cake (MSC)

DSC_0081_phixr

Este bizcocho es uno de los más utilizados para elaborar tartas decoradas con fondant. Es un bizcocho intenso, de miga prieta, pero a la vez suave. Aguanta perfectamente el peso (en ocasiones, las tartas fondant llevan encima varios pisos más y mucha decoración) por lo que te garantiza que no se va a hundir. Además, es fácilmente moldeable, no se desmiga, por lo que puedes hacer cortes a tu gusto.

Este tipo de bizcochos queda bastante seco, por lo que es imprescindible bañarlo con un  almíbar saborizado.

MADEIRA SPONGE CAKE (MSC)

 

INGREDIENTES:

· 200 gr. de mantequilla

· 200 gr. de azúcar

· 200 gr. de harina

· 3 huevos

. 8 gr. de levadura tipo Royal

· aroma de vainilla, limón, anís…

DSC_0087_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se bate concienzudamente la mantequilla a punto de pomada con el azúcar en una batidora eléctrica de varillas hasta lograr que la crema esponje.

Seguidamente, se van añadiendo los huevos de uno en uno, y sin dejar de batir. No se añadirá el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente mezclado, se continuará hasta acabar con todos los huevos, se le añade el aroma elegido y se mezcla un poquito más.

Se pone la batidora en la velocidad mínima y se va incorporando la harina tamizada poco a poco, a cucharadas, hasta que esté toda la harina incorporada.

Se engrasa y enharina un molde adecuado para el horno y se vierte la mezcla en su interior, alisándola con una espátula.

Se hornean en horno precalentado a 200º, se baja a 170º con calor abajo-turbo y se introduce el molde durante 45/50 minutos. Comprobaremos que está cocido introduciendo una aguja en el centro, si sale sin restos de masa adherida, significa que ya está hecho, en caso contrario, dejarlo más tiempo e ir controlando hasta que esté bien horneado.

Una vez terminado, se saca del horno, se deja reposar 5 minutos y se desmolda sobre una rejilla para que termine de enfriarse. Después, se cubre totalmente con un plástico film y se deja asentar.

*** El tema del horno es muy particular ( no me canso de decirlo), yo, he explicado cómo lo he hecho yo, pero cada uno deberá adecuar los tiempos a las características de su horno. En general, se debe tardar alrededor de 1 hora para este tipo de bizcocho (con tanta mantequilla), aunque yo en 45 minutos lo tenía terminado y bien horneado.

*** Estas medidas son para un molde redondo de 20 cm. En caso de utilizar un molde más grande, aumentar proporcionalmente las cantidades.

*** Este bizcocho es ideal para ser utilizado en tartas fondant que tengan que aguantar mucho peso de la decoración, ya que es muy compacto y fácilmente torneable, no se desmiga a la hora de darle forma.

*** Es imprescindible calarlo con un almíbar aromatizado, ya que si no resulta muy seco.

*** Todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.

*** Es conveniente hacerlo 24 horas antes de utilizarlo para que se asiente el bizcocho y sea más fácil el torneado y la división en capas.

DSC_0082_phixr

By

Swiss meringue buttercream (SMBC): Crema de mantequilla con merengue suizo

SMBC

Relleno de tarta altamente recomendable. Yo lo he usado en la tarta Bob esponja. Seguro que si lo pruebas una vez, se convertirá en tu relleno favorito. Es suave, nada empalagoso, relativamente fácil de elaborar y muy importante: NO necesita nevera. Por lo que se convierte en un relleno ideal para las tartas elaboradas con fondant (las cuales, como bien sabeis, no pueden meterse en la nevera una vez que las tenemos totalmente terminadas).

Se puede hacer de numerosos sabores, en este caso, he optado por el de chocolate, ya que es un sabor que gusta a casi todo el mundo, pero las opciones son muy variadas, por ejemplo: sabor vainilla, fresa, lemon curd, naranja…

Os animo a probarla, seguro que no os va a defraudar.

SMBC

SWISS MERINGUE BUTTERCREAM (SMBC)

 

Ingredientes: 150 gr. De claras de huevo

300 gr. de azúcar grano

450 gr. de mantequilla a temperatura ambiente y en cuadrados

Sabor: para hacerlo de CHOCOLATE: 100 gr de chocolate de cobertura.

ELABORACIÓN:

Primeramente, poner un cazo a calentar con un poco de agua, para hacer un baño maría. En un bol aparte se echan las claras y se mezclan brevemente con una pizca de sal, se pone el bol encima del cazo con agua y se comienza a batir (habrá que tener la precaución de evitar que hierva el agua, y que tome contacto con el fondo el bol, para que no se nos cuajen las claras).

