By

Bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0059_phixr

Este bizcocho es, en mi opinión, PERFECTO, para hacer tartas de cumpleaños infantiles (bueno, también para los más mayorcitos), ideal para dividir en 3 capas y rellenar con lo que más te guste, bien sea  nata montada, buttercream, crema pastelera, trufa …

El bizcocho queda lo suficientemente húmedo, por lo que no necesita ser emborrachado con ningún tipo de almíbar, además tiene un intenso sabor a chocolate, que seguro hará las delicias de los más chocolateros. Altamente recomendable. Para mí, todo un descubrimiento, será a partir de ahora, un fijo en la quiniela para las tartas de cumpleaños.

La receta, es de Dorie Greenspan, extraída de su libro ” Baking:From my home to yours” , un libro que es una auténtica joya, también altamente recomendable (si sabes inglés, ¡claro!) y si no tienes conocimientos suficientes de inglés, ¡no te preocupes! porque ya tengo en mente hacer un montón de recetas del libro y si sigues este blog de cocina, las podrás ir viendo aquí. El bizcocho de chocolate que os enseño hoy, corresponde al bizcocho de la portada del libro. Próximamente, os enseñaré la tarta que hice con él. Espero que os guste y no perdáis de vista esta receta.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE PARA TARTAS DE CUMPLEAÑOS

INGREDIENTES:

· 155 gr. de harina de todo uso (1 1/3 cups)

· 57 gr. de cacao puro ( ½ cup)

· ¾ de cucharilla de té de bicarbonato ( ¾ teaspoon)

· ½ de cucharilla de té de levadura tipo Royal ( ½ teaspoon)

· ¼ de cucharilla de té de sal (1/4 teaspoon)

· 145 gr. de mantequilla a temperatura ambiente (1 ¼ sticks)

· 90 gr. de azúcar moreno (1/2 cup)

· 112 r. De azúcar normal (1/2 cup)

· 3 huevos grandes (“L”) a temperatura ambiente

· 1 cucharadilla de las de té de extracto puro de vainilla (1 teaspoon)

· 60 gr. de chocolate de cobertura, derretido y frío (2 ounces)

· 140 ml. de buttermilk o leche entera con una cucharada de limón a temperatura ambiente (1/2 cup)

· 140 ml. de agua hirviendo

· 115 gr. de chocolate semidulce o chocolate con leche, finamente picado o minichips de chocolate. (opcional. Yo no le puse).

DSC_0089_phixr(1)

ELABORACIÓN:

En primer lugar, preparamos el molde en el que vamos a elaborar el bizcocho; El bizcocho está hecho en un molde redondo de 22´5 cm. de diámetro ( 9” por 3”). Engrasamos todo el molde con mantequilla y después espolvoreamos harina por todo el interior, retiramos el exceso de harina. Cortamos un papel de horno con forma redonda para colocar en el fondo del molde y lo ponemos. (esto se hace para que no se hornee demasiado la base del bizcocho, es totalmente recomendable para que no se nos seque la parte inferior del bizcocho). Colocamos el molde sobre una bandeja del horno.

***es importante colocar el molde sobre la bandeja del horno. No sobre la rejilla solamente, ya que de esta manera, protejemos doblemente la base del bizcocho.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 12 minutos aproximadamente.( en mi caso, pero cada uno deberá hornear el bizcocho como lo hace habitualmente),

Para elaborar la masa del bizcocho:

Tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato, la levadura y la sal, todo junto.Con una batidora de varillas o robot de cocina tipo Kitchen Aid, mezclamos la mantequilla a velocidad media hasta que esté esponjosa y cremosa. Añadimos los dos tipos de azúcares y continuamos batiendo otros 3 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está todo perfectamente mezclado. Añadimos los huevos de uno en uno, no echando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado en la crema de mantequilla.

Echamos la vainilla. No hay que preocuparse si la mezcla parece cortada, es normal. En este punto, reducimos la velocidad del mezclador y añadimos el chocolate derretido y frío, cuando está totalmente incorporado, se añaden los ingredientes secos alternándolos con el buttermilk o leche, añadiendo las harinas en 3 veces y la leche en 2 ( se empieza y termina con los ingredientes secos); parar la máquina, y con la espátula bajar la masa que se haya podido quedar en los laterales del bowl y seguir mezclando solamente hasta que los ingredientes hayan desaparecido en la masa.

En este punto, la mezcla estará espesa, como si se tratase de un frosting. Continuamos a baja velocidad e incorporamos el agua hirviendo, la cual aligerará la masa considerablemente, volvemos a recoger con una espátula la masa que se haya podido quedar en los laterales del bowl y mezclamos. Añadimos el chocolate picado (en caso de que lo usemos)

Volcamos la masa resultante en el molde, y metemos al horno, bajamos la temperatura del horno a 175º con calor abajo-turbo y horneamos durante 40 /45 minutos, hasta que veamos que el bizcocho está bien cocido. Introducimos una aguja en el centro del bizcocho y si ésta sale sin masa adherida, quiere decir que ya está hecho. No preocuparse si se craquela la parte superior del bizcocho, esto es normal.

