By

Pizza express

_DSC0604_phixr

Hace tiempo que quería enseñaros esta receta de pizza rápida y fácil,  hasta ahora no he tenido la oportunidad de hacerla como os merecéis; es decir, con un paso a paso detallado, una amplia explicación de su elaboración y fotografías que reflejen el resultado final… y todo porque en casa esta pizza ¡vuela! literalmente y no me da tiempo ni siquiera de hacerle unas fotos.

Esta masa para pizza fue para mí todo un descubrimiento, guardo la receta como si fuera un tesoro y en cuanto la probéis, seguro que pasará a ser una de vuestras favoritas. La gran ventaja que tiene es que se hace en un momento, no necesita levar, en apenas 5 minutos tienes la masa lista y extendida en la bandeja para pizza, se hace con levadura tipo Royal (¡vamos! con la de los bizcochos y magdalenas), y queso quark desnatado ( en caso de que no lo tengas, lo puedes sustituir por yogurt natural – aunque queda mejor con el queso-).

Esta es una masa comodín, de esas que llegas a casa y no sabes qué poner para cenar, pues eso, con cuatro ingredientes tienes una pizza de auténtico lujo. En casa ya no hago otra masa, y eso que he probado cien mil, con muy buenos resultados, pero la comodidad de que no necesitas tener levadura fresca de panadero, de que no tienes que esperar ningún levado, de que no tienes que acordarte que vas a cenar… es una ventaja a tener muy en cuenta.

Bueno, no os convenzo más; probadla y ya me contaréis!!

MASA PARA PIZZA EXPRESS

 

INGREDIENTES:

· 300 gr. de harina panificable (de fuerza)

· 3 cucharaditas de las de té de levadura tipo Royal

· 1 pizca de sal

· 150 gr. de queso batido desnatado 0% m.g.

· 100 ml. de leche

· 100 ml. de aceite de girasol

_DSC0572_phixr

ELABORACIÓN:

Para preparar la masa, en caso de que la hagamos MANUALMENTE, en un cuenco, mezclamos el queso batido descremado, la leche, el aceite y la sal con una cuchara de madera.   _DSC0533 _DSC0536 _DSC0545

Por otro lado, tamizamos la harina y la levadura en polvo y se la echamos por encima a la mezcla anterior. Mezclaremos primeramente en el cuenco con la cuchara, y luego, rápidamente con las manos sobre la superficie de trabajo hasta obtener una masa lisa y brillante, que no esté pegajosa, puede que necesitemos un poquito más de harina, espolvoreada en la superficie de trabajo (este proceso tarda muy poco, en un par de minutos tenemos la masa perfectamente mezclada). No conviene sobreamasar (este punto es importante), una vez que tengamos la masa en su punto, la dejamos, no amasamos más.

En caso de utilizar un ROBOT AMASADOR, tipo Kitchen Aid o similar, tamizamos la harina con la sal y la levadura. Mezclamos con el gancho amasador. Añadimos el resto de los ingredientes y amasamos con el gancho, primero a velocidad baja (nº 1) y luego un par de minutos al 2 hasta lograr una masa homogénea, donde todos los ingredientes estén perfectamente mezclados. Se saca la masa del vaso del robot y se forma una bola sobre la encimera de trabajo, si fuese necesario, espolvoreamos la superficie con un poco de harina para lograr una masa un poco más manejable.

***Deberemos tener la precaución de amasar lo justo, no amasar más tiempo de la cuenta ya que se nos puede convertir en una masa pegajosa. NO SOBREAMASAR.

***En este punto podemos dejar descansar la masa unos 5 minutos sobre la encimera tapada con un paño (para que la masa se recupere del amasado y no se nos encoja cuando la estiremos), si hacemos bien el amasado, podemos obviar este paso ya que la masa no se habrá puesto elástica.

Seguidamente damos forma a la masa con un rodillo, la estiramos hasta lograr un rectángulo del tamaño de la bandeja del horno o si no, dividimos la masa en dos y con estas cantidades nos da para hacer 2 pizzas redondas de 26/28 cm de diámetro. Pinchamos toda la masa con un tenedor (para que se abombe durante el horneado) y pincelamos con un poquito de tomate frito.

_DSC0549 _DSC0553 _DSC0558

HORNEADO: Primeramente, precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo durante 15 minutos.

Metemos la masa pincelada con el tomate y bajamos el horno a 180º con calor arriba-abajo durante 10/15 minutos hasta que veamos que la masa está “semihecha”, como si estuviese precocinada, (como las que compramos en el super, en las que la masa de la pizza está mediohecha), que el tomate empieza a tomar color.

_DSC0600_phixr

Sacamos la masa del horno y terminamos de rellenar, es decir, echamos más tomate frito en la base, espolvoreamos bien de queso rallado especial para pizza (gouda, emmental, mozzarella…), encima colocamos los ingredientes que nos gusten para hacer la pizza, ejem: bonito, gambas, mejillones, aceitunas, bacon, jamón cocido, champiñones…eso al gusto de los comensales.