Se va añadiendo el azúcar en varias tandas y se continúa batiendo hasta conseguir un merengue blanco y veamos que se ha disuelto perfectamente el azúcar, para ello, haremos la prueba con los dedos, cuando no se note el granulado del azúcar quiere decir que ya está. (esta operación nos llevará unos 10 minutos aproximadamente).

Ahora, pasaremos la mezcla a la batidora de varillas y continuaremos batiendo hasta lograr un merengue que haga picos y se haya enfriado la preparación ( unos 8/10 minutos).

En este punto, bajaremos la velocidad de la batidora e iremos echando la mantequilla en punto pomada en cubitos, de uno en uno, hasta que hayamos terminado con toda la mantequilla. No dejaremos de batir en ningún momento. Notaremos que ya está lista ya que llega un punto que cambia la textura de la crema, se hace más espesa y ligada. Cuando vemos que la tenemos lista, dejamos de batir.

Este es el momento de añadir el sabor, bien puede ser un extracto (por ejemplo de vainilla, limón…) cacao en polvo, chocolate de cobertura, lemon curd, puré de fresas…

Para hacerla de chocolate, he derretido 100 gr. de chocolate de cobertura en el microondas, lo he dejado prácticamente enfriar y le he ido añadiendo cucharadas de una en una a la crema de mantequilla, mezclándolo con cuidado y con unas varillas manuales hasta lograr la crema de chocolate.

Si se quiere hacer de fresa, pues habría que preparar un puré de fresas, o bien mermelada de fresas pasada por el chino e ir añadiéndosela a cucharadas, hasta lograr el tono y sabor deseado.

*** esta crema no está nada dulce ni empalagosa, está muy fina, totalmente recomendable para rellenar bizcochos o cubrir tartas.

*** aguanta hasta 1 semana en la nevera, también se puede congelar hasta 3 meses. Para descongelar, meterla durante 24 horas como mínimo en la nevera y después utilizarla. No descongelar nunca a temperatura ambiente.

By

Tarta Hello Kitty

 


¡Por fin me he decidido a hacer una tarta con fondant!, me daba pánico intentar modelar con fondant, ya que nunca antes había practicado con esa técnica, no había hecho nunca fondant de nubes, pero bueno, después de mi primer contacto y por ser la primera vez, estoy contenta con el resultado.
He empezado con una típica Hello Kitty, que es lo más fácil para comenzar, además la tarta era para celebrar el cumple de mi sobrina. Ni decir tiene, que con 6 añitos es una fan de Hello Kitty, así que la tarta le ha encantado.
TARTA FONDANT DE HELLO KITTY
INGREDIENTES: 

. Bizcocho de chocolate (pinchad sobre el nombre para ver la receta)
. Relleno: crema de chocolate, caramelo y almendras (pinchad sobre el nombre para ver la receta)
. almíbar para calar el bizcocho
. mermelada caliente de albaricoque
. Fondant de nubes (pinchad aquí)
. Pastilla de fondant (de compra)

ELABORACIÓN:

Preparar el bizcocho con antelación, para que se asiente lo suficiente y se pueda trabajar mejor.
Abrirlo horizontalmente en dos capas y colocar la base en una superficie rígida (puede ser la bandeja donde se vaya a servir, o bien, recortar una bandeja de cartón, con la forma de la base, esto se hace, para poder mover el pastel mejor, una vez rellenado y adornado).
Calarlo generosamente con almíbar. Rellenarlo con el relleno elegido ( teniendo en cuenta que una vez que hayamos colocado el fondant, no puede ir a la nevera, con lo que si lo queremos dejar hecho con antelación, no se deberían utilizar rellenos que precisen de frío, tipo natas, huevos…)
Una vez rellenado y recompuesto, darle una capa fina de mermelada de albaricoque caliente, llegando bien a todo el pastel (este paso es imprescindible para que luego se pegue el fondant).Para elaborar la cubierta y decoración de fondant, he utilizado la técnica del “fondant de nubes” para hacer la cubierta de la tarta (de color rosa).
En cambio , para hacer la cara de la kitty , las flores y demás decoración he utilizado la técnica del pastillaje , que en realidad consiste, en abrir un paquete de fondant que ya viene preparado, (me lo traje de mi viaje a Londres), extenderlo, teñirlo de los colores, hacer las formas y pegarlo sobre la cubierta de fondant de nubes.

Técnica del fondant de nubes:

Para hacerlo, he leido , ni sé, de tutoriales y paso a pasos en internet. Al final, he seguido los consejos que nos da Morgana para elaborar el fondant de nubes y me ha quedado perfecto, sin ningún tipo de complicación.
Agradecer a Morgana su útil paso a paso, que nos aclara perfectamente cómo debe quedar el fondant de nubes.