Sacamos la bandeja con el molde del horno y lo dejamos reposar 5 minutos, pasado este tiempo, desmoldamos sobre una rejilla y quitamos el papel de horno que estaba sobre la base. Dejamos enfriar sobre la rejilla.

DSC_0060_phixr

Una vez frío, se puede envolver en plástico film y dejarlo que se asiente hasta el día siguiente. También se puede usar una vez esté completamente frío o bien, se puede congelar hasta 2 meses.

Cuando vayamos a usar el bizcocho, se divide en 3 capas, bien cortándolo con un cuchillo de sierra, o con un aparato especial para dividir bizcochos en capas.

***Es un bizcocho endiabladamente oscuro y chocolatoso (debido a la adicción de los tres tipos de chocolate, o sea, cacao en polvo, chocolate de cobertura y chocolate semidulce o con leche).

***Es un bizcocho húmedo y un poco esponjoso tomado a temperatura ambiente, en cambio si lo tomamos frío de la nevera, resulta un bizcocho húmedo pero más denso y firme, mucho más parecido a un intenso y dulce pastel de chocolate. Es ideal en cualquiera de las dos texturas.

DSC_0077_phixr

By

Pan para hamburguesas

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0727_phixr

Estos panecillos para hamburguesa son muy fáciles (si tienes cogido el truco a las masas con levadura) y rápidos de preparar. La verdad es que al llevar un único levado, se hacen en un momento y si tienes pensado cenar una rica hamburguesa casera… no tienes pan de compra … y te quieres dar el supercapricho de comer una auténtica hamburguesa casera de verdad, ÈSTA es tu opción. Te la recomiendo.

PAN PARA HAMBURGUESAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de Harina de fuerza

· 300 ml. de agua

· 10 gr. de sal

· 20 gr. de levadura fresca de panadero

· 75 gr. de mantequilla o margarina

· 20 gr. de azúcar

· 25 gr. de leche en polvo

DSC_0736_phixr

ELABORACIÓN:

En la kitchen Aid o robot amasador colocamos todos los ingredientes sólidos (harina, sal, azúcar y leche en polvo), los mezclamos con la pala amasadora por 1 minuto a velocidad 1 ó 2 hasta que esté todo perfectamente distribuido y mezclado.

Colocamos el gancho de amasar y vamos vertiendo el agua poco a poco, hasta terminar con todo el agua. Amasamos a velocidad 1 durante 1 minuto y pasamos a velocidad 2. Amasamos unos 10 minutos (tendremos una masa bastante seca y homogénea), ahora –a mitad de amasado- añadimos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos y la levadura desmenuzada. Continuamos el amasado durante otros 10 minutos aprox. hasta obtener una masa fina y elástica.

Una vez que tengamos la masa lista, paramos la amasadora y sacamos la masa a la superficie de trabajo. Echamos un poco de harina en la mesa y le damos un pequeño amasado manual.

Dividimos la masa en piezas de 70 gr. y boleamos sin reposo. Con esto quiero decir que se le da forma de bola en cuanto está la masa dividida en trozos.

Se colocan las bolas sobre bandejas de horno (forradas con papel de hornear o silpat)y se tapan con un paño de cocina. Se dejan reposar 15 minutos.

Una vez reposadas las piezas boleadas, se aplastan con la mano. Se cubren con plástico film pincelado con aceite y encima un paño de cocina. Se dejan reposar durante 1 hora aproximadamente, hasta que leven adecuadamente. Las piezas adquieren bastante volumen.

Una vez que vemos que han aumentado su tamaño, se humedece la superficie con un pincel y agua y se le pegan semillas de sésamo o ajonjolí.

Hornear sin vapor durante 10 minutos en horno precalentado con calor abajo turbo. Hasta que veamos que cogen un tono dorado.

Sacar y enfriar en rejillas.

***Con estas cantidades salen 14 panecillos para hamburguesa.

***Queda una miga muy tierna, suave, ideal para rellenar con hamburguesa,

***Como sólo lleva 1 levado, se hacen rápidamente.

***Las hamburguesas que no vayamos a utilizar en el día, conviene congelarlas en bolsas de plástico. A la hora de utilizarlas, basta con sacarlas un poco antes del congelador y dejar a temperatura ambiente.

***La receta está extraida del libro de panadería de la escuela de hostelería de Galdakao. (Bizkaia)

DSC_0795_phixr

By

Mantecadas de yema

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0188_phixr

Estas pastitas son ideales para el té o el café. Quedan muy ricas de sabor, del tipo de pastas secas o de té. Otra versión, para que tengamos gran variedad de ellas y optemos por unas u otras, dependiendo de la ocasión.

