By

Tarta de queso con higos

Con esta propuesta sencilla y vistosa, quiero desearos a todos una Feliz Navidad y un próspero año nuevo. Espero que paséis unos días felices en compañía de vuestros seres queridos y que se cumplan vuestros deseos para el nuevo año.

Zorionak eta urte berri on!!!

TARTA DE QUESO E HIGOS

INGREDIENTES:  (para un molde desmontable de 26 cm.)

Base de galleta: 

  • 150 gr. de galletas (María, Digestive…)
  • 25 gr. de coco rallado
  • 75 gr. de mantequilla derretida
  • 25 gr. de azúcar

Relleno:

  • 500 gr. de queso tipo philadelphia
  • 350 ml. de leche
  • 500 ml. de nata
  • 200 gr. de azúcar
  • 9 hojas de gelatina neutra

Cubierta:

  • 1 bote de mermelada de higos (350 gr.)
  • 1 hoja de gelatina neutra
  • Granillo de almendra
  • Higos confitados
  • Láminas de pan de higo, almendra y chocolate

ELABORACIÓN:

                PARA LA BASE:

En esta ocasión, he optado por hacer una base de galleta (en mi caso, Digestive) aromatizada con coco rallado para hacerla algo diferente. La manera de elaborarla es triturando las galletas hasta convertirlas en migas (bien con un robot de cocina o bien metidas dentro de una bolsa de plástico y aplastadas con el rodillo), se juntan estas migas con el coco rallado y el azúcar y se mezclan. A continuación se vierte  la mantequilla derretida y con un tenedor se revuelve bien hasta que se humedezca toda la galleta.

De esta forma obtenemos una pasta de galleta que echaremos en la base del molde y distribuiremos homogéneamente  por toda la base, dejándola del mismo grosor. Aplastamos con una cuchara o con las manos para que se quede la pasta bien unida.

Horneamos esta base durante unos 10 minutos aprox. a 175 grados, vigilando para que no se nos queme. Una vez horneada, retiramos del horno y dejamos enfriar. Mientras tanto preparamos el relleno.

RELLENO:

                Para hacer el relleno, primeramente, deshacemos el queso en la leche al fuego con el azúcar.

Por otro lado, ponemos a rehidratar las hojas de gelatina en agua fría, las dejamos unos 10 minutos hasta que estén blandas, las escurrimos del agua y se las incorporamos a la mezcla anterior caliente (nunca hirviendo). Removemos bien hasta que están totalmente disueltas en la mezcla.

Cuando esté casi frío, añadimos la nata a medio montar y mezclamos bien. La incorporación de la nata la haremos en dos tandas, con movimientos suaves y envolventes.

MONTAJE DE LA TARTA

                Sobre la base de galleta, echamos la mezcla de queso e igualamos con la espátula. Metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca. Deberemos dejarlo un mínimo de 4 horas, aunque es recomendable dejarlo toda la noche.

Una vez que ya está endurecido el relleno, procederemos a cubrirla con la mermelada de higo. Para ello, hidratamos 1 hoja de gelatina en agua fría unos 10 minutos, calentamos la mermelada en un cazo, sin que llegue a hervir y le incorporamos la hoja de gelatina escurrida. Removemos hasta que se disuelva por completo. Retiramos del fuego.

Dejamos que se entibie la mermelada y la esparcimos por toda la superficie de la tarta. Añadimos granillo de almendra y decoramos con unos higos y con láminas de pan de higos.

***como no es temporada de higos frescos, para hacer los higos confitados, he cogido higos secos y los he puesto a cocer en un almíbar (agua con azúcar) y los he dejado cocinando un buen rato hasta que se han rehidratado.

Volvemos a meter en la nevera para que la cobertura adquiera una textura más dura. Mantenemos en la nevera hasta la  hora de servir.   

            

 

               

By

Pastel de queso

Este pastel del queso reúne todas las características que animan a cualquiera en la cocina: está muy rico, es sencillo en cuanto ingredientes, elaboración y material, y tiene un aspecto estupendo. La receta me la dió Asier, el dueño del bar-restaurante Saibimendi en San Miguel de Basauri (Bizkaia) un lugar muy acogedor en el que suelo tomar café y que ofrece este pastel, entre muchos otras cosas.

