By

Tarta drip cake con figuras de chocolate

Esta receta que os traigo hoy,  puede servirnos como “tarta básica de chocolate para cumpleaños”. Os propongo un bizcocho de chocolate, ideal como base para hacer pisos de bizcocho y también un bizcocho genovés, que colocado en la última capa de arriba (para que no se hunda con el peso), contrasta en textura (por ser más liviano), haciendo que el conjunto de bizcochos y rellenos nos resulte más ligero y apetecible a la hora de comerlo.

Este tipo de composiciones quedan muy altas (están muy de moda hoy día), y espectaculares a la vez, ya que si conseguimos alisar bien la superficie, obtenemos unas tartas preciosas, de exposición. Además rinden mucho a la hora de servir, ya que con una porción fina, al ser tan alta, tenemos ración de sobra.

Como base nos puede servir perfectamente, luego, dependiendo de la celebración para la que necesitemos la tarta, podemos variar la decoración a nuestro antojo. Si ponemos figuritas de chocolate de conejitos y pollitos (como en este caso) hemos conseguido una tarta de Pascua, si hacemos unas rosas de chocolate, tenemos tarta para las madres, hermanas…. Además al ser de chocolate, casi seguro que aciertas con el sabor, gusta a todo el mundo.

TARTA  DE CHOCOLATE

INGREDIENTES:

Figuras de chocolate infantiles (en este caso, animalitos)

ELABORACIÓN:

 

Receta de bizcocho de chocolate especiado: (hacemos dos veces la receta) para dos moldes de 20 cm. de diámetro y 4 cm. de altura

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de “todo especias” speculoos
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm.  que habremos engrasado con mantequilla, luego cubierto la base con papel de hornear y otra vez, mantequilla.

**Es conveniente utilizar un molde que no sea desmontable, y en caso de serlo, cubrirlo bien con papel de horno en las juntas para que no se salga la masa por las juntas, ya que es bastante líquida.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

Receta de bizcocho genovés:

    INGREDIENTES:

  • 4 huevos
  • 120 gr. de azúcar
  • 4 gr. de sal fina
  • 120 gr. de harina de repostería (floja)
  • Esencia de vainilla (para darle sabor, opcional)

ELABORACIÓN:

En un robot de cocina tipo kitchen Aid o similar ponemos los huevos (que deberán estar a temperatura ambiente), añadimos la sal y comenzamos a batir con el batidor de globo (necesitamos airear mucho la masa), cuando empieza a espumar, añadimos el azúcar , subimos la velocidad del batidor y mantenemos batiendo unos 10 minutos. Deberemos obtener una crema blanquecina, que hayan montado perfectamente los huevos con el azúcar, que haya tripicado el volumen. Añadimos a esencia de vainilla (para darle sabor, también puede ser limón, … lo que más nos apetezca).

***Este paso es importantísimo, dependiendo del montado de los huevos, el resultado será una masa aireada, esponjosa y mullida o si lo hacemos mal, un bizcocho apelmazado, que apenas sube en el horno.

Tamizamos la harina (también imprescindible), con un colador fino. Lo tamizamos sobre la crema de huevos y comenzamos a mezclar con una espátula de silicona, suavemente, con movimientos envolventes, mezclando solamente hasta que desaparezca la harina en la crema. Conviene batir lo justo, para no bajar la mezcla y que no queden grumos de harina en la mezcla.

***Debemos tener en cuenta que este bizcocho no lleva impulsor o levadura, por lo que, todo lo que crezca y aumente en el horno, será debido al aire que le aportamos al elaborar la masa. Por lo que deberemos ser extremadamente cuidadosos a la hora de preparar la masa.

La crema resultante la vertemos sobre un molde de 20 cm. de diámetro y más de 6 cm. de altura, que habremos engrasado con mantequilla y harina y horneamos en horno precalentado (también paso imprescindible) a 175 grados, con calor arriba-abajo, hasta que está hecho, unos 30 minutos.

MONTAJE DE LA TARTA.