MANTECADAS DE YEMA

 

INGREDIENTES:

· 115 gr. de mantequilla

· 115 gr. de azúcar glas

· 3 yemas

· 250 gr. de harina

· unas cucharadas de leche

· aroma de limón

· vainillina

· almendras fileteadas, granillo de chocolate…

DSC_0196_phixr

ELABORACIÓN:

Se bate la mantequilla con el azúcar glas hasta conseguir que esponje y se haya integrado perfectamente, se van añadiendo las yemas, de una en una, batiendo sin parar hasta lograr una crema (es conveniente utilizar unas varillas eléctricas, ya que nos simplifican el trabajo). Añadimos la vainillina y el aroma de limón y continuamos batiendo. Ahora añadimos la harina, mezclamos hasta que la crema haya absorbido toda la harina, formando una masa más o menos espesa. No batiremos, sino que iremos añadiendo la harina poco a poco y mezclando con un tenedor y luego con las manos, pero sin amasar, hasta que se nos haga una bola, en caso necesario, añadir un poco de leche, de cucharada en cucharada hasta lograr una masa homogénea.

Cuando tengamos la masa lista, la extendemos entre dos plásticos film y la refrigeramos en la nevera un par de horas como mínimo (mejor toda la noche). Cuando se ha endurecido, laminamos a una altura de 0,5 cm y cortamos con un cortapastas rizado o con cualquier forma deseada.

Pintamos con huevo la parte superior y ponemos lámina o granillo de almendra, o virutas de chocolate

DSC_0208_phixr

Horneamos unos 10/12 minutos a 180º. Sacamos las bandejas del horno, dejamos reposar unos minutos y colocamos las pastitas sobre rejillas, para que terminen de enfriarse.

***Receta extraida de los apuntes de “repostería” de la Escuela de Hostelería de Galdakao.

DSC_0197_phixr

By

Brownie de chocolate superrápido

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0395_phixr(1)

Este brownie es, aparte de super rápido de hacer, fácil , sencillo e ideal para hacer con los niños. Además el resultado es increiblemente bueno para los amantes del chocolate. En un momentito tienes un brownie delicioso que arregla la merienda de los más peques si lo acompañamos de un gran vaso de leche fría.

BROWNIE DE CHOCOLATE super rápido

 

INGREDIENTES:

· 115 gr. de mantequilla

· 90 gr. de chocolate negro amargo (min. 70% cacao)

· 225 gr. de azúcar

· 80 gr. de harina

· 30 gr. de cacao de buena calidad

· 2 huevos grandes

· 1 cucharadita de las de té de extracto de vainilla

· ¼ de cucharadita de las de té de sal

DSC_0250_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, preparamos un molde apto para el horno (el tamaño ideal para hacer los brownies es un molde cuadrado de 20 por 20, yo – como no tengo ese tamaño- he utilizado uno de 20 por 28 cm.), le ponemos unos pegotitos de mantequilla, encima colocamos papel de hornear (para que se quede fijo) y volvemos a engrasarlo con un poco de mantequilla.

Por otro lado, ponemos un cazo al baño maría, derretimos el chocolate amargo y la mantequilla, una vez que lo tenemos deshecho, retiramos del fuego y dejamos entibiar un poco.

Tamizamos la harina con el cacao y la sal, añadimos el azúcar también.

Al chocolate le añadimos el extracto de vainilla, los huevos (ligeramente batidos), lo mezclamos todo bien con unas varillas manuales. Seguidamente añadimos los ingredientes secos que tenemos previamente tamizados y preparados. Removemos hasta que queda una mezcla homogénea. ( el resultado es una masa bastante densa). Echamos la crema obtenida en el molde que tenemos encamisado y con una espátula igualamos la masa.

DSC_0382_phixr

Horneamos en horno precalentado a 200º, bajamos la temperatura a 175º y lo tenemos durante 25 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está hecho, introducimos una aguja en la masa y si apenas sale masa adherida, significa que ya está hecho. Retiramos del fuego y dejamos reposar en el propio molde sobre una rejilla durante 15 minutos. Posteriormente, retiramos el brownie del molde y dejamos que se termine de enfriar en la rejilla.

Una vez frío, se corta en 15 cuadrados iguales.

***ideal para tomar con un buen vaso de leche fría.

***Es importante utilizar un chocolate y un cacao de calidad, influye muchísimo en el resultado final.

***Este brownie está tomado de una receta de Martha Stewart, con mis modificaciones, ella añade especias tales como jengibre, nuez moscada y clavos de olor. En mi caso, he sustituido las especias por un puñado de nueces troceadas.

***Queda un brownie lleno de sabor y denso, por eso, es conveniente partirlo en pequeños trozos y compartirlo con los demás.