 

PASTEL DE QUESO DEL SAIBIMENDI

INGREDIENTES:

  • 1,250 l. de leche
  • 280 gr. de harina
  • 460 gr. de azúcar
  • 10 gr. de impulsor químico (tipo levadura Royal)
  • 1 brick pequeño de nata de montar o cocinar (200 ml.)
  • 200 gr. de queso de untar tipo Philadelphia
  • 5 huevos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Opcional: aroma de vainilla, limón…

ELABORACIÓN:

En un recipiente grande mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina tamizada, el azúcar y la levadura.

Añadimos los huevos y mezclamos con unas varillas manuales. Una vez bien mezclado todo, añadimos la nata líquida y seguimos mezclando. A continuación, vertemos el queso philadelphia y removemos bien hasta que esté bien integrado en la masa. Seguidamente, echamos la mantequilla a punto pomada y mezclamos también.

***Aunque nos queden unos “grumos” de mantequilla, no importa, es normal, luego con la leche tibia se disuelven.

Calentamos la leche en un cazo, solamente hasta que esté tibia, no tiene que hervir ni tampoco estar demasiado caliente. Vamos añadiendo la leche en la mezcla anterior hasta que tenemos toda la leche incorporada. Si utilizamos algún aroma, tipo vainilla, limón, canela… éste es el momento de añadírselo.

***El resultado final será una mezcla muy líquida.

Horneado:

            Primeramente prepararemos el molde donde vamos a hornear el pastel. Obligatoriamente tiene que ser un molde que NO sea desmontable, ya que la mezcla que vamos a echar es muy líquida y se nos filtraría .

Yo he repartido la masa en dos moldes altos, uno de 23 cm. y otro de 10 cm. (me caben los dos en la misma bandeja del horno) pero podéis utilizar uno más grande o reducir 1/3  las cantidades proporcionalmente.

Se engrasan con mantequilla y se espolvorea un poco de harina (con esto conseguimos 2 cosas, primero, que no se nos pegue el pastel al molde y podamos desmoldarlo sin problema y segundo, nos creará una pequeña costra que hará de  base del pastel)

Se llenan los moldes hasta las ¾ partes de su capacidad (no más, ya que si no, se nos desbordaría, porque crece en el horno, aunque luego baja).

Precalentamos el horno a 200 grados durante 12 minutos con calor arriba-abajo-aire. Pasado ese tiempo, metemos los moldes en la bandeja del horno a media altura y bajamos la temperatura a 175 grados, con calor abajo-aire, lo tenemos 1 hora aproximadamente.

En mi caso, he necesitado 1 hora y 10 minutos. A los 50 minutos, como veía que no estaba suficientemente dorado por arriba, le he subido la temperatura unos 10 grados, lo he puesto a 185 grados.

***Cada horno es un mundo, así que te aconsejo que lo hornees como suelas hacer con este tipo de pasteles, que son masas muy líquidas, tipo el pastel de arroz, pastel de nata…

***Sabremos que está horneado cuando todavía tiembla un poco cuando lo mueves, pero ves que ya no está líquido por dentro… no lo dejes horneándose hasta que esté totalmente duro, ya que este tipo de pasteles se endurecen y se asientan con el enfriado. Si lo dejas mucho tiempo en el horno, obtendremos una masa interior seca y dura y nos interesa que quede un corte limpio pero que el interior sea cremoso y suave.

***Puede parecer que es mucho tiempo de horneado, pero al ser mucha cantidad de masa, le hace falta; A mí, particularmente, me gusta que este tipo de pasteles queden altos y para que se haga bien, necesita ese tiempo.

By

Tarta de queso y fresas

tarta-de-queso-con-fresas.1JPG

Aprovechando que ya se termina la temporada de fresas, os muestro esta tarta de queso clásica cubierta con una mermelada de fresas, rápida, sencilla de hacer y sobre todo, muy rica. Prácticamente le gusta a todo el mundo. Èsta es una más de las muchas tartas con fresas que tengo publicadas, ya que es una fruta de temporada que nos encanta en casa y las posiblidades en la repostería son infinitas.

TARTA DE QUESO Y FRESAS

 

INGREDIENTES: (para un molde redondo de 25 cm. de diámetro)

PARA LA BASE:

  • 250 gr. De galletas digestive
  • 80 gr. De mantequilla

PARA EL RELLENO:

  • 500 ml. De nata
  • 400 gr. De queso tipo Philadelphia
  • 80 gr. De azúcar
  • 4 hojas de gelatina ó 8 gr. De gelatina en polvo

PARA LA CUBIERTA:

  • 250 gr. de fresas
  • 100 gr. De azúcar (dependerá el grado de dulzor que queramos para añadir más o menos)
  • 2 hojas de gelatina neutra

corte-tarta-de-queso-con-fresas1

ELABORACIÓN:

Primeramente, convertimos las galletas en polvo, las desmenuzamos hasta reducirlas a polvo. Por otro lado, derretimos la mantequilla en el microondas y seguidamente juntamos  ambos ingredientes. Formamos una masa compacta que extendemos en un  molde desmontable (en mi caso, he utilizado uno redondo, desmontable de 25 cm. de diámetro), alisándolo bien para que quede de igual grosor por toda la superficie. Una vez que lo tenemos, metemos el molde en la nevera para que se enfríe y se endurezca.

