By

Crema de almendra

648

Esta crema nos sirve como relleno de  muchas preparaciones, por ejemplo para rellenar tartas de manzana, pastelitos de masa quebrada, tartas de masa levada…

Es una crema comodín que conviene no perderla de vista porque al ser tan versátil, nos sirve en infinidad de ocasiones. Yo la he aplicado, por ejemplo, en una tarta de manzana con crema de almendra y compota que ha quedado muy rica.

La receta es de Richard Bertinet, de su libro “Panes”.

CREMA DE ALMENDRA

 

INGREDIENTES:

· 125 gr. de mantequilla

· 125 gr. de azúcar

· 125 gr. de almendra molida

· 25 gr. de harina

· 2 huevos

· 2 cucharadas de ron o licor al gusto (opcional)

ELABORACIÓN:

Para elaborar la crema de almendra, primeramente batiremos la mantequilla a punto pomada con unas varillas eléctricas o robot similar (Kitchen Aid), añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta amalgamar bien ambos ingredientes, hasta que logremos una crema esponjosa y homogénea. Añadimos la almendra molida y mezclamos bien. Se añade la harina y se integra también en la masa. Se añaden los huevos (a temperatura ambiente) de uno en uno, no incorporando el siguiente hasta que el primero esté totalmente integrado en la masa., por último, se añaden las cucharadas de ron o licor elegido (en el caso de que vayamos a usarlo).

Ya está lista para ser usada o bien se puede guardar hasta 1 semana bien cerrada en un recipiente hermético en la nevera.

By

Bolitas de masa frita tipo rosquillas (Muzenmandeln)

_DSC0301_phixr

Estas pequeñas bolitas de masa fritas son un pecado tremendamente adictivo, empiezas por una y… ¡Ya no puedes parar! 😉 Pero es que están tan ricas que merece la pena probarlas.

Superfáciles de hacer, se asemejan a la masa de las rosquillas pero no saben igual, tienen algo que las diferencia, quizá la mantequilla, el tamaño exacto de masa que fríes… No lo sé. Sólo puedo decir que están riquísimas.

La receta alemana está extraída del libro “Backen macht freude” del Dr. Oetker (me lo traje de mi visita a Munich) y la verdad es que todo lo que he probado del libro, sale genial. Ya os iré poniendo todas las cosas que he preparado, porque son a cual mejor. En el  libro las llama “Muzenmandeln” porque les da forma con un cortador especial con forma de almendra. Como yo no dispongo de ese “cacharrito”, las he hecho con un cortador de tamaño parecido y me han quedado con forma de bola, de ahí que las haya bautizado con ese nombre.

Os animo a probarlas, porque es una receta de las de tener en la recámara… ¡Ya me lo diréis!

_DSC0322_phixr

_DSC0316_phixr

BOLITAS DE MASA ALEMANAS

 

INGREDIENTES:

· 325 gr. de harina de todo uso

· 1 ½ cucharadita de las de té de levadura tipo Royal

· 100 gr. de azúcar

· 1 cucharadita de las de té de extracto de vainilla u otro aroma al gusto.

· 2 huevos tamaño “M”

· 1 pizca de sal

· 100 gr. de mantequilla o margarina a punto pomada

· Para freir: aceite de girasol

· Para rebozar (opcional): azúcar y canela

_DSC0368_phixr

ELABORACIÓN:

Para hacer la masa de las bolitas, en primer lugar, juntaremos la harina con la levadura y la mezclaremos bien. Añadimos el resto de ingredientes y amasamos (bien a mano, o todavía mucho mejor con un aparato amasador (tipo Kitchen Aid o similar), primeramente amasamos a velocidad baja y seguidamente aumentamos la velocidad y mantenemos unos minutos hasta formar una masa compacta, donde todos los ingredientes estén bien mezclados y unidos. (Nos quedará una masa bastante espesa, de textura como la de las rosquillas).

Una vez que tengamos la masa lista, la sacamos del robot amasador y con las manos, terminamos de unir y formamos un rollo. La extendemos sobre la encimera de trabajo.

En caso de hacerlo manual, se hace de la misma manera, se echan los ingredientes en un bol amplio y se amasan y mezclan, primero con un tenedor  después a mano, hasta formar una bola.

_DSC0255_phixr

***Para no tener que añadir más harina y así no alterar las proporciones de la receta, es conveniente extenderla sobre una lámina de silicona, plástico film o similar, para que se nos quede pegada. De todas formas, es una masa que se trabaja muy bien, no queda nada pegajosa debido a la cantidad de grasa que lleva (mantequilla).

Extendemos la masa con un rodillo, dejándola de 1 cm. de grosor aproximadamente. Cortamos la masa con un cortador pequeño (del tamaño aproximado de una almendra) y sacamos tantas piezas como nos permita la masa.