Volvemos a poner algo más de queso rallado y espolvoreamos con un mix de especias especial para pizza. (albahaca, orégano, basílico…)

Volvemos a meter en el horno y terminamos de hacer la pizza, vendrá a tardar unos 10 minutos más, hasta que veamos que la masa está dorada por debajo, los ingredientes bien hechos y el queso fundido.

Sacamos, cortamos en porciones y servimos.

***_Receta adaptada del libro del Dr. Oetker “Backen macht Freude”

_DSC0563_phixr

By

Trenza de nata

_DSC0463_phixr

Aunque se hayan terminado las navidades, con todos sus excesos y las recetas de navidad compartidas como la tarta de mousse de turrón, las galletas Santa Claus, las galletas copos de nieve, las galletas duende, los pestiños, el quarkstollen alemán o el mismísimo roscón de reyes … y aunque estemos un poco saturados de dulce, pues en mi casa se sigue desayunando todos los días. Por eso, os propongo esta opción que, además, no es muy calórica 😉

Este tipo de masas es de las que gustan en mi casa, sobre todo a los niños. Son sencillas, de sabores básicos, sin tropiezos “sospechosos”,  sin colores  “raros”. Yo me he dado cuenta que a mis niños, cuanto más básicas son las recetas de repostería, más les gustan. Además esta trenza no lleva mantequilla y yo tenía curiosidad por probar una masa levada sin demasiada grasa. La grasa en este caso la aporta el huevo y la nata (yo la he sustituído por leche evaporada) y de esta manera, he rebajado considerablemente la cantidad de grasa de la trenza.

TRENZA DE NATA

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 250 gr. de nata de montar (yo lo he sustituido por 250 g. De leche evaporada)

· 1 paquete de levadura de panadero seca ( o 25 gr. de levadura fresca)

· 80 gr. de azúcar

· 1 sobre de azúcar avainillada

· ralladura de 1 limón o unas gotas de esencia de limón

· 1 pizca de sal

· 2 huevos de tamaño M

· 1 clara de huevo tamaño M

· Para Pintar: 1 yema de huevo, 1 cucharada de leche

_DSC0458

ELABORACIÓN:

Para elaborar la masa, en primer lugar calentar la nata, no hervir, sólo entibiar. Mezclar la harina tamizada con el sobre de levadura seca, ir añadiendo el resto de ingredientes, o sea, el azúcar, la vainilla, el limón, la sal, los huevos y la clara. Añadir la nata tibia y trabajar la masa con un robot de cocina con el gancho amasador, primeramente a baja velocidad hasta unir ingredientes y posteriormente a más velocidad durante 5 ó 10 minutos hasta lograr una masa homogénea, brillante y elástica.

Si elaboramos la masa a mano, ponemos la harina en forma de volcán, añadimos el resto de ingredientes en el agujero de en medio y vamos juntando los ingredientes, primeramente unimos los del centro y luego vamos cogiendo la harina hasta lograr una bola de masa. Amasamos durante 15 minutos aproximadamente hasta que tengamos una masa lisa, no pegajosa y que se pueda trabajar bien.

Una vez esté la masa lista, la ponemos en un bol engrasado, la tapamos con un plástico film también engrasado y cubrimos con un paño de cocina. Dejamos levar hasta que duplique o triplique su tamaño. (esta operación nos llevará entre 1 y 2 horas, dependiendo de muchos factores, tales como humedad, calor en la habitación….)

Una vez que ha levado, pasamos la masa a una superficie de trabajo ((ligeramente enharinada), le damos un pequeño masaje para desgasificarla. Dividimos la masa en 4 trozos iguales. Formamos cilindros de 30 cm. de largo.

Con los cilindros hacemos una trenza, fijarse en las fotografías para formar la trenza. Los extremos los unimos y fijamos bien, para que no se abran durante el levado u horneado.

_DSC0442_DSC0445_DSC0449

En la bandeja del horno, poner un papel de hornear o silpat y colocar la trenza sobre la bandeja. Pincelar la superficie de la trenza con la yema de huevo mezclada con la leche. Cubrir con plástico film y dejar en un lugar templado para que leve otra vez (se puede dejar metido dentro del horno –apagado-)

Una vez levado, precalentar el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos e introducir la bandeja con la trenza en la parte central del horno, bajar la temperatura a 160º (si utilizamos el aire o turbo) y a 180º (si horneamos con calor arriba-abajo), dejarlo durante 30 minutos aproximadamente, hasta que veamos que se ha dorado y está bien hecho. En caso de que veamos que se dora demasiado rápido por la parte de arriba, poner un papel de hornear cubriendo la trenza.