Mientras tanto, vamos preparando el RELLENO, para ello, primeramente ponemos a hidratar las hojas de gelatina en un bol con abundante agua fría, las dejamos ahí hasta que se ablanden (unos 10 minutos) luego, las sacamos del agua, las secamos con papel de cocina y reservamos . Por otro lado,  ponemos en un cazo al fuego la nata y el azúcar, lo calentamos poco a poco y removemos para que se disuelva el azúcar en la nata, (no es necesario que llegue al punto de ebullición, pero que esté bastante caliente).

Una vez caliente, retiramos el cazo del fuego y añadimos las hojas de gelatina una a una, removemos para que se deshagan totalmente y añadimos el queso crema tipo philadelphia, lo mezclamos bien con una varilla hasta que quede todo perfectamente mezclado y homogéneo.

Dejamos que se temple la crema de queso, sacamos el molde de la nevera y le vertemos la crema sobre la base de galleta. Volvemos a introducir en la nevera y dejamos unas cuantas horas (mejor de un día para otro) para que se endurezca .

tarta-de-queso-con-fresas2

Cuando tenemos la tarta ya cuajada, procederemos a preparar la CUBIERTA, en esta ocasión he optado por cubrirla con fresa (que me parece que hace una combinación perfecta con el relleno de queso), para ello, he lavado y troceado unos 250 gr. de fresas, las he puesto al fuego con azúcar (unos 100 gr.) y he cocinado a fuego medio hasta que se han ablandado, lo he triturado todo con la batidora para formar una especie de puré de fresa.

Se retira del fuego y se le añade las dos hojas de gelatina hidratadas, se remueve bien hasta que se disuelven y se deja entibiar. Una vez tibio, se extiende por encima del relleno de queso , se iguala con una espátula y se vuelve a meter en la nevera para que se cuaje. Se deja en frío hasta el momento de consumir.

tarta-de-queso-con-fresas

By

Tarta de queso y calabaza (pumpkin cheesecake)

tarta-de-queso-y-calabaza-2

Esta tarta de queso y calabaza resulta simplemente espectacular. Es difícil adivinar la calabaza entre sus ingredientes, pero la mezcla de ésta con el queso de untar le da un sabor muy, pero que muy agradable.

Resulta una tarta untuosa, cremosa, fácil de comer, suave pero a la vez es contundente y saciante, con una porción tienes más que suficiente para acabar con  tu glotonería, querrás repetir otro trocito pero no podrás…

Aunque parezca que lleva algún tipo de cobertura en la parte superior, es simplemente producto del horneado, que se le queda esa capita de aspecto tan atractivo.

Desde luego, es una tarta muy a tener en cuenta si te gustan las tartas de queso y eres amigo de los postres con calabaza

tarta-de-queso-y-calabaza-8

TARTA DE QUESO Y CALABAZA con salsa de caramelo

 

INGREDIENTES:

  • Para la base:   .- 215 gr. de galletas de speculoos

.- 75 gr. de mantequilla fundida

.- 50 gr. de azúcar

  • Para el relleno:

.- 400 gr. de puré de calabaza (2 cups)

.- 270 gr. de azúcar ( 1 1/3 cups)

.- 1 cucharadita de canela

.- 1 cucharadita de la mezcla de especias

speculoos.

O

½ cucharadita de jengibre, ¼ de nuez

moscada, ¼ de clavos, ½ cucharadita

de sal.

.- 250 ml. de nata 35% m.g. fría

.- 700 gr. de queso tipo philadelphia a

temperatura ambiente.