***Es tan sencillo de hacer como derretir la mantequilla y el chocolate en un cazo y echar el resto de ingredientes dentro, mezclar y hornear.

DSC_0469_phixr(1)

By

Galletas personalizadas

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0708_phixr

Estas galletas son perfectas para obsequiar;  además, cuentan con la ventaja de que puedes personalizar el mensaje que desees en cada una de ellas.  Utilizando este cortador puedes convertir estas pastas lo mismo en un obsequio para el día del padre, el día de los enamorados, un cumpleaños, una despedida

En esta ocasión, sirvieron como merienda para celebrar el cumpleaños de mi hija, mejor ocasión para estrenar el molde imposible!!

GALLETAS PERSONALIZADAS (con molde de imprenta)

INGREDIENTES:

· 600 gr. de harina

· 250 gr. de mantequilla a punto pomada

· 250 gr. de azúcar glas

· 1 huevo L

· 2 cucharillas de té de extracto de vainilla u otro sabor al gusto.

· Pizca de sal

DSC_0722_phixr

ELABORACIÓN:

La forma de preparar la masa es la misma que para todas las galletas. Es altamente recomendable utilizar un robot de cocina tipo Kitchen Aid para formar la masa. También se puede utilizar unas varillas eléctricas o hacer el batido de la mantequilla de forma manual.

En primer lugar, batiremos la mantequilla a punto pomada hasta que esté bien suave y esponjosa, se le añade el azúcar glas y se continúa batiendo hasta lograr una crema blanquecina y mullida. Seguidamente, se le añade el huevo y se continúa batiendo hasta que quede perfectamente integrado en la crema. Es el momento de añadir el extracto de vainilla y remover bien hasta que quede totalmente absorbido por la crema.

Por otro lado, habremos tamizado la harina con la sal. Vamos incorporando cucharadas de harina a la crema de mantequilla, en el caso de utilizar el robot de cocina, lo haremos con el accesorio de pala y al mínimo de velocidad. En caso de hacerlo manualmente, se vierte toda la harina y se une, en principio, con un tenedor y cuando no se puede unir más, utilizaremos las palmas de las manos para terminar de integrar la harina en la crema de mantequilla, “presionando” la masa hacia nosotros, (NUNCA amasando con intensidad, ya que obtendríamos una masa correosa y con liga que se encogería durante el horneado, dando lugar a pastas aceitosas y encogidas), la manera de unir la masa es juntando las manos ( como si hiciésemos un castillo con arena húmeda).

DSC_0680_phixr

Una vez que tenemos la masa lista, la dividimos en 4 partes, la colocamos entre plástico film y le damos forma plana con el rodillo, guardamos en la nevera que se repose, se enfríe y se recupere del “amasado”. La tendremos un par de horas como mínimo, aunque se puede dejar de un día para otro.

A la hora de formar las galletas, sacamos 1 porción de masa de la nevera y la dejamos a temperatura ambiente unos 10 minutos para que se atempere un poco la masa y no se quiebre cuando la estiramos. Extendemos la pasta entre los dos plásticos film (de esta forma, evitamos tener que añadir más harina a la masa, que alteraría las proporciones de la receta).

***es conveniente utilizar un rodillo con aros reguladores (que extiende la masa toda del mismo grosor, y de esta manera, quedan todas las galletas iguales, con el mismo grosor, lo cual, aparte de darle un aspecto más profesional, a la hora de hornear, se hornean todas por igual). En este caso, se extiende la masa hasta dejarla de un grosor de 6 mm.

Se coloca en el molde de galleta-imprenta, las letras que deseemos que queden impresas y formamos las pastas. Trasladamos las galletas formadas a una bandeja de horno cubierta con papel de horno o silpat. Es recomendable meter las bandejas con las galletas ya formadas, unos 15 minutos en la nevera para que se vuelva a enfriar la masa y así aguantan mejor la forma durante el horneado.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo, durante 12 minutos, cuando introducimos la bandeja con las pastas, bajamos la temperatura a 175º con calor abajo-turbo y las tenemos unos 10 minutos, hasta que veamos que empiezan a tomar un leve color dorado por las esquinas.

***conviene no pasarse en el tiempo de horneado y estar bien atentos, ya que si las dejamos más tiempo, quedan muy duras. Aunque las veamos tiernas y algo blandas, hay que sacarlas, ya que luego se endurecen con el enfriado.

Una vez que sacamos las galletas del horno, las dejamos un par de minutos en la bandeja y seguidamente, las colocamos sobre rejillas para que terminen de enfriarse.

***Salen unas 55/60 galletas de 7 por 4´5 cm.

***Una vez frías, se puede derretir un poco de chocolate de cobertura en el microondas y bañarlas por la parte inferior. Le da un plus de sabor a la galleta.