Una vez horneado, sacar y dejar enfriar con el papel de horno sobre una rejilla.

***Esta trenza se puede enriquecer todavía más añadiendo a la masa unas uvas pasas, frutas escarchadas, frutos secos…

***Es ideal para el desayuno, con mantequilla y mermelada.

***Se puede tostar en la tostadora.

***Es una masa que se trabaja muy bien

_DSC0486_phixr

By

Pan para hamburguesas

DSC_0727_phixr

Estos panecillos para hamburguesa son muy fáciles (si tienes cogido el truco a las masas con levadura) y rápidos de preparar. La verdad es que al llevar un único levado, se hacen en un momento y si tienes pensado cenar una rica hamburguesa casera… no tienes pan de compra … y te quieres dar el supercapricho de comer una auténtica hamburguesa casera de verdad, ÈSTA es tu opción. Te la recomiendo.

PAN PARA HAMBURGUESAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de Harina de fuerza

· 300 ml. de agua

· 10 gr. de sal

· 20 gr. de levadura fresca de panadero

· 75 gr. de mantequilla o margarina

· 20 gr. de azúcar

· 25 gr. de leche en polvo

DSC_0736_phixr

ELABORACIÓN:

En la kitchen Aid o robot amasador colocamos todos los ingredientes sólidos (harina, sal, azúcar y leche en polvo), los mezclamos con la pala amasadora por 1 minuto a velocidad 1 ó 2 hasta que esté todo perfectamente distribuido y mezclado.

Colocamos el gancho de amasar y vamos vertiendo el agua poco a poco, hasta terminar con todo el agua. Amasamos a velocidad 1 durante 1 minuto y pasamos a velocidad 2. Amasamos unos 10 minutos (tendremos una masa bastante seca y homogénea), ahora –a mitad de amasado- añadimos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos y la levadura desmenuzada. Continuamos el amasado durante otros 10 minutos aprox. hasta obtener una masa fina y elástica.

Una vez que tengamos la masa lista, paramos la amasadora y sacamos la masa a la superficie de trabajo. Echamos un poco de harina en la mesa y le damos un pequeño amasado manual.

Dividimos la masa en piezas de 70 gr. y boleamos sin reposo. Con esto quiero decir que se le da forma de bola en cuanto está la masa dividida en trozos.

Se colocan las bolas sobre bandejas de horno (forradas con papel de hornear o silpat)y se tapan con un paño de cocina. Se dejan reposar 15 minutos.

Una vez reposadas las piezas boleadas, se aplastan con la mano. Se cubren con plástico film pincelado con aceite y encima un paño de cocina. Se dejan reposar durante 1 hora aproximadamente, hasta que leven adecuadamente. Las piezas adquieren bastante volumen.

Una vez que vemos que han aumentado su tamaño, se humedece la superficie con un pincel y agua y se le pegan semillas de sésamo o ajonjolí.

Hornear sin vapor durante 10 minutos en horno precalentado con calor abajo turbo. Hasta que veamos que cogen un tono dorado.

Sacar y enfriar en rejillas.

***Con estas cantidades salen 14 panecillos para hamburguesa.

***Queda una miga muy tierna, suave, ideal para rellenar con hamburguesa,

***Como sólo lleva 1 levado, se hacen rápidamente.

***Las hamburguesas que no vayamos a utilizar en el día, conviene congelarlas en bolsas de plástico. A la hora de utilizarlas, basta con sacarlas un poco antes del congelador y dejar a temperatura ambiente.

***La receta está extraida del libro de panadería de la escuela de hostelería de Galdakao. (Bizkaia)

DSC_0795_phixr

By

Pan para torrijas o tostadas

DSC_0083_phixr

Si estais buscando por la blogosfera un pan especial para hacer tostadas de carnaval o torrijas, estais de suerte, porque habéis dado con el pan PERFECTO para elaborar las tradicionales torrijas de Semana Santa o las tostadas de Carnaval que se degustan en esa época en el Pais Vasco.

De todos los panes que he probado, ( y no son pocos ), ¡ninguno como éste!  estoy muy contenta de haber encontrado el pan ideal para las torrijas. No dejeis de probarlo…¡ os va a encantar !

PAN PARA TORRIJAS O TOSTADAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 100 gr. de agua

· 100 gr. de leche entera

· 10 gr. de sal

· 15 gr. de levadura fresca

· 30 gr. de mantequilla

· 50 gr. de aceite de girasol

· 80 gr. de azúcar ó 50 gr. de azúcar + 30 gr. de azúcar invertido.

· 1 huevo XL

· 100 gr. de masa madre o realizar un prefermento:

50 gr. de harina de fuerza

15 gr. de levadura fresca

2 cucharadas soperas de agua tibia

DSC_0177_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, elaboramos un prefermento, para ello, en un pequeño bol, ponemos los 50 gr. de harina de fuerza y deshacemos la levadura en la harina, mezclamos y añadimos dos cucharadas de agua, unimos y amasamos hasta lograr una masa compacta y bastante seca.