.- 5 huevos grandes

  • Para la salsa de caramelo:

 

.- 200 gr. de azúcar ( 1 cup)

.- 3 cucharadas soperas de agua

.- 1 cucharada de miel

.- 175 ml. de nata

.- 15 gr. de mantequilla

tarta-de-queso-y-calabaza-5

 

 

ELABORACIÓN:

 

Lo primero que haremos será preparar el molde. Deberá ser un molde desmontable ( para luego poder sacar la tarta sin problemas) pero como se horneará al baño maría, tendremos que forrar el molde por fuera totalmente con papel de aluminio para que no entre agua en el molde. Podemos extender un poco de mantequilla por la parte de fuera del molde para que se adhiera mejor el aluminio y no se nos mueva. Conviene hacer un forro doble de papel de aluminio para asegurarnos que no entra nada de agua del baño maría.

A continuación preparamos la base, en este caso utilizamos galletas de speculoos, (tipo Lotus) o bien con Digestive. Las trituramos en una picadora hasta reducir las galletas a migas, añadimos el azúcar y la mantequilla derretida y tibia. Mezclamos bien y la vamos extendiendo por toda la base del molde (conviene subirla un poquito más hacia los laterales del molde para que no se nos cuele luego la mezcla de queso-calabaza (que queda bastante líquida) por la junta de la base.

Una vez que lo tenemos, horneamos esta base durante 15 minutos, sacamos del horno y dejamos enfriar. Mientras tanto, preparamos el relleno.

Para hacer el relleno: en un cazo ponemos a fuego medio, el puré de calabaza (que habremos obtenido, cociendo la calabaza en trozos hasta que está blanda, después se escurre bien y se tritura con la batidora), las especias, el azúcar y la sal. Removemos todo el conjunto y cocinamos unos 5 minutos hasta que se oscurezca y se espese un poco. Sacamos el cazo del fuego y echamos el puré en un bol amplio (en caso de hacerlo manualmente con las varillas) o bien lo llevamos a un robot batidor tipo Kitchen Aid y con el accesorio de la pala, lo mezclamos durante 1 minuto a velocidad media, reducimos la velocidad y vamos incorporando la nata fría poco a poco y sin dejar de batir. Una vez bien mezclada, añadimos el queso tipo Philadelphia cortado en trozos y mezclamos hasta que desaparezca en la crema.

A continuación añadimos los huevos y mezclamos solamente hasta que estén incorporados en la mezcla. No sobrebatir.

tarta-de-queso-y-calabaza-3

***Es importante no batir demasiado la mezcla para que no coja aire ya que si no luego durante el horneado podría rajarse por la parte de arriba y no nos interesa.

Una vez que tenemos la mezcla lista, ponemos el molde en una fuente más grande que el molde, que sea apta para el horno, vertemos la crema dentro del molde y echamos agua hirviendo en la bandeja (que será nuestro baño maría).

Procedemos a hornear: el horno lo tendremos precalentado, metemos la bandeja con el molde dentro a media altura en el horno y horneamos durante 1 hora y media aprox. Comprobamos que está hecha, si tiembla mucho, todavía no está horneada. El punto es cuando por el centro está todavía un poco blanda, ya que luego continúa haciéndose y con el frío, también se endurece.

Cuando veamos que ya está, sacamos con cuidado la bandeja con el molde y dejamos sobre una encimera, hasta que se ponga tibia el agua del baño maría (unos 45 minutos), después sacamos el molde del baño maría, retiramos el papel de aluminio y dejamos que termine de enfriarse sobre una rejilla (en el molde) esto nos llevará unas 3 horas. Una vez frío, cubrimos con un plástico film y llevamos a la nevera para que se enfríe, mínimo unas 4 horas (mejor toda la noche).

tarta-de-queso-y-calabaza-4

Para hacer la salsa de caramelo: ponemos el azúcar, el agua y la cucharada de miel en un cazo de paredes altas, mezclamos lo justo para que se mezclen los ingredientes y ponemos a fuego medio-alto sin tocarlo, en caso de que se esté oscureciendo irregularmente el caramelo, mover el cazo, levantándolo y moviéndolo. Dejamos hacer hasta que el caramelo adquiera un tono ambar intenso (esto nos llevará de 5 a 10 minutos, dependiendo del tamaño del cazo y de la intensidad del fuego).

***es importante el punto de tono del caramelo, deberá estar bastante oscurito (por supuesto, no dejaremos que se nos queme), pero si dejamos el caramelo demasiado claro, la salsa de caramelo no tendrá mucho sabor.

Cuando tenemos el caramelo en su punto, bajamos el fuego al mínimo y echamos la nata y la mantequilla, eso sí, con mucho cuidado para no quemarnos, ya que el caramelo tenderá subir y nos puede quemar con la salpicadura, por eso, hay que hacerlo suavemente y con cuidado. Una vez que vemos que se ha bajado un poco, movemos con una varilla continuamente, hasta que queda un caramelo suave , retiramos el caramelo del fuego y lo echamos en una jarrita y dejamos enfriar hasta que esté tibio pero manejable (sobre 1 hora).