***Los recortes se vuelven a unir, volvemos a estirar y seguimos cortando hasta terminar con toda la masa.

En este punto, procederemos a freir las piezas. Para ello, calentamos aceite de girasol en una sartén o cazo.

***Yo prefiero hacerlo en un cazo pequeño, con poco diámetro para que haya bastante aceite, ya que las bolitas deben flotar en el aceite para que se hagan bien. Primeramente van al fondo, después se hinchan (aumentan mucho su volumen) y suben a la superficie. Es importantísimo que las bolas naden en el aceite, se fríen mucho mejor, cojen menos aceite y el acabado es mucho mejor. Así que no seáis roñosos con el aceite si quereis que os queden perfectas.

El punto de calor del aceite es también un factor muy importante para que nos queden bien. Ya que deberá estar lo suficientemente caliente para que se hagan bien por dentro y se doren por fuera. Si tenemos el fuego demasiado fuerte, se queman rápidamente por fuera, sin darle tiempo a que se hagan por dentro. Un truco para saber el punto correcto del aceite, es introduciendo una cubierto de madera en el aceite, si salen burbujas, quiere decir que ya está a punto para freir.

_DSC0272_phixr

***He observado que estas bolitas se doran rápidamente (creo que es debido a la mantequilla que lleva entre sus ingredientes), también se hacen bastante rápidamente por dentro, por lo que hay que prestar especial atención a la fritura para obtener un resultado perfecto.

Una vez que las tenemos doradas, las sacamos del aceite (a mí me gusta colocarlas primero en un colador grande –para que pierdan el exceso de aceite-) y después las ponemos sobre papel absorbente de cocina.

Se pueden dejar así, tal cual, o bien se pueden rebozar en una mezcla de azúcar y canela para darles un plus de dulzor y sabor. De ambas maneras están realmente ricas.

***Salen unas 50 piezas

***Se asemejan a la masa de las rosquillas, pero son diferentes, muy ricas.

***Es importante hacer las formas de 1 cm. de espesor, ya que de esta manera la fritura es la correcta, porque crecen mucho en el aceite.

***Advertencia: Una vez que empiezas con ellas no podrás comer sólo una.

_DSC0332_phixr

By

Tejas de Tolosa

DSC_0094_phixr

Con la misma masa que utilizo para hacer las Tulipas, se elaboran estas exquisitas tejas, únicamente hay que añadirles almendra, bien en granillo, bien en láminas. El resultado son unas pastitas francamente deliciosas. Son las de Tolosa, las que tienen merecida fama, junto con los cigarrillos  que elaboran en las confiterías de la zona con absoluta maestría. En algunas recetas utilizan huevos enteros, o bien harina fina de maíz. Para mi gusto, esta receta (tomada de Pedro Subijana) es ideal para elaborar, tejas, cigarrillos, tulipas y lenguas de gato.

Con ingredientes naturales y al alcance de todo el mundo, resulta difícil entender que puedan salir de tu horno estas delicadas y exquisitas pastas.

Estáis tod@s invitad@s … 😉

TEJAS DE TOLOSA

INGREDIENTES:

· 100 gr. de azúcar glas

· 100 gr. de claras

· 100 gr. de mantequilla

· 100 gr. de harina floja

. almendra en granillo

DSC_0071_phixr

ELABORACIÓN:

.- Mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar glas.

.- Añadir las claras de huevo sin montar poco a poco, cuando la mezcla esté homogénea, echar la harina tamizada y mezclar bien hasta conseguir una masa fluida.

.- Preparar una bandeja de horno, cubrirla con una lámina de horno antiadherente y extender una cucharada de masa, dándole el tamaño y forma ovalada para hacer la teja. Se espolvorea almendra picada por encima de cada teja.

.- Cocer en horno precalentado a 180º con calor arriba-turbo (sin suelo) y cuando comience a dorarse por los bordes sacar del horno. (unos 6/8 minutos).

.- A la salida del horno y en caliente, se les da la forma de teja, colocando la pasta sobre un rodillo , una botella… ( yo he utilizado un palo extensible de escoba, que es como de aluminio y que utilizo solamente para estas cosas), de esta forma me cabe toda la hornada en el mismo palo.

DSC_0098_phixr

NOTAS A TENER EN CUENTA:

La elaboración de las tejas no es para nada difícil, la masa se hace muy fácilmente pero hay que tener una serie de factores en cuenta para que salgan perfectas sin problema alguno.

· Hay que vigilar continuamente el horno, es una masa que se hace muy rápido, por lo que hay que estar muy atento para que no se quemen. En mi caso, cada hornada tarda unos 6 minutos.

· Hay que tener el trabajo perfectamente organizado y sincronizado, es mejor hacerlas en un momento en que no haya niños alrededor para que no te interrumpan.