La metemos en un bol con bastante agua tibia, en un principio la masa irá al fondo, dejarla unos 10 minutos aproximadamente hasta que la masa suba a la superficie. Entonces quiere decir que ya está lista para ser utilizada.

DSC_0125_phixr(1)

Por otro lado, en caso de hacer la masa en un robot tipo Kitchen Aid o amasadora similar lo realizaremos de esta manera: ponemos la harina, la sal y el azúcar en el bol y mezclamos todos estos ingredientes con el gancho amasador. Vamos incorporando el resto de ingredientes, (juntamos el agua y la leche y deshacemos la levadura en esta mezcla (15 gr. de levadura) y se la añadimos a la harina, también el huevo, la mantequilla, el aceite de girasol, mezclamos unos minutos hasta que tengamos una mezcla más o menos líquida y por último, añadimos la masa madre o el prefermento (yo, he hecho estos panes con el prefermento).

DSC_0154_phixr(2)

Continuamos amasando con el gancho durante 15 ó 20 minutos, hasta lograr una masa semielástica. Sacamos la masa de la amasadora y le damos un último masaje manual, como queda una masa un tanto pegajosa, se puede añadir en la mesa de amasado un poco de harina. Cuando tengamos la masa lisa, homogénea y brillante, dividimos la masa en piezas de 200 gr. y la dejamos reposar durante 15 minutos (tapadas las porciones con un paño de cocina).

Pasado este tiempo, boleamos y dejamos reposar (para que las masas se relajen), seguidamente, formamos barras con bastante presión (esto quiere decir, apretando la masa a la hora de formar las barras) de un tamaño de 30 cm. aprox.

Dejamos fermentar las barras en la bandeja del horno tapadas con papel film engrasado con aceite y abrigadas con un paño de cocina (para favorecer la fermentación), el tiempo de fermentación dependerá de diversos factores como la temperatura de la cocina… se dejarán un par de horas, hasta que veamos que duplica su tamaño.

Una vez fermentadas, pintar con huevo batido y hornear sin vapor en horno precalentado a 180º calor abajo-turbo durante 10/12 minutos hasta que veamos que se ha dorado la parte superior.

DSC_0105_phixr

***En caso de hacer el amasado manual, colocar la harina con la sal en forma de volcán, poner los ingredientes líquidos en el centro e ir mezclando hasta lograr una masa uniforme, homogénea y elástica.

***Con estas cantidades salen 5 barritas.

***Se trata de un pan típico de carnavales, con el que se realizan las tostadas de carnaval.

***Es conveniente que el pan esté un poco seco, del día anterior.

***La receta está inspirada en la del taller de panadería de la”escuela de hostelería de Galdakao”, en Bizkaia.

By

Gofres belgas

DSC_0046_phixr

Hoy vengo con la auténtica receta de gofres belgas. De mi viaje a Bélgica me traje un par de cajas de azúcar perlado (imprescindible para elaborar los auténticos gofres belgas) y para hacerlos he utilizado la receta que viene en la parte posterior de la caja. La he seguido al pie de la letra y el resultado ha sido magnífico.

Tengo que decir que me han encantado. Si  eres un entusiasta de los gofres, ésta es tu receta. Quedan exactamente igual a los que he probado en cualquiera de los puestecitos que inundan Bruselas  vendiendo este típico dulce belga.

Hasta ahora había estado haciendo esta otra receta de gofres, con  unos resultados muy buenos. Es otro tipo de masa, más liviana y ligera, tipo pasta Choux. La verdad es que me gustan las dos, así que, mientras tenga azúcar perlado no pararé de hacer la receta que hoy os presento.

GOFRES BELGAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 175 gr. de leche tibia

· 50 gr. de levadura fresca de panadero

· 2 huevos y 1 yema

· 10 gr. de sal

· 1 sobre de azúcar avainillado

· 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

· 300 gr. de azúcar perlado

DSC_0029_phixr(1)

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, deberemos elaborar una masa con la harina, la leche, la levadura, los huevos, la sal y el azúcar avainillado. Para ello, desleiremos la levadura fresca en la leche tibia, formamos un volcán con la harina, la sal y el azúcar avainillado y en su interior echaremos la leche con levadura y los huevos y la yema. Mezclaremos hasta conseguir una masa uniforme, donde todos los ingredientes se hayan unido perfectamente, quedando una masa bastante tierna o blanda.

Se deja reposar la masa resultante, cubierta con un plástico film (engrasado con un poco de aceite para que no se pegue), después se cubre con un paño de cocina y se deja reposar por 30 minutos aproximadamente, hasta que haya doblado el volumen.

*** El tiempo de reposo es relativo, dependerá de la temperatura de la habitación donde repose la masa, de si es verano o invierno… en esta ocasión, con 30 minutos he tenido suficiente.