 

***En caso de que se nos endurezca, con darle un golpe de calor en el microondas, volveremos a tener un caramelo más líquido.

***Esta salsa de caramelo se conserva perfectamente hasta 1 semana en la nevera bien guardada en un tarro cerrado. Antes de usarla, calentarla en el microondas o al baño maría hasta que esté tibia.

***La receta de la salsa de caramelo es de Dorie Greenspan

tarta-de-queso-y-calabaza-1

PARA SERVIRLA:

 

Sacamos de la nevera, retiramos el anillo exterior del molde, para hacerlo bien, pasamos un cuchillo entre el molde y la tarta para despegar los laterales, retiramos la tarta y colocamos sobre la bandeja donde la vayamos a servir.

Dejamos a temperatura ambiente durante 30 minutos antes de servir, en caso de que se haya formado condensación en la parte superior de la tarta, la podemos secar un poco de papel de cocina absorbente.

Cortamos la tarta en porciones y la acompañamos con la salsa de caramelo tibia y también se puede acompañar con un poco de nata montada ligeramente dulce.

***Podeis ver un paso a paso de la receta en este blog americano, que es de donde he tomado la referencia para hacer la mía..

 *** He utilizado un molde de 25 cm. de diámetro para hacerla.

tarta-de-queso-y-calabaza-7

 

 

 

 

 

By

Tarta mousse de fresas y queso mascarpone

tarta-de-mousse-de-fresa-y-mascarpone

Esta tarta combina perfectamente tres ingredientes básicos en pastelería, las fresas, el queso y el chocolate. El resultado es una tarta fresquita, ligera, ideal para comidas copiosas, además es perfecta para estas fechas, ya que comienza la temporada de la fresa y están en su máximo esplendor. Las cantidades que propongo son para una tarta tamaño XXL. Podéis reducir las cantidades proporcionalmente para hacer una tarta más pequeña.

TARTA MOUSSE DE FRESA Y MASCARPONE

 

INGREDIENTES:

· Bizcocho de chocolate para tarta de cumpleaños

· Mousse de fresa

· Mousse de mascarpone

· Cubierta: mermelada/gelatina de fresa

· Fresas y chocolate para decorar

 

***Para una tarta rectangular de 25 por 35 cm. Unas 20/25 raciones.

_DSC8143

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, elaboramos un bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, también se puede hacer una plancha de chocolate. El molde utilizado es de 22 por 32 cm. Yo, particularmente he optado por el bizcocho de chocolate (porque es mi preferido) y para darle a la tarta un contraste entre mousses y bizcocho en la que el bizcocho tenga su propio protagonismo, no sólo un acompañamiento de la mousse. Se puede hacer con cualquier plancha, bien de almendra, bien de chocolate, ….

Una vez que tenemos el bizcocho frío y asentado (mejor hacerlo el día anterior a montar la tarta) , lo dividimos en dos horizontalmente, (queda mejor utilizando una lira de pastelería para cortar el bizcocho).

tartad

 

 

MOUSSE DE FRESA

 

INGREDIENTES:

· 375 gr. de pulpa de fresa

· 250 gr. de merengue italiano : .- 100 gr. de azúcar

.- 30 gr. de agua

.- 100 gr. de claras de huevo

.- 27 gr. de azúcar

· 500 gr. de nata semimontada

· 12 gr. de gelatina neutra o 8 hojas de gelatina

 

Modo de empleo:

 

Primeramente, preparamos la pulpa de fresa, para ello, ponemos en un cazo 1 kg de fresas limpias y troceadas, echamos un poco de azúcar (al gusto)y un poco de agua y cocemos unos 10/15 minutos hasta que se ablanden un poco. Las trituramos con el brazo de la batidora hasta conseguir un puré espeso.

Por otro lado, ponemos las hojas de gelatina a remojo en agua fría y las hidratamos, una vez blandas e hidratadas, las secamos bien y las echamos a 375 gr. de pulpa de fresa. Removemos bien hasta que se desintegren perfectamente en la pulpa y dejamos aparte para que se vaya enfriando.