 

MIS COMENTARIOS DESPUÉS DE MI PRIMERA EXPERIENCIA:
. En teoría, la proporción es: doble cantidad de azúcar glass que de nubes, en mi caso , no he necesitado el doble de azúcar, no me lo admitía la masa. Una vez que he visto que la masa estaba en su punto, he dejado de añadir azúcar. Pensé que luego se notaría al extender pero no, será que las nubes que he utilizado (las compré en el Makro) no necesitaban tanto azúcar. La proporción utilizada (en mi caso) ha sido casi de 1 a 1. Esto lo comento a título informativo, por si le pasa a alguien más, que no se preocupe porque no pueda “añadir” todo el azúcar, ¡¡no pasa nada!!.. Una vez hecha la bola de masa (yo prefiero dejarla con forma plana, para que luego sea más fácil extenderla) la he envuelto bien en papel film y la he guardado en la nevera hasta que la he necesitado (un par de días, pero aguanta hasta un mes). Es conveniente tenerla preparada con antelación para ir adelantando trabajo.

. Cuando la vamos a utilizar, sacarla un tiempo antes a temperatura ambiente (para quitarle el frío y sea más manejable) es probable que tengamos que meterla en el microondas un par de segundos (¡¡ojo!! Un par de segundos solamente) para malearla mejor.

. A mí, me ha costado mucho extender el fondant de nubes, he tenido que estar empleándome a fondo con el rodillo para hacer la plancha , iba extendiéndose muy poquito a poquito, hay que usar el rodillo con firmeza, por debajo de la masa se espolvorea una ligera capa de azúcar glass para que no se pegue.

. Hay que dejarla de un grosos intermedio, ni muy gorda, ni muy fina (que luego se pueda romper o se claree el bizcocho), al extenderla ya lo vas viendo.

. Tiene que lograrse una masa extendida bastante más grande que toda la cubierta del bizcocho, para que lo cubra totalmente y quede suficiente para ir quitándole los pliegues y arrugas de los laterales.

. Una vez bien cubierto y alisado (con la palma de la mano) se corta el sobrante con un cutter o ruleta cortapizzas, dejando un poquito de más para remeter o ajustar en la base del pastel. Sobre todo para no dejarlo corto.

. Para hacer la cubierta de la tarta, he utilizado 200 gr. de nubes (no he separado la parte rosa de la blanca) y lo que me ha admitido de azúcar glass, quizás hubiese tenido que utilizar algo más de nubes (para trabajar con mas comodidad, no porque me haya quedado corta al hacer el círculo) ya que aún así, me han sobrado recortes.

. Para colorear la pastilla blanca y hacer las decoraciones he utilizado colorantes líquidos de la marca Dr. Oetker. Ya había leido en diferentes blogs y tutoriales que e
s mejor utilizar tintes en gel , pero como yo no tenía , pues teñí con tintes líquidos, consciente de que me iban a aguar la masa (totalmente cierto) con lo que luego era una masa tipo chicle, difícilmente manejable.
Por lo tanto, recomiendo utilizar los tintes en gel (de venta por Internet), en mi caso, como no era demasiado lo que tenía que colorear y era la primera vez, pues probé con lo que tenía.

. Para hacer la cara de la Kitty, he buscado un dibujo para colorear , lo he sacado por la impresora, lo he recortado y copiado en papel de horno, luego lo he colocado sobre la masa extendida y lo he recortado con un cuchillo con punta bien fina.
. El resto de adornos los he hecho con un cortapastas con forma de flor.
. La forma de pegar las piezas de fondant sobre fondant es con un poco de agua, queda perfectamente, no se despega.. Para que quede con un acabado más perfecto, es conveniente hacerle un lazo, una cinta, un cordón….algo para tapar el remate de la tarta, cambia mucho y queda mucho más bonita.

. Una vez terminada, no guardarla en la nevera, ya que no es buena amiga del fondant.

By

Tarta payaso moreno


Ayer preparé esta tarta para festejar el cumpleaños de mi hija con sus amiguitas. El resultado salta a la vista, resulta un simpático pastel con cara de payaso, que hizo las delicias de los niños. Es sencillo de elaborar y también de decorar.

La receta la tomé de unos fascículos sobre chocolate que cayeron en mis manos y que no tienen desperdicio.
He seguido los pasos escrupulosamente, tanto en la elaboración del bizcocho, como del fondant y también del mazapán….. y el resultado ha sido espléndido, sale perfecto y a la primera.
Muy recomendable para fiestas infantiles, si queremos hacer una tarta sin complicaciones y vistosa.