Una vez doblado el volumen, se desgasifica la masa y se le añade la mantequilla cortada en cuadraditos, se amasa para que se integre toda la grasa en la masa, finalmente se añade el azúcar perlado y se amasa hasta que se distribuya regularmente por toda la masa.

Preparamos la gofrera para cocerlos. Para ello, pincelamos toda la superficie de la gofrera con aceite de girasol. Cerramos el aparato, colocamos en el nivel 4 de temperatura y esperamos hasta que se enciende la luz verde que nos indica que ya ha alcanzado la temperatura idónea.

Nos ayudamos de unas cucharas soperas para separar trozos de masa, las echamos en las cavidades de la gofrera y las aplastamos un poco para que se extiendan más o menos por toda la superficie. (No es necesario hacerlo muy concienzudamente ya que luego al cerrar la tapa, se distribuye la masa uniformemente).

Cerramos la tapa y la dejamos unos 8 minutos, comprobamos que ha cogido un bonito tono dorado y sacamos.

DSC_0056_phixr_phixr

*** Con estas cantidades salen 12 gofres.

***Se pueden tomar con chocolate, nata, caramelo, frutas,…

***El azúcar perlado es imprescindible en la elaboración de los auténticos gofres belgas, ya que la característica primordial de este tipo de gofre es encontrarte trozos de azúcar en cada mordisco y esto sólo se consigue utilizando azúcar perlado.

*** Se puede congelar la masa en paquetitos individuales, para utilizarlos sólo necesitamos sacarlos con antelación para que se descongele y en unos minutos  tenemos una merienda de lujo que te puede sacar de un apuro en más de una ocasión.

*** Se necesitan unos 90 ó 100 gr. de masa para cada gofre.

DSC_0015_phixr(1)

By

Panecillos de leche (Xavier Barriga)

 

Desde que le ví a Eva (del blog Ma petit boulangerie) el resultado de estos panecillos, siguiendo las directrices de Xavier Barriga, viendo su estupendo video donde todo queda aclarado, no pude resistirme, en primer lugar, a comprarme el libro y en segundo lugar, a hacer los panecillos.
Son un vicio, fáciles de hacer, con un solo levado y con un resultado buenísimo, con una miga suave y mullidita (que le da la leche). Me encantan y quiero compartirlo con tod@s vosotr@s.

PANECILLOS DE LECHE de Xavier BarrigaINGREDIENTES:

.- 500 gr. de harina de fuerza
.- 10 gr. de sal
.- 40 gr. de azúcar
.- 20 gr. de leche en polvo
.- 280 gr. de leche
.- 25 gr. de mantequilla
.- 15 gr. de levadura fresca

ELABORACIÓN:

En una máquina amasadora (en mi caso, el accesorio amasador del robot de cocina) echar, por este orden, la harina, la sal, el azúcar, la leche en polvo, la levadura y la mantequilla.
Comenzar a amasar, con una velocidad lenta, para que se mezclen los ingredientes sólidos y añadir la leche . Subir un poco la velocidad y tenerlo amasando durante 13/15 minutos, hasta que veamos que tenemos una masa elástica que se despega de las paredes del bol.
Apagar el accesorio amasador y sacar la masa con cuidado, tratándola con suavidad, sin desgarrar la masa.
Seguidamente, dividir la masa en trozos de 70 gr. aproximadamente, darle forma de bola, colocarlas en una bandeja de horno y dejarlas reposar durante 20 minutos aprox.
Este reposo se hace para que se relaje la masa y pierda elasticidad, y para que luego sea más fácil formar las piezas.
Dar forma a las bolas al gusto, en panecillos, molletes…..y colocarlas de nuevo en la bandeja del horno, darle los cortes al gusto y pincelar con huevo batido. Cubrir con un plástico film que habremos aceitado y tapar con un paño de cocina.
Dejar levar hasta que la masa duplique su volumen (el tiempo es orientativo, ya que en invierno las masas retardan el levado por el frío y sin embargo en verano aumentan el tamaño mucho antes).
Precalentar el horno a 200º durante 15 minutos aproximadamente, colocar un recipiente con agua caliente, casi hirviendo en la base (para que aporte humedad durante el horneado del pan); Transcurrido ese tiempo, bajar el horno a 180º con calor abajo-turbo y hornear durante 10/15 minutos, hasta que veamos que se han dorado.
Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

By

Pan dulce (para tostadas de carnaval)

He elegido esta masa de pan dulce para elaborar las tradicionales tostadas de carnaval. Existen un sin fín de recetas para elaborar este dulce típico de carnaval, comunmente se elabora con pan del día anterior, enriquecido con una mezcla de huevos, leche, azúcar y algún aroma…. En esta ocasión he elegido una masa dulce ( mitad brioche-mitad pan de leche ) para utilizar como base para las tostadas.