Por otro lado, procedemos a preparar un merengue italiano, para ello, mezclamos el azúcar (100 gr.) y el agua y ponemos a cocer en un cazo hasta alcanzar 121º, punto de bola. Por otro lado, mientras el azúcar está en el fuego, ponemos a montar las claras, cuando están casi montadas, añadimos los 27 gr. de azúcar y montamos hasta que haga picos fuertes. Añadimos el azúcar cocido a hilillo, lentamente, sin dejar de batir, seguimos montando hasta que se enfríe el merengue y adquiera la textura esponjosa del merengue.

Ahora semimontamos la nata. Y es el momento de unir la pulpa con gelatina (deberá estar fría, pero sin cuajar) con el merengue italiano, con cuidado, suavemente, con movimientos envolventes y circulares, procurando dar aire a la mezcla, no batiendo.

Una vez mezclado, se añade la nata semimontada de la misma manera, con movimientos envolventes y suaves, unir únicamente hasta que esté bien mezclado, la mezcla deberá tener textura mousse.

 

MONTAJE

 

Procedemos a montar la primera parte de la tarta; colocamos un aro de pastelería rectangular (de estos extensibles) y recortamos una bandeja de cartón de pastelería de un tamaño 1 cm. inferior a la plancha base de bizcocho. Ponemos una bandeja amplia, colocamos un papel de horno, encima ponemos la bandeja de cartón, sobre ésta, colocamos el bizcocho de chocolate, encima ponemos el aro rectangular extensible (en este caso de tamaño 25 por 35 cm. o sea, un par de centímetros más amplio que el bizcocho. Echamos la mousse de fresa, extendemos e igualamos la superficie y metemos en el congelador (para acelerar el proceso de endurecimiento de la mousse).

tarta-de-mousse-de-fresa-y-mascarpone.4JPG

 

MOUSSE DE MASCARPONE

 

INGREDIENTES:

· 100 ml. de leche

· 80 gr. de azúcar

· extracto de vainilla o 1 vaina de vainilla

· 5 yemas de huevo

· 1 sobre de gelatina neutra en polvo (10 gr)

· 350 gr. de queso mascarpone

· 500 ml. de nata montada

 

Modo de empleo:

 

Si vamos a utilizar una vaina de vainilla para aromatizar la leche, conviene hacer una infusión calentando la pulpa de vainilla (sacada con un cuchillo) con la leche y el azúcar. Dejarla reposar e infusionar unas horas para que gane en aroma y sabor.

Poner la infusión en un cazo al fuego, quitar la vainilla y cuando esté a punto de hervir, verter la mitad de la leche sobre las yemas en forma de hilillo (que tendremos mezcladas en un bol) y mezclar con unas varillas manuales. Volver a introducir esta mezcla en el cazo con el resto de la leche, y cocer hasta llegar a 85º. Este punto, si no tenemos termómetro, es cuando empieza a espesar la crema, que napa la cuchara pero NUNCA deberá hervir, ya que se cortaría la crema.

Una vez alcanzada esa temperatura, añadimos las hojas de gelatina (hidratadas y escurridas), en caso de utilizar gelatina en polvo, habremos disuelto los polvos en unas cucharadas de leche, una vez que esponje, se lo añadimos a la crema caliente, removemos bien hasta que desaparezca la gelatina en la crema, hasta que se haya disuelto.

Seguidamente añadimos el queso mascarpone y mezclamos con las varillas con firmeza para que quede una crema homogénea.

Dejamos enfriar la crema a 30 º (prácticamente frío) y añadimos la nata montada. Mezclamos con cuidado, con suavidad, procurando no bajar la nata y creando una textura mousse.

 

MONTAJE

 

Sacamos la tarta del congelador, (se habrá espesado y endurecido bastante), colocamos encima de la mousse de fresa, la segunda plancha de bizcocho y encima vertemos la mousse de mascarpone, alisando la superficie y dándole un par de golpes secos para eliminar las burbujas de aire que se hayan podido quedar. Metemos de nuevo en el congelador y dejamos hasta el día siguiente.

 detalle-tarta-mousse-fresa-y-mascarpone

GELATINA MERMELADA DE FRESA

 

INGREDIENTES:

· 300 gr. de pulpa de fresa

· 300 gr. de azúcar

· 6 hojas de gelatina

 

Modo de empleo:

 

Calentamos en un cazo 300 gr de pulpa de fresa (que nos había sobrado de preparar la mousse) con 300 gr. de azúcar. Dejamos cocer unos 15/20 minutos hasta que se haya disuelto perfectamente el azúcar. Retiramos del fuego y cuando se haya enfriado un poquito, le añadimos las hojas de gelatina previamente hidratada y seca. Mezclamos perfectamente hasta que se disuelvan en la mermelada. Dejamos enfriar.

