By

Tarta mousse de queso y fresa

tarta de queso y fresa.JPG2

Todavía estamos a tiempo de preparar esta tarta tan fácil y deliciosa. La temporada de fresas está terminando, pero es ahora cuando están en su máximo esplendor, llenas de sabor, dulces como nunca, por eso si tenéis ocasión, preparadla, ¡no os vais a arrepentir!

 

TARTA MOUSSE DE QUESO Y FRESA

 

INGREDIENTES:

BASE: bizcocho de almendras al microondas :

.- 50 gr. de harina

.- 10 gr. de almendra en polvo

.- 50 gr. de azúcar

.- 2 huevos

 

RELLENO:

· 500 gr. de fresas

· 300 gr. de queso tipo Philadelphia

· 200 gr. de azúcar

· 500 gr. de nata para montar

· 9 hojas de gelatina

 

COBERTURA:

· Mermelada casera de fresas

· 2 hojas de gelatina

tarta de queso y fresa

ELABORACIÓN:

 

Primeramente prepararemos la base de la tarta, en esta ocasión he elegido una base de bizcocho en microondas, al que le he añadido 10 gr. de almendra en polvo para saborizarlo un poquito más.

Mientras se enfría nuestra base de bizcocho, procederemos a preparar un puré de fresas, lavamos y troceamos las fresas, las echamos a un cazo y añadimos el azúcar. Mezclamos bien y llevamos a ebullición, una vez alcanzado, bajamos la intensidad del fuego y dejamos cocer unos 8/10 minutos. Cuando vemos que ha pasado el tiempo, retiramos del fuego y trituramos con la batidora, desespumamos y dejamos aparte.

Ponemos las hojas de gelatina a remojo en agua fría durante 10 minutos, las sacamos, secamos un poco en un paño de cocina y se las echamos de una en una al puré de fresas bien caliente, removemos hasta que estén totalmente disueltas.

Cuando el puré esté tibio, tirando a frío, añadimos el queso crema y batimos bien hasta que se deshaga totalmente. Montamos la nata y se la añadimos poco a poco, con movimientos suaves y envolventes, con una varilla manual o espátula de silicona. Una vez que está perfectamente integrada, volcamos el resultado sobre la base de bizcocho que previamente habremos colocado en un molde desmontable (en mi caso de 25 cm. de diámetro).

***Si se quiere se puede emborrachar el bizcocho con un almíbar, o zumo de naranja.

Alisamos bien la superficie con una espátula y llevamos a la nevera para que se enfríe bien y se cuaje.

corte de tarta de queso y fresa.JPG1

Por último, procederemos a realizar la cobertura, para ello, calentamos un bote de mermelada de fresas (mejor si es casera), llevamos a ebullición, dejamos hervir unos minutos y retiramos del fuego. Le añadimos 2 hojas de gelatina previamente hidratada en agua fría, removemos hasta que se disuelva bien.

Dejamos entibiar (casi frío) y se echamos por encima a la tarta. Volvemos a meter en la nevera para que se cuaje la cobertura.

Cuando vemos que ya está cuajada (un par de horas) desmoldamos con cuidado y servimos.

tarta mousse de queso y fresa corte

***esta tarta se puede congelar perfectamente, con o sin cobertura.

***otra manera de decorar, puede ser hacer un coulis de fresas, meterlo en un biberón, formar una espiral por toda la superficie y con una aguja de punto formar una especie de tela de araña, círculos concéntricos…

 

By

Tarta de queso New York

DSC_0041_phixr

¡¡  Ya le tenía yo ganas a esta tarta  !! Existen muchas versiones sobre la misma receta; Varían, principalmente,  en la cantidad de queso crema a utilizar, algo que siempre me ha dado un poco de reparo, porque el resultado es una tarta altamente calórica. Aprovechando la celebración de un cumpleaños, me he decidido a hacerla, como se reparte entre todos, apenas toca a un trocito para probarla, con lo que el cargo de conciencia es menor, sobre todo ahora, después de los excesos del verano.

Decir que la tarta no tiene “peros”, queda tan buena de presencia como de sabor. Además la he presentado en tres versiones que podéis ver en las diferentes fotografías; La primera: tal cual, recién sacada del horno; La segunda: con un poco de azúcar glass para decorar y la tercera: con una especie de mermelada de cerezas casera cubriendo toda la superficie.

Todas las versiones van bien, aunque el toque de cerezas frescas por encima la hace totalmente irresistible.

Después de consultar un montón de blogs por internet, me he decantado por la que menos cantidad de queso llevaba, receta de la Escuela de Hostelería de Galdakao. He modificado la base de la tarta, haciendo una tartaleta de azúcar, ya que a mí no me van demasiado las bases de galleta. Sinceramente, recomendable.

DSC_0059_phixr

TARTA DE QUESO NEW YORK

 

INGREDIENTES: (para un molde redondo de 22 cm.)