· Voy a contar cómo me organizo yo: Necesitarás 2 bandejas de horno con sus respectivas láminas de horno antiadherentes, preparas la primera bandeja, con 8 tejas (no es conveniente poner más, porque no da tiempo a hacerles la forma a más cantidad de tejas, sin que se te hayan quedado duras en la propia bandeja.

· Metes al horno la primera bandeja, inmediatamente, das forma a otras 8 tejas en la segunda bandeja y la dejas preparada al lado del horno.

· Sacas la bandeja del horno y sin perder tiempo, colocas las pastas sobre el palo, el rodillo o la botella.

· Metes la segunda bandeja en el horno, ahora tienes unos seis minutos para dar forma a la siguiente hornada, aquí te darás cuenta que tienes caliente la bandeja que acabas de sacar del horno, entonces lo que haces es retirar la lámina antiadherente, le pasas un papel de cocina a la lámina y notas que ya está fría, por lo que comienzas a dar forma a las tejas, más tarde, ya colocarás la lámina sobre la bandeja (que ya estará fría).

· Ahora, retiras las tejas del palo (ya se habrán requeteendurecido ) y las colocas sobre una rejilla, para dejar sitio para las tejas que están en el horno.

· Compruebas el horno y si están para sacar… vuelves a empezar todo el proceso, o sea, sacas la bandeja del horno, colocas las tejas en el palo, metes la bandeja siguiente al horno, das forma a las siguientes…

· Todo esto lo tienes que hacer en 6 minutos aproximadamente, por eso digo que hay que hacerlo sin gente “molestando” por la cocina, ya que da el tiempo justo para hacerlo, eso sí … sin interrupciones.

· Una vez que tengas todas las tejas hechas, no las dejes mucho tiempo al aire. Guárdarlas inmediatamente en latas para que no se ablanden y estén supercrujientes durante 1 semana por lo menos.(no he comprobado más tiempo, porque no han durado tanto) pero se mantienen en perfectas condiciones una semana como mínimo.

DSC_0090_phixr

By

Rosquillas esponjosas

DSC_0234_phixr

Esta receta de rosquillas ha viajado de punta a punta de la península. Viene nada menos que desde Cádiz. 1000 y pico kilometrillos de nada. Se trata de una receta familiar de una amiga lectora de este humilde blog de recetas de cocina, que tan amablemente me la ha facilitado para que la tenga, las pruebe y corrobore que realmente están divinas.

Antes que estas había hecho otras: rosquillas de lecherosquillas patissier, rosquillas portugalujas o rosquillas dobles. Cada una tiene sus propias características. Estas que os presento ahora quedan mullidas, blanditas, esponjosas a no poder más, ¡Vamos, totalmente recomendables! Bueno, Carmen, ¡va por tí!

ROSQUILLAS ESPONJOSAS

 

INGREDIENTES:

  • 1 kg. de harina de todo uso (no se usará todo)
  • 5 huevos
  • 1 vaso de los de agua (250 ml.) de aceite de oliva suave
  • 1 vaso de los de agua (250 ml.) de azúcar
  • un puñado generoso de anis verde
  • 2 sobres de levadura tipo Royal
  • anís dulce (tipo Marie Brizard, El mono…)

DSC_0260_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se pone el vaso de aceite en una sartén con los granos de anís, se calienta el aceite al fuego y cuando va cogiendo calor, se retira del fuego y se deja que se enfríe totalmente.

Aparte, en un bol, se vierten los huevos y se baten bien, una vez que lo tenemos, añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta que esté perfectamente integrado, hasta que monte un poquito.

En tercer lugar, añadiremos el aceite que teníamos reservado (ha de estar frío y colado, para quitar los granillos de anís), mezclamos bien y seguidamente echamos parte de la harina que habremos mezclado con los sobres de levadura. En principio, mezclamos como medio kg, de una vez, se mezcla y se va añadiendo harina, según nos lo vaya pidiendo la masa, hasta lograr una masa bastante tierna… se necesitarán unos 800 gr. aproximadamente, pero no se puede asegurar, ya que cada harina absorbe la humedad de manera diferente, los huevos no son todos del mismo tamaño, entonces dependerá un poco de esos factores para que necesitemos añadir más o menos harina.

Lo que sí tiene que quedar es una masa bastante tierna, nos mojamos las manos con aceite y si logramos formar una bola, pues ya está, ése es el punto de la masa.

Una vez que lo tenemos, formamos bolas de unos 25/30 gr. Las vamos colocando sobre la encimera. Una vez que están todas formadas, se pueden dejar un ratito en reposo o si tenemos prisa, empezar a formar las roscas por las primeras bolas que hemos hecho. Para formarlas, nos embadurnamos las manos con aceite y cogemos dos bolas, las juntamos por la parte que ha estado en contacto con la encimera y hacemos un agujero en el centro.