 

MONTAJE

 

Sacamos la tarta del congelador y cuando esté la mermelada fría pero sin solidificar, la vertemos sobre la superficie de la tarta , expandiéndola bien por todo, que quede igualada. Si la vamos a utilizar enseguida, la dejamos en la nevera para que se descongele la tarta y se endurezca la cubierta de fresa. Si no la vamos a consumir, la volvemos a meter en el congelador hasta que la vayamos a usar.

 

El día que la vayamos a utilizar, decoramos, haciendo unas filigranas de chocolate, cortando fresas en láminas y decorando todo el lateral de la tarta. Eso un poco al gusto.

 

***la receta de mousse de mascarpone es una adaptación de la receta de mousse de queso de Paco Torreblanca, con mis modificaciones.

***La receta de mousse de fresa es una adaptación de la receta de mousse de frambuesa de la escuela de Hostelería de Galdakao (Bizkaia).

 

By

Tarta mousse de queso, melocotón y yogurt

tarta-mousse-de-queso-y-melocotón-y-yogurt.1JPG

 

Esta tarta es de las ricas, ricas. Lo tiene todo, es fácil de hacer, (parece que siempre digo lo mismo,pero es que es verdad), aparentosa, se puede hacer con mucha antelación (incluso se puede congelar totalmente terminada), ideal para rematar una comida copiosa…¡vamos! que lo tiene todo.

Las cantidades de esta tarta están pensadas para una tarta rectangular de 30 por 40 cm. con lo que nos salen unas 20 raciones.Nosotros, es que nos juntamos muchos en las celebraciones, por eso la mayoría de las tartas que preparo son XXL. De todas formas, podéis reducir proporcionalmente las cantidades para elaborar una tarta más pequeña.

TARTA MOUSSE DE QUESO, MELOCOTÓN Y YOGURT

 

INGREDIENTES: (para un molde de 30 por 40)

 

· Base: Plancha de bizcocho genovés de almendra

· Relleno: Mousse de queso y melocotón

Mousse de yogurt (2 yogures griegos azucarados, 200 ml. de nata de montar, 200 gr. de queso de untar tipo philadelphia, 3 hojas de gelatina, 4 mitades de melocotón en almíbar en trozos pequeños)

· Cubierta: 4 mitades de melocotón triturado con 3 hojas de gelatina

· Decoración: 2 mitades de melocotón en almíbar, granillo de chocolate.

***En total necesitaremos 2 botes grandes (800 gr..) de melocotón en almíbar.

tarta-mousse-de-queso-y-melocotón-y-yogurt.2JPG

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, elaboraremos (mejor el día anterior) una plancha de bizcocho genovés de almendra , Una vez que la tenemos lista y bien asentada la colocamos sobre una bandeja de cartón de pastelería y colocamos un molde rectangular extensible (para hacer de pared de la tarta).

Preparamos una mousse de queso y melocotón y la vertemos sobre la plancha de bizcocho. Alisamos la superficie de la mousse y metemos a enfriar en la nevera unas cuantas horas, hasta que se haya endurecido.

Preparamos una mousse sencillita de yogurt, para ello, hidratamos en agua fría las 3 hojas de gelatina, una vez que están bien hidratadas las secamos bien e incorporamos a un pequeño bol con un chorrito de leche caliente, deshacemos las hojas de gelatina en esa leche. Por otro lado, batimos en un bol los yogures griegos con el queso philadelphia hasta que estén bien mezclados; le incorporamos la leche tibia con la gelatina disuelta; Montamos la nata con 50 gr. de azúcar y se la incorporamos a la mousse con movimientos envolventes, suavemente para que no se baje la mousse.

Habremos troceado 4 mitades de melocotón en almíbar que tendremos la precaución de secar bien con papel de cocina para que no suelten luego líquido y nos arruinen la mousse aguándola. Este punto es importante, los trozos de melocotón deberán estar lo más secos posible.

Se los añadimos con mucho mimo a la mousse y vertemos sobre la mousse de queso y melocotón que tendremos ya dura. Volvemos a meter a la nevera para que se cuaje esta segunda mousse.

Una vez cuajada, procedemos a preparar la cubierta de la tarta, de la siguiente manera: Trituramos 4 mitades de melocotón con la batidora, si está muy espeso, le añadimos un poco del almíbar del propio melocotón hasta que alcancemos la textura adecuada (como una crema de verduras, por ejemplo). Hidratamos 3 hojas de gelatina en agua fría y las secamos.