La receta es de Richard Bertinet, sacada de su libro “Panes”. Hoy solamente os pongo los panes que me han salido, ya que tengo los dos moldes esperando a que se endurezcan para elaborar las torrijas. Mañana, en cuanto los haga, os enseño el resultado final.
Ni que decir tiene que esta masa sirve para hacer un montón de formas variadas de pan, caracolas, pan de viena… en su libro Richard Bertinet, a partir de esta fórmula elabora una gran variedad de piezas. El resultado me ha gustado y creo que es ideal para estas tostas de Carnaval.

PAN DE MASA DULCE PARA TOSTADAS DE CARNAVALINGREDIENTES:

.- 250 gr. de leche entera
.- 15 gr. de levadura fresca
.- 500 gr. de harina de fuerza
.- 60 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
.- 40 gr. de azúcar
.- 10 gr. de sal
.- 2 huevos grandes

ELABORACIÓN:

Verter la leche en un cazo y calentarla ligeramente hasta que alcance la temperatura corporal; no se debe notar ni caliente ni fría al sumergir un dedo.
Frotar la levadura con la harina con la ayuda de las yemas de los dedos como si se estuviese preparando unas migas. Cortar la mantequilla en trocitos y frotarla también con la harina hasta que esté bien integrada. Añadir el azúcar y la sal y mezclar. Luego añadir los huevos batidos y la leche. Sostener el cuenco con una mano mientras le da la vuelta y mezclar los ingredientes con la otra ( es conveniente usar una rasqueta para mezclar) durante 2-3 minutos, hasta que la masa comience a formarse.

Con la ayuda de la rasqueta de plástico, levantar la masa y trasladarla a la superficie de trabajo. Aunque la masa resulte bastante blanda y húmeda (tienen el aspecto de unas gachas pegajosas), no añadir harina a la superficie de trabajo.

Para trabajar la masa es muy conveniente ver este video de Richard Bertinet, (una imagen vale más de mil palabras), yo lo he seguido al pie de la letra y he obtenido un resultado más que satisfactorio.
Una vez que obtenemos una masa sedosa, homogénea y manejable, enharinar ligeramente la superficie de trabajo, colocar la masa encima y formar con ella una bola, llevando los extremos hacia el centro de la masa, presionar bien hacia abajo con el pulgar e ir rotando la bola a medida que se trabaja. Dar la vuelta a la bola, estirar y esconder los bordes hacia abajo.

Seguidamente depositar la bola de masa en el interior de un cuenco ligeramente enharinado, cubrir con un paño de cocina y dejar reposar en un lugar al resguardo de corrientes de aire. Dejar reposar la masa hasta que doble su volumen.

Una vez haya reposado la masa, volcarla sobre la superficie de trabajo con suavidad (nos podemos ayudar de la rasqueta de plástico), desgasificar la masa, presionando la masa hacia abajo. Dividir la masa en dos partes iguales y modelar los panes. Para ello, aplanamos ligeramente una de las bolas de masa con la palma de la mano. Doblar un extremo hacia el centro y presionar hacia abajo con la palma de la mano. Doblar el otro extremo sobre el centro y presionar de nuevo hacia abajo. Doblar por la mitad y presionar firmemente hacia abajo para sellar los extremos. Dar la vuelta a la masa y colocarla ( con el punto de unión hacia abajo) en un molde de plum-cake engrasado.
Dejar reposar por segunda vez hasta que vuelva a doblar el volumen. Después, pincelar con un poco de leche (se le puede añadir unas gotitas de agua de azahar para aromatizar) y meter en horno precalentado a 180º con calor abajo-turbo durante 15/18 minutos, hasta que veamos que adquiere un color dorado y que al sacarlo del molde la base suena a hueco.
A la hora de hornear es conveniente colocar un recipiente con agua en la base del horno para crear el efecto de humedad que favorece el horneado de estas piezas de bollería.
Una vez horneados, desmoldar y dejar enfriar en rejilla.

By

Panecillos de yogurt

Estos panecillos son el resultado de una receta que tenía en “pendientes” desde que los ví en el estupendo blog Kanela y limón (que sin duda alguna, os recomiendo que mireis).

El resultado, el esperado. Unos deliciosos panes, ideales para el desayuno, para rellenar tanto con dulce como con salado. Los he hecho de diferentes formas y tamaños.