***Queda una masa muy rica, que apenas altera su forma en el horno, por lo que es una masa muy versátil y totalmente recomendable para elaborar galletas decoradas.

DSC_0704_phixr

By

Bizcocho básico para tartas fondant

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_1240_phixr(1)

Este bizcocho es ideal para elaborar tartas fondant, cumple con todos los requisitos que debe tener un buen bizcocho para este tipo de tartas, por ejemplo, aguanta perfectamente el peso, no se desmiga, por lo que se puede modelar adecuadamente, es muy rico de sabor y es un bizcocho de miga densa pero no pesada, perfecto para calar con un almíbar sin que pierda ni la forma, dándole una jugosidad imprescindible en este tipo de tartas.

No quería dejar de enseñároslo porque me parece muy útil tener la receta como fondo de armario, desde luego, para este tipo de tartas va estupendamente, altamente recomendable.

Hasta ahora, he utilizado en muchas ocasiones el MSC, para mis tartas fondant, también con muy buenos resultados (de hecho, es el más utilizado para este tipo de tartas) aunque reconozco que éste que os enseño hoy, me gusta todavía más. Comprobádlo por vosotr@s mismos y ¡ya me contaréis!

Próximamente os enseñaré la tarta que he elaborado con este bizcocho…

BIZCOCHO BÁSICO PARA TARTAS FONDANT

 

INGREDIENTES:

· 250 gr. de mantequilla

· 500 gr. de azúcar

· 6 huevos

· 500 gr. de harina

· 1 sobre de levadura tipo Royal

· 375 gr. de leche

· ralladura de limón

· 1 cucharada de zumo de limón

· 1 cucharadita de extracto de vainilla

DSC_1259_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, ponemos la mantequilla a punto de pomada en un bol, con varillas eléctricas preferentemente, batimos la mantequilla hasta que se ponga suave, vamos añadiendo el azúcar en tandas y batimos un buen rato, hasta que nos quede una crema suave, esponjosa y blanquecina.

Añadimos la ralladura de limón y continuamos batiendo. Seguidamente, añadimos los huevos de uno en uno, no echando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado en la masa de mantequilla. Así continuamos hasta terminar con todos los huevos. Se añade el extracto de vainilla.

Por otro lado, habremos tamizado la harina con la levadura y a la leche le habremos incorporado el zumo de limón (deberá reposar unos 10 minutos). Añadimos 1/3 de la harina a la masa y mezclamos en velocidad baja o con unas varillas manuales. Se le echa la mitad de la leche y se mezcla bien con la crema anterior. Se añade otro tercio de harina y se mezcla. Se vierte el resto de la leche y se continúa mezclando, de forma suave, sin batir. Por último, se añade la harina que nos queda y se mezcla hasta lograr una masa uniforme.

Habremos preparado un molde apto para el horno, lo engrasamos con mantequilla y luego espolvoreamos harina, seguidamente vertemos la crema batida dentro y horneamos.

El horno deberá estar precalentado a 200º con calor arriba-abajo-ventilador. Cuando introducimos el molde, bajamos la temperatura a 170º con calor abajo-aire.

El tiempo de horneado, dependerá un poco de cada horno, del molde utilizado… deberá estar mínimo 1 hora y media, pero eso lo comprobamos introduciendo una aguja en el centro del bizcocho, cuando salga seca, sin masa adherida, quiere decir que ya está hecho.

***Hay que poner especial cuidado en los tiempos y temperatura del horneado del bizcocho, ya que en este caso, al ser un bizcocho muy alto, con mucha masa en el centro, deberá hornearse a menos temperatura y más tiempo que un bizcocho tradicional, para que ese haga bien por el centro.

***En este caso he utilizado un molde de pirex ovalado, pero se puede utilizar cualquier otra forma de molde.

***Queda un bizcocho consistente, muy rico, fácilmente esculpible sin perder la forma, aguanta perfectamente el peso de las masas de fondant.

***Receta obtenida de la revista Bricorepostería con mis variaciones.

DSC_1254_phixr

By

Pastas rizadas con manga pastelera

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0391_phixr

Estas pastas son especiales. Las elaboré cuando supe que acudiría al EBE de Sevilla, el mayor evento sobre blogs de habla hispana en el mundo con 3.000 bloggers inscritos. Viajé junto con otr@s bloggers de eitb.com: Ederne Frontela, del blog de cine; Yovanni Castro, del blog de Inteligencia Emocional; Álvaro Saiz, del blog de Vaya Semanita y Lontzo Sainz, responsable del área de Networking en eitb.com, que incluye blogs y redes sociales, y que participó en una mesa precisamente sobre esos temas.

Y llevé las pastas como obsequio a uno de los organizadores de EBE, Benito Castro. Un gran tipo con quien antes había tenido contacto, que junto con Luis Rull, José Luis Antúnez y un gran grupo humano organiza desde hace 6 años este pedazo de evento. Gracias a tod@s por vuestro trabajo, por todo lo que he aprendido, por todo lo que he disfrutado y por la gran acogida.