En cazo profundo, calentamos abundante aceite para freirlas, las vamos echando de una en una y con cuidado, al principio irán al fondo, pero enseguida subirán a la superficie. Las freímos teniendo la precaución de que se hagan bien por dentro y no se nos quemen por fuera, para esto habrá que controlar adecuadamente la intensidad del fuego, deberá estar caliente para que se frían, pero no demasiado para que no se quemen por fuera y se queden crudas por dentro.

DSC_0207_phixr

El punto de calor del aceite es muy importante para lograr unas roscas perfectas, doraditas por fuera, bien hechas por dentro y nada aceitosas.

Según se van friendo, se ponen sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite e inmediatamente, se pincelan con anís dulce ( para que tome un ligero sabor a anís), también se puede poner anís en un pocillo y meter brevemente la rosquilla en él. Solamente tomará un ligero aroma a anís.

Después se pueden pasar por azúcar o dejarlas así. Depende de lo golosos que seamos.

*** Quedan unas rosquillas grandes (tamaño donut), son muy tiernas por dentro y con un sabor muy rico. Totalmente recomendables.

*** Con estas cantidades salen unas 25 roscas.

DSC_0254_phixr

By

Bizcocho Madeira Sponge Cake (MSC)

DSC_0081_phixr

Este bizcocho es uno de los más utilizados para elaborar tartas decoradas con fondant. Es un bizcocho intenso, de miga prieta, pero a la vez suave. Aguanta perfectamente el peso (en ocasiones, las tartas fondant llevan encima varios pisos más y mucha decoración) por lo que te garantiza que no se va a hundir. Además, es fácilmente moldeable, no se desmiga, por lo que puedes hacer cortes a tu gusto.

Este tipo de bizcochos queda bastante seco, por lo que es imprescindible bañarlo con un  almíbar saborizado.

MADEIRA SPONGE CAKE (MSC)

 

INGREDIENTES:

· 200 gr. de mantequilla

· 200 gr. de azúcar

· 200 gr. de harina

· 3 huevos

. 8 gr. de levadura tipo Royal

· aroma de vainilla, limón, anís…

DSC_0087_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se bate concienzudamente la mantequilla a punto de pomada con el azúcar en una batidora eléctrica de varillas hasta lograr que la crema esponje.

Seguidamente, se van añadiendo los huevos de uno en uno, y sin dejar de batir. No se añadirá el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente mezclado, se continuará hasta acabar con todos los huevos, se le añade el aroma elegido y se mezcla un poquito más.

Se pone la batidora en la velocidad mínima y se va incorporando la harina tamizada poco a poco, a cucharadas, hasta que esté toda la harina incorporada.

Se engrasa y enharina un molde adecuado para el horno y se vierte la mezcla en su interior, alisándola con una espátula.

Se hornean en horno precalentado a 200º, se baja a 170º con calor abajo-turbo y se introduce el molde durante 45/50 minutos. Comprobaremos que está cocido introduciendo una aguja en el centro, si sale sin restos de masa adherida, significa que ya está hecho, en caso contrario, dejarlo más tiempo e ir controlando hasta que esté bien horneado.

Una vez terminado, se saca del horno, se deja reposar 5 minutos y se desmolda sobre una rejilla para que termine de enfriarse. Después, se cubre totalmente con un plástico film y se deja asentar.

*** El tema del horno es muy particular ( no me canso de decirlo), yo, he explicado cómo lo he hecho yo, pero cada uno deberá adecuar los tiempos a las características de su horno. En general, se debe tardar alrededor de 1 hora para este tipo de bizcocho (con tanta mantequilla), aunque yo en 45 minutos lo tenía terminado y bien horneado.

*** Estas medidas son para un molde redondo de 20 cm. En caso de utilizar un molde más grande, aumentar proporcionalmente las cantidades.

*** Este bizcocho es ideal para ser utilizado en tartas fondant que tengan que aguantar mucho peso de la decoración, ya que es muy compacto y fácilmente torneable, no se desmiga a la hora de darle forma.

*** Es imprescindible calarlo con un almíbar aromatizado, ya que si no resulta muy seco.

*** Todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.

*** Es conveniente hacerlo 24 horas antes de utilizarlo para que se asiente el bizcocho y sea más fácil el torneado y la división en capas.