· Base de la tarta: Pate sucree:

.- 250 gr. de harina

.- 3 cucharadas de azúcar

.- ¼ de cucharilla de sal

.- 130 gr. de mantequilla fría

.- 3-4 cucharadas agua helada

· Relleno :

.- 650 gr. de queso crema tipo Philadelphia

.- 210 gr. de azúcar

.- 45 gr. de maizena

.- 3 huevos grandes

.- 1 yema

.- ralladura de ½ limón

.- vainilla

.- 100 gr. de nata líquida

. Cobertura:

.- mermelada de cerezas ( 500 gr de cerezas / 250 gr. de azúcar)

.-  azúcar glass

DSC_0078_phixr

ELABORACIÓN:

Para elaborar la Pate Sucree: Colocar la harina, el azúcar y la sal en un recipiente grande y combinar bien.

Cortar la mantequilla fría en trocitos y mezclar rápidamente con la harina, amasar la mezcla con vigor entre las palmas de las manos para asegurarse de que la mantequilla se distribuya de forma pareja. La mezcla deberá tener la consistencia de migas.

Agregar el agua, de a una cucharada por vez, y mezclar con un tenedor hasta que la masa forme una bola. Acabar de juntar con las manos, fresando la masa. Nunca amasar.

Colocarla entre dos plásticos film y extenderla un poco para que luego sea más fácil extender. Merterla en la nevera y dejarla reposar hasta que se endurezca. (una hora mínimo).

*** esta masa puede enfriarse en la nevera hasta 4 días. También puede congelarse, antes de estirar o después de hacer la tapa de tarta o tartaleta durante 3 meses.

*** Cómo formar la tarta: Este tipo de masa se deshace bastante por el contenido de azúcar , por eso puede ser difícil de estirar. La superficie de trabajo debe ser fría; Retirar la masa de la nevera, en caso de que esté demasiado firme para estirar con facilidad, hay que golpearla con el palo de amasar o rodillo para que recupere la flexibilidad.

Enharinar ligeramente la superficie de trabajo y el rodillo. Colocar una hoja de papel de hornear o plástico film sobre la masa para impedir que se agriete y expandir sólo en una dirección, hasta que tenga un espesor de 5 mm. NO estirar la masa, porque esto provocará que se encoja durante el horneado.

Para formar una tarta grande, para que sea más manejable, hay que asegurarse de que la masa esté bien fría y se la debe tocar lo menos posible. Mi consejo es colocar la masa sobre plástico film, extenderla rápidamente (el rodillo trabajará también sobre plástico film), una vez que tenemos el diámetro adecuado, retiramos el film de arriba y esta parte será la que se ponga en contacto con el molde, se recoloca adecuadamente en el molde, acomodando la masa en las esquinas o costados y una vez bien colocada, se retira el plástico film.

Se guarda en la nevera para que se enfríe, mientras preparamos el relleno.

***Para mi gusto, es mejor colocar un papel de hornear sobre la base del molde desmontable, engrasarlo y engrasar también las paredes del molde con mantequilla.

DSC_0056_phixr

Para preparar el RELLENO:

Mezclaremos el queso crema con el azúcar hasta que esté perfectamente unido. Añadimos la maizena y seguimos mezclando. Añadir los huevos y la yema a la mezcla de queso, de uno en uno, no integrando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado. Seguidamente, añadir las gotas de extracto de vainilla y la ralladura y continuar mezclando. Por último, añadir la nata líquida.

***Hay que batir lo justo, ni demasiado poco (que nos quede una masa grumosa), ni batirlo en exceso (para evitar que entre aire en la mezcla, y luego al hornearlo se hinche mucho, se agriete y luego se desinfle).

DSC_0001_phixr(1)

Se saca el molde desmontable de la nevera, se vierte el relleno dentro y se mete al horno precalentado a 200º con calor arriba-abajo-turbo. Una vez que metemos la tarta, bajamos la temperatura del horno a 160º con calor abajo-turbo durante 50 minutos, luego le ponemos 10 minutos a 175º. La tarta deberá quedar temblona, como de consistencia de flan. Apagamos el horno y dejamos la tarta dentro durante un par de horas, luego entreabrir la puerta del horno y dejarlo así hasta que termine de enfriarse el horno.

Después, sacar la tarta, desmoldar y dejar terminar de enfriar. Una vez fría, guardar en la nevera.

***No abrir la puerta del horno en ningún momento, ya que debido al cambio brusco de temperatura puede bajarse la tarta y agrietarse.

***Colocar el molde sobre la bandeja del horno (no sobre la rejilla) y en la posición media del horno.

*** Esta tarta también puede hornearse al baño maría (existe menos riesgo si lo hacemos así de que se curve la tarta). Sólo que tendremos que utilizar otro tipo de base, por ejemplo, de galleta o bizcocho.