Ese es el motivo de que este post se publique en martes y no en lunes como suele ser habitual. Un fin de semana maravilloso durmiendo en Triana y “viviendo” a orillas de Guadalquivir ha tenido la “culpa” ;-)

PASTAS RIZADAS (Pastas de Té)

 

INGREDIENTES:

· 240 gr. de mantequilla a punto pomada

· 100 gr. de azúcar glass

· 1 huevo grande (XL)

· 340 gr. de harina

· esencia de vainilla (1 cucharadita)

DSC_0441_phixr

ELABORACIÓN:

Se mezclará la mantequilla a punto pomada con el azúcar glass con energía hasta formar una pomada, este proceso es conveniente hacerlo con una batidora eléctrica de varillas para facilitar el trabajo.

Se añade la esencia de vainilla y se continúa mezclando. Se agrega el huevo sin parar de batir la masa hasta que esté bien mezclada, hasta lograr una masa homogénea.

A continuación, se agregará la harina tamizada moviendo desde este momento con suavidad y lo preciso para que justo se mezcle la harina, pues de esta forma se evita en lo posible que la masa llegue a coger nervio.

Se echa la masa en una manga pastelera con boquilla rizada, de diferentes formas dependiendo de la forma que se le quiera dar a las pastas.

FORMADO DE LAS PASTAS:

· ESES: Escudillar con boquilla de ocho puntas y sobre bandejas cubiertas con papel de hornear, unas pastas en forma de ese, de unos 5 cm. de largo, procurando, eso sí, que unas vayan de izquierda a derecha, mientras que otras de derecha a izquierda y haciendo la misma cantidad de unas como de otras, dispuestas de forma que estén un poco separadas para que no se peguen al desarrollar en el horno.

DSC_0402_phixr

· HERRADURAS: Se escudillará la masa sobre bandejas cubiertas con papel de hornear con manga provista de boquilla de ocho puntas, dándole la forma de herradura de unos 5 cm de largo por 4 cm. de anchura y debidamente separadas unas de otras.DSC_0392_phixr

· BOTONES CON GUINDA: con boquilla de ocho puntas se hace forma de botón y se coloca ¼ de guinda en el centro, también se puede colocar un trocito de fruta escarchada.DSC_0416_phixr

· PALILLOS: Con la misma boquilla se formarán tiras de 5 cm. y el ancho que de la manga.DSC_0413_phixr

 

HORNEADO:

Esta parte es importante, cada uno deberá conocer su horno para hornear las pastas. En mi caso, precaliento el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo, pasados 15 minutos, bajo el horno a 175º con calor abajo-turbo, introduzco la bandeja con las pastas y las tengo entre 10/12 minutos, hasta que comienzan a dorarse por las esquinas. La parte central la saco prácticamente blanca. Se saca la bandeja y se colocan las pastas en rejillas para que terminen de enfriarse. Salen blandas del horno, pero luego se endurecen un poco.

Si dejamos las pastas demasiado tiempo en el horno obtendremos unas pastas duras, hay que sacarlas cuando están empezando a tomar color por las orillas.

ACABADO:

Las Eses Rizadas, una vez frías, se unirán de dos en dos con mermelada, dulce de leche espeso, crema de mantequilla… por la parte de la suela de las pastas, y una vez todas unidas, se esparcirán sobre la encimera para pasarles con un cartucho de chocolate unos hilillos desiguales, de forma que cada pasta llegue a coger unas tiritas de chocolate, quedando de esta forma terminadas.

Las herraduras, una vez frías, se pegarán de dos en dos con mantequilla o mermelada, procurando que no salga por los lados y cuando estén todas pegadas, se bañarán de chocolate las dos puntas, quedando de esta forma terminadas.

Los palos tienen el mismo acabado que las herraduras.

** Un detalle que requiere especial atención a la hora de elaborar estas pastas es la incorporación de la harina a la masa de mantequilla y huevos, hay que tener especial cuidado para evitar que cojan nervio cuando se les mezcla con la harina. En caso de que cojan nervio, sería difícil de escudillar, además, de que, por lo general, resultarían encogidas y aceitosas.

** Es recomendable no llenar demasiado las mangas, pues ello podría dificultar la labor de escudillado, lo que impediría la realización de un buen trabajo. Si bien estas masas no son duras, no por ello dejan de tener su consistencia y una manga excesivamente llena nos impediría el poder dominarla adecuadamente.

** Al contrario que las masas duras, éstas deben de escudillarse en cuanto están amasadas para que no se endurezcan más y se escudillen con más facilidad.