DSC_0082_phixr

By

Pasta fresca al huevo (paso a paso)

Esta es la segunda vez que preparo pasta fresca al huevo. En las dos ocasiones con un resultado más que bueno. Me compré una maquinita para estirar y dar forma a la pasta, la cogí en plan superbarato, sobre todo, para saber si le iba a dar uso o iba a ser otro cacharro más que apilar en el armario, pero viendo el resultado obtenido, me parece que la voy a utilizar y mucho!
Los tagliatelle quedan divinos, son muy fáciles de hacer y tampoco nos lleva demasiado tiempo (bueno, eso… a los que nos gusta entretenernos en la cocina, ¡claro!)
Os dejo mi versión, me he leido un montón de consejos y recetas sobre la pasta fresca y creo que he puesto en la explicación de la receta lo que me ha parecido más interesante y detalles a tener en cuenta para que nos salga una pasta perfecta.

PASTA FRESCA AL HUEVO ( paso a paso)

INGREDIENTES ( para 6/8 personas):

400 gr. de harina
4 huevos
1 cucharada y media de aceite de oliva virgen extra
sal

ELABORACIÓN:

Tamizar la harina sobre la superficie de trabajo, sazonarla con la sal y colocarla en forma de volcán, formando una amplia cavidad en el centro.

Añadir los huevos y el aceite y con un tenedor, batir los huevos y mezclarlos con la harina de dentro a fuera, hasta obtener una pasta grumosa.

Amasar rápidamente con las manos, desde fuera a dentro. e incorporar poco a poco la harina, amasar durante unos 15 minutos hasta obtener una masa consistente, lisa y elástica.
** si la masa resultase demasiado dura, añadir un poco de agua templada; al contrario, para endurecer una masa demasiado blanda, añadir un poco de harina.
Una vez que tenemos la masa, envolverla en film transparente y dejarla reposar 30 minutos.

Pasado el tiempo de reposo, dividir la masa en varias porciones,
estirarla un poco con el rodillo
y después pasarla por la máquina especial para extender y dar forma a la pasta. Se pasará la lámina varias veces a través de los rodillos con la máxima apertura, procurando doblar cada vez la masa en tres partes y enharinándola ligeramente si fuese necesario. Se debe ir reduciendo progresivamente la apertura de los rodillos hasta obtener las láminas del grosor deseado.
Para hacer tagliatelle, se pasa la lámina de pasta resultante por el rodillo con forma de cintas y salen separaditos y con forma de cintas.
Una vez que tenemos la pasta con la forma deseada, se deja secar durante unas horas.
Yo lo hago de manera rudimentaria, colgadas de un palo de fregona limpio (que utilizo sólo para ese fin) y espolvoreado con harina, para que no se quede pegada la masa una vez seca.
Bueno, edito para deciros que me he modernizado un poco y la forma de secado rudimentaria que utilizaba antes, la he cambiado un poquito. Tengo un secadero de pasta  que apenas ocupa espacio y es muy práctico si haces pasta casera de vez en cuando. Os lo enseño:
retoque
Después se recoge en un paño de cocina limpio y se utiliza o se guarda en la nevera bien envuelto en un saquito de tela.
  • ** Para elaborar tagliatelle de manera MANUAL:

    Después de haber envuelto la masa en plástico transparente y haberla dejado reposar 30 minutos dividirla en 2 ó 3 partes y extenderla con el rodillo formando una lámina con el grosor del canto de un cuchillo.
    Espolvorear la masa así extendida con un poco de harina, y doblarla en pliegues de unos cuatro centímetros de ancho, desde ambos extremos hasta el centro de la lámina.
    Dejar que la lá
    mina enrollada se seque durante unos minutos antes de cortarla con un cuchillo bien afilado en tiras más o menos anchas, como se prefiera.
    Sacudir con cuidado cada tira, para que el tallarín se desenrolle. Colocarlos esparcidos encima de un paño de cocina limpio y espolvoreado con harina y dejar que se seque hasta que estén bastante duros. ( no exagerar la cantidad de harina espolvoreada para que la pasta no se seque demasiado y se rompa durante la cocción).
    Después utilizar según la receta elegida.CÓMO CONSERVAR LA PASTA:Si la pasta casera ha sido elaborada con precisión y se ha dejado secar, puede conservarse en la nevera durante 2 ó 3 días , envuelta en saquitos de tela. También se conserva perfectamente en el congelador, dentro de un contenedor hermético y dividida en las partes que se necesiten para cada utilización. No es necesario descongelarla, se puede cocer tal como está en abundante agua en ebullición.

    LA COCCIÓN:

    La regla de oro para una buena cocción de la pasta fresca es la utilización de 1 litro de agua por cada 100 gr. de pasta. La sal se añade al agua en ebullición siguiendo la proporción de 8-10 gr. por cada litro de agua;
    Por lo que respecta al tiempo de cocción, no se puede ofrecer una indicación precisa, porque varía según el grosor de la pasta preparada. No queda más remedio que ir probándola hasta ver que está al dente. (en mi caso, unos 5/6 minutos).
    La pasta al huevo debe escurrirse siempre cuando está al dente porque continúa cociéndose mientras se condimenta y se sirve. No se aconseja cortar la cocción con agua fría: esta operación puede alterar el gusto de la pasta ( por lo menos así opinan los expertos).