PANECILLOS DE YOGURTINGREDIENTES:

.- 500 gr. de harina de fuerza ( yo he utilizado 400 gr. de harina de fuerza + 100 gr. de harina integral de espelta o escanda)

.- 25 gr. de levadura fresca o 1 sobre
.- 200 gr. de yogurt natural
.- 120 gr. de leche
.- 1 huevo
.- 30 gr. de azúcar
.- 60 gr. de mantequilla a punto de pomada
.- 6 gr. de sal


ELABORACIÓN:

Se puede amasar de dos maneras: Tradicional
En panificadora

TRADICIONAL:
En un bol amplio, se vierte la harina y la sal, se abre un agujero en el centro y se vierte la leche templada (en la que habremos disuelto la pastilla de levadura), el yogurt, el huevo batido, la mantequilla a punto de pomada y los 30 gr. de azúcar.
Se mezclan los ingredientes líquidos del centro y se va recogiendo harina de los costados hasta lograr una pasta pegajosa, se vuelca sobre una encimera de trabajo y se le da un amasado durante 15 minutos aproximadamente hasta lograr una masa compacta, brillante y un pelín pegajosa. (Para ver la técnica de amasado es muy útil seguir los consejos de Richard Bertinet. Pinchad aquí para ver el video).
Una vez que tenemos las masa lista, la preparamos para que realice el primer levado, para ello, se pincela con aceite un bol amplio, se coloca la masa, se tapa con un plástico film (pincelado con aceite) y se cubre con un paño de cocina, se deja levar en un lugar cálido y libre de corrientes (puede ser dentro del horno, pero apagado).
Se deja reposar hasta que duplique o triplique el tamaño.


EN PANIFICADORA:
En la cubeta de la panificadora se coloca por este orden los siguientes ingredientes: la leche tibia con la levadura disuelta en ella, el yogurt, el huevo, el azúcar, la mantequilla, sobre todo esto se echan las harinas y encima la sal.
Se pone el programa “masa” (en la panificadora Biffinet, el nº 7), pero en cualquier otra panificadora es el programa que hace un amasado y seguido un primer levado.
*** en la mitad del amasado realiza un pitido para añadir ingredientes, en este punto, es interesante mirar la masa para ver si necesita algo más de harina o de líquido.
Dependerá del tipo de harina utilizada, ya que no todas se comportan igual, ni absorben la misma cantidad de líquido, así que habrá que estar un poco pendiente para que nos quede una masa perfecta. 


A PARTIR DE AQUÍ, el proceso es el mismo en ambos casos, una vez que ha duplicado el volumen, se desgasifica la masa, para ello, se vuelca la masa sobre la encimera y con suavidad, se le da un pequeño masaje para que pierda el gas que ha cogido durante el levado y vuelva a su tamaño inicial.
Se toman porciones de 35/40 gr. y se les da la forma deseada, pueden ser en forma de panecillos, bollitos redondos, caracolas…Se colocan sobre una bandeja de horno (previamente forrada con papel de horno), se cubren con un paño de cocina y se dejan levar por segunda vez hasta que doblan el volumen.
Una vez levadas, se pincelan con huevo batido o leche y se hornean en horno precalentado a 200º con calor arriba-abajo-turbo, después cuando se introduce la bandeja se baja a 180º con calor abajo-turbo y se dejan unos 15 minutos hasta que veamos que se han dorado. Se sacan y se dejan enfriar sobre una rejilla.


***es conveniente poner en la base del horno un recipiente con agua caliente para favorecer el horneado de las piezas, para crear humedad en el horno y que el resultado sea mejor.***en la receta original, se utilizaban 500 gr.de harina de fuerza. Yo, he variado esas cantidades utilizando de primeras 400 gr. de harina de fuerza y 100 de harina integral de espelta. Para lograr una buena masa, he tenido que añadir unos 50 gr. más de harina.

By

Pulguitas de chorizo

 

Estos pequeños bocados son un clásico en mi congelador. Cuando decido prepararlos, nos comemos unos cuantos como merienda, calentitos, recién hechos y los que sobran van derechitos al congelador, sobre todo porque quedan estupendamente una vez descongelados, porque te resuelven una merienda en 15 minutos y porque a mis peques les encantan.
Los hago de tamaño bocado, me gusta más así… quedan riquísimos.


PULGUITAS DE CHORIZO

INGREDIENTES:
.- 550 gr. de harina de fuerza ( yo, harina marca Día + cucharadita
de gluten)
.- 50 gr. de sémola de trigo
.- 320 ml. De agua tibia
.- 15 gr. de levadura fresca
.- 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
.- 1 cucharada de miel
.- 1 cucharadita de sal
.- 80 gr. de masa madre líquida Eric Kaiser
.- choricitos tamaño cocktail

 

ELABORACIÓN:

Disolver la levadura fresca en el agua tibia, echarla en la cubeta de la panificadora, seguidamente y por este orden añadir: la masa madre, el aceite, la miel, la harina + gluten + sémola de trigo, y la sal por encima.
Programar la función “masa”,(en la panificadora Biffinet, el nº 6) que consiste en un amasado y un levado de la masa.
Sacarlo de la cubeta de la panificadora a la mesa de trabajo (previamente espolvoreada con harina), desgasificarla, quitando el aire que haya cogido en el levado, hacerlo con movimientos suaves y delicados.
Cortar porciones de 30 gr. y extenderla, poner el choricito de cocktail en el centro y cerrarlo dando forma de pulguita, teniendo la precaución de sellar perfectamente la masa para que no se rompa y salga el chorizo durante el horneado.
Colocar los panecillos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear, con el sellado hacia abajo. Barnizar los panecillos con huevo y dejarlos reposar unos 20 minutos. Aprovechar este tiempo para precalentar el horno, colocando un recipiente con agua hirviendo en la base del horno (para favorecer la humedad dentro del horno), precalentar a 200º con calor arriba-abajo-turbo.
A la hora de introducir las bandejas (salen 2 bandejas), bajar la temperatura a 180º con calor abajo-turbo. Tenerlas 20 minutos, pero a los 10 minutos, cambiar las bandejas de posición (la de abajo, arriba y viceversa).
Una vez dorados y cocidos, sacar del horno y dejar entibiar en una rejilla.

*** salen unas 30 pulguitas.
***las que no se coman, se pueden congelar una vez frías.

By

Magdalenas integrales y ecológicas

 

A mediados de Diciembre hubo en Bilbao un certamen, pionero en el mercado español, que trata de difundir la filosofía que el movimiento ” Slow Food”(asociación sin ánimo de lucro que aboga por cambiar el estilo de vida en los hábitos de comida – lo opuesto al Fast Food-)lleva practicando en todo el mundo desde hace más de 20 años. Esta feria se llamaba “Algusto” y ofrecía al público una gran variedad de productos artesanales y autóctonos de ámbito internacional .
Yo, de esa feria, entre otras cosas, me traje unos paquetes de Escanda Asturiana.
La Escanda Asturiana (harina de Espelta) es considerado el trigo más consumido a lo largo de la historia, se declara como un antecesor del trigo común . La Escanda ha conservado todo su carácter original, no sufriendo cruces ni manipulación por parte del hombre. Conserva una cáscara que permanece con el núcleo, al contrario que las variedades modernas de trigo que se han criado para perder sus cáscaras cuando son cosechadas.
Este casco protege el grano de Escanda contra agentes contaminadores e insectos. La Escanda no se trata normalmente con pesticidas u otros productos químicos.
La harina de Escanda o Espelta tiene numerosas propiedades, buena fuente de vitaminas, mucha fibra, rico en ácidos grasos vitales……
Con esta maravilla de harina, unos huevos de corral que me compré en la misma feria (criados al aire libre y alimentados con granos) un buen aceite de oliva virgen y azúcar moreno he hecho esta delicia de magdalenas.
Esponjosas como ellas solas, con un sabor que no me recuerda a nada que haya probado anteriormente, simplemente ¡¡deliciosas!!.


MAGDALENAS INTEGRALES Y ECOLÓGICAS

INGREDIENTES:
. 225 gr. de harina integral de espelta
. 75 gr. de harina de fuerza
. 150 gr. de azúcar moreno de caña + 50 gr. para espolvorear por
encima.
. 100 ml. De aceite de oliva virgen extra
. 150 ml. De leche
. 3 huevos de corral
. 2 sobres de gaseosas
. ½ cucharadita de bicarbonato sódico
. ralladura de limón
. chorrito de zumo de limón
. pizca de canela

ELABORACIÓN:

En un bol amplio, se baten los huevos con la ralladura de limón y el azúcar moreno. Se baten concienzudamente hasta lograr una crema espesa (mejor con varillas eléctricas), seguidamente, se añade el aceite en forma de hilillo y sin dejar de batir. Una vez bien mezclado, se añade la leche (también poco a poco) hasta que logremos una crema (queda una masa bastante líquida). Se echa un chorrito de zumo de limón y una pizca de canela.
Por otro lado, se tamizan juntos los dos tipos de harina, el bicarbonato y los sobres de gaseosa.
Se comienza a echar las harinas sobre la mezcla anterior, la forma de integrarlo será con varillas manuales y movimientos envolventes, mezclando de abajo hacia arriba hasta que todo queda perfectamente mezclado.
Se preparan unos moldes para magdalenas y se va echando la masa en su interior. Se llenan hasta la mitad (no llenarlas más, porque es una masa que desarrolla mucho y si lo llenas demasiado, corres el peligro de que se desborde). Espolvorear azúcar sobre la masa ( también se puede poner algún fruto seco, pasa, frambuesas deshidratadas….)
Meter al horno precalentado a 200º y bajarlo a 175º durante 15/20 minutos hasta que veamos que están cocinadas. Meter un palillo en el centro y si sale seco, sacarlas para que se enfríen. Yo lo hago con calor abajo-turbo. (cada horno es diferente, por lo que esto lo pongo a título orientativo).

*** con estas cantidades salen 10 magdalenas gigantes (hechas en moldes de flanes).