  • Los bizcochos los elaboramos el día anterior, para que se asienten. Una vez horneados y fríos, los cubrimos con plástico de cocina y reservamos hasta el día siguiente
  • El día que vamos a montar la tarta, primero cortamos los bizcochos para quitarles la “barriguita” que les haya podido salir durante el horneado. Dejándolos totalmente lisos.
  • Preparamos la buttercream o frosting que sea de nuestro gusto. Yo, en mi caso, me decanto por el frosting especial de chocolate , que me parece la opción menos dulce y más equilibrada para rellenar y cubrir la tarta.
  • Elaboramos una crema chantillí, para ello, montamos 200 ml. de nata de montar con 50 gr. de azúcar y 1 sobrecito de estabilizante de nata. Lo montamos con varillas eléctricas hasta obtener una nata montada fuerte.
  • Ponemos 1 bizcocho de chocolate sobre un cartón de pastelería de 1 cm. más pequeño que el diámetro del bizcocho. (opcionalmente se puede calar con almíbar, yo no lo he hecho pero lo admite perfectamente.)
  • Cubrimos el bizcocho con una parte de frosting de chocolate y encima colocamos el segundo bizcocho de chocolate especiado. (almíbar opcional)
  • Extendemos una porción generosa de nata montada azucarada (dejando un poquito para la decoración exterior) y cubrimos con el bizcocho genovés. Lo calamos con almíbar (en este caso SÍ es recomendable).
  • Extendemos el resto del frosting por la parte superior y los laterales. Cubriendo perfectamente todos los huecos y alisando lo mejor posible toda la superficie y laterales.
  • Metemos en la nevera para que se endurezca el frosting y se asiente el pastel.
  • Preparamos la ganache para hacer el efecto de chorretes (drip cake), para ello, calentamos 100 ml. de nata hasta llevar a ebullición, retiramos del fuego, echamos el chocolate de fundir en trozos y esperamos unos minutos. Pasado ese tiempo, removemos con suavidad hasta que se disuelve todo el chocolate. Esperamos un poco y cuando lo tenemos a la temperatura adecuada, lo vamos echando por la parte superior hacia los laterales para que queden chorretes. Cubrimos la parte superior y colocamos la decoración que queramos; En esta ocasión, he elegido unas figuritas de chocolate que tenía y que me han venido muy bien.

 

 

 

By

Tarta osito Teddy bear

teddy-bear-tarta 1

No me negareis que esta tarta es una cucada para celebrar el cumpleaños de cualquier niño o niña. Esta fue la tarta que le preparé a Izaro para celebrar sus 7 añazos.

No es una tarta complicada de hacer. Unicamente necesitas un buen bizcocho de chocolate ,  un relleno de tu elección, y un frosting de cacao que aguante perfectamente la forma cuando decoras el bizcocho con la manga pastelera y una boquilla de estrella.

El resultado es así de espectacular. Queda una tarta muy resultona, es sencilla de decorar y sobre todo, rica, rica. Además la puedes adaptar al gusto de los comensales. Si les gusta el chocolate (sobre todo a los niños), el relleno puede ser de trufa, de crema pastelera de chocolate, de ganache de chocolate.

teddy-bear-tarta 2JPG

INGREDIENTES:

COBERTURA:

Esta deliciosa cobertura me la recomendó una amiga especial, es perfectamente válida también para cubrir cupcakes. Me gusta porque tiene bastante menos grasa que los típicos frostings o  buttercreams que se utilizan para cubrir tartas y cupcakes y está muy buena de sabor. Además mantiene el ” tipo” estupendamente, ¡vamos! que no se cae una vez decorada.

Con estas cantidades nos da para 18 cupcakes y en caso de la tarta de Teddy bear sobra algo de relleno, por lo que podría reducirse en 1/3 las cantidades que pongo a continuación.

  •   450 grs de queso Philadefia (recién sacado de la nevera)
  •  140  grs de azúcar glass (molida) no vale molida por tí tiene que ser comprada
  •  100 grs de mantequilla sacada con anterioridad de la nevera (blandita)
  •  2 cucharadas sopera de cacao puro (el que usamos en los muffins)

Partimos la mantequilla a punto pomada en trocitos y batimos con una varilla (mejor si es eléctrica), hasta que esté bien esponjosa. Le añadimos el queso philadelphia frío y mezclamos bien con las varillas a velocidad alta hasta que esté perfectamente mezclado e integrado. A continuación echamos el azúcar y seguimos batiendo. Por último, echamos el cacao tamizado y mezclamos bien hasta que esté perfectamente mezclado y obtengamos una crema chocolateada.

teddy-bear-tarta.3JPG

MONTAJE DE LA TARTA

Lo primero que hacemos (el día anterior) son los bizcochos. Con las cantidades que pongo en la receta de bizcocho de chocolate, nos da para un molde de 20 cm. y reservamos un poco de masa para hacer las orejas. Para las orejas, utilizamos dos aros de pastelería pequeños, o cualquier molde redondo y pequeño que tengais. (yo usé un par de aros de emplatar, los forré con papel de horno -para hacerle la base- y para que no se escapase el relleno).

El mismo día, dividimos el bizcocho en 3 capas, damos forma a los bizcochos pequeños para hacer las orejas y dividimos también en 3 partes.

Preparamos el relleno elegido (nata, trufa, crema pastelera, buttercream…) y rellenamos el bizcocho, colocando una capa encima de otra. Hacemos lo mismo con las orejas. Metemos en la nevera para que se enfríe y se asiente mientras preparamos el frosting de chocolate para decorar.

Una vez tenemos la cobertura de queso, la metemos en una manga pastelera con una boquilla rizada o de estrella. Hacemos con fondant de color carne el morro. (también puede hacerse con otro frosting más clarito) y lo colocamos. Vamos cubriendo todo el pastel con la cobertura, colocando la manga pastelera en posición vertical. cuando lo tenemos todo cubierto, colocamos los ojos y el resto de elementos decorativos.

Llevamos a la nevera para que se enfríe hasta su consumo.

La idea está sacada de aquí.

 

.