    NOTAS:

  • cuando se amasa, siempre hay que enharinar la superficie de trabajo para evitar que la preparación se pegue.
  • Con la pasta fresca hay que utilizar 80 gr. por persona, ya que ésta crece más que la pasta seca durante la cocción y, por otra parte, debido a su composición, es mucho más sustanciosa que la seca.

By

Tulipas

Me ha parecido interesante mostraros esta fácil receta para hacer tulipas o tejas, (dependiendo de la forma que se le de). Es una masa fácil de realizar y de hornear. Lo más complicado de la receta es una vez fuera del horno, tener la rapidez suficiente como para dar a la masa forma de tulipa o teja en un tiempo record, ya que es una masa que se endurece rápidamente y hay que tener pericia para darle la forma “volando” (se coge el truco en la segunda tulipa).

Es una masa perfecta para presentar un helado, unas frutas de temporada con nata… no sé… para cualquier cosa. Además me ha venido perfecto para aprovechar las claras que me han sobrado al hacer el biscuit de turrón. Os la recomiendo si quereis “bordar” el postre. Queda un barquillo o galleta supercrujiente que aguanta hasta 1 semana en una lata en perfectas condiciones.

TULIPASINGREDIENTES:
· 100 gr. de azúcar glas
· 100 gr. de claras
· 100 gr. de mantequilla
· 100 gr. de harina floja

ELABORACIÓN:

.- Mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar glas.
.- Añadir las claras de huevo sin montar poco a poco, cuando la mezcla esté homogénea, echar la harina tamizada y mezclar bien hasta conseguir una masa fluida.
.- Preparar una bandeja de horno, cubrirla con una lámina de horno antiadherente y extender una cucharada de masa, dándole el tamaño deseado para hacer la tulipa.
.- Cocer en horno precalentado a 180º con calor arriba-turbo (sin suelo) y cuando comience a dorarse por los bordes sacar del horno. (unos 8/10 minutos).
.- A la salida del horno y en caliente, se les da la forma de tulipa, cóncava, por ejemplo, con dos boles de diferente tamaño, dejándolas en la posición hasta que estén frías.

NOTAS A TENER EN CUENTA:

· no es conveniente hornear en cada tanda más de 4 tulipas, ya que necesitamos trabajar con rapidez para darle la forma cóncava y esta masa se enfría rápidamente, con lo que si trabajamos con más cantidad, se quedan rígidas y no se pueden modelar.
· No es conveniente verter mucha masa en cada tulipa, cuanto más fina y delgada sea la capa que ponemos sobre la chapa, nos quedará una tulipa mucho más fina y crujiente.
· Con esta misma masa se pueden hacer diferentes formas, ovaladas (Tejas), rectangulares, redondas… y espolvorear con frutos secos o especias.
· Se utilizan para la presentación de postres y helados.
· La conservación debe ser en lata cerrada, en un sitio templado y seco. (se conservan durante varios días totalmente crujientes).
· Con estas cantidades salen unas 20 tulipas.

By

Gofres

Hace un par de semanas me compré la gofrera que sacó el supermercado Lidl. La verdad es que nunca he sentido mucho interés por los gofres, de hecho, no los había probado nunca. Siempre los he visto como algo muy calórico, chorreando chocolate caliente; De todas formas, como no tenía demasiado que perder, ya que el precio del aparatejo no es como para desestabilizar ninguna economía familiar, y tenía ganas de probar alguna receta de gofres, pues eso, me decidí y me la compré.
He probado dos recetas totalmente distintas entre sí, y la verdad es que he tenido la suerte del novato, con la primera receta que usé (sacada del libro ” Larousse de los postres” de Pierre Hermé) dí en el clavo con la masa, salieron 5 gofres como los de la foto, ligeros, livianos y realmente exquisitos. La masa me ha sorprendido gratamente. De mi segunda prueba, ni la menciono, quedó una masa digamos…”pasable”, pero nada que ver con los de la receta que a continuación os pongo.
Espero que si teneis gofrera, la probeis, pero yo, mientras nadie diga lo contrario, me quedo con esta masa como “mi masa definitiva de gofres”.