By

Bizcobolas

SPA52856_phixr

Una buena solución para dar salida a esos recortes de bizcocho que nos sobran de otras preparaciones (aparte de comérnoslos tal cual), es preparar unas sencillas bizcobolas. Se trata de juntar restos de bizcocho desmigado con algún ingrediente untuoso y a partir de ahí, dejar volar nuestra imaginación y formar pequeños bocados decorados al gusto de cada uno.

Quedan muy bien para las largas sobremesas de estas Navidades. Seguro que sorprenden. Una maestra en el arte de las bizcobolas es Bakerella (no dejéis de admirar la cantidad y variedad de bizcobolas que prepara), incluso os puede servir de inspiración. Yo, os presento unas muy sencillas pero vistosas, aptas para cualquier mano inexperta.

SPA52863_phixr

BIZCOBOLAS

 

INGREDIENTES:

· Recortes de bizcochos

· Queso crema tipo Philadelphia

· Chocolate de cobertura

· Decoración al gusto: chocolate blanco, glasa real…

SPA52881_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, desmigaremos los recortes de bizcocho que nos hayan sobrado de otras preparaciones. Lo mejor es hacerlo con un robot de cocina, hasta dejarlo en polvo.

Una vez que tengamos las migas, las ponemos en un bol, e iremos añadiendo queso crema en cantidad suficiente como para formar una masa compacta. La cantidad de queso dependerá de varios factores como por ejemplo, el tipo de bizcocho utilizado (unos absorben más cantidad de líquido, otros son más compactos y necesitarán más queso para obtener la textura de masa ideal). Por lo tanto, se deberá hacer “a ojo”. Añadiendo el queso poco a poco hasta lograr una bola de la cual se puedan hacer bolitas de un tamaño “cómodo” , por ejemplo: 20 ó 25 gr. Y que no pierdan la forma al modelarlas. (es fácil saber el momento en el que debes dejar de añadir queso, cuesta más explicarlo que comprobarlo).

Moldearemos los trozos como si fuesen albóndigas. También se le puede añadir, aparte del queso, cualquier ingrediente untuoso, por ejemplo, leche condensada, algún sabor (vainilla, limón…).

Por otro lado, derretiremos chocolate de cobertura al baño maría o en el microondas, se le puede añadir un poquito de leche o nata para hacerlo un poco más líquido. Bañamos las bolas con el chocolate y las dejamos secar sobre una bandeja. Una vez que se haya endurecido la cobertura, decoramos al gusto, bien con chocolate blanco, con glasa real blanca o de colores, con fondant…

*** es conveniente derretir bastante chocolate de cobertura, para que a la hora de bañar las bizcobolas, se cubra toda la bola y quede lisa y brillante.

*** también se les puede colocar un palito (tipo chupa-chups) y dejarlas secar clavando el palillo en un corcho.

SPA52867_phixr

By

Salmón marinado con queso crema

Este delicado canapé está delicioso, se puede elaborar con salmón ahumado, pero en este caso, lo he realizado con salmón marinado. (elaborado por mí ) , lo he acompañado de queso philadelphia y eneldo , aunque el salmón admite múltiples acompañamientos.

Pongo la receta que utilizo para marinar el salmón. En casa nos resulta delicioso.

SALMÓN MARINADO

Ingredientes:

· 500 gr de lomo de salmón con piel y sin espinas
· 500 gr de sal gorda
· 125 gr de azúcar
· eneldo, perejil
· pimienta negra en grano

Elaboración:

Tras mezclar 500 gr de sal gorda con 125 gr de azúcar, se incorporan las hierbas aromáticas frescas picadas y la pimienta en grano.
A continuación, se pone una capa de sal y azúcar en una bandeja, se coloca encima un lomo de salmón y se cubre con más sal y azúcar.
Posteriormente, se guarda en la nevera unas 18 horas, tapado con un film, antes de servirlo.
Trascurrido ese tiempo, se pasa el salmón por el chorro de agua fría para retirarle la sal , se seca bien con papel de cocina y se envuelve en papel film hasta la hora de presentarlo.
No lo prensamos para que esté más jugoso y muy bien marinado.
Para servir, se corta el salmón el láminas muy finas y se coloca en un plato, bien acompañado de una ensalada verde, bien de patata, o simplemente con limón.
El salmón se riega con un chorrito de buen aceite de oliva .

By

Pingüinos de aceituna

Un regimiento de pingüinos, paseándose por una mesa de fiesta, puede llegar a ser un espectáculo que sorprenda a los comensales , sobre todo, por su originalidad.
Como sabor, decir , que no saben a mucho, los ingredientes se ven en la propia fotografía, aceitunas negras, queso de untar y zanahoria.
Una buena manera de implicar a los más pequeños, para que se inicien en el mundo de la cocina.
La idea la he cogido del foro de cocina mundorecetas, no se de quién es exactamente, porque se lo he visto a muchas foreras.