** Dado que se trata de masas tiernas y esponjosas, si se cuida la composición y la elaboración resultan exquisitas al paladar.DSC_0435_phixr

By

Gofres belgas

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0046_phixr

Hoy vengo con la auténtica receta de gofres belgas. De mi viaje a Bélgica me traje un par de cajas de azúcar perlado (imprescindible para elaborar los auténticos gofres belgas) y para hacerlos he utilizado la receta que viene en la parte posterior de la caja. La he seguido al pie de la letra y el resultado ha sido magnífico.

Tengo que decir que me han encantado. Si  eres un entusiasta de los gofres, ésta es tu receta. Quedan exactamente igual a los que he probado en cualquiera de los puestecitos que inundan Bruselas  vendiendo este típico dulce belga.

Hasta ahora había estado haciendo esta otra receta de gofres, con  unos resultados muy buenos. Es otro tipo de masa, más liviana y ligera, tipo pasta Choux. La verdad es que me gustan las dos, así que, mientras tenga azúcar perlado no pararé de hacer la receta que hoy os presento.

GOFRES BELGAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 175 gr. de leche tibia

· 50 gr. de levadura fresca de panadero

· 2 huevos y 1 yema

· 10 gr. de sal

· 1 sobre de azúcar avainillado

· 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

· 300 gr. de azúcar perlado

DSC_0029_phixr(1)

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, deberemos elaborar una masa con la harina, la leche, la levadura, los huevos, la sal y el azúcar avainillado. Para ello, desleiremos la levadura fresca en la leche tibia, formamos un volcán con la harina, la sal y el azúcar avainillado y en su interior echaremos la leche con levadura y los huevos y la yema. Mezclaremos hasta conseguir una masa uniforme, donde todos los ingredientes se hayan unido perfectamente, quedando una masa bastante tierna o blanda.

Se deja reposar la masa resultante, cubierta con un plástico film (engrasado con un poco de aceite para que no se pegue), después se cubre con un paño de cocina y se deja reposar por 30 minutos aproximadamente, hasta que haya doblado el volumen.

*** El tiempo de reposo es relativo, dependerá de la temperatura de la habitación donde repose la masa, de si es verano o invierno… en esta ocasión, con 30 minutos he tenido suficiente.

Una vez doblado el volumen, se desgasifica la masa y se le añade la mantequilla cortada en cuadraditos, se amasa para que se integre toda la grasa en la masa, finalmente se añade el azúcar perlado y se amasa hasta que se distribuya regularmente por toda la masa.

Preparamos la gofrera para cocerlos. Para ello, pincelamos toda la superficie de la gofrera con aceite de girasol. Cerramos el aparato, colocamos en el nivel 4 de temperatura y esperamos hasta que se enciende la luz verde que nos indica que ya ha alcanzado la temperatura idónea.

Nos ayudamos de unas cucharas soperas para separar trozos de masa, las echamos en las cavidades de la gofrera y las aplastamos un poco para que se extiendan más o menos por toda la superficie. (No es necesario hacerlo muy concienzudamente ya que luego al cerrar la tapa, se distribuye la masa uniformemente).

Cerramos la tapa y la dejamos unos 8 minutos, comprobamos que ha cogido un bonito tono dorado y sacamos.

DSC_0056_phixr_phixr

*** Con estas cantidades salen 12 gofres.

***Se pueden tomar con chocolate, nata, caramelo, frutas,…

***El azúcar perlado es imprescindible en la elaboración de los auténticos gofres belgas, ya que la característica primordial de este tipo de gofre es encontrarte trozos de azúcar en cada mordisco y esto sólo se consigue utilizando azúcar perlado.

*** Se puede congelar la masa en paquetitos individuales, para utilizarlos sólo necesitamos sacarlos con antelación para que se descongele y en unos minutos  tenemos una merienda de lujo que te puede sacar de un apuro en más de una ocasión.

*** Se necesitan unos 90 ó 100 gr. de masa para cada gofre.

DSC_0015_phixr(1)

By

Pastas de limón

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0002_phixr

Estas pastitas de limón son un bocado delicado y exquisito. La verdad es que no será la última vez que las haga. Las masas para estas pastas tienen que ser algo blandas debido al hecho de que han de escudillarse, o sea, darles forma con boquillas de diferentes diámetros y formas, pudiendo además ser lisas o rizadas.

Un detalle de gran importancia es que requieren un especial cuidado para evitar que cojan nervio cuando se les mezcla la harina. En caso de que llegasen a tomar nervio serían muy difíciles de escudillar, además de que, por lo general, resultarían encogidas y aceitosas.

Es recomendable no llenar demasiado las mangas, pues ello podría dificultar la labor de escudillado, lo que impediría la realización de unas bonitas pastas.

Al contrario que las masas duras, éstas deben escudillarse en cuanto están amasadas para que no se endurezcan más y se formen con más facilidad.