GOFRESMASA PARA GOFRES:

Ingredientes: .- 200 ml de leche entera (yo pongo 250 ml.)
.- 50 ml de nata (yo no le pongo)
.- 3 gr de sal
.- 75 gr de harina

.- 30 gr de mantequilla
.- 3 huevos enteros
.- cucharadita de esencia de vainilla


Elaboración:

.- Hervir en un cazo 150 ml de leche y dejarlo enfriar (si usas nata, pones 100 ml de leche entera y los 50 ml de nata).
.- Por otro lado, hervir el resto de la leche (100 ml) con la sal; bajar el fuego al mínimo y espolvorear con la harina tamizada, remover y mezclar la harina con el líquido , añadir la mantequilla cortada en trocitos e integrarla en la masa anterior.
(en este punto, obtendremos una masa compacta y seca, como si se tratase de una masa para pasta choux, la que se usa para hacer profiteroles), remover durante 2 ó 3 minutos con una espátula para que se cocine la harina y se seque la pasta, no parar de remover ya que se pega fácilmente al fondo del cazo, si fuese necesario, retirar el cazo del fuego y continuar removiendo.
.- Una vez que tengamos esa parte de la masa lista, verterla en un cuenco e ir añadiendo los huevos de uno en uno, no integrando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado.
.- Ahora, añadir los 150 ml de leche que tenemos reservada (hervida y fría), mezclar perfectamente hasta lograr una masa semilíquida, en caso de que nos queden muchos grumos, se puede batir con el brazo de la batidora para homogeneizar la masa; seguidamente, añadir el aroma de vainilla y mezclar.
.- Dejar enfriar totalmente, reposar la masa en la nevera durante 1 hora aprox.

*** la textura de la masa final debe quedar como si se tratase de una papilla gordita.
***con estas cantidades rinde para 5 gofres.


ELABORACIÓN DE GOFRES:

Una vez que tenemos la masa de gofres lista para ser usada, procederemos de la siguiente manera:
.- engrasar ligeramente las placas de cocción con aceite de oliva suave, hacerlo con un pincel.
.- calentar el aparato con la tapa cerrada, girar el regulador de intensidad de tueste hasta el nivel de tueste deseado ( en un regulador del 1 al 5, ponerlo en el 3 ó 4). El piloto rojo indica que el aparato está conectado a la red y se está calentando; cuando se ilumina el piloto verde, la gofrera está lista para asar.
.- abrir el aparato y levantar la tapa, introducir siempre en el centro de la mitad inferior de la placa de cocción una cantidad de masa suficiente para que se distribuya por todo el rectángulo de la gofrera (no tendría que llegar al borde de la gofrera, dejar 1 cm de distancia), aproximadamente serían 2 cucharadas soperas.
.- Hacer lo mismo en el otro rectángulo para obtener 2 gofres.
.- plegar las placas de cocción y cerrar la gofrera.
.- los gofres estarán listos después de unos 3 minutos aproximadamente. El grado de tueste se puede regular por medio del regulador de intensidad de tueste o ajustando el tiempo de cocción.
.-Abrir la plancha de gofres y comprobar si están suficientemente hechos o tostados, si los gofres aún no están suficientemente hechos o tostados, cerrar la plancha y dejar que continúe un ratito más.
.- Una vez a nuestro gusto, abrir la gofrera y retirar los gofres.*** los gofres se pueden cubrir con sirope de chocolate, de fresa, caramelo líquido, confituras, nata, chantilly, azúcar glas…

By

Crepes y tortitas

Este el desayuno preferido de mi hijo, cuando nos levantamos los domingos por la mañana con tiempo y ganas de preparar un desayuno en familia, siempre hacemos tortitas…
Existen tres tipos de masa: básica, que se utiliza para crepes, filloas o frixuelos; De levadura, más esponjosa que la básica; y soufflé, masa de levadura con clara de huevo montada a punto de nieve.

Los crepes, filloas o frixuelos son tortitas muy finas que reciben esos nombres en Francia, Galicia y Asturias, respectivamente. Se elaboran con una masa hecha a base de harina, huevos y leche, que se cuaja en una sartén engrasada.
Las Tortitas Americanas se parecen a las crepes, aunque son mucho más gruesas y esponjosas porque se adiciona levadura en polvo a la masa. Se hacen con harina de trigo o de maiz, o una mezcla de ambas.
Los Blinis son tortitas de pequeño tamaño, típicas de la cocina rusa, en las que la harina de trigo se sustituye por trigo sarraceno o alforfón. Se sirven generalmente con nata agria y acompañando ahumados y caviar.