TARTA PAYASO MORENO

INGREDIENTES:

BIZCOCHO:
. 190 gr de margarina blanda
. 190 gr de azúcar
. 3 huevos
. 190 gr de harina tamizada
. 1 sobre de levadura en polvo
. 1 cucharada colmada de cacao puro en polvo

FONDANT:
. 150 ml de agua
. 300 gr de azúcar
. 125 gr de chocolate de cobertura

PARA ADORNAR:

. mermelada de albaricoque
. 185 gr de mazapán blanco
. colorantes rojo y verde para pastelería
. 1 cucharada de cacao en polvo

MAZAPÁN:

. 90 gr de almendra molida
. 90 gr de azúcar glass
. clara de huevo


ELABORACIÓN:

Batir la margarina con el azúcar hasta lograr una crema esponjosa (mejor con varillas eléctricas), a continuación, agregar, poco a poco, los huevos previamente batidos. Mezclar la harina, la levadura y el cacao e incorporar tamizados a la pasta anterior.
Precalentar el horno a 180º , engrasar un molde desmontable de unos 25 cm de diámetro y forrar el fondo con papel vegetal engrasado. Verter la masa al molde preparado, extendiéndola por igual y alisando la superficie. Cocer durante 35 minutos aproximadamente a 160º C.
Con un cuchillo de punta redonda desprender los bordes, desmoldar el bizcocho y dejarlo enfriar sobre una rejilla.
Preparar el FONDANT con los ingredientes indicados y siguiendo esta receta:
Hacer un almíbar con el agua y el azúcar. Colocar el chocolate troceado en un recipiente, añadir 3 cucharadas de almíbar caliente y remover fundiendo el chocolate. Continuar añadiendo almíbar hasta obtener la consistencia precisa. (será necesario todo el almíbar).
Extender una finísima capa de mermelada de albaricoque sobre la parte superior del bizcocho y luego cubrir con el fondant, aplicando si fuera preciso una segunda capa.
Realizar la masa de MAZAPÁN, mezclar las almendras molidas junto con el azúcar glass y tamizar. En un cuenco, batir ligeramente la clara e incorporar poco a poco a la mezcla de almendra y azúcar, removiendo con una cuchara de madera hasta obtener una masa homogénea y compacta.
Probablemente no será necesario añadir toda la clara, por eso es conveniente añadirla a poquitos y cuando tengamos la textura adecuada se dejará de añadir más clara.
Apartar dos tercios de la masa de mazapán. De la cantidad restante, colorear dos tercios en rojo y el otro tercio en verde (poner unas gotas del colorante sobre la masa y trabajarla bien hasta que tenga un color homogéneo).
El mazapán se trabaja como si fuera plastilina. Con la masa roja formar una boca sonriente, una nariz redonda y siete bolitas pequeñas.
Sobre una superficie ligeramente espolvoreada con azúcar glass estirar con un rodillo el mazapán verde formando una tira ancha y recortar una pajarita. Colocar las bolitas rojas encima y presionar hasta que queden sujetas.
Extender la masa blanca, recortar los ojos y colocar sobre el pastel. La mitad del mazapán restante se amasa bien con cacao en polvo, se estira con un rodillo y se recortan dos orejas que se pegan a ambos lados del pastel. Con unos restos formar unas finas tiras y colocarlas en forma de cruz sobre los ojos, así como alrededor de la boca y como línea divisoria de los labios.
Para el pelo rallar muy grueso el resto del mazapán blanco y pegar las virutas con mermelada de albaricoque.

APUNTES:

*** si se trabaja el mazapán sobre una lámina de silpack , no es necesario añadir nada de azúcar glass y se despega estupendamente para luego colocarlo en la tarta.

*** Para distribuir el fondant sobre la tarta y que nos quede con brillo y completamente lisa, la técnica es colocar el bizcocho sobre una rejilla y debajo poner una fuente (donde se recoja todo el chocolate que caiga), se vierte todo el fondant preparado en el centro de la tarta, (no rebañar el cazo, ya que entonces caen impurezas y no es totalmente líquido). Mover la rejilla en circulos para que todo el fondant se vaya distribuyendo por toda la superficie de la tarta –sin tocar la tarta, ni el fondant -, dejar que caiga el sobrante en la fuente que hemos colocado debajo.
Si vemos que no ha quedado totalmente cubierta y lisa y tiene imperfecciones, dejar secar, recoger los restos de la bandeja, calentar de nuevo al baño maría y aplicar una segunda capa .

*** Esta tarta no va rellena , con el sabor del bizcocho, la mermelada y la capa gruesa de cobertura es suficiente. No necesita más.

*** En cuanto al horneado, cada horno es diferente, como referencia quiero decir que yo, normalmente horneo todos los bizcochos a 180º con calor abajo-turbo. Este lo he horneado a 160º, con calor abajo-turbo durante 35 minutos y ha ido muy bien, ha subido homogéneo y estaba en su punto perfecto de cocción, ni seco ni poco hecho.

***Aunque parezca muy larga la explicación, es una tarta sencilla de elaborar y de decorar, y hará las delicias de los niños, ya que queda muy vistosa.