Vertemos el puré de melocotón en un cazo y calentamos. Una vez caliente (nunca hirviendo ni demasiado caliente, ya que la gelatina pierde su poder gelificante), se le incorpora las hojas hidratadas y se remueve hasta su perfecta disolución. Se espera un ratito hasta que el puré está tibio tirando a frío y se vierte con suavidad sobre la mousse, formando la cubierta de la tarta.

Se vuelve a colocar en la nevera para que se vuelva a enfriar y se solidifique la cubierta. Mejor dejarla de un día para otro.

Por último, procederemos a decorar la tarta un poco a nuestro gusto personal. Se le quita el aro molde rectangular, se puede recortar los bordes para dejar un corte perfecto o bien cubrir con nata…

En esta ocasión he cortado dos mitades de melocotón en gajos y formado una especie de flor, he ribeteado todo el contorno con un poco de nata montada con la manga pastelera. Como era para celebrar 2 cumpleaños, he escrito sus nombres con un cartucho.

 

tarta-mousse-de-queso-y-melocotón-y-yogurt

 

 

 

 

By

Tarta mousse de queso y fresa

tarta de queso y fresa.JPG2

Todavía estamos a tiempo de preparar esta tarta tan fácil y deliciosa. La temporada de fresas está terminando, pero es ahora cuando están en su máximo esplendor, llenas de sabor, dulces como nunca, por eso si tenéis ocasión, preparadla, ¡no os vais a arrepentir!

 

TARTA MOUSSE DE QUESO Y FRESA

 

INGREDIENTES:

BASE: bizcocho de almendras al microondas :

.- 50 gr. de harina

.- 10 gr. de almendra en polvo

.- 50 gr. de azúcar

.- 2 huevos

 

RELLENO:

· 500 gr. de fresas

· 300 gr. de queso tipo Philadelphia

· 200 gr. de azúcar

· 500 gr. de nata para montar

· 9 hojas de gelatina

 

COBERTURA:

· Mermelada casera de fresas

· 2 hojas de gelatina

tarta de queso y fresa

ELABORACIÓN:

 

Primeramente prepararemos la base de la tarta, en esta ocasión he elegido una base de bizcocho en microondas, al que le he añadido 10 gr. de almendra en polvo para saborizarlo un poquito más.

Mientras se enfría nuestra base de bizcocho, procederemos a preparar un puré de fresas, lavamos y troceamos las fresas, las echamos a un cazo y añadimos el azúcar. Mezclamos bien y llevamos a ebullición, una vez alcanzado, bajamos la intensidad del fuego y dejamos cocer unos 8/10 minutos. Cuando vemos que ha pasado el tiempo, retiramos del fuego y trituramos con la batidora, desespumamos y dejamos aparte.

Ponemos las hojas de gelatina a remojo en agua fría durante 10 minutos, las sacamos, secamos un poco en un paño de cocina y se las echamos de una en una al puré de fresas bien caliente, removemos hasta que estén totalmente disueltas.

Cuando el puré esté tibio, tirando a frío, añadimos el queso crema y batimos bien hasta que se deshaga totalmente. Montamos la nata y se la añadimos poco a poco, con movimientos suaves y envolventes, con una varilla manual o espátula de silicona. Una vez que está perfectamente integrada, volcamos el resultado sobre la base de bizcocho que previamente habremos colocado en un molde desmontable (en mi caso de 25 cm. de diámetro).

***Si se quiere se puede emborrachar el bizcocho con un almíbar, o zumo de naranja.

Alisamos bien la superficie con una espátula y llevamos a la nevera para que se enfríe bien y se cuaje.

corte de tarta de queso y fresa.JPG1

Por último, procederemos a realizar la cobertura, para ello, calentamos un bote de mermelada de fresas (mejor si es casera), llevamos a ebullición, dejamos hervir unos minutos y retiramos del fuego. Le añadimos 2 hojas de gelatina previamente hidratada en agua fría, removemos hasta que se disuelva bien.

Dejamos entibiar (casi frío) y se echamos por encima a la tarta. Volvemos a meter en la nevera para que se cuaje la cobertura.

Cuando vemos que ya está cuajada (un par de horas) desmoldamos con cuidado y servimos.

tarta mousse de queso y fresa corte

***esta tarta se puede congelar perfectamente, con o sin cobertura.

***otra manera de decorar, puede ser hacer un coulis de fresas, meterlo en un biberón, formar una espiral por toda la superficie y con una aguja de punto formar una especie de tela de araña, círculos concéntricos…