TORTITASINGREDIENTES:
.- 125 gr. de harina (1 taza)
.- 1 huevo
.- 1 cucharada sopera de azúcar
.- 1 sobre doble de gasificante o 2 cucharadas de levadura en polvo
.- 225 gr. de leche (1 taza)
.- sal
ELABORACIÓN:

Mezclamos la harina, la sal, el azúcar y el sobre doble de gaseosas o la levadura en polvo, después añadimos la leche y la yema de huevo y batimos con una batidora para que no queden grumos, después le añadimos la clara que hemos reservado del huevo montada a punto de nieve procurando no revolver mucho para que la masa quede esponjosa.
Dejamos reposar la masa 15 minutos.
Pintamos el fondo de una sartén con un trocito de mantequilla, y se dejan caer en el centro un par de cucharadas de masa y, con la sartén agarrada por el mango, se mueve en todas las direcciones para extender la masa por el fondo con el fuego más bien tirando a bajo porque si no, se quema la superficie de la tortita, se cuaje demasiado deprisa y de modo desigual.
Cuando la tortita hace ojos, esto es que se le abren agujeros, le damos la vuelta y cocinamos por el otro lado. Según las tenemos hechas, las vamos apilando unas encima de otras para que no se enfríen y las tapamos con otro plato.
*** Se suelen acompañar una vez hechas con nata, sirope de caramelo, de chocolate, mermelada, mantequilla … o cualquier otra cosa que queráis.

By

Bizcocho en cazuela-horno

bizcocho-en-cazuela.2 JPG
Ya se nos han terminado las vacaciones, volvemos a la rutina diaria y ya esperamos con anhelo la llegada del próximo verano. Después de este largo periodo de inactividad en la cocina (y en el blog) vengo con una receta que he hecho casi a diario, los días que he estado descansando en un pueblo de La Rioja.
Allí nos juntamos mucha gente y no disponemos de horno, así que toda la repostería y dulces que hacemos tienen que ser con cocina de gas.
Mi madre compró hace un montón de años esta cazuela-horno , la hemos rescatado del fondo del armario y la hemos dado un uso que nunca hubiésemos imaginado.

bizcocho-en-cazuela.4JPG

Pongo esta receta porque me parece que ese cachivache hace unos bizcochos estupendos, nada que envidiar a los preparamos en el horno (queda realmente igual de jugoso y esponjoso como si se hubiese horneado en el mejor horno pirolítico…).
Si teneis cocina de gas y esta cazuela olvidada en el fondo de algún armario..¡¡ya sabeis!! a desempolvarla y a hacer bizcochos como “rosquillas” …
bizcocho-en-cazuela.5JPG
BIZCOCHO EN CAZUELA
INGREDIENTES:
. 4 huevos
. 3 ½ medidas de vaso de yogurt de azúcar
. 6 vasos de yogurt de harina
. 1 vaso de yogurt de aceite de girasol
. 2 vasos de yogurt de leche
. ralladura de ½ limón
. zumo de ½ limón
. 1 sobre de levadura tipo Royal, (polvos de hornear, impulsor químico)

bizcocho-en-cazuela.3JPG

 

ELABORACIÓN:
      En un bol amplio se echan los huevos, el azúcar, la leche, la ralladura de limón, el zumo y la leche. Se bate todo junto con el brazo de la batidora hasta que esté todo perfectamente mezclado y espume un poco.
Por otro lado, tamizamos la harina con la levadura y la vamos incorporado por tandas al batido, se mezcla con unas varillas manuales o con un simple tenedor, dando vueltas, sin batir, hasta que quede todo perfectamente mezclado. Quedará un batido bastante líquido.
Se engrasa la cazuela con mantequilla, se espolvorea con harina y se vierte la preparación en su interior.
Se coloca la cazuela en el fuego más pequeño de la cocina de gas, haciendo coincidir la chimenea de la cazuela con la llama, se coloca la tapa, de tal forma que queden todos los orificios tapados y se deja 3 minutos a máxima potencia, se baja el fuego al mínimo (mínima potencia de llama) y se deja cocer durante 1 hora.
Pasado ese tiempo, comprobamos que esté hecho y dorado por la parte de arriba, se aparta del fuego y se desmolda, se deja enfriar sobre una rejilla.*** en mi caso, el fuego más pequeño de la cocina de gas es un poco grande con lo que la llama no cae justo en la chimenea, si no en las paredes del hueco, con lo que siempre tiende a tostarse demasiado por esa parte. Hemos hecho la prueba en otra cocina de gas con el fuego más pequeño y queda perfecto.*** sale un bizcocho muy alto, muy esponjoso, ideal para desayunos y meriendas.*** se puede hacer variantes de este bizcocho, por ejemplo, sustituyendo la leche por un brick de nata de 200 ml y 50 ml de leche; o bien , sutituyendo la leche por 2 yogures naturales; Cambiando la ralladura y zumo de limón por naranja; Añadiendo un chorrito de anís, canela……
Todas esas modificaciones están probadas y comprobadas, aunque para mi gusto, como mejor queda el bizcocho es según la receta que he puesto como principal.*** es un bizcocho muy fácil de elaborar, no tiene ningún tipo de complicación, ideal para los que se inician en la repostería, ya que con pocos ingredientes, poco esfuerzo y ninguna pericia obtenemos un resultado altamente satisfactorio.

bizcocho-en-cazuela