DSC_0003_phixr

PASTAS DE LIMÓN

 

INGREDIENTES:

· 200 gr. de mantequilla

· 160 gr. de azúcar glas

· 2 cortezas de limón ralladas

· 1 huevo

· 50 g. De leche tibia

· 340 g. De harina

· 6 g. De levadura tipo Royal

DSC_0020_phixr(1)

ELABORACIÓN:

En primer lugar, trabajar en la batidora de varillas la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glas y la ralladura de limón. Hacerlo durante un buen rato, hasta que la mantequilla quede muy esponjosa y todos los ingredientes unificados.

Seguidamente añadimos el huevo y continuamos batiendo hasta que se integre perfectamente en la masa. Después, añadir la leche y seguir trabajando la masa en la batidora.

Tamizamos la harina y la levadura en polvo. Se la añadimos a la masa, esta vez poco a poco a cucharadas, sin castigar demasiado el batido. Mezclando, NO batiendo, hasta que esté la harina perfectamente mezclada con la masa de mantequilla.

Echamos la mezcla resultante en una manga pastelera con boquilla rizada. Formamos las pastitas sobre papel de hornear, dándole la forma deseada. Se hornean en horno precalentado a 200º bien caliente. Cuando introducimos la bandeja con las pastas, bajamos la temperatura a 180º con calor abajo-turbo, las tenemos unos 10 minutos, hasta que comienzan a dorarse las partes más sobresalientes de las pastas.

Una vez cocidas, se sacan y se colocan sobre rejillas para que se enfríen.

DSC_0013_phixr

*** Estas pastas son muy delicadas tanto de sabor como en el manejo una vez terminadas.

***El secreto para obtener unas pastas finas y blanditas por dentro es batir concienzudamente la mantequilla con el azúcar.

***Para aumentar el sabor a limón, se puede añadir unas gotas de extracto de limón.

By

Brownie de chocolate

  • Menéame0
  • &description=Pinterest" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="beside">

DSC_0021_phixr(3)

Desde que vi este brownie a Trota del blog Food&cook sabía que tenía que probarlo. Me gustaba todo de él, lo húmedo que quedaba por dentro, la capita exterior crujiente y sobre todo que no lleva demasiada mantequilla (para tratarse de un brownie, claro está!). Encima, si además  venía avalado por Silvia, el éxito estaba casi asegurado.

No me equivoqué, está realmente delicioso. Fue la merienda en el campo junto con un gran vaso de leche de 4 niños que no dejaron ni las migas… Si nos descuidamos, no lo probamos.

DSC_0025_phixr

BROWNIE DE CHOCOLATE

 

INGREDIENTES:

· 225 de chocolate negro (70% cacao)

· 85 gr. de mantequilla

· 3 huevos

· 100 gr. de azúcar

· ¼ de cucharilla de sal

· unas gotas de extracto de vainilla

· 60 gr. de harina cernida

DSC_0017_phixr(2)

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se pone el chocolate picado en un cazo a fuego bajo o al baño maría para deshacerlo, se le añade la mantequilla cortada en trozos y se remueve hasta que esté perfectamente mezclado y quede una crema. Se retira del fuego y se deja templar.

Por otro lado, ponemos los huevos junto con el azúcar, la sal y el extracto de vainilla en un robot de cocina para montarlo, o se pone en un bol y se bate con una batidora de varillas durante unos 10 minutos hasta que quede montado, es decir, una crema blanquecina que haya doblado su volumen.

Se le añade el chocolate tibio y se continúa mezclando. A continuación, se le añade la harina tamizada y se mezcla suavemente, esta vez con varillas manuales y movimientos envolventes, hasta que esté perfectamente integrada en la masa.

Se prepara un molde rectangular de 20 por 28, se cubre con papel de hornear y se engrasa con un poco de mantequilla. Se vierte la masa en él y se hornea.

Tendremos el horno precalentado a 180º con calor arriba-abajo-turbo. Introducimos el molde que habremos apoyado sobre la bandeja del horno y la colocamos en la parte inferior del horno. Horneamos el brownie a 180º con calor arriba-abajo durante 25/30 minutos. Comprobamos que está hecho, introduciendo una aguja, si sale seca, retiramos la bandeja del horno.

Dejamos enfriar el brownie en el mismo molde. Una vez frío, desmoldamos y troceamos.

DSC_0010_phixr

*** Rinde para 12 raciones.

***Deberá quedarnos una textura húmeda, jugosa. La forma de hornear es muy importante para obtener buenos resultados. No deberemos poner el horno con demasiado calor, ni con el aire (ya que nos resecaría el brownie), es mejor hacerlo poco a poco, con calor constante. En 30 minutos debería estar hecho.

***Es importante utilizar moldes del tamaño especificado en la receta, para que no varíe ni la textura, ni los tiempos de horneado…

***Se puede añadir unos 100 gr. de nueces troceadas.